SAN PIO X            2 de Junio de 1835           20 de Agosto de 1914           2º Parte: Encíclicas             Acerbo N...
Acerbo Nimis              Carta encíclica de san Pío X           sobre la enseñanza del Catecismo                   15 de ...
   3. Siendo esto así, Venerables Hermanos, ¿qué tiene    de sorprendente, preguntamos, que la corrupción de    las costu...
Efectos de la "doctrina" 4. Fácilmente se descubre que es así, porque, en  efecto, la doctrina cristiana nos hace conocer...
El primer ministerio 6. Puesto que de la ignorancia de la religión proceden  tantos y tan graves daños, … son tan grandes...
   8. Por lo cual, el sacrosanto Concilio de Trento,    hablando de los pastores de almas, declara que la    primera y ma...
   9. … la predicación del Evangelio está destinada a los    que ya poseen los elementos de la fe. Es el pan, que    debe...
Instrucción popular 10. Ciertamente no reprobamos a los oradores  sagrados que, movidos por sincero deseo de gloria  divi...
   11. Conviene repetir -para inflamar el celo de los    ministros del Señor- que ya es crecidísimo, y aumenta    cada dí...
   12. Si es cosa vana esperar cosecha en tierra no    sembrada, ¿cómo esperar generaciones adornadas    de buenas obras,...
Normas 13. De lo expuesto hasta aquí puede verse cuál sea la  importancia de la instrucción religiosa del pueblo;  debemo...
   II) Los mismos han de preparar a los niños …, en    épocas fijas del año, y mediante instrucción que ha de    durar va...
   V) En las grandes poblaciones, principalmente donde    haya Facultades mayores, Institutos y Colegios,    fúndense esc...
   VII) Venerables Hermanos, … Ahora, obligación    vuestra es procurar, cada cual en su propia diócesis,    que estas pr...
El trabajo de la enseñanza 14. Pero no quisiéramos que alguien, en razón de  esta misma sencillez que conviene observar, ...
 15. Séanos permitido,…, deciros al terminar esta  Carta, lo que dijo Moisés: El que sea del Señor,  júntese conmigo (EX ...
Lacrimmabili Statu Indorum           Carta encíclica de san Pío XA los Arzobispos y Obispos de América Latina, para   pone...
corazones, a los pobres indios no sólo carentes de laluz de la fe, sino también a los limpios por el bautismo,los reducen ...
Púes ¿qué puede haber ... que el matar los hombres… por causas levísimas a veces o por el mero placerde ejercitar su cruel...
2. Certeza de esas iniquidades. En realidad Nosotros, al recibir algunas veces  rumores de estas cosas, pusimos en duda l...
3. Urgente solución del problema. Por lo tanto, antes que a nadie, apelamos a vosotros  … que pertenece … vuestro pastora...
Vosotros empero, en todos aquellos lugares deeducación, como ser, en los Seminarios, en losColegios, en los internados de ...
4. Acción de la Iglesia en ese campo. La Iglesia Católica nunca fue estéril en hombres  apostólicos, quienes urgidos por ...
5. Condena de los reos de este crimen. Además, para que todo aquello que vosotros, o por  vuestra iniciativa o por consej...
6. Exhortación final. Siendo conformes a Nuestra paterna voluntad también continuando lo hecho por muchos de Nuestros Pre...
En estas cosas os habrán de favorecerciertamente los que gobiernan las Repúblicas;no faltarán tampoco,…, aquellos queperte...
Quam Singulari Christus amoreDecreto de san Pío X sobre la edad para la primera  comunión Cuán singular amor profesó Jesu...
Los pequeñuelos, a Cristo 2. Teniendo presente …, la Iglesia católica,…, tuvo  cuidado de acercar los pequeñuelos a Crist...
Edad de la discresión 4. … Hubo quienes sostuvieron que la edad de la  discreción era distinta, según se tratase de recib...
Restos de jansenismo 6. Tales daños ocasionan los que insisten  tenazmente, más de lo debido, en exigir que a la  primera...
Doctrina conciliar 7. Los abusos que hemos reprendido proceden de  que no fijaron bien cuál era la edad de la discreción,...
   8. No de otro modo lo entendieron los principales intérpretes    del Concilio de Letrán y los escritores contemporáneo...
Edad de la Comunión 9. De todo esto se desprende que la edad de la  discreción para la Comunión es aquella, en la cual el...
Normas obligatorias 10. Bien considerados estos antecedentes, esta  Sagrada Congregación de Sacramentos, en la sesión  ge...
   III) El conocimiento de la religión, que se requiere en    el niño para prepararse convenientemente a la    primera Co...
   V) Una o más veces al año cuiden los párrocos de    hacer alguna comunión general para los niños, pero    de tal modo,...
   VII) La costumbre de no admitir a la Confesión a los    niños o de no absolverlos nunca, habiendo ya llegado    al uso...
