Resumen Derecho Romano (Parte II)

698 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
698
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Resumen Derecho Romano (Parte II)

  1. 1. 3.3 La cognitio 3.3.1 Concepto y generalidades: Es la actividad Jurisdiccional del Magistrado. En la época post-clásica el procedimiento ordinario (fórmulas) desapareció y la cognitio de los funcionarios judiciales asume el procedimiento entero, desde la citación hasta la ejecución. Esta vía libre de fórmulas resulta apta para la relación del nuevo Derecho creado por el Príncipe (ius novum), que funda a su vez el D’ Civil y Honorario. 3.3.2 Historia y Aplicación: El procedimiento del cognitio oficial, comienza mucho antes como “EXTRAORDINARIO”. Elcampo importante para el nuevo procedimiento es de las provincias, donde parece nunca haberse utilizado el Agere per formula (procedimiento formulario). En Italia la congitio se aplicaba desde Augusto. 3.3.3 Nuevos funcionarios Judiciales. Arriban nuevos funcionarios judiciales que actúan como Jueces, con una juridicción que la delega el Príncipe en ellos (iurusductio mandata), que a su vez pueden delegar en jueces pedáneos (barrio y aldesas - padanei) que se encargaban de recibir pruebas y dar setencia. Los más importantes son: a) Praefectus Pretorio: Sustituye al príncipe en todas las apelaciones de todo el impreio. b) Praefectus Urbi: Tiene jurisdicción relacionada con su poder de Policía, pero que extiende progresivamente a otras causas que corresponden tradicionalmente a los pretors, y aparece como juez de apelaciones en Roma. c) Vicarious in Urbi: Actuaba como emperador (vice saga) en primera instancia. d) Prefectos Anunae: Actúa en asuntos civiles y criminales relativos al orden en la ciudad. e) Praefectus Vigilum: Especialmente a lo que atañe a disturbios e incendios en Roma. f) En Italia, los 4 consulares creados por Adriano, como “iudiri” de orden pretorio y que desaparecen con las reformas de Diocleciano. g) En las provincias, todos los gobernantes y después de Diocleciano, los Praefectus Pretorio de las 4 perfecturas, los Vicari de las diócesis, los nuevos gobernadores y los magistrados municipales o “difunsones civilatum”. Todos estos jueces son asesorados por el consejo de “asesores” y un nutrido cuerpo de oficiales (militia cohortalis). Sobre todos estos funcionarios la jurisdicción “extraordinaria” está el Príncipe, cuya actividad judicial se aplicaba en primera instancia, pero sobre todo en apelación. Una sección de la cancillería imperial (sección a congnitionibus) atiende a la “suplicationes” de los demandantes y, oídas de las partes, el príncipe consulta su “consillium” y falla con un “Decretum”. Otras veces el príncipe se limita a dar un Rescriptum a través dela cancillería (sección a Libellis), para que luego un juez delegado se encargue de comprobar los hechos, y de sentencia conforme al criterio jurídico establecido por el príncipe. Se distinguen de los Rescripta, porque se dirigue a funcionarios y no a particulares dolicitantes. 3.3.4 La Cognitio: Se caracteriza porque pierde su tipicidad y se convierte en un modo genérico para pedir justicia. La jurisdicción se convierte en una parcela de la administración pública. El procedimiento deja de ser al aire libre y se desarrolla en salas cerradas (auditórium). El juez que representa la potestad y
  2. 2. la autoridad del emperados, se manifiesta como Co-desendiente para escuchar a los que piden justicia, aparece la palabra “Audentia”. Ventra las sentencias de jueces puede apelarse ante los jueces superiores, la sentencia no es necesariamente pecuniaria. 3.3.5 Procedimiento Arbitral Proceso fundado exclusivamente en el acuerdo de las partes, sin intervención de Magistrado alguno. Es posible sobre la base de un “Compromissum” entre las partes, y de un Receptum arbitri por parte del árbitro que aquellos eligen para que dirime en la controversia, en justicia y sin atenerse a las formas del juicio ordinario. En la época tardía, muchas controversias se admitían al arbitraje de los Obispos, debido a su prestigio moral. Así se desarrolla una jurisdicción Episcopal (Episcopali Audientia) cuyas sentencias eran ejecutables antes los tribunales oficiales. 