Evolución de un paciente b
que ha seguido '
tratamiento ortodóncico
y logopédico. 

Salvador Borrós Sanchis
Vicent Rosell ...
© Salvador Borrás Sanchis lcoord. )
Toni Talens García
Cristina Monleón Cuenca

Vicent Rosell Clari lcoord. )

(t) Derecho...
Índice

Prólogo

Introducción

Capítulo l. 

Ortodoncia y tcrztpirt ntiofuttcitanïil . ... ... ... ... ... ... ... ... ......
Guía para la reeducación de la deglución atípica y trastornos asociados

Capítulo 4.

Exploración logopódiea . ... ... ......
Ejercicio 34:
Ejercicio 35:
Ejercicio 36:
Ejercicio 37:
Ejercicio 38:
Ejercicio 39:
Ejercicio 40:
Ejercicio 4 I: 
Ejercici...
Guía para la reeducación de la deglución atípica y trastornos asociados

2. Labio leporino y fisura pa latina . ... ... ......
EPI-flog: 

La comunicación huntana a través del lenguaje es una rtctividad ailtamcnte compleja
que cotnporta la activación...
Prólogo

y ortodoneistas,  una obra entinentcmente práctica que les sirva de ayuda y guía en su ejer-
cicio.  Después de u...
Intr i n

Tratar la forma sin tratar la función es desconocer la naturaleza de las cosas. 
(Ferrey-‘ra.  2000.)

Los trast...
introducción

v El esfuerzo de atención mantenida que han de realizar los pacientes para ¡noditicar
sus hábitos.  Dado que...
Salvador Borrás.  Toni Tri/ ens.  Cristina Monlcón y Vicent Rosell

° Esta guía se complementará con los tnateriales que l...
Introducción

Temporalización

La tennporalización del tratamiento está pensada de la siguiente manera: 

I "jïlsv:  apren...
Ortodoncia y terapia
mioiuncional

l.  Qué es la ortodoncia

La ortodoncia es una especialidad de la odontoestotïiatología...
Ortodoncia y terapia ntiofuncional

° Ortodoncia elfnstica;  utiliza apttrzttos elásticos. 
° Ortodoncia quirúrgica:  se p...
Salvador Borrás.  Toni ÏGÍPIIS.  Cristina ¿Wonleón y Vicent Rosell

intervención para el especialista en terapia tniofunei...
Ortodoncia y terapia miofuncional

Desde nttestro trabajo con pacientes tanto pre como postortodóncicos,  hemos podido
con...
Mciloclusiones clenictrios

l.  Definición

La oclusión dentario es la intima relación de contacto que establecen los dien...
Maloclusiones dentarias

2. Clasificación de las maloclusiones

2.1. Clasificación de Angle

Clase l:  Hay una relación no...
Salvador Borrás.  Toni Tri/ ens.  Cristina Mon/ eón _v Vicent Rosell

  

s‘ ) , 
v.  ‘l.  2. ' ‘&h  .  kw
t:  ¿T a
r y  y...
Mnlnclusiones dentarins

° A nivel de los caninos,  podemos observar: 

0 Clase l:  La cúspide del canino superior encaja ...
Salvador Borrás.  Toni Tri/ ens.  Cristina ¿Wortleón _v Vicent Rose/ l

Plano horizontal.  Hace referencia a las posibles ...
Maloclusiones dentarias

3.2.

3.3.

Factores generales

0 Esqueléticos.  Como los dientes entran dentro de los maxilares....
Salvador Borrás.  Toni Talens,  Cristina ¿Wortleón y Vicent Rosell

3.4. Habitos disfuncionales

Una ‘alteración a nivel t...
Maloclusiones dentarias

- incompetencia labial. 
° Estrechumiento del arco superior.  " 

° Succión labial.  Muchas veces...
Salvador Borrás,  Toni TaIens.  Cristina Monteón y Vicent Rosell

c) Funcionales.  Son aparatos de gimnasia que con su sol...
Material protegido por derechos de autor
Principales Funciones: 
respiración,  mosiicoción
y cleglución

El sistema estomagtonático es la unidad orgánico-funcional...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás.  Toni Tri/ ens.  Cristina ¿ion/ rán y Vicent Rosell

2. Patrones disfuncionales y sus consecuencias

Las ...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salitador Borrás.  Toni Talens.  Cristina Monlcón y Vicent Rosell

Las causas de una masticación insuficiente y/ o unilater...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás.  Toni ÏGÍPIIS.  Cristina Monleón y Vicent Rosell

Respiración normal Mastícación normal Deglución normal
...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás.  Toni Talens.  Cristina Monleón _v Vicent Rosell

Se han propuesto otras técnicas,  como el uso de un obt...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
2.

Salvador Borrás.  Toni Talvns.  Cristina Monlcón y Vicent Rosell

alteración en cuanto a forma y tamaño o alguna lesió...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
_cgpttuig_s. 
Eiercicios de terapia
miofuncioncil orofcicíol

Cada sesión terapéutica constará fundamentalmente de tres el...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás,  Toni Talens.  Cristina Mortleón y Vicent Rosell

Ejercicio 3: Contamos con la nariz

Objetivo:  Concienc...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás.  Toni Talens.  Cristina Monleón _v Vicent Rosell

Ejercicio ll:  Que no nos caiga el palito
Objetivo:  Co...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador-Borrás.  Toni Tri/ ens.  Cristina ¡Won/ adn _v Vicent Rosell

Ejercicio l9: Ruidos dentro de la boca

Objetivo:  ...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás.  Toni Tri/ ens.  Cristina il/ lortleón y Vicent Rosell

Eiercicio 27: Relaiamos los labios

Obietixio:  R...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás.  Toni Talens,  Cristina Monleón y Vicent Rosell

Ejercicio 35: Contra el palo
Objetivo:  Estimular y toni...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Salvador Borrás.  Toni Talcns.  Cristina ¡Won/ iván _' Vicent Rosell

Ejercicio 43: Ejercicios de contraposición
Objetivo:...
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this
book.
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Deglución atípica y trastornos asociados
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Deglución atípica y trastornos asociados

3.745 visualizaciones

Publicado el

Guía para la re-educación logopédica de la deglución atípica y trastornos asociados

Publicado en: Atención sanitaria
0 comentarios
6 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.745
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
372
Comentarios
0
Recomendaciones
6
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Deglución atípica y trastornos asociados

