Interdictos prohibitivos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Interdictos prohibitivos

on

  • 7,356 reproducciones

Interdictos; Proceso Civil

Interdictos; Proceso Civil

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
7,356
reproducciones en SlideShare
7,356
reproducciones incrustadas
0

Actions

Me gusta
1
Descargas
55
Comentarios
1

0 insertados 0

No embeds

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Microsoft Word

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
  • hola! sobre las obras viejas
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Interdictos prohibitivos Document Transcript

  • 1. LOS INTERDICTOS PROHIBITIVOSAl igual que ocurre con el interdicto restitutorio, se ha discutido si los interdictoscalificados como prohibitivos son casos típicos de acciones posesorias. La enumeraciónde los requisitos fundamentales del los interdictos de obra nueva o de daño temido estácontenida en los artículos 785 y 786 CCV, que establecen textualmente:Artículo 785 CCVQuien tenga razón para temer que una obra nueva emprendida por otro, sea en supropio suelo, sea en suelo ajeno, cause perjuicio a un inmueble, a un derecho real o aotro objeto poseído por él, puede denunciar al Juez la obra nueva, con tal que no estéterminada y de que no haya transcurrido un año desde su principio.El Juez, previo conocimiento sumario del hecho, y sin audiencia de la otra parte, puedeprohibir la continuación de la nueva obra o permitirla, ordenando las precaucionesoportunas; en el primer caso, para asegurar el resarcimiento del daño producido por lasuspensión de la obra, si la oposición a su continuación resultare infundada por lasentencia definitiva; y en el segundo caso, para la demolición o reducción de la obra ypara el resarcimiento de los daños que puedan sobrevenir al denunciante, si ésteobtiene sentencia definitiva favorable, no obstante el permiso de continuar la obra.Artículo 786 CCVQuien tuviere motivo racional para temer que un edificio, un árbol o cualquiera otroobjeto amenace con daño próximo un predio u otro objeto poseído por él, tendráderecho de denunciarlo al Juez y de obtener, según las circunstancias, que se tomen lasmedidas conducentes a evitar el peligro, o que se intime al interesado la obligación dedar caución por los daños posibles.FASES DEL INTERDICTO DE OBRA NUEVAEn el interdicto de obra nueva están presentes dos fases: la sumaria, en la que el juezsólo se pronunciará sobre la continuación de la obra emprendida, y el juicio ordinario.Se ha destacado el carácter de decisión interlocutoria de aquella decisión que ordena
  • 2. continuar el procedimiento por los trámites del juicio ordinario, tal como pauta elartículo 716 del CPC. Acudir al juicio ordinario sería entonces potestativo para elquerellante que no puede impedir la continuación de la obra o una acción necesaria,para el querellado a quien le suspenden la obra.En virtud de la denuncia de obra nueva, pueden presentarse fallos de diversa naturalezacon distintas consecuencias jurídicas: El juez prohíbe la continuación de la obra nueva. Habilitado el querellado para apelar, la misma se oirá en un solo efecto. El juez permite la continuación de la obra nueva y, por la especial situación procesal, la apelación del querellante se oye en ambos efectos. Una vez prohibida la continuación de la obra nueva, en forma total o parcial, el querellado solicita al tribunal autorización para continuarla. El tribunal accede y dicta las medidas cautelares previstas en el artículo 715 CPC. Como consecuencia de la anterior situación, cualquier reclamación entre las partes se ventilará por el procedimiento ordinario. La demanda está sujeta a un plazo de caducidad de un año computado desde la fecha de terminación de la obra nueva o dentro del año siguiente al decreto que hubiere ordenado la suspensión total o parcial de la obra.Sobre la naturaleza de las decisiones planteadas, específicamente la que confirma laprohibición de continuar la obra nueva emprendida, el criterio pacífico y permanente dela Casación ha sido considerarla como una sentencia definitiva que causa ejecutoria ypone fin en la instancia a la fase sumaria del juicio interdictal prohibitivo.Se dan entonces dos situaciones procesales en este tipo de acción: la fase sumaria delinterdicto, referida a la suspensión o continuación de la obra emprendida; y el juicioordinario definido como potestativo, en el supuesto de que se permita la continuación dela obra, o necesario para el querellado, cuando se resuelva la suspensión de la misma.Es claro que esta será inadmisible cuando la obra está terminada, dada la imposibilidadde destruir la obra ejecutada en la fase sumaria del procedimiento interdictal. Lademolición o reducción de la obra, y el resarcimiento de los daños ocasionados aldenunciante, está para la fase del juicio ordinario. Esto es lógico ya que, los gravesdaños que pueden derivar de una orden judicial de demolición, debe ventilarse medianteun procedimiento en que esté garantizado el debate probatorio en forma plena.Otro elemento importante es que la obra no terminada ocasione un perjuicio a laposesión del actor y que no haya transcurrido un año desde su inicio. Desde estaperspectiva debe advertirse que dicho perjuicio no es necesario sea actual pudiera sereventual o futuro, como sería la desvalorización en virtud de la violación de las reglasurbanísticas.INTERDICTO DE OBRA VIEJAEste interdicto que puede ser intentado por el poseedor o, al no estar calificada laposesión, por el simple tenedor está dirigido a obtener que el juez dicte medidaspreventivas referidas al eventual daño. Tales medidas diseñadas al margen de aquellasque la autoridad administrativa pueda dictar por cuanto no existe garantía alguna de que,