Su Pontificado
1903 4 / 8      Nominado Pontífice, asciende al Pontificado con el nombre de      9/8       Pío X.      4/9       Coronaci...
1906 16 / 1     Reforma de los seminarios en Italia.      11 / 2    Bula Vehementer nos la separación Iglesia-Estado en   ...
1909 21 / 4    Bula Communium rerum para el VIII centenario de S.Anselmo       7/5     dAosta.       16 / 11 Carta Vinea e...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

San pio x 2º parte

858 visualizaciones

Publicado el

Enciclica

Publicado en: Meditación
2 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
858
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
243
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
2
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

San pio x 2º parte

  1. 1. SAN PIO X 2 de Junio de 1835 20 de Agosto de 1914 2º Parte: Encíclicas Acerbo Nimis Lacrimmabili Statu IndorumDecreto Quam Singulari Christus amore (Resumen) Catequistas: Cristina y Marta
  2. 2. Acerbo Nimis Carta encíclica de san Pío X sobre la enseñanza del Catecismo 15 de abril de 1905Introducción1. … De este mal que padece la religión no hay nadie,animado del celo de la gloria divina, que no investiguelas causas y razones, sucediendo que, como cada cuallas halla diferentes, propone diferentes mediosconforme a su personal opinión para defender yrestaurar el reinado de Dios en la tierra …Necesidad de instrucción2. ¡Cuán comunes y fundados son, por desgracia,estos lamentos de que existe hoy un crecido número depersonas, en el pueblo cristiano, que viven en sumaignorancia de las cosas que se han de conocer paraconseguir la salvación eterna! …
  3. 3.  3. Siendo esto así, Venerables Hermanos, ¿qué tiene de sorprendente, preguntamos, que la corrupción de las costumbres y su depravación sean tan grandes y crezcan diariamente, no sólo en las naciones bárbaras, sino aun en los mismos pueblos que llevan el nombre de cristianos?... … El santo Rey David, glorificando a Dios por esta luz de la verdad que le había infundido en la razón humana, decía: Impresa está, Señor, sobre nosotros la luz de tu rostro. Y señalaba el efecto de esta comunicación de la luz, añadiendo: Tú has infundido la alegría en mi corazón, alegría con la que, ensanchado el corazón, corre por la senda de los mandatos divinos.
  4. 4. Efectos de la "doctrina" 4. Fácilmente se descubre que es así, porque, en efecto, la doctrina cristiana nos hace conocer a Dios y lo que llamamos sus infinitas perfecciones, harto más hondamente que las fuerzas naturales. ¿Y qué más? Al mismo tiempo nos manda reverenciar a Dios por obligación de fe, que se refiere a la razón; por deber de esperanza, que se refiere a la voluntad, y por deber de caridad, que se refiere al corazón, con lo cual deja a todo el hombre sometido a Dios, su Creador y moderador... 5. Lejos estamos de afirmar que la malicia del alma y la corrupción de las costumbres no puedan coexistir con el conocimiento de la religión … El que camina con los ojos abiertos, podrá apartarse, no se niega, de la recta y segura senda; pero el ciego está en peligro cierto de perderse. Además, cuando no está enteramente apagada la antorcha de la fe, todavía queda esperanza de que se enmiende …
  5. 5. El primer ministerio 6. Puesto que de la ignorancia de la religión proceden tantos y tan graves daños, … son tan grandes la necesidad y utilidad de la formación religiosa, ya que, en vano sería esperar que nadie pueda cumplir las obligaciones de cristiano, si no las conoce; conviene averiguar ahora a quién compete preservar a las almas de aquella perniciosa ignorancia e instruirlas en ciencia tan indispensable. Lo cual, Venerables Herma- nos, no ofrece dificultad alguna, porque ese gravísimo deber corresponde a los pastores de almas que, efec- tivamente, se hallan obligados por mandato del mismo Cristo a conocer y apacentar las ovejas, que les están encomendadas … 7. … Importa mucho, Venerables Hermanos, asentar …que para todo sacerdote éste es el deber más grave más estricto, que le obliga. Porque ¿quién negará que en el sacerdote a la santidad de vida debe irle unida la ciencia?
  6. 6.  8. Por lo cual, el sacrosanto Concilio de Trento, hablando de los pastores de almas, declara que la primera y mayor de sus obligaciones era la de enseñar al pueblo … añade el Concilio que los párrocos están obligados, al menos los domingos y días de fiesta, a enseñar, por sí o por otros, a los niños las verdades de fe y la obediencia que deben a Dios y a sus padres. Asimismo manda que, cuando hayan de administrar algún sacramento, instruyan, acerca de su naturaleza, a los que van a recibirlo, explicándolo en lengua vulgar e inteligible.
