Muchas veces hemos
ido a nuestra que-
rida tierra, Chiquián, y
cuando hemos solicitado
en algún restaurante, un
caldo de f...
En mis recuerdos de
niño los homenajes
eran para la madre, no
recuerdo con claridad el día
del padre, las flores rojas y
b...
Volumen 3 nº6
Por costumbre, no sé
desde cuando, me
levanto muy temprano
incluso los feriados, tal vez
sea por que mi padr...
No me digan que no merece festejarse un triunfo
No me digan que no tengo derecho a gritar Perú!!!
No me digan que aún no g...
Volumen 3 nº 6
Acabó el juego con la
selección chilena,
pero no quiero pasar al
olvido los primeros 20
minutos del primer ...
La luz tenue en el restaurante
Invade nuestra sien
El ambiente clásico de sus muebles
Nos lleva a sus hijos Mozart o Betho...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

EL ZAGUAN DE OROPUQUIO V3N6 2015

306 visualizaciones

Publicado el

La revista EL ZAGUAN DE ORO PUQUIO, del mes de junio, trata del dia del padre, el campeonato de la copa américa 2015, la industria cultural y nuestra visita a Viena.

Publicado en: Entretenimiento y humor
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
306
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

EL ZAGUAN DE OROPUQUIO V3N6 2015

  1. 1. Muchas veces hemos ido a nuestra que- rida tierra, Chiquián, y cuando hemos solicitado en algún restaurante, un caldo de fiesta, locro de cuy, pari, o pachamanca, era imposible conseguir- los. Lo mismo ocurre cuando deseas oir un huayno clásico interpreta- do por una orquesta típica de arpa y violín. Ni que decir si a tu retorno quie- res volver con algún re- cuerdo del héroe máximo Luís Pardo o del símbolo Yerupajá. No hay sombre- ros, bufandas ni ponchos tal cual él se vestía. Ni fotos, gorras, o polos con fondo de los nevados o lagunas o cataratas. Igual cosa ocurre en la fiesta del 30 de agosto, cuando quieres llevarte la vesti- menta de las pallas, capi- tán, inca o rumiñahui. En este artículo quiero poner al descubierto la trascendencia de tomar muy en cuenta el negocio de la cultura, lo que tanto ha expuesto el antropólo- go Néstor Canclini, como la industria cultural. En esa línea, me preguntaba, ¿Por qué los pobladores que saben de las cocinas típicas o de las canciones típicas o de las vestimen- tas típicas o de historias o de personajes son los más pobres? ¿Es que ellos deben serlo así para creer- les que son auténticos?, ¿Por qué no venden ese conocimiento a la canti- dad de turistas que los visitan, sería una manera útil para hacer dinero, sino abundante al menos algo? Lo primero que tenemos que desterrar es el mito que lo auténtico implica pobreza, nos tratan de decir que quien no es po- bre entonces no es origi- nal. Se ha llegado al extre- mo de ligar al artista au- téntico con el pobre y al artista moderno con el rico. Esto esta errado pues si los cultivadores de lo original, murieran sin dejar el registro de lo que saben, ocurriría la desapa- rición, entonces si quere- mos mantener la vigencia de nuestra originalidad es necesario que su econo- mía mejore a fin de pre- servar sus saberes, y que ellos sepan guardarlos, enseñarlos en primer lugar a sus descendientes directos y luego a la colec- tividad, con eso preserva- ríamos nuestra riqueza cultural. El otro mito que debemos desterrar es que la cultura no es negocio porque no tiene compradores. Esto también está errado, pues en la actualidad, se cum- ple aquella sentencia: si quieres ser universal pinta lo local. La globalización no ha borrado lo local, Volumen 3 nª6 La industria cultural: una alternativa de desarrollo Lima, junio de 2015 A s o c i a c i ó n C h i q u i á n C u l t u r a El Zaguán de Oro Puquio La industria cultural 1 Día del padre homenaje 2 Vladimiro Reyes el 3 Ganó Perú: quiero feste- 4 Programas positivistas 4 