Sermón día del Aventurero 2013

364 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
364
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
187
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sermón día del Aventurero 2013

  1. 1. DÍA DEL AVENTURERODIVISIÓN SUDAMERICANAS A L Y L U ZJonatan Tejel – Líder Mundial de Aventureiros - AGTexto“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada?No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres.Vosotros soisla luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni seenciende una luz y se pone debajo de una vasija, sino sobre el candelero para que alumbre a todos losque están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obrasy glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”Mateo 5:13-16EL SERMÓN DEL MONTEDe todos los sermones, de todos los discursos dados por Cristo a lo largo de su pasoen la Tierra, el Sermón del Monte es sin duda uno de los más apasionantes.Deberíamos leerlo y releerlo, estudiarlo y comprenderlo, aplicarlo y vivirlo.Me gustaría que podamos ver hoy juntos un pequeño extracto de este hermosoSermón que se encuentra en Mateo 5:13-16. Jesús nos da dos exhortaciones paramotivarnos a cumplir con el llamado a servirle.SAZONA LA TIERRA (5:13)En 5:13, Jesús nos dice que como discípulos nosotros desempeñamos un papelimportante en nuestra cultura. Comienza declarando, "Vosotros sois la sal de la tierra;pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sinopara ser echada fuera y pisoteada por los hombres".Veamos el significado de la metáfora de la sal. Los investigadores han identificado nomenos de once funciones diferentes de la sal en el mundo antiguo. La sal era tanvaliosa que los romanos a veces pagaban a sus soldados con sal. Si un soldado nohabía llevado a cabo sus funciones, le decían: "No vale su sal".Así, podemos decir con seguridad que la metáfora de la sal conlleva una idea generalde “valor”. Los discípulos, por lo tanto, añadían o al menos debían añadir valor almundo. Pero veamos qué funciones valiosas de sal Jesús tenía en mente.La sal puede ser:• Un conservante,• un antiséptico,• un catalizador de fuego,• un fertilizante,• etc.Podríamos hablar de todas estas funciones de la sal y sacar una aplicación espiritual acada una de ellas, sin embargo, me parece que el uso más probable de la sal en estecontexto es en la función de un “condimento”.
  2. 2. Lo que Jesús menciona en este pasaje es el sabor de la sal. La sal da sabor y mejorael sabor de la comida.Si esta es la función de la sal que Jesús tiene en mente, ¿cómo podemos nosotros, susdiscípulos, ser salados? Ser "salado" es intentar cada día parecernos más a Cristo yvivir su vida. Al hacerlo, ayudamos a los que nos rodean para que desarrollen el gustopor Jesús.Un joven vendedor estaba decepcionado por la pérdida de una gran venta, y, mientrashablaba con su gerente de ventas, se lamentó, “Supongo que esto demuestra que soycapaz de llevar un caballo al agua, pero no consigo hacerle beber.” El gerenterespondió “Hijo, sigue mi consejo: tu trabajo no es hacer que beba. Tu trabajo consisteen hacer que tenga sed.”¿Estás haciendo que con el ejemplo de tu vida tus amigos y compañeros esténsedientos por saber más acerca de Jesús? Tu estilo de vida debe exudar un sabor queprovoque en los demás el hambre y la sed del evangelio.LA FUNCIÓN DE LA SAL NO ES SER PROTAGONISTA, ES SAZONARAlgunas personas ponen sal en los tomates, en los pepinos, en una gran cantidad dehortalizas. Sin embargo, nunca he escuchado a una persona decir: “¡Ostras, esta sal esgenial!” Pero he oído a mucha gente decir: “Vaya, este tomate es un tomateextraordinario o este pepino tiene un sabor genial”.¿Por qué? Porque el trabajo de la sal no es el hacerte pensar que extraordinaria es lasal, sino qué rico esta el alimento que ha salado. Tenemos que esparcir sal por todanuestra sociedad. Hemos sido llamados a penetrar en la sociedad. ¿Cómo están tubarrio, tu ciudad, y tus escuelas?Tu y yo se supone que somos la “sal de la vida” Tenemos que vivir lo que somos. Daleal mundo un gusto y una visión de quién es Cristo.En la última parte de 5:13, Jesús dice que la sal sin sabor "No sirve más para nada,sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres."Un discípulo que es insípido es porque no está cumpliendo el propósito para el cualJesús le ha llamado.Incluso si parecemos discípulos que dan sabor hoy en día, podemos llegar a ser de malgusto mañana. Es fundamental ser sal hoy, mañana, pasado mañana... siempre.La iglesia de hoy en día tiene una tendencia a alardear sobre el tamaño de nuestrossaleros (nuestros edificios de la iglesia) o la enorme cantidad de sal que podemosponer dentro de ellos (número de miembros dentro de la iglesia), en lugar de cumplircon nuestro propósito y salar (sazonar) a nuestras comunidades con las buenasnuevas de Cristo Jesús.