  7. 7.  9. … la predicación del Evangelio está destinada a los que ya poseen los elementos de la fe. Es el pan, que debe darse a los adultos. Mas por lo contrario, la enseñanza del Catecismo es aquella leche, que el apóstol San Pedro quería que todos los fieles habían de desear sinceramente, como los niños recién nacidos. El oficio, pues, del catequista consiste en elegir alguna verdad relativa a la fe y a las costumbres cristianas, y explicarla en todos sus aspectos. Y, como el fin de la enseñanza es la perfección de la vida, el catequista ha de comparar lo que Dios manda obrar y lo que los hombres hacen realmente; … y sacando … algún ejemplo de la Sagrada Escritura, de la historia de la Iglesia o de las vidas de los Santos, ha de aconsejar a sus oyentes, …, la norma a que deben ajustar la vida, y terminará exhortando a los presentes a huir de los vicios y a practicar la virtud.
  8. 8. Instrucción popular 10. Ciertamente no reprobamos a los oradores sagrados que, movidos por sincero deseo de gloria divina, se emplean en la defensa de la fe o en hacer el panegírico de los Santos; pero su labor requiere otra preliminar -la de los catequistas- … En cambio, la enseñanza catequística, aunque sencilla y humilde, merece que se le apliquen estas palabras que dijo Dios por Isaías: Al modo que la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven allá, sino que empapan la tierra y la penetran y la fecundan, a fin de que dé simiente que sembrar y pan para comer, así será de mi palabra salida de mi boca: no volverá a mi vacía, sino que obrará todo aquello que yo quiero y ejecutará felizmente aquellas cosas a que yo la envié. …
  9. 9.  11. Conviene repetir -para inflamar el celo de los ministros del Señor- que ya es crecidísimo, y aumenta cada día más, el número de los que todo lo ignoran en materia de religión, o que sólo tienen un conocimiento tan imperfecto de Dios, de la fe cristiana que, en plena luz de verdad católica, les permite vivir como paganos. ¡Ay! Cuán grande es el número, no diremos de niños, pero de adultos y aun ancianos que ignoran absolutamente los principales misterios de la fe, y que, al oír el nombre de Cristo, responden: ¿Quién es... para que yo crea en él …?
  10. 10.  12. Si es cosa vana esperar cosecha en tierra no sembrada, ¿cómo esperar generaciones adornadas de buenas obras, si oportunamente no fueron instruidas en la doctrina cristiana? … Inútil sería decir … que la fe es dada gratuitamente y conferida a cada uno en el bautismo. Porque …, los bautizados en Jesucristo, fuimos enriquecidos con el hábito de la fe, mas esta divina semilla no llega a crecer... y echar grandes ramas (Mc 4, 32), abandonada a sí misma y como por nativa virtud. Tiene el hombre, desde que nace, facultad de entender; mas esta facultad necesita de la palabra materna para convertirse en acto, como suele decirse. También el hombre cristiano, al renacer por el agua y el Espíritu Santo, trae como en germen la fe; pero necesita la enseñanza de la Iglesia para que esa fe pueda nutrirse, crecer y dar fruto …
  11. 11. Normas 13. De lo expuesto hasta aquí puede verse cuál sea la importancia de la instrucción religiosa del pueblo; debemos, pues, hacer todo lo posible para que la enseñanza de la Doctrina sagrada,… la más útil para la gloria de Dios y la salvación de las almas, se mantenga siempre floreciente, o, donde se la haya descuidado, se restaure. -Así, …, establecemos para todas las diócesis las siguientes disposiciones, que mandamos sean observadas y expresamente cumplidas: I) Todos los párrocos, y en general cuantos ejercen cura de almas, han de instruir, con arreglo al Catecismo, durante una hora entera, todos los domingos y fiestas del año, sin exceptuar ninguno, a todos los niños y niñas en lo que deben creer y hacer para alcanzar la salvación eterna.
  12. 12.  II) Los mismos han de preparar a los niños …, en épocas fijas del año, y mediante instrucción que ha de durar varios días, para recibir dignamente los sacramentos de la Penitencia y Confirmación. III) Además, han de preparar con especial cuidado a los jovencitos … para que, santamente, se acerquen por primera vez a la Sagrada Mesa, valiéndose para ello de oportunas enseñanzas y exhortaciones, durante todos los días de Cuaresma, …, durante varios otros después de la Pascua. IV) En todas y cada una de las parroquias se erigirá canónicamente la asociación, llamada vulgarmente Congregación de la Doctrina Cristiana. …, los párrocos tendrán colaboradores seglares para la enseñanza del Catecismo, que se ocuparán en este ministerio, así por celo de la gloria de Dios, como por lucrar las santas indulgencias con que los Romanos Pontífices han enriquecido esta asociación.