Cosas del café: volví a 5 Perdimos una copa pero 5 CONTENIDO: aunque lo pretenda, más bien deberíamos usar su característica principal que es la rapidez de trans- misión de la información para imponer nuestra localidad. Hasta diríamos que para que sobreviva lo global requiere de lo local. Sellemos el principio sa- bio: de lo LOCAL a lo UNIVERSAL y viceversa. Otro mito a erradicar es que no tenemos estudios universitarios lo suficiente para salir al frente con nuestros negocios. Esto también es errado pues la práctica nos demuestra que los miles de inmi- grantes a la capital llegan sin ningún centavo ni estudios pero luego supie- ron hacer frente al mundo y vencieron. Lo que nos hace falta es incorporar en nuestra cultura el em- prendedorismo. Eso no quiere decir que luego afiancemos nuestra em- presa con mayores conoci- mientos. Finalmente otro mito a deshacer es aquel que dice que mis huaynitos, mis bailes, mis poesías, mis cuentos, las comidas que hace mi abuelita no creo que les interese a los visi- tantes. También es un error porque la gente va- lora también lo intangible, no solo lo material lo visi- ble. El gozo que da estar unas horas al lado de un fogón comiendo algún plato típico, oyendo una buena poesía, o bailando algo típico es invalorable. El ser humano no solo es de cuánto dinero tienes en el bolsillo sino de cuanto recuerdo llevas en tu mente para soportar los momentos difíciles. Fe- chas como la semana que estamos pasando de días feriados o durante las fiestas patronales de los pueblos pueden servir para generar riqueza para los sabios del lugar, para los artistas y artesanos, que usualmente son la gente más pobre y que merecen revalorarlas en beneficio de todos. Para ser más prácticos, imaginemos una ciudad como Chiquián, que tiene como héroe a Luis Pardo, sobre él preguntémonos: ¿qué vemos en su vesti- menta?: Un poncho, som- brero, bufanda. ¿Con qué lo relacionamos?: Huay- nos, paisajes, poesías, historias, lugares, casas, fiestas. Hasta ahí, con solo esas dos preguntas se nos Director: Agustín Zúñiga G. La cordillera del Huayhuash con su nevado principal Yerupajá, lucero de Chiquián. Luis Pardo Novoa, justiciero héroe principal de Chiquián.
  2. 2. En mis recuerdos de niño los homenajes eran para la madre, no recuerdo con claridad el día del padre, las flores rojas y blancas eran para simboli- zar la presencia o ausencia de la madre. El padre fue postergado en cuanto a festejos, homenajes, poe- mas o canciones. Tenemos gravada la imagen de la madre en el hogar, y del padre en el centro de traba- jo. La madre alimentándo- nos desde su pecho, el pa- dre luchando afuera para traer comida para la casa, en algunos casos, ausen- tándose días, semanas o hasta meses. Crecimos en la proximidad de la madre, sintiéndo- la diariamente, su calor, dedicación, dolor y alegría; mientras que a nuestro padre terminamos identifi- cándolo, con la disciplina, trabajo, rudeza, frialdad y distancia. El padre está prohibido de llorar, de expresar dolor, de sufrir delante de todos. Crecimos bajo el mensaje que, el padre es macho como tal: los machos nunca lloran. Temo que esta imagen no ha cambiado, pues la socie- dad, no permite ver a un hombre llorar, ni expresar su dolor públicamente. Siendo esa la realidad, nos preguntamos, ¿dónde sufre su dolor el padre?, ¿se oculta en alguna habitación para llorar?, ¿tú viste llorar a tu padre?, ¿o es que no tiene sentimientos?. Las respuestas están en nuestros corazones, si eres hombre, y padre, sabes que sufres, sientes y te condue- les, de la misma manera que la madre. Pero no lo expresas porque la socie- dad encalleció, tus rasgos, tus expresiones, te obligó a que tus lágrimas de dolor y alegría se oculten alrededor de tu cora- zón debili- t á n d o l o , solo en la s o l e d a