María Teresa Salmerón

13 visualizaciones

Publicado el

monografía de compilación sobre TRANSFERENCIA en Psicoanálisis según Freud y Lacan

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
13
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

María Teresa Salmerón

  1. 1. 1 FACULTAD DE PSICOLOGÍA Cátedra: CLÍNICA I Docente titular: Prof. María Teresita Colovini Título: LA TRANSFERENCIA SEGÚN FREUD Y LACAN Lugar y Fecha de entrega: Rosario, martes 04 de octubre Alumna: Salmerón, María Teresa (S-0191/1) Comisión 01 – Martes 10:00 hs. (aula PB 5) AÑO 2016
  2. 2. 2 INTRODUCCIÓN Según el diccionario, transferencia es la acción de trasladar, transportar, transmitir, ceder, traspasar que implica un desplazamiento de una cosa, valores o derechos de una persona a otra, m (Nuevo diccionario enciclopédico LAROUSSE Ilustrado, 1984, p 885) (1) Del latín transferens, transferencia es un término vinculado al verbo transferir (trasladar o enviar una cosa desde un sitio hacia otro, conceder un dominio o un derecho) http://definicion.de/transferencia) (2) Designa en psicoanálisis, el proceso en virtud del cual los deseos inconcientes se actualizan sobre ciertos objetos, dentro de un determinado tipo de relación establecida con ellos y, de un modo especial, dentro de la relación analítica. Se trata de una repetición de prototipos infantiles, vivida conun marcadosentimiento de actualidad. Casi siempre lo que los psicoanalistas denominan transferencia, sin otro calificativo, es la transferencia en la cura. La transferencia se reconoce clásicamente como el terreno en el que se desarrolla la problemática de una cura psicoanalítica, caracterizándose ésta por la instauración, modalidades, interpretación y resolución de la transferencia. (Diccionario de Psicoanálisis de Laplanche y Pontalis, Editorial Labor SA., 1981a, p.439). (3) Según el título de este trabajo monográfico partiremos del concepto de transferencia en Freud para llegar a la teorización que realiza Lacan sobre el mismo,para despejar semejanzas y diferencias DESARROLLO TRANSFERENCIA SEGÚN FREUD La transferencia en la experiencia analítica fue descubierta por Freud en el transcurso de los tratamientos psicoanalíticos realizados por él, como el proceso de transferir a un objeto contemporáneo sentimientos que el individuo aplicó originalmente –y sigue aplicando en forma inconciente- a un objeto infantil. La primera vez que Freud habla de transferencia es en la “Interpretación de los sueños” para indicar que hay desplazamiento de los elementos de los pensamientos inconcientes del sueño sobre los restos diurnos. Aquí, la transferencia en su primera versión, no está ajustada aún al desarrollo de la cura. Freud se refiere al resto diurno como un elemento al cual se le “transfiere” una carga
  3. 3. 3 afectiva y múltiples significados, es decir el desplazamiento por falso enlace o conversión hacia una representación sustitutiva. “Pensamientos del sueño y contenido del sueño se nos presentan como dos figuraciones del mismo contenido en dos lenguajes diferentes; mejor dicho, el contenido del sueño se nos aparece como una transferencia de los pensamientos del sueño a otro modo de expresión, cuyos signos y leyes de articulación debemos aprender a discernir por vía de comparación entre el original y su traducción” (Freud, 1900 p 285). (4). Completando esta noción, más adelante Freud afirma que “….nos es sugerida esta idea: en el trabajo onírico se exterioriza un poder psíquico que por una parte despoja de su intensidad a los elementos de alto valor psíquico, y por la otra procura a los de valor ínfimo nuevas valencias por la vía de la sobredeterminación, haciendo que estos alcancen el contenido onírico. Si esto se concede, en la formación de los sueños ocurre entonces una transferencia y un desplazamiento de las intensidades psíquicas de los elementos singulares, de lo cual deriva la diferencia de texto entre contenido y pensamientos oníricos.” (Freud, 1900 p 313). (5). Más adelante, en el mismo texto nos dice “….la psicología de las neurosis nos enseña que la representación inconciente como tal es del todo incapaz de ingresar en el preconciente, y que sólo puede exteriorizar ahí un efecto si entra en conexión con una representación inofensiva