ESCUELA DE FORMACION DE SOLDADOS<br />“VENCEDORES DEL CENEPA”<br />Trabajo de computación<br />ASPT: LIDIOMA rubio CARLOS<...
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
La guerra del_cenepa
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La guerra del_cenepa

329 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
329
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La guerra del_cenepa

  1. 1. ESCUELA DE FORMACION DE SOLDADOS<br />“VENCEDORES DEL CENEPA”<br />Trabajo de computación<br />ASPT: LIDIOMA rubio CARLOS<br />Docente: Ing. Mórales Elizabeth <br />COMPANIA: PRIMERA<br />PELOTON: SEGUNDO<br />PARALELO: “B”<br />805815200660Promoción2010 - 201100Promoción2010 - 2011<br />LA GUERRA DEL CENEPA<br />LA HISTORIA DEL CONFLICTO DEL ALTO CENEPA<br />PERU - ECUADOR<br />La Guerra del Cenepa o Guerra de Tiwinza fue un conflicto bélico localizado dentro de la zona en reclamación, que enfrentó a las fuerzas armadas del Perú y Ecuador durante los meses de enero y febrero de 1995; nunca hubo declaración formal de guerra entre ambos países, ni llegó a generalizarse por toda la frontera común. Las operaciones militares se sucedieron en territorio que hasta ese entonces se hallaba no delimitado, correspondiente a la cuenca del Río Cenepa, que es una zona de selva alta de complicado acceso, donde los factores climáticos y logísticos dificultaron los desplazamientos militares.<br />El conflicto se resolvió con el apoyo de Argentina, Chile, Brasil y EE. UU. Y bajo su tutela se pudo terminar el proceso de demarcación, fijando la frontera entre los tramos pendientes comprendidos entre los hitos Cunhime Sur y 20 de Noviembre, y Cusumaza–Bumbuiza y Yaupi–Santiago. Dentro de los lineamientos establecidos por el Protocolo de Río de Janeiro, bajo el fallo arbitral de Braz Días de Aguiar.<br />En el Acta de Brasilia, tanto Perú como Ecuador, aceptaron la fijación de la frontera pendiente, un tramo de 78 kilómetros, de acuerdo a un dictamen de los Garantes del Protocolo de Rio de Janeiro. Mismo que fue aceptado previamente, y ratificado luego, por los congresos de ambos países. <br />Así, se estableció la frontera sobre las cumbres de la Cordillera del Cóndor, otorgando a Perú la zona en disputa (incluyendo Tiwinza), a la vez que Perú cedía a Ecuador la propiedad, pero no la soberanía, de un kilómetro cuadrado donde se encuentra Tiwinza (donde están sepultados 14 soldados ecuatorianos).<br /> También se firmaron acuerdos de Comercio y Navegación, de Integración Fronteriza y de instalación de una comisión binacional sobre Medidas de Confianza Mutua y Seguridad. <br />Desde los últimos años del siglo XIX, las potencias europeas se alinearon en dos bloques, predispuestas a enfrentarse. El enfrentamiento se produjo en los años 1914 a 1918 en la Primera Guerra Mundial, con graves consecuencias demográficas, económicas y sociales.<br />Tras la Primera Guerra Mundial, e incluso durante su desarrollo, hubo un período de grandes convulsiones internas en casi toda Europa. En el imperio austrohúngaro y en países como Alemania, Rusia y Turquía, estallaron revoluciones que derrocaron a sus monarquías. En 1917 triunfó la revolución bolchevique en Rusia y se impuso el régimen comunista. Posteriormente, las dictaduras fascistas se adueñaron de Italia y Alemania.<br />El horror por las consecuencias de la guerra no sirvió para evitar, hacia mediados de siglo, la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), que tuvo consecuencias mucho más devastadoras que la anterior.<br />A comienzos del siglo XX se desarrolla una gran diversidad de movimientos culturales y artísticos. La correlación existente hasta entonces entre la música y el resto de las artes dejó de existir, debido al dinamismo y a la rápida evolución de las corrientes artísticas.<br />En pintura existió una reacción contra el impresionismo, que dio origen a corrientes pictóricas como constructivismo, formalismo, fauvismo, cubismo, primitivismo, futurismo, expresionismo, dadaísmo y surrealismo. El cubismo, que tuvo su inicio en los primeros años del siglo XX, fue un movimiento fundamental en la evolución de la pintura contemporánea.