d estás per- mitido a desbordar tus senti- mientos. Ahora que la sociedad avanza, y hasta im- prime mo- dificación en los roles clásicos de la mujer y el hombre, aún no se obser- va las demostraciones de cariño y amor al padre, como se hace con la madre, esta asimetría aún subsiste en la educación. Y, merece modificarla, en favor del fortalecimiento de la fami- lia, pues cuanto más expre- sivo sea el hombre, de su amor y dolor en su hogar, él no buscará esos faltantes fuera de ella. Cuánto nos gustaría que las hijas, los hijos, se aproximen al pa- dre, expresándole su amor y preocupación, por su salud, y alegría. Con seguri- dad que él vendría presuro- so para estar junto a su hogar, a compartir sus tendrían algo que aportar a la cadena productiva. Esto es lo que algunos llaman CIUDAD PRODUCTIVA. Una ciudad que afianza su progreso y autoestima ba- sado en su identidad cultu- ral. Hace unos días el Alcalde de la Provincia de Bologne- si estuvo en Lima, y una de mis preguntas que no res- pondió fue, ¿cuánto es el presupuesto que ha dis- puesto para lo INTANGI- BLE?. Es que, en los presu- puestos usualmente no se dispone de dinero para alimentar la MENTE, todo son obras visibles, básica- mente obras de fierro y abre un cúmulo de posibili- dades de negocios que son de interés para los turistas. Negocio en el mejor senti- do de la palabra: de pro- veer un producto que le genera valor al cliente. Con ello encontramos en nues- tro héroe la Cadena Pro- ductiva Luís Pardo. Esta es una demostración que la CULTURA si puede convertirse en una indus- tria que puede orientar y promover actividades de otros sectores como la edu- cación productiva o la in- dustria, que parecen no haber o marchar en forma caótica. Con este alinea- miento todos los sectores cemento. Así, no dejan dinero para fomentar la cultura, tal como la producción revis- tas, adquisición de periódi- cos para los colegios y bi- bliotecas incluida la pro- vincial, presentaciones teatrales, publicaciones de libros, conferencias progra- madas, etc. Esto no hace más que refle- jar que nuestra sociedad peruana (en su mayoría), permanece en el pasado, alejada de lo que es el pre- sente y el futuro, esto es UTILIZAR EL CONOCI- MIENTO como la fuente de generación de riqueza, como lo hacen las naciones Página 2 Día del padre un homenaje postergado La industria ……... El Zaguán de Oro Puquio innovadoras (Corea del Sur, Israel entre otros). Así, ese conocimiento tene- mos que crearlo o traerlo, comprenderlo, promoverlo, utilizarlo y convertir nues- tras ventajas comparativas (el turismo, productos lác- teos, plantas típicas, etc) en ventajas competitivas, es- tos es productos exitosos en el gran mercado mun- dial. Por ello tenemos que utilizar el conocimiento para agregar valor, tene- mos que convertirnos en innovadores tecnológicos. No podemos quedarnos en vender solo las materias primas, tal como los hacía- mos hace 200 años, como si la tierra fuera inagotable, hoy tenemos que incorpo- rar el intangible CONOCI- MIENTO, a todas nuestras actividades, ese es el nuevo eje estratégico que debe destacarse en la gestión pública de cara a la socie- dad del conocimiento que estamos transitando, para de esa manera mirar el futuro del país y la tierra con mayor esperanza preocupaciones antes de buscarla en la cantina cer- cana. Hoy en el día del padre, aproximémonos al nuestro, abrasémoslo y expresémos- le, que lo queremos, que sabemos de su sacrificio, de su dedicación, de sus dolo- res ocultos, y hasta de la postergación de su salud por nosotros, por darnos educación, alimentos y cobijo. Y que, aunque sus cabellos se hagan más blancos, o se caigan, y sus movimientos sean más lentos, no olvida- mos su agilidad, ternura y fortaleza, cuando joven organizaba nuestro cum- pleaños, en medio