HISTORIA DE LA FARMACIA<br />Índice de Capítulos<br />Capítulo 1: Orígenes de la Medicina<br />Capítulo2: La Medicina en l...
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Historia de la farmacia
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Historia de la farmacia

4.869 visualizaciones

Publicado el

d

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.869
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
43
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Historia de la farmacia

  1. 1. HISTORIA DE LA FARMACIA<br />Índice de Capítulos<br />Capítulo 1: Orígenes de la Medicina<br />Capítulo2: La Medicina en la Grecia Clásica <br />Capítulo 3: La época helenística. La época romana<br />Capítulo 4: La Farmacia en el Imperio Bizantino<br />Capítulo 5: La Medicina en el Mundo Árabe<br />Capítulo 6: La Baja Edad Media<br />Capítulo 7: La Alta Edad Media. Siglos XI a XV<br />Capítulo 8: El Siglo XV. La Revolución Farmaceútica del Renacimiento<br />Capítulo 9: El Siglo XVI<br />Capítulo 10: El Siglo XVII<br />Capítulo 11: El Siglo XVIII. La Era de la Ilustración<br />Capítulo 12: Capítulo 12: El progreso definitivo<br />Capítulo 1: Orígenes de la medicina<br />"La historia es una cosa que quizás nunca ocurrió, contada detalladamente por alguien que no estaba allí". <br />left000Medicina Pretécnica<br />Consideramos así a aquella ejercida desde la época prehistórica hasta el siglo V antes de Cristo en la que, junto a prácticas terapéuticas aparecían prácticas mágicas, totalmente interrelacionadas entre sí, de manera que durante el acto curativo, el sanador actuaba desde su doble condición de médico y mago. Aunque en el Antiguo Egipto aparecieron sanadores que actuaban desde unos supuestos científicos que nada tenían que ver con la magia, serán los médicos griegos del siglo V a. de C. los primeros en demostrar claramente un cambio de mentalidad respecto a la lucha contra la enfermedad, enfrentándose a ella a través del conocimiento de su naturaleza, y del subsiguiente estudio del remedio, como demostró Alcmeón de Crótona en uno de sus famosos textos.<br />La enfermedad apareció en el mundo en el momento en que una bacteria atacó a un ser superior. Existen vestigios de esta lucha en los fósiles procedentes de seres vivos más antiguos encontrados por los paleontólogos: dientes con caries, huesos con señales de osteomielitis, acromegalia congénita, gigantismos, enanismos, artritis, osteosarcomas, etc. <br />No sabemos como el hombre primitivo se enfrentó a la enfermedad; lógicamente debió intentar defenderse de ella al relacionar su aparición con ciertas circunstancias extremas a él como el frío, la falta de alimentos o los traumatismos.Quizás, y siguiendo el mismo impulso que también guiaría a los animales con los que convivió, intentó curarse comiendo ciertas hierbas, ¿por qué no?, pero tendremos que esperar a la aparición de los primeros textos para saber qué se hizo realmente.<br />Me voy a centrar en un pequeño análisis de cuatro casos de medicina pretécnica, dos pertenecientes a civilizaciones ya extinguidas, Mesopotamia y el Antiguo Egipto, y otras dos que han llegado a nuestros días, Israel y los pueblos precolombinos. <br />Mesopotamia<br />Las primeras ideas sobre el binomio enfermedad/ medicamento las encontramos en Mesopotamia entre los años 4.000 al 539 a. C. Las fuentes, sus tablillas de arcilla escritas en escritura cuneiforme, y los textos más importantes, el Código de Hammurabi y el Vaso y Sello de Gudea.<br />Así sabemos que los asirios consideraban la enfermedad como un castigo de los dioses irritados por un pecado cometido, y pensaban que para curarla era necesario una CATHARSIS. es decir, una purificación por medios mágicos como plegarias, sacrificios de animales y ofrendas a sus dioses y una PHARMACON o purificación por una purga para la que utilizaban drogas. A todo esto le daban el sentido de penitencia. Esta medicina fue practicada por sanadores que también eran sacerdotes.<br />En estas tablillas se nombran aproximadamente 250 drogas vegetales, 120 minerales y otras tantas de origen animal (Thomson), todas ellas perfectamente descritas, entre las cuales aparecen muchas farmacológicamente activas y otras que hoy día son usadas como excipientes.<br />Conocieron y usaron la mirra, mandrágora, cannabis, regaliz, adormidera, belaño, semillas oleaginosas. también utilizaron el CINa, C03Ca, nitro, azufre, sales de antimonio, e incluso bebidas alcohólicas. Usaron también una botica de inmundicias, como excrementos de animales y humanos, con la idea de que dándole esto a un enfermo, el espíritu que le había enfermado le abandonaría por asco. También dieron de comer al enfermo partes de animales sanos, intentando así pasarle su fuerza; es decir, administraron sustancias biológicamente activas, vitaminas, aminoácidos, y hormonas a sus enfermos, y seguramente muchas veces acertaron. <br />En las tablillas aparecen descritas verdaderas recetas cualitativas de medicamentos, aunque aún no aparecen fórmulas cuantitativas. También aparecen descritas múltiples técnicas galénicas: pulverización, infusión, cocción; inventaron las píldoras, los emplastos, los ungüentos, las cataplasmas, así como la administración de medicamentos por orificios naturales. Incluso nos han dejado descritas algunas técnicas quirúrgicas: abrieron abscesos, operaron cataratas, extrajeron piezas dentales.<br />Emplearon el calor, los baños terapéuticos, y los masajes. En el Código de Hammurabi se encuentran 13 artículos dirigidos a la practica médica: en ellos se detallan los honorarios que se pueden cobrar, y se establecen penas para aquellos que fallen en la práctica médica a los que se exigen responsabilidades. <br />Antiguo Egipto<br />Siguiendo el curso del río Nilo se desarrolló una importante civilización a lo largo de un periodo de 3.000 años (desde el 3.000 a. de C. hasta el 33 a. de C.), la del Antiguo Egipto, en la que la medicina fue practicada por profesionales que llegaron a tener una gran altura de conocimientos, y que llegaron a ser muy bien considerados dentro de la sociedad. Uno de ellos, Imhotep, que vivió hacia el año 2.750 a de c., llegó a ser divinizado. Las fuentes sobre esta civilización, nos han llegado escritas en escritura jeroglífica, en papiros y estelas, siendo las más importantes los papiros de Ebers, Schmidt, y Kahoun. <br />Los sanadores egipcios se hallaban bajo la protección de una diosa de la salud, Sekhmet, y de un dios, Thot, el de toda la sabiduría, y nuevamente nos vamos a encontrar con una medicina impregnada de la doble influencia divina y mágica, y con la idea de que la enfermedad es un castigo divino por un pecado cometido por el enfermo. No tuvieron grandes conocimientos de anatomía ni de fisiología; en cambio, sí fueron buenos patólogos, legándonos descripciones muy exactas de las enfermedades del corazón (la víscera que mejor conocían), del aparato circulatorio, del digestivo, los pulmones, el sistema nervioso, óseo, urinario y reproductor. <br />Los médicos egipcios creyeron que la sangre era la base de la vida, que se formaba en el hígado a partir de los alimentos ingeridos, y que estos alimentos eran los que también hacían crecer el cuerpo.No intuyeron la circulación de la sangre. También desarrollaron una amplia farmacopea: en el papiro de Ebers aparecen mas de 800 nombres entre drogas y fórmulas farmacéuticas, y es muy probable que entre los miembros de la corte de los faraones existieran funcionarios dedicado a almacenar y preparar drogas, ya que aparecen referencias a un puesto de "conservador de drogas". Debieron ser capaces de montar verdaderos laboratorios donde se consiguieron reacciones químicas: conocieron los colorantes y fabricaron esmaltes y vidrio.Por primera vez nos encontramos con fórmulas cuantitativas. Tenían una unidad llamada RO, equivalente a lcc. Usaron la balanza.Cuando un egipcio moría, los embalsamadores sacaban sus vísceras del cuerpo y las guardaban en vasos de onix. El cuerpo vacío lo introducían en salmuera para quitarle la humedad y lo rellenaban de mina, si era el de un rico. O de betún si era el de un pobre. Después lo envolvían en telas y lo enterraban. La momia era una resina extraída de los cadáveres durante el proceso de embalsamamiento, muy apreciada en la farmacopea egipcia.<br />Israel<br />Estamos refiriéndonos a una medicina practicada por el pueblo hebreo hacia el año 1.500 a. de C. Sus fuentes, la Biblia y el Talmúd, escritas en hebreo. Primera característica: es un pueblo monoteísta. En un primer momento apareció la figura del médico / sacerdote. Luego se separaron las funciones, y apareció la figura del médico no sacerdote, aunque considerado algo así como un ayudante de Dios. Sin embargo, siguió existiendo la idea de que la enfermedad era un castigo a un pecador por la cólera de Yahvé, y de que el estar enfermo implicaba un estado de impureza tanto física como espiritual. Tuvieron gran importancia los ritos de purificación. En una de sus fuentes podemos leer: "De Dios viene la curación por medio del médico" y una frase clave para nosotros: " El ungüentario hará ungüentos". ¿Será esta la primera referencia histórica al boticario? <br />Hacia el siglo XIII antes de Cristo vivió Moisés, quien dio a su pueblo las primeras y fundamentales normas de higiene que han sido promulgadas en la historia de la Humanidad. Moisés ordenó, entre otras muchas cosas, el aislamiento de los enfermos contagioso, la desinfección de ropas y de objetos domésticos que hubieran estado en contacto con ellos, la cuarentena, la desinfección de objetos metálicos por fuego ..., es decir, dio normas exactas y concretas para evitar la propagación de enfermedades infecto-contagiosas. Obligó a hacer desaparecer las deyecciones. dio una lista de alimentos puros, que se podían comer, e impuros, que no debían ser consumidos por el hombre. Describió enfermedades, apareciendo en uno de sus textos, dos descritas correctamente: la lepra y la gonorrea. <br />Los médicos israelitas usaron la sangría pensando que la enfermedad se iba con la sangre extraída. también usaron sanguijuelas. Practicaron todas las técnicas farmacéuticas ya descritas, más una aportada por ellos: la clarificación de decocciones por medio de clara de huevo batida. Conocieron y usaron la balanza, las fórmulas farmacéuticas cualitativas y cuantitativas, y tuvieron un sistema de pesos y medidas propio. <br />América Pre-Colombina <br />Al fijamos en ella, lo primero que debemos considerar es que se desarrollaron tantas medicinas distintas como pueblos, desde que 24.000 años antes de Cristo empezaron a llegar a sus tierras oleadas sucesivas de tribus asiáticas a través del estrecho de Bering, en una época en que este aún estaba helado, y servia de puente filme entre Asía y América.Pero a lo largo de su inmensa geografía, y de una manera bastante generalizada, nos vamos a encontrar con la idea de la enfermedad como castigo de los dioses, y con la figura de un sanador con poderes mágicos y curativos, que se enfrenta a ella de una manera que, cuando en el siglo XV de nuestra era. este continente sea descubierto por los españoles, los más de 10 pueblos importantes distintos que allí vivían, seguían inmersos en una medicina pre-técnica arcaica.<br />En el Perú, el Imperio Incaico contó con médicos del Inca y médicos del pueblo, y a ellos les debemos el conocimiento de una droga usada hoy día: la quina. En el Imperio Maya volvemos a encontrar la figura del médico / sacerdote que, junto al rezo de salmodias y a la confesión del enfermo, usó una amplia farmacopea de más de 400 recetas farmacéuticas.<br />La medicina azteca fue sin duda la más profunda y evolucionada de todas. En ella encontramos nuevamente la idea de la enfermedad como castigo de los dioses. Sin embargo, cómo practicaban sacrificios humanos y luego abrían a sus víctimas, llegaron a tener grandes conocimientos de anatomía humana.