El Zaguán de Oro Puquio                                                   La Pluma del Viento, Vol 1 Nº 1         F I E S ...
FIESTA DE AGOSTO REENCUENTRO     Como lucecitas que titilan en navi-    visitante, se multiplicarán las fotos y     dad, a...
EL I FESTIVAL DE LA GUITARRA CHIQUIANA: ILUSIÓN Y REALIDAD      En una tiendesita oscura, de           eso hizo que me arr...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Chiquian Fiesta de Agosto 2012 - PARTE 1

1.486 visualizaciones

Publicado el

Venimos a nutrirnos de nuestros simbolos de pertenencia, música, comida, paisajes, quesos, pecan caldo, jaca locro.

Publicado en: Entretenimiento y humor
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.486
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
517
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Chiquian Fiesta de Agosto 2012 - PARTE 1

  1. 1. El Zaguán de Oro Puquio La Pluma del Viento, Vol 1 Nº 1 F I E S TA D E L 3 0 D E AG O S T O Lima, setiembre de 2012 CHIQUIÁN 2012 Haciendo lo imposible, muchos nos dimos cita, como todos los años, a Espejito de Cielo, para gozar de su fiesta patronal, del 30 de agosto, “Santa Rosa de Lima”. Algunos volvieron despues de 25 años, como mi primo Micky Arellano, por eso él caminaba embelezado, por las angostas calles de jupash, o umpay, visitaba restaurantes, para saborear platos típicos, pero su mayor alegría era econtrarse con sus amigos de infancia. Para gozar de la fiesta, algunos necesitan muchos días, otros por limitaciones del trabajo, nos basta algunas horas, porque el EL REENCUENTRO reencuentro comienza en los preparativos, nuestra mente y En alguna esquina, están los amigos de hace 10, 20, o 50 años, en el mismo lugar sentimientos se organizan, y dan motivación. Luego, nos vamos donde chuncábamos, jugábamos a la saciando con los bellos paisajes del descenso y el agradable canga, o estudiábamos, o cantábamos las abrazo de bienvenida del apu Yerupaja y su coorte. serenatas. Los abrazos y recuerdos no pueden ser mejor acompañados que el Finalmente, con los amigos de todas las generaciones, nos chinguirito en la noche o una cerveza en el brillante sol. Nos retratamos con el fondo abrazamos y gozamos del sincero cariño, durante todos los dias el Yerupajá, la imagen será el tes%go de de fiesta, acompañados del chinguirito y la música inigualable nuestra amistad nacida en la niñez y de las bandas y orquestas. reforzada cada 30 de agosto. Las abundantes fotos sellan nuestra alegría y reafirman la LA CULTURA amistad incólume e infinta. !!Simplemente hasta el próximo Venimos a nutrirnos de nuestros simbolos año!!. de pertenencia, música, comida, paisajes, quesos, pecan caldo, jaca locro. Pero salimos aplaudiendo, también, la esperanza de volver, por los %empos de efervecencia cultural de los 60s y 70s, despues de asis%r al: 1er Fes%val de la Guitarra Chiquiana, creacion del Comité de Cultura y la inauguración de la sede de la Universidad UNSAM, ojalá se selle esa perspec%va con la construcción del Teatro Municipal. Porque el potencial humano, está latente, tenemos en los niños y jovenes, a los seguidores de los grandes hombres y mujeres chiquianos, en el arte, la literatura, las ciencias, las fuerzas armadas, música y polí%ca.1 Zaguán de Oro Puquio
  2. 2. FIESTA DE AGOSTO REENCUENTRO Como lucecitas que titilan en navi- visitante, se multiplicarán las fotos y dad, así brotan en mi mente, esce- filmaciones. Pronto seremos famo- nas de la fiesta del 30 de agosto de sos artistas improvisados, en los mi pueblo Chiquián - “Espejito de youtube, facebook o blogs. Imáge- Cielo”- cuando se aproxima esta nes, que se harán imborrables. Des- fecha. No importa el lugar donde de Conococha iremos descendiendo me encuentre: España, Estados por la vía arreglada, escuchando a la Unidos, Brasil o Argentina. O den- eterna orquesta Ritmo Andino de tro del Perú, desde Tacna a Tum- Huasta, o a Nieves Alvarado. Nos El Rincón del Recuerdo bes, costa, sierra o selva. apearemos en el mirador de Unos llegaron el dia sabado 26 de agosto, Esta manera de ligarse profunda- Shincush, para fotografiarnos, con otros despues. Mi día preferido es el 28, mente a las costumbres de nuestros telón de fondo el Huayhuash y su porque La Salva, dura toda la noche, hay pueblos o lugares de nacimiento, es insignia el Yerupajá. !!Qué viva mi orquesta y banda en todos los lo que