de la casita humilde que estaba levantando, sol tras sol, con insipientes techos, venta- nas cubiertas de plástico y muebles de segundo uso. Ahí están las fotos de aque- llos momentos, de los mi- grantes provincianos que luchaban contra los arena- les y policías en las invasio- nes. Hoy junto a nuestra familia recordemos algunas anéc- dotas de nuestro padre, sea que esté vivo o muerto, pongamos la foto más re- presentativa de él, en la sala, en el lugar más impor- tante, junto al de nuestra madre, admiro esa costum- bre que tenían nuestras casas de antes, hoy parece pasó al olvido. Porque esas imágenes nos nutren amor y fortalezas, lo primero porque recordamos que nacimos de su amor y dedi- cación, segundo porque lo que tenemos y somos, se lo debemos a ellos, en gran parte, y reconocemos su ej e m p l o p e r m a n e n - te, diciéndonos que si ellos pudieron, nosotros tam- bién. Y, tercero, cuando salgamos de la casa, ellos nos mirarán desde su retra- to, y seguramente nos bas- tará para repensar cual- quier posible acción negati- va o debilidad que se nos presente. Cuando recuerdo a mi pa- dre, el maestro don Anto- nio Zúñiga Alva, en Chi- quián, la memoria me lleva al sonido de los cascos del caballo que se aproxima- ban a la puerta de la casa, apresurado corría a abrir la puerta, con seguridad era mi padre, que mensual- mente volvía desde su cen- tro de trabajo, de Llaclla, cabalgando unas 7 u 8 ho- ras. Entonces, rápidamente rebuscaba los regalos en las El maestro don Antonio Zúñiga Alva y espo- sa la Sra. Luzmila Gamarra Cueva
  3. 3. Volumen 3 nº6 Por costumbre, no sé desde cuando, me levanto muy temprano incluso los feriados, tal vez sea por que mi padre sinto- nizaba en Chiquián a don Luis Pizarro Cerrón o a Juan Ramírez Lazo, en aquella radio philips portá- til azul a pilas, inacabable, tan fuerte que lo acompañó a Lima cuando decidió cambiar de domicilio por los años 71. Los huaynos de pastorita huaracina bordados con sonidos de aves y la voz inconfundible de su con- ductor en radio el sol, arru- llaban mis últimos minutos de sueño placentero, mien- tras allá en el patio y la cocina, mi madre desarro- llaba su sinfonía con soni- dos de porongos, tazas, sogas, maíz en el tiesto, armando nuestro equipaje para ir a sacar leche. Después de casi 45 años me parece volver a andar esas mañanas y ver en su alcoba a mi padre, junto a su dis- creto candil eléctrico, le- yendo las tradiciones de Ricardo Palma. Estos gra- tos encuentros entre la historia ida y la música de nuestros ayeres y presente las provoca el programa Buenos Días Chiquián, los domingos a las 6 de la ma- ñana, del persistente aban- derado de la locución chi- quiana y bolognesina, nuestro amigo Vladi que hoy cumple años. No solo su voz y calidad de conducción, le da un reco- nocimiento especial en la comunidad chiquiana y bolognesina, sino también su infatigable entrega por saludos a todos los padres chiquianos, que viven en el extranjero, ellos seguro, recuerdan con nostalgia, los bellos momentos de niñez y juventud junto a sus padres cobijados por el hermoso paisaje de blancu- ra y verdor. En recuerdo a mi padre les invito a leer el siguientes texto: La Mandolina y la Plu- ma En qué recodo de mi corazón estas Te recuerdo cada ma- ñana Tomando desayuno De leche y café Panes y mantequilla de Chiquián alforjas, allí estaban los quesos, las paltas, las fru- tas; en seguida mi madre le hacia los reproches que no me gustaba estudiar, él muy suelto me preguntaba “cuánto es 5 por 8”, le res- pondía 40, él sabía que lo recordaría porque me gus- taba cantar un huaynito que tenía esas letras, ....entonces me cargaba diciendo “mi hijo sabe, y será un gran ingeniero”. Hoy cuando paso delante de su cuarto, todavía diviso y lo imagino escribiendo en su maquinita