Escuela y Comunidad  Escuela yComunidad
Escuela y Comunidad                       Producción editorial a cargo de las áreas de                       Promoción y C...
Escuela y ComunidadÍNDICEPresentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ...
Escuela y Comunidad2
Escuela y ComunidadPRESENTACIÓN     Es cada vez mayor el número de escuelas que en Argentina y en el mundo sa-len de las a...
Escuela y Comunidad         Este segundo módulo fue pensado para aquellas escuelas que hayan decidido    poner en marcha p...
Escuela y ComunidadI NTRODUCCIÓN     Este módulo se propone ofrecer aportes y alternativas de vinculación entre laescuela ...
Escuela y Comunidad    Seminario Regional “Escuela y Comunidad”, realizado en la Ciudad de Córdoba en    julio de 2000.   ...
Escuela y Comunidad                     EL ROL     DE LAS ORGANIZACIONES          DE LA COMUNIDADEN EL ABORDAJE DEL TRABAJ...
Escuela y Comunidad8
El rol de las Organizaciones de la Comunidad      Los tres artículos que se presentan a continuación son fruto de largos y...
Escuela y Comunidad10
El rol de las Organizaciones de la ComunidadEL ROL DE LAS ORGANIZACIONES DE LACOMUNIDAD EN EL ABORDAJE DEL TRABAJO        ...
Escuela y Comunidad           En cada barrio hay una plaza o una esquina en la que se reúnen gran cantidad     de adolesce...
El rol de las Organizaciones de la Comunidad      La caracterización anteriormente desarrollada describe un panorama donde...
Escuela y Comunidad          Se construyen ámbitos de pertenencia donde los chicos puedan encontrar y es-     tablecer “su...
El rol de las Organizaciones de la Comunidadción de espacios de comunicación entre los jóvenes, contención y otros igualme...
Escuela y Comunidad          Hay dos tipos de actividades, con diferentes propósitos, que constantemente     integran los ...
El rol de las Organizaciones de la Comunidadobjetivos “más allá de lo educativo, en la promoción integral de los jóvenes”....
Escuela y Comunidad               c)      trabajos grupales en los cuales un docente desarrolla la explicación de un te-  ...
El rol de las Organizaciones de la Comunidad            Los jóvenes, a su vez, están pasando por un proceso incipiente de ...
Escuela y Comunidad20
Escuela y Comunidad    HACIA EL DESARROLLO        EDUCATIVO LOCAL.EL POR QUÉ Y EL PARA QUÉ      DE LAS RELACIONES         ...
Escuela y Comunidad22
Hacia el desarrollo educativo localHACIA       EL DESARROLLO EDUCATIVO LOCAL     EL POR QUÉ Y EL PARA QUÉ     DE LAS RELAC...
Escuela y Comunidad          Si, en cambio, el problema prioritario en determinado momento es la debili-     dad en las pa...
Hacia el desarrollo educativo local     Acerca de estas cuestiones, es necesario hacer ciertas precisiones.      La escuel...
Escuela y Comunidad     toda una comunidad.          La escuela tiene la posibilidad de convocar a otras instituciones y o...
Hacia el desarrollo educativo local           ¿Para qué los vamos a convocar?           ¿Los conocemos?           ¿Nos int...
Escuela y Comunidad     ganización va a cumplir. La formalización, mediante convenios, cartas de intención     o cualquier...
Hacia el desarrollo educativo localPASOS METODOLÓGICOS EN LA RELACIÓNESCUELA-ORGANIZACIÓN COMUNITARIA  1.-   Relevamiento ...
Escuela y Comunidad     Articularse puede ser muy interesante, pero es importante respetar algunas     reglas del juego pa...
Hacia el desarrollo educativo local     Para describir conceptos como vinculación o articulación encontramos, cadavez con ...
Escuela y Comunidad         Deberíamos poder enunciar juntos: “Todos en la escuela y todos en la comu-     nidad”.        ...
Hacia el desarrollo educativo local            ¿Qué propone y ofrece la escuela?            ¿Qué demanda y necesita la esc...
Escuela y Comunidad                       ¿Cómo se aprovechan o se podrían aprovechar mejor los recursos materiales       ...
Hacia el desarrollo educativo local                            1er. NIVEL:                            DESCONOCIMIENTO     ...
Escuela y Comunidad                                                       3er. NIVEL:                                     ...
Hacia el desarrollo educativo local                                                    5to. NIVEL:                        ...
Escuela y Comunidad38
Escuela y ComunidadMODELOS DE INSTRUMENTOS        PARA FORMALIZAR          LA VINCULACIÓN     INTER-INSTITUCIONAL         ...
Escuela y Comunidad40
Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalMODELOS  DE INSTRUMENTOS PARA FORMALIZAR LAVINCU...
Escuela y Comunidad          Este acuerdo manifiesta la voluntad de sostener una vinculación comprometi-     da y mancomun...
Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalCarta de Adhesión     ____________________ (luga...
