Marc Bravo Bravo 1er ESO D
Una excursión a la mina
A principiosdel mesde agostodel 2010 me encontrabayoempezandomis
vacaci...
mentiraporesoscaminoscirculanmuypocos coches.Cuandollegamos
compramosentradaspara el museominero.Lapalabra“museo”me hacía
...
que se volvíantodas ciegas por laoscuridad.Peroloque más nos llamóla
atenciónfuerondoscosas:la primeraque lostrabajadoresm...
perdernosde verdad.Ademásdel guíahabíamosescuchadoque estaban
preparandounasegundafase de visitaque descendíaporlostúneles...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La mina

206 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
206
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La mina

  1. 1. Marc Bravo Bravo 1er ESO D Una excursión a la mina A principiosdel mesde agostodel 2010 me encontrabayoempezandomis vacacionesenunpueblode Teruel llamadoMontalbán.Cadaaño acostumbrabaa pasar allí unveranotranquilo,asíque no esperabaque este fuese aserdiferente.Sinembargosucedióalgoinesperado.Unos conocidosde Barcelonavinierona visitara Laura, unade mismejores amigas y nuestrospadresse pusieronde acuerdoparaenseñarlesuna minade carbón. No esque tengamosfamiliaminera, sinoque laminade Escucha estoda una atracción,ya que es laúnica minade carbón de toda Europa que puede visitarseenlaactualidad.Estoesasí porque eneste tipo de minas,se hundentodaslasgaleríasde maneranatural,tras un periodo de tiempo,exceptoésta,yaque parte de sustúnelesestánescavadosen roca. Bien,unviernesporlamañana habíamosquedadotodosenlaplaza del pueblo.Yome sentíaun poco incomodo, puestoque noconocía a nadie, solamente aLaura y a su hermano,perome habían dichoque lostres matrimoniosque veníande visitateníantodoshijosde mi edadymás pequeños,asíque pensabaque ibaa serun rollazoaguantar a Laura chuleándose. Pensabaque sólo estaría pendiente de susamigosylaidea de cargar con mi hermanade 7 años como únicacompañía no me resultabanadadivertida. Entre padrese hijoséramosunmontón5 parejas de adultos y 10 menores.Parecíamostodauna caravana cuandonos dirigíamosa Escucha por lacarretera, sobre todoporque aunque parezca
  2. 2. mentiraporesoscaminoscirculanmuypocos coches.Cuandollegamos compramosentradaspara el museominero.Lapalabra“museo”me hacía pensarque sería una visitapocointeresante.Sinembargotodoempezóa cambiarcuando nossacaron unos cascosunidosa una linternade cabeza, una pilaque debíade pesar unos2 o 3 kilosque debíamoscolocarnos con un cinturónenel pantalónyunas máscaras de oxígenoporsi ocurría algúnaccidente dentrode lostúneles. El guía empezóadarnos unaserie de indicacionesyadvertenciasque empezabanadarle a lavisitauntoque de emoción y éstaaumentaba cuandoLaura y yomirábamoslas sorprendidasyasustadascaras de losmás pequeños. Aquelloempezabaa serdivertido.Lauray yonos miramospara hacer allídentroalguna trastada,así que cuandonos dirigimosalasvagonetasque nosllevarían bajotierraunidospor unacorrea de distribucióníbamosintentando maquinaralgo. No pensábamosennadapeligroso,ni arriesgado,sólo queríamosasustara losniñospequeños. Nossentamosjuntosenel vagón y allírecibimosnuestraprimeragranbronca.El flashde la cámara de fotos se disparóy estácompletamente prohibidohacerfotos,fumarysepararse del grupo. Empezamoslavisitaescuchandoboquiabiertostodaslasexplicaciones.Eran muyinteresantes.Laminase llama“Se Verá”porque cuandoempezaron, hace muchísimosañosa excavar, todoel mundopreguntaba si ibana encontraro no carbón siendolarespuestasiempre lamisma“yase verá” y de ahí el nombre. Tambiénnosexplicaronque trabajabanniñospequeños que eran losencargadosde llevar el aguay la comidaa lospadres. Supimosque lasmulascargabancon el carbón extraído hasta el exterior y