Remington, algún cuento, artículo u oficio para hacer gestiones por su escuelita lejana, distante de los lujos de la capital de la república, o para solicitar algún apoyo de los residentes en Lima para alguna obra en Chi- quián. Con certeza ese ejemplo aún continúa con la Pluma del Viento. Cierro esta columna ha- ciéndoles llegar mis salu- dos a los padres de mis amigos de infancia, pues ellos también en parte fue- ron mis padres, porque de alguna manera fueron ejemplos, en tanto los veía- mos diariamente, y con seguridad recibimos tam- bién sus regaños y conse- jos. Y, también, extiendo mis Tus ojos verdes ilumi- nan todavía Mis caminos de estudio Que siguen intermina- bles Tus cartas en el extran- jero Plagados de cariño Eran bálsamos de ale- gría Te veo con tu maleta de cuero duro Subiendo y bajando de los Landauro Ora, para hacer gestio- nes Ora, para visitar a tus hijos Maestro transformador Página 3 Don Vladimiro Reyes el Gorrión de Buenos Días Chiquián de pueblos Incansable innovador de metodologías Estandarte de tus alumnos de Huayllaca- yán, Chiquián y LLaclla Ahora que los años pe- san Y la soledad aumenta Me regocijo de ser tu hijo De tu cercanía aprendí a mirar entre letras y números A preferir la sabiduría frente al dinero A jamás hablar mal de alguien A cantar pegado al arpa De tu elocuencia cogí algunos retazos No aprendí a visitar amigos como lo hacías Ni a tocar la mandolina o la guitarra como lo hacías Ni a hablar el quechua en sendas anécdotas Ni a usar los ternos que te daban prestancia Pero ya que te hablo desde este lado Me alegro por haberte dado satisfacciones en vida El estandarte de doctor en física. Las avellanas lumino- sas jugando por Huay- llacayán o Chiquián Origen y vivencia de nuestro hogar junto a mamá Luchi Sí don Antonio Zúñiga Alva Padre y maestro Te recuerdo Te amo. Don Antonio, gran mandolista, después del almuerzo en la campiña de Puente Piedra. el bien de nuestro Chi- quián. Allí están las horas en los ministerios aguar- dando citas; las horas frías de los omnibuses camino a mojón o a Chiquián; las horas de maestro de cere- monia apoyando activida- des de las diversas institu- ciones bolognesinas; las horas de programas otorga- dos a ciudadanos e institu- ciones de Chiquián y Bo- lognesi sin cobrarles un centavo; las horas de las asambleas, etc. Estos millones de minutos entregados a tu Chiquián y comunidad, brillan como estrellas en los pergaminos q u e l o s c h i q u i a - nos entregamos a personas que como tú lo hacen de forma callada, desinteresa- da, permanente y sin cálcu- los políticos. Por eso y mu- cho mas estimado amigo, recibe de mi parte y la de mi familia un saludo fra- terno y sincero en este tu onomástico, que aunque siendo pasajero el día, es permanente la amistad y aprecio a una persona sen- cilla y grande a la vez. Feliz aniversario Vladi este 30 de junio. El periodista don Vladimi- ro Reyes Gamarra
  4. 4. No me digan que no merece festejarse un triunfo No me digan que no tengo derecho a gritar Perú!!! No me digan que aún no ganamos nada. No me digan que solo fue Bolivia Claro que sí vale la pena festejar Claro que sí puedo agitar una bandera Claro que sí puedo salir a las calles Claro que sí puedo abrazarme con otro peruano Cuando se gana esforzándose Cuando se gana mostrando orden Cuando se gana haciendo goles Cuando se gana sin ayuda del árbitro Cuando nadie daba nada por el equipo Por eso felicitaciones a todos los jugadores Felicitaciones a los nuevos jugadores Felicitaciones al entrenador Felicitaciones especiales a Paolo, Cuevita y Var- gas. !Arriba Perú! noche a estos "políticos insensibles (PI) ", ellos solo muestran, lo negativo del país, y lo negativo de la política. Cuanto quisiera que hubiera algún progra- ma de radio y TV, que solo nos