  1. 1. Evolución de un paciente b que ha seguido ' tratamiento ortodóncico y logopédico. Salvador Borrós Sanchis Vicent Rosell Clari (coords)
  2. 2. © Salvador Borrás Sanchis lcoord. ) Toni Talens García Cristina Monleón Cuenca Vicent Rosell Clari lcoord. ) (t) Derechos de edición: Nau Llibres Periodista: Badía lÜ. TcI. : 9o 360 33 36 Fax: 96 332 55 82 46010 v-alencia E-mail: nautáñnaullihresxom web: wwisunziullibreseom Diseño de portada e interiores: Artes Digitales Nau Llibres y Pablo Navarro Roncal IS BN: 978-84-7642-808-5 Quedan rigurosamente prohibidas. sin la autorización por escrito de los titulares del “Copyrightï bajo las sanciones establecidas por las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o pro- cedimientox omprendidais lare progrufïttgre llru ltllïlienloinfurïllá tico. D FOTOCOPIAR LIE ROS NO ES LEGAL
  3. 3. Índice Prólogo Introducción Capítulo l. Ortodoncia y tcrztpirt ntiofuttcitanïil . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. IS l. Qui. ‘ cs la ortodoncia . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l5 2. Qué es la terapia tniofuncional . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . HI6 3. Cuál es la relación entre ambas disciplinas . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. |7 Capitulo 2. Maloclusionesde nlarias . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . l9 l. Definición . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... al‘) 2. Clasificación de las tnaloclusiones . . . . . . . . . . . . . . . . . .20 2.1. Clasilicaciónde Angle . ... ... .. . . . ..2O 2.2. Clasiíicaciónetiopatogénica . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .2l 2.3. Clasificación por planos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .2| Etiopatogenia de las tnaloclusiones. .. .23 3.1. Herencia . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .. .23 3.2. Factores generales . ... ... ... ... . ... . ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .24 3.3. Factores locales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .24 3.4. Hahitosdis funcionales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l5 3.5. Tratamiento de las tnalcnclusioncs . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..2o Capítulo 3. Principales funciones: respiración. masticación y dcglución . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .29 l. Patrones normales o funcionales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . .29 2. Patrones disfuncionalcs y sus consecuencias . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . .3] 2. l. Alteraciones en la respiración . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .3] 2.2. Alteraciones en la tnasticacitin . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .32 2.3. Alteraciones en la deglución . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .33 3. Otras alteraciones parafunciones . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .35 3.]. Succióndigital . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .35 3.2. Succión labial . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . .35 3.3. Uso del chupete . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . .36 3.4. Otiicofttgit) . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .37 3.5. Mordisquco . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .37 3.o. Bruxismo . 3.7. SDATM. ... 3.8. lncompetenciat‘ elar 5
  4. 4. Guía para la reeducación de la deglución atípica y trastornos asociados Capítulo 4. Exploración logopódiea . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .4l l. Instrucciones para la exploración anatomo-ntorfológica . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .42 2. Instrucciones para la exploración funcional . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .43 2.1. Músculos de la masticación . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..43 2.2. Músculos labiales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..44 2.3, Músculos de la lengua . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. 2.4. Examen del paladar blando . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..44 2.5. Examen de la deglueión . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..45 2.o. Exploración de la respiración . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..45 2.7. Exploración de la función fonoarticulatoria . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .45 Capítulo S. Ejercicios de terapia miofuneional orofacial . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..47 Ejercicio l: Vamos a soplar . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . .50 Ejercicio 2: El aspirador . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .50 Ejercicio 3: Cantamos con la nariz . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .5] Ejercicio 4: El ritmo del tren . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .5] Ejercicio S: Vamos a hacer el perrito . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .52 Ejercicio o; Pegamos los labios . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .52 Ejercicio 7: A ver quién aguanta más . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..53 Ejercicio 8: Rcspiramos rclajados . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .53 Ejercicio 9: Jugamos a comer . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. S4 Ejercicio IO: Comemos con el espejo . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..54 Ejercicio Il: Que no nos caiga el palito . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .55 Ejercicio I2: Seguimos al dedo . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . .55 Ejercicio 13: Comemos con ritmo . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .56 Ejercicio l4: Lengua en el techo . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .56 Ejercicio IS: Soslener la gomita . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .57 Ejercicio lo: Jugamos con las letras . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .57 Ejercicio l7: Marcamos la gomitzt . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .58 Ejercicio l8: Hacemos chasquidos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .58 Ejercicio l9: Ruidos dentro de la boca . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .59 Ejercicio 20: Cuidado no te pinches . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .59 Ejercicio 21: Que no se salga . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. ó0 Ejercicio 22: Tragamos enseñando los dientes . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .60 Ejercicio 23: Tragamos con el palito entre los dientes . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .6| Ejercicio 24: Con la boca abierta . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .6| Ejercicio 25: Tragarnos con la ln/ .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .62 Ejercicio 26: Mim cómo tragas . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..62 Ejercicio 27: Relajamos los labios . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .63 Ejercicio 28: Nos sujetamos el labio . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .63 Ejercicio 29: El labio baila . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .o4 Ejercicio 30: Los tres pasos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... "64 Ejercicio 31: El vigilante . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .65 Ejercicio 32: Nuestra agenda . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . "65 Ejercicio 33: Fabricamos recordatorios . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..66
  5. 5. Ejercicio 34: Ejercicio 35: Ejercicio 36: Ejercicio 37: Ejercicio 38: Ejercicio 39: Ejercicio 40: Ejercicio 4 I: Ejercicio 42: Ejercicio 43: Ejercicio 44: Ejercicio 45: Ejercicio 46: Ejercicio 47: Ejercicio 48: Ejercicio 49: Ejercicio S0: Ejercicio S I: Ejercicio 52: Ejercicio 53: Ejercicio 54: Ejercicio SS: Ejercicio 56: Salvador Borrás. Toni Tri/ ens. Cristina Aíonleón _v Vicent Rosell Sostcnemos el palo . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .66 Contra el palo . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..67 El botón . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..67 A Inover los labios . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .68 Labios fuera . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..68 Masajes Iabiales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .69 Estiratnientos labiales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .69 El boxeador . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..70 El mordedor . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..70 Ejercicios de contraposición . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . : .7l Abrir y cerrar verticalmente la boca . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .72 Movimientos de balanceo . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .72 Estimular el paladar . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .73 Nasal no nasal . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .73 El cspejito mojado . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .74 Gárgaras y bostezos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .74 lnflar y soplar . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..75 Fuerza contra el palito . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .75 Ruidos y chasquidos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .76 Masajes linguales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 4176 Praxias linguales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .77 Que no caiga el agua . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .78 Desenroscar la lengua . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .78 Ejercicio 57: Sostener la gomita . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .79 Capítulo 6. Fases de trabajo y seguimiento . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..8l l. Ficha logopédica del paciente . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..8l 2. Ficha ortodóncica del paciente . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .82 3. Fase l: Aprendizaje . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .83 3. l. Explicación y realización de los ejercicios con el paciente . ... ... ... ... ... ... ... ... ..84 3.2. Mostrar los ejercicios a los adultos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..85 3.3. Presentación de normas y reglas . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .86 3.4. Sistema de registro y refuerzos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .86 3.5. Programar las visitas de revisión . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .89 3.6. Proporcionarm ateriales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..89 4. FaselI: Automatización . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..9l 4.1. Desarrollo deljuego: “el camino tnágico” . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .94 S. Fase ll]: Seguimiento . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .96 Capítulo 7. Terapia miofuncional. Casos clínicos . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .99 l. Deglución alípica y dificultades de habla . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .99 l. l. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .99 L2. Descripción de un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . 100
