ORACIONES SOLIDARIAS CUARESMA 2011Las líneas interpretativas de cada día nos remiten a elementosbásicos de la fe de modo q...
No seáis como los hipócritas                       MIERCOLES DE CENIZA practicar la justicia                             R...
2
Oración                                                     Entra en tu interior     EL AYUNO QUE DIOS QUIERE    El ayuno ...
No seáis como los hipócritas              JUEVES DE CENIZA                                                              4 ...
Reflexión   ¿Estás dispuesto a ser diferente en tusplanteamientos, en tus valores, en tuscompromisos? Diferente en tus pal...
Oración                                                       Entra en tu interior        QUIEN TENGA MIEDO:              ...
VIERNES No seáis                    DE como los                    CENIZA hipócritas                         Día del ayuno...
de la pobreza, del                       SIDA y de la       Reflexión       marginación,      es                       tam...
Canción     HOMBRE DE NEGRO. Loquillo. Voyde negro y te preguntas el por qué porque                Entra en tu interiorno ...
No seáis como los hipócritas                       SÁBADO DE CENIZA  no necesitan médico                           Reflexi...
8
Oración         Salmo de la solidaridadAquí estoy, Señor, metido en un mundo                  Entra en tu interiorconfuso ...
Está cerca el Reino de Dios                       1ª Semana - DOMINGO   dejarse empujar      Lectura del día              ...
10
Oración.                                                      Entra en tu interior        (en forma contemplativa)        ...
Está cerca el Reino de Dios                                1ª Semana - LUNES  alterarse compasivamente                    ...
12
Oración  Hazme digno (Teresa de Calcuta)                                                  Entra en tu interior    Señor, c...
Está cerca el Reino de Dios                         1ª Semana - MARTES  una mesa común   Lectura del día                  ...
14
Oración                           Entra en tu interiorPadre, tú no eres en primer lugarnuestro Juez y Señor,              ...
Está cerca           1ª Semana -                      MIÉRCOLES el Reino de Dios  ver los  signos de  Dios   Lectura del d...
ha- rán que los                                 emigrante, carta alcondenen; pues            Jesús juzga a         ami- go...
Oración                                Entra en tu interior            ¿Dónde te buscaré?                     Segundo día ...
17
Está cerca el Reino de Dios                    1ª Semana - JUEVES  el otro                                   Reflexión  no...
La llamada a tratar a los demás como nosgustaría que nos tratasen pretende significarla radicalidad del amor solida- rio. ...
¡Ven Señor!    Qué bonito sería, Señor,si todos los hombres de todas las naciones           Entra en tu interiorse pusiera...
1ª Semana - VIERNES Está cerca el Reino de Dios  celebrar lo que vivimos   Lectura del día                             Ref...
Podemos vivir una abierta contradic- ciónentre el culto y la vida. Podemos vivir la fe yel culto de manera individua- list...
Oración    (Reconciliarse antes de celebrar)                 Entra en tu interiorSeñor Jesús,                             ...
21
1ª Semana - SÁBADOEstá cerca el Reino de Diosdar sin esperar recompensa  Lectura del día                              Refl...
Nos parece normal que el mal con el malse vence. Pero Jesús propone un saltocualitativo en ese proceso. Ven- cer el malcon...
OraciónSeñor, toma mi vida nueva                    Entra en tu interiorantes de que la esperadesgaste años en mí.        ...
23
Bajemos de la montaña                           2ª Semana - DOMINGO  inicia el descenso   Lectura del día                 ...
Los discípulos han comprendido que Jesúses el Mesías y están ya conven- cidos deque su camino conduce a la cruz; pero noll...
TEST de la TRANSFIGURACIÓN                                                       Entra en tu interiorTrata de completar es...
25
Bajemos de la montaña                          2ª Semana - LUNES  todos somos iguales   Lectura del día                   ...
Jesús abre su sabiduría para hacerentender a sus discípulos los requisitoscentrales del proyecto del Reino. Lesexplica que...
Como el ciego del caminoPasas a mi lado y no te veo.                            Entra en tu interiorTengo los ojos cerrado...
Bajemos de la montaña                                  2ª Semana - MARTES  dicen y no hacen...                            ...
28
Oración Compromiso por el Reino de Dios                                                   Caminamos hacia tu Reino, Señor:...
Bajemos de la montaña                              2ª Semana – MIÉRCOLES                                                  ...
30
Oración  Hazme ir más despacio, Señor                                                       Entra en tu interior   Acompas...
31
Bajemos de la montaña                                  2ª Semana - JUEVEScorazones compasivos                             ...
32
OraciónContigo quiero compartir mi corazón, Señor              Entra en tu interiorJesús.Quiero hacer de mi corazón pan ti...
33
Bajemos de la montaña                                  2ª Semana - VIERNES no cerréis los ojos a las                      ...
Salmo 50- Yo sé que me quieres, Señor.Porque eres bueno, porque tienes un corazón                  Entra en tu interiorsen...
Bajemos de la montaña                                 2ª Semana - SÁBADO somos hijos e hijas                              ...
Oración   ORACION DE UNA MUJER INDIGENA(Relectura de Judit 9)                                    Señor, dame esa claridad,...
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Oraciones solidarias
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Oraciones solidarias

3.206 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.206
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
53
Acciones
Compartido
0
Descargas
15
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Oraciones solidarias

  1. 1. ORACIONES SOLIDARIAS CUARESMA 2011Las líneas interpretativas de cada día nos remiten a elementosbásicos de la fe de modo que cada cual se deje interpelar en suspropias circunstancias y haga posible la actualidad de la Palabra deDios.Por eso está pensado para: quienes empezamos a preparar la Pascua cuarenta días antes quienes descubrimos en las experiencia de Jesús el camino de vida quienes vivimos la oración como un encuentro con el Tú quienes maduramos a ritmo de Evangelio quienes seguimos planteándonos la llamada y las respuestas quienes entregamos la vida en lo cotidiano y sencillo quienes pensamos en los preferidos de Dios quienes creemos que otro mundo es posiblequienes descubrimos en la Palabra , la relación con Dios, la llamada, la oración, lacomuni- dad, el compromiso solidario… elementos dinamizadores de nuestra felicidad.Junto al Evangelio ( Lectio) encontrarás:- una reflexión (meditatio), sencilla, sugerente- una oración (oratio) a modo de prosa, poema, canto…- «entra en tu interior» (contemplatio) para llegar a lo profundo en actitud contemplativa- oración conclusiva* Indicadores: lema semanal y consigna diaria.Esperamos que nos ayude a encontrarnos con Él. 1
  2. 2. No seáis como los hipócritas MIERCOLES DE CENIZA practicar la justicia Reflexión Lectura del día Los hechos de nuestro mundo y las pala- bras de Jesús llegan a nuestro corazón para despertarnos de la rutina, para ser Dijo Jesús a sus discípulos: «Cui- conscientes de lo que sucede alrededor y paradad de no practicar vuestra justicia ayudarnos a escuchar la voz de Dios endelante de los hombres para ser vis- nuestro interior que nos pide compromisos detos por ellos, de lo contrario, no ten- lucha por la justicia. Este tiempo dedréis recompensa de vuestro Padre Cuaresma que hoy iniciamos es la mejorcelestial... oportunidad para “practicar la justicia que Tú, en cambio, cuando hagas limos- Dios quiere”.na, que no sepa tu mano izquierda loque hace tu derecha; así tu limosna ¿Qué sistema de limosnas hemos sidoquedará en secreto, y tu Padre, que capa- ces de organizar en los países desarrollados hacia las gentes del Sur, parave en lo secreto, te lo pagará.... que nuestro nivel de vida siga aumentando y Tú, cuando vayas a rezar, entra en a la vez afirmemos que nos preocupa sutu aposento, cierra la puerta y reza a desarrollo y su futuro? Pedimos a lostu Padre, que está en lo escondido, y organismos públicos que con- cedan el 0,7tu Padre, que ve en lo escondido, te % del presupuesto para coopera- ción ylo pagará... desarrollo y sabemos que muchos de estos Tú, en cambio, cuando ayunes, per- países beneficiarios de las ayudas tie- nenfúmate la cabeza y lávate la cara, para que devolver mucho más dinero en con-que tu ayuno lo note, no la gente, sino cepto del pago de los intereses de la Deudatu Padre, que está en lo escondido; y Externa que sus gobiernos anteriores hantu Padre, que ve en lo escondido, te con- traído. ¿Es ésta la justicia que Diosrecompensará». quiere? Mt 6, 1-6,16-18 Ante nuestros gobiernos e instituciones te- nemos el derecho y el deber de denunciar esta hipocresía con la que se actúa en cooperación internacional. Pero no debemos perder la opor- tunidad para revisar si nuestros compromisos con el desarrollo de muchos pueblos del Sur son auténticos o están acompañados de apa- riencias. Nuestro estilo de vida, nuestro con- sumo, ¿está fomentando el negocio de la Deu- da Externa para seguir explotando a los po- bres? Hoy Jesús nos invita a construir nuestra vida y nuestro desarrollo sobre la roca de la autenticidad y purificar nuestras hipocresías.
