Primera a los Corintios
Divisiones y peleas en la iglesia, 1 Co 1:10-17
 ¿Qué le parecería a Ud. si asistiera a una boda ...
c) Que estén completamente unidos, v.10.
La idea básica en esta frase es la de volver a juntar los
pedazos de algo que se ...
b) Ninguno fue bautizado en nombre de Pablo, vv.13b-
14.
Al mencionar esto del bautismo, Pablo aclara en el v.17
que Crist...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

02 1 corintios 1.10 17 (a)

143 visualizaciones

Publicado el

1 Corintios

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
143
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

02 1 corintios 1.10 17 (a)

  1. 1. Primera a los Corintios Divisiones y peleas en la iglesia, 1 Co 1:10-17  ¿Qué le parecería a Ud. si asistiera a una boda de mucha elegancia, y al estar allí Ud. en el templo, de pronto entrara la novia con el vestido todo desgarrado y sucio, herida y sangrando porque ha estado peleando? Sería muy lamentable. Pero lo más triste es que la novia de Cristo ha estado peleando, no contra el enemigo, ni contra el mundo, sino contra sí misma, golpeándose a sí misma. Yo sé que la mayoría de Uds. han estado en iglesias donde han sucedido esas divisiones, pleitos y malos testimonios, y de veras que eso es muy triste.  Hay iglesias que han peleado por el color de la nueva alfombra que van a comprar.  Otros han peleado por los puestos de liderazgo; otros por los detalles de la alabanza.  Algunos han peleado encubiertamente, otros con golpes. Y por este mal testimonio mucha gente se ha dañado, y ya no quieren saber nada de la iglesia ni de Cristo.  Jesús dijo: Jn 13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Es por nuestra vida de amor y aceptación que seremos atractivos para el mundo que ha de ser salvo, no por pleitos ni divisiones. LEER 1 Co 1:10-13. Vemos que las divisiones y peleas dentro de la iglesia de Cristo ha sido un problema muy real, desde el inicio de ella y hasta hoy. Por esto necesitamos ver este tema. Necesitamos el consejo divino para evitar las divisiones y peleas en la iglesia, y para edificar la unidad en el amor de Cristo. ||Pablo comenzó su carta a los Corintios recordándoles su nueva posición en Cristo: que ya eran santificados y llamados a ser santos, y que ya formaban una iglesia pero eran llamados a la comunión de Jesucristo. Ya no debían pensar egoístamente como la gente del mundo, sino que debían ser irreprensibles para la manifestación de Jesucristo. 1. El ruego de Pablo a los Corintios (Ruego: suave y duro) a) Que hablen una misma cosa, v.10. La idea es que hablen todo lo que tienen que hablar para ponerse de acuerdo, según el método de Dios en Mt 5:24 y Mt 18:15. No para hacer los problemas más grandes, sino para entenderse y unirse y perdonarse.  Hay personas que no quieren arreglar los problemas según Dios nos manda; dicen: “Así estoy bien, sí… todo está bien, ya lo hablamos” –pero no han aclarado bien las cosas, con humildad, porque no quieren enfrentar sus faltas… Prefieren guardar cierta amargura y cierta distancia con la otra persona. || Aquí dice que hablemos todo, que pongamos todo sobre la mesa. No nos llama aquí a una armonía superficial, sino a que estemos realmente de acuerdo. b) Que no estén divididos, v.10. Cada uno de nosotros debe estar muy al pendiente de que no tengamos divisiones, debemos velar por ello. Ef 4:2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Si cada uno de nosotros velara por esto, se atacaría a la raíz del problema, y el resultado sería una verdadera unidad.  Si Ud. escucha un mal comentario, que puede traer división, mejor dígale a esa persona: “Mira, yo creo que eso debes hablarlo directamente con fulano, porque él es el indicado”. Así se evitarían muchos problemas.  Hay personas que se dejan llevar por su sentir carnal, Jud 1:19 Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. Hermano, recuerde que no tenemos lucha contra sangre y carne, mucho menos tenemos lucha contra nuestros hermanos en Cristo, pues ellos son nuestra familia, más bien tenemos lucha contra los demonios y sus ángeles que tratan de destruirnos.  David Loyola: Dos hermanas que siempre peleaban: ‘no salen de aquí hasta que se arreglen’. Se pasaron mucho rato platicando en una ‘van’, después salieron, y andaban siempre juntas… ¡eran pura miel! ||