presentara la PARTE POSITIVA (para balan- cear), de nuestro país y de nuestra gente: programas con campeonatos de jóve- nes EMPRENDERORES interbarrios, o interdepar- tamentales (en lugar de calatas como hoy). Programas donde te ense- ñen a HACER EMPRESAS en diversos sectores: Pana- dería, Cevichería, Metal mecánica, Confecciones, Mientras los jóvenes se esfuerzan estu- diando, maestrías, hasta las 22:30 horas, 3 días a la semana (y también sábados y domingos haciendo los ejercicios y tareas), pensan- do cómo resolver los pro- blemas de país, utilizando el Conocimiento, Ciencia, Tecnología e INNOVA- CIÓN, los PARLAMENTA- RIOS, les destruyen estas expectativas, los espantan (parecen terroristas de cuello y corbata), y los ca- nales y medios de difusión (RPP, Canal 4, Canal 8, Canal 5), dicen, "gracias, el lío nos da rating, y tengo más programa", por eso los invitan mañana tarde y Crianza de Cuyes, Sembrío de plantas nativas de infu- sión, sembríos de tuna, turismo etc..... Invitando a líderes éxitos en cada uno de estos rubros, como es el caso de Gastón Acurio en agronomía. Si eso hubiera, los jóvenes estarían pen- dientes del programa, lo verían junto a sus padres para aprender a hacer algo. Pero, ¿qué te enseñan los PI?. ¿algo?. NADA, NADA. Más bien nos perjudican!. Crean miedo. Zozobra. Espantan a lo jóvenes que quieren vivir en el Perú. Deterioran la imagen del Perú. Ahuyentan la inver- sión. Y, eso, ¿cómo se lla- ma?. Mientras estas peleas Página 4 Ganó Perú: quiero festejar Por programas positivistas El Zaguán de Oro Puquio se dan entre los Pi con deleite de los programas periodísticos, en el Perú se incre- menta la INSE- GURIDAD, las enfermedades infantiles, se deteriora la EDUCACIÒN. Etc. Entonces, ¿qué nos queda?. Movilizarnos, y salir con pancartas en con- tra de estos PI. En contra de los programas que solo hablan de politiquería (no de políticas ) y de lo negati- vo. Dicho esto, me siento mas tranquilo, pues lo que- ría decir desde mucho an- tes. Es que no soporto ver, sin decir, ni hacer nada, cómo personas que ganan 10 o 20 veces más que la mayoría, no hacen nada por mejorar el bienestar del pueblo que con sus impues- tos le pagan el sueldo. Por el contrario la destruyen. Ojalá, podamos, elegir a mejores, la próxima vez . Se emprende a todas las edades
  5. 5. Volumen 3 nº 6 Acabó el juego con la selección chilena, pero no quiero pasar al olvido los primeros 20 minutos del primer tiempo. Perú, jugó como en sus mejores tiempos, superó con claridad a Chile, al equipo que se le considera- ba imparable, y no fue así, en esos cortos 20 minutos, estuvimos mas cerca del gol, que ellos. El cabezazo al palo de Farfán, o el tiro de Lobatón, las gambetas de Paolo a dos o tres defen- sas, el toque rápido entre Advíncula, Farfán y Carri- llo. Impresionante!!. Perú nos demostró que sobrado ganaba, o iba hacia el pri- mer gol, en cualquier mo- mento. Pero de pronto el suicidio de Zambrano, có- mo pudo cometer ese error tan infantil. Y, sobretodo que no es la primera vez que le ocurre. De ahí para adelante fue otro partido. Por eso, tengo mucha bron- ca, de no haber concluido el partido con ese estilo pe- ruano, Gareca, encontró una manera de ser y de jugar. Hemos encontrado un camino para enfrentar a los rivales, más pintados. ! Ya era tiempo, que tuviéra- mos que encontrarlo ¡. Este es el rumbo, este es el entrenador, teníamos que reencontrar nuestro estilo. !Este es el estilo¡. Aún cuando pasen horas y días, me iré con la ganas imposibles, de haberlo visto los 90 minutos con 11 jugadores. Era el fin de Sampaoli. Y el inicio de una n u e v a e r a del fútbol peruano. to como en los tiempos de mi papá", le propuse. "Muy bien hijito", me respondió. A pocos minutos, el color marrón oscuro, casi negro, brillaba en la esenciera