representa nuestra cultura: tierra!!, clamaremos, aspirando pro- funcionarios, no llueve, sin embargo lo mas comidas, bailes, música, lugares, fundo el aire limpio de una natura- saltante, es que nos damos el primer ropas o lenguaje. Son nuestros sig- leza indomable, recor- encuentro, con los amigos que llegaron nos de identi- dando al justiciero y desde diversos lugares del Perú y del dad colectiva. héroe chiquiano Luis mundo. Hablamos de recuerdos, de Están insertos Pardo. Desde arriba nuestros maestros, de anécdotas, somos en nuestro ser. miraré el valle hermoso más del ayer que del presente. La extensa Superan nuestra de Aynín, los pueblos noche es agradable, y termina como todos racionalidad. de Aquia, Huasta, Ram- quisieramos que fueran las noches amenas, Por eso, cuanto pón y Pam Pam. Los recién con el nuevo día, nadie nos apura, más lejano y tejados rojizos de las pero la gen%leza del funcionario es tanta separado estás, casas, el campo de Jir- que nos invita un pecan caldo antes de añoras más, cán, la plaza de armas, re%rarnos. Al dia siguiente 29 es quieres más a tu patria. Eso lo di- todo ello me devolverá mi historia. imperdible solicitar un almuerzo en el cen, todos los que sienten ese vacío Ingresaré a las entrañas de mi pue- Rincòn del Recuerdo, casa-restaurante de que representa la distancia. Enton- blo, por sus angostas calles, tocaré Be@y Marquez, ella con su desbordante ces, si se da la oportunidad, procu- con mis dedos, hecho neuronas, las amabilidad, nos prepara riquísimas ras que las vacaciones del año coin- míticas casas de las familias acomo- pachamancas. La casa an%gua, recuerda el cidan con la semana de la fiesta. Y, dadas. Ingresaré a las oscuras tien- apogeo económico de Chiquián. Su si estas en Lima, basta un sábado o decitas de barrio arriba, que de niño inmenso zaguán, ventanales con sabor domingo, o hasta algunas horas me daba temor, porque a la distan- colonial, pa%o caluroso y con mesas de para acompañar el día central del cia su aroma a ron, denunciaba do- sabor rús%co, le dan calides al dìa, y 30: asistir al Tedeum, y luego a la lor y pobreza. tranquilidad, para una buena charla en las fiesta en la casa del Capitán. Es que Caminaré por las chacras de Mishay, noches, siempre acompañados del del los sabores saben especial, sea por Huarampatay, Pacra, Chinchu Pu- sabroso chinguirito que ella prepara, el la leña, las inmensas ollas, los se- quio o Cochapata, y abrazaré el ba- mejor de Espejito de Cielo. Si los visitantes cretos de los cocineros, o porque te rro, comeré su sabor, sentiré su olor, %enen suerte, pueden deleitarse de las reencuentras con amigos de la ni- porque eso añoré años, estando hermosas poesías que escrribe su hija, la ñez, con quienes volver a contarse distante. Esos sentimientos y emo- poe%sa, Maria del Pilar. Para mí es un lugar anécdotas, acompañados del sabro- ciones me mantuvieron, pendiente de reencuentro ideal. so chinguirito se vuelven inolvida- de ti añorada tierra. Me alejé de ti, bles. No hay diferencias, ni prefe- no porque quería, nunca lo hubiera rencias por grados o títulos, todos hecho. Salí, porque mis padres se volvemos a ser iguales, hasta propusieron darme mejores oportu- inocentes como en la niñez. Hom- nidades de estudio, o porque quise bres y mujeres, nos arrumamos trabajar, y allí tierra querida, no cerca de los fogones de las cocinas había empleo. de los funcionarios, a quienes visi- Pero no vine a reprocharte, sino a tamos para corresponder y degus- agradecerte, a cantarte que te amo, tar su amabilidad, y bailar desinhi- y a decirte que volveré a tu seno bidos todos los huaynos que nues- cuando mi vida termine para acom- tra memoria ansía recordar. Hoy pañarte eternamente. que la tecnología acompaña a cada2 Zaguán de Oro Puquio