<br />En escultura se siguieron caminos paralelos a los de la innovación pictórica.<br />En arquitectura predominó el funcionalismo racionalista y organicista. Se realizaron grandes edificaciones de acero, hormigón armado y cristal, y se aplicaron nuevas técnicas de construcción.<br />En filosofía se produjo un alejamiento de las dos líneas legadas por el siglo XIX, el positivismo y el idealismo, aunque ambos se mantuvieron en grandes sectores intelectuales. Adquiere importancia el vitalismo, que busca la explicación de la realidad atendiendo a factores no racionales.<br />En el período de entreguerras se asiste a un cambio cultural muy importante: la ciencia experimenta un gran avance, se implantan los movimientos artísticos denominados «vanguardias» y nace el cine.<br />La Guerra del Cenepa o Guerra de Tiwinza fue un conflicto bélico localizado dentro de la zona en reclamación, que enfrentó a las fuerzas armadas del Perú y Ecuador durante los meses de enero y febrero de 1995; nunca hubo declaración formal de guerra entre ambos países, ni llegó a generalizarse por toda la frontera común. Las operaciones militares se sucedieron en territorio que hasta ese entonces se hallaba no delimitado, correspondiente a la cuenca del Río Cenepa, que es una zona de selva alta de complicado acceso, donde los factores climáticos y logísticos dificultaron los desplazamientos militares.<br />El conflicto se resolvió con el apoyo de Argentina, Chile, Brasil y EE. UU. (países garantes del Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro del 29 de enero de 1942), y bajo su tutela se pudo terminar el proceso de demarcación, fijando la frontera entre los tramos pendientes comprendidos entre los hitos Cunhime Sur y 20 de Noviembre, y Cusumaza–Bumbuiza y Yaupi–Santiago.[2] Dentro de los lineamientos establecidos por el Protocolo de Río de Janeiro, bajo el fallo arbitral de Braz Días de Aguiar.<br />En el Acta de Brasilia, tanto Perú como Ecuador, aceptaron la fijación de la frontera pendiente, un tramo de 78 kilómetros, de acuerdo a un dictamen de los Garantes del Protocolo de Rio de Janeiro. Mismo que fue aceptado previamente, y ratificado luego, por los congresos de ambos países.[3]<br />Así, se estableció la frontera sobre las cumbres de la Cordillera del Cóndor, otorgando a Perú la zona en disputa (incluyendo Tiwinza), a la vez que Perú cedía a Ecuador la propiedad, pero no la soberanía, de un kilómetro cuadrado donde se encuentra Tiwinza (donde están sepultados 14 soldados ecuatorianos).<br />Conflicto Limítrofe Entre El Perú Y El Ecuador<br />Ecuador y Perú sostuvieron, desde su independencia a principios del siglo XIX y hasta 1998, una disputa territorial sobre regiones amazónicas y de los Andes, que ha constituido el más largo conflicto fronterizo en el hemisferio occidental. Su existencia provocó continuas escaramuzas limítrofes, así como movilizaciones más amplias que desembocaron en guerras generalmente cortas. El conflicto se convirtió durante dos siglos en el principal factor que permeó las relaciones peruano-ecuatorianas en todos los aspectos más allá del ámbito militar y diplomático.<br />Época del Disputa Territorial entre Perú, Ecuador, Colombia y Brasil<br />La Nueva Granada, Venezuela y Ecuador se formaron al separarse de la Gran Colombia, en tanto Perú siguió ocupando Tumbes, Jaén y Maynas. La reciente nueva república del Ecuador consideraba Tumbes, Jaén y Maynas territorios Ecuatorianos. El Estado de Nueva Granada (Colombia) reclamaba territorios entre los ríos Caquetá y Napo-Amazonas. Brasil reclamaba territorio amazónico hasta el puerto de Tabatinga.<br />El norte de Suramérica en 1852.