  6. 6. Guía para la reeducación de la deglución atípica y trastornos asociados 2. Labio leporino y fisura pa latina . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .l04 2.1. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . 104 2.2. Intervención pluridisciplinar en un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. 106 3. Síndrome de Down . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l l2 3.1. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l |2 3.2. Descripción de un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l |4 4. Parálisis facial y deglución atipica . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l IS 4.1. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l IS 4.2. Descripción de un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l Ió 5. Sindrome dismórlico . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l20 S. l. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . 120 5.2. Descripción de un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .12l 6. Bruxismo y síndrome de Ia ATM . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l24 6.1. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .124 6.2. Descripción de un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .126 7. Sindrome de Hanhart . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .l28 7.1. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . 128 7.2. Descripción de un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . 129 8. Trastornos de origen neurológico . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .l35 8.]. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . 135 8.2. Intervención logopédica en un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. 140 9. Gloscctomías . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . .14S 9.]. Características generales . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. . . 145 9.2. Intervención logopédica en un caso . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. l46 Anexo l. Anamnesis . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..153 Anexo 2. Protocolo de exploración tniofuncional . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .155 Glosario . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . . lol Bibliografia . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . . .l67
  7. 7. EPI-flog: La comunicación huntana a través del lenguaje es una rtctividad ailtamcnte compleja que cotnporta la activación coordinada e integrada de numerosas estructuras, tanto anató- micas como cognitivas. Al mismo tiempo. producir y comprender el lenguaje son las dos formas que tenemos de usarlo. y cada una dc ellas supone una serie de transformaciones de información con participación de estructuras neuroanatólnicas diferentes y reglas de procesamiento también diferentes. En los procesos de producción, las representaciones cognitivas de partida acaban tnanifestándose en un mensaje soportado fisicamente de manera gráfica o acústica. En los procesos de comprensión, de otro lado, las transformaciones se inician en una señal física que finalmente activa un esquema de representación mental con el significado del mensaje. Aun cuando es posible hacer clasificaciones diferentes de las patologías en Logopedia, en función de los criterios que sc adopten. una de las ¡nas aceptadas los clasifica como tras- tornos de la voz, del habla y del lenguaje. más trastornos de la audición. La voz y el habla implican básicamente a estructuras periféricas del sistema de producción localizadas en el aparato fonoarticulador. ¡nientras que cl lenguaje. entendido como código simbólico. está soportado por estructuras del sistema nervioso central. La Logopedia como disciplina aeadetnica es de muy reciente implantación en nues- tras Universidades y esta falta de reconocimiento academico ha implicado. entre otras cosas. la imposibilidad de una itivestigación rigurosa. tanto de la etiología e instrumentos de diagnóstico de los trastornos como. de manera especial, de técnicas y recursos de inter- vención. Por esta razón, el logopeda se ha enfrentado a problemas tan complejos como los de la comunicación en su sentido más amplio, con un repertorio de habilidades más bien empírico. basado en todo caso en principios de la rehabilitación motora y de la psicología del aprendizaje. En la media en que la sociedad ha ido demandando tnús calidad de vida. han aumentado las exigencias de la intervención logopédica y los conocimientos exigidos a los profesiona- les, y el descubrimiento del carácter interdisciplinar de la Logopedia. fuertemente vinculada a los problemas de salud del sujeto. Todo ello ha llevado. no sólo a una revisión del empiris- mo previo, sino que ha permitido el plflnlcfllhicnm de nuevos problemas y su abordaje desde los distintos planos que en ellos intervienen. Esta implicación de la logopedia en la mejora de la calidad de vida le confiere un carácter eminentemente práctico y aplicado. El libro que aquí se presenta es fruto de esa doble perspectiva. aplicada e interdisci- lnlinar. Los autores han pretendido ofrecer a los profesionales de la logopcdia, odontólogos
  8. 8. Prólogo y ortodoneistas, una obra entinentcmente práctica que les sirva de ayuda y guía en su ejer- cicio. Después de una introducción básica. en la que se resalta la importancia que tiene, no sólo la preservación estructural de los órganos que intervienen en los procesos de fonación y articulación. sino ademas su adecuada funcionalidad, los autores desarrollan de tnanera didáctica toda una serie de ejercicios orientados a corregir las alteraciones y mejorar la funcionalidad de la deglución, respiración y trastornos asociados. Estos ejercicios se acompañan de imágenes que les confieren, como ya ha quedado dicho, un alto valor didáctico, pues con frecuencia la mera descripción de un ejercicio no conduce de manera necesaria a una conecta aplicación y ejecución del mismo. La corrección de hábitos motores exige. tanto la extinción de los automatismos no funcionales, como la adquisición de nuevas posiciones y ntot-‘ittiientos de las estructuras ‘anatómicas, que sólo se consiguen cuando estas encuentran el punto óptimo para su rendimiento cn el espacio articulatorio. Además. los sujetos tienen que automatizar los cambios obtenidos y realizar- los de forma espontánea. Los autores proponen una serie de hojas de registro e incluso un programa de modificación de conducta que se concretan en una Agenda del pctciente. el cuál se proporciona conjuntamente con el libro y puede obtenerse en httpzl/ wwwnaullibrescom, para posibilitar una mayor motivación y control del proceso de aprendizaje y transferencia de los nuevos hábitos funcionales. Y para completar esta dimensión didáctica. útil y aplicada, el libro acaba con un ca- pítulo de casos clínicos en donde se exponen las directrices básicas de la exploración y rehabilitación de la deglución y trastornos asociados en patologías diversas, como en los trastomos de la deglución de origen neurológico, en alteraciones orgánicas de origen gené- tico (labio leporino y fisura palatina, Sindrome de Down, o en el Síndrome de Hanhart), y en trastornos post-quirúrgicos como las glosectotnías. Todo ello hace de esta obra, como señala la cabecera del título, una “guía" que acom- paña paso a paso, con seguridad y precisión. el ejercicio profesional del logopcda en el tema que se propone. Dr. D. Jose Luis Miralles Catedrático de Psicologia Universitat de Valencia Valencia, abril 2005 ¡0
  9. 9. Intr i n Tratar la forma sin tratar la función es desconocer la naturaleza de las cosas. (Ferrey-‘ra. 2000.) Los trastornos en la deglución, respiración y masticación interfieren, en la tnayorízi de las ocasiones, con el tratauniento ortodóncico. El logopeda especialista en terapia miofun- cional es el encargado. en colaboración con el itiédico ortodoncista. de reeducar las altera- ciones funcionales y los ¡nulos hábitos que presentan los pacientes que están dificultando la dinámica de la aparatología ortodóncica. Desde nuestra experiencia clínica. hemos podido constatar cótno la supresión de hábitos disfuneionales, unida a la reeducación de la deglución zttípictt y los trastornos IlSOCÍaÜOS, permite equilibrar y tonificar la tnusculatura orofacial implicada, corregir dichas disfun- ciones y posibilitar una intervención ortodóncica óptima. También se ha constatado que un gran porcentaje de maloclusioncs, asociadas o no a trastornos esqucléticos y/ o musculares. estaban relacionadas con dichas alteraciones funcionales. Cada vez es más frecuente el trabajo interdisciplinar entre logopedas y médicos espe- cialistas en odontología y ortodoncia, partiendo de la idea compartida de que la corrección de las estructuras anatomo-morfológicas es inviable sin la corrección de las alteraciones iniofuncionales y viceversa. Ello nos lleva a un modelo de intervención temprana en la que se persigue restaurar cuanto antes la funcionalidad de la deglución, tnasticación, respira- ción y músculos implicados, en muchos casos incluso de inanem previa a la intervención ortodóncica, y. en otros casos, con un abordaje terapeutico combinado, al unísono. Los resultados son satisfactorios y sc mantienen temporalmente cuando se coordinan objetivos y esfuerzos desde todas las partes. Sin etttbargo. en el proceso de rehabilitación logopédíca y miofuncionttl, observamos algunos problemas que sc dan durante la fase de tnttartticnto y, sobre todo. durante la fase de seguimiento. que dificultan el proceso rehabilitador y comprometen el ¡trincipal objetivo que es instaurar patrones correctos e inconscientes. es decir. automáticos. de masticación. respiración y deglución. Estas dificultades son debidas a:
  10. 10. introducción v El esfuerzo de atención mantenida que han de realizar los pacientes para ¡noditicar sus hábitos. Dado que son disfunciones adquiridas desde edades muy tempranas y que se repiten infinidad de veces (observemos que tragamos saliva entre ¡.500 y 2.000 veces al día). el proceso de deshabituación es costoso. ¡nas aún cuando se trata de niños pequeños y cuando. además. se presentan parafunciones como la respiración oral, succión digital, onicofagia, etc. - El esfuerzo que supone para los padres colaborar de manera activa y sistemática todos los días. realizando los ejercicios con sus hijos motivfindoles durante el proceso. ' No comprender siempre que se trata de un caunino largo de recorrer y que los cam bios quc se producen. a veces, no sc observan hasta el final del tratamiento, cuando las estructuras sc nonnalizan y se mantienen a medio-largo plazo. ° Creer que. cuando el niño o el adolescente ha aprendido a hacer los ejercicios. ya no es tan importante asistir a las sesiones de revisión. Esto es un grave error puesto que los ejercicios han de modificarse y ampliarse en función del caso y, además, muchas veces se producen recidivas o aparecen otras dificultades. bien porque se cambian unos hábitos por otros, bien porque con la aparatología se crean o interfieren nuevos espacios en la cavidad oral. - Pasarle toda la responsabilidad al niño, argumentando que es él quien debe realizar el esfuerzo por aprender y mantener lo aprendido, También se trata de un error bastante común y que ha de subsanarse, entendiendo que el esfuerzo ha de ser compartido, y son los adultos los que han de guiar al niño. - Encontramos con pacientes a quienes cuesta enomiemente implicarse en la reha- bilitación, bien por tratarse de niños dificiles o con otras dificultades sobre todo conductuales y/ o de atención, bien por ser personas (niños o adultos) que no se interesan activamente porque entienden que se trata de algo costoso o imposible. En ambos casos, debe adquirirse un compromiso real y han de sopesarse los “pros" y los “contras“ de la reeducación para que se entienda la necesidad de la misma. - La falta de motivación, en general, por tratarse de ejercicios repetitivos y no disponer, muchas veces, de sistemas de registro atractivos o modelos suficientemente reforza- dores de la actividad. Todos estos inconvenientes encontrados durante la rehabilitación de nuestros pacientes. unido a la escasez de medios con los que la logopedia cuenta para trabajar con este tipo de trastornos, es lo que nos ha tnotivado a elaborar este trabajo, esperando que sea útil tanto a profesionales como a educadores, padres y pacientes. Objetivos y normas de uso de esta guía - La guía que presentamos tiene un doble objetivo: en primer lugar. facilitar a los reha- bilitadores el trabajo con los pacientes dotándoles de mayor sistematicidad y control y. en segundo lugar, motivar a los pacientes y a sus familias proporcionándoles un soporte gráfico para que entiendan el proceso y se animen a seguirlo de manera objetiva y constante. Asi pues, con este soporte gráfico, podemos realizar tareas como registrar los logros y avances periódicos de una mzmera más objetiva. ampliar y modificar los ejercicios, llevar un seguimiento de las sesiones de rehabilitación, Inotivar a pacientes y familiares para que se impliquen activamente y dar forma a todo el proceso convirtiéndolo en algo tnás tangible. 12