de cristal. Los quesos cortadi- tos en el platillo recorda- ban a Chiquián, los panci- tos franceses calientitos se veían crocantes, aguarda- ban compartir. Aunque ahora no estaba junto a mi padre, físicamente, sus recuerdos volvieron como si fuera ayer, ahora me encontraba sentado en el comedor, en su lugar. Aquí, él, todas las tardes tomaba su lonche: leche, café, que- so y mucha azúcar. Los recuerdos volvieron a raudales, alegrándonos la conversación con mi ma- dre, recordábamos cómo sopeaba su galletita, ya viejito, en la tasa de lo- sa grande. Recuerdo que, cuando se construía la casa, y los cuartos aún estaban con las paredes tarrajeadas, sin pintar, ni puertas; en una de las habitaciones del segundo piso estaba el tele- visor Sony Trinitron, que mi hermano mayor había comprado con sus primeras remuneraciones. Yo había pedido mis vaca- ciones, para disfrutar el mundial de fútbol, allí jun- tos no nos perdíamos nin- En estos días de inicio del invierno en Lima, los cambios de clima aún no se aprenden. El frío por las tardes es mas fuerte, llama a tomarse un cafecito pasado. Hoy estuve en casa como a las 5 de la tarde, cosa que no acostumbro. Había hecho lo posible para darme una cita con el fútbol. ¡Los hábitos son difíciles de modificar¡. Esta vez, iniciaba el Perú su participación en el Sud- americano de fútbol, en Argentina. Así que, las circunstancias se dieron, para recordar a mi padre, cuando el solía indefecti- blemente tomar su lonche- cito a estas horas con el café preparado gota a gota por mi madre. "Mamá que tal si tomamos un loncheci- gún juego, tomábamos desayuno, almuerzo, hasta el lonche, leíamos los dia- rios sobre fútbol, La Terce- ra, con la pluma de Pocho Rospigliosi. Comentába- mos, renegábamos, pero n o s a l e g r á b a - mos, abrazándonos con los goles de las buenas selec- ciones que teníamos. Cuando mi hermana ma- yor, vino a vivir a su casa propia en Lima, en la urba- nización Pando, se unía por teléfono a los gritos de goles o críticas. Todos en mi casa, incluido mi mamá y hermanas, son acérrimos seguidores de los equipos peruanos, sean fútbol o voley. Ante el peligro, se oían los gritos fortísimos, cual sire- nas policiales, o el "wisca wisca", para evitar el peli- gro a la portería peruana. Hoy, jugaba Perú contra Uruguay, era el primer partido de ambos. ¡cómo podría perdérmelo¡. Acele- ré el auto por la panameri- cana, para llegar a tiempo, el partido se iniciaba a las 5:15 pm. Todo se dió, el café pasado, el pan con queso -aunque no chi- quiano-, y un buen partido de Perú, ¡gooooooool de Paolo Guerreroooooo¡, grité recordando a mi pa- dre, nuevamente nos abra- Página 5 Perdimos una copa pero ganamos nuestro estilo zamos con mi hermana y madre, ahora mi sobrinita se unió al grupo. Segura- mente ella la nietecita, recordará de estas escenas, y ojalá cuando ya no esté, ella continúe escribiendo esta historia como lo hago hoy. Gracias al café puro y, no siendo habitúe a ella, me ha dado insomnio. Son las 01.20 horas, de la madru- gada, echado en cama, premunido de la netbook, y oyendo música, escribo esta nota. Recordando a mi padre, al fútbol, al queso, y al buen partido. El café me devolvió un lonche con mi padre. !!! Arriba Perú ¡¡¡ Cosas del Café: Volví a los 80 con el gol de Paolo Guerrero El delantero Paolo Guerrero, símbolo del fútbol bien jugado y con mucha entrega por la bicolor. El recordado periodista Pocho Rospigliosi, dirigía la parte deportiva del dia- rio la tercer y del progra- ma de TV, gigante deporti- vo. Perú Campeón de América 1975. Siempre practicó el juego de toque de balón, luego se perdió, ahora parece volver a recuperarse. Entonces, hemos perdido una copa, pero hemos ga- nado nuestro estilo. Siga- mos adelante, que el futuro es nuestro. ¡¡ Arriba Perú !!
