SERGIO DANIEL ZABALETA OROZCO
JUAN DAVID PUERTAS VARGAS
SEBASTIAN BERMEO PARRA
ANA MARIA GOMEZ AROCA
Caso clínico
• ESPONDILODISCITIS INFECCIOSA y OSTEOMELITIS
• Etiología
Epidemiología
fisioPatología
Sintomatología – cuadr...
ETIOPATOLOGIA
• Desde un punto de vista
conceptual, resulta útil
dividir las espondilodiscitis
infecciosas en: piógenas,
t...
EPIDEMIOLOGIA
• Las EIE han sido divididas, a su
vez, en tres grupos etiológicos:
piógenas, micobacterianas o
tuberculosas...
FISIOPATOLOGIA
• En los niños y adolescentes,
las arterias nutricias atraviesan
las placas cartilaginosas
epifisarias de l...
CUADRO CLINICO
• Se constata una limitación de la movilidad en todos
los planos espaciales y dolor a la presión sobre las
...
DIAGNOSTICO
• La resonancia magnética ha
revolucionado el diagnóstico por
la imagen de espondilodiscitis
infecciosas. Prop...
TRATAMIENTO
• La elección del agente terapéutico variará
en virtud del antibiograma del germen
causal. El tratamiento por ...
PREVENCION
• Evitar las malas posturas.
• No utilizar fajas o corsés que
inmovilicen la columna.
• No estar demasiado tiem...
Caso clinico neuro
Caso clinico neuro
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Caso clinico neuro

491 visualizaciones

Publicado el

caso clínico 1

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
491
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Caso clinico neuro

  1. 1. SERGIO DANIEL ZABALETA OROZCO JUAN DAVID PUERTAS VARGAS SEBASTIAN BERMEO PARRA ANA MARIA GOMEZ AROCA
  2. 2. Caso clínico • ESPONDILODISCITIS INFECCIOSA y OSTEOMELITIS • Etiología Epidemiología fisioPatología Sintomatología – cuadro clinico Complicaciones Diagnostico Tratamiento Prevención
  3. 3. ETIOPATOLOGIA • Desde un punto de vista conceptual, resulta útil dividir las espondilodiscitis infecciosas en: piógenas, tuberculosas, brucelares y fúngicas.
  4. 4. EPIDEMIOLOGIA • Las EIE han sido divididas, a su vez, en tres grupos etiológicos: piógenas, micobacterianas o tuberculosas y brucelares 1,3. Sus incidencias son: 0,24-0,64 casos/10 5 habitantes al año; 0,14-0,9 casos/10 5 habitantes al año, y 0,35-1,18 casos/10 5 habitantes al año, respectivamente
  5. 5. FISIOPATOLOGIA • En los niños y adolescentes, las arterias nutricias atraviesan las placas cartilaginosas epifisarias de las vértebras y se introducen en el anillo fibroso discal. En el adulto, por el contrario, finalizan su trayecto dentro de la plataforma epifisaria y los discos no están vascularizados.1,2 La columna vertebral es la principal localización de la osteomielitis en el adulto
  6. 6. CUADRO CLINICO • Se constata una limitación de la movilidad en todos los planos espaciales y dolor a la presión sobre las apófisis espinosas del área afectada • Afectación neurológica que puede manifestarse como radiculalgia, piramidalismo y paresia o incluso parálisis. Las alteraciones neurológicas aparecen como consecuencia de la trombosis de los vasos medulares y, esencialmente, por compresión directa de las estructuras nerviosas por abscesos paravertebrales y/o epidurales, protrusiones discales y colapsos o subluxaciones de los cuerpos vertebrales • Excepcionalmente, los síntomas son atípicos. Así, puede presentarse en forma de abdomen agudo y una dorsal en forma de dolor torácico o artritis de cadera. • Suele observarse leucocitosis, más o menos acentuada, anemia normocítica normocrómica y elevación, por lo general moderada, de los reactantes de fase aguda.
  7. 7. DIAGNOSTICO • La resonancia magnética ha revolucionado el diagnóstico por la imagen de espondilodiscitis infecciosas. Proporciona una gran información anatómica; permite evaluar la destrucción ósea y discal y delimitar de forma precisa la existencia de abscesos paravertebrales o raquídeos. Además, es posible valorar de forma nítida el daño de las estructuras neurológicas • Es la técnica más útil en la planificación preoperatoria
  8. 8. TRATAMIENTO • La elección del agente terapéutico variará en virtud del antibiograma del germen causal. El tratamiento por vía intravenosa debe mantenerse como mínimo durante 4- 6 semanas; ocasionalmente es preciso prolongar la terapéutica por vía oral. • El reposo del paciente en cama es obligado a lo largo de las primeras semanas de tratamiento. Posteriormente ser permitirá el inicio de la deambulación, inmovilizando la columna con un corsé ortopédico. • El desbridamiento quirúrgico se practicará cuando se constate afección medular como consecuencia de la compresión ejercida por los abscesos epidurales • La cirugía ortopédica tiene un papel clave en la corrección de las secuelas.
  9. 9. PREVENCION • Evitar las malas posturas. • No utilizar fajas o corsés que inmovilicen la columna. • No estar demasiado tiempo en la cama o sentado. • No aumentar demasiado peso. • No fumar para no perjudicar la función respiratoria. • Darse una ducha matinal para relajar los músculos y aliviar la rigidez matutina. • Hacer ejercicio físico moderado a diario.

×