que ya pertenezca al preconciente, transfiriéndole su intensidad y dejándose encubrir por ella. Este es el hecho de la transferencia, que explica tantos sucesos llamativos de la vida anímica de los neuróticos.” (Freud, 1900 p 554-555). (6). En otro momento, en “Estudios sobre la histeria” (1893-95), Freud nos dice que tiene la sospecha que algo importante (que se produce entre el paciente y el médico, explica las intervenciones del analista respecto al síntoma. En “Psicoterapia de la histeria”, es donde Freud por primera vez va a dar aparición al concepto psicoanalítico de transferencia. Él viene trabajando los obstáculos que se pueden presentar entre la relación paciente-médico y plantea tres casos principales. El tercer caso ocurre: “Cuando la enferma se espanta por transferir a la persona del médico las representaciones penosas que afloran desde el contenido del análisis. La transferencia sobre el médico acontece por enlace falso” (Freud, 1893-95 p 306). (7). Pero es en el “Historial de Dora” (1901) donde Freud vuelve a lo anteriormente descubierto, y despliega el concepto de transferencia ligado a la cura psicoanalítica, que sostiene hasta los finales de su obra. “En el curso de una cura psicoanalítica, la neoformación de síntoma se suspende (de manera regular, estamos autorizados a decir); pero la productividad de la neurosis no se ha extinguido en absoluto, sino que se afirma en la creación de un tipo particular de formaciones de pensamiento, la más de las veces inconcientes, a las que puede darse el nombre de transferencias. ¿Qué son las transferencias? Son reediciones, recreaciones de las mociones y fantasías que a medida que el análisis avanza no pueden menos que despertarse y hacerse concientes; pero lo característico de todo el género es la sustitución de una persona anterior por la persona del médico.
  4. 4. 4 Para decirlo de otro modo: toda una serie de vivencias psíquicas anteriores no es revivida como algo pasado, sino como vínculo actual con la persona del médico. ” (Freud, 1901 p 101). (8). Freud realiza un examen teórico del fenómeno de la transferencia y de la forma en que opera en el tratamiento psicoanalítico en “Sobre la dinámica de la transferencia” (1912): “(…) es entonces del todo normal e inteligible que la investidura libidinal aprontada en la expectativa de alguien que está parcialmente insatisfecho se vuelva hacia el médico (….) sólo resulta apropiada como resistencia dentro de la cura cuando es una transferencia negativa, o una positiva de mociones eróticas reprimidas (…)…Los fenómenos de la transferencia nos brindan el inapreciable servicio de volveractuales y manifiestas las mociones de amor escondidas y olvidadas de los pacientes ” (Freud, 1912 p 97 a 105). (9). TRANSFERENCIA DESDE LACAN En 1964, Lacan nos dice que los psicoanalistas hablan de la transferencia como un afecto positivo o negativo y con respecto a este último se piensa más en ambivalencia. La transferencia “estructura todas las relaciones particulares con ese otro que es el analista y que el valor de todos los pensamientos que gravitan en torno a esa relación debe ser connotado con un signo de reserva muy particular (…) incluso de sospecha cuando alguien está en plena transferencia”. (Lacan, 1964 p 130). (10). Entonces, habrá que preguntarse acerca de la presencia del analista que “es una manifestación del inconciente” (Lacan, 1964 p131). (11). “Lacan piensa la transferencia en sus diferentes registros: real, simbólico e imaginario porque teorizar la transferencia sólo en el registro imaginario ha llevado a los analistas a equivocar la manera de conducir los análisis y a caer en esa trampa, de la vertiente del discurso, que opera incluyendo al analista como el otro del yo del analizante (….) la relación que se produce en un análisis no es un fenómeno dual, no es de yo a yo, eso es sugestión, eso es un análisis que opera adoctrinando.” En un análisis hay tres elementos: analista, analizante, palabra. (Colovini, 2016). (12) En este libro, Lacan se propone diferenciar la transferencia de la repetición y denunciará varios errores que secometen respectode aquélla: “(…) cuando Freud nos la presenta (la repetición), nos dice – Lo que no puede ser rememorado se repite en la conducta. Esta conducta, para revelar lo que repite, se ofrece a la reconstrucción del analista” (Lacan, 1964 p135). (13). En el tiempo en que la resistenciade la significación instala la transferencia, el Otro ya estaba allí en la apertura fugaz del inconciente. Por eso se aconseja esperar la transferencia para iniciar la interpretación.