  11. 11. Salvador Borrás. Toni Tri/ ens. Cristina Monlcón y Vicent Rosell ° Esta guía se complementará con los tnateriales que les ofrecerá el logopeda especia- lista en terapia miofuncional. que consisten en una serie de elementos (depresores. botones. gomitas. CSDCjÍIO, etc. ) utilizados durante la rehabilitación miofuncional y que el terapeuta irá indicando cómo y cuando utilizarlos. Normas generales 0 Ha de respetarse el orden y la presentación de los ejercicios, siguiéndolos según se indique en el material y atendiendo a las ¡modificaciones que vaya incluyendo el terapeuta. - La guía. junto a los demás elementos, ha de guardarse en lugar visible para ser uti- lizada a diario. 0 El paciente ha de llevar consigo el material cada vez que acuda a las sesiones de rehabilitación. ° Todos debemos responsabilizarnos de su uso adecuado en beneficio del paciente. ' Es importante no interrumpir el proceso. parcial o totalmente. hien haciendo un uso indebido del material o bien abandonando la práctica de los ejercicios o la asistencia a la sesión con el terapeuta. 0 El material es única y exclusivamente para un paciente y no debe ser utilizado de manera colectiva. Normas específicas: Cómo empezamos y qué hacer en cada parte (el terapeuta ha de explicar previamente cada uno de los puntos). ° En primer lugar, debemos leer los ejercicios que nos ha marcado el terapeuta y ase- gurarnos de que los hemos entendido, tanto padres como pacientes. - En segundo lugar. leeremos detenidamente la organización de cada una de las fases y las explicaciones sobre registros y refuerzos. con el fin de saber en cada momento lo que estamos haciendo. |. a guía debe revisarse y servir como referencia si tenemos alguna duda durante cualquier momento de la práctica diaria. - En tercer lugar. empezaremos con las páginas de la primera fase de aprendizaje. donde encontraremos una tabla para anotar el título de cada ejercicio así como la realización del mismo. Valoraremos a diario de que’ manera se ha hecho el ejercicio, anotaremos observaciones y obtendremos una puntuación final. En función de los puntos que obtenga el niño cada dia, podrá obtener una serie de premios o refuerzos. Las nonnas de puntuación, así como los premios y el sistema de registro, se especi- tican en dicha fase. - Finalmente, cuando hayamos tenninado con el aprendizaje, pasaremos a las páginas de automatización r2‘ fase) y de seguimiento t3‘ fase) donde se explica detallada- mente cuáles son los pasos a seguir. - Hay unas páginas dedicadas a las revisiones ortodóncicas para que se presente cuando vayamos al especialista y este haga sus anotaciones según se indica en las mismas. Es muy importante, pues, que la guía se presente también en dichas revisiones para coordinar el tratamiento y ver la evolución. 13
  12. 12. Introducción Temporalización La tennporalización del tratamiento está pensada de la siguiente manera: I "jïlsv: aprendizaje. 8 sesiones, una por semanai, En estas sesiones se trabajará de ¡manera individual con el paciente y con sus padres para enseñarles bien todos y cada uno de los ejercicios y etnpezar a instaurar habitos adecuados. El 0b_ieti‘0 es que se normalicen las funciones, al menos de manera controlada y voluntaria. Para ello, realizaremos un contrato dc conducta con el paciente. de manera que acumula puntos que después van a ser intercambiados por sus correspondientes premios. También tendremos en cuenta las penalizacioncs en caso de incumplimiento de las tareas. 2"fus€: atttomutizacián. 4 sesiones, una cada quince días. Se pretende, durante esta fase, comprobar que no hay retrocesos. Inodiñcar ejercicios si es necesario. y asegurarnos de que el aprendizaje es significativo y nlantenido. incidiendo sobre todo en la "automatización de la deglucíón normal y eliminación de parafuncioncs. 3"fase: seguimiento. 3 sesiones, una cada mes. Queremos ver. en esta fase, si se mantiene en el tiempo lo aprendido e indagar en el dia a día para comprobar que el paciente, sin nuestra ayuda, realiza las funciones de deglución, masticación y respiración de manera nonnalizada en cualquier momento y sin parafunciones. l-l
  13. 13. Ortodoncia y terapia mioiuncional l. Qué es la ortodoncia La ortodoncia es una especialidad de la odontoestotïiatología que se ocupa del estudio del crecimiento de las estructuras craneofaciales y del tratamiento de las posibles desvia- ciones que se salen de la nomia. Así. se persigue colocar las piezas dentarias de manera que estén alineadas, buscando tanto la estética en la boca del paciente como la salud del aparato bucodental. Para ello. se estudia también la posición de los dientes, las Inaloclusiones que se dan cuando éstos no encajan adecuatdatnente entre sí. y si es conveniente intervenir con aparatología para colocarlos en su sitio. Existen varios tipos de ortodoncia: - Preventiva, cuando el tratamiento va dirigido a prevenir la maloclusión. por ejemplo con Inantenedores del espacio. ° Interrvptíva. cuando se trata de eliminar malos hábitos. por ejemplo. con el uso de rejillas para evitar la protusióti lingual. v furatíva, cuando se trata la oclusión ya avanzada. Desde el punto de vista de la aparatología usada, podemos definir diferentes tipos de tratamientos de ortodoncia: ' Ortodoncia removible: utiliza aparatos removibles. - Ortodoncia fija: utiliza aparatos fijos. ° Ortodoncia funcional: utiliza aparatos funcionales.
  14. 14. Ortodoncia y terapia ntiofuncional ° Ortodoncia elfnstica; utiliza apttrzttos elásticos. ° Ortodoncia quirúrgica: se precisa de la cirugía para corregir la tnaloclusión. Corregir el alineauniento de los dientes sigue el Inismo proceso a cualquier edad. Sin etnbzirgo, en la boca de un adulto las estructuras son más sólidas y, a veces. necesitan ¡nas de un tratatniento. Visitar al ortodoncista en edades tempranas para valorar las posibles al- tcraciones nos ayudará a prevenir males mayores. Con la dentición pennatiente y alrededor de los lU años es cuando sc empiezan a titilizar los aparatos, sobre todo fijos. Una de las cuestiones que se plztntezi frecuentemente es cuando acudir al ortodoncis- ta. Debemos saber que hay una serie de signos que han de alertarnos y deben dirigirnos a consultar con cl especialista. Asi, asistiremos a consultar cuando se produce una alteración en la alineación de los dientes. cuando aparecen molestias durante la tnasticaciótt. si ob- servamos que hay dificultades para mantener el sellado anterior de los labios. bien porque hay respiración oral. o bien porque protuyen los dientes hacia delante. si hay problemas de pronunciación asociados a un cierre dentario insuficiente y, también, si vemos cualquier alteración en la forma de la cara o desproporción entre los maxilares. 2. Qué es la terapia miofuncional Es una disciplina que se encarga de prevenir. valorar. diagnosticar y corregir las disfunciones orofaeiales que pueden interferir. tanto en la producción del h-abla. como sobre la estructura de los dientes y las relaciones tnaxiltires. Los logopedas especialistas en este catnpo son los eticargados de la intervención. Así. los objetivos de la terapia mio- funcional son: a) Explorar y valorar las alteraciones que pueden aparecer, tanto en la musculatura orofacial como en las funciones básicas, que son respiración, masticación y deglu- ción. b) Hacer un diagnóstico tniofuncional, definiendo además las alteraciones estructurales y funcionales que se observen desde un punto de vista cualitativo. cl Diseñar el plan de intervcncióti individualizado para cada caso. que consistirá en ejercicios. supresión de hábitos y toma de conciencia de los nuevos patrones ad- quiridos. d“) Coordinar la intervención funcional con la intervención que realiza el ortodoncista. decidiendo entre ambos especialistas la manera de intervenir y valorando conjun- tamente la evolución del caso. No obstante, la terapia miofuncional no debe quedar limitada únicamente al campo de las alteraciones oclusales, puesto que existen alteraciones en respiración, masticación y deglución asociadas a síndromes y malformaciones que pueden tener consecuencias sobre el aparato dentario. Además, la rehabilitación de funciones orofaciales afecta tam- bién a músculos de la expresión no directamente relatcionados con las funciones a que nos referimos. por lo que las técnicas utilizadas por la terapia tniofuncionztl van ¡nas alla de la rehabilitación de la deglueión y de sus trastornos asociados. Así pues. algunos campos de l6
  15. 15. Salvador Borrás. Toni ÏGÍPIIS. Cristina ¿Wonleón y Vicent Rosell intervención para el especialista en terapia tniofuneional, ïldclïlás de los relacionados con la ortodoncia, son: - Discapacidades cognitivas. como el síndrome de Down. En estos casos, dada la configuración morfológica a nivel bucodentario y las alteraciones musculares. la intervención del Iogopeda es muy importante. 0 Trastornos degeneralivos y de origen neurológico relacionados con disfunciones de tipo orofacíal. En estos casos, pueden verse alteradais funciones básicas como respiración, lnasticación y deglución. - Postoperatorios linguales, laringeos o maxilofaciales, ya que existen alteraciones funcionales consecuencia de estas intervenciones quirúrgicas que requieren rehabi- litación miofttncional. ° Parálisis cerebral infantil. En estos casos. ya desde edades tempranas, la interven- ción del logopeda es también necesaria de cara a conseguir patrones de masticación, deglucióti y respiración lo mejor posibles para que la alimentación sea correcta. - En general. cualquier trastorno. síndrome. traumatismo y/ o enfermedad en la que la funcionalidad de la musculatura orofacial esté comprometida. 3. Cuáles la relación entre ambas disciplinas Muchas tnaloclusiones dentarias están relacionadas con alteraciones en la respiración, tnasticacióti y deglución. Además. existen malos hábitos como la succión digital. el mordis- queo labial o la onicofagia. y otras parafunciones. como el bruxismo, que alteran la posición normal de los dientes. En estos casos, es inviable la corrección de la posición dental sin corregir o eliminar disfunciones y malos hábitos, y viceversa, por lo que la colaboración entre ortodoncista y logopeda es necesaria. Todavia son tnuchos los ortodoncistas que, pese a ser conocedores de la interrelación entre estructura y función, desconfíain de la intervención tniofuncional, bien porque piensan que las correcciones estructurales en la boca del paciente serán suficientes y los hábitos se adaptarán a la norma. algo que parece. bastante ilógico, bien porque no poseen medios para ¡arescribir la intervención funcional, es decir. no conocen o no encuentran profesionales en su entorno que se dediquen a intervenir en el campo de la terapia miofuncional. o no disponen de medios materiales y/ o personales para realizar este tipo de intervenciones. Sin embargo. aunque todavía queda mucho camino por recorrer. en los últimos años se han desarrollado diversos cursos de especialización y de postgrado en terapia miofun- cional. son cada vez más las publicaciones al respecto. crece el interés desde la ortodoncia y la odontoestomatología por este tema, y todo ello va a posibilitar un mejor desarrollo de esta disciplina. Necesitalnos también instrumentos más rigurosos y sistemáticos para que el trabajo del terapeuta tnioftincional no sólo dé resultados, sino también datos objetivos para demostrar que los cambios son positivos y reales. 17
  16. 16. Ortodoncia y terapia miofuncional Desde nttestro trabajo con pacientes tanto pre como postortodóncicos, hemos podido constatar que si se dan cambios funcionales y musculares; sin embargo, debemos profun- dizar en cl estudio de las variables que podemos medir para cuantificarlas. Muchas veces. el único instrumento de medición es la observación del paciente. los registros de la familia. las observaciones del ortodoncista y, sobre todo. el seguimiento a largo plazo. para constatar que no existan recidivas tanto en la función como en la estructura. Aunque existen muchos tipos de maloclusión que no se pueden prevenir porque son de tipo hereditario, en otros casos. la detección del problema y el tratamiento temprano pueden optimizar el tiempo y el método de tratamiento que se requiera. l8