  3. 3. ILUSTRACIÓN• Conseguir al menos un par de saleros o tres de diferentes tamaños. Seríainteresante conseguir un salero muy grande, que se pueda apreciar realmenteque hay mucha sal dentro del salero.• Mostrar que por mucha sal que se tenga dentro del salero, a menos que se lehaga salir del recipiente no sirve absolutamente para nada.• Recalcar mucho la importancia de cumplir con la función que se le encomienda ala sal, no es suficiente con ser sal... hay que sazonar el mundo.El propósito de la sal es salir del salero y golpear, encontrarse, sazonar a la gente.Debemos impactar nuestro mundo con la vida de Cristo.ALUMBRA EL MUNDOVeamos ahora la segunda parte extraordinaria de estos hermosos versículos... “14Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puedeesconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de una vasija, sino sobre elcandelero para que alumbre a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luzdelante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestroPadre que está en los cielos.” Mateo 5:14-16.La gente a menudo muestra su preocupación porque el mundo es oscuro. Eso esporque el mundo no es la luz. ¿Qué otra cosa puede ser un lugar pecaminoso, sinooscuro? El mundo está perdido y sin rumbo, porque el mundo no es la luz. Nodebemos seguir lo que dice el mundo... el mundo no es la luz...Jesús es la Luz, y nuestro deber es reflejarlo. Como discípulo de Jesucristo, no essuficiente con tener una santidad privada y personal, debemos tener exposiciónpública, debemos mostrar nuestra luz.“UNA CIUDAD ASENTADA SOBRE UN MONTE NO SE PUEDE ESCONDER”En tiempos de Jesús, las ciudades se establecían a menudo en una colina por ungran número de razones.Se estaba más fresquito en una colina. En esa época y con un clima árido de OrienteMedio había un condicionante, no existía el aire acondicionado, se ubicaban lasciudades en las colinas para poder disfrutar de la brisa.Pero en realidad lo que está tratando de recalcar Cristo es la visibilidad de la ciudaddebido a su posición elevada. La mayoría de las ciudades en la época de Jesús fueronconstruidas en su mayor parte con una piedra caliza blanca y se colocan en una colinacon el fin de reflejar los rayos del sol brillante, lo que permitía su visibilidad desdekilómetros de distancia.Por la noche también, el mármol blanco reflejaba tanto la luz de la luna como la de laslámparas encendidas, y servía de ejemplo para dirigir los viajeros hacia la ciudad. Delmismo modo, como discípulos, nuestra luz debe facilitar a las personas a encontrar sucamino hacia Dios.Somos una ciudad asentada sobre un monte que debe estar elevada y fácilmentevisible. Debemos dar esperanza y dirección para los peregrinos cansados en estemundo peligroso e inútil. Darle al mundo una visión de quién es Cristo.