  3. 3. EL I FESTIVAL DE LA GUITARRA CHIQUIANA: ILUSIÓN Y REALIDAD En una tiendesita oscura, de eso hizo que me arriesgara a tocar típicas canciones, de huaynos o valses, puerta pequeña y angosta, para arpa en la panadería, mientras me adecuadas para las serentas románticas, ingresar se descendía una grada vendían los panes, así, muchas onomásticos o alguna efemérides, pero corta, de una altura de casi 30 cm. mañanas o tardes olvidaba para lo esta lejanía tampoco me permitió visitar Allì, dentro, en una esquina de la que había venido, solo reparaba aquellas tiendecitas oscuras que en mi habitación, estaba una pequeña cuando venía mi hermano o niñéz admiré con devoción. mesita, de acabado rústico, sobre primo, a llamarme la atención, el cual yacìa una copita de ron y entonces dejaba todo y presuroso Ahora, en agosto 29 de 2012, después una botella chica concordia, a me dirijía a casa donde me de casi 50 años, volvía a estar cerca de medio llenar. A su alrededor un esperaba los resondrones de ley. esa música, ejecutada con el sabor guitarrista acompañaba la tristeza Esos inicios en la música, hasta chiquiano. Nunca antes, los había de su amigo, entonando huaynos cierto punto, precoz, tenido cerca. Era impresionante, ver en quechua. El aroma a ron era desaparecieron pronto, pues a los lleno el auditorio de la municipalidad, fuerte, la señora que les atendía 11 años estaba ya en un internado una sala inmensa con muy pobres reposaba en su silla atrás del estudiando secundaria en Huaraz. condiciones para ser una teatro mostrador, tejiendo Allí, mejoré en canto, aprendí a apropiado para estos fines. Apesar de despreocupada e leer pentagramas, vocalizar y esa incomodidad, fue un exito el incansablemente, sabía que en cantar en coro. Pero, de Primer Festival de la Guitarra unos minutos sus clientes, de instrumentos casi nada, salvo una Chiquiana. Propuesta, de un grupo de siempre se irían. A mis 8 años, de chiquianos, y el apoyo abierto del edad, cuando volvía de acorralar alcalde, ellos se conocían desde la los becerros, los sábados, y primaria, la que afianzaron durante la domingos, pasaba delante de esta secundaria, en el Colegio Coronel pintoresca tiendesita, situada al Bolognesi, donde aprendieron las frente del local de la comunidad primeras canciones, escuchando a sus campesina, siempre lo mismo, 5 y padres, en fiestas familiares, o en 30 de la tarde, guitarra lamentosa cantinas escondidas de umpay, Penco, y huayno chiquiano. Me detenía alto Perú, o barrio abajo. unos minutos miraba hacia Luego, durante sus estudios en adentro, dibujaba las siluetas de universidades de Lima, los encuentros estos amigos, y seguia hacia mi se realizaban en los cumpleaños, se casa, intentando decifrar esas reunía toda la promoción, allí volvían a lamentosas canciones. flauta dulce que nos entregaron a recordar las canciones, a cantar y todos los alumnos para bailar. Algunos, decidieron aprender la La música me había gustado facilitarnos la lectura de los guitarra a niveles profesionales, pronto mucho, en primer lugar el canto. pentagramas. De mi generación se consolidaron en su ejecución. A mis escasos 5 a 6 años, me mis condicípulos de primaria, de También, aprovechaban para reunirse, ganaba unas galletitas, del sastre la prevocacional 351, estudiaron en las noches de la fiesta de agosto, don Miquish Durand, despues de secundaria en Chiquián, ellos sí cuando volvían desde diversos lugares cantarle algunos huaynitos, con pudieron aprender a tocar la del Perú y del extranjero, en alguna letras a veces mal dichas o guitarra, instrumento inseparable casa de los Ramirez, Duran, Balarezo, trastocadas, a esa edad seguro que en los años de adolescencia, Diaz, o tiendas sobrevivientes de las era mas un payasito que cantante. también aprendieron a cantar los épocas de su niñez, allí recordaban el Pero él siempre me llamaba, sus hermosos huaynos chiquianos, repertorio de siempre, comenzando lentes que se le caían, se sotenían con todo el sabor que sus padres y con las de sus padres, luego la de las de su nariz como equilibristas de los grandes ejecutantes lo hacían. serenatas, y por su puesto algunas circo callejero. Con la aguja en En mis regresos a Chiquián, de dedicadas a decepciones amorosas, y una mano y el saco en la otra, vacaciones, las pasaba en casa, o otras a amores correspondidos, escuchaba entretenido al jugando futbol o cerca a las también habían canciones nuevas de pichuychanca de venecia. Luego vaquitas. Esa es mi explicación esas que se ponen de moda en cada de dos años cuando ya tenía, 8 o que doy, ahora, con mucho pesar, fiesta, o alguna composición de nuevos 9, aprendí a usar el acordeón, que por no saber tocar la guitarra tan compositores. La motivación era, la mi cuñado, entonces enamorado popular en Espejito de Cielo. Y, alegría de volverse a ver, matar la de mi hermana, llevaba a casa, también, por no saber cantar, sus nostalgia por los tiempos idos, y para3 Zaguán de Oro Puquio

×