  3. 3. 2
  4. 4. Oración Entra en tu interior EL AYUNO QUE DIOS QUIERE El ayuno que Dios quiere es éste: que Piensa hoy en tu modo de colaborar sueltes las cadenas injustas, que en el desarrollo de los pueblos del Sur. desates las correas del yugo, que Tus palabras y principios teóricos ¿están dejes libres a los oprimidos, que acom- pañados de compromisos acabes con todas las opresiones, directos en el lugar donde vives? que compartas tu pan con el hambriento, Deja que Jesús pueda dirigirse a ti y que hospedes a los pobres sin techo, te ayude a practicar la justicia. que proporciones ropas al desnudoy que no te desentiendas de tus semejantes. Entonces brillará tu luz como la aurora y tus heridas sanarán en seguida, tu recto proceder caminará ante ti y te seguirá la gloria del Señor. Entonces invocarás al Señor Oración final y él te responderá; pedirás auxilio No me gusta, Señor Jesús, esta socie- y te dirá: “Aquí estoy” dad que he recibido. No acepto sus siste- mas, ni sus estructuras opresoras. Mi gri- to, Señor, es contra la ley que esclaviza al hombre. Quiero fuerza interior para comprome- terme en el mundo de los que sufren; de- jar de decir sólo palabras y mojarme en hechos. Quiero ser voz del hombre amor- dazado. Y manos del amarrado. Quiero ser el grito de los hombres que son explota- dos. Ayúdame a vivir tu Evangelio en este día. Amén. 3
  5. 5. No seáis como los hipócritas JUEVES DE CENIZA 4 de qué te sirve... Lectura del día Dijo Jesús a sus discípulos: «El Hijo del hombre tiene que pade-cer mucho, ser desechado por los an-cianos, sumos sacerdotes y escribas, serejecutado y resucitar al tercer día». Y, dirigiéndose a todos, dijo: «El quequiera seguirme, que se niegue a sí mis-mo, cargue con su cruz cada día y sevenga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida laperderá; pero el que pierda su vida pormi causa la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mun-do entero si se pierde o se perjudica así mismo?» Lc 9, 22-25
  6. 6. Reflexión ¿Estás dispuesto a ser diferente en tusplanteamientos, en tus valores, en tuscompromisos? Diferente en tus palabras y enla atención y escucha que prestas a cadapersona. Diferente en los produc- tos quecompras y en las metas a las quieres llegar. Ser diferente es estar dispuesto a serrechazado y ser objeto de bromas y deburlas. Es preocuparse por las situacio- nesde marginación de otros, antes que enpreparar el ocio del fin de semana. Serdiferente exige renunciar a ser ad- mirado ytriunfar según los criterios que presentan lasseries de televisión. Re- sulta fácilexpresarlo con palabras, pero¡qué difícil poder vivirlo! ¿De qué te sirve ganar el mundo en- tero,si desperdicias tu vida? ¿De qué te sirveaumentar tu horario de trabajo, au- mentar tusalario, disponer de mejor co- che o mejorvivienda si tus seres más queridos nopueden disfrutar de tu com- pañía? ¿No setrata todo eso de una bús- queda constante dela valoración y apro- bación de los demás,cuando eres tú quien sabes el verdaderovalor de tu per- sona? Jesús te anima con suspalabras a perder algo tuyo en favor de otros.
  7. 7. Oración Entra en tu interior QUIEN TENGA MIEDO: Las palabras que Jesús te dirige son Quien tenga miedo a andar, un estímulo en tu vida y quieren que no se suelte de la mano de su madre; desper- tar lo mejor que llevas en tu quien tenga miedo a caer, interior. que permanezca sentado; El ambiente en el que vives y la quien tenga miedo a escalar, rutina de tu trabajo mantienen que siga en el refugio; adormecidos al- gunos de tus sueños.quien tenga miedo a equivocarse de camino, Deja que este mensaje te ayude a re- que se quede en casa... cordarlos y a tenerlos presentes en el Pero quien haga todo eso día de hoy. ya no podrá ser seguidor de Jesús, porque lo propio de sus seguidores es arriesgarse. Podrá decir que ama, pero no sabe amar, Oración final porque amar es ser capaz de arriesgar por otros. Señor Jesús, yo sé que tu vida se com- plicó demasiado. Yo sé que luchaste por la paz, la justicia y la libertad; que lo diste todo con amor y verdad; que perdonaste y devolviste la dig- nidad humana a muchos hombres. Que viviste entre marginados y asumiste su vida. Yo sé que proclamaste que Dios era Pa- dre para ellos; y que llamaste a vivir en tu Reino a todos los hombres. Ilumina nuestros corazones para seguir construyendo tu Reino. Amén. 5
  8. 8. VIERNES No seáis DE como los CENIZA hipócritas Día del ayuno tiempo de voluntario. guardar luto Lectura del día Se acercaronlos discípulosde Juan aJesús,preguntándole: «¿Por quénosotros y losfariseosayunamos amenudo y, encambio, tusdiscípulos noayunan?». Jesús lesdijo: «¿Es quepueden guardarluto losinvitados a laboda, mientrasel novio estácon ellos? Lle-gará un día enque se lleven alnovio, yentoncesayunarán». Mt 9,14-1
  9. 9. de la pobreza, del SIDA y de la Reflexión marginación, es también, una Existen muchas denuncia por lacausas por las que indiferencia de losvoy a guardar luto. demás. La indife-No se trata de un rencia de los queduelo que me han decidido unirseparaliza y me deja para combatir elsentado en el terrorismorincón de la internacional quecomodidad. Es un provoca 3000duelo que grita a muertes al año ylos cuatro vientos y no ven necesariopide respues- tas una lucha comúnque sepan a contra el ham- breesperanza. y la pobreza, en la que viven 630 mi- llones de indigentes Visto de luto y 824 millones depara manifestar mi per- sonas sufrendolor por todos desnutrición. ¿Noaquellos que no es una causa máshan llegado a necesaria y másdisfrutar de una justa? Y, en-vida digna y llena tonces ¿por qué node feli- cidad, que se lucha en estaes lo que Dios gue- rra?quiere para loshombres en estatierra. Eso que Que este colorJesús lla- mó el negro llegueReino de Dios. también a los ojos de los indiferentes que saben todo esto El negro de mis y callan, y con suropas no sólo es silencio consientenpara recordar a las que esta situaciónpersonas que han continúe.muerto por causa 6
  10. 10. Canción HOMBRE DE NEGRO. Loquillo. Voyde negro y te preguntas el por qué porque Entra en tu interiorno visto otros colores se muy bien que miapariencia puede resultar sombría y gris Deja que Jesús, con su mirada serenatengo razones para vestir así. y penetrante, te diga: guarda luto por tan- tos hermanos que esperan unaLlevo el negro por los pobres y también respues- ta, no sólo lo mejor de tupor los vencidos puestos contra la pared lo generosidad, sino, ante todo, JUSTICIA.llevo por el preso que paga el sueldo deuna ley hecha a medida del poder.Llevo el negro por aquellos que jamás Oración finalhicieron caso a Cristo al proclamarque existe un camino de amor y de piedad Dame, Señor, alas para volar y pieshablo claro, tu me entenderás. para caminar al paso de los hombres. En- trega, para “dar la vida” desde laVoy de negro por la injusta soledad vida, la de cada día. Infúndenos, Señor,de los viejos y de los que acabarán el deseo de darnos y entregarnos, defríos como piedras después de cabalgar dejar la vida en el servicio a los débiles.mientras alguien se hace rico en su sofá. Señor, haznos constructores de tu vida, propagadores de tu reino. Ayúdanos aVoy de negro por el joven que caerá poner la tienda en medio de losen la guerra creyendo tener detrás hombres para llevarles el te- soro de tua Dios y a su madre de su lado y no es ver- amor que salva.dad Amén.es la carne del juego de un general.Sé que hay cosas que nunca estarán bienpero nada es imposible, mírameyo canto esta canción, que puedes hacer túmira hacia dentro y carga con tu cruzQuiero enseñar un arco iris al cantarpero en mi espalda cae la oscuridad yhasta que la luz no brille de verdadvoy de negro, y de negro me verán. 7
  11. 11. No seáis como los hipócritas SÁBADO DE CENIZA no necesitan médico Reflexión los sanos Lectura del día Vendar heridas y sanar enfermeda- des; hermosa tarea humanitaria la que hace un buen médico y un reto cons- Jesús vio a un publicano llamado tante para un seguidor de Jesús. UnLeví, sentado al mostrador de los im- tra- bajo que no se va a quedar sinpuestos, y le dijo: actividad dado el alto grado de samaritanos que nuestra sociedad deja «Sígueme». Él, dejándolo todo, se le- tirados a la vera del camino.vantó y lo siguió. Si hace dos mil años enfermedades como la lepra eran causa suficiente Leví ofreció en su honor un gran ban- para aislar y marginar a una personaquete en su casa, y estaban a la mesa del res- to de la sociedad, hoy siguencon ellos un gran número de publicanos existiendoy otros. “plagas” que son motivo de exclusión y de desprecio. ¿Quiénes son los Los fariseos y los escribas dijeron a médi- cos que se atreven a curar asus discípulos, criticándolo: estos en- fermos? «¿Cómo es que coméis y bebéis con Existen manuales muy detalladospublicanos y pecadores?» que explican el tratamiento. Manuales es- critos en las grandes convenciones Jesús les replicó: «No necesitan mé- in- ternacionales y en las pequeñasdico los sanos, sino los enfermos. No asam- bleas que se organizanhe venido a llamar a los justos, sino a constantemen- te. Pero, ¡qué pocoslos pecadores a que se conviertan». médicos han sido capaces de aplicarlos! Lc 5,27-32 A los valientes que han dado pasos de acercamiento a los excluidos y no les ha importado que les acusen: ¿Qué haces tú comiendo con drogadictos? ¿Qué se te ha perdido a ti en África en medio de tanta miseria? ¿Quién te manda pedir dinero para otras personas, con las necesidades que tienes en tu casa?... A todos ellos, les dirige Jesús estas palabras: “No te importe seguir sem- brando aunque no hayas visto fruto; el fruto llegará y será duradero”.