  17. 17. Mciloclusiones clenictrios l. Definición La oclusión dentario es la intima relación de contacto que establecen los dientes de ambas arcadas durante los movimientos mandibulares. La oclusión normal es la que se observa en la pobla- ción general. Se produce cuando las piezas dent-arias en- cajan y cierran de manera que existe un contacto máximo emre ellas. Para ello. cada pieza demaria se articula con sus antagonistas. lo que nos permite. entre otras cosas, masticar adecuadamente. Los incisivos superiores resaltan sobre los inferiores cuando cerramos los dientes. La oclusión ideal es un objetivo teórico, es el marco de referencia al cual dirigimos nuestro tratamiento. La tnaloclttsión es una alteración de la oclusión, es decir. una deficiente unión entre los dientes superiores e in- feriorcs qttc deberian contactar como encajarían dos sierras iguales. Una maloclusión afca el aspecto de la boca. dificul- ta los movimientos de ésta al hablar. al tragar, al masticar. puede producir caries. enfermedad periodontal, etc.
  18. 18. Maloclusiones dentarias 2. Clasificación de las maloclusiones 2.1. Clasificación de Angle Clase l: Hay una relación normal de los maxilares. La cúspide mesio-vestibular del primer molar superior ocluye en el surco mesio-vestihular del primer molar inferior. En la oclusión molar, se toma como referencia el primer molar superior e inferior, de manera que ambos encajan, estando el inferior más adelantado pero en perfecta oclusión. Clase II: Hay un adelantamiento del maxilar superior con o sin posición retrasada de la mandíbula; así, la cúspide mesio-vestibular del primer molar superior ocluye más de media cúspide en dirección mesial respecto al surco mesio-vestibular del primer molar inferior, de manera que la relación del molar superior respecto al inferior es más adelantada. La clase ll puede darse en ambos lados o sólo en uno de ellos. Cuando es sólo de un lado. hablamos de clase ll subdivisión del lado zifectado. Se pueden presentar tres tipos de clase ll: - División primera. cuando los incisivos están protuidos o inclinados hacia delante y con resalte más perceptible. - División segunda. cuando los incisivos están inclinados hacia dentro o retro iticlitizv dos. ° Dis isíón segundat Deck-Biss. Los incisivos centrales están retro inclinados pero los laterales pro inclinados. Malocluslón Clase ll. molar e incisivos. Nlalocluslón Clase ll. molar e incisivos. Clase III: Hay un predominio mandibular en situación de un maxilar superior atrasado o no, es decir, la ¡mandíbula sobresale desproporcionadamente hacia adelante. La relación molar entre los primeros ¡molares es de adelamtattiiento del inferior respecto al superior de tnanem que la cúspide mesio-veslibulur del primer molar superior ocluye Inás de tnedia cúspide en dirección distal respecto al surco tnesio-vestibttlur del primer tnolur inferior. Puede darse sólo en tm lado o en zimbos. Esta clasificación de las malOCIlISÍOHCS cs la tnás titilizada, pero debemos observar que no siempre sc cumplen los criterios de manera simétrica. es decir. podemos encontrarnos con una normoclusión o Clase l de un lado y una Clase II a nivel molar del lado opuesto. Podemos hablar de clase Il a nivel molar o a nivel de incisivos según donde se hallen las líneas de des- viación. Para el logopeda, es importante conocer toda esta variabilidad de cara a realizar un 20
  19. 19. Salvador Borrás. Toni Tri/ ens. Cristina Mon/ eón _v Vicent Rosell s‘ ) , v. ‘l. 2. ' ‘&h . kw t: ¿T a r y y l l l, .' A :3. 4 — - Perfil pragmática. Relación mandibular adelantada. Clase lll ntolar. Mordidn borde a borde. diagnóstico funcional y ser capaz de relacionar la disfunción y la forma. y establecer hipótesis de trabajo cuando las relaciones fonna-función sean tangibles. No obstante. cualquier malo- clusión debc ser tratada y tibservztda desde un punto de vista global. teniendo en cuenta tanto la formacion ósea y maxilar como la mltSCLlldl‘, sin olvidamos de las funciones implicad-as. 2.2. Clasificación eliopalogénica ° MÜlOClUSÍÓD ósea: Afecta a uno o más huesos de la zona ¡tiaxilar repercutiendo en el encaje dentario. - MïtlOClllSÍÓn tnusculzir: Altcracióti del equilibrio tnuscttlzir. ' Nlalctclusión dentaria: propia de la dentición. debida a posición o tamaño inadecua- dos. 2.3. Clasificación por planos , __ Plano troncal afronta]. Es el paralelo a la cara _v nos sirve ¡'- para observar las desviaciones de la línea media hacia uno u f” otro lado. La desviación puede darse tanto en apertura como : í en cierre. Cuando la alteración se produce al abrir la boca, nor- malmente se debe a asimetrías mandihulares y/ o alteraciones en la articulación temporo-¡nandibular (ATM). Si observamos la alteración en el cierre, suele ser debido a interferencias oclu- _—-—-— sales o contactos desviados de la nonna. Cuando hay asitnetrítts Plano Frontal. funcionales relacionadas con ¡nalos habitos. como una mastica- ción ttnilatteral. pueden originarse disfunciones temporontttndi- bularcs o problemas de desarrollo en el caso de niños, siendo el M crecimiento mdlldlbtlldr descquilibrïtdo. /rn Plano scigital. Es el plano anteroposterior de la cara, visión (Í : ‘ lateral. Nos permite ÚDSCÏTQI’ las alteraciones anteroposteritares a j ¡iivel molar. canino e incisivo, tanto a un lado únicamente como 4 i: de forma bilateral. 1 . _ ° A nivel tnolar observamos las ¡naloclusiones siguiendo _ M “un Plano Sagital " la ¡msm-zi clasificación de Angle. 21
  20. 20. Mnlnclusiones dentarins ° A nivel de los caninos, podemos observar: 0 Clase l: La cúspide del canino superior encaja en el espacio situado entre canino y premolar inferiores con una articulación de ¡mis/ menos Inedia cúspide. ' Clase Il: La cúspide del canino superior articula a mesinl del espacio inter- dentario generado entre canino inferior y primer premolar. Si tomamos como referencia el ¡nolar inferior, decimos que ocluye a distal (disloclusión). 0 Clase lll: La cúspide del canino superior ztrticula a distal respecto al mismo espacio interdentario inferior, siempre considerando una intercuspidación de itiús/ ¡nenos media cúspide. Si tomamos como referencia el molar inferior, ha- blamos de mexioclusión, porque ocluyc a tncsial de la posición normal. V . "*-_-_, ____l: :.. ': '>-—: ..’ "<1 Gnu- cninn 0 A nivel incisivo. la clasificación gira en tomo al concepto de overjet o resalte de las piezas superiores respecto a las inferiores (los incisivos superiores están adelantados sobre el plano horizontal). Así, tenemos: - Clase l, cuando el overjet es normal, es decir, alrededor de l-Z milímetros. - Clase II. cuando el overjct cs mayor dc 3 mm. - Clase III. sí el overjet es menor de 0 mm. , es decir. aparece una tnordidzï cruzada anterior. ' Mordida borde a borde, cuando el overjet es igual a 0, de Inanera que los inci- sivos chocan entre sí. Clase inclslva 22
  21. 21. Salvador Borrás. Toni Tri/ ens. Cristina ¿Wortleón _v Vicent Rose/ l Plano horizontal. Hace referencia a las posibles varia- ciones del overjet de las piezas superiores respecto a las in- feriores. Así. tenemos: - Mordida normal; dientes superiores cubren a los in- feriores. ° Mordida cruzada o hacia la lengua: los dientes su- periores entran por dentro de los inferiores, overjet pum, flofinmn-a] menor de 0 nnm. - Mordida en tijera o cruzada bucal: los dientes supe- riores sobrepasan n los inferiores. Overjet mayor de 3 mm. Plano verlíral. Hace referencia a la visión frontal pero a nivel dentario. Encontramos: - Mordida abierta: los dientes superiores no Cünlïlcllln con los inferiores. hay un resalte vertical o overbite. 0 Mordida profunda o sobre tnordida: los dientes supe- riores sobrepasan a los inferiores. Plano frontal, mordida abierta anterior. Plano horizontal, mordida cruzndn lateral derecha. 3. Etiopalogenia de las maloclusiones La etiología de las tnaloclttsiones es tnultifatctorizil. Los factores ambientales y la heren- cia son algunos de estos factores y su interacción puede incrementar, disimular. disminuir e incluso hacer desaparecer una maloclusión. 3.1. Herencia - Ciertas tnaloclusiones (prognatistnos tnandibulztres. ttnnaño. fonna dentaria. número de dientes. ete. ) tienen un fuerte componente hereditario. 23
  22. 22. Maloclusiones dentarias 3.2. 3.3. Factores generales 0 Esqueléticos. Como los dientes entran dentro de los maxilares. cualquier despropor- ción en volunlen o posición de éstos producirá una Inaloclusión. Musculares. Los dientes se sitúan entre las mejillas y labios por un lado y la lengua por el otro. Cualquier modificación de este equilibrio producirá una alteración. Dentales. Cualquier desproporcion entre el tamaño dentario y el de los maxilares producirá una maloclusión, Factores locales Anomalïas en cl número. hicn agcnesiais o falta de dicntcs porque no sc han formado —pucdc ser un solo diente. aunque en el 50% de los casos afecta a dos o Inás dícntes—. bien supernumerarios o existencia de un mayor números de dientes —se puede pro- ducir por una hiperodoncia en la formación de los gemienes dentales, porque haya una anomalía del desarrollo o porque un gemien dentario se divida. Anomalíïis del tamaño. que pueden ser Inicrodoticia o dientes ¡más pequeños de lo normal. que suele acompañarse de diastenïas, o itiacrodoncia o dientes más grandes de lo nomial. que suele acompañarse de apiñamiento. n‘ Anomalías en la forma. Algunas piezas tienen una morfología distinta respecto a las piezas del mismo grupo. Puede pro- ducirse por un traumatismo en la denti- cion temporal. ‘ N ’ f h‘ - Pérdida prematura de dientes. Si hay una l ' ‘ i pérdida prematura dentaria en la denti- ‘ l‘ ___ 4. 111m . ción temporal o permanente, los dientes adyacentes se moverán ocupando un espacio que no les corresponde y produ- ciendo una alteración en la oclusión. Ortopnntomtugmlia: mdrlogmllai panorámica extmoral. para la detección de patologías óseas y el estudio dela dentición ya empcionada, asi como la pendiente de hacer erupción. Tejidos blandos. Una inserción baja del frenillo labial superior puede generar un diastema. Carles. Si se producen caries interproxi- males (entre dientes). el espacio que hay es menor, por lo cual se puede producir una alteración en la oclusión. Traumatismo. Una maloclusión también puede ser consecuencia de una fractura mandibular, presencia de quistes y trau- mas, etc. - Hábitos. ¡mainesla o anomalía en el número. 24
  23. 23. Salvador Borrás. Toni Talens, Cristina ¿Wortleón y Vicent Rosell 3.4. Habitos disfuncionales Una ‘alteración a nivel tnuscular (labios, lengua. mejillas ete. ..) puede producir una maloclusión, y un hábito pernicioso. si no es eliminado. provocará una alteración muscular con la consiguiente ¡nulo- clusicïn. Los tipos de hábitos dísfuneionales son: - Deglución disfuncional o atípica: la lengua se sitúa hacia delante al deglutir, empujando o interponiéndose entre los dientes. Los efectos que se producen serán: Degluclon dlsmncional con Inter-posición llngual. - inclinación de los dientes superiores y/ o inferiores, según donde apoye. i Q ,1; - Mordida abierta anterior. i - Respiración oral. Si el aire no P1158 por las fosas n-asailes. el paladar se eleva y estrecha produciéndose una ma- loclusión por el contacto que existe entre el techo del paladar y el suelo de las fosas nasales. Las anomalías asociadas a la respiración oral son: - Cara estrecha y larga. ‘ _ Respiración oral con lengua ° Boca cntreabierta. adehnwda. 0 Nariz pequeña y respingona. ' Labio superior corto. - Lahio inferior grueso y evertido. - Mejillas flácidas. ° Ojems. Los efectos a nivel dentario serán: - Avance lux superior (tendencia a clase Il). ° Mordida cruzaidzi posterior. 0 Mordida abierta anterior. ' Succión digital. que dependerá de: - La intensidad con la que se haga. - La frecuencia (si es todo el día o solo de noche). ° La duración. (‘am anlariggada. fascies adcnoidea. ° El patrón morfogenético. - El número de dedos que se succionan y la posición que tengan. e Los efectos que producirá serán: Ï ‘i i_ ‘i p. 7' _’ p‘ 0 inclinación de los dientes superiores. l Malas eodumbws. como chuparse el dedo. pueden provocar una mailoclusión. 0 Relroinclinación de los dientes inferiores. - Mandihula abierta anterior.