<br />También desarrollaron una amplia farmacopea donde aparece descrito el uso de alucinógenos como medio de ayudar a conocer la mente del enfermo, y de otros medios terapéuticos como baños, masajes e incluso algo parecido a una psicoterapia. Cuando Hernán Cortés llegó al Imperio Azteca se encontró con una medicina de tal altura científica, que escribió al emperador Carlos 1 diciéndole que "no permitiese pasar médicos españoles a México, porque la destreza y los conocimientos de los médicos aztecas lo hacían innecesario”. <br />En resumen, desde hace miles de años, el ser humano ante la enfermedad, ha intentado enfrentarse a ella usando sustancias naturales, bien como tales, bien transformándolas en formas farmaceúticas que facilitaran su administración; de hecho, los pueblos mas primitivos conocieron todas las fórmulas usadas hoy día menos aquellas, como inyectables o grageas que necesitan para su elaboración una tecnología más sofisticada. Y tuvieron la habilidad de mezclar distintas sustancias entre sí para conseguir una mayor acción farmacológica, de manera que 2.000 años antes de Cristo ya existía la Polifarmacia.<br />Capítulo 2: La Medicina en la Grecia Clásica<br />left000A partir del siglo VI antes de Cristo el pueblo helénico en toda su zona de influencia geográfica desarrollará el pensamiento científico, filosófico y artístico, elevando lo a tal altura intelectual que, cuando desaparezca, diluido en el inmenso imperio conquistado por Alejandro III el Magno y desangrado en continuas y estériles luchas internas, el mundo necesitará dos mil años para retomar el punto de ese increíble grado de civilización. En estos años en Grecia van a nacer personajes como Tales, Anaximenes, Empédocles, Demócrito, Herófilo, Erasístrato, Hipócrates, Pitágoras, Alcmeón, Heráclito, Parménides, Sófocles, Anaximandro, Fídias, Diógenes, Sócrates, Platón, Aristóteles, y Pericles. Pero vayamos por partes.<br />El mundo homérico.<br />Creta desarrollara su civilización hacia el año 3.000 a. de e.; Troya lo hará entre el 2.300 y el 2.000 a. de C.; la cultura minoica data del año 1.500 a. de C. El "milagro" de la Grecia Clásica empezará a gestarse hacia el año 1.000 a. de C., en el siglo V a. de C. ( siglo de Pericles) alcanzará su mayor esplendor y llegará hasta el siglo IV a. de C. cuando, a la muerte de Alejandro Magno (323 a.C.) el imperio helénico se desintegrará y desaparecerá como tal, aunque su influencia, primero a través de Roma y luego a través de los mundos árabe y cristiano, llegará hasta el siglo XVIII de nuestra era. <br />Ulises, el héroe de Hornero, aparece en la lliada como un hombre inteligente, observador, deseoso de saber y de entender su mundo, trabajador, capaz de contar exactamente lo que ve, es decir, de transmitir a otros sus conocimientos adquiridos a través de su propia experiencia, sin adornarlos de fantasías, y que se dirige a sus dioses con respeto pero sin sombra de temor ni servilismo.Probablemente estas fueron las características del hombre griego de los siglos IX y VIII: curiosidad, individualismo, iniciativa, y objetividad. <br />¿ Cómo era su medicina? El primer factor que sobresale es su capacidad de observación, y de elaborar conocimientos reales a partir de lo observado. Basándose en esta mecánica de progreso cognoscitivo, curaban. Conocían el interior del cuerpo humano a través de las heridas de guerra y de la costumbre de dejar pudrir al aire libre los cadáveres de los enemigos. Pensaban que la sangre procede de la digestión de los alimentos y del vino. Pensaban que el centro de la vida es el PHREN, situándolo en el centro del pecho, por encima del punto gástrico ( donde se sienten las emociones), y entendían la enfermedad desde tres puntos de vista: como castigo de los dioses, producida por heridas de guerra, y producida por factores ambientales como el frío y el hambre.<br />Como método terapéutico van a utilizar: la cirugía, la mas frecuente dado sus numerosos episodios bélicos: abrían las heridas, quitaban los cuerpos extraños (flechas, lanzas ...), las lavaban. las espolvoreaban con drogas, no se sabe bien cuales pero quizás usaran ya calmantes, y las vendaban. Todo esto lo alternaban con ritos mágicos y rezos de ensalmos, es decir, nuevamente una catharsis.<br />Para ellos fue importante la dietética, de manera que tenían muy claro que la falta de alimentos conllevaba la enfermedad. A los enfermos les daban de beber unas bebidas preparadas a base de :<br />• Agua y miel ( Hidromele)<br />• Agua y vino (Agua mulle)<br />• Vino y miel (Vino melle)<br />• Vino y leche (Vino gelle)<br />Usaron como medicamentos el helecho, el ruibarbo, la pimienta, raíz de granado, opio, azafrán, y dos compuestos "mágicos" de los que nos habla Homero: el NEPENTES o fármaco que quita las penas y el dolor y que no sabemos exactamente lo que es, aunque pudiera ser una cocción de cannabis indica, y la MOLL y: la planta que señala Hermes a Ulises para que por medio de sus propiedades se enfrente a la magia de Cyrce.<br />También usaron PHARMACON en el sentido de medicamento y de veneno. Prescribieron eméticos, purgantes, diuréticos, calmantes, y practicaron las sangrías. Dieron mucha importancia a la forma física -los primeros Juegos Olímpicos se celebraron en el año 776 a.C. - apareciendo los Gimnasios como sitios donde se practicaba la gimnasia y donde se impartían enseñanzas intelectuales. Una curiosidad: daban grasas sobre el cuerpo de un gimnasta joven y luego recogían con una espátula esta grasa mezclada con el sudor producido por el muchacho durante el ejercicio. A esta mezcla la llamaban RYPO y la aplicaban sobre el cuerpo de enfermos, pensando que a ella habría pasado parte del vigor del atleta.<br />Medicina Técnica en la Grecia Clásica. La Medicina Científica.<br />Pausanías. en su "Descripción de Grecia", escrita 200 años d.C. ,nos cuenta que los ciudadanos de Bassae, agradecidos a Apolo por haberles salvado de una epidemia, le concedieron el título de EPIKOURIOS (el salvador) y le edificaron un templo. Corrían los años 429 - 427 a.C.Afortunadamente para nosotros, los antiguos griegos, aparte de ser maravillosos constructores de templos, sabían ser agradecidos.<br />En los primeros tiempos de la Grecia Clásica (siglos VIII y VII a.C.) todavía se consideraba a la enfermedad de origen divino. Los enfermos iban a los templos a curarse, e incluso, cada templo anunciaba a su entrada en una tablilla las enfermedades que allí se podían curar. Los templos se hacían a las afueras de las ciudades, donde hubiera agua mejor si era medicinal, siempre mirando hacia el este, siempre dedicados a un dios, generalmente a Esculapio. En nombre del cual curaban; y no es de extrañar que en aquel ambiente de belleza y armonía como el que tuvo que reinar en estos templos, los enfermos encontraran rápidamente su equilibrio y sanaran, porque para ellos la enfermedad era ante todo un desequilibrio psíquico y orgánico. <br />Los médicos vivían en los templos, formando un mundo a parte, y exigían el secreto sobre sus conocimientos a ellos mismos y a sus aprendices. Es decir, formaban castas. Eran sacerdotes / sanadores. Cuando llegaba un enfermo a este templo /hospital, lo primero que hacia el sanador que lo recibía era un examen de su estado general y un diagnóstico: si a su juicio el enfermo iba a morir, hablaba con él, intentando reconfortarle psicológicamente, rezaba unos salmos y le mandaba a casa. <br />Si pensaba que tenia posibilidades de curación, le trataban: le ponían a dieta, le bañaban, le hacían dormir envuelto en pieles de animales, y luego interpretaban los sueños que así había tenido, y según esta interpretación, le curaban. A estos sanado res les llamaban ASCLEPIDIAS. El tratamiento era gratuito, pero al enfermo, una vez sanado. Se le pedía que dejara un exvoto como muestra de agradecimiento y como un comprobante de su curación de cara a otros futuros enfermos, de manera que cuando éstos llegaran al templo a tratarse, quedaran favorablemente impresionados por la cantidad de enfermos que allí habían sido curados antes que él.Alcmeón de Crótona en el siglo VI a.C. escribió: " La salud está sostenida por el equilibrio de las potencias lo húmedo y lo seco, lo frío y lo caliente, lo dulce y lo amargo ....el predominio de una de ellas es causa de enfermedad".<br />Ya no hay vestigio alguno de mentalidad mágica ni intervención divina. Es un hombre quien enferma, y otro quien va a intentar su curación. También sostiene que el hombre se distingue de los animales por su inteligencia. Practica la disección de animales y la vivisección y así descubre la función de los centros nerviosos. Sitúa el centro de la vida sensorial y psíquica en el cerebro. Se da cuenta del movimiento de la sangre en las venas. A partir del año 500 a.C. se van a manejar dos conceptos básicos: PHYSIS -lo que nace y crece - del que va a derivar la fisiología, y TEKHNE o arte; el que nos interesa, TEKHNE IATRlKE ó arte de curar ó medicina científica ó medicina técnica. La primera pregunta racional, a la luz de estos conceptos, que se hicieron los griegos clásicos, fue: ¿ De qué estamos hechos? Tales (650 a.C.) considera que el hombre vive a través de su sangre, procrea con su esperma, y la mujer procrea con su flujo; todo ello es líquido. De ahí deduce que somos agua: el agua crea, se puede transformar en aire, y se puede comprimir dando objetos sólidos, como huesos, tejidos, o piedras o madera. Es decir, el agua es el fundamento de la naturaleza. Anaxímenes (483 a.C.) piensa que el elemento fundamental es el aire (PNEUMA), Heráclito el calor, el fuego, y Xenófanes la tierra. Empédocles (483 a.C.) considera como base la tierra, aunque luego cambiará de idea y asegurará que son los cuatro elementos, con sus cuatro propiedades: fuego (caliente), agua (húmeda), tierra (seca), y aire (frío), los fundamentales. Aristóteles asumirá esta teoría y hará de ella la base de la vida. Para ellos, los medicamentos podrán curar al influir en los cambios de estas propiedades.<br />Escuela de Coso<br />Alrededor de Hipócrates de Cos (460 a.C.) se va a formar una escuela médica de enorme importancia, plasmada en el "Corpus Hippocráticum" o conjunto de 53 textos anónimos escritos a lo largo de mas de cien años a partir de la segunda mitad del siglo V a.C. <br />Hipócrates sostiene la teoría de los cuatro humores componentes del cuerpo humano: sangre, bilis, pituita y flema, que a su vez están formados por agua, aire, tierra y fuego y les concede las siguientes características: sangre, húmeda y caliente; bilis ,seca y caliente; pituita, fría y húmeda: y flema, fría y seca. El cuerpo humano tiene proporciones determinadas de estos cuatro humores. Si estas proporciones se desequilibran, aparece la enfermedad. Los temperamentos también nacen con el individuo y dependen de su naturaleza, por eso cada enfermo es distinto y hay que tratarle de una manera individual, es decir, hay que tratar al enfermo y no a la enfermedad. El médico por excelencia es la Naturaleza, luego para curar a un enfermo hay que ayudar a su naturaleza, pero nunca contrariada, "Natura sanat, medicus curat'', dirán los romanos sobre esto, en su momento.Luego la Terapéutica es la corrección del desequilibrio de los humores del enfermo. Emplearán medicamentos externos y suaves; su código sobre ética profesional - el Juramento Hipocrático - ha llegado a nuestros días. <br />De Cos salieron textos como: " Sobre los aires, las aguas y los lugares", "Sobre la dieta de las enfermedades agudas ": sobre fracturas articulaciones y heridas en la cabeza, textos sobre epidemias y sobre la naturaleza del hombre. Demócrito (460 a.C.) nos ha dejado una clasificación de medicamentos: dulces, salados, purgantes, astringentes, ácidos, etc. y explica su accion según su forma. Acepta la existencia de poros llenos y vacíos, y define el ATOMON como la parte más pequeña en que pueden dividirse los cuatro elementos. La otra escuela importante fue la de Cnido. A ella se deben textos" Sobre las Hebdórnadas". Sobre las infecciones externas", " Sobre las afecciones", y enfermedades de niños y mujeres<br />Aristóteles fue médico e hijo de médico. Aplicó el razonamiento - la lógica - en la lucha contra la enfermedad. Para él, la forma del nuevo ser (lo activo, lo caliente) procede de la semilla masculina, y la materia del nuevo ser (lo frío, lo pasivo), de la semilla femenina; así empezó a desarrollarse la Embriología. También nos dice que el corazón - para él, la parte primordial del cuerpo - es el primer órgano que se forma en el embrión, se empieza a mover solo, y será el último en detenerse cuando el cuerpo muera; estudia cuidadosamente el corazón, y deduce que la sangre, a través de él, se mueve por los vasos y puede ser arterial y venosa. La vida la mantiene un calor innato y el aire que respiramos de fuera (el pneuma ), renueva lo que se desgasta de ella. Los alimentos son convertidos en jugos vitales. Herófilo (330 a.C.), médico de la escuela de Alejandría, aunque fue discípulo de la escuela de Cos, estudió el ojo, el cerebro, el sistema nervioso, el vascular - contó las pulsaciones con la clepsidra - y los órganos genitales.Erasistrato ( 340 a.C.) se equivoca cuando afirma que las arterias no contienen sangre, y que el bazo no sirve para nada, pero explica la mecánica de la respiración y el movimiento del corazón.