  12. 12. 8
  13. 13. Oración Salmo de la solidaridadAquí estoy, Señor, metido en un mundo Entra en tu interiorconfuso y tenso.En una sociedad agitada y nerviosa, can- La vida de cada día te ofrecesada y dura oportuni- dades de encuentro con tododonde sólo viven y tienen derechos los tipo de per- sonas.fuertes. Recuerda los rostros con los que teUna sociedad llena de injusticias, has encontrado últimamente y es posibledonde la ley se ha hecho norma a base de que te vuelvas a encontrar. Si descubresabuso y violencia. heri- das o enfermedades en ellos, ¿quién me- jor que tú para comenzar aQuiero vivir desde mis raíces; ser su médi- co?abrir las manos a los hombresy hacer de la amistad la ley de mi vida; Oración finalhacer de la sencillezel clima para vivir en fraternidad. ¡Oh Dios! Envíanos locos, de los que se comprometen a fondo, de los que seNo acepto de esta sociedad que he recibi- olvidan de sí mismos, de los que amando con algo más que con palabras, de lossus sistemas, ni sus estructuras opreso- que entregan su vida de verdad y hastaras. el fin.Mi protesta es contra la ley que esclaviza Danos locos, enamorados de una for-al hombre. ma de vida sencilla, amantes de la paz, capaces de aceptar cualquierQuiero comprometerme en el mundo de tarea.Danos locos, Señor, danos locos.los que sufren; Amén.dejar de decir sólo palabras y mojarme enhechos.Saber lo que es vivir con ritmo de muertecontinua.Ser voz del hombre amordazado, y ma-nos del atado.Aquí estoy, Señor Jesús, con el corazóncercano al que sufre;para aprender que sólo el amor cambia lavida;para denunciar sin odios las injusticias;para llevar esperanzas al hombre pisotea-do. 9
  14. 14. Está cerca el Reino de Dios 1ª Semana - DOMINGO dejarse empujar Lectura del día Reflexión Mons. Romero en un hermoso co- El Espíritu empujó a Jesús al de- mentario a este texto dirá que Jesús,sierto. Se quedó en el desierto cuaren- en- trando en el desierto, es lata días, dejándose tentar por Satanás; imagen de una redención cósmica, devivía entre alimañas y los ángeles le un Cristo que maneja a las fieras y seservían. Cuando arrestaron a Juan, hace servir de ángeles, que es dueñoJesús se marchó a Galilea a procla- de todas las co- sas, y que va amar el Evangelio de Dios. Decía: “Se devolver todo al verda- dero dominioha cumplido el plazo, está cerca el rei- de Dios.no de Dios; convertíos y creed en el El Espíritu nos empuja también aEvangelio”. no- sotros a entrar en el desierto. El desier- to es espacio de conversión. Mc 1, 12-15 Entrar en el desierto con Jesús es colaborar con él en la salvación de la historia. El desierto habla de precariedad, de provisionalidad… Se entra al desierto despojándose de las apariencias, de lo efímero, y buscando lo esencial. El desierto supone alejamiento. To- mar distancias. Desapegarse. Supone acercarse a la realidad de otra forma. El desierto supone aprender a mirar en silencio. Es decir: descondicionar la mirada, limpiar el corazón. El desierto es escucha, contemplación. Dejarse empujar al desierto por el Espíritu es descubrir la soledad y la in- terioridad. Soledad que posibilita una ver- dadera comunión con el mundo y con la historia. Interioridad que da la capaci- dad de vivir y estar dentro de nosotros. Desde ahí sentimos mejor el Reino que está cerca.
  15. 15. 10
  16. 16. Oración. Entra en tu interior (en forma contemplativa) Recuerdo emocionado mi experiencia Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon- de desierto ante un joven terminal en undo de mi corazón, cen- tro de BASIDA. Horas y horas en la haz que llegue a Ti desde el fondo de habi- tación semioscura de Emilio, que semi corazón. convir- tieron en horas de contemplación Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon- de un Dios sufriente, corporal, amigo.do de mi corazón, Emilio, enfermo de sida, tiene siempre dame proclamar tu Evangelio desde la presencia amiga de alguien. Y esto,el fondo de mi corazón. día y noche. Delicadeza al darle de Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon- comer así como al asearle. Música dedo de mi corazón, fondo. Saludo cariñoso… ayúdame a buscar lo esencial, desde En torno a él se ha promovido la vida.el fondo de mi corazón. Es referencia de unión y fraternidad. Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon- Motiva la generosidad de toda lado de mi corazón, comunidad. En Emilio Dios resplandece déjame llevar por tu Espíritu, desde con su grandeza y su misericordia, con suel fondo de mi corazón. hermosura y su infi- nito amor. Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon- La soledad de este desierto fue unado de mi corazón, soledad habitada, me supo a Reino de haz que viva en comunión con el mun- Dios.do, desde el fondo de mi corazón. Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon-do de mi corazón, Oración final haz que construya tu Reino, desde el Señor, tú que animas nuestra fe yfondo de mi corazón. conso- lidas nuestra esperanza, haz que Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon- apostemos siempre por el bien, la justiciado de mi corazón, y la paz, de modo que tu Reino crezca dame la capacidad de conversión, siempre. Danos superar toda tentacióndesde el fondo de mi corazón. de construir este mundo y esta sociedad Oh Tú, que estás en tu casa, en el fon- sin contar contigo. Amén.do de mi corazón, ayúdame a construir una casa gran-de y abierta, desde el fondo de mi corazón. (inspirado en un himno tamul) 11
  17. 17. Está cerca el Reino de Dios 1ª Semana - LUNES alterarse compasivamente Reflexión Lectura del día Jesús se identifica con los más Dijo Jesús a sus discípulos: «Cuan- peque- ños. En Jesús la vinculación condo venga en su gloria el Hijo del hom- Dios se da en el compromiso con elbre, y todos los ángeles con él, se hombre. El rostro de la “humanidad”senta- rá en el trono de su gloria, y de Dios son la compasión, la ternura,serán re- unidas ante él todas las la esperanza, el diálogo, el pluralismo,naciones. la libertad, la tole- rancia, el perdón… Él separará a unos de otros, como Por eso que “cualquier cosa que ha-un pastor separa las ovejas de las gáis a uno de estos pequeños, a mí mecabras. Y pondrá las ovejas a su lo hacéis”. Es El que está en elderecha y las cabras a su izquierda. emigrante, el perseguido, el Entonces dirá el rey a los de su explotado… Es El en pueblosdere- cha: «Venid vosotros, benditos de marginados, endeudados. Es El quemi Pa- dre; heredad el reino preparado aparece en tantas zonas olvidadas depara vo- sotros desde la creación del nuestra tierra.mundo. Romero, Ellacuría… nos hablarían en Porque tuve hambre y me disteis de este día de indignarse, de alterarse comer, tuve sed y me disteis de beber, misericordiosamente, de dejarse afectar. fui forastero y me hospedasteis, estuve Indignación ética con las marginaciones des- nudo y me vestisteis, enfermo y me de nuestra sociedad y las situaciones visi- tasteis, en la cárcel y vinisteis a que las provocan. Alteración verme». Entonces los justos le misericordiosa en el contacto con los contestarán: empobrecidos, echados a los«Señor, ¿cuándo te vimos con hambre márgenes de la socie- dad y de lay te alimentamos, o con sed y te dimos historia.de beber?; ¿cuándo te vimos forastero Al atardecer de la vida nosy te hospedamos, o desnudo y te examina- rán del amor, dice Juan devestimos?; la Cruz . Nuestras manos, llenas de¿cuándo te vimos enfermo o en la nombres, llenas de rostros de unacárcel y fuimos a verte?» humanidad doliente… será la mejor Y el rey les dirá: «Os aseguro que presentación de una vida que hacada vez que lo hicisteis con uno de és- entendido que amar es la mejortos, mis humildes hermanos, conmigo lo traducción de una existencia enhicisteis»... Dios. Mt 25, 31-46
  18. 18. 12
  19. 19. Oración Hazme digno (Teresa de Calcuta) Entra en tu interior Señor, cuando tenga hambre,dame alguien que tenga necesidad de Venía de Madrid en tren. La jovenalimento. que estaba a mi lado se levanta Cuando tenga sed, prontamente con sus manos llenas de mándame a alguien que necesite de magdalenas des- pués de escuchar albebida. africano enfermo so- licitar una ayuda. Cuando tenga frío, Le siguió con su mira- da en todo elmándame a alguien para que lo abrigue. recorrido que hizo por el vagón, atenta Cuando tenga disgusto, a la sensibilidad o indife- rencia de los ofréceme alguien para que lo consue- viajeros.le. Cuando estaba para pasar al siguiente Cuando mi cruz se vuelva pesada, coche, de nuevo la muchacha, en unhazme compartir la cruz de otro. ges- to pronto y decidido, toma toda la Cuando me sienta pobre, bolsa de magdalenas, recorre condúceme hasta alguien que esté velozmente el pasillo y se las regalanecesitado. al africano. Una reverencia agradecida Cuando me sienta humillado, es la respuesta del extranjero. Observo ahaz que tenga a alguien a quien alabar. la joven: vuelve llo- rando. Cuando esté desanimado, Alteración misericordiosa la de aque- mándame a alguien a quien dar áni- lla muchacha. Dios también se hamos. altera- do. El también llora. Cuando sienta necesidad de compren-sión de otros, Oración final mándame a alguien que necesite dela mía. Señor de la justicia, que quieres que Cuando necesite que se ocupen de mí, los hombres seamos hermanos: mándame a alguien de quien tenga sacude en nosotros la indiferencia, laque ocuparme. farsa y la ambición. Y haz que Cuando piense sólo en mí mismo, renazca con nues- tro esfuerzo, un atrae mi atención sobre otra perso- mundo más humano, un hombre másna. fraterno, con nuevo cora- zón. Amén. Hazme digno, Señor, de servir a mis hermanos y hermanasque, en todo el mundo,viven y muerenpobres y marginados. 13