  4. 4. “NI SE ENCIENDE UNA LUZ Y SE PONE DEBAJO DE UNA VASIJA, SINO SOBRE ELCANDELERO PARA QUE ALUMBRE A TODOS LOS QUE ESTÁN EN CASA”En tiempos de Jesús, las casas estaban iluminadas por medio de pequeñas lámparasde barro. Estas lámparas de arcilla estaban hechas en ocasiones con un agujero en laparte superior para verter el aceite, y un orificio en un lado para la mecha.Como la mayoría de los hogares judíos eran modestas estructuras de un solo cuarto,colocando una lámpara sobre un candelero se podía dar luz a todos en la casa. Jesúscontrasta elevar una lámpara sobre un candelero con cubrir una lámpara con unacesta.Normalmente no se enciende una lámpara para que una vez encendida ocultemos suluz bajo una cesta, dice Jesús. ¡Eso es una tontería! Por el contrario, se enciende unalámpara para iluminar a todos en la casa.Las lámparas eran esenciales para encontrar el camino en áreas cerradas durante lanoche y se colocaron debajo de una cesta sólo para apagar la luz. Sin embargo,muchos de nosotros apagamos nuestra lámpara cuando vamos al trabajo, la escuela oen el vecindario y en la comunidad. Igual pensamos que tenemos que mezclarnos conla sociedad y pasar inadvertidos en vez de proporcionar un poco de luz. Pero en estasdos parábolas, Jesús dice alumbra tu luz y colócala en un lugar visible.Jesús concluye este pasaje con una poderosa declaración: "Así alumbre vuestra luzdelante de los hombres, de modo que vean vuestras buenas obras y glorifiquen avuestro Padre que está en los cielos". Este versículo es una orden, no una sugerencia.Jesús dice: "Puesto que eres luz, BRILLA". No estamos aquí para acostumbrarnos a laoscuridad, sino para brillar como luces. Debemos dejar que la luz de Cristo brille ennosotros y por medio de nosotros "delante de los hombres". En otras palabras, se tratade una exposición pública de la luz.ILUSTRACIÓNFuera de mi casa, saliendo por la puerta de la cocina, hay una lámpara sujeta a lapared, cuando estoy en casa y no viajando, todas las noches después de cenar, saco labolsa de basura utilizando la puerta de la cocina y coloco la bolsa de basura en elcontenedor donde ponemos la basura.Al abrir la puerta y salir la luz de la lámpara sujeta a la pared se enciendeautomáticamente cuando detecta mi movimiento en la oscuridad y gracias a esa luzpuedo ver donde esta el cubo de la basura y abrirlo para tirar la bolsa de basura. Peroen los últimos días esa lámpara no ha funcionado porque la bombilla se ha fundido. Enmi pereza, he dejado que pasen los días sin cambiar la bombilla, y no es que no tengola bombilla, tengo 10 o 12 bombillas nuevas sin usar, pero no las uso. Tengo labombilla, lo que debo hacer es usarla. Tengo a Cristo, conozco a Cristo, leo deCristo, pero no lo uso.Tal vez esta historia describe su vida espiritual. Eres "la luz del mundo", pero no estásiluminando el mundo. Tu vida no arroja luz, arroja sombras.Jesús dice: "¡Haz brillar tu luz!". Que aquellos que están a tu alrededor sepan que eresun discípulo de Jesucristo.
  5. 5. APLICACIÓN PARA VER QUÉ TIPO DE LUZ ERES• Conseguir una colección de linternas, desde una pequeña hasta una que seamuy grande, con 4 o 5 linternas diferentes la aplicación será suficientementeimpactante.• Es muy importante conseguir que el lugar en el que se esté predicando se puedaoscurecer totalmente, que no se vea ninguna luz, completamente a oscuras.• Avisar a los niños antes de oscurecer la sala para que no haya gritos nisobresaltos.• Empieza encendiendo la linterna más pequeñita, que se vea su luz pero que searealmente pequeña, apenas visible... aplicación... aunque podamos ser luz, aveces no brillamos con intensidad, casi no se aprecia que somos luz, este no esel tipo de luz que Cristo quiere que seamos.• Sigue haciendo el ejercicio y mostrando las diferentes linternas en intensidadhasta que llegues a la última.• Esta última linterna debe ser muy potente. Cuando la alumbres impactarás alos presentes con su luz (el mismo efecto que el que produce la luz de un faro).Este es el tipo de luz que Cristo quiere que seamos. Una luz potente, un puntode referencia para el mundo, una luz que señala el camino a seguir a aquellosque buscan el camino.Y esa luz que radiamos no es más que el reflejo de Cristo en nuestras vidas.CONCLUSIÓNRecuerda, eres SAL. Da sabor a la comunidad donde vives, en tu escuela, en tuHogar, y eres LUZ. Irradia la luz de Cristo en tu comunidad, en la escuela, en tu hogarhasta que Cristo venga.MINISTERIO DE AVENTUREROS – D.S.A.

×