REFLEXION      Marcos 7. 31-37.        23º Domingo      Tiempo Ordinario           Ciclo B         09-09-2012
Este domingo la liturgia presenta el relato de la curación del sordomudo.Apreciamos un llamado a la apertura y           a...
Jesús sale de la región “sagrada” de Palestina, paraentrar en el territorio pagano de la Decápolis.  * Su horizonte evange...
En el tiempo de Jesús, una    persona sordomuda tenía     dificultades para recibir información, serios problemaspara expr...
El contacto personal y físico con Jesúselimina ataduras, trabas y miedos.  Jesús habla al paralítico, al ciego, hablacon l...
Un gesto expresivo de Jesús (levantar losojos al cielo y suspirar), nos indica dóndebuscaba el poder de regenerar a quienn...
Podemos aplicarnos esta tarea    curativa a nosotros mismos.Preguntarnos si tenemos que curarnos      de alguna sordera o ...
En el texto nadie obedece la orden     de silencio dada por Jesús.Él sabe, por propia experiencia, que    cuando se “vive”...
El relato termina con un precioso         elogio sobre Jesús:     ¡Todo lo ha hecho bien!Lo mismo que se dice de Dios enel...
¡ Effatá: Abríos !     ¡Danos oídos atentos y lenguas desatadas!  Que nadie deje de oír el clamor de los acallados, ni se ...
Reflexion 23º domingo durante el año
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Reflexion 23º domingo durante el año

639 visualizaciones

Publicado el

Curación del sordomudo, effata, abrete

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
639
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
208
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Reflexion 23º domingo durante el año

  1. 1. REFLEXION Marcos 7. 31-37. 23º Domingo Tiempo Ordinario Ciclo B 09-09-2012
  2. 2. Este domingo la liturgia presenta el relato de la curación del sordomudo.Apreciamos un llamado a la apertura y a la comunicación. El hombre sordomudo, estaba encerrado en sí mismo, incapaz de salir de su aislamiento, permite que Jesús trabaje en sus oídos y su lengua.La palabra de Jesús resuena hoy para cada uno de nosotros.
  3. 3. Jesús sale de la región “sagrada” de Palestina, paraentrar en el territorio pagano de la Decápolis. * Su horizonte evangelizador es universal. * No excluye a nadie. * Si no hay alimentos impuros, tampoco hay personasimpuras. Para la mentalidad de la época, la sordera y la mudezpertenecen al tipo de enfermedades consideradas uncastigo. Las personas que las sufren son consideradaspecadoras. Jesús, al abrir los oídos y soltar la lengua a unapersona, no sólo le devuelve la salud, sino que lareintegra a la vida social con todos sus derechos. Hace que las personas dejen de ser marginadas. Así es la actuación de Jesús. Así se manifiesta el Reino.
  4. 4. En el tiempo de Jesús, una persona sordomuda tenía dificultades para recibir información, serios problemaspara expresar sus pensamientose impedida para tomar iniciativas y decisiones libres.Jesús resuelve el problema de la incomunicación humana.
  5. 5. El contacto personal y físico con Jesúselimina ataduras, trabas y miedos. Jesús habla al paralítico, al ciego, hablacon los leprosos, con la niña enferma... Con el sordomudo recurre a los gestos,para darle a entender que quiere devolverle el oído (metiendo sus dedos en los oídos)y que quiere soltarle la lengua (tocándolacon su saliva). Esté donde esté, para Jesús el únicocriterio para decidir lo que puede o nopuede hacer es la necesidad concreta delser humano.
  6. 6. Un gesto expresivo de Jesús (levantar losojos al cielo y suspirar), nos indica dóndebuscaba el poder de regenerar a quiennecesita ser recreado y liberado. La misma palabra dirigida al sordomudopuede resonar hoy en nuestros oídos y ennuestro corazón, invitándonos a realizargestos creadores y a ofrecer signos devida. Quizá la invitación a los hombres ymujeres de hoy y de siempre estéenunciada en esas palabras de Jesús alsordomudo: “¡ÁBRETE!”.
  7. 7. Podemos aplicarnos esta tarea curativa a nosotros mismos.Preguntarnos si tenemos que curarnos de alguna sordera o mudezvoluntarias, si ejercemos la misión de curar a otros. Si construimos vallasque nos “callan” e impiden que lleguehasta nosotros el rumor de la vida de los demás, con sus problemas y sus alegrías.
  8. 8. En el texto nadie obedece la orden de silencio dada por Jesús.Él sabe, por propia experiencia, que cuando se “vive” la Palabra, cuando se la acoge en el corazón, ¿cómo guardar silencio? ¿Cómo no salir corriendo al mundoentero y comunicar a todos la Buena Noticia?
  9. 9. El relato termina con un precioso elogio sobre Jesús: ¡Todo lo ha hecho bien!Lo mismo que se dice de Dios enel relato de la creación (Gn 1,31) Jesús inaugura con hechos y palabras la Nueva Creación.
  10. 10. ¡ Effatá: Abríos ! ¡Danos oídos atentos y lenguas desatadas! Que nadie deje de oír el clamor de los acallados, ni se quede sin palabras ante tantos enmudecidos. Tímpanos que se conmuevan para los que no oyen. Palabras vivas para los que no hablan. Micrófonos y altavoces sin trabas ni filtros para pronunciar la vida, para escuchar la vida y acogerla. ¡Que los sordos oigan y los mudos hablen! Para el grito y la plegaria, para el canto y la alabanza. para la música y el silencio, para la brisa y el viento,para escuchar y pronunciar tus palabras aquí y ahora. Tú que haces oír a sordos y hablar a mudos... ¡Danos oídos atentos y lenguas desatadas! Ulibarri Fl.

×