  13. 13.  V) En las grandes poblaciones, principalmente donde haya Facultades mayores, Institutos y Colegios, fúndense escuelas de religión para instruir en las verdades de la fe y en las prácticas de la vida cristia- na a la juventud, que frecuente las aulas públicas, en las que no se mencionan las cosas de religión. VI) Porque, en estos tiempos, …, no menos que la infancia, necesita la instrucción religiosa, los párrocos y cuantos sacerdotes tengan cura de almas, además de la acostumbrada homilía sobre el Santo Evangelio, que han de hacer todos los días de fiesta en la misa parroquial, escojan la hora más oportuna para que concurran los fieles -…- y den la instrucción catequí s tica a los adultos, con lenguaje sencillo y acomodado a su inteligencia. Para ello se servirán del Catecismo del Concilio de Trento, de tal modo que, en el espacio de cuatro a cinco años, expliquen cuanto se refiere al Símbolo, a los Sacramentos, al Decálogo, a la Oración y a los Mandamientos de la Iglesia.
  14. 14.  VII) Venerables Hermanos, … Ahora, obligación vuestra es procurar, cada cual en su propia diócesis, que estas prescripciones se cumplan enteramente y sin tardanza. Velad, pues, … Para evitar … que no expliquen el Catecismo sin la previa preparación, y que no hablen el lenguaje de la sabiduría humana, sino que con sencillez de corazón y con sinceridad delante de Dios ( 2 Co 1, 12) sigan el ejemplo de Cristo, pues aunque expusiese cosas que estuvieron ocultas desde la creación del mundo (Mt 13, 35 ), sin embargo, las decía todas al pueblo por medio de parábolas, o ejemplos y sin parábolas no les predicaba. Sabemos que lo mismo hicieron los Apóstoles, enseñados por Jesucristo; y de ellos decía San Gregorio Magno: Pusieron todo cuidado en predicar a los pueblos ignorantes cosas sencillas y accesibles, y no cosas altas y arduas. Y en las cosas de religión, una gran parte de los hombres de nuestra edad ha de tenerse por ignorante.
  15. 15. El trabajo de la enseñanza 14. Pero no quisiéramos que alguien, en razón de esta misma sencillez que conviene observar, imaginase que la enseñanza catequística no requiere trabajo ni meditación; al contrario, los pide mayores que cualquier otro asunto. … todos han de tener en cuenta que, por grande que sea la facilidad de conceptos y de expresión de que se hallen naturalmente dotados, ninguno hablará de la doctrina cristiana con provecho espiritual de los adultos ni de los niños, si antes no se prepara con estudio y seria meditación. Se engañan los que, confiados en la inexperiencia y rudeza intelectual del pueblo, creen que pueden proceder negligentes en esta materia … cuanto más incultos los oyentes, mayor celo y cuidado se requiere para lograr que las verdades más sublimes, … los hombres, penetren en la inteligencia de los ignorantes; los cuales, …, necesitan conocerlas para alcanzar la eterna bienaventuranza.
  16. 16.  15. Séanos permitido,…, deciros al terminar esta Carta, lo que dijo Moisés: El que sea del Señor, júntese conmigo (EX 32. 26). Observad, …, cuán grandes estragos produce en las almas la sola ignorancia de las cosas divinas. Tal vez hayáis establecido, en vuestras diócesis, muchas obras útiles y dignas de alabanza, para el bien de vuestra grey; pero …, cuidad esmeradamente de que el conocimiento de la Doctrina cristiana penetre por completo en la mente y en el corazón de todos … Que, mediando la intercesión de la Inmaculada y Bienaventurada Virgen, vuestro celo y piadosa industria se exciten con la Bendición Apostólica, que amorosamente os concedemos a vosotros, a vuestro clero y al pueblo que os está confiado, y sea testimo- nio de Nuestro afecto y prenda de los divinos dones.Dado en Roma, junto a San Pedro, 15 de abril de 1905
  17. 17. Lacrimmabili Statu Indorum Carta encíclica de san Pío XA los Arzobispos y Obispos de América Latina, para poner remedio a la miserable condición de los indios 7 de junio de 1912 A los 100 años de su promulgación1. Iniquidades que padecen los indios. Vehementemente conmovido por el penoso estado de los indios de la América inferior, … Nosotros debemos deplorarlo …. En ella se queja entre otras cosas de que, aún cuando la Sede Apostólica mucho tiempo hace que se preocupa de aliviar la afligida situación de aquéllos, no obstante existen aún "cristianos que como si hubieren olvidado totalmente el sentido de la caridad derramada por el Espíritu Santo en nuestros
  18. 18. corazones, a los pobres indios no sólo carentes de laluz de la fe, sino también a los limpios por el bautismo,los reducen a la esclavitud, los venden como esclavos,los privan de sus bienes, y realizan con los mismostales obras de inhumanidad que ¡os apartanprincipalmente de abrazar la fe de Cristo, y sobre todohacen que se obstinen en su odio para la misma ". De todas estas cosas indignas, … la peor, o sea laesclavitud propiamente dicha, poco después, por obrade Dios misericordioso, ha sido abolida totalmente; ypara su abolición pública en el Brasil y en otrasregiones mucho contribuyó la maternal instancia de laIglesia ante hombres esclarecidos que gobernabanesas Repúblicas. … Sin embargo, aún cuando algo seha hecho en favor de los indios, no obstante es mucholo que resta por hacer. En verdad cuando examinamoslos crímenes y las maldades, que aún ahora suelencometerse con ellos, ciertamente quedamos horroriza-dos y profundamente conmovidos.