  24. 24. Maloclusiones dentarias - incompetencia labial. ° Estrechumiento del arco superior. " ° Succión labial. Muchas veces se acompaña de succión digital o interposición linguul. Produce ilnOlÏlillÍLtS en id- bios, picl y mucosa. — " Los efectos que producen son: ' inclinación dc los dientes superiores. V . _ “¡yt ° Dcficientc sellado labial . . L“ Degluaon disfuncional con . . , . . succión labial. ' Succion de chupete. Las anomalias son similares a las de la succión digital. 3.5. Tratamiento de las maloclusiones Existen dos tipos de tratamiento de las maluclusioites: la Iercipizi itiiofiuiriortzil, cuando se evidencie interferencia miofuncional que pueda dificultar la corrección y alineamiento de los dientes, o la aparatología ortodóncica. Existen distintos tipos de aparatos: al Fijos. Son distintos {tditamenttis que an adheridos sobre los dientes. El paciente no puede sucárselos. sc pueden combinar con otros tipos de ortodoncia y sc pueden rcalizair todo tipo de movimientos, por lo que necesitan un gran control por parte del ortodoncista. Los elementos usados son: Aparato con bmckets para 0 Bandas: elementos metálicos en forma de anillos calla diente. que se colocan sobre los ntolarcs. ° Brackets: elementos metálicos o cerïittiictis que tan "adheridos sobre los dientes. 0 Arcos, que van sobre los brackets. - Ligaduras. que sujetan el arco al bracket. - Elásticzis. que complementan los dcsplazzimicnttis dcntarios. b) Removibles. Son aquellos que el paciente puede sacar- se y colocarse cuando quiera y producen una acción intermitente. Son placas de anillo que se apoyan en los dientes. enla cncia y en el arco dentario superior también en el paladar. Las placas activas están compuestas de: - Base de acrilico. - Elcmcntos de retención. ° Eletttentos activos. Ligadura elástica 26
  25. 25. Salvador Borrás, Toni TaIens. Cristina Monteón y Vicent Rosell c) Funcionales. Son aparatos de gimnasia que con su sola presencia modifican cl funcionamiento del sistema sobre el que actúan. Al modificar la función de los músculos de la cara y masticatorios. proporcionan un medio más favorable para los maxilares en desarrollo. optimizando su potencial de crecimiento. Obligan a todos los mús- culos de esa región a funcionar de una manera diferente a como lo hacen cuando no está el aparato. Con este aparato, se pretende corregir y armonizar el desarrollo de la boca y, consiguientemente, también el de la cara. Apunta pam: expandlrel Hay que seguir rigurosamente las instrucciones que l“"""“" se reciben y ser muy constante. Cuando no se está ha- blando. hay que estar con la boca cerrada y los labios juntos. El sellado labial, la boca cerrada. constituye uno de nuestros objetivos fundamentales. d) Extraorales. Crean fuerzas especiales que dirigen el crecimiento de la cara y de los maxilares. También se utilizan para mover los dientes hacia posiciones mejores o para impedir que se desplacen cuando no deben hacer- lo. El anclaje extraoial, la mentonera y la máscara facial hay que llevarlos siempre, incluso al correr o al hacer deporte. Los "aparatos extraorales deben cuidarse bien y llevarlos a la consulta en cada visita. Recordemos que el éxito está en manos del propio paciente, tanto como en las del especialista. Aparato nmclonnl corrector de mordida. e) Linguales. Son aparatos fijos que se colocan en la cara palatina o lingua! de los dientes, por lo que no se ven. f) Retenedorcs. Se colocan una vez tenninado el tratamien- to activo. Están diseñados para mantener los dientes _ en su posición correcta hasta que hueso y encías se A¡, ,,. ,¡o, ¡¡nom¡_ adapten al cambio. Los retenedores son temporales y el ortodoncista decide cuánto tiempo hay que llevarlos. Algunos consejos para el buen trato de los retenedores <@_@_ É _ , _v son; HÏÏIIIHVÏ” - Llevarlos en la boca, no en el bolsillo o en el bol- S0. 0 Mantencrlos limpios. Si son removibles. limpiar to- das las partes del retenedor con un cepillo de dien- tes. Si son fijos, limpiar por debajo del alambre con seda dental o con el cepillo interproximal. - Manejarlos con cuidado; son fáciles dc romper o Perden Aparato de ¡mención 27
  26. 26. Material protegido por derechos de autor
  27. 27. Principales Funciones: respiración, mosiicoción y cleglución El sistema estomagtonático es la unidad orgánico-funcional en la que se integran los sistemas digestivo, respiratorio y fonoarticulatorio, asi como los principales sentidos rela- cionados con funciones tan vitales y primarias como respiración, Inasticación y deglución, y con otras funciones no menos vitales como son la fonación y la articulación del habla. Para conocer las ‘alteraciones que pueden aparecer en alguna o varias de estas funciones. es im- portante conocer en primer lugar cótno se desarrollan siguiendo patrones de normalidad. l. Patrones normales o funcionales La respiracirírt es una función primordial y necesaria para la supervivencia del organis- mo consistente en el intercambio de stistancizis con el medio aéreo. La respiración correcta para la ¡mayoría de las tareas cotidianas y para el reposo es la respiraicitin nïlSdi completa. es decir. sin coger ni expulsar aire por la boca cn ningún lnomcnto. Esto cambia‘: cuando rcalizatnos un ejercicio físico importante, cn algunos deportes como la nzitacitin y también cuando hablamos. Sin embargo. la mayoría del tiempo lo pasamos sin realizar tiinguna dc estas tareas. bien porque dortnitnos. leemos. vemos la televisión o simplemente estamos reposando. sentados o acostados. El tipo respiratorio óptimo para todas las personas es el diafragmático o abdominal, puesto que el diafragma es el principal músculo inspiratorio y durante la espiración prác- ticamente no participa ningún músculo. Respirar siempre por la nariz. salvo en aquellas 29
  28. 28. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  29. 29. Salvador Borrás. Toni Tri/ ens. Cristina ¿ion/ rán y Vicent Rosell 2. Patrones disfuncionales y sus consecuencias Las alteraciones en una o más de las funciones primarias a las que hemos hecho alusión en el apartado anterior van a generar desequilibrios en el sistema estomatogtiático en general y en la oclusión de los dientes en particular. Intentar corregir las estructuras óseo-dentarias y cartilaginosas, equilibrar las relaciones oclusales y normailizar el tonisino de la muscula- tura orofacial son las tareas principales y los objetivos de la intervención ortodóncica. Sin etnbargo. el desconocimiento de ¿ilteraeiones tniofuncionales o una visión reduccionista. focalizando nuestra ‘atención hacia estructuras y buscando únicamente el plano estético. van a repercutir negativamente sobre la intervención ortodóncica. cuyos objetivos pueden verse alterados a medio o largo plazo. En consecuencia. es tiecesario conocer cuáles son los patrones disfuncionales que pueden darse a nivel orofacial. cómo pueden interferir en el tratamiento ortodóncico, cuál es la etilogía de estas alteraciones y cómo valorarlas, todo ello, como paso previo a la re- habilitación miofuncional, Normalmente. las disfunciones orofaciales no se dan de tnanera aislada. sino que aparecen unidas observándose más de una disfunción a la vez. A continuación, las descri- biremos detalladamente. 2.1. Alteraciones en la respiración La respiración oral es la que se efectúa a través de la boca. en lugar de hacerlo por la nariz. Algunos autores distinguen la respiración oral o bucal del hábito de boca abierta. argumentando que muchos niños mantienen constantemente los labios separados por facto- res de incompetencia de la musculatura labial o por problemas de oclusión dentaria que les impiden mantenerlos juntos inconscientemente. sin que ello implique respiración bucal. Sin embargo, esto parece poco probable si pensamos en la posición del velo del paladar. Cuando respiramos por la nariz y la boca pennanece cerrada sin que existan tensiones asociadas, el velo del paladar está relajado sin que se dé un cierre velolïiríngeo. Si abrimos la boca y conscientemente evitamos que se nos escape el aire hacia la cavidad bucal, lo hacemos descendiendo la parte blanda del palttdttr cerrando dicho espacio. Es difícil tnantener la boca entreabierta y con el pttlttdar descendido para que no se dé una respiración oral, dado que es una posición de tensión y ha de ser consciente. Normalmente, la boca entreabierta va asociada a un tipo de respiración oral completo o parcial (inspiramos y espiramos por nariz y boca al mismo tiempo). Cuando existe algún tipo de obstrucción en las fosas nasales o en el pasaje aéreo, el individuo se ve obligado a respirar con la boca abierta. Si no existe ningún obstáculo, esta- mos refiriéndonos a un mal hábito que debe subsanarse. Las causas que originan la respiración oral pueden ser orgánicas o funcionales. Entre las orgánicas, las más comunes son: los adenoides, las desviaciones del tabique nasal, un pasaje aéreo malformado o alteraciones en el desarrollo óseo, Entre las funcionales. nos encontramos: las alergias, rinitis, sinusitis, inflamación de mucosas y resfriados frecuentes 31
  30. 30. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  31. 31. Salitador Borrás. Toni Talens. Cristina Monlcón y Vicent Rosell Las causas de una masticación insuficiente y/ o unilateral pueden ser: - Ausencia de piezas dentarias por cambios en la dentición. por extirpación, trauma- tismos, etc. ° Alteraciones o desequilibrios en la oclusión por dichas ausencias o por desequilibrios musculares. - Respiración oral con lengua adelantada con las consiguientes dificultades para la trituración del alimento. ° Factores psicológico-conducttiales relacionados con malos hábitos. Para valorar los trastornos en la tnastieación, debemos observar cómo conte el niño, explorar la tnuseulatura tnaseterina y comprobar el lOnÍSmO y el equilibrio de ambos tnase- teros. Comprobaremos que la tnovilidad del itiaxilar es rítmica sin cxageracioncs y que los labios y buccinadores colaboran sin excesiva tensión. 2.3. Alteraciones en lo deglución Cuando la deglución no sigue los patrones normales y equilibrados a los que nos re- feríamos en el punto anterior, hablantes de deglución atipica o disfuneional. La deglución atípie-a se da cuando la lengua, los labios o la itiusculatura peribucal interfieren presionando los dientes en una u otra dirección. Así. nos encontramos con diferentes posibilidades: de- glución con interposición Iingual entre los dientes, con empuje sobre incisivos inferiores o superiores, deglución con interposición del labio inferior. con succión labial, con contracción peribucal, etc. Las más frecuentes son la deglución con interposición lingua! entre los inci- sivos, que provoca sobre todo mordidas abiertas anteriores, y la deglución con interposición del labio inferior contra los incisivos inferiores, relacionada con la Clase ll a este nivel. La fontia de deglutir con interposición de la lengua se caracteriza porque, en el mo- mento de tragar. los dientes no se ponen en contacto. La lengua se aloja entre los incisivos, pudiendo a veces interponerse lateratlizadzt entre los molares y premolares. Es importante considerar este aspecto de la expansión lateral. Algunas veces, los niños corrigen la interpo- sición lingual anterior, pero siguen expandiendo Iztteralmcntc la musculatura linguul hacia los premolares y molares. La interposición del labio inferior entre los dientes frontales. en el momento de deglutir. se presenta en los casos de extremo Over]? ! ("distancia horizontal existente entre los incisivos superiores y los inferiores cuando los dientes están en oclusión). En posición de descanso. no hay contacto labial en general. A pesar de que los labios no están juntos. la respiración. a veces. es nasal porque la faringe está separada de la cavidad bucal por el velo que se apoya contra el dorso de la lengua. Al empezar la deglución. la mandíbula se desliza hacia atrás para conseguir la oclusión y el labio inferior va a colocarse más atrás aún de los incisivos. La acción se realiza con una mayor movilidad mandibular que lo nonnal. Para sellar la cavidad bucal en la zona frontal. el labio inferior y la borla de la barba se contraen fuertemente contra los incisivos inferiores. Si esto sucede durante la erupción. estos incisivos son guiados hacia atrás. produciéndose así una retroinclinación de los incisivos 33