<br />Bueno, para no abusar excesivamente de la paciencia del lector, dejo a Galeno para otro capítulo. Y ahora, la pregunta que nos interesa a nosotros: ¿cómo curaban? En parte ya ha sido contestada: con métodos externos y medicamentos suaves, por ejemplo: una pleuresía la trataban con aristoloquia , hisopo y comino, que actúan calentando y secando, para contrarrestar la humedad y la frialdad del enfermo. Lo que más usaban era catártico s, eméticos, diuréticos y expectorantes. En los escritos del Corpus Hippocráticum aparecen doscientos fármacos de origen vegetal, fármacos animales pertenecientes por lo menos a diez filum, y unos doce fármacos minerales. Cómo formas farmacéuticas se nombran fomentos, cataplasmas, gargarismos, pesarios, píldoras, ungüentos, aceites, ceratos, colirios, trociscos e inhalaciones. <br />Los RHIZOTOMOI eran los encargados de recoger las plantas.Conocemos a uno de ellos, Diocles de Caristo, que vivió en Atenas en el siglo IV a.C. Con sus conocimientos confeccionó un herbario donde dejó especificado el origen, la identificación, el valor nutritivo, y usos medicinales de las plantas. Teofrasto (287 a.C.) nos ha dejado dos escritos: " De Historia Plantarum" y " De Causis Plantarum". Va a ser el primer botánico sistemático de la Historia Universal. Clasifica las plantas según sus hojas, raíces, tallos y épocas de crecimiento. También, y para terminar. una referencia a otras personas cuyo trabajo giraba alrededor del uso medicinal de las plantas: PHARMACOPOLAS, que preparaban todo tipo de compuestos hechos a base de plantas, tales como abortivos, cosméticos, afrodisíaco s, etc., MYGMATOPOLOS, vendedores ambulantes de remedios muchas veces dudosos, y MYREPSOS, los que hacen ungüentos; pero estas gentes generalmente procedían de las capas mas bajas de la sociedad, eran esclavos, generalmente de médicos que "curaban" a otros esclavos, a los que iban dirigidos sus "productos", y desde luego no contaron con la confianza de los médicos, quienes prefirieron fabricarse ellos mismos sus medicamentos.<br />Capítulo 3: La época helenística. La época romana<br />left000Alejandría<br />Alejandro III el Magno fundó la ciudad de Alejandría, situándola en el delta del Nilo, entre el 332 -331 ad., dando así comienzo a la época helenística de la cultura griega. Inmediatamente la convirtió en el centro de un floreciente comercio entre Europa, Arabia y la India, lo que hizo de ella la ciudad más rica e importante de su época, contraponiéndose en el tiempo al ocaso de Atenas. Además, en la ciudad de Alejandría se fundieron las culturas egipcia y griega, lo que en su momento resultará un factor decisivo para el desarrollo de la cultura medieval europea. <br />Alejandría estaba dotada de un importante Museo, la famosa Biblioteca donde se recopiló el saber de su tiempo, y de una Universidad en la que se pagaba al hombre que enseñaba en ella, instituciones que la convirtieron también en el centro de su vida cultural, y en las que se produjo y sobre todo, se conservó durante siglos, esta síntesis cultural. Su Escuela Médica también alcanzó gran renombre siendo sus representantes más cualificados Herófilo de Calcedonia (340 a.C.) formado en la escuela de Cos, y Erasístrato de Ceós, de la misma época y formado en la escuela de Cnido. De alguna manera ambos de revelaron contra la vieja tradición médica griega, declarándose antihipocráticos y antiaristotélicos, y desarrollando su saber médico desde su propia experiencia personal del conocimiento del cuerpo humano; sus grandes enemigos profesionales fueron los médicos de la escuela de Pérgamo. De la Academia médica de Alejandría saldrá una " Historia del Medicamento" importante. <br />En esta escuela se practicaron autopsias en cadáveres humanos y se estableció un sistema de trabajo que permitía a cada médico ser capaz de avanzar en sus conocimientos a partir de los descubrimientos realizados por los demás compañeros, por medio de un sistema de analogías entre ellos; es decir, lo que hoy día llamaríamos un sistema de trabajo en equipo. También dieron un gran impulso a la Farmacología, al comparar el resultado obtenido por cada médico en el uso de una droga determinada y establecer posteriormente analogías, sistema que les permitió obtener fórmulas muy desarrolladas de polifarmacia; su influencia llegará hasta el siglo III después de Cristo. Contemporáneo a esta escuela será Mitrídates, rey del Ponto, que fue un gran estudioso de los venenos. Increíblemente belicoso, como todos los reyes de su familia en la que debía estar mal visto morir de viejo en la cama, y temiendo morir asesinado, concretamente envenenado, intentó inmunizarse frente a distintos venenos ingiriendo cantidades crecientes de ellos, con la idea de conseguir paulatinamente la inmunización frente a ellos. Morirá a manos de un fiel seguidor, atravesado con su espada, al verse acorralado por su propio hijo. En su honor, a este sistema de habituarse a un veneno se llamó Mitridatismo. La reina Cleopatra VII de Egipto (69 - 30 a.c) fue otra gran conocedora y usuaria del sistema veneno / antídoto: de hecho acabó usando sus conocimientos en ella misma y se suicidó inoculándose el veneno de una áspid. <br />Roma<br />Según iba cayendo el mundo helénico, iba tomando pujanza el romano, es decir, cuando económica política y científicamente la fuerza del espíritu griego clásico empezó a desaparecer, la ciudad de Roma, como si fuera un vaso comunicante, heredó todo ese caudal de energía y empezó a expandirse hasta conquistar lo que hasta el siglo V después de Cristo será el Imperio Romano. Parte de esta pujanza se irá allí con los médicos griegos que atraídos por Roma irán a establecerse a ella. Con el paso del tiempo los médicos griegos instalados en Roma fueron mejorando su "status", de manera que en el siglo 1 antes de Cristo, cuando Julio Cesar les concedió el título de "ciudadano romano", estos médicos, que en su mayoría eran esclavos o libertos, subieron muchísimo de clase social. Gracias al médico español Antonio Musa que curó al emperador Augusto en la ciudad de Tarragona , los médicos empezaron a adquirir gran importancia en la vida de la sociedad romana. Nerón nombró un médico oficial de Palacio, Andrómaco, que usaba la carne de víbora hembra como medicamento por sus cualidades antitóxicas, y la añadió a la Tríaca, una formula medicamentosa muy en boga en la época, complicadísima, que llegó a tener entre 40 y 60 componentes. <br />En el año 753 a.C. durante el periodo etrusco, en la península de Italia se ejercía una medicina pretécnica primitiva y pobre en conocimientos, en cuya práctica ocupaba un papel importante la magia: los etruscos interpretaban la salud y la vida por los Augures y los Auspices, y para ello estudiaban el hígado de un animal sacrificado. también daban culto a dioses dedicados a la medicina como Cama, que curaba las enfermedades de la carne, Febritis, que quitaba la fiebre, Mephitis que curaba la malaria, muy extendida en las zonas pantanosas que rodeaban Roma, y Uterina que curaba las enfermedades de la mujer. Durante 400 años esta fue la situación; Catón el viejo (234 a.C.) decía que el ajo lo curaba todo. No tenían médicos como tales, sino curanderos de muy mala fama entre sus conciudadanos pues debían matar más que curar a sus enfermos. Los primeros médicos que llegaron a Roma se encontraron con un ambiente desconfiado y hostil por parte de la cerrada y conservadora sociedad romana profundamente tradicionalista y xenófoba. <br />Es indudable que la medicina romana empezó de la mano de estos médicos griegos, de manera que la medicina grecorromana fue una adaptación de la medicina griega reconvertida por estos al pragmático carácter romano lo que llevó a organizar el conocimiento médico y farmacéutico griego de forma sistemática y a convertir las teorías griegas en reglas y normas prácticas. <br />Arkágato fue un médico griego que se estableció en Roma hacia el 219 a.C. alcanzando primeramente fama de ser muy bueno; después se dedicó a la cirugía y cómo sería que se ganó los apelativos de "tortos" y "camicer", torturador y carnicero. De la misma época es Asclepíades de Bitinia ( 124 a.C.) quien obtuvo grandes éxitos profesionales. Orgulloso de su origen, escribió su tratado en griego. ¿Donde ejercían la medicina? Por supuesto en los templos, en los que había sacerdotes dedicados a ella. Pero paralelamente apareció la figura del "Medicatrina" que ejercía su profesión en casas particulares, en la calle, y en casas preparadas para ello que contaban con una sala de consulta, otra de cura, y de distintos habitáculos con camas donde se ingresaba a los enfermos, es decir, de instalaciones parecidas a las clínicas de hoy día. Estos médicos cobraban por su trabajo, y algunos llegaron a amasar auténticas fortunas. <br />Los médicos romanos desarrollaron un sistema de pesos compuesto por silícua, óbolo, escrúpulo, y dragma, que todavía se encuentra en algunas farmacologías anglosajonas. Los romanos inventaron el esparadrapo: pusieron el medicamento sobre una tela que aplicaban directamente a la zona a tratar. Estos apósitos llevaban siempre entre sus componentes óxido de zinc como desecante de la herida; desarrollaron los colirios que ya estaban inventados, pero de una manera mucho más simple, haciéndolos líquidos y sólidos, preparados para ser disueltos en agua en el momento de su aplicación. después de fabricarlos, los etiquetaban con el nombre del autor, su composición, el nombre de quien lo había hecho, y sus indicaciones terapéuticas; consiguieron cosméticos, de gran uso entre ellos, con fórmulas muy perfeccionadas; purificaron la lanolina - se cree que lo hizo Popea, la esposa de Nerón - llamándola "Ungüento Popeano" , y el cold cream. Junto a estos médicos aparecen los Herbarii, el equivalente al Rizotomei griego; los Ungüentarii, que preparaban perfumes; las sagae, auténticas carniceras que no dudaban en matar recién nacidos no deseados, preparar abortivos, filtros de amor, pócimas alucinógenas, venenosas, etc. <br />Usaron la palabra "Apotheca" como concepto de guardar medicamentos; fueron grandes higienistas: crearon baños públicos, termas, piscinas; canalizaron las aguas residuales separándolas de las potables, y crearon un cuerpo de funcionarios dedicados a inspeccionar la calidad de los alimentos que entraban en Roma, lo que les convierte en los primeros bromatólogos de la Historia. <br />Comelius Celso nace en Roma, en el 25 después de Cristo, es un patricio, y su trabajo, y su importancia, va a consistir en "romanizar" la medicina que procedente de Grecia se está ejerciendo en su ciudad natal; lo va a hacer escribiendo en latín una enciclopedia en la que, desde una visión fiel a la medicina hipocrática, va a recopilar el saber de la época. A esta enciclopedia pertenecen 8 libros dedicados a la medicina: el primero trata de metodología y dietética y tiene una introducción en la que hace una pequeña historia de las distintas escuelas médicas; luego vienen tres tomos que tratan de patología y terapia; los tomos 5° y 6° tratan de farmacología, el 7° de cirugía. y el 8° de las enfermedades de los huesos. Estos textos serán descubiertos en el año 1426 por Guarino Veronese y ejercerán una poderosa influencia en la medicina renacentista, siendo los primeros textos médicos editados en el mundo. A Celso le debemos la definición de los cuatro síntomas de la inflamación: tumor, rubor. calor y dolor. La obra de Celso (De re médica ), la de Escribonio Largo (De compositione medicamentorum liber), y la de Plineo el Viejo ( Historia