• Compartir
  • Enviar por correo
  • Insertar
  • Me gusta
  • Guardar
  • Contenido privado
Teatro de sombras - Texto
 

Teatro de sombras - Texto

on

  • 3,102 reproducciones

Libreto de la obra para el Teatro de Sombras: Juan Sin Miedo.

Libreto de la obra para el Teatro de Sombras: Juan Sin Miedo.

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
3,102
reproducciones en SlideShare
3,036
reproducciones incrustadas
66

Actions

Me gusta
1
Descargas
49
Comentarios
0

3 insertados 66

http://lenguaeso12.blogspot.com 62
http://www.lenguaeso12.blogspot.com 3
http://www.slideshare.net 1

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Adobe PDF

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

    Teatro de sombras - Texto Teatro de sombras - Texto Document Transcript

    • Teatro de sombras Juan Sin MiedoEscena 1 JUAN: ¡Escuchadme todos! Me llaman Juan Sin Miedo porque notemo ni a dioses ni a diablos, ni a fantasmas: ¡sólo son invencionesde la fantasía de los hombres! (Aparece el posadero). ¡Hola,posadero! ¿Tienes una habitación para mí?EL POSADERO: Lo siento, pero no tengo nada disponible, mi señor.Pero si el señor no tiene miedo de nada, el señor puede ir a pasarla noche en aquella villa que se divisa sobre la colina.JUAN: ¿Y de qué habría yo de tener miedo?EL POSADERO: De la muerte, mi señor. Nadie ha vuelto vivo de allí. Todos han muerto... de miedo. Esa es laverdad: ¡de miedo!JUAN: No me creo una palabra. Y te lo voy a demostrar. Véndeme un farol, algo de embutido y una botellade Chianti, ¡porque voy a cenar y a pasar la noche en esa mansión!Escena 2JUAN: Pronto será medianoche... La verdad es que me ha impresionado ese posadero con sus horribleshistorias... No me fío de que mi imaginación no vaya a jugarme una mala pasada...(Suenan las doce campanadas).LA VOZ: ¿Suelto?JUAN: ¡Suelta!(Cae una pierna por la chimenea. Juan bebe un trago de vino).LA VOZ: ¿Suelto?JUAN: ¡Suelta! (Cae la segunda pierna. Juan vuelve a beber).LA VOZ: ¿Suelto?JUAN: ¡Suelta!(Cae un brazo. Juan bebe).LA VOZ: ¿Suelto?JUAN: ¡Suelta!(Caída del segundo brazo. Juan se sirve un vaso entero y se lo bebe).Hmm... ¡Delicioso, el vino éste!LA VOZ: ¿Suelto?JUAN: ¡Suelta!(El tronco aterriza en medio de los cuatro miembros y, de este montón, surge el cuerpo sin cabeza).¡Hmm...! ¿No habré bebido demasiado?LA VOZ: ¿Suelto?JUAN: ¡Suelta!(La cabeza va a colocarse en su lugar).¡A tu salud, gigante!¿Quieres beber conmigo?EL GIGANTE: Coge tu farol y pasa delante.JUAN: ¡No!EL GIGANTE: La costumbre es hacerlo así.JUAN: Pues no me convence esa costumbre. Ni sé dónde hay que ir ni quiero que me ataques por laespalda. Y si no me vas a atacar, ¿qué más da que estés delante o detrás?(El gigante precede a Juan y ambos salen).
    • Escena 3(La cripta está vacía).VOZ DEL GIGANTE: ¡Baja esa escalera!VOZ DE JUAN: ¡No! La buena educación exige que tú pasesdelante.(Entran en escena).EL GIGANTE: ¡Levanta esa losa!JUAN: ¡No! Serás tú quien la levante, pues yo estoy llevando elfarol.EL GIGANTE (quien finalmente ha levantado la lápida): ¿Ves esos tres calderos llenos de oro?(Juan lanza un silbido de admiración).¡Llévalos a la gran sala!JUAN: ¡Ni hablar! Aquí el único que es un gigante y que está bien robusto, eres tú, ¡así es que a ti tecorresponde llevarlos!Escena 4EL GIGANTE: Eres un cabezota y un obstinado. Los que te pusieron el sobrenombre de «Sin Miedo» hicieronbien: no te has muerto de terror, como todos los demás. No te has desmayado, ni has huido, pues no hascreído que existo realmente. Ya sólo me queda desaparecer... Y para siempre, pues se ha roto elencantamiento. (Una pierna se separa del cuerpo ydesaparece).Desde ahora esta casa te pertenece, así como todas susriquezas. Pero antes de que me vaya, te diré lo que debes hacercon ellas (Se le separa un brazo, que desaparece), como si fuerayo la voz de tu conciencia... Como la caridad bien entendidaempieza por uno mismo, te quedarás con uno de los calderos(Se va el segundo brazo). Entregarás otro a los frailes de laMisericordia; no protestes, debes ser tolerante: esos religiosostienen gran mérito en aliviar las penas de este mundo al prójimo y ese oro les ayudará a poder hacerlomejor (Se va la segunda pierna). En cuanto al tercer caldero, se lo ofrecerás al primer pobre que se cruce entu camino (Desaparece el tronco). ¡Y no le pidas a cambio ninguna promesa ni juramento! Por lo querespecta a esta mansión, puedes tomar posesión de ella ahora mismo, pues ve cómo el fantasma de supropietario acaba de dejar de existir (La cabeza desaparece también).Escena 5JUAN (que da la espalda a su sombra) ¡Escuchadme todos! Secuenta de mí, Juan Sin Miedo, que me morí de miedo al ver misombra en una ocasión. (Se da la vuelta.) ¡Aaaaaahhh! (Se cae deespaldas; su sombra desaparece. Luego se levanta y su. sombravuelve a aparecer). ¡Pero no! Ese final no me gusta en absoluto.Así es que dejo a vuestra elección el poder inventar para mí unfinal distinto. FIN