  2. 2. c) Que estén completamente unidos, v.10. La idea básica en esta frase es la de volver a juntar los pedazos de algo que se rompió de manera que quede bien unido como si no se hubiera roto. Esto requiere el adaptarse y aceptarse por causa de lo que Cristo significa para nosotros. Nuestra unidad parte de tener una misma mente y un mismo parecer, esto significa que debemos tener unidad interna, en la mente de cada quien, y unidad externa, en las decisiones y opiniones que se expresan, Fil 3:16Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa. La única fuente de esta clase de unidad es la Palabra de Dios, y el Espíritu Santo que nos guía a una fiel aplicación de ella. 2. Los problemas específicos en Corinto: a) Contiendas, v.11. Los corintios tenían pleitos declarados y abiertos, algo que era notorio en la iglesia. Era tan triste esta situación, que alguien de la casa de Cloé, tuvo que contactar a Pablo y hacerle saber lo que estaba pasando. No se sabe quién era esta(s) persona(s), pero se cree que era(n) de la iglesia en Corinto. || Esta palabra “contiendas” aparece en la lista de los frutos de la carne en Gal 5:20. Por nuestra naturaleza caída es que somos egoístas y peleoneros, así que esta iglesia no andaba en el Espíritu sino en la carne. b) Divisiones, v.12. Vamos a ver específicamente las divisiones que tenían. Dentro de la misma iglesia unos decían ser seguidores de Pablo, porque él era el principal iniciador de la iglesia. Además Pablo enseñaba profundamente la doctrina de la Palabra de Dios. Otro grupo decía ser de Apolos, ya que éste predicaba con poder y elocuencia.  Pablo daba mensajes largos, y una vez hasta se le durmió uno que estaba sentado en una ventana… se cayó y se mató. Y Pablo tuvo que resucitarlo. En cambio Apolos tenía a todos con los pelos de punta, porque hablaba con un tremendo poder.  Hno. Fidencio Lara. Había un tercer grupo: los que se decían ser seguidores de ‘Cefas’, es decir, del apóstol Pedro. No es seguro que Pedro haya estado en Corinto, pero lo más probable es que este grupo lo formaban personas judías o personas tradicionalistas, que deseaban un líder que hubiese caminado con Cristo. Y luego tenemos el cuarto grupo: los que no querían pertenecer a ningún partido, y sólo decían seguir a Cristo. Y el tercer problema…: c) Poner la mira en el hombre, v.12. Es triste que los corintios dijeran estas palabras: “Yo soy de…fulano”… de un ser humano. Hermanos, no debemos poner nuestra mirada en el hombre. Ningún hombre, ningún líder, y ni siquiera un apóstol, deben recibir la lealtad que sólo es debida al Señor Jesús. El poner la mirada en el hombre sólo conduce a divisiones, pleitos, decepciones y maldición, porque escrito está: “Maldito el hombre que confía en el hombre”. Es cierto que debemos sujetarnos a los líderes, pero otra cosa muy distinta es decir “Yo soy de fulano…”. El poner nuestra mirada en el hombre es también falta de fe, como los idólatras que tienen que ver algo para adorar, porque no tienen fe para creer en el Dios invisible, así éstos siguen al hombre porque es lo único que ven; les falta la fe. 3. Los ejemplos de Pablo, vv.13-17. Hay varios ejemplos que Pablo pone aquí para dar a entender a los corintios que Él también se podría distraer de su llamado, así como los corintios se habían distraído del suyo. Lo que Pablo deseaba era que ellos se concentraran en Cristo. a) Pablo no murió por ellos, v.13. Note que aquí Pablo no menciona a Apolos o a Pedro, para no crear rivalidades entre ellos. De hecho estos líderes no tenían rivalidades, sino que era la congregación la que había escogido cada quien un líder y estaba dividida. Pero Pablo se pone como ejemplo, y reduce al mínimo su propia dignidad en comparación con el Señor Jesús para desligarse de ese grupo que parece que lo está idolatrando.