Naturalis) están escritas siguiendo la pauta de sistematización de conocimientos a la que nos hemos referido antes Dioscórides (50 d.C.) nos dejó la primera guía farmacéutica de la antigüedad. <br />En su obra "De materia médica" nombra 600 plantas, 35 productos animales, y 90 minerales. fue un médico que acompañó al ejercito romano en sus campañas, aprovechando estos viajes para recoger plantas, animales y minerales que estudió y clasificó. Para cada planta identificó su habitat, dio su descripción botánica, explicó sus propiedades farmacológicas, efectos secundarios y dosis. dio normas para su recolección, preparación y almacenamiento, e incluso advirtió sobre posibles adulteraciones: drago con sangre, azafrán con merendera bulbocodium, y opio con infinidad de cosas. también dio consejos prácticos para el almacenamiento de medicinas: dijo que las sólidas se debían guardar en vasijas de plata, vidrio o cuerno; las liquidas en recipientes de cobre; las grasas y la médula ósea en vasijas de estaño. <br />Describió la elaboración de extractos - que fueron muy utilizados por los romanos - conseguidos por maceración de drogas seguida de evaporación por medio de la exposición al sol. Obtuvo el emplasto de Plomo. también fue un gran psicólogo: en sus escritos aparece una referencia a la importancia de hacerse agradable al enfermo como camino para ganarse su confianza. Su obra es muy amplia y fue muy traducida, la primera vez en Italia, en el siglo XVI por Andrea Laguna, y a partir de ese momento empezó a convertirse en texto obligatorio en todas las oficinas de farmacia, de manera que siguiendo sus instrucciones se prepararan las formulas magistrales hasta el siglo XVIII. <br />La obra de Escribonio Largo (43 d.C.) "De compositione medicamentorum liber" fue la primera dedicada exclusivamente a la composición de medicamentos, y en ella se recalca el valor y la capacidad de éstos para curar una enfermedad. El máximo representante de la medicina romana fue también el último gran médico que dio esta civilización. Conocemos su vida y su obra que él mismo nos ha contado, ya que como persona fue un ególatra total. Claudio Galeno nació y murió en Pérgamo (129 - 199 d.C.). Heredó toda la ciencia griega de su época: la hipocrática, la platónica, la aristotélica, y la estoica. Así mismo fue un gran racionalista romano que estudió la Naturaleza desde un punto de vista práctico, es decir planteándose la pregunta de para qué servían las cosas que había en ella, en oposición a los griegos que lo hicieron por la importancia que tenia la Naturaleza por sí misma y por su belleza. Y un trabajador infatigable, dió tal impulso a su labor de nacionalización de todos los conocimientos médicos a los que tuvo acceso, que a su muerte la ciencia médica se estancó, desapareciendo todo tipo de investigación científica, pues sus sucesores durante los quince siglos siguientes pensaron que ya no era necesario investigar nada más, ya que gracias al ingente legado de Galeno lo sabían todo. <br />En el año 157 fue nombrado cirujano de gladiadores en Pérgamo; en el año 162 se trasladó a Roma donde ejerció la medicina hasta el 166 en el que, huyendo de una epidemia de peste que allí se declara, volvió a Pérgamo. Poco tiempo después, el emperador Marco Aurelio le ordenó volver a Roma a cuidar de sus soldados, y allí permaneció hasta poco antes de su muerte. fue médico personal de tres emperadores: Marco Aurelio, Lucio Vero y Cómodo. Nunca estudió el interior del cuerpo humano, sino que hacia autopsias a cadáveres de animales (cerdos, perros y sobre todo macacos) y de estas sacaba sus conclusiones por analogía: de ahí sus monumentales errores de anatomía. Sin embargo estos errores siguieron vigentes durante cerca de 1.400 años hasta que Andrés Vesalio (1514 - 1564L el primer gran anatomista del Renacimiento se los corrija. "Tú, Galeno, que te dejaste engañar por tus monas!" le dice en su obra "De humani corporis fabrica libri septem", el primer tratado de anatomía moderno. Las obras galénicas mas importantes sobre esta ciencia "De anatomicis administrationibus" (Sobre los procedimientos anatómicos), y "De usus partium corporis humanis" (Sobre la función de las partes del cuerpo humano) fueron usadas durante siglos como textos de anatomía fundamentales y sustituyeron la práctica de las disecciones, prohibidas por la ley. Fue aristotélico, estudió los distintos órganos en función de la finalidad para la que habían sido creados, y fue romano: trató de establecer un sistema aplicable de manera genérica a todo aquello que iba descubriendo. Su obra llegó al mundo cristiano a partir del siglo XII a través de traducciones árabes, alcanzando gran importancia durante el Medioevo. <br />Galeno, siguiendo la doctrina humoral hipocrática, cree en la producción del espíritu natural en el hígado, el espíritu vital en el ventrículo izquierdo del corazón, y del espíritu animal en el cerebro. Cree que los dos ventrículos están unidos por infinidad de poros existentes en el tabique interventricular, que la sangre se forma en el hígado, pasa a los ventrículos de uno a otro, y que a partir de ellos se reparte a todo el cuerpo por las pulsaciones del corazón. Considera al cuerpo humano compuesto por los cuatro elementos, los cuatro humores y los tres espíritus de los que ya hemos hablado. La teoría de los grados en la enfermedad prosperó enormemente y fue seguida incuestionablemente por los médicos europeos hasta el siglo XVIII; también en este punto habrá que esperar hasta el Renacimiento, para encontrar a alguien que se oponga a ella. Fue Paracelso: si para Galeno la variación del equilibrio humoral era la causa de la enfermedad, como mas adelante se verá, para Paracelso la enfermedad implicaba variación en el equilibrio humoral. Galeno divide las enfermedades en evacuantes: aquellas que tienen exceso de humores, y para curarlas va a eliminar este exceso tratándolas con purgantes, diuréticos, eméticos..., y alterantes cuando eran los mismos humores los que cambiaban. <br />Como farmacéutico opinó siempre que un buen profesional debía conocer a fondo las drogas, saber si estaban o no adulteradas, y ser capaz de prepararse el mismo sus medicamentos. Su obra capital fue "Methodo Medendi" (Sobre el arte de la curación): en la parte en la que se refiere a los medicamentos nombra sus propiedades, las posibles combinaciones de los elementos, y los efectos de los compuestos según los elementos que intervengan en su composición y del lugar donde esté localizada la enfermedad a tratar. Clasificó los medicamentos por sus efectos farmacológicos según su comportamiento frente a los desequilibrios humorales, dando reglas y procedimientos de actuación rígidos v dogmáticos y los llamó como a las enfermedades: evacuantes y alterantes. <br />Divide el cuerpo humano en partes simples ( huesos, nervios, carne) y partes compuestas ( manos, pies, cabeza). Idea la teoría del ser perfecto: aquel que tiene todos sus elementos en las debidas proporciones, y cura a sus enfermos comparándolos con este hipotético ser. Cree en que la causa de la enfermedad está en el desequilibrio de los humores, y divide en distintos grados a las enfermedades y a los medicamentos. Catalogó los fármacos como fármacos elementales: aquellos que poseen una sola cualidad: frío, calor, sequedad o humedad, a los que dio un grado de uno a cuatro a su actividad y reguló qué grado y qué cualidad había que aplicar para tratar las distintas enfermedades y fármacos compuestos de varios elementos (fármacos complejos) por lo tanto con mas de una cualidad y diferentes grados de cada una de estas cualidades, e hizo una clasificación de ellos según su nivel de fuerza. Sus fórmulas tenían principios activos, correctivos, excipientes y un conservador. Describió 473 fármacos de origen vegetal, animal y mineral. Estoy segura de que Galeno preparó sus medicamentos en un iatreion y los guardó en cajas de madera en su apotheca. <br />También del siglo I de nuestra era es la primera Historia Natural escrita en el mundo. Se la debemos a Plineo. La llamó "Historia Naturalis" . Plineo fue un enciclopedista que se dedicó a recopilar cosas ya escritas, primero sobre temas como el aire, las aguas y los mares; después sobre animales y plantas y por último sobre el hombre. Increíblemente crédulo, o poseedor de una imaginación calenturienta, nos describe toda suerte de seres fantásticos como hombres con cuerpos de pez, de un solo ojo, etc. Como seres reales y establece una curiosa teoría , la de las "Signaturas" por la que asegura que fijándose en la forma, el color o cualquier otra característica morfológica de una planta se puede saber su uso medicinal, ya que la Naturaleza ayuda al médico en su labor de curar dando le "pistas". <br />Como en su momento se verá, en la Europa medieval , estas "pistas" de las plantas llegaron a la categoría de don divino. Su obra fue traducida por Gerónimo La Huerta en el siglo XVI. A los romanos debemos tres de las formas farmacéuticas más usadas en la historia de la Humanidad: la terra sigillata, la hiera picra y la Triaca. La Terra Sigillata (tierra sellada) era una arcilla grasa hecha con sílice, alúmina, creta, magnesia y oxido de hierro que se extraía de la islas de Lemnos, Milos y Sarnas. Le daban la forma de grandes tabletas que marcaban con el sello del lugar de origen. Se pueden ver en muchos museos. Se consideraban secantes, astringentes y sudoríficas, y valían para resistir la peste, el veneno, la putrefacción y todo tipo de malignidades y virulencias (Salmón). La Hiera Piera ha llegado a usarse hasta el siglo XX . Galeno la formula con aloe, especias y miel y se usaba para "soltar el cuerpo y evacuar el cólera y otros humores enfermos. Calienta, seca, abre obstrucciones, y purga humores flemático s espesos ". Esto no lo escribe Galeno, sino Guillermo Salmón, un comentarista del siglo XVII. La Triaca era el polifármaco por excelencia, con un número variable de componentes a través de los tiempos, pero siempre enorme: de los 40 que tuvo como mínimo en tiempos de Nerón, hasta los 70 que tuvo en el Renacimiento. La he nombrado al referirme a Mitrídates y a Nerón , y es que en un principio se usó como antídoto contra mordeduras de animales venenosos, y luego como antídoto general para todos los venenos y como tratamiento contra numerosas enfermedades. Como componente base llevaba opio. fue un artículo muy valioso en el comercio de la Europa Occidental, sobre todo en manos de los venecianos. Tuvo importancia como medicamento, ( bueno la podríamos llamar la vaca sagrada de la Farmacopea), hasta el siglo XVIII.<br />Capítulo 4: La Farmacia en el Imperio Bizantino<br />left000Cronología<br />Primeramente, y para centrar mejor el tema, permítaseme un poco de cronología:<br />Año 33: muere Cristo. Nace el Cristianismo.<br />Año313: Edicto de Milán, por el que el Emperador Constantino declara al Cristianismo religión oficial del Imperio Romano. Reconocimiento del Cristianismo como una innegable institución de poder.<br />Año 330: División del Imperio Romano en: <br />Parte Oriental, cuya capital será primero Alejandría ( del año 330 al año 642, en el que cae conquistada por los árabes) y después Constantinopla (del año 642 al año 1453 , en el que la conquistaron los turcos, desapareciendo este Imperio.)<br />Parte Occidental, que desaparecerá, conquistada por los pueblos invasores procedentes del norte de Europa, a lo largo del siglo V.<br />Año 1.453: Caída de Constantinopla y fin de la Edad Media.<br />El Cristianismo<br />A la muerte de Cristo, el Cristianismo arrancó en Israel y Siria, extendiéndose durante sus primeros años por las orillas del Mediterráneo, de manera que en sus comienzos asimiló una mezcla de culturas perfectamente arraigadas como eran la hebrea, la griega, la egipcia, y la romana, al convertir a esta nueva religión a personas cuyas raíces estaban en todas ellas.Cristo durante sus tres años de vida pública se llamó a si mismo médico, y curó a muchos enfermos. Para ello no usó medicamentos ni practicas médicas, sino la imposición de sus manos y su propia voluntad de querer sanar a esa persona, así que estas curaciones pertenecen mas al terreno del milagro y por lo tanto al de la fe, que al de la práctica médica como tal. Pero a su muerte, sus primeros discípulos se encontraron inmersos en la nueva ética dictada por El, en la que la relaciónmédico / enfermo quedaba abordada desde unos supuestos totalmente nuevos:<br />Se consideraba a la enfermedad como una prueba enviada por Dios, y no como un castigo por algún pecado cometido.