  • 3. estas últimas, sean realmente efectivas. La otra circunstancia, dirigida a dar caución porlos posibles daños, implica la intimación del dueño.En el supuesto de que el intimado se niegue a prestar caución, puede el juez ordenar lademolición de la cosa en peligro de ocasionar el daño denunciado siempre que existaconstancia de la intimación personal y el solicitante preste caución proporcional a laracionalidad del daño temido a juicio del juez. Se concluye el esquema de desarrollo delinterdicto de daño temido de la siguiente manera: Querella interdictal dirigida a relacionar los hechos y probar la racionalidad del daño que pueda causar el edificio concluido, un árbol o cualquiera otro objeto sobre un predio u otro bien del querellante. Decreto en que se discriminan las medidas cautelares a costa del querellado. Subsecuentemente, se produce la intimación del querellado y el Tribunal le impone sobre la obligación de prestar caución por los posibles daños. En la eventualidad de una negativa o no comparecencia del querellado, puede el juez ordenar la demolición de la obra vieja o la remoción del objeto que puede ocasionar el daño. A todo evento, este interdicto, además de evitar el daño, se constituye en preparatorio de una eventual acción por daños y perjuicios como consecuencia de que, contra quienes obren los decretos de interdictos, siempre tendrán derecho a ser oídos en juicio ordinario. De la resolución del juez, cualquiera que ella sea, se oirá apelación en un solo efecto.DIFERENCIAS ENTRE INTERDICTOS RESTITUTORIOS E INTERDICTOSPROHIBITIVOSRespecto de contra quien procede la acción: Cuando se habla de interdicto de amparo o restitutorios la acción se dirige a la persona que despojó la posesión. Cuando se trata de interdicto de obra vieja la acción va dirigida a un tercero que directamente no ha causado daño pero que podría, en un futuro, causar un perjuicio. En cuanto a la naturaleza jurídica de la acción: Con los interdictos restitutorios se busca el cese de la perturbación y restitución de la posesión. Con los interdictos prohibitivos se busca que no se produzca el daño.Estos interdictos son medidas cautelares anticipadas.El libelo de demanda se denomina Denuncia; quien interpone se denomina Denunciantey contra quien procede se le denomina Denunciado.JUEZ COMPETENTEJuez de Municipio del lugar donde esté situada la cosa.Artículo 712 CPC
  • 4. Es competente para conocer de los interdictos prohibitivos el Juez Municipio del lugardonde esté situada la cosa cuya protección posesoria se solicita, a menos que hubieseen la localidad un Tribunal de Primera Instancia en lo Civil, en cuyo casocorresponderá a éste el conocimiento del asunto.PROCEDIMIENTOArtículo 713 CPCEn los casos del artículo 785 del Código Civil, el querellante hará la denuncia ante elJuez competente, expresando el perjuicio que teme, la descripción de las circunstanciasde hecho atinentes al caso, y producirá junto con su querella el título que invoca parasolicitar la protección posesoria. El Juez en el menor tiempo posible, examinarácuidadosamente si se han llenado dichos extremos, se trasladara al lugar indicado enla querella, y asistido por un profesional experto, resolverá sin audiencia de la otraparte, sobre la prohibición de continuar la obra nueva, o permitirla.Artículo 714 CPCSi el Juez prohibiere la continuación de la obra nueva, total o parcialmente, dictará lasmedidas que considere necesarias para hacer efectivo el decreto y exigirá las garantíasoportunas al querellante conforme al artículo 785 del Código Civil para asegurar alquerellado el resarcimiento del daño que la suspensión de la obra le pueda producir yque resulten demostrados en el procedimiento ordinario a que se refiere el Artículo716.Las obras realizadas en contravención a la orden del Tribunal, serán destruidas porcuenta del dueño y los respectivos gastos serán abonados por éste. A falta de pago, seprocederá como se indica en el artículo 527.De la resolución del Juez prohibiendo la continuación de la obra, se oirá apelación alquerellado en un solo efecto y de la resolución que permita su continuación, se oiráapelación al querellante en ambos efectos.Artículo 715 CPCProhibida la continuación de la obra total o parcialmente, el querellado puede pedir alTribunal que lo autorice para continuarla. En este caso, el Juez mandará a practicaruna experticia, a costa del querellado, y con el dictamen favorable de estos expertos,podrá autorizarse la continuación de la obra, previo el cumplimiento de lasrecomendaciones y medidas de seguridad que hayan indicado los expertos, las cualesdeterminará el Tribunal circunstanciada y explícitamente en el auto respectivo.El Tribunal exigirá al querellado las garantías oportunas para asegurar al querellanteel resarcimiento del daño que la continuación de la obra le pueda producir, y queresulten demostrados en el procedimiento ordinario a que se refiere el artículosiguiente.Artículo 716 CPC
  • 5. En lo sucesivo, toda reclamación entre las partes se ventilará por el procedimientoordinario. La demanda deberá proponerse dentro del año siguiente a la terminación dela obra nueva, o dentro del año siguiente al Decreto que hubiere ordenado lasuspensión total o parcial de la obra.Consumada la caducidad, quedarán extinguidas las garantías constituidas en elinterdicto.Artículo 717 CPCEn los casos del artículo 786 del Código Civil, se procederá en la forma prevista en elartículo 713 de este Código, y el Juez resolverá según las circunstancias, sobre lasmedidas conducentes a evitar el peligro, o que se intime al querellado la constituciónde una garantía suficiente para responder de los daños posibles, de acuerdo a lo pedidopor el querellante.