  3. 3. que se volvíantodas ciegas por laoscuridad.Peroloque más nos llamóla atenciónfuerondoscosas:la primeraque lostrabajadoresmoríantodos muyjóvenesbienporculpade accidentesobienporque se lesinstalaba una enfermedadenlospulmonesllamadasilicosis,al respirarel polvo viciadode lostúneles;lasegunda esque convivíangustosamente conlas ratas, lasalimentabanyhastahablabancon ellasyaque cuandoéstasse ponían nerviosasyempezabanacorrerellos soltabanel pico,lapala,el martillo,…todoy las seguían.Ellasadvertíanque se iba a producirun desprendimientoounaexplosión. Pasamosun buenratocalladosy adentrándonoscadavezmás enlas galeríasy enlas cuevas:subíamos,bajábamos,nosagachábamospara pasar por losestrechospasadizoshastaque pensamosque habíallegadoel momentode jugarun poco.Decidimosescondernos yesperaraque todos volvieranapasarpor el caminode regresoa lasvagonetas.Peroa ninguno de losdos se nos ocurriópensarque el caminono fuerade ida y vuelta.Así que allípasamos unbuenrato hasta darnoscuentade que ya no se escuchabanni vocesa lo lejos,ni llegabanadie de regreso.El reírnos sobre lascaras que supuestamentese lesibanaquedara todosse acabó pronto. Durante unosmomentosde silenciototal creoque losdosnosdimos cuentade que habíamosmetidolapata hastael fondoy nunca mejordicho puesdebíande ser bastanteslosmetrosque nosseparabande lasuperficie. Empezamosa discutirsi lomejoreracontinuarhacia adelante ovolver hacia atrás. Finalmente decidimosavanzarperolailuminaciónyanoera la mismao al menosa nosotrosyano nos loparecía. Ademásenel interiorde la tierrase oían unos ruidosdiferentesyse notabafrio.Intentábamosseguir el caminode la galería másgrande perocreo que teníamosmiedoa
  4. 4. perdernosde verdad.Ademásdel guíahabíamosescuchadoque estaban preparandounasegundafase de visitaque descendíaporlostúnelesotros 200m de profundidadyaescavadosyque estossóloestabanpendientesde presupuesto. Enfinlo mejorerano pensardemasiadoyseguir.De vezen cuandotocábamos lasparedesporque tambiénnoshabíandichoque no teníamosque desviarnosdel caminopuestoque existíangaleríasde exposiciónescavadasencarbónyapuntaladascon maderoscomo antiguamente que podíanserinestables.Porsuerte nofue el casopronto empezamosaescucharun llanto,erael de mi hermanapequeña. Lloraba de rabia porque se pensabaque noshabíamosmarchado sinella,menos mal que nadie la hizocaso.Disimuladamente nosunimosal grupocomosi nada hubierapasado. El restodel caminono dijimosni unapalabrasólomirábamosde vezen cuandohacia atrás, creo que contentosde yano estarallí enlas bocas oscuras.Prontollegamosalas vagonetasysubimosconellaslamitadde la cuesta.Allíbajamosde nuestrosasientosyel guíanos enseñólaúltima galería,una de las famosasde carbón que tantonos habían asustado.Nos dijeronque nopermaneciéramosenellamuchotiempo,que sintiéramosel calor que se desprendíade lasparedes,peroque notocáramosnada porque si cogíamos carbón podía cambiar laestabilidaddel pasadizo.Estavez hicimosel casoque se esperade todoslosvisitantesysalimosfinalmente a la superficie,conpocasganas,por no decirninguna,de explicarle aalguien losucedido.

×