<br />El Tratado Pando-Novoa<br />Se dice que fue celebrado en Lima en el año 1832, pero en la fecha que se dice fue suscrito el tratado, el señor Noboa había abandonado Lima. Intervino por Ecuador el Sr. Diego Noboa, en su carácter de Ministro Plenipotenciario de Ecuador, y por Perú el Sr. José María Pando, los mismos que suscribieron dos Tratados, el uno referente a límites llamado Amistad y Alianza, y el otro relativo al Comercio. Se estableció un plazo de sesenta días para la ratificación, lo cual no se llegó a realizar en vista de que el Ecuador no pudo aprobarlo, por cuanto el Ministro Pando sostuvo el principio de que se deberían respetar las retenciones peruanas de Tumbes, Jaén y Maynas.<br />Negociaciones León-Valdivieso<br />Como una consecuencia de condiciones caóticas en Bolivia y del presidente peruano Gamarra para reunir los 2 países, Lima declara guerra a Bolivia el 6 de julio. Temiendo la participación ecuatoriana posible enviaron a doctor Matías León a Quito para negociaciones. Después de ocupar La Paz el 19 de octubre de 1841, Gamarra fue derrotado y asesinado en Ingavi el 18 de noviembre de 1841; esta victoria aseguró Bolivia su independencia. Antes de que las noticias de este acontecimiento alcanzaran Quito, León había conferido con el presidente de Ecuador Flores y el Ministro de Ecuador José Félix Valdivieso ad hoc acerca de bases para un establecimiento divisorio. El peruano repitió las vistas de su gobierno en cuanto al tratado de 1832, pero a Flores lo rechazaron. Sin embargo, el 3 de diciembre de 1841, Matías León propuso un nuevo tratado de la amistad modelada después del instrumento ya mencionado, y con Valdivieso él rápidamente alcanzó un acuerdo en los 13 primeros artículos.<br />Ecuador Declara Libre Navegación Sobre Ríos Ecuatorianos.<br />Como a reacción adversa y belicosa a la creación del Gobierno de Loreto, el 25 de noviembre de 1853 el Gobierno del Ecuador presentó al Congreso un proyecto de ley en que se declaraba libre la navegación por 20 años de los ríos Chinchipe, Santiago, Morona, Pastaza, Tigre, Curaray, Huanaca y demás ríos ecuatorianos que descienden al Amazonas. Y el Gobierno del Perú por medio del Ministro Mariano José Sáenz protestó a su vez, invocando la citada Real Cédula de 1802, á cuya protesta contestó el Ministro Ecuatoriano Marcos Espinel el 9 de febrero de 1854, que esta Real Cédula no tenía fuerza legal, ni se había cumplido, ni debido cumplirse. La guerra o conflicto (en la casi totalidad de documentos "peruanos" se la menciona como conflicto dado que nunca hubo declaración oficial de guerra entre ambos países) se inició el 26 de enero de 1995 en la zona del Cenepa.<br />Ecuador desplegó unos 3,000 efectivos en la zona. Perú desplegó alrededor de 2,000 efectivos. Algunas aeronaves peruanas fueron abatidas por fuerzas ecuatorianas, aunque hay dos posiciones, por un lado la parte ecuatoriana dice que la Fuerza Aérea Ecuatoriana derribó a tres aeronaves y que las defensas antiaéreas dieron baja a varios helicópteros, la parte peruana dice que todas las aeronaves fueron derribadas a por la defensa aérea (antiaéreos portátiles usados por el ejército ecuatoriano). <br />El 17 de febrero, los países integrantes del Protocolo de Río de Janeiro mediaron un acuerdo de cese al fuego y entrega de posiciones controladas tanto por Perú como por Ecuador, estas posiciones fueron entregado a la [MOMEP] para dar inicio a la separación de fuerzas, que debió ser ratificado el 28 de febrero en Montevideo ante la continuación de los combates.<br />Los combatientes se habían retirado de la zona del Cenepa ya para el 5 de mayo de 1995. El 4 de agosto se hizo efectiva una zona desmilitarizada.<br />Declaración de Paz de Itamaraty<br />Perú y Ecuador aceptan deponer las armas y el 17 de febrero de 1995 se firma en Brasil la Declaración de Paz de Itamaraty, que determina el retiro de las tropas de ambos países.<br />Acuerdo de Brasilia<br />Observadores de los países integrantes del Protocolo de Río de Janeiro se desplazan hasta la zona del conflicto. El 2 de marzo, tras cinco semanas de enfrentamientos y escaramuzas, terminan los combates. Hubo numerosos heridos, lisiados y muertos por ambos lados.<br />Muchos jóvenes llegados de todas las provincias de Perú y de Ecuador, murieron o fueron heridos en combate. Tiwinza, según la versión de Ecuador, nunca pudo ser recuperada por los peruanos, los cuales argumentaron lo contrarío.