4. DERECHOS REALES Y DOMINIO 4.1 Derechos Reales: En el sistema Jurídico Romano Clásico, se tiene un DERECHO en tanto cuanto la postulación del mismo del mismo cuente con una acción ya sea en la ley, la jurisprudencia o el Edicto, que sea considerada digna de protección por el magistrado que la conceda. Se habla de acciones reales cuando en la Intentio de la fórmula, al igual que en los antiguos litigios, el objeto de la petición puede ser una cosa (acciones in rem) y por extensión se dirá que los Derechos Salvaguardados por estas acciones son Derechos Reales. - Si la acción es personal, la intentio individualizada la persona perseguida, por lo que su nombre debe aparecer necesariamente en la cláusula. - Si la acción es Real, no es el nombre del demandado el que aparece en la intentio, sino la designación precisa de la cosa perseguida. La acción propia del que reclama ser dueño no poseedor en contra del actual poseedor no dueño es la acción real “Actio Reinvidicatoria”, requiere que la cosa esté individualizada y susceptible de dominio. 4.2 Clasificación de las cosas: Se clasifican las coces susceptibles de ser Reivindicadas (apropiables). Las cosas Inapropiables o fuera del comercio son: a) Res Sacrae: Las cosas que han sido destinada al culto divino, es sacrilegio apoderarse de ella. b) Res Religiosae: Los sepulcros y las urnas dónde se depositaron cadáveres, ya que se hayan bajo custodia del dioses Manes. c) Cosas de Uso común (para todos): ya sea por i)Naturaleza (la naturaleza lo ha hecho comunes a los hombres), ii) Destinación (hechas para el uso público de la urbe romana, como caminos, murallas, puentes, etc.) y iii) Para evitar conflictos entre vecinos. 4.2.1 Mancipi y Nec Mancipi: Clasificación fundamental para los Romanos, cosas del Mancipium (fortuna estable del patrimonio familiar) las Res Mancipi.
  3. 3. Res Mancipi: Esclavos, animales grandes de montura y tiro, los fundos itálicos y las servidumbres rústicas. Constituyen la fortuna estable del patrimonio familiar (se transfieren por un rito solemne, mancipatio). Pierde importancia esta clasificación cuando Dioclesiano consideró Italia una provincia más y Justiniano posteriormente eliminó esta clasificación. 4.2.2 Cosas inmuebles y Muebles: Inmuebles (fundi – cosas que no se pueden transportar) y muebles (ceterae res), atiende a aquellas coas que admiten cómo transporte de u lugar a otro. Inicialmente tiene poca importancia, va aumentando por obra de la jurisprudencia y el Edicto, hasta convertirse en la “summa diviso” de los bienes durante el periodo clásico. Post-clásicos: Rústicos y Urbanos (campo o Urbis (urbe)). 4.2.3 Fungible y No fungible: No fungible: no existe una cosa similar para reemplazarlo (por ejemplo los esclavos o fundos). Fungibles: pueden cambiarse una por otras por existir entre ellas natural similitud (monedas, frutas, etc). 4.2.4 Genéricas y específicas: Genéricas: se nombran por su género y cantidad. Específicas: se designan individualmente en los negocios. 4.2.5 Cosas consumibles y no consumibles: Depende si la cosa soporta uno o más usos reiterados sin destruirse, transformarse sustancialmente o ser enajenada. Consumible: solo se puede usar una vez y se destruye, transforma o enajena en el primer uso (dinero, alimentos, etc). No consumible: Admite usos reiterados por una misma persona (fundos, vestidos, etc). 4.5 El dominio: El término más general es el señorío, que ejerce el dominio sobre una cosa (dominium). 4.3.1 Facultades que se tienen sobre las cosas: a) Uti: Consiste en aquel uso reiterado que es posible hacer sobre las cosas no consumibles. b) Frui: Consiste en el apoderamiento o consumo de los frutos, vale decir, de lo que la cosa ponte periódicamente, sin agotar su esencia y según su destino natural (fruto natural o civil). c) Habere: Es la facultad de disposición, la cual puede constituir en consumir la cosa materialmente (destruyéndola, quemándola, etc.) o jurídicamente (enajenándola) y también transformándola sustancialmente, material o jurídicamente. Los dos son en el uti (es solidario e indivisible) y el habere (disposición solidaria y divisible).
