El caracol


Una familia de conejos vivía en una
alquería, mantenían una estupenda
relación con todos sus vecinos, los
pol...
diminuto agujero en la valla...¡y por
allí salió!
¡Por fin iba a descubrir el mundo!
La gallina Cacarúa, que en esos
momen...
Pero Margarita fue tan impulsiva
que nada más entrar tropezó, cayó
encima de una enorme mata verde y
...¡ploff! una gran b...
-Por favor, no me comas.
-Pero,¿cómo te voy a comer si soy
muy pequeño?, mira debajo de esta
hoja, estoy aquí, soy un
cara...
-No, conejita, no, eso no es
sangre, es un   tomate   que te ha




caído encima.
Ven, te acompañaré a casa, pero,
eso sí,...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Caracol

531 visualizaciones

Publicado el

Este es un interesante cuento para niños del Primer ciclo de E. Primaria

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
531
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
25
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Caracol

  1. 1. El caracol Una familia de conejos vivía en una alquería, mantenían una estupenda relación con todos sus vecinos, los pollos, las gallinas, los patos y también con Tim, el perro pastor alemán que cuidaba de la casa. La familia la formaban cinco miembros: papá, mamá y sus tres hijitos, Margarita era la más traviesa y su madre siempre tenía que estar vigilándole para que no se escapara. Pero un día, mientras ella hacía las camas de sus pequeños con hierbas del campo, Margarita encontró un
  2. 2. diminuto agujero en la valla...¡y por allí salió! ¡Por fin iba a descubrir el mundo! La gallina Cacarúa, que en esos momentos estaba poniendo un huevo, le saludó: -Hola, Margarita ¿a dónde vas? -Hola, Cacarúa, voy a descubrir el mundo, adiós. -¡ten cuidado, Margarita! Y así, la conejita fue saludando a todos los habitantes de la alquería y por fin descubrió a lo lejos un precioso lugar lleno de juguetes de colores; -¡qué bonito! ¡voy a jugar!
  3. 3. Pero Margarita fue tan impulsiva que nada más entrar tropezó, cayó encima de una enorme mata verde y ...¡ploff! una gran bola roja explotó en su pequeña y suave cabeza blanca. Margarita se puso a llorar, ¿qué había pasado? ¿tenía sangre?,pobre conejita, estaba desconsolada... De repente, le pareció escuchar una vocecilla: -Oye, coneja, ¿qué te pasa?¿te has caído? Margarita abrió los ojos y...¡socorro! ¿qué es eso? Una enorme cabeza peluda de color verde le estaba hablando:
  4. 4. -Por favor, no me comas. -Pero,¿cómo te voy a comer si soy muy pequeño?, mira debajo de esta hoja, estoy aquí, soy un caracol. -¿Un caracol? -Sí, y este monstruo tan raro me lo estoy comiendo yo y es una escarola, muy parecida a la lechuga. Toma, prueba un poco. -Uhmm! ¡qué rico! -¿Qué te pasa? ¿te has perdido? -Sí, y además me he hecho daño, mira cuánta sangre.
  5. 5. -No, conejita, no, eso no es sangre, es un tomate que te ha caído encima. Ven, te acompañaré a casa, pero, eso sí, poco a poco, porque yo soy un caracol y los caracoles andamos muy despacio. Y de esta manera, Margarita y el caracol se hicieron muy amigos. Mamá coneja le dio las gracias al caracol y le regaló una verde y prieta lechuga por haberle devuelto a su hija Margarita sana y salva. Se terminó.

×