Autor: Carmen Lisbeth Lovera Perozo
UFT DERECHO SAIA
DERECHO PENAL
ENSAYO SOBRE EL HOMICIDIO E INDUCCION AL SUICIDIO
Cuand...
Autor: Carmen Lisbeth Lovera Perozo
UFT DERECHO SAIA
DERECHO PENAL
Sujeto activo y pasivo de estos delitos puede serlo cua...
Autor: Carmen Lisbeth Lovera Perozo
UFT DERECHO SAIA
DERECHO PENAL
Son impunes las autolesiones que pudiera producirse el ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Ensayo sobre el homicidio e induccion al suicidio

302 visualizaciones

Publicado el

Carmen Lisbeth Lovera Perozo

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
302
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ensayo sobre el homicidio e induccion al suicidio

  1. 1. Autor: Carmen Lisbeth Lovera Perozo UFT DERECHO SAIA DERECHO PENAL ENSAYO SOBRE EL HOMICIDIO E INDUCCION AL SUICIDIO Cuando se encara la investigación científica de un hecho criminal, dentro del contexto del Estado de Derecho que impregna y permea el fundamento y la praxis jurídica en su totalidad, se torna imprescindible la rigurosidad y la objetividad del proceso investigativo en el marco de la construcción de la verdad jurídica. Ya que la configuración y la estructura del garantísmo asegura al encausado que si no existen elementos probatorios suficientes: imparciales, válidos y confiables, por más que el incriminado sea el autor real del hecho criminal, se le deberá indefectiblemente, restablecer su libertad y su reintegración comunitaria; y en algunos casos inclusive, resarcir los daños y perjuicios que el Poder Judicial le haya ocasionado. La palabra homicidio: viene de la voz del latín "homo" hombre y "caedere" matar. (Miller, G. 1981: 193). Es el acto por el cual una persona causa la muerte a otra persona. Se trata de una acción humana en donde es posible diferenciar dos implicados, por una parte el sujeto activo que es la persona que ocasiona el hecho y por la otra parte el sujeto pasivo quien es la persona cuya muerte ha sido consumada. El suicidio es la decisión de la persona a darse muerte a sí misma. El suicidio penalmente es una conducta impune, aunque cuando participe un tercero, bien induciendo, cooperando a la muerte de quien se quiere suicidar, e incluso ejecutando materialmente los hechos, el Derecho Penal interviene. Disposiciones comunes a todos los supuestos: En principio se van a tratar los aspectos generales que afectan a la inducción y cooperación al suicidio. El bien jurídico protegido, como en todos los delitos que se viene estudiando relacionados con la vida humana independiente, es la vida de las personas, que comprende también la del suicida.
  2. 2. Autor: Carmen Lisbeth Lovera Perozo UFT DERECHO SAIA DERECHO PENAL Sujeto activo y pasivo de estos delitos puede serlo cualquier persona, con las peculiaridades y problemas que en cada caso pueden plantearse respecto al sujeto pasivo, que se tratarán más adelante. Por lo que se refiere a la acción, debe señalarse que en todos los casos se persigue la muerte de la persona que tiene deseos de suicidarse, salvo en el primero donde el sujeto activo induce a otro (que previamente no había tomado esta resolución) a que se suicide. Sólo es posible la conducta dolosa. En la inducción al suicidio no cabe el dolo eventual, pues se trata de un dolo directo para influir en un tercero a que se suicide. En la cooperación con actos necesarios a la muerte del suicida también la conducta es con dolo directo, y lo mismo cabe decir en el homicidio-suicidio, donde el sujeto activo es quien llega a ejecutar la muerte. No son posibles las formas imprudentes, porque no se contemplan para este supuesto en el Código Penal, pues dentro del Título que se ocupa del homicidio y sus formas sólo cabe el homicidio por imprudencia grave. En la cooperación al suicidio no es posible ninguna causa de justificación, el consentimiento aquí sólo da lugar a la atenuación de la pena. Formas de ejecución: Para todos los supuestos es necesario que se produzca la muerte, pues de lo contrario la conducta sería impune, lo que se tipifica es la muerte como resultado final. “La muerte del suicida es una condición objetiva de penalidad”, por lo que la tentativa es impune. Si el suicida no llega a morir pese a la ayuda que recibe de un tercero la conducta es impune, por ser necesaria la muerte (como se apuntó) para la consumación del delito. Sin embargo, si durante la ejecución de los hechos que no llevan a la muerte, el sujeto que auxilia causa lesiones, responderá por éstas, no por tentativa de cooperación al suicidio (art. 142.2 CP), ni por tentativa de homicidio-suicidio (art. 142.3 CP).
  3. 3. Autor: Carmen Lisbeth Lovera Perozo UFT DERECHO SAIA DERECHO PENAL Son impunes las autolesiones que pudiera producirse el suicida. No obstante, teniendo en cuenta que el presunto suicida consintió los actos, y se causan lesiones, la pena debe ser atenuada de acuerdo con lo que dispone el art. 155 CP. Concurso: Frente al homicidio y el asesinato los supuestos del art. 143 CP son de aplicación preferente, según el principio de subsidiariedad tácita. Consentimiento: En los supuestos de cooperación y homicidio o suicidio nada se dice del consentimiento, pues se supone que el sujeto que pretende el apoyo de otro para suicidarse le manifiesta previamente su intención; le pide ayuda y consiente en la intervención de tercero. El consentimiento tiene que prestarlo el presunto suicida, ha de ser voluntario, sin ningún tipo de coacción o vicio de voluntad que elimine su validez. Debe ser expreso (no es necesario que sea escrito) no siendo suficiente cualquier manifestación o acto en el que se presume tal deseo, por lo que no es bastante el consentimiento presunto, aunque esto puede llevar a un problema de error respecto del partícipe. Si el consentimiento no es válido se cometerá homicidio.

×