<br />Se debía practicar la asistencia médica por caridad; es decir, por amor cristiano.<br />Esta asistencia incluía a todos los hombres y mujeres, fueran libres o esclavos, ricos o pobres.<br />A los pobres había que asistirlos gratuitamente.<br />La asistencia debía extenderse a todos los enfermos, incluidos los incurables y los moribundos, a los que debía prestárseles tanto asistencia médica como espiritual; es decir, consuelo y apoyo moral que les ayudara a enfrentarse a su fin. <br />Desde los primeros tiempos de la nueva religión, los cristianos se hicieron cargo de su propia práctica médica, muchas veces dentro de sus instituciones religiosas, pues fue habitual que los sacerdotes ejerciesen la medicina, aunque debido a su falta de preparación. Ésta era en general de muy baja calidad. Esta falta de calidad se debió, probablemente, a que, primero, entre ellos debieron escasear los médicos verdaderos, ya que el cristianismo no se implantó entre las capas sociales altas (ricas y cultas) sino entre las mas bajas (y por lo tanto carentes de cultura y de dinero), y, socialmente. <br />En aquella época los médicos pertenecían a las capas más altas de la sociedad. Segundo, porque la práctica de la medicina real implicaba entrar en contacto con sangre humana, algo aborrecible para ellos, y ver el cuerpo del enfermo en su desnudez, algo que ellos consideraban deshonesto. Tercero, porque a un médico que fuese tal, pero que no fuese cristiano y por lo tanto no curara por la caridad cristiana a la que antes nos hemos referido, sino porque la medicina era su profesión, hubieran tenido que pagarle, y la idea de la posesión de dinero, como la de bienes materiales en general, era absolutamente negativa para ellos, y por último, porque la medicina tradicional se asentaba sobre ideas paganas, que desde su punto de vista era imprescindible erradicar, así que las prácticas médicas de los primeros cristianos eran sobre todo prácticas religiosas como oraciones, unciones, imposición de manos, y costumbres como la de recortar palabras del Evangelio y dárselas de comer o ponérselas encima de distintas partes del cuerpo de los enfermos, o la de llevar al cuarto del enfermo trozos del cuerpo (reliquias) de personas ya fallecidas y que la comunidad cristiana consideraba que habían sido santas en vida, que más que curar estaban encaminadas a ayudar a bien morir. <br />Con el tiempo, la expansión del cristianismo trajo consigo la aparición de los primeros hospitales: San Basilio, obispo de Cesarea en Capadocia, fundó el primero de ellos en el siglo IV. La noble romana Fabiola fundó una institución en la que además de curar a los enfermos, acogía a pobres y mendigos. Los hermanos Cosme y Damián, también romanos, ejercieron la medicina gratuitamente hasta que, durante una persecución de cristianos, les cortaron la cabeza. Ya elevados a los altares, en sus imágenes se les representa, a San Cosme, patrón de los cirujanos, con una bacinilla en la mano y a San Damián, patrón de los farmacéuticos, con una vasija de las usadas para contener drogas. Otros santos, como San Lucas y San Pantaleón, también fueron médicos. <br />Características de la medicina bizantina. Etapa Alejandrina <br />Los bizantinos amaban la buena salud; no olvidemos que por sus ascendentes eran greco-romanos. <br />Esto hizo que sus médicos, sobre todo los buenos, gozaran de gran prestigio social: tuvieron exenciones fiscales, y estuvieron apoyados por los emperadores, que construyeron grandes centros hospitalarios para ellos como el Civitas Medica de Cesarea. Sin embargo, en la práctica médica, aparecieron, junto a la medicina técnica greca-romana ya tan ampliamente desarrollada, antiguos ritos mágicos. Se usaron amuletos, libaciones, y conjuros mágicos, tomados del antiguo culto al dios egipcio Toth, a quien llamaban Hennes Trimegisto, y sobre todo alcanzó una gran importancia la incubatio o costumbre de llevar a pasar las noches a los enfermos, a un templo dedicado a la diosa egipcia Isis, porque, según la creencia popular, era tal su poder curativo, que al dormir en él, el enfermo sanaba. Esta costumbre acabó tan implantada, que cuando las autoridades cristianas, intentando apartar a la gente de todo lo que fueran costumbres paganas, quisieron prohibirla, se encontraron con tal oposición popular, que idearon cristianizar la incubatio, llevando a ese templo reliquias de San Ciro y San Juan, para hacer que las curaciones se hicieran por la mediación de estos santos ante Jesucristo y no por la magia de Isis. <br />En esta etapa del Imperio Bizantino, se dio un gran impulso a la cultura: se organizaron centros de formación intelectual en Grecia, Asia Menor, Oriente Próximo, y Egipto, donde se Impartieron las enseñanzas incluidas más adelante en el Trivium y en el Cuatrivium medieval. Existieron médicos hombres y mujeres, paganos y cristianos. No existía titulación oficial. Tampoco existieron médicos realmente brillantes; la medicina que se practicaba era la galénica, aunque hubo médicos cristianos que la rechazaron completamente, por provenir de un pagano y porque vieron un gran problema en encajar la idea de Galeno de racionalizar todo lo relacionado con la Physis y la idea cristiana de la omnipresencia de Dios.A partir del siglo III el cristianismo, instalado ya como religión oficial, se va a oponer frontalmente al enfoque pagano de la medicina galénica, lo que llevará a una decadencia de las ciencias médicas, dentro de la decadencia generalizada que se va a presentar.<br />Oribasio fue un médico griego del siglo IV, muy importante en su época, que escribió una enciclopedia y una relación de los principales médicos anteriores a él, y será a través de sus textos como conocerán la medicina galénica los futuros médicos árabes. Aecio de Amida (nacido en la región del Tigris, durante el siglo VI) como médico practicó las supersticiones de la época, usando en su práctica médica hechizos y amuletos; y como farmacólogo, basándose en los textos de Oribasio, conoció a Galeno, ordenando e incluso en algunos aspectos corrigiendo su clasificación farmacológica. También nos habló de drogas de procedencia índica como el alcanfor. <br />Alejandro de Trelles, en Asia Menor y por la misma época, se dedicó a la polifarmacia, introduciendo el uso del ruibarbo. También creyó en la fuerza curativa de los amuletos. y adaptó la medicina grecorromana al estilo bizantino. El más importante de todos ellos fue Pablo de Egina (siglo VII) que recopiló nuevamente la farmacología de Galeno usando como fuente a Oribasio y a Aecio. Ejerció como médico en Alejandría, donde escribió numerosos tratados sobre su ciencia, y allí se los encontraron los árabes cuando conquistaron la ciudad, convirtiéndose así en otra importante fuente de información para sus médicos. <br />Otra fuente de información para éstos futuros médicos árabes va a ser a través de los seguidores de Nestorio, cuando este obispo cristiano, condenado por hereje en el Concilio de Efeso (sostenía la existencia de dos personas en Cristo, una de naturaleza divina y otra humana), en el año 431, sea desterrado junto a sus seguidores entre los que se encontraban personas de gran altura intelectual, al Alto Egipto. <br />Etapa de Constantinopla (642 -1453)<br />A lo largo de los ocho siglos restantes, se seguirá acentuando la decadencia intelectual del Imperio Bizantino. Ya no van a aparecer mas grandes recopiladores como Oribasio o Pablo de Egina.Se establecieron contactos más profundos con. otros países: Constantino VII envió un embajador a Abderramán III, llevándole un Dioscórides de regalo, y hubo múltiples intercambios científicos, tanto de personas como de ideas. Como médicos mas importantes se pueden citar: del siglo XI a Miguel Psellos que escribió un tratado sobre fisiología y dietética y a Simeón Seth que en sus escritos se opuso ferozmente a Galeno; ninguno de los dos aportó innovaciones a la medicina; del siglo XIII a Nicolás Mirepsos, que escribió una colección de recetas llamada Dinameron en las que se aprecia claramente la superstición de la época; y del siglo XIV a Juan Actuario, que como médico fue hipocrático y galénico, y cuya obra da un digno fin a la época bizantina. <br />Ya no hay vestigio alguno de mentalidad mágica ni intervención divina. Es un hombre quien enferma, y otro quien va a intentar su curación. También sostiene que el hombre se distingue de los animales por su inteligencia. Practica la disección de animales y la vivisección y así descubre la función de los centros nerviosos. Sitúa el centro de la vida sensorial y psíquica en el cerebro. Se da cuenta del movimiento dela sangre en las venas. <br />A partir del año 500 a.C. se van a manejar dos conceptos básicos: PHYSIS -lo que nace y crece - del que va a derivar la fisiología, y TEKHNE o arte; el que nos interesa, TEKHNE lATRlKE ó arte de curar ó medicina científica ó medicina técnica.La primera pregunta racional, a la luz de estos conceptos, que se hicieron los griegos clásicos, fue: ¿ De qué estamos hechos? Tales (650 a.C") considera que el hombre vive a través de su sangre, procrea con su esperma, y la mujer procrea con su flujo; todo ello es líquido. De ahí deduce que somos agua: el aguacrea, se puede transformar en aire, y se puede comprimir dando objetos sólidos como huesos,tejidos, o piedras o madera. Es decir, el agua es el fundamento de la naturaleza. <br />Anaxímenes (483 a.C.) piensa que el elemento fundamental es el aire (PNEUMA), Heráclito el calor, el fuego, y Xenófanes la tierra. Empédocles (483 a.C.) considera como base la tierra, aunque luego cambiará de idea y asegurará que son los cuatro elementos, con sus cuatro propiedades: fuego (caliente), agua (húmeda), tierra (seca), y aire (frío), los fundamentales.Aristóteles asumirá esta teoría y hará de ella la base de la vida.Para ellos, los medicamentos podrán curar al influir en los cambios de estas propiedades. <br />Escuela de Coso <br />Alrededor de Hipócrates de Cos (460 a.C.) se va a formar una escuela médica de enorme importancia, plasmada en el "Corpus Hippocráticum" o conjunto de 53 textos anónimosescritos a lo largo de mas de cien años a partir de la segunda mitad del siglo V a.C. Hipócrates sostiene la teoría de los cuatro humores componentes del cuerpo humano: sangre, bilis, pituita y flema, que a su vez están formados por agua, aire, tierra y fuego y les concedelas siguientes características: sangre, húmeda y caliente; bilis ,seca y caliente; pituita, fría y húmeda: y flema, fría y seca. <br />El cuerpo humano tiene proporciones determinadas de estos cuatro humores. Si estas proporciones se desequilibran, aparece la enfermedad. Los temperamentos también nacen con el individuo y dependen de su naturaleza, por eso cadaenfermo es distinto y hay que tratarle de un manera individual, es decir, hay que tratar al enfermo y no a la enfermedad.El médico por excelencia es la Naturaleza, luego para curar a un enfermo hay que ayudar a su naturaleza, pero nunca contrariada, "Natura sanat, medicus curat'', dirán los romanos sobre esto, en su momento.Luego la Terapéutica es la corrección del desequilibrio de los humores del enfermo.Emplearán medicamentos externos y suaves; su código sobre ética profesional - el Juramento Hipocrático - ha llegado a nuestros días. <br />De Cos salieron textos como: " Sobre los aires, las aguas y los lugares", "Sobre la dieta de las enfermedades agudas ": sobre fracturas articulaciones y heridas en la cabeza, textos sobre epidemias y sobre la naturaleza del hombre.Demócrito (460 a.C") nos ha dejado una clasificacion de medicamentos: dulces, salados, purgantes, astringentes, ácidos, etc. y explica su accion según su forma.Acepta la existencia de poros llenos y vacíos, y define el ATOMON como la parte más pequeña en que pueden dividirse los cuatro elementos. La otra escuela importante fue la de Cnido. A ella se deben textos" Sobre las Hebdórnadas". "Sobre las infecciones externas", " Sobre las afecciones", y enfermedades de niños y mujeres.