  19. 19. Púes ¿qué puede haber ... que el matar los hombres… por causas levísimas a veces o por el mero placerde ejercitar su crueldad, o impulsados por súbitaviolencia conducir a la matanza de una vez cientos ymiles, o devastar pueblos y aldeas para realizarmatanzas de indígenas; de lo cual hemos recibidonoticia que en estos pocos años han sido destruidascasi totalmente algunas tribus?… Así pues, estando aquellas regiones sujetas a unclima ardiente, que penetra hasta lo más íntimo del ser,y destruye la fortaleza de los nervios, estando alejadosde la Religión … Ni tampoco se perdona por estos elsexo ni la debilidad de la edad: avergüenza realmentereferir la infamia y los crímenes de aquellos en comprary vender a las mujeres y a los niños; siendo realmentesobrepasados por ellos los peores ejemplos desalvajismo.
  20. 20. 2. Certeza de esas iniquidades. En realidad Nosotros, al recibir algunas veces rumores de estas cosas, pusimos en duda la certeza de hechos tan atroces … Pero, habiendo llegado a la certeza por medio de testigos muy seguros … Por lo tanto, es el momento de que movidos por esta preocupación intentemos poner término a tanto mal, suplicando humildemente a Dios, quiera mostrarnos benignamente algún camino para poner remedio oportuno a esto. EÉpues, que es el Creador y el Redentor amantísimo de todos los hombres, como Nos inspirara el trabajar a favor de los indios, ciertamente nos inspirará aquello que mejor se acomode a Nuestro propósito. Por lo cual, si a la labor del gobierno se uniese la de la Iglesia, entonces ciertamente se obtendrían muchísimo mejores frutos.
  21. 21. 3. Urgente solución del problema. Por lo tanto, antes que a nadie, apelamos a vosotros … que pertenece … vuestro pastoral oficio y cargo. Y dejando de lado las demás cosas de vuestra solicitud …, os exhortamos encarecidamente ante todo, que todas aquellas cosas que en vuestras diócesis están instituidas para el bien de los indios, la promováis con toda vuestra preocupación, y al mismo tiempo cuidéis de instituir aquellas otras que parezcan necesarias a la misma causa … Sepan por lo tanto que deben ayudar en esto principalmente con una doble acción: por la limosna y por la oración, y que esto lo hagan no sólo por la Religión, sino por que lo exige la Patria misma.
  22. 22. Vosotros empero, en todos aquellos lugares deeducación, como ser, en los Seminarios, en losColegios, en los internados de niñas, principalmentereligiosos, haced que no cese en ningún momento niel consejo ni la predicación de la caridad cristiana,que obliga a todos los hombres, sin distinción denacionalidad ni de color, como hermanos, hijos de unmismo Padre; la cual debe probarse no sólo conpalabras sino con hechos.Igualmente, no debe dejarse de lado ninguna ocasiónde demostrar, siempre que se ofrezca, cuanindecorosos son para el nombre de cristianoestos hechos indignos, que demostramos …En cuanto a lo que a Nosotros respecta, … eldisponer de otras puertas misionales, en las cualeslos indios encuentren un refugio y un amparo para susalud.
  23. 23. 4. Acción de la Iglesia en ese campo. La Iglesia Católica nunca fue estéril en hombres apostólicos, quienes urgidos por la caridad de Cristo estuvieron prontos y preparados aún para dar su propia vida por sus hermanos. Y hoy, cuando tantos odian la Fe, o la dejan, el ardor por diseminar el Evangelio entre los salvajes no sólo no ha decrecido entre los hombres de todo el Clero y de las religiones, sino que crece y aún más se difunde, por virtud principalmente del Espíritu Santo, el cual protege en las cosas temporales a la Iglesia, su Esposa. Por lo cual estas ayudas que, por beneficio divino, Nos han sido concedidas, juzgamos necesario usarlas tanto más copiosamente con los indios para librarlos de la esclavitud de Satanás y de los hombres perversos, … confiamos en el futuro, que de tantos trabajos de cristiana humanidad alguna vez la alegre mies florezca en inmejorables frutos.