  4. 4. 4.4 La posesión: En su sentido más general expresa el hecho simple de la tenencia materia del objeto, sea mueble e inmueble. Cuando está tenencia conduce a la adquisición por el transcurso del tiempo, la posesión es civil, en contraposición con la natural. Por otra parte dicha tenencia puede ser o no civil, puede en ciertos casos recibir protección interdictal (posesión pretoria). 4.4.1 Posesión Pretoria: La tenencia de una cosa protegida por iterdictos pretorios. Los interdictos son medios complementarios de la juridiscción pretoria, que son órdenes sumarias de carácter administrativo emanadas del magistrado en virtud de Imperium destinadas a preservar la paz pública o conciliar exigencias públicas con las privadas. 4.4.2 Posesión Civil: Consiste en la justa apariencia de dominio que habilita para adquirir las cosas por el tiempo (usucapio). Se fundamenta en la justa causa, significa que el poseedor debe haber obtenido la cosa por algún medio adecuado para dar a su detentación apariencia de dominio. Requiere de actos materiales de ejercicio (corpore possidere) o al menos una actividad itelectual, que constituye la retención física del bien, reconociendo el dominio ajeno (animo possidere). Está protegida por una por una acción real semejante a la reivindicatoria llamada Publicana, la que en su intentio incluye la ficción de haberse cumplido el plazo para usucapir, mediante ella el poseedor defiende su posesión contra cualquiera que sea el dueño. 4.5 Modos de adquirir: Consisten en actos de apoderamiento justos realizados por el que adquiriente y cuya eficacia se fundamenta bien en su forma solemne o en la apropiación posesoria. 4.5.1 Actos formales para adquirir: a) Addictio: Ritualidad del litigio, IN IURE. Es la addictio del magistrado (él quien otorga la adquisición de una persona sobre un objeto). Consiste en la adhesión de magistrado de la declaración hecha in iure por el actor en su propio favor. b) Mancipatio: consiste originalmente en una venta real y solemne de res mancipi (mancipatio dans vende al comprador). Usaban a 5 testigos + el sostenedor de la balanza, se debía pronunciar una fórmula antigua de la vindicatio y agregando “compra por el bronce y la balanza”, luego se pesaba el broce en la balanza que constituía el precio y se entregaba inmediatamente al comprador. Si es bien mueble, se lleva dónde se realiza el acto formal, si es inmueble, se inicia con un recorrido del lugar y posteriormente se entrega el símbolo que representa la propiedad y se cede al comprador. c) Legado Vindicatorio: Lex privata (testamento), puede contener cláusulas legales que contengan acciones ejercitables a los herederos. El objeto material ha de ser una cosa específica, estable y susceptible de identificación, o sea individualizarlo en el testamento.
  5. 5. 4.5.2 Apropiaciones posesorias justas: a) Ocupación: Consiste en la adquisición de una cosa sin dueño (res nullius), por el apoderamiento material de ella. La res derelictae (abandonadas por sus dueños) no pueden ser ocupadas si son res mancipi, porque el abandono debe ser solemne (mancipatio o confesio in iure). No hay propiamente adquisición en los siguientes casos (accesión): 1) En un terreno que se junta a otro; cuando nace un río limítrofe (insula in flumine nata); cuando arrastra el agua materiales (alluvio); aumento de bloques de tierra, debido al aumento fluvial (avulsio) o otros fenómenos geológicos. 2) Cuando una cosa sufre modificación o aumento a costas de la pérdida de un objeto específico por otra perdida. Un objeto metálico principal se suelta homogéneamente a otro del mismo material (ferruminatio); Se plantan árboles en algún tipo de suelo (implantio). 3) Que se realice un aumento o modificación de una cosa individualizable por agregación de materiales fungibles, que ni separados se pueden dividir.[La semilla que se siembra (satio); la tinta que se escribe un pergamino (scriptura); la tela (tinctura); el hilo (textura), etc.] El problema en todos estos casos se reduce a estimar, si proceden, los medios y recursos empleados para indemnizar a aquel que sufre la pérdida como consecuencia de la accesión.

×