La oración es la manifestación de la relación con Dios:     es expresar de algún modo a Dios la admiración, la queja, el a...
Ciclo C          II domingo de            Cuaresma      24 de febrero de 2013Música: Lamentación 2’ (“Sinagoga hebrea”)
Señor, ayúdame a esparcir tu fragancia allí donde vaya.Resplandece a través de mí y sé en mí,para que todas las almas que ...
Subamos a la cima con JesúsTransformando nuestra manera de vivir
Gn 15,5-12, 17-185 Después lo llevó afuera y le dijo: –Levanta tus ojos al cielo y cuenta, si puedes,las estrellas. Y añad...
Salmo 26 El Señor es mi luz y mi salvación.El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?.El Señor es mi fortaleza, ¿...
El Señor es mi luz y mi salvación. Escucha, Señor, mi clamor;ten piedad de mí, atiéndeme.Me dice el corazón: “Busca su ros...
El Señor es mi luz y mi salvación. Sí, tu rostro, Señor, es lo que busco,no me ocultes tu rostro, no rechaces a tu siervo;...
El Señor es mi luz y mi salvación. Espero gozar los bienes del Señor en la tierra de los vivos. Espera en el Señor, sé fue...
Fl 3, 17-4,1 17 Imitad mi ejemplo, hermanos, y fijaos enquienes me han tomado como norma de conducta. 18 Puescomo ya os ad...
Aclamación Mateo 17, 5En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre:Este en mi Hijo,el amado: ecuchadle.
SantoEvangelio
Lc 9, 28b-36 En aquel tiempo,Jesús cogió a Pedro, a Juan ya Santiago y subió a lo alto dela montaña, para orar. Y,mientras...
De repente, dos hombresconversaban con él: eranMoisés y Elías, que,apareciendo con gloria,hablaban de su muerte,que iba a ...
Pedro y sus compañerosse caían de sueño; y,despertándose, vieronsu gloria y a los doshombres que estabancon él.
Mientras éstos se alejaban,dijo    Pedro      a   Jesús:"Maestro, qué bien se estáaquí. Haremos tres tiendas:una para ti, ...
Todavía estaba hablando,cuando llegó una nube quelos cubrió. Se asustaron alentrar en la nube. Una vozdesde la nube decía:...
Cuando sonó  la voz, se encontraroncon Jesús solo.
Ellos guardaronsilencio y, por el  momento, nocontaron a nadie nada de lo que  habían visto.
www.benedictinescat.com/montserrat
PALABRA DEL SEÑORResponden/… GLORIA A TI     SEÑOR JESÚS!
Presentación1
Presentación1
Presentación1
Presentación1
Presentación1
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Presentación1

171 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
171
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Presentación1