  24. 24. 5. Condena de los reos de este crimen. Además, para que todo aquello que vosotros, o por vuestra iniciativa o por consejo ejecutéis para utilidad de los indios, tenga la máxima eficacia dimanante de Nuestra apostólica autoridad, …, condenamos y declaramos reo de inhumano crimen a cualesquiera que, como él mismo dice: "a los predichos indios pongan en esclavitud, los vendan, los compren, los cambien o regalen, los separen de sus mujeres o de sus hijos, se apoderen de sus cosas o de sus bienes, o de cualquier manera los priven de su libertad viéndolos en esclavitud; también a los que para tales cosas dan su consejo, auxilio, favor y acción cual- quiera sea el pretexto y cualquiera sea su color a que enseñen o aconsejen que esto es lícito o en alguna otra forma o pretendan cooperar a lo ya dicho... Por lo tanto queremos que la potestad de absolver de estos crímenes a los penitentes en el fuero sacramental sea reservada a los Ordinarios del lugar.
  25. 25. 6. Exhortación final. Siendo conformes a Nuestra paterna voluntad también continuando lo hecho por muchos de Nuestros Predecesores, …, hemos querido escribiros estas cosas a vosotros, …, sobre la causa de los Indios. De vosotros empero será el luchar con todas vuestras fuerzas, para que Nuestros deseos se cumplan con todo éxito …
  26. 26. En estas cosas os habrán de favorecerciertamente los que gobiernan las Repúblicas;no faltarán tampoco,…, aquellos quepertenecen al Clero, y principalmente losdedicados a las Sagradas Misiones, y porúltimo están sin ninguna duda todos losbuenos, que ya por sus obras, los que pueden,ya por otros oficios de caridad ayudarán a lacausa, en la que se unen al mismo tiemporazones en pro de la Religión y de la dignidadhumana. Porque realmente al que gobierna seagrega la gracia de Dios omnipotente bajocuyo auspicio, … Hermanos,… impartimos …Nuestra Bendición Apostólica
  27. 27. Quam Singulari Christus amoreDecreto de san Pío X sobre la edad para la primera comunión Cuán singular amor profesó Jesucristo a los niños, durante su vida mortal, claramente lo manifiestan las páginas del Evangelio … Llevó a mal que sus discípulos los apartasen de Él, reconviniéndoles con aquellas graves palabras: Dejad que los niños vengan a Mí, y no se lo vedéis, pues de ellos es el reino de Dios . En cuánto estimaba su inocencia y el candor de sus almas, lo expresó bien claro cuando, llamando a un niño, dijo a sus discípulos: En verdad os digo, si no os hiciereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Cualquiera, pues, que se humillare como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. El que recibiere a un niño así en mi nombre, a Mí me recibe
  28. 28. Los pequeñuelos, a Cristo 2. Teniendo presente …, la Iglesia católica,…, tuvo cuidado de acercar los pequeñuelos a Cristo por medio de la Comunicación eucarística, que solía administrarles aun siendo niños de pecho …, desde el principio se hizo común la costumbre de administrarle la Sagrada Eucaristía bajo la especie de vino. Y no sólo en el acto del bautismo, sino después y repetidas veces los niños eran alimentados con el divino manjar … Esta costumbre desapareció más tarde en la Iglesia latina y los niños no eran admitidos a la Sagrada Mesa hasta que el uso de la razón estuviera de algún modo despierto en ellos y pudieran tener alguna idea del Augusto Sacramento... 3. El Concilio de Trento, …, confirmó el decreto de Letrán … Por lo tanto, en virtud del citado decreto …, los cristianos, tan pronto como lleguen a la edad …, están obligados a acercarse por lo menos una vez al año… los sacramentos de la Confesión y… Comunión
  29. 29. Edad de la discresión 4. … Hubo quienes sostuvieron que la edad de la discreción era distinta, según se tratase de recibir la Penitencia o la Comunión … la Comunión exigían más edad, en la que se pudiese tener más completo conocimiento …, excluyendo, …, de la Comunión Eucarística a los niños o adolescentes .. 5. … Sucedía, pues, que la inocencia de los primeros años, apartada de abrazarse con Cristo, se veía privada de todo jugo de vida interior; de donde se seguía que la juventud, careciendo de tan eficaz auxilio …Ni merece menos reprobación … de prohibir la confesión a los niños no admitidos a la Sagrada Mesa …, con gravísimo peligro de su salvación. Y aun es más grave,… los niños no admitidos a la primera Comunión, ni aun en peligro de muerte se les permite recibir el Santo Viático …
  30. 30. Restos de jansenismo 6. Tales daños ocasionan los que insisten tenazmente, más de lo debido, en exigir que a la primera Comunión antecedan preparaciones extraordinarias, no fijándose quizá en que tales excesivas precauciones son resto de errores jansenistas, pues sostenían que la Santísima Eucaristía era un premio, pero no medicina de la fragilidad humana. Ni hay justa razón para que, si en la antigüedad se distribuían los residuos de las Sagradas Especies a los niños, aun a los de pecho, ahora se exija extraordinaria preparación a los niños que se encuentran en … estado de su primera inocencia, los cuales, …, tanto necesitan de este místico Pan.