  20. 20. Está cerca el Reino de Dios 1ª Semana - MARTES una mesa común Lectura del día Reflexión Dijo Jesús a sus discípulos: La oración que nos enseña Jesús «Cuando recéis, no uséis muchas pa- sólo la podemos rezar en torno a lalabras, como los gentiles, que se imagi- misma mesa, a una mesa grandenan que por hablar mucho les harán donde que- pamos todos. Asícaso. podremos decir en verdad Padre No seáis como ellos, pues vuestro Pa- nuestro.dre sabe lo que os hace falta antes de El proyecto de Dios es el de unaque lo pidáis. hu- manidad fraternizada, sin Vosotros rezad así: desigualdades y exclusiones. “Padre nuestro del cielo, santificado Podremos rezar el Pa- dre nuestro ensea tu nombre, venga tu reino, hágase torno a la misma mesa cuando detu voluntad en la tierra como en el cie- forma creativa sepamos compartirlo, danos hoy el pan nuestro de cada recursos materiales y huma- nos,día, perdónanos nuestras ofensas, pues promover estilos de vida más sen-nosotros hemos perdonado a los que nos cillos que confronten el consumismo,han ofendido, no nos dejes caer en la desarrollar el voluntariado, educar ententación, sino líbranos del Maligno”. la solidaridad, sensibilizarnos en la for-Porque si perdonáis a los demás sus ma de usar nuestros bienes, escucharculpas, también vuestro Padre del cielo el clamor de los hombres y mujeresos perdonará a vosotros. de tantos países del Tercer Mundo. Pero si no perdonáis a los demás, tam- El Padre nuestro nos mueve a cons-poco vuestro Padre perdonará vuestras truir la mesa grande, donde quepamosculpas». todos con dignidad, también los hom- Mt 6, 7-15 bres y mujeres víctimas del progreso económico: los desocupados, desplaza- dos… Las víctimas de ese mundo en- deudado donde ya se nace endeudado y excluido. Entonces prepararemos el reino de Dios. Un reino donde el que quiera ser jefe deberá ser servidor de todos. Jun- to a la mesa común está el barreño y la toalla…
  21. 21. 14
  22. 22. Oración Entra en tu interiorPadre, tú no eres en primer lugarnuestro Juez y Señor, Un hermoso 25 de diciembre en Roma. La iglesia de Sta. María insino nuestro Padre. Trastevere convertida en una acogedoraQue estás en los cielos, sala de ce- lebración. Celebración delhacia donde se dirige nuestra mirada, nacimiento de Jesús. Un banquete deen medio del camino. fiesta para más de 500 gitanos,Santificado sea tu actuar liberador, norafricanos, centro- europeos,contra los que oprimen, latinoamericanos… Personas escogidastal vez, en tu nombre. por su pobreza o desamparo. DiosVenga a nosotros tu justicia, hecho don y regalo en los rostroscomenzando por los más empobrecidos. felices de tantos emigrantes. El Niño-Hágase tu voluntad y tu liberación Dios, habitualmente besado en una figu-que empieza en la tierra ra de barro, ahora es venerado, adoradoy termina en el cielo. en los rostros de esas personas.El pan de cada día Es posible sentarse juntos a la mismaque producimos todos juntos, mesa. Para todos hay lugar. Estos gestosdánosle a comer juntos. de humanidad alegran el corazón dePerdona nuestro egoísmo Dios.en la medida en que combatimosel egoísmo colectivo.No nos dejes caer en la tentaciónde explotar a los demásy de acumular riquezas.Y líbranos de la venganza y del odiocontra el malo que oprime y reprime. Oración final Amén. Padre de todos los hombres, danos hoy ser servidores de la paz, de la reconci- liación y del perdón. No nos dejes caer en la tentación de almacenar lo que no nos diste o de acu- mular lo que otros necesitan. Líbranos de todo el mal que nos ame- naza, de las armas, del poder, de la so- ciedad de consumo, de la instalación insolidaria. Amén 15
  23. 23. Está cerca 1ª Semana - MIÉRCOLES el Reino de Dios ver los signos de Dios Lectura del día Reflexión reina del La gente Sur sese apiñaba levantará yalrededor de hará queJesús, y él se lospuso a condenen;decirles: pues ella«Esta vino desdegeneración es losuna confinesgeneración de laperver- sa. tierraPide un signo, parapero no se le escuchardará más signo laque el signo de sabiduríaJonás. Como deJonás fue un Salomón, ysigno para los aquí hayhabitantes de uno que esNínive, lo más quemismo será el Salomón.Hijo del Cuandohombre para seaesta juzgadageneración. estaCuando sean generaciónjuzgados los , loshombres de hombres deesta ge- Nínive seneración, la alzarán y
  24. 24. ha- rán que los emigrante, carta alcondenen; pues Jesús juzga a ami- go…ellos se aquellos que piden La mirada delconvirtieron con por- tentos, porque corazón, la quela predicación no actúan con los nos da Dios,de Jonás, y aquí crite- rios de Dios. integra, une,hay uno que es Frente a los que armoniza. Va con-más que Jonás». reclaman una tra las Lc señal, Jesús polarizaciones, los 29-32 proclama que no radicalismos y las se- rán las grandes divisiones. Es señales las que comunión entre lo certifi- quen su humano y lo divino, proyecto. lo temporal y lo También eter- no. Es signo nosotros le del reino de Dios. pedimos a Dios grandes voces y señales. Y nos cuesta verle en sus profetas y en sus signos. Pero Dios nos concede muchas seña- les de su amor, de su presencia. 16 Es la mirada del corazón la que nos ayuda a encontrar las huellas de Dios en lo cotidiano, en lo pequeño… así como en la historia y en los aconteci- mientos. Se trata de reconocer rasgos eter- nos en paisajes diarios. Saber sentir la presencia divina en un apretón de ma- nos. Es el Dios eterno, creador, infinito, hecho sonrisa al
  25. 25. Oración Entra en tu interior ¿Dónde te buscaré? Segundo día de mi estancia en Señor, si no estás aquí, Basida. Acompaño a María Angeles ¿dónde te buscaré estando ausente? para curar las enormes llagas de Abdul, Si estás por doquier, joven afri- cano, musulmán, paralizado ¿cómo no descubro tu presencia? Cierto en la mitad del cuerpo por el sida. Saco es que habitas en una claridad in- fuerzas para afrontar decentemente la situación.accesible. Pero soy testigo del más puro amor Pero, ¿dónde se halla esa inaccesible cla- de Dios encarnado con sencillez,ridad? alegría y naturalidad en la joven ¿Quién me conducirá hasta allí para ver- sevillana. Una curación salpicada dete en ella? chistes, cantos, gestos de cariño… El Y luego, ¿con qué señales, bajo qué ras- rostro sereno de María Angeles traducíagos te buscaré? la ternura de Dios, capaz de superar la Nunca jamás te vi, tristeza y el dolor de Abdul. La curación Señor, Dios mío; se convertía en cele- bración y no conozco tu rostro… encuentro. Enséñame a buscarte y muéstrate a quien Aquel gesto de amor hacia Abdul fuete busca, para mí en una magnífica porque no puedo ir en tu busca contemplación del rostro compasivo de a menos que Tú me enseñes, Dios. y no puedo encontrarte si Tú no te mani-fiestas. Deseando, te buscaré; Oración final te desearé buscando; amando, te hallaré; Señor Jesús, tú que estás presente de y encontrándote, te amaré. corazón en cada cosa, danos una mirada (San Anselmo) limpia para descubrirte en las cosas, las personas y los acontecimientos. Danos sa- biduría y sensibilidad para interpretar tus signos, escuchar tu mensaje y construir tu reino. Amén
  26. 26. 17
  27. 27. Está cerca el Reino de Dios 1ª Semana - JUEVES el otro Reflexión nos hace estar vivos 18 Lectura del día Dijo Jesús a sus discípulos: «Pedid y se os dará, buscad y encon-traréis, llamad y se os abrirá; porquequien pide recibe, quien busca encuen-tra y al que llama se le abre. Si a alguno de vosotros le pide su hijopan, ¿le va a dar una piedra?; y si lepide pescado, ¿le dará una serpiente?Pues si vosotros, que sois malos, sa-béis dar cosas buenas a vuestros hi-jos, ¡cuánto más vuestro Padre del cie-lo dará cosas buenas a los que le pi-den! En resumen: Tratad a los demás comoqueréis que ellos os traten; en esto con-siste la Ley y los profetas». Mt 7, 7-12
  28. 28. La llamada a tratar a los demás como nosgustaría que nos tratasen pretende significarla radicalidad del amor solida- rio. Hemos deestar unidos al otro como lo estamos anosotros mismos. Es decir, profunda yconstantemente, en las pe- nas y en lasalegrías, en los éxitos y en los fracasos. Significa también que debemos con-siderar al otro como una parte de noso- trosmismos, sin la que no podemos vivir, sin laque no podemos gozar plenamente de laexistencia. El otro está en nuestra misma natura- leza,hunde sus raíces en nuestracotidianeidad, y es así como debemostratarlo: como parte de lo que nos hace estarvivos. El evangelio nos proyecta con esa mis- maactitud hacia nuestro mundo, marca- do por ladiferencia y la desigualdad. Los demáspueblos, sobre todo los endeuda- dos yexplotados, forman parte de lo que nos haceestar vivos. Con ellos, somos pobladores dela misma aldea. Cuando esto lo hacemos vida el reino deDios aparece ahí, revelándose,emergiendo.