  32. 32. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  33. 33. Salvador Borrás. Toni ÏGÍPIIS. Cristina Monleón y Vicent Rosell Respiración normal Mastícación normal Deglución normal 3. Otras alteraciones parafunciones 3.1. Succión digital El recién nacido ¡manifiesta el hábito de succión como reflejo de supervivencia que suele ¡mantenerse ¡tias ¿illa de la tetina o de la tilimcntaeión con el pecho de la madre, prolongándose por razones de costumbre o aprendizaje. Aunque muchos niños abando- nan este hábito alrededor dc los trcs años, otros buscan la succión del dedo (casi siempre pulgar) como tnétodo para autosatisfacerse. vencer el aburrimiento o buscar el sueño. La presencia del hábito ntás allá de los tres o cuatro años hace que las fuerzas de presión sobre los incisivos alteren su posición. dependiendo de la frecuencia y de la intensidad del hábito. Este hábito ha sido relacion-ado tradicionalmente con las ¡maloclusiones de clase ll y con las tnordidas ‘abiertas. También está relacionado con el paladar alto y los perli les facia- les prognáticos. El uso de la rejilla palatina lija es el tnás extendido desde el punto de i. isla ortodóncico como prevención. No obstante, a edades tan tempranas, los padres no suelen ticudir al ortodoncista cuando la dentición aún es temporaria. El hábito puede permanecer durante la dentición permanente o ser sustituido por otros hábitos de succión. Aunque posiblemente las catisas sean aún desconocidas en su totalidad, deberíatuos considerar las connotaciones afcctivo-emocionales de este tipo de hábitos. El tratatniento psicológico-conductual se revela también como herramienta preventiva. Con programas de ntodificaeiórt de conducta su puede reforzar y motivar al niño para que controle este ltábito. 3.2. Succión labial Se da cuando el niño interpone el labio. casi siempre el inferior, en el momento de deglutir, o tttmbién en reposo a modo de chupete. entre los incisivos inferiores y superiores. Suele ir acompañada de tttaloeltisioncs. con un gran resalte de los incisivos superiores y una rctroinclittaciórt de los iticisivos inferiores. Los niños que succiottatt apoyan el labio inferior durante el acto deglutorio y, además. en algunos casos se autoestimulan con la 35
  34. 34. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  35. 35. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  36. 36. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  37. 37. Salvador Borrás. Toni Talens. Cristina Monleón _v Vicent Rosell Se han propuesto otras técnicas, como el uso de un obturador nasal (elástico que presio- nn las fosas nasales evitando la respiración por la nariz) que obliga al paciente a dormir con la boca abierta, hecho que elimina también cl hruxismo. pues esta alteración no se presenta en respiradores orales (llzarbe y Ripoll. 2000). No obstante, no creemos que sea conveniente su uso a largo plazo puesto que estamos sustituyendo un mal ltáhito por otro. 3.7. SDATM Asociado al bruxismo. puede aparecer el síndrome de disfunción de la articulación temporomandibttlar (SDATM). cuya SÍHÍONKIÍOÍQQÍL? cs: - Dolor e hipersensibilidad muscular y dolor capsular (Escobar y otros, 2002). - Sonidos de crepitación o ehasquido durante el movimiento. ° Limitación de los tnovintientos tttandibttlares. Etiología Las causas de este síndrome pueden ser tanto de orden biológico (interferencias oclu- salcs y maloclusiones dentarias) como psicológicas (ansiedad y estrés). El SDATM puede darse en concordancia con un comportamiento bruxista, aunque no puede afirmarse que exista una relación de causa-efecto entre ambas alteraciones funcionales. Iïatalnlento La rehabilitación en este síndrome ha sido abordada desde perspectivas cpiirúrgicas, farmacológicas. psicológicas y dentales. Desde un punto de vista conductual. parece que la acción combinada de tecnicas de relajación y de biofeedback EMG es lo más apropiado para que la articulación vuelva a ser funcional y desaparezcan los síntomas. Sería conveniente retomar, en este punto, el concepto de inlerdistïiplinariedzid. puesto que el tratamiento desde el punto de vista logopédico está íntimamente relacionado con las acciones que el odontólogo vaya a realizar o haya realizado ya con respecto a la estructura dentaria y óseo-cartilaginosa del aparato bucal. Podemos ver un ejemplo de rehabilitación de la ATM en el Caso 6. 3.8. incompetencia velar Las resonancias nasales de nuestra voz tinicamente se dan en los fonemas del mismo nombre. es decir en la lm/ la ln/ y la / ñ/. En el resto de fonemas. las resonancias son de tipo vocal y/ o bucal. Si el tnecanismo velo-faríngeo funciona de forma irregular. se producen trastornos como la hipernasalidad, hiponasalidad o una nasalidad asimilativa. En la hipernasalidad, el velo del paladar se encuentra descendido cuando se producen las vocales y fonemas no nasales, lo cual provoca escape de aire tiasal. La hipernasalidad puede ser tanto orgánica, por alguna obstrucción, como funcional, por ¡"alta de control del cierre velolaríngeo. 39
  38. 38. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  39. 39. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  40. 40. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  41. 41. 2. Salvador Borrás. Toni Talvns. Cristina Monlcón y Vicent Rosell alteración en cuanto a forma y tamaño o alguna lesión. El paladar puede variar en altura, en anchura y en profundidad. No sólo observamos el paladar duro. también veremos la parte blanda. la forma de la úvula. amígdalas y pilares anteriores y pos- teriorcs. Las características de la lengua. Obsert-‘aremos la forma, tono y tzmiaño de la lengua en reposo. Cuando le pidamos que la tnueva, veremos también la fonna y tamaño del frenillo sublingttal. Es fundamental observar la posición de la lengua en reposo cuando los dientes y los labios están cerrados o semicerrados: para ello pediremos al niños que se relaje. que no se mueva. y le separamos ligeramente los labios con nuestros dedos para ver si la lengua realmente descansa en el interior de la boca o si, por el contrario, hay alguna protusión o desplazamiento que interfiera sobre los dientes y las arcadas dentarias. Definirettïos el tipo de apoyo lingua! en reposo. Las características de las fosas nasales. Por último, veremos si hay alguna asimetría en el tabique nasal, si hay sequedad o si aparece hipersecreción ¡mucosa en las fosas. si las narinas abren bien y están relajadas durante la inspiración normal y si hay alguna lesión y/ o malformación. Instrucciones para la exploración Funcional Durante este tipo de exploración, explicaremos detenidamente al niño cómo ha de rea- lizar los ejercicios. Es importante que lo realicemos nosotros antes para que el niño pueda imitar los movimientos. 2.1. Músculos de la masticación 0 Pedimos al niño que realice el Inoviitiiento de abrir y cerrar la boca continuada- mente. Le anita-amos a presionar o apretar los dientes ¡nientras palpamos la zona de los tnúsculos mztseteros y temporales para comprobar la tonieidad y si hay alguna asimetría. 0 Pedimos al niño que abra la boca y, presionando con nuestros dedos sobre los dientes de la arcada inferior. le pedimos que trate de cerrar la boca. ° A continuación. le pedimos que intente abrir la boca mientras realizamos una presión firme y simétrica sobre su Inandibula inferior y hacia arriba. - Le pedimos después que intente llevar la mandíbula hacia delante oponiendo resis- tencia con los dedos sobre su mentón. 0 Por último, nos situamos detrás de el colocando una mano sobre la cabeza y la otra sobre el tnentón. lc pedimos que ¡nueva su matidfbtila a derecha e izquierda y trata- mos dc impedírselo. 43
  42. 42. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  43. 43. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  44. 44. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  45. 45. _cgpttuig_s. Eiercicios de terapia miofuncioncil orofcicíol Cada sesión terapéutica constará fundamentalmente de tres elementos: en primer lugar. haremos una revisión de los ejercicios iniciales propuestos. necesarios para pasar de etapa o fase; en segundo lugar. presentaremos los nuevos materiales y ejercicios; por último y en tercer lugar, nos aseguraremos de que los ejercicios propuestos han sido suficientemente explicados y de que su contprensión ha sido óptima. Los ejercicios que u continuación presentauilos están agrupados por categofius, según el órgano y función que vayamios a trabajar. Algunos de estos ejercicios están divididos en partes o subejereieios. La realuación de los mismos estará sujeta a las necesidades del paciente. siendo pues el tcrztpetitai quien determine cuales van a ser los ejercicios a realizar, así como la duración. frecuencia e intensidad de los itiismos. No todos los ejercicios son indispensables u obligatorios. aunque sí hay algunos que por su desarrollo van a ser básicos en la rehabilitación de las zonas o funciones afectadas. A continuación, exponemos una tabla resumen donde reflejatnos todos y cada uno de los ejercicios. zigruputlos en categorias e indicando su grado de relevancia.
  46. 46. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  47. 47. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  48. 48. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  49. 49. Salvador Borrás, Toni Talens. Cristina Mortleón y Vicent Rosell Ejercicio 3: Contamos con la nariz Objetivo: Concienciur al paciente hacia un patrón de respiración naso-nasal mediante la entonación de canciones. Le pedimos al paciente que cante una melodia (pe: el cumpleaños feliz) usando únicamente la nariz y haciendo pausas para respirar, pero sin abrir en ningún momento la boca. La melodía sonará con la letra ltn/ que es nasal. bil-abia] y sonora. Podemos variar las melodías. así como el ritmo de las mismas. Podemos pedirle que coja aire por la nariz y que espire soltando el aire poca a poco. terminando con el sonido de la consonante / m/. Si colocamos el dedo delante de las fosas nasales, notaremos cómo sale el aire por la nariz mientras mantenemos los labios pegados en posición de reposo. Ejercicio 4: El ritmo del tren Objetivo: Coordinación del soplo, inspirando por la nariz y espirando por la boca. El niño ha de coger aire por la nariz en una cantidad suficiente para realizar varios soplos continuados imitando el ritmo de un tren. La cantidad de aire que coja y expulse dependerá del ritmo que queramos llevar. Por ejemplo. si representamos con + la inspiración y con — la espiración. podemos tener los siguientes ritmos: +--+--+--+--+--. ... , +---+---+---+---. ... . ++--++--++--++. ... . ++++ - ++++ - ++++ -
