   El estallido del conflicto fue resultado de dos hechos:       1- Inexistencia de una política colonial que diera cump...
   La guerra se reanuda en Cuba en 1895 en la zona oriental de la isla bajo el    denominado grito de Baire, ´´¿Viva Cuba...
   Al gobierno no le quedó otra salida que el envío del general Valeriano    Weyler, militar enérgico y buen conocedor de...
   La insurrección filipina tuvo su origen en el descontento de ciertos    grupos indígenas con la administración español...
   El conflicto comenzó con el hundimiento, el 15 de Febrero de 1898, del    acorazado Maine, fondeado en la bahía de La ...
   Declarada la guerra, la escuadra española en Filipinas, mandada por el    almirante Montojo, sería aniquilada en la ba...
   En cuanto a la escuadra española del Atlántico, salida de Canarias al    mando del almirante Cervera con rumbo a Puert...
   El tratado de París fue un dictado de exigencias norteamericanas que    España tuvo que acatar sin posibilidad de répl...
 Para Cuba: Quedó devastada y arruinada, y cambió de amo: Los Estados  Unidos, que la convirtió en su protectorado, ocupá...
Guerra colonial y crisis de 1898
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Guerra colonial y crisis de 1898

2.932 visualizaciones

Publicado el

Presentación, Segio Balbuena Evans. 2º Trimestre

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.932
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
14
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Guerra colonial y crisis de 1898

  1. 1.  El estallido del conflicto fue resultado de dos hechos: 1- Inexistencia de una política colonial que diera cumplimiento a los compromisos adquiridos por España de la Paz de Zanjón de 1878. La concesión de la autonomía a partir de 1898 no era suficiente, los cubanos querían la emancipación definitiva. 2- La situación mundial justificaba una redistribución colonial que el derecho internacional favorecía, facilitando el reparto del mundo entre Gran Bretaña, Francia, Alemania, Japón y Estados Unidos. Entonces el imperialismo norteamericano, necesitado de nuevos mercados donde colocar los excedentes de producción y de capital, fijó su atención en los territorios españoles del Pacífico y del Caribe.
  2. 2.  La guerra se reanuda en Cuba en 1895 en la zona oriental de la isla bajo el denominado grito de Baire, ´´¿Viva Cuba Libre!``, poco después de la aprobación en las Cortes de un proyecto de autonomía que llegaba tarde. La insurrección fue liderada por José Martí, cerebro y autor del manifiesto de Monte-Christi, verdadero programa independentista. La actitud negociador del general Campos , que tan bueno resultados le había proporcionado antes, se convirtió desde 1896 en una táctica militar de aplastamiento de la insurrección. Pero al negársele tomar medidas contra la poblacíón civil, que permitía y apoyaba la guerrilla, volvió a España. Ni cánovas ni Sagasta estaban dispuestos a perder un territorio que tan buenas expectativas económicas ofrecía, y cuya pérdida hubiera supuesto una deshonra para la opinión pública.
  3. 3.  Al gobierno no le quedó otra salida que el envío del general Valeriano Weyler, militar enérgico y buen conocedor de la isla. Weyler dividió el territorio mediante líneas largas fortificadas de mar a mar, como forma de evitar el apoyo civil a los sublevados, pese a la campaña de desprestigio puesta en marcha por la prensa estadounidense. Desde ese momento se precipitó la intervención norteamericana: en el verano de 1897 una nota del gobierno americano ante el español protestaba por la dureza del general Weyler, al tiempo que exigía una rápida pacificación de la isla. Meses después, el presidente McKinley amenazaba con la intervención militar si España no accedía a la venta de la isla por 300 millones de dólares, oferta rechazada, tanto por la regente como por el gobierno español.
  4. 4.  La insurrección filipina tuvo su origen en el descontento de ciertos grupos indígenas con la administración española y con las órdenes religiosas, cuyos intereses materiales parecían prevalecer sobre los apostólicos. Ese descontento derivó hacia unos sentimientos independentistas que fueron canalizados a través de la Liga Filipina, fundada en 1892 por José Rizal. La expansión del movimiento independentista se generalizó a partir de 1896, coincidiendo con el envio del general García Portavieja quien, tras una anérgica y metódica acción militar acabó con el conflicto, siendo José Rizal condenado a muerte.
  5. 5.  El conflicto comenzó con el hundimiento, el 15 de Febrero de 1898, del acorazado Maine, fondeado en la bahía de La Habana con la excusa de proteger los intereses norteamericanos en Cuba. Así, la guerra comenzó el 25 de abril, después del ultimátum norteamericano que exigía a España la renuncia inmediata a su soberanía sobre Cuba, y se desarrolló en dos escenarios muy alejados entre sí: el océano Pacífico y en el océano Atlántico, en el mar de las Antillas.
  6. 6.  Declarada la guerra, la escuadra española en Filipinas, mandada por el almirante Montojo, sería aniquilada en la bahía de Manila el 1 de mayo por la escuadra del comodoro Dewey procedente de Hong-Kong. La rendición de Cavite y la generalización del levantamiento filipino serían las consecuencias inmediatas del desastre naval.
  7. 7.  En cuanto a la escuadra española del Atlántico, salida de Canarias al mando del almirante Cervera con rumbo a Puerto Rico, hubo de entrar en Santiago de Cuba para proveerse de carbón. Allí quedó fondeada como consecuencia del bloqueo impuesto por la fuerza naval norteamericana. De este modo, el desembarco norteamericano en Guantanamo el 6 de junio provocó un duro enfrentamiento terrestre con las tropas españolas, que no pudieron proteger las posiciones claves para la defensa de la ciudad. El día 3 de julio fue literalmente aniquilada en el llamdo combate naval de Santiago. A partir de este momento, los acontecimientos se precipitaron. Durante la última semana de julio las fuerzas norteamericanas desembarcaban en Puerto Rico y ocupaban la isla.
  8. 8.  El tratado de París fue un dictado de exigencias norteamericanas que España tuvo que acatar sin posibilidad de réplica, de cuya ratificación fueron excluidos cubanos, filipinos y puertorriqueños. En definitiva, mientras las potencias europeas, lanzadas a la carrera colonial, se repartían el mundo, España quedaba no sólo marginada del reparto, sino que perdía sus posesiones. El día 1 de enero de 1899, el general Jiménez Castellanos hizo entrega oficial del territorio de Cuba al Gobierno de los Estados Unidos. Idéntico procedimiento se realizó en Filipinas.
  9. 9.  Para Cuba: Quedó devastada y arruinada, y cambió de amo: Los Estados Unidos, que la convirtió en su protectorado, ocupándola militarmente entre 1899 y 1902, bajo el pretexto de proporcionarle las condiciones necesarias para su independencia política. La isla obtuvo la independencia en 1902, y Tomás Estrada de Palma se convertiría en el primer presidente de la República de Cuba. Para Estados Unidos: 1898 marcaba el inicio de una etapa imperialista. Aplicaron la diplomacia del dólar en toda la América Latina, y ganaron el control de las Filipinas. Estados Unidos se estableció como potencia mundial. Para España: El desastre de 1898 abrió un debate sobre las responsabilidades de la guerra, el revisionismo político, y el regeneracionismo nacional. Aunque España nunca debió aceptar la guerra, los dirigentes no supieron afrontar la impopularidad que hubiera supuesto un enfoque realista de la situación. El 98 marcó, junto con el fin de la guerra colonial, el replanteamiento de España como nación y de las posibles salidas a la realidad sociopolítica del país. Los escritores de la generación del 98 aportaron una contribución fundamental.

×