  5. 5. 5 Otro error es pensar que la transferencia altera las conductas del analizante por lo que habría que apelar a la parte sana del sujeto; pero, ésta justamente es la interesada en la transferencia y la que cierra los postigos al inconciente. Si el inconciente es el discurso del Otro, éste no es la bestia tras los postigos sino que está afuera. El analista es quien tiene el discurso del Otro para abrir los postigos. También se cometió el error de querer proteger al análisis y a los pacientes del peligro, que en la transferencia, el analista se sitúe más allá de la prueba de realidad. En análisis el peligro es que el Otro sea el engañado. Lacan nos indica que el amor da un modelo de engaño que puede tener éxito. “¡Puede haber mejor manera de reafirmar el punto sobre el cual uno se engaña que la de convencer al otro de la verdad de lo que uno afirma! ¿No es ésta una estructura fundamental de la dimensión del amor, que la transferencia nos da la posibilidad de ilustrar? Persuadiendo al otro de que tiene lo que puede completarnos, nos aseguramos precisamente de que podremos seguir ignorando qué nos falta”. (Lacan, 1964 p139). (14). “La transferencia sólo puede pensarse a partir del sujeto a quien se le supone el saber (…) se supone que sabe eso” (Lacan, 1964 p 261). (15). Hay un solo sujeto (esquema L). Esto significa que el analista a quien el sujeto teme engañar, pueda equivocarse ¿Por qué el sujeto coloca al analista como A determinante? Porque tiene la significación posible de sus síntomas. El analizante supone que un sujeto sabe (el analista) y entonces comienza el análisis. No es que el analista sabe sino que es una función que el analista puede encarnar en la cura. Y la transferencia se establece cuando el analista es percibido –por el analizante- como quien encarna esa función. La eficacia de la transferencia se explica por el acto de palabra, las condiciones de posibilidad de la transferencia están explicadas por el hecho de hablarle a otro (…) El amor es un efecto del acto de palabra. (Colovini, 2016). (16). CONCLUSIÓN Volviendo al título de esta monografía de compilación por la que nos planteamos un breve recorrido por la teorización de Freud y Lacan acerca de la transferencia, llegamos al sujeto supuesto al saber según lo cual Lacan suma una operación de lectura a la epistemología de Freud. Hay una relación particular del analista con el saber: hay una escisión entre él y el saber que se le supone. El analista debe entender que el analizante le presume un saber pero no debe engañarse con esto y creer que posee el saber que se le atribuye. Pero el analizante también detenta un saber; por eso el analista le dice ¡diga todo lo que sabe!
  6. 6. 6 BIBLIOGRAFÍA 1. Nuevo Diccionario Enciclopédico Larousse Ilustrado, 2ª. edición, 1984 2. http://definicion.de/transferencia. 3. Laplanche y Pontalis. Diccionario de Psicoanálisis., Editorial Labor SA., Buenos Aires, 3ª edición 1981. 4. Freud, Sigmund. La interpretación de los sueños. (primera parte) Amorrortu editores, 1ª edición, 12ª reimpresión, 2007 5. Ibídem 6. Freud, Sigmund. La interpretación de los sueños. (segunda parte) Amorrortu editores, 2ª edición, 11ª reimpresión, 2007 7. Freud, Sigmund. Estudios sobre la histeria. Amorrortu editores, 2ª edición 12ª impresión, 2010 8. Freud, Sigmund. Fragmento de análisis de un caso de histeria (Dora). Amorrortu editores, 1ª edición, 15ª reimpresión, 2008 9. Freud, Sigmund. Sobre la dinámica de la transferencia. Amorrortu editores, 2ª edición, 12ª reimpresión, 2008 10.Lacan, Jacques. El seminario. Libro 11. Editorial Paidós. 1ªedición, 16ª reimpresión, 2010 11.Ibídem 12.Colovini, Ma. Teresita. Transferencia, clase teórico-práctico de Clínica 1A. 19 de julio de 2016, Facultad de Psicología (UNR) 13.Ibídem 14.Ibídem 15.Ibídem 16.Colovini, Ma. Teresita. Transferencia, clase teórico-práctico de Clínica 1A. 19 de julio de 2016, Facultad de Psicología (UNR)

×