Milagros Suela Gómez                             Tendencias Contemporáneas de la Educación2º B Primaria                   ...
Milagros Suela Gómez                              Tendencias Contemporáneas de la Educación2º B Primaria                  ...
Milagros Suela Gómez                             Tendencias Contemporáneas de la Educación2º B Primaria                   ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Práctica 3. derechos humanos.

180 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
180
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Práctica 3. derechos humanos.

  1. 1. Milagros Suela Gómez Tendencias Contemporáneas de la Educación2º B Primaria 2º CuatrimestreResume el debate de ideas y temas tratados en la clase de tendencias realizado el jueves 15de marzo y pon tu opinión personal al respecto.Durante la última sesión teórica de la asignatura Tendencias Contemporáneas de la Educación,tratamos una temática de actualidad y que además, fue objeto de debate entre el alumnado,dada la gran variedad de opiniones existentes respecto al mismo.Todo el debate surgió como consecuencia del nuevo tema introducido por el profesor, cuyaexplicación tuvo como punto de inicio el Día Internacional Contra la Discriminación, el cual secelebrará el próximo 21 de marzo. A partir de aquí, se pretendió mostrar la necesidad actualque tienen los docentes de educar a sus alumnos en aquellos valores consideradossocialmente aceptados y enfatizar la NO DISCRIMINACIÓN como parte de uno de los valoresbásicos.Hoy en día, somos conscientes de que gran parte de los alumnos fracasan en el aula comoconsecuencia de la falta de interacción social, situación que el profesorado debe de solventartrabajando sobre las actitudes, ética moral común y otros aspectos que habitualmente no sonconsiderados como los “tradicionales” contenidos en el currículum.Es decir, nosotros como futuros docentes debemos tener en cuenta que tendremos queimpartir y desarrollar en nuestros alumnos actitudes cívicas, y que de alguna manera, todas lasmaterias que enseñemos se encuentren comprometidas con el cumplimiento de los derechoshumanos y evitar que se conviertan en una utopía en el que simplemente se encuentrenrecogidos en un papel.Una vez realizada la exposición de la base teórica de la pasada sesión de la mencionadaasignatura, considero necesario realizar un pequeño comentario acerca del debate que sedespertó en ésta, como consecuencia de una frase en la que en principio todos estamos deacuerdo, pero que en la práctica diaria comprobamos que es difícil extrapolarlo a una realidad.“Todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.A partir de esta frase, como ya he comentado en el párrafo anterior surgió un interesantedebate entre los compañeros de clase, en el que se trataron temas principalmenterelacionados con las desigualdades que nos podemos encontrar dentro de un aula, así comolos conflictos que surgen como consecuencia de las mismas.A partir de una situación real y que hace un par de años, o quizá no tanto, ha sido muypolémica, ponemos el ejemplo de una niña que lleva velo habitualmente como prenda quecubre su cabello, la cual no supone ningún impedimento para la identificación de la misma,dada su religión musulmana, y la de un niño que asiste a clase con su gorra.A partir de ésta se plantea: ¿por qué el centro educativo al que asisten ambos alumnos tratade forma diferente a éstos? ¿Por qué se le permite a la niña que lleve su velo, como lo hacehabitualmente y el niño sin embargo, se le exige que su gorra, que al igual que la niña cubre su 1 Derechos Humanos.
  2. 2. Milagros Suela Gómez Tendencias Contemporáneas de la Educación2º B Primaria 2º Cuatrimestrecabello y además tampoco supone un impedimento para la identificación del alumno, sólo seautilizada fuera del centro escolar?Todo esto supuso el inicio del mencionado debate en el que la religión se encontraba comopunto de discordia entre los compañeros de clase, dado que cada uno, con su condiciónagnóstico, ateo, o creyente, mostraba su punto de vista dando los argumentos que máspodrían convencer al resto de los presentes.A partir de la situación expuesta en el párrafo anterior, surge la necesidad de preguntarse porqué se imparte religión católica en los centros educativos españoles, por qué no se imparteuna asignatura que recoja a modo de compendio, formación de las principales religiones queexisten en el mundo, y de esa manera evitar preguntas como, ¿por qué el niño musulmán norecibe docencia de su doctrina religiosa al igual que el alumno cristiano puede acceder a ella silo desea dentro de su propio colegio? ¿Deberíamos de proporcionar a los centros educativosprofesores de