Mueble Estilo Fernandino
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Mueble Estilo Fernandino

el

  • 2,288 reproducciones

 

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
2,288
reproducciones en SlideShare
2,288
reproducciones incrustadas
0

Actions

Me gusta
0
Descargas
39
Comentarios
0

0 insertados 0

No embeds

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Mueble Estilo Fernandino Presentation Transcript

  • 1. ESTILOFERNANDINOPerla Ivonne Flores Cordero Grecia Helin García Reza
  • 2. El estilo fernandino es una adaptación española del “ImperioFrancés”, que llega tardíamente a España porque la guerra deIndependencia interrumpe totalmente la relación de nuestras artesdecorativas con Europa y especialmente con Francia.Allí, con la caída de Napoleón, cambia por completo el estilo pero enEspaña, sin embargo, perdurará durante todo el reinado de FernandoVII.Desarrollado en la época Neoclásica es de inspiración rigurosamenteclasicista con formas sólidas y ostentosas.Se trata de muebles solemnes que se inspiran en la antiguagrecorromana, con motivos decorativos como coronas delaurel, guirnaldas, liras... y egipcios (esfinges) junto a otros deinspiración arquitectónica. Los asientos con las típicas patas “desable” en las sillas, y camas “de góndola”. La madera predominantees la caoba pulida adornada con apliques de bronces.
  • 3. Tradicionalmente, la Historiografía ha dividido el siglo XIXEspañol basándose en los nombres de Los reyes (Fernando VII, MaríaCristina, Isabel II o Alfonso XII), pero Esta división es subjetiva y, sobretodo, Imprecisa, ya que a lo largo del siglo En el mobiliario aparecenestilos que no necesariamente coinciden con la cronología de un reinadoy, además, se superponen y vuelven una y otra vez,sin continuidad histórica alguna, sino determinados por el gusto delpropietario.Se suele hablar de estilo “de época” para referirse a un modelo de piezaque se repite con insistencia en diferentes ámbitos de la vivienda, ya seapor el reinado en el que tuvo su origen o su esplendor (fernandino,isabelino, alfonsino), por el diseñador que lo creó (Chippendale, Sheraton,Hepplewhite, Adam, Thonet) o por la filosofía de vida que expresa(Biedermeier).
  • 4. En este período, existe una pugna de Estilos, ya que es difícildefinir o establecer Un único estilo. precios razonables.El mueble del siglo XIX tiene su propia personalidad, presenteen conceptos como la utilidad, el confort y el eclecticismo.Tradicionalmente, la utilidad se consideraba una cualidadopuesta a la belleza, cuando ambas no tienen por qué serincompatibles. Por ejemplo, un tocador puede ser un muebleelegante y refinado, y a la vez funcional. A partir de laExposición Internacional de Londres de 1851, en Españaempieza a plantearse la integración de lo útil y lo bello, de lafunción y la forma en el mobiliario. Esto se hace explícito en lanecesidad de mejora de las enseñanzas artísticas, en lacreación de museos de artes decorativas y en la organizaciónde exposiciones.
  • 5. MUEBLE CARACTERÍSTICO DE LA ÉPOCA: LA COMODAEl siglo XIX comienza en España con un tipo de mobiliario que secaracteriza por inspirarse directamente en modelos francesessurgidos en el ámbito del Imperio napoleónico. Los grandesebanistas y diseñadores relacionados con los reyes de Franciahabían conseguido que sus creaciones fueran el modelo a imitar enalgunos países de la vieja Europa. La nueva centuria empezará,pues, con un mueble afrancesado cuyo destino es formar parte de ladecoración de las más diversas estancias nobles. Con el paso deltiempo, el estilo fernandino –sobrio, elegante, símbolo de una nuevaforma de vida– transformará la apariencia de los objetos y convivirá,ya en el reinado de Isabel II, con muebles y otras piezas quereinterpretan los diseños del siglo XVIII. Los ejemplares que acontinuación vamos a estudiar son buen ejemplo de ello.