  31. 31. Doctrina conciliar 7. Los abusos que hemos reprendido proceden de que no fijaron bien cuál era la edad de la discreción, quienes señalaron una para la confesión y otra distinta para la Comunión. El Concilio de Letrán exige sólo una misma edad para uno y otro sacramento, al imponer conjuntamente el precepto de confesar y comulgar. Y si para la confesión se juzga que la edad de la discreción es aquella en que se puede distinguir lo bueno de lo malo, es decir, en la que se tiene algún uso de razón, para la Comunión será aquella en que se pueda distinguir el Pan Eucarístico del pan ordinario: es la misma edad en que el niño llega al uso de su razón.
  32. 32.  8. No de otro modo lo entendieron los principales intérpretes del Concilio de Letrán y los escritores contemporáneos. Consta,…, según la historia eclesiástica, que los niños de siete años fueron admitidos a la primera Comunión por muchos concilios y decretos episcopales ya desde el siglo XIII, poco después del citado Concilio Lateranense. Tenemos, …, como testigo …, a Santo Tomás de Aquino, que dice: Cuando los niños empiezan ya a tener algún uso de razón, de modo que puedan concebir devoción a este sacramento (… Eucaristía), entonces pueden ya recibirle. … Explica Vásquez …: Desde el momento en que el niño llega al uso de razón queda obligado, por derecho divino, de tal manera que no puede la Iglesia desligarle de un modo absoluto. … Tales palabras son las del Concilio Romano, …, al enseñar que la obligación de recibir la Eucaristía empieza después que los niños y niñas llegaren al uso de razón, a saber, en aquella edad, en la cual pueden discernir este manjar sacramental, que no es otro que el verdadero Cuerpo de Jesucristo, del pan común y profano, y saber acercarse a recibirle con la debida piedad y devoción. Y el Catecismo Romano afirma que nadie puede determinar mejor la edad en que deben darse a los niños los sagrados misterios que el padre y el sacerdote con quien aquéllos confiesan sus pecados …
  33. 33. Edad de la Comunión 9. De todo esto se desprende que la edad de la discreción para la Comunión es aquella, en la cual el niño sepa distinguir el Pan Eucarístico del pan común y material, de suerte que pueda acercarse devotamen te al altar. Así, pues, no se requiere un perfecto cono cimiento de las verdades de la Fe, sino que bastan algunos elementos, esto es, algún conocimiento de ellas; ni tampoco se requiere el pleno uso de la razón, pues basta cierto uso incipiente, esto es, cierto uso de razón. ... Se condujo esta Sagrada Congregación de Sacramentos en la causa de Estrasburgo, el día 25 de marzo de 1910, en la cual se preguntaba si se podían admitir a la Sagrada Comunión los niños de catorce o de doce años, y resolvió: "Que los niños y las niñas fuesen recibidos a la Sagrada Mesa tan pronto como llegasen a los años de la discreción o al uso de la razón".
  34. 34. Normas obligatorias 10. Bien considerados estos antecedentes, esta Sagrada Congregación de Sacramentos, en la sesión general celebrada en 15 de julio de 1910, juzgó oportuno establecer las siguientes normas, sobre la primera comunión de los niños, normas que deberán observarse en todas partes: I) La edad de la discreción, tanto para la confesión como para la Sagrada Comunión, es aquella en la cual el niño empieza a raciocinar; esto es, los siete años, sobre poco más o menos. Desde este tiempo empieza la obligación de satisfacer ambos preceptos de Confesión y Comunión. II) Para la primera confesión y para la primera Comunión, no es necesario el pleno y perfecto conocimiento de la doctrina cristiana. Después, el niño debe ir poco a poco aprendiendo todo el Catecismo, según los alcances de su inteligencia.
  35. 35.  III) El conocimiento de la religión, que se requiere en el niño para prepararse convenientemente a la primera Comunión, es aquel por el cual sabe, según su capacidad, los misterios de la fe, necesarios con necesidad de medio, y la distinción que hay entre el Pan Eucarístico y el pan común y material, a fin de que pueda acercarse a la Sagrada Eucaristía con aquella devoción que puede tenerse a su edad. IV) El precepto de que los niños confiesen y comulguen afecta principalmente a quienes deben tener cuidado de los mismos, esto es, a sus padres, al confesor, a los maestros y al párroco. Al padre, o a aquellos que hagan sus veces, y al confesor, según el Catecismo Romano, pertenece admitir los niños a la primera Comunión.
  36. 36.  V) Una o más veces al año cuiden los párrocos de hacer alguna comunión general para los niños, pero de tal modo, que no sólo admitan a los noveles, sino también a otros que, con el consentimiento de sus padres y confesores, como se ha dicho, ya hicieron anteriormente su primera Comunión. Para unos y para otros conviene que antecedan algunos días de instrucción y de preparación. VI) Los que tienen a su cargo niños deben cuidar con toda diligencia que, después de la primera Comunión, estos niños se acerquen frecuentemente, y, a ser posible, aun diariamente a la Sagrada Mesa, pues así lo desea Jesucristo y nuestra Madre la Iglesia, y que los practiquen con aquella devoción que permite su edad. Recuerden, además, aquellos a cuyo cuidado están los niños, la gravísima obligación que tienen de procurar que asistan a la enseñanza pública del Catecismo, o, al menos, suplan de algún modo esta enseñanza religiosa.