  29. 29. ¡Ven Señor! Qué bonito sería, Señor,si todos los hombres de todas las naciones Entra en tu interiorse pusieran a cantar. Qué bonito sería, Señor, Los miércoles participaba en Romasi todas las razas de todas las naciones de una actividad de la comunidad dese pusieran a cantar. San Egidio. Un par de horas sirviendo la Qué bonito sería, Señor, cena a gente pobre.el canto de todos los hombres unidos, Ese día me oxigenaba espiritualmentey las voces de todas los hombres unidas: para la semana. Me mantenía muy unidopues la voces no tienen color. al mundo de la marginación, en rostros Qué bonito sería, Señor, de ecuatorianos, peruanos,si las manos se juntaran todas argelinos, rumanos, italianos…y los ojos se juntasen todos Después participaba en la oración dey los pasos se dieran a la vez. la comunidad, que adquiría otra Qué bonito sería, Señor, densidad y sentido. Dios aparecía desi todos los hombres acuñáramos forma muy diáfana en la sonrisa de losen el asfalto de la carretera, niños, en los gestos de agradecimiento,en el campo que se dijo de batalla, en las exigen- cias de algunos…en el camino de los mares y de muertes, Esta época dio color a mi relaciónen los espacios, sin límites, con Dios. El encuentro de losla palabra amor. miércoles me hacía vivir. El camino de la compasión me unía a Dios y a los Qué bonito sería, Señor,si todos los hombres plantáramos rosas que se sentaban en aquellas mesas. Conpor las puertas, por las ventanas, ellos me sentía más yo mismo.por los rostros en tristeza. Y nosotros podemos hacer Oración finalmuy bonito este mundo que es nuestro Señor, tú que nos has llamado a lacon las manos que Tú nos has dado, Señor. vida y has puesto en nuestro corazón el Qué bonito sería, Señor, anhelo del gozo y la plenitud.si ahora mismo saliera a la calle Haz que tu sueño sobre nosotros loy al cruzarme con unos y otros dijera: al- cancemos de la mano de todos los“Dame esa mano, amigo”. hom- bres y mujeres de nuestro mundo que nos hacen estar vivos y nos ayudan a sentir- nos humanos. Amén. 19
  30. 30. 1ª Semana - VIERNES Está cerca el Reino de Dios celebrar lo que vivimos Lectura del día Reflexión ¿Dijo Jesús a sus discípulos: «Si nosois mejores que los escribas y fariseos,no entraréis en el reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los anti-guos: «No matarás», y el que mate seráprocesado. Pero yo os digo: Todo elque esté peleado con su hermano seráprocesado. Y si uno llama a su herma-no «imbécil», tendrá que comparecerante el Sanedrín, y si lo llama «renega-do», merece la condena del fuego. Por tanto, si cuando vas a poner tuofrenda sobre el altar, te acuerdas allímismo de que tu hermano tiene quejascontra ti, deja allí tu ofrenda ante elaltar y vete primero a reconciliarte contu hermano, y entonces vuelve a pre-sentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito, procuraarreglarte en seguida, mientras vais to-davía de camino, no sea que te entre-gue al juez, y el juez al alguacil, y temetan en la cárcel. Te aseguro que nosaldrás de allí hasta que hayas pagadoel último cuarto». Mt 5,20-26 20
  31. 31. Podemos vivir una abierta contradic- ciónentre el culto y la vida. Podemos vivir la fe yel culto de manera individua- lista e intimista.La religión del rito es más cómoda que lareligión de la frater- nidad. La religión de Jesús nos dice que elcentro de la preocupación de Dios es elhombre y su vida. En ello está su gloria.Celebrar lo que somos es elemento cons-titutivo de esta religión. La verdadera ce-lebración es fraternidad y comunión. La ofrenda sobre el altar no es unasunto aislado de la vida sino la vida mis- ma.Nuestra existencia particular y nues- trahistoria colectiva quedan comprome- tidas enla comunión y la reconciliación, antes de lamisma celebración. El reino de Dios es un reino de recon-ciliación y de perdón. Lo hacemos cer- canocuando anticipamos el gran proyec- to de Diossobre la humanidad: familia de hijos yhermanos que se reúnen para celebrar el gozode lo que son.
  32. 32. Oración (Reconciliarse antes de celebrar) Entra en tu interiorSeñor Jesús, Celebración gozosa de un camino deque llenas el mundo con los signos de tu comunión. Presidía una pastora protes-amor, tante. En torno al pan y al vino unperdona mi ceguera e insensibilidad grupo de misioneros de todos losal no descubrir tu presencia en la vida. rincones de América Latina. La Palabra de Dios fue compartida. PeroTú que te escondes en la hondura y en el antes, durante la se- mana, habíamossufrimiento, compartido nuestra fe cristiana, la feperdona que no sepa bajar a tu encuentro de los ortodoxos, de las diversasen los pobres y marginados, ramas protestantes, de los ju- díos…y en ellos servirte como el Dios vivo. Acercamiento sencillo y en ver- dad a hombres y mujeres de fe. Encuen- troSeñor Jesús, de comunión en el pan compartido delque manifiestas tu amor en la pasión por el interés por el otro, de la actitudhombre y el mundo de hoy, integradora, del aliento del mismoperdona mis resistencias Padre, de la búsqueda del mismo Dios.a desplazarme con audacia por el Evange- Sin miradas de sospecha, sin juicioslio. inquisidores, sin gritos de guerra santa, la celebración nos supo a culto nuevo,Tú que hiciste de tu vida un culto agradable el que une como hermanos a los queal Padre, aco- gen a Dios.perdona mis ritualismos y prácticasalejadas de la creación y de la historia,y de la realidad de mis hermanos. Oración finalSeñor Jesús,que viviste en una unidad perfecta Señor, tú que nos has manifestadola fidelidad a la voluntad del Padre y la en- que el culto a Dios pasa por la gloria,trega sin límites al hombre, la dig- nidad y la vida del hombre,perdona mis dicotomías y dualismos ayúdanos a celebrar nuestra feque me dificultan la integración en el amor comprometidos en la construcción de lay la posibilidad de alabarte en todas las co- convivencia humana, en lasas reconciliación y en la misericordia.y de celebrar la liturgia de la misericordia. Amén.
  33. 33. 21
  34. 34. 1ª Semana - SÁBADOEstá cerca el Reino de Diosdar sin esperar recompensa Lectura del día Reflexión Dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Amarása tu prójimo» y aborrecerás a tu ene-migo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, y rezadpor los que os persiguen. Así seréishijos de vuestro Padre que está en elcielo, que hace salir su sol sobre ma-los y buenos, y manda la lluvia a jus-tos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman,¿qué premio tendréis? ¿No hacen losmismo también los publicanos? Y si sa-ludáis sólo a vuestros hermanos, ¿quéhacéis de extraordinario? ¿No hacenlo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vues-tro Padre celestial es perfecto». Mt 5, 43-48 22
  35. 35. Nos parece normal que el mal con el malse vence. Pero Jesús propone un saltocualitativo en ese proceso. Ven- cer el malcon el bien. Y es que el reino de Dios abrazaa todos los hombres, también a los quesentimos enemigos. El enemigo puede ser el extranjero, el decolor, el parado, el del otro partido, elviolento, el del piso de arriba… Se- gún elevangelio todos ellos son objeto de nuestrosaludo, de nuestra oración y de nuestroamor. Amar según el evangelio es siempre unexceso, una locura. Es más que tole- rancia,consideración o simple respeto. Querer anuestros enemigos es exigen- cia del Reino.Es actuar sin esperar contraprestaciónalguna, sin tratar de obtener suagradecimiento. Estamos llamados a dar sin esperarrecompensa, a tener el coraje de supe- rar lareciprocidad para acceder a la fra- ternidad.Superar la reciprocidad nos inscribe enel mundo de las bienaventuranzas. Naturalmente que esto es difícil. Pero es elcamino de conversión que prepara el reinode Dios.
  36. 36. OraciónSeñor, toma mi vida nueva Entra en tu interiorantes de que la esperadesgaste años en mí. Recordar la muerte de Moisés, asesina-Estoy dispuesto a lo que quieras, do por manos criminales, me sigue produ-no importa lo que sea, ciendo rabia. Recordarle, ya sin vida enTú llámame a servir. su oficina, todavía me hace surgir pesar y aba- timiento. En carne propia sentí lasLlévame donde los hombres conse- cuencias de la violencia, lanecesiten tus palabras, venganza y la impunidad. Internamentenecesiten mis ganas de vivir. me rebelaba… Durante la Eucaristía, enDonde falte la esperanza, donde el canto de la Paz exploté en lágrimas.falte la alegría, simplemente por Expresión de mi lucha interior entre elno saber de ti. dolor de una muerte injusta y los deseos de paz. El Señor me decía que la sangreTe doy mi corazón sincero de Moisés debía ser sangre de vida y depara gritar sin miedo esperanza. Que esta proclamación de fetu grandeza Señor. de Moisés debía con- vertirse en símboloTendré mis manos sin cansancio de reconciliación y de perdón. Pero amartu historia entre mis labios al violento no me resul-y fuerza en la oración. taba fácil.Y así en marcha iré cantando Oración finalpor pueblos predicandolo bello que es tu amor. Señor, que con amor renuevas constan-Señor, tengo alma misionera, temente todo lo que ha salido de tuscondúceme a la tierra manos, Enséñanos a dar sin esperarque tenga sed de ti. recompen- sa, actuar sin buscar el (Canción: Alma misionera) agradecimiento y saber vencer el mal con el bien. Amén
  37. 37. 23
  38. 38. Bajemos de la montaña 2ª Semana - DOMINGO inicia el descenso Lectura del día Reflexión Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y aJuan, subió con ellos solos a una mon-taña alta, y se transfiguró delante deellos. Sus vestidos se volvieron de unblanco deslumbrador, como no puededejarlos ningún batanero del mundo. Seles aparecieron Elías y Moisés, conver-sando con Jesús. Entonces Pedro tomóla palabra y le dijo a Jesús: “Maestro,¡qué bien se está aquí! Vamos a hacertres tiendas, una para ti, otra para Moi-sés y otra para Elías”. Estaban asusta-dos, y no sabía lo que decía. Se formóuna nube que los cubrió, y salió una vozde la nube; “éste es mi Hijo amado;escuchadlo”. De pronto, al mirar alre-dedor, no vieron a nadie más que a Je-sús, solo con ellos. Cuando bajaban dela montaña, Jesús les mandó: “No con-téis a nadie lo que habéis visto, hastaque el Hijo del hombre resucite de entrelos muertos”. Esto se les quedó graba-do, y discutían qué querría decir aque-llo de “resucitar de entre los muertos”. Mc 9. 2-10 24
  39. 39. Los discípulos han comprendido que Jesúses el Mesías y están ya conven- cidos deque su camino conduce a la cruz; pero nollegan a comprender que la cruz esconde lagloria. A este propó- sito tienen necesidad deuna experien- cia, aunque sea fugaz yprovisional: tie- nen necesidad de que sedescorra un poco el velo. Y éste es elsignificado de la transfiguración en la vidade fe del discípulo: es una verificación. Diosles concede a los discípulos, por un instan- te,contemplar la gloria del Hijo, antici- par lapascua.La invitación a “escucharlo” es invita- ción ala obediencia, a la conversión y a laesperanza. La palabra que escucha- mos esuna palabra que nos compro- mete.