  • 6. La cómoda es una de las tipologías de mayor trascendencia en los siglosXVIII y XIX. Es posible relacionar esta con los viejos baúles y arcas que sevenían utilizando tradicionalmente para almacenar la ropa. En ocasiones,las cómodas sustituyeron a las arcas, pero esto es algo que casi afectó enexclusiva a los grupos privilegiados de la sociedad. Baúles y arcones detodo tipo siguieron utilizándose por los más desfavorecidos, pues su precioera menor y presentaban un carácter multifuncional.Por otra parte, la cómoda se desarrolló plenamente en Francia, procesoque comenzó en el reinado de Luis XIV y que se afianzó en el Siglo de lasLuces.Posiblemente, las cajonerías de estilo barroco tuvieron mucho que ver conel origen de la tipología. El término “cómoda” no puede desvincularse dealgunos conceptos que fueron asentándose sólidamente en Francia y
  • 7. La propia palabra “confortabilidad” se corresponde con la francesaconfort. En español, confort según la RAE es aquello que producebienestar y comodidades. La cómoda cambió el concepto del mueble para guardar. Ahora la ropase va a depositar de forma ordenada, en diferentes compartimentos ocajones. De esta forma, el arca pierde su favorecida posición en el interiorde las casas de los burgueses y pasa a situarse en habitaciones demenor importancia. En el mundo ajeno a las ciudades, el arca va a seguirsiendo utilizada frecuentemente. Resumiendo, arcas y arcones nodesaparecieron por completo de las casas aristocráticas y burguesas enel XIX, sino que perdieron categoría, al tiempo que pervivieron en lascasas del pueblo llano y del mundo rural.
  • 8. Durante el reinado de Fernando VII, las cómodas se convierten en una delas tipologías más habituales en las casas señoriales; muchas de ellas,habían sido realizadas mediante hermosos chapeados en madera decaoba. Presentan un número variable de cajones. Por lo general, dos deellos se sitúan en el registro superior. En el estilo fernandino, no es unaexcepción que todo el conjunto quede perfectamente delimitado por doscolumnas que confieren al mueble un carácter más arquitectónico. Lasguarniciones metálicas y las tallas doradas afectan a determinadoselementos: capiteles, basas y detalles puramente decorativos. Bienes cierto que los diseñadores y ebanistas del Imperio y de épocafernandina apostaron por no recargar excesivamente sus muebles. Desdeluego, aquel momento no se caracterizó por el uso de la marquetería o dela combinación de multitud de maderas en una misma pieza, sino por lavaloración de la belleza de la madera de caoba en su desnudez.
  • 9. Un buen ejemplo de esta desnudez es nuestra pareja de cómodas. Sonpiezas de cuerpo prismático, con claro predominio de las líneas rectas enplanta y alzado. Esa rectitud de líneas se contrapone a aquellos otrosmuebles que se habían hecho en el siglo XVIII y que jugaban con lascurvas, las contra curvas y las asimetrías. El Neoclasicismo y el Imperio,mirándose en el mundo clásico, prefirieron quedarse con la rectitud de loarquitectónico. La línea recta es, por tanto, consecuencia de una vuelta alpasado, de la búsqueda de una mayor solemnidad que le otorga al muebleun carácter en armonía con los nuevos gustos de los personajes de poder ycon los importantes descubrimientos y expediciones que se estabanllevando a cabo en ese momento. Nuestras cómodas presentan un frentecon tres cajones cada una de ellas. Los cajones, como podemos observaren las imágenes, no presentan travesaños intermedios de separación. Estoes algo importante porque permite que las vetas –o aguas– de las chapasde madera no se vean en ningún momento interrumpidas y que, de estemodo, se desarrollen plenamente en el frente del mueble.