  37. 37.  VII) La costumbre de no admitir a la Confesión a los niños o de no absolverlos nunca, habiendo ya llegado al uso de la razón, debe en absoluto reprobarse, por lo cual los Ordinarios locales, empleando, si es necesario, los medios que el derecho les concede, cuidarán de desterrar por completo esta costumbre. VIII) Es de todo punto detestable el abuso de no administrar el viático y la extremaunción a los niños que han llegado al uso de la razón, y enterrarlos según el rito de los párvulos. A los que no abandonen esta costumbre castíguenlos con rigor los Ordinarios locales. Dado en Roma, en el palacio de la misma Sagrada Congregación, el 8 de agosto de 1910.
  38. 38. Su Pontificado
  39. 39. 1903 4 / 8 Nominado Pontífice, asciende al Pontificado con el nombre de 9/8 Pío X. 4/9 Coronación en la Basílica de San Pedro en Roma. 22 / 11 Bula programática E supremi apostolatus cathedra. 18 / 12 Reforma de la música sagrada Tra le sollecitudini Motu propio Fin dalla prima sobre la acción popular cristiana. 20 / 1 Constitución Commissum nobis1904 2 / 2 Bula Ad diem illum (50° año del dogma Virgen Inmaculada) 11 / 2 Carta quum arcano y Visita Apostólica a Roma. 7/3 Decreto constat apud omnes y Visita Apostólica a diócesis 12 / 3 Bula Iacunda sane y XIII Centenario de S. Gregorio Magno. 19 / 3 Motu propio Arduum sane munus y codificación derecho canónico1905 1 / 3 Carta para el Cardenal Svampa, arzobispo de Bologna, Autónoma.Bula Acerbo nimis sobre el catecismo. 15 / 4 Bula Acre nefariumque bellum contra la masonería. 14 / 5 Bula El fermo proposito sobre los católicos, la Acción Católica. 11 / 6 Bula Sacra Tridentina Synodus sobre la comunión frecuente y 20 / 12 cotidiana.
  40. 40. 1906 16 / 1 Reforma de los seminarios en Italia. 11 / 2 Bula Vehementer nos la separación Iglesia-Estado en 25 / 2 Francia. 28 / 7 Consagración de 14 nuevos obispos franceses Roma 10 / 8 Bula Pieni lanimo la disciplina y reforma del clero. 15 / 9 Bula Gravissimo officii munere asociaciones relig. 7 / 12 Decreto Romana et aliarum la comunión frecuente. Decreto Post editum la comunión a los enfermos.1907 6 / 1 Bula Une fois encore persecuciones a la iglesia francesa 10 / 5 Fundación del Instituto Bíblico en Roma. 4/7 Decreto Lamentabili sane exitu 8/9 Bula Pascendi dominici gregis sobre el Modernismo. 18 / 11 Motu propio Praestantia Scripturae Sacrae .1908 29 / 6 Reforma de la curia constitución Sapienti consilio. 8/7 Carta Quidquid consili unión de las Iglesias Orientales 4/8 Bula Haerent animo el 50° año de su sacerdocio. 18 / 9 Jubileo sacerdotal. 1 / 10 Instituye el noticiario oficial vatic. Acta Apostolicae Sedis.
  41. 41. 1909 21 / 4 Bula Communium rerum para el VIII centenario de S.Anselmo 7/5 dAosta. 16 / 11 Carta Vinea electa para la institución del Instituto Bíblico. Jubileo episcopal.1910 26 / 5 Bula Editae saepe para el III centenario S. Carlo Borromeo. 8/8 Decreto Quam singulari Christus amore comunión a niños. 15 / 8 Inauguración de la Esculea Social en Bergamo. 25 / 8 Carta Notre charge y condena de las teorías sociales del 26 / 12 Sillon de Marc Sangnier. Carta apostólica a obispos orientales en unión de las Iglesias1911 24 / 5 Bula Jamdudum in Lusitania condena las leyes contra la Iglesia en Portugal. 1 / 11 Constitución Divino afflatu la reforma del breviario romano.1912 1/1 Constitución Etsi Nos y reforma del Vicariato de Roma. 7/6 Bula Lacrimabili statu las condiciones Indios de América Latin 24 / 9 Bula Singulari quadam sindicatos de los obreros Alemania.1913 8/3 Carta apostólica Universis Christifidelibus. 2/8 Exhortación Dum Europa para poner fin a la guerra.1914 20 / 8 Muerte de Pío X a la 1.16.

×