  40. 40. TEST de la TRANSFIGURACIÓN Entra en tu interiorTrata de completar este test:Comprueba por ti mismo tu madurez evan- ¿Para que nos llama a un encuentro engélica lo alto de la montaña? Después de un en- cuentro con Jesús tendemos a sentir una1. Camino por la vida convencido de que... nueva fuente de energía que nos lleva a Soy el más guay buscar nuevos caminos, a ser nuevas per- sonas. Generalmente abandonamos esta Tengo que ser el mejor búsqueda al perder el verdadero sendero que baja de la montaña. Vale la pena vivir desde la sencillez ¿Has tenido algún encuentro con Jesús?2. Cuando me siento débil... ¿Cómo ha sido tu descenso de la Entonces soy fuerte Voy montaña? Se nos invita a bajar de la montaña y a ser pacientes. Tómate tu al gimnasio tiempo, pero no te duermas. Durante el descenso abre los ojos y verás que el Nunca me siento débil encuentro es con tu en- torno, con3. Para mí servir… aquel que te rodea, con tu her- mano que vive situaciones injustas,...Espera Es cosa de “débiles” el momento pero no dejes que pase. Baja de la montaña e implícate. Es una oportunidad para crecer No está de moda Oración final Reflexiona durante un breve tiempo, sin Indícame tus caminos,prisas, la propuesta que Dios te hace en la Señor, Tú que eres elPalabra de hoy. Camino. Hazme andar por el sendero de la verdad, Tú que eres la Verdad del hombre. Despierta en mí el manantial de vida, Tú que eres la vida de cuanto existe. Amén.
  41. 41. 25
  42. 42. Bajemos de la montaña 2ª Semana - LUNES todos somos iguales Lectura del día Reflexión 26 Dijo Jesús a sus discípulos: Sed compasivos como vuestro Padrees compasivo; no juzguéis y no seréisjuzgados; no condenéis, y no seréis con-denados; perdonad, y seréis perdona-dos; dad, y se os dará: os verterán unamedida generosa, colmada, remecida,rebosante. La medida que uséis, la usarán convosotros. Lc 6, 36-38
  43. 43. Jesús abre su sabiduría para hacerentender a sus discípulos los requisitoscentrales del proyecto del Reino. Lesexplica que todos los pecados de la hu-manidad tienen el mismo origen: en lacodicia, en la que se manifiesta el egoís- mo.Este es el principal obstáculo para laconversión. Debido a esto, todo ser humanoque quiera ser acogido por el Padre, debetrabajar por llegar a tener su mismacompasión y misericordia para con los otros. Compasión es compartir el sufrimien- to delos otros y así experimentar qué es lo queellos realmente necesitan para que su calidadde vida mejore. Al com- prometernos todos aser compasivos con los demás, vamos a lograruniversalizar valores que ayudarán al mundoa ser cada vez más humano. Por algo Jesúsnos recuerda que con la medida con quemidamos a los demás, con esa misma se nosmedirá a nosotros.
  44. 44. Como el ciego del caminoPasas a mi lado y no te veo. Entra en tu interiorTengo los ojos cerrados a la luzy siento en ellos como duras escamas queme impiden verte. ¡¡Los juicios!! ¡¡Las etiquetas!!Al sentir tus pasos, al oír tu voz, Nublan nuestra mirada, ciegan nuestrosiento en mí como un manantial que nace, corazón. Demasiadas imágenescomo una vida a chorro, que grita por ti. borrosas que no nos ayudan a descubrirYo te busco, yo te deseo, yo te necesito a la auténtica per- sona que está delantepara atravesar tantas calles en mi vida. de nosotros. La vida se nos transforma cuando vemos con un corazón generoso,Jesús, me ciegan tantas cosas: sí. Lo esencial es invi- sible a los ojos,Es la vida con sus luces de colores. pero el corazón puede al- canzar aEs el placer con su fuerza irresistible. verlo. Cierra tus ojos, abre tu corazón.Es el dinero con sus cadenas que apri-sionan. Oración finalEstoy comenzando a vivir, Jesús, y todosquieren mi vidaLlega hacia mí cada día ese mundo de Señor, ayúdame a verte cuando pasaslo fácil, de lo cómodo. a mi lado. Haz que mantenga mis ojosY me dejo arrastrar y agarrar abiertos a la luz. Hazme sensible a tu ca-como la mosca que cae presa en la tela minar, a tu voz. Ábreme los ojos a lade araña. vida, a la justicia y al compromiso y hazYo siento en mi vida una lucha dura y que trate a los demás como semejantes.sin piedad Amén.por seguir en la brecha o rendirme in-condicional.Jesús, ábreme los ojos a la vida.Quiero abrir mis ojos a la luz de tu Evange-lio.Quiero mirar la vida de frente y con senti-do.Como el ciego del camino, como el cie-go así te busco.Toca mis ojos con tus dedos y ábrelos ala luz.Entonces el camino -mi camino, Señor-,tendrá rumbo. 27
  45. 45. Bajemos de la montaña 2ª Semana - MARTES dicen y no hacen... Reflexión Lectura del día En el evangelio de hoy, Jesús conde- na duramente a los fariseos «que dicen y no hacen». Jesús habló a la gente y a sus discí- Si Jesús volviera a nuestro tiempo ypulos, diciendo: «En la cátedra de a nuestras vidas probablemente tendríaMoisés se han sentado los escribas y que repetirnos a muchos de nosotroslos fariseos: haced y cumplid lo que os esta misma condena.digan; pero no hagáis lo que ellos ha- Somos expertos en la palabra,cen, porque ellos no hacen lo que di- mejor en decir palabras, que a vecescen. Ellos lían fardos pesados e inso- hasta quedan muy bonitas y rotundas.portables y se los cargan a la gente en Y has- ta decimos eso de: ¡Qué bienlos hombros, pero ellos no dispuestos a habla!mover un dedo para empujar. Todo lo No obstante el dicho popular yaque hacen es para que los vea la gen- deja las cosas en su sitio: Las palabraste: alargan las filacterias y ensanchan mue- ven, pero el ejemplo arrastra.las franjas del manto; les gustan los pri- Desgraciadamente simeros puestos en los banquetes y los profundizamos en nuestra vida, noasientos de honor en las sinagogas; que siempre nuestras obras danles hagan reverencias por la calle y que testimonio de nuestras pala- bras yla gente los llame maestros. Vosotros, en quizá somos merecedores de esacambio, no os dejéis llamar maestro, condena de Jesús: «Dicen y noporque uno solo es vuestro maestro, y hacen». Quizás hoy sea un buentodos vosotros sois hermanos. Y no lla- momento para profundizar en nuestroméis padre vuestro a nadie en la tierra, compromi-porque uno solo es vuestro Padre, el del so personal por el Reino de Dios.cielo. No os dejéis llamar consejeros,porque uno solo es vuestro consejero,Cristo. El primero entre vosotros serávuestro servidor. El que se enaltece seráhumillado, y el que se humilla será enal-tecido». Mt 23, 1-12
  46. 46. 28
  47. 47. Oración Compromiso por el Reino de Dios Caminamos hacia tu Reino, Señor: animaTu Reino, Señor Jesús, habita dentro de mí; nues- tra marcha.tu Reino es como un tesoro escondido dentro Caminamos con esperanza: alienta nuestrode un campo; can- sancio.llevo en el fondo de mi ser la libertad y el Caminamos con fe, con los ojos puestos en ti:amor, ¡Ven a nuestro encuentro!la justicia y la verdad, la luz y la belleza.Llevo dentro de mí la amistad y comunica-ciónde tu Espíritu que me hace fuerte. Entra en tu interior¡Tu Reino, Señor, habita dentro de mí: Gra-cias! Muchas son las veces que todos yTu Reino, Señor Jesús, habita en nuestra Igle- cada uno de nosotros decimos, decimossia. y no hacemos. Pueden ser actitudesTu Reino está presente en medio de los cre- puntuales pero hay quien la tiene poryentes. rutina y enton- ces es cuando aparece elLlevamos en nuestros corazones la semilla de verdadero con- flicto, porque... ¿si no lotu Palabra. hace, sobre quién recae esa tarea?, peroCuando compartimos los bienes, tu Reino se eso no es sólo lo que debe importarte.hace fuerte.Cuando oramos juntos, tu Reino se manifiesta. No caigas en esa dinámica de decir yCuando ayudamos al desatendido, tu Reino se no hacer o de hacer un poco y que tododesvela. el mundo te lo reconozca. Tú trabajaSomos, Señor, en tu Iglesia, sal y luz del mun- día a día, sin esperar reconocimiento nido. recom- pensa; haz las cosas con¡Tu Reino, Señor, habita en medio de la responsabilidad y siempre estarásIgle- sia: Gracias! acompañado.Tu Reino, Señor, habita en medio del mundo.Tu Reino está presente – oculto en medio denosotros. Oración finalDonde el amor es más fuerte que el odio,donde el perdón es más fuerte que la vengan- “Mi opción por la lucha no tieneza, límites ni espacio; sólo nosotros, quedonde la verdad es más fuerte que la mentira, llevamos nuestra causa en el corazón,donde la justicia es más fuerte que la opre- estamos dis- puestos a correr todossión,donde la libertad es más fuerte que la esclavi- los riesgos...” Rigoberta Menchútud,...allí está tu Reino.¡Tu Reino, Señor, habita en el corazónde los hombres y las mujeres que se aman:Gracias! 29