  • 10. Las cómodas muestran columnas con fustes lisos, capiteles adornados conhojas de acanto y basas de enorme sencillez. Casi siempre, las columnasque ornamentan este tipo de ejemplares se inspiraron en los órdenesclásicos del arte grecorromano.Por último, todo el conjunto se levanta sobre una gran base, elemento quese da con cierta asiduidad en el mobiliario imperio y fernandino y quepodemos constatar observando y estudiando otras piezas del períodoconservadas en el Museo del Romanticismo. La base contiene un cajón yse levanta sobre cuatro pies en forma de bola aplastada. Estos pies debola se utilizan mucho, pero también es posible encontrar un importantenúmero de muebles fernandinos con pies en forma de garra. Por tanto, noshallamos frente a unos ejemplares absolutamente característicos del estilo.La estructura y los escasos elementos decorativos, así como la apuestapor una belleza fundamentada en conceder al mueble un carácter sólido, amanera de bloque compacto, prismático, son los puntos a tener en cuenta.Únicamente las columnas y los dos caballos que podemos observarapoyados en la base adornanlas cómodas. Sobre ellas, se han colocado tableros de mármol blanco. EnFrancia – en los siglos XVIII y XIX– se utilizaron extraordinarios mármolesen este tipo de muebles. Sin duda, los talleres españoles, observando loque se estaba realizando en el seno de la ebanistería francesa,incorporaron nuevos materiales a su mobiliario.
  • 11. En definitiva, estas piezas, que constituyen un modelorepresentativo del primer tercio del siglo XIX, manifiestan un gustopor un tipo de mobiliario solemne, de gran tamaño, asistido porelementos geométricos de gran simplicidad. A todo ello se adecua lamadera de caoba que se trabaja, a pesar de su dureza, con relativafacilidad. Las formas arquitectónicas sirvieron para hallar un correctoequilibrio de los volúmenes, más la introducción de algunoselementos escultóricos –sobre todo en los bronces y en la maderatallada– permitió dotar al mueble de una calidad que va más allá delo puramente artesanal. Se trata, pues, de objetos con auténticovalor artístico.
  • 12. .
  • 13. Moboliario para el dormitorio principal estilo Fernandino
  • 14. Estuche de viaje de FernandoVII, junto a un pequeñotocador y diversoscomplementos para la higienedel caballero. El retrete del mismo, que se instaló en una pequeña habitación de lo que hoy es el Museo del Prado.
  • 15. Durante elperíodoisabelino, el Comedor sedestaca comouna nuevadependencia dela casa, utilizadosobre todo paralas cenas y paralas reunionesfamiliares
  • 16. Las habitacionesde cada sexo erantan diferentescomo susactividades, losespaciosmasculinos de lacasa teníandecoración mássevera y formalpresente en elsillón fernandino,que aún conservasu tapiceríaoriginal, y en lasdos cómodas decajones del primertercio del sigloXIX, todo ellorodeando a unpequeño veladorinspirado en elmedievo.
  • 17. Salón de BaileRepresenta una Alegoríade la Noche. Losmuebles son de estilofernandino, unainterpretación españoladel Imperio francés quellegó tardíamente aEspaña y que seprolongó durante todo elreinado de Fernando VII.Se inspiran en elclasicismo, aunque conformas ostentosas, asícomo en la épocagrecorromana. De estahabitación, destaca elelegante diván a juegocon las sillas, así comoel tocador masculino decaoba
  • 18. Salón de Baile, unade las salas másbellas, en la casa,solía ser la estanciamás espaciosa y demayor lujo yostentación ya quesu uso eracompletamentesocial. Grandesespejos, oro, seda,dos lámparas dearaña fernandina
  • 19. En la Cuarto deestar, junto a unaspreciosas cortinasde seda azul,tenemos dos vitrinasdonde se guardauna colección deabanicos y un pocofrecuente conjuntode litofanías: placasde porcelana quetienen dibujadostemas pictóricosque, cuando se vena través de la luz, sedestacan enclaroscuro.
  • 20. En esta sala, hay unmobiliario muyapropiado: unescritorio portátil desobremesa, untocador con variosfrascos y perfumes,un paje, una mesitade noche, entreotros. Llama laatención la cama, detipo góndola y estiloImperio, que estácubierta con undosel. A su lado, hayuna pequeña cuna deestilo fernandino y unreclinatorio de nogalque forma un rincóndedicado a la oracióny al retiro espiritual.
  • 21. Sala de la Literatura y el Teatro,