<br />Aristóteles fue médico e hijo de médico. Aplicó el razonamiento - la lógica - en la lucha contra la enfermedad. Para él, la forma del nuevo ser (lo activo, lo caliente) procede de lasemilla masculina, y la materia del nuevo ser (lo frío, lo pasivo), de la semilla femenina; así empezó a desarrollarse la Embriología. También nos dice que el corazón - para él, la parte primordial del cuerpo - es el primer órgano que se forma en el embrión, se empieza a mover solo, y será el último en detenerse cuando el cuerpo muera; estudia cuidadosamente elcorazón, y deduce que la sangre, a través de él, se mueve por los vasos y puede ser arterial y venosa. La vida la mantiene un calor innato y el aire que respiramos de fuera (el pneuma ),renueva lo que se desgasta de ella. Los alimentos son convertidos en jugos vitales.<br />Herófilo (330 a.c.), médico de la escuela de Alejandria, aunque fue discípulo de la escuela de Cos, estudió el ojo, el cerebro, el sistema nervioso, el vascular - contó las pulsaciones con la clepsidra - y los órganos genitales.Erasistrato ( 340 a.C.) se equivoca cuando afirma que las arterias no contienen sangre, y que el bazo no sirve para nada pero explica la mecánica de la respiración y el movimiento delcorazón. <br />Bueno, para no abusar excesivamente de la paciencia del lector, dejo a Galeno para otro capítulo. Y ahora, la pregunta que nos interesa a nosotros: ¿cómo curaban? En parte ya ha sido contestada: con métodos externos y medicamentos suaves, por ejemplo: una pleuresia la trataban con aristoloquia , hisopo y comino, que actúan calentando y secando, para contrarrestar la humedad y la frialdad del enfermo. Lo que mas usaban era catártico s, eméticos, diuréticos y expectorantes.En los escritos del Corpus Hippocráticum aparecen doscientos fármacos de origen vegetal, fármacos animales pertenecientes por lo menos a diez filum, y unos doce fármacos minerales. Como formas farmacéuticas se nombran fomentos, cataplasmas, gargarismo s, pesarios,píldoras, ungüentos, aceites, ceratos, colirios, trociscos e inhalaciones. Los RHIZOTOMOI eran los encargados de recoger las plantas. Conocemos a uno de ellos, Diocles de Caristo, que vivió en Atenas en el siglo IV a.C. Con susconocimientos confeccionó un herbario donde dejó especificado el origen, la identificación, el valor nutritivo, y usos medicinales de las plantas. Teofrasto (287 a.C.) nos ha dejado dos escritos: " De Historia Plantarum" y " De CausisPlantarum". Va a ser el primer botánico sistemático de la Historia Universal. Clasifica las plantas según sus hojas, raíces, tallos y épocas de crecimiento.<br />También, y para terminar. una referencia a otras personas cuyo trabajo giraba alrededor del uso medicinal de las plantas: PHARMACOPOLAS. que preparaban todo tipo de compuestos hechos a base de plantas, tales como abortivos, cosméticos, afrodisíacos, etc., MYGMATOPOLOS, vendedores ambulantes de remedios muchas veces dudosos, y MYREPSOS, los que hacen ungüentos; pero estas gentes generalmente procedían de las capas mas bajas de la sociedad, eran esclavos, generalmente de médicos que "curaban" a otros esclavos, a los que iban dirigidos sus "productos", y desde luego no contaron con la confianza de los médicos, quienes prefirieron fabricarse ellos mismos sus medicamentos.<br />Capítulo 5: La Medicina en el Mundo Árabe<br />Los orígenes, expansión y consolidación del mundo árabe aparecido subsiguientemente a la muerte de Mahoma, constituyen un tema que excede ampliamente a mis escasos conocimientos, así que no aburriré al lector contándole los pocos lugares comunes e ideas generales que pueda yo tener, pero el caso es que durante los siglos VII y VIII, diversas tribus árabes, cuyo factor común fue la religión Islámica, se extendieron desde la Península Arábiga por el norte de África y cruzando el Estrecho de Gibraltar llegaron hasta los Pirineos, mientras por el este, partieron desde Oriente Medio y Persia y llegaron hasta la India. <br />Una vez consumada la ocupación bélica, los invasores árabes respetaron la cultura de cada pueblo que habían conquistado, asimilándose a ella. Esta permisividad y respeto por lo que hoy llamaríamos la población civil, y por su cultura, aunque no por su religión, pues en la mayoría de los casos se les obligó a abrazar el Islam, dio como resultado la gran riqueza intelectual y el esplendor económico desarrollado en apenas 100 años, bajo el dominio de los Califas. <br />En las tribus que poblaron la península Arábiga antes de la llegada de Mahoma, (nacido entre el 570 y el 580 y muerto el 8 de junio del 632) se practicaba una medicina pretécnica con sus consabidos componentes de ignorancia, superstición y remedios empíricos. Pero, desde los primeros tiempos de expansión del Islam, los árabes tomaron ciudades griegas, sirias y persas, como Alejandría, Nisibis y Gundishapur, lo que les permitió entrar en contacto con lo mejor de la cultura de esa época, y ellos no sólo no las destruyeron sino que increíblemente receptivos, las asimilaron y "arabizaron" su saber. <br />Los Califas se asentaron en las ciudades conquistadas, protegiendo su cultura, las engrandecieron y las dotaron de instituciones culturales: una Academia, una Mezquita y una Escuela de Medicina. Las Academias de Bagdad, Samarcanda, Damasco y Basora, fueron creadas entre los siglos IX y X, mientras que las españolas de Córdoba, Toledo, Sevilla y Murcia, se crearon más tarde, entre los siglos X y XI. Bajo sus Califas, en ellas se tradujeron y divulgaron obras de Hipócrates, Dioscórides, Platón, Aristóteles, Euclides, Ptolomeo, Galeno, Alejandro de Trelles, Pablo de Egina. La creme de la creme. También se tradujeron obras asirías y persas; y dos tratados indios: el Susruta y el Characa, auténticas recopilaciones del saber de este pueblo escritas hacia el siglo V después de Cristo.En ellas también se hicieron avanzar espectacularmente la alquimia, la astrología, la farmacia y las matemáticas. <br />En Bagdad, en el siglo IX se creó una "Casa de la Sabiduría" en donde se centralizó toda esta inmensa labor de traducción y por consiguiente de recopilación de conocimientos. Al lado se construyó un hospital en el que médicos árabes y de otras partes del mundo aprendieron y practicaron la medicina técnica griega. La primera farmacia que conocemos como tal, se estableció en este centro. Conocemos a dos de sus médicos: MESUE que fue su director, y a su discípulo HUNAIN, quien siguiendo la medicina de Galeno escribió su obra más importante la ISAGOGE, que más adelante será traducida al latín y se convertirá en texto médico fundamental en las universidades medievales cristianas. <br />La escuela de Hunain tradujo todo el Corpus Hipocrático, así como obras de Galeno, Dioscórides, Oribasio y Pablo de Egina. Solamente Hunain escribió mas de un centenar de obras, la mayoría de temas médicos. Por este trabajo de traductor y de autor se le considera el gran "recopilador" del saber grecorromano, de manera que, gracias a la difusión de sus obras, el mundo cristiano medieval tendrá acceso a estos conocimientos, que habían sido "censurados" unos siglos antes por los primeros cristianos. <br />En el siglo IX , también vivió Serapión el Viejo, quien reunió en su obra, substancias medicamentosas procedentes del mundo griego y arábigo, especificando formas de preparación de medicamentos con ellas, su conservación y posibles falsificaciones; cita el semen contra. También su obra fue traducida al latín. <br />RHACES nació en Raii ( Persia) en el siglo IX; fue profesor de medicina en la escuela médica de Bagdad, muy meticuloso en su trabajo, escribió un tratado de medicina, el "Liber medicinallis ad Almansorem", también muy influenciado por Galeno, en el que trata de la preparación de medicamentos; un Antidotario; y una descripción de drogas y compuestos químicos usados en farmacia como sales de nitro, sulfatos de hierro y cobre, cloruro de mercurio. Fue la primera gran figura de la medicina árabe y sin duda su mejor clínico. Tuvo un interés particular por las formas farmacéuticas, recomendando las píldoras como manera de administrar medicamentos de forma agradable y eficaz. <br />Mientras tanto, en Córdoba (España), la dinastía omeya había fundado un Califato que durante los siglos X y XI alcanzó su máximo esplendor, convirtiéndose en el foco principal de la cultura árabe en ese momento. El primer médico cordobés importante fue ABULCASIS. Gran cirujano, mejoró sensiblemente el instrumental quirúrgico llegando a utilizar tenazas, trépanos, bisturís, sondas, éspeculos, etc ... Su "Liber Servitoris" está dedicado a la química medicinal, y también será muy estudiado por los farmacéuticos cristianos de siglos posteriores.<br />AVICENA (980 - 1.037) fue filósofo, teólogo, astrónomo, político, escritor, comilón y mujeriego: también, por supuesto, médico. Fue un hombre de una memoria prodigiosa, brillante y polémico, de manera que estuvo varias veces en la cárcel a lo largo de su vida, circunstancia que aprovechó para escribir algunas de sus obras más importantes. De todas estas, la que más sobresale es su CANON MEDlCINAE. En ella se aprecia la influencia de Dioscórides y sobre todo de Galeno, así como de la medicina india. Este Canon consta de 5 libros, divididos en disciplinas, tratados, secciones y capítulos. De los 5 tomos del Canon, 2 se dedican al trabajo del farmacéutico: el 2° a los simples medicinales, y el 4° a los compuestos; en ellos se contiene una relación completísima de medicamentos, normas de preparación de estos y un tratado sobre venenos. Nombra medicamentos de procedencia persa, india y griega. Introduce el dorado y plateado para las píldoras. Entre los simples, nombra la Kamala y el café. El canon de Avicena fue traducido al latín en el siglo XIII, convirtiéndose en un texto fundamental para el farmacéutico hasta el siglo XVIII. Durante estos 5 siglos fue considerada la figura más importante de la medicina, después de Galeno.Durante los siglos XII y XIII, en Córdoba vivieron tres médicos importantes: Avenzoar, Averroes y Maimonides. <br />AVENZOAR fue clínico, terapeuta y dietista.<br />AVERROES (1126-1198), como filósofo, intentó acomodar el pensamiento de Aristóteles dentro de la filosofía del Islam. Cómo médico, nos dejó una obra fundamental, también influenciada por Galeno, el LIBER UNIVERSALIS DE MEDICINA o COLLEGET. Con una personalidad inmensa y discutidísima, fue el primero en observar que una persona que había pasado la viruela, y había sobrevivido a la experiencia, no volvía a pasarla jamás por segunda vez. <br />MAIMONIDES ( 1135-1204) no fue árabe, sino hebreo, y como tal, desde su fe, intentó también asimilar a Aristóteles. Nos ha dejado escritos trabajos sobre toxicología, higiene y dietética. Hombre profundamente ético, en estas obras también quedó reflejada su profunda implicación personal con sus enfermos. Publicó un glosario de términos médicos, y un tratado de venenos. <br />En general, los árabes como médicos supieron poca anatomía - no practicaron la disección - y su fuente de información en esta materia fue Galeno, por lo que arrastraron sus errores. Este fue, quizás, su gran fallo. Una excepción: el médico egipcio IBN NAFIS (1210-1288) que fue el primero en descubrir la circulación menor de la sangre, negando la existencia de poros en el tabique interventricular. Pero fueron grandes cirujanos, que dieron un empujón impresionante a la oftalmología y a otras ramas de la cirugía. Bajo sus conocimientos funcionaron grandes escuelas de Medicina en Bagdad, El Cairo y: Damasco y se construyeron grandes hospitales por todo el Islam, de reconocido prestigio en su tiempo donde se prestaba asistencia medica y se impartía la enseñanza de la medicina. <br />En el siglo XIII nació en Málaga el botánico IBN al BAYTAR que escribió una Gran recopilación sobre las virtudes de los remedios y alimentos simples conocidos" en la que describe 1500 drogas de origen vegetal y 150 de origen animal con su aplicación terapéutica. El compendio más grande de materiales farmacéuticos del mundo árabe. Por esta época ya se habían hecho los primeros jardines botánicos dedicados al estudio de las plantas medicinales. Los árabes introdujeron en España el cultivo del arroz, la alfalfa y del algarrobo. También usaron piedras preciosas y como alquimistas de pro, buscaron su piedra filosofal capaz de convertir los metales en oro, y proporcionar el elixir de la eterna juventud. <br />En resumen, a los árabes, nosotros los farmacéuticos les debemos el nacimiento de nuestra profesión. El mundo de la botica y de la química que ellos fueron capaces de crear era ya tan extenso, que no podía caber la menor duda de que para moverse con soltura por ellos, era necesaria la especialización.