Patria 
Esta piedad profunda es tierra mía. 
Aquí, si avanzo, lo que toco es patria: 
presencia donde siento a cada instan...
Poema a la bandera 
Aunque soy todavía 
niño pequeño, 
bandera de mi patria 
contigo sueño. 
Sueño que un día 
seré tu aba...
Deidades del hombre de Maíz 
La choza esta de fiesta. ¡El abuelo regresó¡ 
Desanduvo veredas, mil veces caminadas 
Entre c...
POEMA AL QUETZAL 
Quetzal, emblema de la libertad 
canto y verso de solidaridad 
yo te bendigo en mi numen 
porque para Gu...
POEMA DEL 15 DE SEPTIEMBRE 
Quiero mostrar en grandes rasgos, 
Porque estoy orgulloso de ser guatemalteco, 
Por su gente, ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

poemas-a-la-patria-de-guatemala

13.954 visualizaciones

Publicado el

poemas

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
13.954
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
24
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

poemas-a-la-patria-de-guatemala

  1. 1. Patria Esta piedad profunda es tierra mía. Aquí, si avanzo, lo que toco es patria: presencia donde siento a cada instante el acuerdo del cuerpo con el alma. Esta voz es mi voz. Pero la escucho en bocas diferentes. Y aunque nada de cuanto dice pueda sorprenderme, oírla me cautiva porque canta en ella un corazón siempre distinto que nos lo explica todo sin palabras. Aquí, si avanzo, el mundo se detiene. Todo es verdad primera y espontánea: ¡día, hasta fallecer, hecho de aurora! ¡Vida, hasta concluir, hecha de infancia! Poema a La Patria de Manuel Acuña Ante el recuerdo bendito de aquella noche sagrada en que la patria aherrojada rompió al fin su esclavitud; ante la dulce memoria de aquella hora y de aquel día, yo siento que en el alma mía canta algo como un laúd. Yo siento que brota en flores el huerto de mi ternura, que tiembla entre su espesura la estrofa de una canción; y al sonoroso y ardiente murmurar de cada nota, siendo algo grande que brota dentro de mi corazón. ¡Bendita noche de gloria que así mi espíritu agitas, bendita entre benditas noche de la libertad! Hora del triunfo en que el pueblo vio al fin en su omnipotencia, al sol de la independencia rompiendo la oscuridad. Yo te amo… y al acercarme ante este altar de victoria donde la patria y la historia contemplan nuestro placer, yo vengo a unir al tributo que en darte el pueblo se afana mi canto de mexicana, mi corazón de mujer.
  2. 2. Poema a la bandera Aunque soy todavía niño pequeño, bandera de mi patria contigo sueño. Sueño que un día seré tu abanderado, bandera mía. En mi sueño glorioso tu paño beso y siente ya en el hombro tu dulce peso Bandera amada, en mi sueño de niño vas reclinada. Linaje del hombre de maíz No es un sacramento nuestro Shamán Tiene el abuelo aspecto de los astros Es el teatro de la vida que confesó, El mismo follaje del abuelo, su disfraz, Tierra a la que amo con todo lo que fue capaz… Y por final presagio desnudo Regresó. El sortilegio. Viene desde Adán hechizo maya que le reflejó A modo de Señor, Grande nació y vuela más alto que gavilán Por su piel, le envidian los alabastros. el quetzal lo reviste de arcoíris en su real historia deja rastros del pabellón bañado en chirimiris con colores, lastre de poetastros o nuestro blanco que ilumina el iris el índigo de nuestra Guatemala que nosotros llevamos de bengala.
  3. 3. Deidades del hombre de Maíz La choza esta de fiesta. ¡El abuelo regresó¡ Desanduvo veredas, mil veces caminadas Entre ceibas, veredas, serpientes emplumadas, Con su jícara llena de nostálgico esfuerzo, Cuculkan lo estimula cruzar las explanadas Ixbalamqué, le ofrece protegerlo del cierzo Ixquic da la autoridad de almas iluminadas Y la palabra abuelo será centro del Bierzo Hoy Corazón de cielo forma cosmogonía Quetzalcoatl la sierpe es nueva sinfonía. POEMA A LA CEIBA Erguida con gallardía la ceiba, árbol nacional, a primeras horas del nuevo día eleva al cielo su verde canto y por eso mi espíritu levanto para dedicarle mis versos y mis acentos tersos. Nuestro árbol nacional -decía mi abuelo Juan-, nos da su sombra sin igual y los quetzales a su seno van. Y es que la ceiba con su sombra a las alegrías nombra, y no es extraño que una sinfonía de sus ramas brotan cada día. POEMA A LA MONJA BLANCA La Monja Blanca es un poema y un verde y hermosísimo emblema y por eso a mi sagrada Guatemala nadie se le iguala. La Monja Blanca es una flor salpicada de rocío y de amor y orgullosa nace, crece y persevera en Guatemala, la tierra de la primavera.
  4. 4. POEMA AL QUETZAL Quetzal, emblema de la libertad canto y verso de solidaridad yo te bendigo en mi numen porque para Guatemala eres lumen. Tu bello plumaje verde y rojo es un pentagrama que deshojo en mis inspiraciones sencillas. Quetzal, insignia de las albas semillas. Poema al escudo Yo tengo un Escudo Un escudo multicolor, Que indica que sigamos la senda del honor. Mi Escudo y mi bandera con su bello quetzal simbolizan la patria, Guatemala inmortal. Poema al escudo Yo te vengo a hablar de un hermoso lugar del que yo se que te vas a enamorar Tiene bellos paisajes grandes volcanes y gente de buenos linajes Y si tu quieres saber de donde me inspiro de mi bella GUATEMALA es de la que yo escribo. Poema a Guatemala querida tierra hermosa y solemne que desde otros mundos extrano en mi mente querida diosa de tierra y mar concedeme que te pueda amar me viste parir entre humo y sazon me viste crecer con entendimiento y razon me olvide de ti en un pastizal me olvide de ti de tu rocio maternal
  5. 5. POEMA DEL 15 DE SEPTIEMBRE Quiero mostrar en grandes rasgos, Porque estoy orgulloso de ser guatemalteco, Por su gente, sus idiomas desde el ch’orti hasta el akateko, por su gastronomia, por sus volcanes, montañas y lagos. Instrumentos autóctonos como el tun, la chirimía, Y la Marimba instrumento de percusión Que dan vida a nuestra danza nativa el “son” Entonan una hermosa melodía. En las venas de mi corazón, Resalta la imagen del Quetzal, Libre e independiente ave nacional. Sus colores místicos obtienen mi atención.

×