<br />ENERO-FEBRERO 1995. GUERRA NO DECLARADA ENTRE PERÚ Y ECUADOR<br />-228607747000Durante 33 días -entre el 26 de enero y el 28 de febrero de 1995- las Fuerzas Armadas del Perú y Ecuador libraron un nuevo enfrentamiento muy cruento y extremo violento, el cual tuvo como escenario las nacientes del Alto Cenepa en la Cordillera del Cóndor.<br />A fin de comprender la razón de este nuevo choque es necesario que retrocedamos -por lo menos- al 5 de julio de 1941, fecha en la que Ecuador atacó a las guarniciones militares peruanas en Zarumilla, tras reclamar como suyos los territorios de Tumbes, Jaén y Maynas. Al cabo de una breve campaña, las fuerzas peruanas al mando del General de Brigada EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso, no sólo repelieron la invasión sino que se vieron obligadas a traspasar la línea de frontera y a ocupar la provincia ecuatoriana de El Oro.<br /> El 29 de enero de 1942 ambas partes, teniendo como garantes a Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos, suscribieron el Protocolo de Río de Janeiro que puso fin al conflicto y fijó, en forma definitiva, los límites entre Perú y Ecuador. El protocolo dispuso la evacuación de la provincia ecuatoriana de El Oro y se procedió a la demarcación de la frontera en los términos que fijaron los paises garantes.<br />De este modo se fijó la frontera occidental, desde Capones hasta la Quebrada de San Francisco, 613 km., 99 hitos, él último con el mombre de Trinidad, y desde éste hasta el Güeppi (sobre el Putumayo), se demarcó 1,050 km.<br />Perú y Ecuador colocaron hitos en la frontera hasta el 11 de Noviembre de 1950.<br />Desgraciadamente, en 1951, Ecuador, en forma unilateral, suspendió los trabajos de la comisión demarcadora a la vez que rechazaba la vigencia del Protocolo de Río, a pesar que faltaban solo 78 km. por demarcar en la zona de la Cordillera del Cóndor, y se negó a hacerlo alegando puerilmente que el "Protocolo de Río de Janeiro era Inejecutable", argumento infantil y que no se ajusta a la realidad, ya que entonces los paises garantes el 14 de Julio de 1945 emitieron su fallo terminante a través del Capitán de Mar y Guerra brasileño Braz Dias de Aguiar: "La linea de Frontera entre Perú y Ecuador debe seguir la línea de altas cumbres de la Cordillera del Cóndor".<br />Es necesario recordar que luego de emitido el laudo arbitral, del Capitán de Mar y Guerra Braz Dias de Aguiar, los diarios del Ecuador dieron cuenta de la noticia saludando lo establecido. “El Universo” de Guayaquil de fecha Domingo 15 de Julio de 1945 llegó a decir que se “Reconoce justicia de reclamos territoriales del Ecuador”, mientras que "La Prensa" de Quito señaló: “El laudo arbitral fue favorable a nuestro país (Ecuador)”. Del mismo modo el diario ecuatoriano “El Telégrafo” de Guayaquil del 15 de Julio de 1945 precisó: “El fallo dado es bastante favorable para el Ecuador”.<br />El presidente ecuatoriano Galo Plaza (1948-1952) fue más directo "Mi país no aceptará una frontera que no reconozca los inalienables derechos amazónicos del Ecuador y no le proporcione una salida propia y soberana al Marañón".<br />En 1960, el entonces presidente ecuatoriano José María Velasco Ibarra, con el propósito de negociar un nuevo tratado, declaró unilateralmente que el protocolo de Río de Janeiro "es nulo" ante la asombrada Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), y su canciller, José Chiriboga, enfatizó: "Nulo, de nulidad absoluta".<br />Ante esta posición totalmente antijurídica los cuatro países garantes, en nota dirigida al gobierno del Ecuador le expresaron lo siguiente: “Es un principio básico del derecho internacional que la voluntad unilateral de una de las partes no basta para invalidar un tratado de límites, ni para liberarla de sus obligaciones que el impone. Solo la voluntad concordante de ambas partes podrá modificar sus estipulaciones o dar competencia a un tribunal internacional para que conozca de las cuestiones que el mismo pueda suscitar”.<br />

×