<br />Entre los años 775 y 785, ya había en Bagdad farmacias de propiedad privada. En el siglo IX, el hospital de Damasco cuenta ya con una farmacia bien equipada, a cuyo cargo están farmacéuticos. A principios del siglo X hay farmacias en Túnez; en el siglo XII, en Sevilla. En 1190, en la farmacia del gran hospital de Marrakech, trabajaban farmacéuticos con formación, integrados en la plantilla del centro como personal sanitario. El hospital contaba con un jardín de plantas medicinales. <br />ABU AL MUNA KOHEN AL ATTAR, farmacéutico hebreo que vivió en El Cairo, escribió en 1259 ó 1260 un Manual para la Botica, dedicado a su hijo, en el que además de enseñarle los entresijos de nuestra ya complicada profesión, le marcaba las directrices de lo que debería ser su ética profesional. Así le advertía de que la pulcritud era fundamental: balanzas, pesos y medidas debían estar siempre bien limpios, y le recomendaba la limpieza diaria de ellos. El establecimiento debía ser atractivo para el público, estar bien abastecido de medicamentos, y en relación con estos, actuar de manera que los que se estropeasen se debían tirar, y los que se acabas en, reponer. Se debía controlar rigurosamente el inventario, y se debía moderar los beneficios. Como farmacéutico debía observar el deber moral de socorrer al enfermo, aliviar su dolor y recuperar su salud, recomendándole que todo buen farmacéutico "ha de tener profundas convicciones religiosas, consideración para el prójimo, especialmente los pobres y los necesitados y sentido de la responsabilidad. Asimismo ha de actuar con prudencia y ser temeroso de Dios". Este código ético, aparte de tener una gran resonancia a lo largo de los siglos, siendo impreso por última vez en 1932, fue el primer código deontológico de nuestra profesión. <br />Capítulo 6: La Baja Edad Media<br />left000Cuando en el siglo V después de Cristo cayó el Imperio Romano, en parte por su propia descomposición interna y en definitiva por la invasión de los pueblos del norte de Europa llamados por los propios romanos "bárbaros" despectivamente, conscientes de la abismal diferencia de nivel cultural que los separaba de ellos, ese mundo se vio sumido en un verdadero caos. Súbitamente se derrumbaron las estructuras de poder, las económicas y las sociales. La cultura desapareció del pueblo: si en el siglo V muy pocos sabían leer ya el griego, todavía la mayor parte de la población leía el latín; sin embargo, muy poco tiempo después, el pueblo llano simplemente no sabían leer.<br />Se destruyeron las escuelas científicas.<br />Por otra parte, el nivel cultural de los pueblos invasores era bajísimo.<br />La suma dio como resultado que los años 500 y 600 de nuestra era se caracterizaron por una vida intelectual bajo mínimos con el saber filosófico, científico y ret6rico prácticamente destruidos. Sin embargo esos años fueron cruciales para la consolidación de lo que podemos llamar la mentalidad europea cristiana medieval. Esta va a fraguar, por una parte con los restos de la antigua cultura grecorromana tamizada y reconvertida al pensamiento cristiano primitivo, más el nuevo influjo proveniente de los b6rbaros invasores cuando éstos, acabando por hacer suyas estas nuevas tierras conquistadas se instalen en ellas. Es decir, Europa va a fraguar básicamente a partir de cuatro culturas: las dos clásicas Grecia y Roma, el pensamiento judeo-cristiano y la cultura de los pueblos germánicos.<br />Las aportaciones de las tribus germánica a la ciencia médica fueron mínimas; y ya hemos visto que la implantación del primitivo cristianismo signific6 un claro retroceso para el desarrollo del saber m6dico.<br />Durante la primera parte de la Edad Media sólo va a quedar algo del saber médico romano conservado y practicado por médicos laicos, y la medicina mucho más teórica que práctica que se ejerció en los monasterios cristianos.<br />La situación mejorará a partir del siglo X con la aparición de la Escuela de Salerno y la de Traductores de Toledo, v sobre todo a partir del siglo XIII cuando vuelva a recuperar su rango de Ars Médica en las primeras Universidades medievales. Pero para que este cambio se produzca- el saber médico necesitará recibir el impulso de la ciencia árabe. Durante este periodo de tiempo las guerras con sus secuelas de destrucción y muerte fueron constantes: hubo hambre entre la población y sobretodo se desencadenaron grandes epidemias: la de peste aparecida entre los años 1348 y 1350 mató entre 20 y 25 millones de personas. Tifus exantemático, ergotismo, lepra y enfermedades carenciales también diezmaron a la población. Las condiciones de vida fueron durísimas en todo el continente europeo.<br />Corno todo el mundo sabe, se considera Edad Media el tiempo transcurrido entre la caída del Imperio Romano (siglo V) hasta la conquista de Constantinopla por los turcos en el año 1453 (casi mil años).<br />En estos oscuros tiempos, sobre todo durante sus primeros siglos, las enseñanzas estuvieron reservadas para unos muy pocos privilegiados, y la vida intelectual se refugió sobre todo en los monasterios.<br />En lo referente a la medicina, y por tanto a la farmacia, pues aún no se había separado, era ejercida por médicos profesionales de origen nórdico (ostrogodos, visigodos o francos), bizantino o judío; y a partir del siglo VI de una manera predominante por monjes cristianos sanadores que curaban en los monasterios. Pero estos monjes tenían muy pocos conocimientos médicos, extraídos de traducciones al latín de textos fragmentados de Hipócrates y Dioscórides; junto con unos pocos textos de Galeno, Oribasio y Alejandro de Trelles.<br />Casiodoro fue un escritor latino (490 - 583). Su obra enciclopédica "Instituciones de las letras divinas y humanas" la destinó a sus monjes del monasterio de Vivarium (Calabria), con el fin de que estos tuvieran acceso al legado cultural romano. A este monasterio se llevó una gran colección de obras médicas, y recomendó a su orden que "para mejor servir al prójimo, estudie las cualidades de los simples y aprenda a preparar los compuestos". El monje benedictino San Benito de Nursia funda en el año 529 el monasterio de Monte Cassino, en donde se reciben y atienden pobres y enfermos. Impone a sus monjes la norma de “Ora et Labora”. Sus novicios se dedicaron a copiar manuscritos latinos. Siendo analfabetos en muchos casos, más que copiar "dibujaban" los signos de los pergaminos sin entender su significado y de ahí los numerosos errores que se aprecian en estas copias. <br />Mientras, sus monjes se dedicaron a enseñar las artes liberales divididas en Trivium (Gramática, Retórica y Lógica) y el Cuatrivium (Aritmética, Geometría, Astronomía y Música). Estas enseñanzas no supusieron ningún adelanto cultural pues contenían solamente lo recopilado de los textos clásicos. El monasterio de Monte Cassino llegó a poseer una espléndida biblioteca de manuscritos y pergaminos. Los monasterios de San Gall, Poitiers, Lixieux, Lyon, Cremona, Vicenza... tuvieron centros hospitalarios. En unos planos de San Gall fechados en el 820 aparecen terrenos destinados específicamente a huerto de plantas medicinales. Sin embargo, en estas instituciones no existieron personas destinadas exclusivamente a la preparación de medicamentos. Habría que esperar al siglo X para leer referencias a monjes llamados "Apothecarios". Al lado de las catedrales de Reims, Chartres, Colonia, Madeburgo, etc. se crearon escuelas médicas.<br />Veda el Venerable (673 - 735) escribió una enciclopedia en inglés dirigida a monjes y a seglares.<br />En la primera mitad del siglo VII vivió en Sevilla (España) Isidoro, un monje autor de una enciclopedia "Los orígenes y las etimologías" donde recopiló todo lo que un hombre culto de esa época debía saber, y de un tratado médico "De naturis rerum". San Isidoro consideró la medicina como una segunda filosofía.<br />Una de las características más importantes de todas estas obras a las que me he referido es que sus contenidos eran recopilaciones de conocimientos provenientes de épocas anteriores a ellas, extraídos de textos que a lo largo del tiempo se habían visto muy mutilados, nunca de obras completas, y que además contenían numerosos errores de transcripción, y por lo tanto sin que estas obras aportaran ningún avance médico, de manera que al haberse perdido un volumen tan importante de conocimientos médicos en comparación con la medicina grecorromana" la ciencia médica de estos siglos se encontró realmente empobrecida.<br />Además de estas obras escritas en latín aparecieron otras escritas en inglés antiguo, francés, irlandés, y alemán en las que se aprecian claramente la influencia de la medicina popular romana, celta y teutona.<br />Por otra parte los pocos médicos profesionales que existieron aplicaban el formulario de Dioscórides v trataban al enfermo con plantas medicinales con las que intentaban paliar sus síntomas. E s decir. Practicaban una medicina sintomática, pero no curativa. Estos médicos, llamados "físicos" en general gozaron de una muy mala fama siendo muchas veces perseguidos por la ley que dictó normas muy severas en su contra. <br />Un testigo de la batalla de Poitiers fue el primer cronista de las historia que dio el nombre de “europeos” a los combatientes que desde distintos puntos geográficos de este continente se reunieron allí para enfrentarse a los ejércitos árabes y cortarles definitivamente el paso hacia el norte de Europa (año 732).<br />Durante todo este periodo de tiempo las normas impuestas durante los primeros siglos del cristianismo acerca de cómo debía ser el trato a los enfermos siguieron vigentes de manera que llegaron a estar profundamente enraizadas entre los médicos cristianos, condicionando profundamente el desarrollo del acto curativo; así se mantuvo la prohibición de actuar médicamente sobre el cuerpo del enfermo si esto suponía simplemente tocarlo, ya que el cuerpo humano era considerado impúdico; el tener contacto con su sangre, vista como algo abominable, y por supuesto estuvieron absolutamente prohibidas las disecciones.<br />En el sínodo de Ratisbona (siglo IX) se prohibi6 expresamente que los monjes ejercieran la medicina - la física - y por supuesto la cirugía y como todavía no se había producido la separación entre ellas y la farmacia también quedó prohibida ésta. Sin embargo esta parte de la prohibición no fue obedecida de manera que, mientras el ejercicio de la medicina y de la cirugía tuvo que salir fuera de los monasterios, lo que significó en la práctica su desaparición durante un tiempo hasta que su ejercicio se organizó por otros caminos, la farmacia siguió existiendo dentro de los monasterios.<br />Y, en la práctica así se produjo la separación entre ambas ciencias en la Europa Medieval. <br />El emperador franco Carlomagno fue el primer gobernante europeo de esta época que se preocupó de que su pueblo tuviera acceso a la cultura fuera de los centros de enseñanza religiosos. Con este fin intentó imponer en su imperio la unidad de lenguaje; obligó a los monjes que vivían en su territorio a escuelas anejas a sus monasterios en donde se enseñaba gratuitamente a leer y a escribir a todo aquel que quisiera aprender a hacerlo. Reguló la enseñanza seglar de la medicina (año 805). Sin embargo lo que no pudo hacer fue mejorar la baja calidad de esta enseñanza que consistía en algunos consejos dietéticos, una pequeña farmacopea y una mínima cirugía.