1
Los escritos académicos: requisitos para su presentación
Las diferentes actividades académicas, y algunas extra – académ...
2
Cátedra, materia o asignatura para la que se presenta el trabajo.
Profesor quien solicitó el trabajo.
Alumno: El nombre ...
3
Conclusión
Ésta es la parte final del trabajo, en la cual se deben escribir los
resultados del trabajo de análisis que s...
4
Anteriormente hemos nombrado las diferentes fuentes que podemos
utilizar en la elaboración de un trabajo escrito, las cu...
5
Esto sirve para no repetir tantas veces la referencia a un artículo que se
está utilizando en reiteradas ocasiones para ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Los escritos académicos: Requisitos para su presentación

852 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
852
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
302
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Los escritos académicos: Requisitos para su presentación

  1. 1. 1 Los escritos académicos: requisitos para su presentación Las diferentes actividades académicas, y algunas extra – académicas, requieren de la constante presentación de diversos tipos de trabajos escritos. Existen variedad de tipos de texto (monografías, ensayos, informes de lectura, etcétera), de circulación en estos ámbitos y cada uno tiene sus características específicas; sin embargo, todos tienen un mínimo de requisitos que son comunes y que deben ser respetados. En general, cuentan con una portada, introducción, desarrollo, conclusión, bibliografía, apéndice o anexos y, en ocasiones, un índice. Algunas características comunes a todos los escritos para su elaboración y presentación son las siguientes: Papel tamaño A4 o Carta. Escrito con interlineado 1.5. Fuente Arial o Times New Roman, tamaño 12 puntos. Márgenes de 2.5 centímetros. Las páginas se enumeran consecutivamente, incluyendo primera hoja y referencias, y se escriben en la parte inferior de la hoja. Las hojas con figuras no se numeran. Algunos, como el ensayo, pueden escribirse en primera persona, aunque la mayoría se escriben en tercera persona. Para poder presentar adecuadamente un trabajo, realizaremos un breve recorrido por cada una de sus partes y describiremos cómo debe ser realizado. Portada La portada es la primera hoja de presentación; contiene los datos para identificar el título del trabajo, la institución y el nombre de quien lo realizó. Si estuviéramos frente a la portada de un trabajo, podríamos encontrarnos con lo siguiente: De esta manera, obtenemos los siguientes datos: Nombre de la institución a la que pertenece el alumno. Título del trabajo (en tamaño de letra mayor al de los demás datos). Nombre de la institución Título del trabajo Cátedra: Profesor: Alumno: Año: Número de página
  2. 2. 2 Cátedra, materia o asignatura para la que se presenta el trabajo. Profesor quien solicitó el trabajo. Alumno: El nombre de quien/es presenta/an el trabajo. Año: Puede colocarse el año o la fecha en la que se entrega el trabajo, por ejemplo, 22 de Agosto de 2013. Cabe destacar que estos datos deben estar correctamente colocados, ya que es de suma importancia que cada profesor pueda identificarlos. Introducción La introducción sirve para dar a conocer el contenido general del trabajo, explicar el objetivo o propósito (¿Por qué voy a trabajar sobre este tema? ¿Para qué realizo este trabajo?, etcétera), así como informar los capítulos que contiene, o también dar a conocer el desarrollo general del índice. Se coloca al inicio del trabajo, después de la portada. Es decir, se presenta el tema o interrogante y su relevancia; se anuncia el objetivo del trabajo y se justifica su importancia; se presenta la estructura del texto con el que se va a encontrar el lector; se indican las fuentes que se utilizarán, y se anticipa la postura adoptada (si correspondiere al tipo de trabajo solicitado). Presenta entonces, la síntesis del trabajo. Cuerpo o desarrollo El desarrollo del trabajo está construido por las ideas ya organizadas acerca del tema investigado. Es la parte central y esencial del trabajo. Se puede dividir en capítulos o partes y esto depende del tipo de trabajo realizado, por ejemplo, en el caso de las monografías, es necesaria la división en capítulos con sus títulos y subtítulos. En esta parte del trabajo se colocan las citas de referencia para darle credibilidad al trabajo de investigación, así como para darle créditos al autor de la cita. En otras palabras, en el desarrollo se explican en forma resumida los contenidos de los materiales bibliográficos consultados sobre el tema o interrogante del trabajo; se establecen relaciones entre las ideas o aportes de cada texto o autor (semejanzas y diferencias); y, por último, se evalúan y/o refutan los conceptos presentados, construyendo un razonamiento propio, validado por argumentos sólidos y por la bibliografía consultada. El cuerpo o desarrollo del trabajo puede estar directamente colocado debajo de la última oración de la introducción según el tipo de texto que se esté elaborando (como es el caso del ensayo que no requiere de una diferenciación de cada una de las partes), o bien, puede comenzar en hoja a parte después de la introducción. Puede, o no, contener un título, el cual no deberá ser nunca el de “desarrollo”.