  1. 1. La oración es la manifestación de la relación con Dios: es expresar de algún modo a Dios la admiración, la queja, el agradecimiento, la confianza y todos los sentimientos. Es estar atento a la voz silenciosa de Dios. Es sumergirse en la presencia bendita y oculta de Dios. Es “estar” sin más con Dios o en Dios... Jesús convirtió toda su vida en oración. La oración de Jesús consistía en vivir “ante Dios y con Dios” todo lo que vivía. En eso debiera consistir nuestra oración. José ArregiTexto: Lucas 9, 28b-36 - Cuaresma 2 domingo –C- / Transfiguración de Jesús.Comentarios y presentación: M. Asun Gutiérrez Cabriada.Música: Grieg – La Mañana.
  2. 2. Ciclo C II domingo de Cuaresma 24 de febrero de 2013Música: Lamentación 2’ (“Sinagoga hebrea”)
  3. 3. Señor, ayúdame a esparcir tu fragancia allí donde vaya.Resplandece a través de mí y sé en mí,para que todas las almas que me rocensientan tu presencia en mi alma.Deja que alcen la miraday ya no me vean a mí, sino a ti, Señor.Quédate conmigo y empezaré a brillar como Tú brillas,con un brillo que iluminará a los demás.Y esa luz, Señor, saldrá de ti, no será mía:serás Tú, iluminando a los demás a través de mí.(...) Deja que predique sin predicar, no a través de la palabra,sino de mi ejemplo, de una fuerza arrebatadora,la influencia de la compasión en lo que hago,la patente plenitud que el amor de mi corazón te profesa. J.H.Newman
  4. 4. Subamos a la cima con JesúsTransformando nuestra manera de vivir
  5. 5. Gn 15,5-12, 17-185 Después lo llevó afuera y le dijo: –Levanta tus ojos al cielo y cuenta, si puedes,las estrellas. Y añadió: –Así será tu descendencia.6 Creyó Abrán al Señor, y el Señor lo anotó en su haber.7 Después le dijo el Señor: –Yo soy el Señor que te sacó de Ur de los caldeospara darte esta tierra en posesión. 8 Abrán le preguntó: –Señor, Señor, ¿cómosabré que voy a poseerla?9 El Señor le respondió: –Tráeme una ternera de tres años, una cabra de tresaños, un carnero de tres años, una tórtola y un pichón.10 Trajo él todos estos animales, los partió por la mitad y puso una mitad frente ala otra; pero las aves no las partió. 11 Las aves rapaces empezaron a lanzarsesobre los cadáveres, pero Abrán las espantaba. 12 Cuando el sol iba a ponerse,cayó un sueño pesado sobre Abrán y un gran terror se apoderó de él.17 Cuando se puso el sol, cayeron densas tinieblas, y entre los animales partidospasó un horno humeante y una antorcha de fuego. 18 Aquel día hizo el Señor unaalianza con Abrán en estos términos:–A tu descendencia le daré esta tierra, desde el torrente de Egipto hasta el granrío, el Eufrates. Cuenta, si puedes, las estrellas
  6. 6. Salmo 26 El Señor es mi luz y mi salvación.El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?.El Señor es mi fortaleza, ¿quién me hará temblar?.
  7. 7. El Señor es mi luz y mi salvación. Escucha, Señor, mi clamor;ten piedad de mí, atiéndeme.Me dice el corazón: “Busca su rostro”.
  8. 8. El Señor es mi luz y mi salvación. Sí, tu rostro, Señor, es lo que busco,no me ocultes tu rostro, no rechaces a tu siervo; Tú eres mi auxilio.
  9. 9. El Señor es mi luz y mi salvación. Espero gozar los bienes del Señor en la tierra de los vivos. Espera en el Señor, sé fuerte; ten ánimo, espera en el Señor.
  10. 10. Fl 3, 17-4,1 17 Imitad mi ejemplo, hermanos, y fijaos enquienes me han tomado como norma de conducta. 18 Puescomo ya os advertí muchas veces, y ahora tengo querecordároslo con lágrimas en los ojos, muchos de los queestán entre vosotros son enemigos de la cruz de Cristo. 19Su paradero es la perdición; su dios, el vientre; seenorgullecen de lo que debería avergonzarlos y sólo piensanen las cosas de la tierra. 20 Nosotros, en cambio, tenemosnuestra ciudadanía en los cielos, de donde esperamos comosalvador a Jesucristo, el Señor. 21 Él transformará nuestromísero cuerpo en un cuerpo glorioso como el suyo, en virtuddel poder que tiene para someter todas las cosas.4 1 Por tanto, hermanos míos queridos y añorados, vosotrosque sois mi gozo y mi corona, manteneos firmes en elSeñor, queridos. Interior Basílica de la Transfiguración
  11. 11. Aclamación Mateo 17, 5En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre:Este en mi Hijo,el amado: ecuchadle.
  12. 12. SantoEvangelio
  13. 13. Lc 9, 28b-36 En aquel tiempo,Jesús cogió a Pedro, a Juan ya Santiago y subió a lo alto dela montaña, para orar. Y,mientras oraba, el aspecto desu rostro cambió, sus vestidosbrillaban de blancos. Tabor al atardecer
  14. 14. De repente, dos hombresconversaban con él: eranMoisés y Elías, que,apareciendo con gloria,hablaban de su muerte,que iba a consumar enJerusalén.
  15. 15. Pedro y sus compañerosse caían de sueño; y,despertándose, vieronsu gloria y a los doshombres que estabancon él.
  16. 16. Mientras éstos se alejaban,dijo Pedro a Jesús:"Maestro, qué bien se estáaquí. Haremos tres tiendas:una para ti, otra para Moisésy otra para Elías." No sabíalo que decía.
  17. 17. Todavía estaba hablando,cuando llegó una nube quelos cubrió. Se asustaron alentrar en la nube. Una vozdesde la nube decía: "Éstees mi Hijo, el escogido,escuchadle."
  18. 18. Cuando sonó la voz, se encontraroncon Jesús solo.
  19. 19. Ellos guardaronsilencio y, por el momento, nocontaron a nadie nada de lo que habían visto.
  20. 20. www.benedictinescat.com/montserrat
  21. 21. PALABRA DEL SEÑORResponden/… GLORIA A TI SEÑOR JESÚS!

×