  48. 48. Bajemos de la montaña 2ª Semana – MIÉRCOLES Reflexión llamados a ser servidores Jesús y sus discípulos suben presu- Lectura del día rosos a Jerusalén. Jerusalén era el cen- tro del poder Judío, y es Mientras iba subiendo Jesús a Jeru- precisamente en este camino dondesalén, tomando aparte a los Doce, les Jesús les recuer- da a sus discípulos ladijo por el camino: «Mirad, estamos su- suerte que se co- rre cuando se tocanbiendo a Jerusalén, y el Hijo del hom- las estructuras que tiranizan albre va a ser entregado a los sumos sa- pueblo. Mientras camina- ban, él les advierte lo que ha de pasar por habercerdotes y a los escribas, y lo condena- predicado en contra del sis- tema. Lerán a muerte y lo entregarán a los gen- espera la muerte, al igual que todotiles, para que se burlen de él, lo azoten aquel que asumiendo su causa cony lo crucifiquen; y al tercer día resuci- radicalidad denuncia la injusticia ytará». Entonces se le acercó la madre anun- cia el Reino de Dios.de los Zebedeos con sus hijos y se pos- Los discípulos de Jesús estabantró para hacerle una petición. Él le pre- con- vencidos de que el mesianismoguntó: «¿Qué deseas?» Ella contestó: de Je- sús era la inauguración de un«Ordena que estos dos hijos míos se tiempo de fortalecimiento político ysienten en tu reino, uno a tu derecha y militar, y no habían entendido que elel otro a tu izquierda». Pero Jesús re- mesianismo de Jesús iba más bien por el servicio y la entrega al hermano,plicó: «No sabéis lo que pedís. ¿Sois dando incluso la vida si fueracapaces de beber el cáliz que yo he de necesario.beber?» Contestaron: «Lo somos». Él La comunidad de Jesús debe estarles dijo: «Mi cáliz lo beberéis; pero el constituida por personas capaces depuesto a mi derecha o a mi izquierda no abandonar definitivamente toda prácti-me toca a mí concederlo, es para aque- ca egoísta propia de una sociedad quellos para quienes lo tiene reservado mi tiene la competencia y las ventajasPadre»… eco- nómicas (el mercado total, donde No será así entre vosotros: el que quie- todo se compra y se vende, hasta lara ser grande entre vosotros, que sea con- ciencia) como valoresvuestro servidor, y el que quiera ser pri- supremos. La opción por el Reinomero entre vosotros, que sea vuestro es- equivale a una op- ción por laclavo. Igual que el Hijo del hombre no humanización y esta requie- re de todoha venido para que le sirvan, sino para un proceso que no es gratui- to.servir y dar su vida en rescate por mu-chos». Mt 20, 17-28
  49. 49. 30
  50. 50. Oración Hazme ir más despacio, Señor Entra en tu interior Acompasa el latir de mi corazón aquie- Revisa tu capacidad de servicio y tutando mi mente. capacidad de ser servido.Apacigua mis apresurados pasos con la Tal vez, damos demasiada importan-visión del alcance eterno del tiempo. cia a los puestos, como si la vida fuese una permanente clasificación, una Ablanda la tensión de mis nervios y parri- lla de salida donde ocupando losmús- culos con la música relajante de las prime- ros puestos pudiésemos obtenermelo- días que perduran en mi memoria. mejores ventajas. No, de veras, la vida no es una Ayúdame a experimentar el mágico po- carrera para llegar, sino para vivirlader restaurador del sueño. caminando.Enséñame el arte de tomarme pequeñas “Que sea a paso de tortuga, no significavacaciones: que mi vida sea aburrida” (El sueño dedetenerme para mirar una flor, Morfeo)charlar con una amistad,acariciar un perro, leer unas pocas líneas de un buen libro... Oración final Hazme ir más despacio, Señor, e inspírame cómo echar raíces profundas Señor, haz de nosotros tus servidores. en la tierra de los valores perennes de la Que en el día a día seamos capaces de vida, para que pueda crecer hasta la prestarnos a realizar aquellas cosas que cima de mi merecen la pena para el bien de todos ygrandioso destino. no nos dejemos llevar por esa Jill Harris individuali- dad que nos invade en la sociedad en que vivimos. Amén
  51. 51. 31
  52. 52. Bajemos de la montaña 2ª Semana - JUEVEScorazones compasivos Reflexióncorazones misericordiosos Jesús ha visto esto en su tiempo. Se Lectura del día daban ya muchas desigualdades, injus- ticias... gentes demasiado ricas y gen- Dijo Jesús a los fariseos: «Había un tes demasiado pobres. Este rico pusohombre rico que se vestía de púrpura y toda su confianza en lo humano, sola-de lino y banqueteaba espléndidamen- mente: Lo apostó todo a la riqueza, alte cada día. Y un mendigo llamado placer, a lo terrestre. Disfrutar. Consu-Lázaro estaba echado en su portal, cu- mir. Sacar provecho.bierto de llagas, y con ganas de saciar-se de lo que tiraban de la mesa del rico. La misma situación existe siempre.Y hasta los perros se le acercaban a Hay siempre grandes fortunas, genteslamerle las llagas. Sucedió que se mu- que gastan de un modo escandaloso...rió el mendigo, y los ángeles lo lleva- y a la vez pobres que no tienen loron al seno de Abrahán. Se murió tam- nece- sario para vivir humanamente.bién el rico, y lo enterraron. Y, estando ¡Jesús nos señala con el dedo estaen el infierno, en medio de los tormen- situación! Nos pide que no nostos, levantando los ojos, vio de lejos a habituemos a ella.Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gri- ¿Qué me dices hoy a mí, por mediotó: «Padre Abrahán, ten piedad de mí y de esta parábola? Señor, ¡que ningunamanda a Lázaro que moje en agua la riqueza -material, intelectual, espiritual-punta del dedo y me refresque la len- cierre mi corazón! Consérvame abier-gua, porque me torturan estas llamas». to, disponible... pobre.Pero Abrahán le contestó: «Hijo, re-cuerda que recibiste tus bienes en vida,y Lázaro, a su vez, males… El rico in-sistió: ‘Te ruego, entonces, padre, quemandes a Lázaro a casa de mi padre…Abrahán le dice: «Tienen a Moisés y alos profetas; que los escuchen”…»Si noescuchan a Moisés y a los profetas, noharán caso ni aunque resucite un muer-to». Lc 16, 19-31
  53. 53. 32
  54. 54. OraciónContigo quiero compartir mi corazón, Señor Entra en tu interiorJesús.Quiero hacer de mi corazón pan tierno y fres-co, Me pregunto si me he vuelto insensible alhogaza de labrador compartida en la mesa de dolor de los que me rodean… No me hetodos, aleja- do doscientos metros de casa ydonde no hay puestos porque no hay primero. encuentro a las primeras personas que piden al pasar por la calle. Uno de ellos es unSeñor, no quiero un corazón de piedra, duro niño de unos 12 años (aunque no estoyy frío. seguro, el dolor de la calle gasta y haceDame un corazón humano, aparentar más edad) vesti- do de payasoque encuentre la alegría en el Amor y el Ser- que hace malabares con unas naranjas…vicio. Más allá una señora indígena, des- calza, con su niña en la espalda… Aquel cam- pesinoYo busco la Verdad y sólo encuentro verdades. anciano… Y luego aquel hombre enBusco el Amor, y sólo en migajas lo encuen- harapos, muy sucio, y con una cara quetro. juzgo de pocos amigos… ¡Qué fácil me esBusco la Belleza y se hace noche en el camino. verlos desde dentro del vehículo! ¡Cómo meBusco la Libertad y me siento prisionero. he acos- tumbrado a que me sea fácil verlo!Busco el Bien, y el mal se me hace uña a la ¡Qué dis- tantes están! Cada día, en cadacarne calle, en las noticias, en los periódicos...y me duele vivir en este duelo. Los pobres ¿se han vuelto un ejercicio de estadística para mí?… ¿Cómo redescubrirNo quiero verdades.Busco la Verdad que ilumine mi vida y le dé la misericordia?un Proyecto. ¿Cómo hacer de la lucha por la justicia unaNo quiero amores. clave del sentido de mi propia vida? ¿CómoSólo busco el Amor que es manantial de aprender a escuchar ese clamor?vida sin término.No quiero bellezas. Oración finalSólo busco la Belleza que no muere con eltiempo. Señor, los pobres claman. Es su fuerza y su derecho. Necesitamos de una revoluciónDame un corazón que sea feliz conmigo mis- en nuestras mentes, de una revolución enmo, nues- tros hábitos, de una revoluciónque aprenda a quererse para querer sin rue- mundial en nuestras sociedades, para que elgos. clamor se oiga efectivamente y sea atendido.Dame un corazón que sepa perdonarse siem- De nada vale que Jesús haya nacido enpre,para comprender y perdonar primero. Be- lén si no nace hoy de nuevo dentro deDame un corazón orante como el tuyo, noso- tros. (Leonardo Boff)que se abra al Padre, que es Padre nuestro.