  6. 6. La luz tenue en el restaurante Invade nuestra sien El ambiente clásico de sus muebles Nos lleva a sus hijos Mozart o Bethoven Afuera frío y soledad Aquí dentro, vida e historia La copa de vino tinto Es solo un motivo de compañía Caminé aturdido Mucha belleza junta No tenemos tiempo para comprender La razón es pequeña El arte es pasión, emoción y locura No hay hambre, solo admiración Cada monumento, o edificio Refleja el poder económico o militar No importa Es el poder del hombre sobre su tiempo Es la búsqueda de la inmortalidad nos, todos queremos que nuestros jóvenes aprendan mejor, que utilicen todas las buenas prácticas del mundo entero. Si fuéramos equipo siempre, como aho- ra, y en todo, los problemas estarían resueltos. Sin em- bargo, la mayoría de los que toman las decisiones, en nuestros países, son gente que no superan sus barreras partidarias, ideo- lógicas, ni geográficas. Son personas que propugnan el ostracismo, el alejarse de los centros gestores del conocimiento. Mientras eso ocurre con los políticos y jefes, la gente que hace ciencias se comportan de manera distinta, porque La semana ha culmina- do (19-6), nuestra estancia en Viena, nos ha dejado cansados, pero complacidos de llevarnos conocimiento para nuestro querido Perú, muchas ideas y mucha amistad. El próxi- mo año nos volveremos a ver, entonces mostraremos lo realizado. Todos los con- tinentes coincidimos con la tarea impostergable del desarrollo de la educación de la ciencia y tecnología nuclear: Africa, Asia, Lati- noamérica, Rusia, Ucrania, EEUU, Canadá, España. Hicimos equipos de discu- sión en los ejercicios, Perú, Argentina, Brasil y Cuba, trabajamos como herma- esencialmente, ellos no proponen verdades irrefu- tables, si no, solo hipótesis. Y, es en la discusión, en la contrastación compartida, donde se define su validez. Es el consenso la que esta- blece el paradigma mo- mentáneo que durará hasta tanto no demuestre su im- potencia frente a hechos observables. Y, como es de costumbre, la clausura, tiene una reunión informal, distendida, donde compar- timos algunas coordinacio- nes adicionales, una foto para el recuerdo, y muchos saludos deseándonos éxi- to. ¡ Hasta la próxima reunión! Página 6 Viena la inmortal Educación nuclear para la paz El Zaguán de Oro Puquio ¡ Buen viaje colegas! ¡ Átomos para la amistad! ¡ Átomos para la paz ! ¡ Átomos para la educa- ción ! Adios IAEA. Lo consiguieron, piedra sobre piedra Pentagrama, sobre pentagrama Oh, Viena Oh, belleza Eres inmortal!! Wolfang Amadeus Mozart, y Ludwig van Beethoven El palacio de Belvedere Edificio del organismo internacional de energía atómica (IAEA)

×