  3. 3. b) Ninguno fue bautizado en nombre de Pablo, vv.13b- 14. Al mencionar esto del bautismo, Pablo aclara en el v.17 que Cristo no lo envió a bautizar, sino a predicar el evangelio. Esto nos da a entender claramente que el bautismo no es parte del evangelio, y que el bautismo no salva. El bautismo expresa la fe, y establece un compromiso público, y representa nuestra unión con Cristo en su muerte sepultura y resurrección, --de modo que es muy importante el bautizarnos, y debemos hacerlo, pero no es que en sí el bautismo nos salve. Lo que nos salvó fue el creer en la obra de Cristo por nosotros en la cruz y recibirle en nuestro corazón al confesar nuestros pecados y pedirle perdón. Pero lo que Pablo trata de decir es que él no bautizó a muchos, y los que bautizó no fueron bautizados en su nombre, como para que dijeran que ahora pertenecían a él. c) Pablo no buscaba seguidores suyos, v.15. Pablo buscaba seguidores de Cristo, no seguidores para sí mismo.  Hoy en día hay muchas personas que buscan seguidores para sí mismos. Gente que usa las cosas de Dios para lograr fama y grandeza. Gente que se autodenomina ‘apóstoles y profetas’, cuando esos títulos ya han cesado oficialmente. Pero vea cómo eran los verdaderos apóstoles: 1Co 4:9-14 Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. 10 Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados. 11 Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija. 12 Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. 13 Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos. 14 No escribo esto para avergonzaros, sino para amonestaros como a hijos míos amados. d) Pablo no predicaba según la sabiduría del mundo, v.17. La ciudad de Corinto era famosa por su búsqueda de la sabiduría humana y la retórica. Pablo no buscaba ser elocuente, él no citaba a los grandes oradores o filósofos del mundo antiguo como Demóstenes, Aristóteles o Sócrates, él simplemente predicaba la obra de Cristo en la cruz, y la salvación efectiva por la fe en ese sacrificio. Si para una persona no es suficiente el sacrificio de Cristo, pues es que anda buscando otra cosa, pero no va a tener salvación. Así que Pablo les llama la atención por medio de este ruego, les hace ver los problemas y se pone a sí mismo de ejemplo para que los corintios vean cómo han desviado su mirada de Cristo. ¿Qué busca Ud. hno., un gran líder, con gran carisma y que casi no toque el piso… o sigue a Cristo? Aplicación En nuestra carne somos peleoneros, egoístas y orgullosos. Pero ¿qué vamos a hacer de ahora en adelante? ¿Vamos a vivir de acuerdo a nuestro llamado como hijos de Dios, para ser santos y tener la comunión que hay en Cristo?  No peleemos, más bien arreglemos los problemas.  No dividamos, más bien, busquemos la unidad.  No sigamos nuestra opinión, seamos dóciles a la Palabra.  No pongamos la mirada en el hombre, sino en Cristo.  No busquemos hacer seguidores nuestros, sino de Cristo.  No tomemos el bautismo como lo más importante, sino la fe en Cristo como lo más importante.  No consideremos la oratoria como más importante que el mensaje de salvación por medio de Cristo.  No salgamos de una iglesia porque no pudimos llevarnos con alguien o por divisiones, leer: 1 Jn 2:10-11.

×