  55. 55. 33
  56. 56. Bajemos de la montaña 2ª Semana - VIERNES no cerréis los ojos a las Reflexión grandes y pequeñas injusti- Jesús está haciendo un resumen de cias de cada día la historia del A.T.: todos los Lectura del día enviados de Dios que quisieron plantear una so- ciedad alternativa Dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a fueron condenados a muerte. Estolos ancianos del pueblo: «Escuchad otra mismo era lo que ya estaba tratandoparábola: Había un propietario que plan- de hacer con Jesús la oficialidadtó una viña, la rodeó con una cerca, cavó judía.en ella un lagar, construyó la casa del El planteamiento de Jesús era gra-guarda, la arrendó a unos labradores y ve: comprometerse con un grupo nose marchó de viaje. Llegado el tiempo de es alcahuetear su injusticia. Si el gru-la vendimia, envió sus criados a los la- po ya no tiene contenidos de justicia,bradores, para percibir los frutos que le Dios no puede garantizarle fidelidad,correspondían. Pero los labradores, aga- cerrando sus ojos al pecado. Y enrrando a los criados, apalearon a uno, esto había terminado la oficialidadmataron a otro, y a otro lo apedrearon. judía: en un sistema lleno de unaEnvió de nuevo otros criados, más que la gran capaci- dad de muerte, que sóloprimera vez e hicieron con ellos lo mis- funcionaba al servicio de sus propiosmo. Por último les mandó a su hijo. Pero intereses, eli- minando a todo aquéllos labradores, al ver al hijo, se dijeron: que viniera a amenazar su«Éste es el heredero: venid, lo matamos y continuidad. Quiennos quedamos con su herencia». Y, aga- desenmascarare esto ante el pueblo,rrándolo, lo empujaron fuera de la viña se convertirá en su enemigo. La ver-y lo mataron. Y ahora, cuando vuelva el dad dicha por Jesús fue lo que ledueño de la viña, ¿qué hará con aque- costó la vida.llos labradores?»... Y Jesús les dice «¿Nohabéis leído nunca en la Escritura: «Lapiedra que desecharon los arquitectos esahora la piedra angular. Es el Señorquien lo ha hecho, ha sido un milagropatente»? Por eso os digo que se os qui-tará a vosotros el reino de los cielos y sedará a un pueblo que produzca sus fru-tos»... Y aunque buscaban echarle mano,temieron a la gente que lo tenía por pro-feta. Mt 21, 33-45.45-46 34
  57. 57. Salmo 50- Yo sé que me quieres, Señor.Porque eres bueno, porque tienes un corazón Entra en tu interiorsensible, perdóname;limpia mis bajos fondos de pecado, y de mis caí-das continuas, levántame. Cuando conocemos la consciencia se nos despierta, y es entonces cuando no+ Me siento pecador ante ti, podemos caer en la indiferencia ante loque eres santo, y mi pecado está agarrado a mí. que oímos o vemos con nuestros¡Cómo soy!: contra ti, contra ti sólo pequé propios ojos. Somos también, en ciertay tus ojos han visto con pena mi corazón joven medida, responsables. Tu voz puede sermanchado. la voz de los sin-voz, porque su voz ha- Qué alegría saber que eres Padre, sido arreba- tada, silenciada, violentada.y también justo y recto, No temas, no estás solo en estay que juzgas sin chantajes ni partidismos. denuncia. Defiende la justicia y la verdad.+ Tú me miras fijamente y amas lo puro y limpiodentro de míy me hablas suavemente como amigo en el silen- Oración finalcio.Abrázame y tu amor me cambiará el corazón, Sé bueno conmigo y con los otros ysé mi amigo y caminaré hacia la cumbre. fortalece nuestras vidas indefensas. A ti nuestra vida dura de cada día te- Devuélveme, que lo perdí, el gozo y la alegría,y toda mi vida salte en fiesta. ofrecemos, y nuestra juventud comoSomos amigos: olvida el mal que hice, pan y vino de una Misa para que Tú,y ayúdame con tu amistad a renovarme. Dios nuestro, sobre tu altar, encuentres nues- tro don y lo recibas con alegría.+ Que nazca en mí, como una fuente, un corazón Devuélvenos, te lo pedimos, el gozopuro, y la alegría, y toda nuestra vida saltey una voluntad firme, Señor, fragua en mí;quiero ver tu rostro alegre a mi lado hoy en fiesta.y tu fuerza en mí me acompañe siempre. Somos amigos: olvida el mal que te causamos, y ayúdanos con tu amistad a- Dame vida, que yo amo el vivir. convertirnos.Tú que eres el Dios de la Vida.Y con ella diré a los hombres y mujeres que conti-go todo es posible.Abre mi corazón y mis labios, hacia ti, Señor,para que diga cuánto te quiero.+ Ya sé que Tú no andas con pamplinas,y que no quieres de mí moneda suelta.Lo que Tú me pides es un corazón arrepentido;un corazón sincero y noble es lo que quieres. 35
  58. 58. Bajemos de la montaña 2ª Semana - SÁBADO somos hijos e hijas Reflexión pródigas Jesús, que había experimentado la presencia de Dios Padre-Madre en sí mismo, sabía que su amor no Lectura del día discrimi- naba ni excluía a nadie. Se acercaban a Jesús los publicanos y Los jefes ju- díos, en cambio, nolos pecadores a escucharle. Y los fariseos incluían en el Rei- no a todos; losy los letrados murmuraban entre ellos: Ese pecadores e impuros quedabanacoge a los pecadores y come con ellos. excluidos.Jesús les dijo esta parábola: Un hombre Para Jesús el amor del Reino notenía dos hijos; el menor de ellos dijo a te- nía límites; puesto que nadie losu padre: Padre, dame la parte que me podía merecer; era gratuito. Diostoca de la fortuna. El padre les repartió Padre lo daba a quien él quería.los bienes. No muchos días después, el Esta enseñanza de Jesús contrastahijo menor, juntando todo lo suyo, emi- con nuestras actitudes. En muchasgró a un país lejano, y allí derrochó su oca- siones nos volvemos obstáculofortuna viviendo perdidamente… Recapa- para que el perdón y el amor de Dios citando entonces se dijo: Cuántos jorna- acaez- ca entre nosotros. Somosleros de mi padre tienen abundancia de implacables en nuestros juicios,pan, mientras yo aquí me muero de ham- ponemos condicio- nes, nosbre. Me pondré en camino adonde está consideramos la medida de lo demás,mi padre… Cuando todavía estaba lejos, y lo que se aleja de esa medidasu padre lo vio y se conmovió; y echando creemos que no merece ser tenido ena correr, se le echó al cuello, y se puso a cuenta.besarlo. Su hijo le dijo: Padre, he peca-do contra el cielo y contra ti; ya no me-rezco llamarme hijo tuyo. Pero el padredijo a sus criados: Sacad en seguida elmejor traje, y vestidlo ponedle un anilloen la mano y sandalias en los pies..., por-que este hijo mío estaba muerto, y ha re-vivido; estaba perdido, y lo hemos encon-trado. … El padre le dijo: Hijo, tú estássiempre conmigo, y todo lo mío es tuyo… Lc 15, 1-3.11-32 36
  59. 59. Oración ORACION DE UNA MUJER INDIGENA(Relectura de Judit 9) Señor, dame esa claridad, dame esa luz para saber qué hacer, para cambiar esta vida Señor, yo sé que has venido conmigo y estás como tú quieres con mis hermanos. Sólo teen mí. Quiero decirte que tengo ganas de llorar pido que bendigas a mis hermanos indígenasporque me he acordado de mis hermanos indí- como yo. Gracias.genas, porque han sufrido, porque hay muchasofensas, sufrimiento y injusticias. y veo que espor culpa de los blancos, de los mestizos, los Entra en tu interiorque nos roban y nos explotan. Y nos echan encara que nosotros, los indígenas, no valemos Antes de reflexionar colócate frente al es-nada, que olemos mal, y nos han dicho que so- pejo y mira a ver que ves. Si, eres tú, temos animales, que no valemos nada. cono- ces más o menos bien y te crees Pero Tú, Señor, estás con nosotros y noso- mejor que...¿qué quién?. Todos somostros esperamos en ti, porque Tú eres el verda- hermanos, con nuestras características, condero en el camino de nuestra vida. nuestros fallos y nuestros virtudes, pero en el No hay tristeza más grande que esta que sien- fondo todos igua- les y se nos olvidato por mis hermanos que están atados y envuel- demasiado a menudo.tos de ese sufrimiento. Porque nosotros, los Piensa en todos aquellos que miras por“náhuati”, y los demás hermanos que viven esta encima del hombro y pregúntate por que lovida como yo, indígena, siguen en la lucha, so- haces, mira también a todos aquellos por losbreviviendo. que sientes lástima y pregúntate por qué, por Tú nos hiciste entre tus manos, obra tuya que esa lástima si en tu mano está ofrecer lasomos, y ahora pienso: ¿por qué este sufrimien- oportunidad de cambiarloto para nosotros? ¿por qué contra nosotros,Señor? ¿y por qué a nosotros? Tal vez porquenos quieres y nos amas, o tal vez porque nos Oración finalquieres abrir una puerta nueva, o tal vez porquenos quieres liberar. Ya estás en pie, caminante, dispuesto Porque aquí sólo veo que hay muerte, ham- para marchar, pero es menester que sepas,bre y sufrimiento. Ahora sólo veo, ahora sólo cami- nante, a dónde vas. Ya estás en pie,espero que Tú me ayudes en este trabajo. Los caminan- te, dispuesto para buscar, pero esdos lo haremos. Haremos una vida más justa menester que sepas lo que sales a buscar.con todos mis hermanos. Recuerda a aquel caminante que un día Pero... ¿cómo voy a hacer lo que me pides?, tam- bién salió, pero siguiendo una sombra el¿cuándo voy a ver a mi hermano volar con una cami- no equivocó. Y cuando volvió la cara la som- bra se disipó; descubrió que estabalibertad grande como un pájaro que vuela a las solo pues sólo encontró a su yo.alturas? Tal vez en la muerte, como nosotros No creas que es suficiente tomar al albadecimos. Porque de verdad aquí en la tierra sólo el bordón, ni basta la cantimplora, el pan oveo que no hay felicidad, porque nos matan, la invocación.nos hacen sufrir, nos hieren, nos quitan la tierra, Importa caminar juntos, unidos en elnos tienen asco y nos utilizan como ellos quie- amor, rompiendo cualquier espejo queren, todos esos grandes, poderosos y gober- cierre tu corazón.(A. Machado)nantes. 37

×