REFLEXION           Jn 6,51-59        20º Domingo   Tiempo Durante el Año          Ciclo B   19 de Agosto de 2012
JESÚS PAN VIVO     BAJADO DEL CIELOEn cada EUCARISTIA tenemos  la oportunidad de comer laCARNE y beber la SANGRE queJesús ...
Gracias a la Eucaristía, el creyente   se encuentra unido a Cristo,  mediante una compenetración             recíproca. La...
Se trata de una vida que debe   comunicarse a los demás,  siguiendo el mismo impulso dinámico del Hijo, el enviado del Pad...
Jesús, muriendo, hizo de su  Cuerpo nuestro Alimento       Si no lo creemos,  no tiene sentido comulgar
Al recibir la EUCARISTÍA,  no somos nosotros los queasimilamos a Jesús, sino quees Él quien nos transforma a           nos...
Estamos en Él, y Él en nosotros,   con una PRESENCIA real y            absoluta.  Por esa razón, al recibirlo en gracia, n...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Reflexion del evangelio del 20º domingo

243 visualizaciones

Publicado el

E

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
243
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Reflexion del evangelio del 20º domingo

  1. 1. REFLEXION Jn 6,51-59 20º Domingo Tiempo Durante el Año Ciclo B 19 de Agosto de 2012
  2. 2. JESÚS PAN VIVO BAJADO DEL CIELOEn cada EUCARISTIA tenemos la oportunidad de comer laCARNE y beber la SANGRE queJesús ofreció el Viernes Santo
  3. 3. Gracias a la Eucaristía, el creyente se encuentra unido a Cristo, mediante una compenetración recíproca. La misma vida divina, que va delPadre al Hijo pasa al creyente que comulga. Esta comunicación de vida participada acontece en un contexto de misión.
  4. 4. Se trata de una vida que debe comunicarse a los demás, siguiendo el mismo impulso dinámico del Hijo, el enviado del Padre, que vino al mundo para dar vida.
  5. 5. Jesús, muriendo, hizo de su Cuerpo nuestro Alimento Si no lo creemos, no tiene sentido comulgar
  6. 6. Al recibir la EUCARISTÍA, no somos nosotros los queasimilamos a Jesús, sino quees Él quien nos transforma a nosotros
  7. 7. Estamos en Él, y Él en nosotros, con una PRESENCIA real y absoluta. Por esa razón, al recibirlo en gracia, nos fortalece, aumenta nuestra fe y nos permite conocerlo y amarlo mas.

×