<br />También prohibió las prácticas médicas basadas en la superstición, extendidísimas en aquella época como el uso de reliquias, conjuros, ritos, exortizaciones, ...e intentó erradicar la idea popular de que ciertas enfermedades( las enfermedades mentales, la epilepsia..) eran producidas por demonios que penetraban en los cuerpos y los espíritus y que en estos casos la base de su curación estaba en la expulsión de estos demonios por medio de ritos mágicos que incluso ponían en peligro la vida de estos desdichados enfermos, y que se realizaban por medio de ciertas personas poseedoras de virtudes sobrenaturales, generalmente por mediación de algún santo. No lo consiguió, y además esta "idea" seguiría implantada hasta el Renacimiento. <br />Carlomagno tuvo entre sus amigos personales médicos de cámara. Lamentablemente, su obra desapareció poco después de su muerte (año 814).<br />La Escuela de Salerno<br />Su origen constituye una leyenda: un médico hebreo, Helino; otro árabe, Adela; otro griego, Ponto v otro cristiano. el magister Salernus decidieron reunirse en Salerno, al sur de Nápoles, en Italia – allá por el año 1.000 – para compartir su saber, y pactaron entre ellos la creación de una escuela basada en los siguientes principios: libertad religiosa, tolerancia de pensamiento, aportación por parte de cada uno de ellos de todo su saber (es decir gran suma total de conocimientos), y por último laicismo, sin necesidad de bula (ni dinero) papal, y por lo tanto sin tener que transigir con la intolerancia religiosa de la época, ni tener que acatar sus restrictivas normas en lo tocante al desarrollo de la medicina.<br />En esta escuela estudiaron hombres y mujeres, seglares y monjes, sin importar su origen ni su religión. En esta escuela se hizo un importante trabajo de recopilación de conocimientos griegos, romanos, árabes y hebreos, que fueron traducidos al latín y así pudieron volver a incorporarse al bagaje cultural europeo. Tuvo gran importancia la enseñanza de la medicina, de la que se ocuparon médicos seglares dirigidos por un decano. <br />A esta escuela pertenecieron: <br />El médico Garioponto (muerto en 1.050), quién tradujo al latín modismos hebreos y griegos; usó la palabra "dinamis" por primera vez para referirse a la acción de los medicamentos en el cuerpo humano (farmacodinamia). Este médico también trató la malaria con arsénico. <br />Constantino el Africano (muerto en 1.085), que fue un comerciante árabe que por su profesión recorrió muchos lugares en los que recopiló extensos conocimientos médicos. Convertido al cristianismo al final de su vida, tradujo al latín por encargo de esta Escuela, aproximadamente 30 tratados escritos por médicos árabes. Hombre muy culto, dominaba además del árabe, el persa y el griego, traduciendo también al latín textos de estas lenguas. <br />El trabajo de recopilación y de traducción de la Escuela de Salerno, supuso la oportunidad de disponer de obras completas de diferentes autores clásicos, y no de fragmentos mal copiados de éstas. Por ejemplo se tradujeron textos completos de Galeno fundamentales para enriquecer el conocimiento médico. En el siglo X un médico hebreo Donnolo escribi6 una farmacología basada en textos árabes. Hacia el año 1.100 se escribió el Gran Antidotario con más de 485 fórmulas medicamentosas, de las cuales unas 200 eran recetas dedicadas a los pobres. Auténtica medicina casera.<br />En otro antidotario, el "Antidotario Nicolai ", se describen 175 fórmulas destinadas a la formación del estudiante de farmacia; llegaría a ser texto obligatorio para estudiantes de la Universidad de Paris, y además aportó toda una novedad: la descripción de fórmulas para elaborar medicamentos en grandes cantidades, destinadas a durar mucho por tener como base en su preparación azúcar o miel, que actuaban como conservantes. <br />La aportación de la Escuela de Salerno a la cultura medieval fue uno de los factores que le permitiría salir de su pobreza intelectual. El otro vino de Toledo (España).<br />La Escuela de Traductores de Toledo<br />La ciudad de Toledo fue reconquistada en el año 1.085, y en ella fueron encontrados una gran cantidad de manuscritos escritos en árabe, traducciones de textos de autores clásicos. Hacia el año 1.130 el arzobispo toledano Raimundo reunió en torno al erudito cristiano Domingo Gundisalvo, a los sabios hebreos Salomón y Avendaut, a Roberto Ketenense, y a Hermann el Dálmata; concediéndoles total igualdad ante la ley, así como libertad de expresión. Se creó así la Escuela de Traductores de Toledo. Durante los 300 años de existencia de ésta, su obra será enorme y su influencia decisiva. En ella se tradujo toda la obra de Aristóteles, cambiando así definitivamente la mentalidad del hombre medieval. En cuanto a la médica, se tradujeron obras de Hipócrates, Dioscórides, Galeno, Rhasis, Isaac ludeus, el Canon de Avicena y de cirugía de Abulqasim.<br />La vuelta a Europa de todos estos conocimientos desterrados durante más de 500 años, supuso para su población la salida de sus tiempos más tenebrosos. Pero aún faltarán otros 500 años de largo camino hasta la explosión cultural que supuso el Renacimiento. <br />Capítulo 7: La Alta Edad Media. Siglos XI a XV<br />left000Durante estos cinco siglos a los que me refiero, los cambios que se viven en la sociedad europea van a ser muy profundos, y van a dar lugar a una auténtica transformación de ésta. Estos cambios se van a deber principalmente a los siguientes acontecimientos: <br />Con respecto a la Baja Edad Media van a seguir las guerras en la mayor parte del territorio europeo, con sus secuelas de destrucción, hambre y muerte. Y van a seguir las epidemias. De hecho, la peor que se ha desatado nunca en Europa producida por la Yersinia Pestis, tuvo su punto de mayor virulencia entre 1348 y 1350. Asimismo, enfermedades como fiebres exantemáticas, tisis, disenterías, lepra, etc. condicionaron la manera de vivir del europeo medieval en su intento de defenderse de ellas. La sífilis también estaba muy extendida, aumentando la mortandad de la población. Como resultado, la densidad de población europea va a ser muy baja en esta época. <br />Pero también hubo aspectos positivos de esta época, el hombre laico europeo despegará a lo largo de estos cinco siglos, en su vida intelectual , lo que va a traer consigo:<br />• Desarrollo de las escuelas capitulares, paso previo a la aparición de las Universidades.• Fin de las cruzadas. Cuando los soldados que han participado en ellas regresen a sus tierras de origen , traerán consigo la cultura oriental.• Fin del feudalismo. • Potenciación de la vida en las ciudades: nacimiento de los gremios, y de la sociedad burguesa. • Paso de una sociedad absolutamente mediatizada por la lglesia a una capaz de pensar por si misma, que se laiquiza progresivamente. • Aparición de una postura critica frente a la Autoridad- que se va a ir desarrollando hasta el Renacimiento y que alcanzará su plenitud en la Revolución Francesa.• Cambios en el Cristianismo: nacimiento de las órdenes mendicantes: dominicos y franciscanos.<br />Paralelamente el desarrollo del mundo científico se hizo de la forma siguiente:<br />Siglo XII: Aparición de las Escuelas de Medicina de Bolonia- Paris y Montpellier. La escuela médica de Montpellier se convertirá en el centro medieval más importante de la ciencia médica en la Europa Occidental.Cuando en el siglo XIII nazcan las Universidades, la enseñanza de la medicina se convertirá desde el inicio de éstas en una de sus principales Facultades. En ellas se va a enseñar la medicina clásica greco-romana que- a través de las escuelas de Salerno y de Toledo, ha regresado al mundo europeo de la mano de la en ese momento, deslumbrante ciencia médica árabe. Avicena y Averroes nos van a devolver a Dioscorides y Galeno.También va a regresar la Filosofía griega, lo que supondrá el regreso de Platón y Aristóteles en el mundo cristiano medieval.La primera Universidad que se creo en Europa fue la de Bolonia (Italia) en el siglo XII. A lo largo del siglo XIII se van a fundar Universidades en Salerno, Padua, Paris, Oxford y Cambridge. En 1347 se fundo la de Praga. En Espari4 las pnmeras fueron las de Palencia (1192), Salamanca (1200) y Sevilla( 1250). <br />En este ambiente intelectual surgieron pensadores como Alberto Magno (siglo XII-XIII). Roger Bacon (XIII), Amaldo de Villanova (XIII), Raimundo Lullio (X[II-XIV), Saladino de Ascoto (XV) y Pedro Benedicto Mateo (XV), fundamentales para el desarrollo de la ciencia medica y farmacéutica medieval. También van a aparecer dos obras literarias fundamentales: un texto químico llamado en su época de Gebery un Grabadin – conocido como seudo-Mesué, o de Mesué hijo. Del Geber hoy día se sabe que fue escrito por varios autores occidentales, del siglo XIII, y fue llamado así en honor del alquimista árabe Jabir ibn Hayyan (que vivió en los siglos VIII y y IX, y fue autor de un tratado de química titulado el Corpus Jabirianum), seguramente porque los autores cristianos basaron su obra en esta obra de aquél. <br />El Grabadín de Mesué fue escrito en el norte de Italia en el siglo XIII, tomó el nombre del módico árabe, director de "la Casa de la Sabiduria " creada en Bagdad en el siglo IX, y fue obra de referencia obligada sobre la composición de medicamentos para todas las farmacias europeas durante siglos. <br />La separación definitiva entre medicina y farmacia se produjo en el siglo XlI, y vino provocada por tres factores:<br />Necesidad de una especialización dada la complejidad de cada una de las dos ciencias.<br />Prohibición a los religiosos de ejercer la medicina pero no la farmacia.<br />Aparición de personas que, profesionalmente, sólo les interesaba dedicarse a comerciar con drogas y preparar medicamentos que pudieran vender a los médicos. A estas personas en Francia , Italia y España se es llamó "especieros".<br />La profesión en la Alta Edad Media <br />El dato más antiguo que tenemos es de Venecia, en Italia, en donde se creó un cuerpo encargado de recetar y vender los productos y de regular el comercio farmacéutico, controlando la calidad y el precio de las drogas. Un siglo después (1252), estos justicias pasaron a ser los "Justicia Nova" y publicaron un estatuto, el de "Medici Speciali", dedicado a aquellos que primero comerciaban con especias y más tarde con drogas medicinales, por el que se reguló el ejercicio de este comercio. En este estatuto se contemplaba la prohibición expresa al médico y al farmacéutico de formar sociedad, y así recetar y vender los productos más caros, y se ordenaba al farmacéutico que preparase los medicamentos siguiendo los principios expuestos en los tratados de medicina y en los Antidotarios. <br />En 1221 apareció el gremio de farmacéuticos de Verona. A finales del siglo XIV, lo hizo en Roma bajo el nombre de Universitas Armatarium. Mas tarde, en el siglo XV, por medio de una bula del papa Martín V. esta institución adoptó unos nuevos estatutos que la convirtieron en el Nobile Collegio degii Aromatari. En estos estatutos se contemplaba:<br />La obligación de prestar auxilio a los compañeros enfermos y pobres.<br />El derecho a examinar a los que quieran ejercer la profesión.<br />La obligación de los nuevos farmacéuticos de inscribirse en este colegio.<br />Se regula la apertura de nuevas farmacias, teniendo en cuenta la distancia entre ellas.<br />Se estipulan los precios de medicamentos, alimentos, licores, cuyo comercio estaba controlado por este colegio. <br />En Milán se creo el gremio de farmacéuticos hacia el año 1.300. En sus estatutos se acordaba que nadie podía ejercer la profesión si no había sido previamente examinado y aprobado por sus compañeros: el gremio de Florencia se llamó el "Tribo dei medici e degli speciali ", a él perteneció el Dante. En la Italia del siglo XIV los gremios de farmacéuticos controlaban el comercio en régimen de monopolio de unos dos mil artículos diferentes, desde libros hasta velas, y también solían ejercer como enterradores. <br />En Francia, en el siglo XII, todavía aparecen juntas ambas profesiones en su ejercicio, pero al que se dedica sólo al comercio y preparación de medicamentos se le llama “pigmentario”, por ser también comerciante de especias. El gremio que empezó a funcionar en París a partir del siglo XIII, englobó a especieros, boticarios, drogueros, herbolarios y cereros, lo que da idea de lo variado de la profesión. Esta corporación tuvo entre sus principales tareas, la de organizar funciones religiosas. Su patrón fue San Nicolás. Otro cometido mas acorde con su naturaleza fue el de guardar los sistemas de pesas usados como patrón en la fabricació

×