religión católica, protestante, musulmana, etc. para que todos los alumnospudiesen recibir formación de la doctrina religiosa a la que pertenecen?Como consecuencia de ello, la mayor parte de los compañeros coincidían en un aspecto: lareligión no debería de ser una materia que formase parte de la formación básica que contieneel currículum en ninguno de los niveles educativos; es decir, los padres que quieran que sushijos reciban educación de una determinada religión debería de proporcionársela a través deotras vías como la asistencia de sus descendientes a las catequesis de las parroquias,mezquitas, y demás instituciones religiosas, y de esta forma evitar que se produzca un tratodesigual entre el alumnado por su condición de religión y cultura.Sin embargo, es en este punto donde se introduce la imposibilidad de evitar esta“discriminación”, dado que el Gobierno español y la Santa Sede llevaron a cabo un acuerdo enel que se concede especial importancia a los temas relacionados con la enseñanza; es decir, elEstado reconoce el derecho fundamental a la educación religiosa, y ha suscrito pactos quegarantizan el ejercicio de la misma; siendo que la Iglesia debe coordinar su misión educativacon los principios de libertad civil en materia religiosa, y con los derechos de las familias y detodos los alumnos y maestros, evitando cualquier discriminación o situación privilegiada.Es decir, a la luz del principio de libertad religiosa, la acción educativa respetará el derechofundamental de los padres sobre la educación moral y religiosa de sus hijos en el ámbitoescolar. En todo caso, la educación que se imparta en los centros docentes públicos serárespetuosa con los valores de la ética cristiana. Artículo 1Por este motivo, todo lo que se expuso anteriormente como posibles soluciones a ladiscriminación que se produce en materia de enseñanza religiosa, podemos considerarlo comoutópico e inviable.Es en este punto de la exposición, en el que considero interesante hacer unas mínimasconsideraciones en las que mi opinión queda reflejada de una forma nítidamente apreciable. 2 Derechos Humanos.
  3. 3. Milagros Suela Gómez Tendencias Contemporáneas de la Educación2º B Primaria 2º CuatrimestreDada mi condición católica practicante, considero que la enseñanza de la doctrina católica, queactualmente constituye parte del currículum, no debería de ser suprimida del mismo. A partirde aquí debo decir que aquellos alumnos que no deseen cursar la mencionada formación noserán penalizados de ningún modo y que por consiguiente dada la libertad religiosa que yaaparece contenida en el acuerdo que existe con la Santa Sede, nadie estará obligado a recibiruna formación que no considera importante para el mismo.También debo decir, que a pesar de mis creencias puedo comprender que la situación que seexpuso en clase respecto a las desigualdades que existen entre el alumnado por su condiciónreligiosa, refiriéndome a dos alumnos con distintas religiones, por ejemplo católica ymusulmana, que sólo reciba uno de ellos formación religiosa en su centro educativo por sercatólico y el alumno/a musulmán en este caso no reciba ninguna formación sobre su doctrina.Afirmo que esta situación es una desigualdad evidente y que dado que no se puede solventar,creo que no debería de existir tanta polémica al respecto.Sintetizando puedo decir que:El alumnado puede escoger si cursar o no religión católica; además aquel alumno que profeseotra religión distinta al catolicismo deberá buscar otras vías para recibir esa formación si esque lo desea, a través de mezquitas u otras instituciones ocupadas en esta misión, pero almargen de los centros educativos.A pesar de las desigualdades que esto supone sobre la sociedad actual y a pesar de toda lalucha por buscar la No Discriminación, esta situación es real y ahora inevitable dado el acuerdomencionado con anterioridad entre el Estado Español y la Santa Sede.Creer que es posible luchar contra la desigualdades y lograr un “todos somos iguales” es unautopía que no se verá cumplida al menos por el momento, dada la situación de nuestro país, yque tal y como comentó el profesor durante la pasada sesión, no se producirá un cambio en unfuturo cercano.Con todo lo expuesto con anterioridad, no pretendo ser juzgada, espero que sea consideradacomo una opinión más, y por tanto igual de válida y respetada que la del resto de miscompañeros, porque lo primero que debemos procurar fomentar entre nuestros alumnoscuando ejerzamos como docentes es fomentar valores de tolerancia, respeto y aceptación deopiniones, valores, tradiciones, actitudes, etc. evitando que se produzca un conflicto que tengacomo punto de inicio estas diferencias. 3 Derechos Humanos.

×