  50. 50. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  51. 51. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  52. 52. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  53. 53. Salvador Borrás. Toni Talens. Cristina Monleón _v Vicent Rosell Ejercicio ll: Que no nos caiga el palito Objetivo: Controlar la titasticación con boca cerrada con ayudas extemas. Una manera de conseguir la mastieación con boca cerrada es obligar a que los labios man- tengan el sellado labial. Para ello, colocaremos un palito entre los labios de tnanera que el niño este obligado a mantener la boca cerrada tnien- tras tnastica. para que no se le e-aiga el palito. Lógicamente. cada vez que introduzca de nuevo comida en la boca. deberá quitar el palito y sostenerlo con la mano para. inmediatamen- te. volvérselo a colocar. Podemos alternar este ejercicio con el anterior para que la comida sea más amena para el niño. Ejercicio I2: Seguimos al dedo Objetivo: Conseguir una masticación bilateral con ayuda del tacto. Algunos niños mastican mas por uno de los lados; incluso. en ocasiones. sólo utilizan un lado. Ello puede ser debido a mal hábito. a tnayor comodidad porque ocluye mejor y hay más contacto por uno de los lados o. a veces. simplemente porque nos duele un diente de un lado y nos habituamos a masticar por el otro. Influyen también factores como la posición de la cabeza. que puede estar ladeada. o la tendencia de la lengua a posicionarse en reposo hacia un lado de manera incorrecta, El ejercicio consistirá en que el niño mastique cambiando el bolo del alimento de un lado a otro. Para ello. debe colocar el dedo índice sobre la tnejilla del lado que esté tnasticamdo. contar 5 o o ¡movimientos ¡mentalmente y cambiar al otro lado; así sticesivatnen- te hasta que trague. Debemos animarle a que empiece cada vez por un lado, dado que los primeros ¡novi- mientos son los más intensos y conviene que reparta la fuerza de manera equilibrada. Muchas veces, cuando hay mordidas abiertas laterales. la masticación se complica porque no hay contacto entre los molares. Sin embargo, durante los primeros momentos de la tttasticación, es posible tri- turar el atliniento si el bolo es suficientemente grande. Así, procurarettios que el niño dé boeados suficientes y no demasiado pequeños.
  54. 54. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  55. 55. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  56. 56. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  57. 57. Salvador-Borrás. Toni Tri/ ens. Cristina ¡Won/ adn _v Vicent Rosell Ejercicio l9: Ruidos dentro de la boca Objetivo: Elevaciones del postdorso lingual mediante la articulación de sonidos. Si pronunciamos los fonemas velares abriendo la boca y observando los movimientos linguales, percibiremos cómo el postdorso lingua! se eleva hacia el interior de la cavidad bucal y hacia el paladar duro. mientras dejamos que el ápice lingual descanse sobre la base de la boca. Asi’ pues. debemospronttnciar los fonemas lkl. lj/ y lg/ frente al espejo y con la boca entre-abierta. A ccmtinttaeión. intentaremos reztlizar los mismos tnovimientos de elevación del postdorso lingual pero sin pronunciar los fonemas. Al ser un ITIOVÍIÏIÍCHÍO poco desarrollado. sobre todo en las degluciones atípicas. a muchos niños les costará hacerlo bien. observándose cómo, en ocasiones. ¿¿¿¿-, I)_f'"’*v“"'”- la punta de la lengua tiende también a elevarse. siendo Y é’ incapaces de discernir entre ambos movimientos. v”! , , Tanto este ejercicio como el anterior son importantes v — . . . ‘ i‘ V Á ‘l para dotar a la lengua de flexibilidad durante la segunda ‘ 2k? ‘ fase de la deglución. después de ‘apoyar el ápice lingual ' j] y en el momento en el que la lengua se eleva hacia el . — x 1 _ pïtlildlll‘. como si de una ola se tratase. y ‘tlrfïlslfïlndü los V N‘, ._ _ i" ailimenttis hdCld el interior dc la cm ¡dad bucal. A p y“ - ‘ "i Ejercicio 20: Cuidado no te pinches Objetivo; Evitar los ensanchamientos de Ia lengua hacia la zona premolar y molar durante la deglución. Cuando enseñemos al niño a tragar correctamente, le diremos dónde debe colocar la punta de la lengua y cómo ha de elet ar el postdorso. Sin embargo. en ocasiones. la len- «Mi. gua. acostumbrada a protuir y a ocupar posiciones de apoyo t , -‘ ztnterolztterales. está muy rígida o es incapaz de íldilplílf la . .« ' musculatum interna de manera que suba toda en bloque i v " ï - hacia arriba y hacia "amis. En ese tnomenm. es frecuente ‘ l‘ ' f observar cómo los bordes laterales de la lengua sobresalen Y y" J entre caninos y preinolares, expandiéndose lateralmente e ‘ r“ V/ y interfiriendo sobre la oclusión en dicha zona. ' : _ í __ r . _ _ Un ejercicio que podemos realizar consiste en poner al niño frente al espejo y hacerle tragar colocando dos palillos terminados en punta entre los premolares, uno a cada lado. de manera que la puntita del palillo se introduzca hacia el vestíbulo oral unos milímetros y roce la lengua cuando ésta no sube correctamente y se va hacia los lados. El niño notará en este caso que se pincha e intentara ‘adaptar la musculatura lingual para evitar rozar los pztlillos. Debemos repetir este ejerció vtirias veces, primero con salivti y despues con liquidos y con sólidos.
  58. 58. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  59. 59. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  60. 60. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  61. 61. Salvador Borrás. Toni Tri/ ens. Cristina il/ lortleón y Vicent Rosell Eiercicio 27: Relaiamos los labios Obietixio: Relaiar la ¡musculatura labial cn cl tnomento previo a la deglución. El niño ha de dar pequeños sorbitos de agua y mantenerla en la boca unos instantes mientras masa- jea con las yemas de los dedos el mentón y el labio inferior. En el momento en el que deje de masajear. iniciará el movimiento de deglución vigilando que no se de’ ningún movimiento en la zona masajeada. También debemos realizar estos masajes cuando se está cn reposo para eliminar tensiones en la zona e indicando al niño que relrttsc la lengua. Estaremos atentos al Inomento en que trague saliva. controlando que no se tense la zona que estamos Inaïszïjeando. Eiercicio 28: Nos suiefamos el labio Objetivo: Control del labio inferior en el momento de inicio de la deglución. En el momento de iniciar la deglución. tanto con sólidos como con líquidos. el niño sujetará con sus dedos índice y pulgar el labio inferior, tirando de él muy ligeramente hacia afuera y sin llegar a abrir la boca. Se trata de que tenga un control táctil sobre la zona y que sea consciente de si el labio tira hacia dentro o no en el lnomenlo en que iniciamos la eleuición de la lengua para tragar. Al principio. es conveniente que le ayudetnos. puesto que los tiiños. la magroria de las veces. tiran demasiado del labio. no pudiendo así determinar si hacemos o no alguna fuerza en el momento de la de- glución. Debemos sostener el labio muy ligeramente para que podamos notar si aparecen o no presiones hacia la boca.
  62. 62. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  63. 63. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  64. 64. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  65. 65. Salvador Borrás. Toni Talens, Cristina Monleón y Vicent Rosell Ejercicio 35: Contra el palo Objetivo: Estimular y tonilicar la musculatura de los labios. Consiste en coger un depresor lingua] y realizar movimientos de contraposición al cierre ya la propulsión anterior de los labios. Primero. cogetnos el depresor con ambas tnanos y lo apo- yrattlos en posición horizontal sobre el labio superior, lo soste- nemos con la yema de los pulgares y empujamos hacia ztrriba. Con el labio superior. intentamos bajar el palo hJCÍEl el labio inferior. relajantes y repetimos de nuevo. Ahora. con el palo colocado verticalmente contra los labios y ejerciendo presión contra los mismos, intentamos hacer un beso fuerte hacia delante protuytendo los labios, mientras con el palito tratamos de impedir ese movimiento. Si los labios son fuertes y tienen masa, nos es muy fácil mover el palo aunque ejerzatnos una fuerte presión. Sin embargo, cuando la muscu- latura labial esta poco desarrollada. observaremos que es difícil empujar el palo hacia delante. Eiercicio 36: El botón Objetivo: Fortalecer la musculatura de ambos labios. Éste es uno de los mejores ejercicios para fortalecer y tonificar el músculo orbicular de los labios. Si los labios son mas fuertes y se desarrollan, el sellado anterior sera más competente. El ejercicio consiste en tirar de un botón mediante un hilo, mientras lo sujetamos en la zona situada entre los labios y los dientes. El botón ha de estar en posición vertical y ha de ser de un tamaño lo suficientemente grande para que zib-arque la máximva superficie labial. al imsmo tiempo que permite que el niño cierre la boca. Tiraremos del hilo en todas direcciones dan- do suaves golpccitos y procurando que el botón no se escape. Alternaremos los golpecitos con presión continuada tirando del hilo ltacia fuera y también en todas direcciones. La zona que más debe trabajarse es la más hipotóttica, normalmente, la zona central del labio superior. Según vaya avanzando el niño en fuerza. reduciremos el tamaño del botón para forzar aún más el sellado y que tenga que hacer más presión. Debe repetir los movimientos muchas veces hasta que se cansen los labios y durante varios momentos a lo largo del día. 67
  66. 66. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  67. 67. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  68. 68. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  69. 69. Salvador Borrás. Toni Talcns. Cristina ¡Won/ iván _' Vicent Rosell Ejercicio 43: Ejercicios de contraposición Objetivo: Fortalecer la articulación lemporo-Itittndibttlar (ATM). Cuando hay desequilibrios en la masticacion _'/ o hipotoní as en los músculos implicados, la ATM puede resentirse apareciendo dolores. mtilestias. ercpitaciones. etc. Una manera de tonalecer esta ilfllCUlilClÓIl es realizar ejercicios dc contraposición al movimiento de ziperttirzi- cierre v a los movimientos ltiterziles de la tnandíbtilti. Asi. con la ayuda de ituestras manos. realizaremos los siguientes movimientos: I. Con el puño debajo de la barbilla. hacemos fuerza hacia arriba al mismo tiempo que abrimos la boca. 2 Con la boca abierta. sujetamos el mentón al mismo tiempo que intentamos cerrar la boca en posicion vertical 3. Con la palma de la mano situada en la parte lateral de la mandíbula. realizamos movimientos laterales haciendo fuer/ a con la mano en contra del movimiento. Proeuraremos siempre mantener la cabeza recta y haremos fuerza pero no demasiada. para dejar que el movitniento sea amplio. Haremos diez repeticiones de cada movimiento. l i‘ 71
  70. 70. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  71. 71. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  72. 72. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  73. 73. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  74. 74. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  75. 75. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  76. 76. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  77. 77. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  78. 78. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  79. 79. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  80. 80. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  81. 81. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  82. 82. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  83. 83. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  84. 84. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  85. 85. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  86. 86. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  87. 87. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  88. 88. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  89. 89. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  90. 90. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  91. 91. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  92. 92. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  93. 93. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  94. 94. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  95. 95. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  96. 96. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  97. 97. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  98. 98. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  99. 99. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  100. 100. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  101. 101. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  102. 102. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  103. 103. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  104. 104. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  105. 105. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  106. 106. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  107. 107. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  108. 108. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.
  109. 109. You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book.

×