  3. 3. 3 Conclusión Ésta es la parte final del trabajo, en la cual se deben escribir los resultados del trabajo de análisis que se realizó. Las conclusiones pueden ser objetivas cuando se refieren a lo que se desprende del cuerpo o contenido del trabajo, es decir, las ideas más importantes; y las subjetivas cuando se realiza un comentario personal sobre el tema elaborado. Se ofrece al lector una síntesis del problema o interrogante analizado, señalando alcances y limitaciones; se explica la idea o conclusión personal a la que se ha llegado luego de dicho análisis, y se pueden plantear, además, nuevos interrogantes que serían abordados en otros trabajos posteriores. Se coloca después del desarrollo y, según el tipo de texto que se esté realizando, se coloca en hoja a parte y con un título que lo diferencie (puede ser “conclusión”, o puede inventársele otro título). Para el caso del ensayo, la conclusión seguirá a continuación del desarrollo y no necesitará estar en forma apartada del resto del trabajo. Bibliografía o Bibliografía consultada Es la lista del material consultado: libros, revistas, tesis, boletines, internet, etcétera. Se coloca en hoja a parte, al final del trabajo, y se organizan de acuerdo al siguiente esquema: referencia bibliográfica, hemerográfica y la de internet que puede, o no, estar apartada de la anterior. Apéndice o anexos Luego de colocar la bibliografía consultada, en el caso en el que el trabajo requiera de la presentación de gráficos, estadísticas, imágenes o cualquier otro tipo de información de apoyo para que el lector se guíe adecuadamente en la lectura del texto y en las ideas que debe relacionar e interpretar, se coloca un apartado con este nombre. La información que se exponga en él debe estar organizada de acuerdo a cómo cada una de los temas y/o subtemas son presentados en el cuerpo de su texto, para que el lector pueda seguir adecuadamente cada una de las secciones. Índice Tal y como encontramos en cualquier libro de estudio o de literatura, nuestro trabajo puede tener un índice que organice las distintas secciones que se desarrollan en el cuerpo del texto. Éste puede estar colocado después de la portada o al final del trabajo, pero siempre se colocará apartado de las demás secciones. En el mismo, se colocan los títulos y subtítulos que contiene nuestro trabajo, además de cada una de las partes, y se las identifica con el número de páginas (ordenadas sucesivamente), en que van apareciendo. Es importante aclarar que no todos los trabajos escritos requieren de un índice, ya que no todos presentan una extensión tan amplia como para organizar las distintas secciones, por ejemplo, el ensayo.
  4. 4. 4 Anteriormente hemos nombrado las diferentes fuentes que podemos utilizar en la elaboración de un trabajo escrito, las cuales eran referencias bibliográficas, hemerográficas y las de internet. A continuación trabajaremos con cada una de estas tres fuentes para que puedan citar correctamente en el cuerpo de su trabajo y en el apartado correspondiente a la identificación de cada una de las fuentes utilizadas para la elaboración del trabajo. Recordarán ustedes que hemos hecho una diferenciación en cuanto a las citas que utilizamos dentro del cuerpo del texto y a la referencia que realizamos a la hora de completar la “Bibliografía”. Habíamos dicho que no es lo mismo citar en el cuerpo del trabajo, que apuntar las fuentes al final del mismo. En el primer caso, lo que se hace es transcribir exacta y literalmente el texto de otro autor o documento (lo que dice otra persona) respetando exactamente la ortografía y la puntuación. Para el segundo caso, se registra la fuente desde la cual se utilizaron esas citas que se realizaron a lo largo del desarrollo del escrito. Para el primer caso, lo que se debe tener en cuenta es qué capítulo o artículo de un libro cité en el desarrollo. Hay muchas formas de citar y cada profesor o en cada lugar en el que se les solicite realizar un trabajo con estas características, se les aclarará de qué forma hacerlo. Para el caso de nuestra materia, cada cita que realicen la colocarán dentro del cuerpo del texto entrecomillada y de la siguiente manera: APELLIDO, Nombre: Título del capítulo, en: APELLIDO, Nombre: Título de la obra en la que se encuentra el capítulo. Editorial. Lugar de Edición. Año. Pág. 56. Para el caso de aquella que coloquen en el apartado “Bibliografía”, deberán tener en cuenta los siguientes datos: APELLIDO, Nombre: Título de la obra. Editorial. Lugar de Edición. Año. Ahora bien, no es lo mismo citar bibliografía que hemerografía (fragmentos de alguna revista o diario, etc.). Para este caso, la cita en el cuerpo del trabajo se coloca de la siguiente manera: APELLIDO, Nombre: Título del artículo. Nombre del periódico o revista, el día, el mes y el año de publicación. Pág. 47. La única diferencia con el apartado “Bibliografía” es que no llevaría el número de páginas. A veces, cuando la cantidad de autores del libro es extensa, en lugar de escribir el apellido y el nombre de cada uno, se coloca la sigla AA.VV o VV.AA que significa varios autores. Si se trata de una cita (no de referencias bibliográficas) hecha inmediatamente antes (es decir, que se repite el artículo desde el que han citado la última vez), se coloca “Ídem, Ibídem o Ibíd”, y a continuación el número de página. Por ejemplo: Ídem, pág. 56
  5. 5. 5 Esto sirve para no repetir tantas veces la referencia a un artículo que se está utilizando en reiteradas ocasiones para fundamentar lo expuesto. Es importante destacar, para el caso de las citas, que a veces, no se desea reproducir una cita completa. Para ello, se utilizan puntos suspensivos entre corchetes que indican que se ha eliminado un fragmento […]. Por último, para la cita de textos extraídos de internet, la cita en el cuerpo y en el apartado de bibliografía consultada se debe realizar de la siguiente manera: APELLIDO, Nombre: Título del artículo. Lugar de publicación. Fecha de publicación. En línea. El link que dirige al artículo. Internet. Para este caso, las palabras “en línea” e “Internet” se escriben así, ya que lo que indican es que ese texto puede visitarse en ese lugar de la web. A partir de los diferentes temas desarrollados en este apunte podrán realizar un trabajo de estas características para cualquier materia o curso en que lo soliciten. Deben recordar que cada tipo de texto varía en la forma en que se presenta el tema y se lo analiza, pero no en estas características que son comunes a la presentación de cualquier tipo de texto académico.

×