Escuela y Comunidad     Carta de Intención           En la ciudad de ___________________ (lugar y fecha del acuerdo), a lo...
Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalActa de nombramiento de representante parala par...
Escuela y Comunidad     Convenio Marco de Cooperación          Entre la ___________________(Nombre de la Escuela), en adel...
Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionaltemas de sus respectivas competencias, entrenami...
Escuela y Comunidad     la acción del tiempo.          NOVENO. El Convenio tendrá una vigencia de ________________(dura-  ...
Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalConvenio para el desarrollo del Proyecto________...
Escuela y Comunidad           a) recibir, custodiar y distribuir los fondos asignados al desarrollo de las acti-     vidad...
Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalsin perjuicio de ejercer las acciones legales pe...
Escuela y Comunidad     Convenio sobre becas para el desarrollo del Proyecto          Entre la ___________________(Nombre ...
Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalCoordinación Central ejercerán la supervisión de...
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Guía Modulo 2
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Guía Modulo 2

1.131 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.131
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Guía Modulo 2

  1. 1. Escuela y Comunidad Escuela yComunidad
  2. 2. Escuela y Comunidad Producción editorial a cargo de las áreas de Promoción y Capacitación y de Comunicación del Programa Nacional Escuela y Comunidad. Diseño: Rafael Clariana
  3. 3. Escuela y ComunidadÍNDICEPresentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .5El rol de las Organizaciones de la Comunidad en el abordajedel trabajo con jóvenes en situación de pobreza . . . . . . . . . . . . . . . .9Hacia el desarrollo educativo local. El por quéy el para qué de las relaciones institucionales. . . . . . . . . . . . . . . . .21Modelos de instrumentos para formalizarla vinculación inter-institucional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .39Tres casos de articulación entre escuela y comunidad Experiencia del Instituto San José (Modalidad Especial), Berrotarán, Córdoba . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .57 El caso de la Fundación Gente Nueva, Bariloche, Río Negro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60 La experiencia de Voluntarios en Red . . . . . . . . . . . . . . . . . . .81Bibliografía sugerida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .91 1
  4. 4. Escuela y Comunidad2
  5. 5. Escuela y ComunidadPRESENTACIÓN Es cada vez mayor el número de escuelas que en Argentina y en el mundo sa-len de las aulas para realizar proyectos de intervención comunitaria. En los últimosaños estas experiencias se han multiplicado y enriquecido sustancialmente, crecien-do en cuanto a su nivel de planificación y creatividad, ya sea desde el Proyecto Edu-cativo Institucional o como una actividad extracurricular. En julio del 2000, alrededor de 3000 proyectos solidarios realizados por escue-las de todos los niveles y modalidades de todo el país se presentaron al Premio Pre-sidencial “Escuelas Solidarias” instituido por el Presidente de la Nación, Dr. Fernan-do de la Rúa. El número, la variedad y riqueza de las experiencias presentadas dacuenta de la vitalidad que esta modalidad pedagógica tiene hoy en nuestro país. Desde 1997 se han reunido anualmente en Buenos Aires los Seminarios Inter-nacionales sobre “Educación y Servicio Comunitario”, que ayudaron a difundir es-tas acciones y acrecentar su bagaje teórico a nivel nacional. Organizados por la Di-rección de Investigación y Desarrollo Educativo del Ministerio de Educación, losSeminarios fueron el inicio de un proceso de reconocimiento y sistematización delvalor pedagógico que poseen las iniciativas solidarias desarrolladas por los estudian-tes. En diciembre de 1999, el Ministerio de Educación de la Nación estableció elPrograma Nacional Escuela y Comunidad, que tiene como misión promover unamayor articulación entre escuela y comunidad, al servicio de la calidad y la equidadeducativa: difundiendo la práctica de la solidaridad como contenido educativo, a través de la metodología del “aprendizaje-servicio” promoviendo la articulación con el sistema educativo de iniciativas de las organizaciones comunitarias, ONGs., empresas e individuos orientadas a mejorar la calidad y la equidad educativa y, especialmente, de aquellas ini- ciativas sociales que tiendan a prevenir el fracaso educativo y a promover la reinserción escolar de niños y jóvenes en situaciones críticas. Respondiendo a una demanda recibida por parte de docentes de todo el país,el Programa Nacional Escuela y Comunidad ha iniciado la producción de una seriede materiales de apoyo para facilitar la tarea de las escuelas que están desarrollandoproyectos solidarios, o se proponen hacerlo. 3
  6. 6. Escuela y Comunidad Este segundo módulo fue pensado para aquellas escuelas que hayan decidido poner en marcha proyectos solidarios de aprendizaje-servicio y ofrece algunas refle- xiones y experiencias acerca de la articulación entre la escuela y las organizaciones de la comunidad. Esperamos que este material sea de utilidad para directivos y docentes, y con- tribuya a desarrollar la solidaridad como una práctica pedagógica en un creciente número de escuelas. Los comentarios, aportes o dudas que los lectores de este módulo deseen ha- cernos llegar, pueden dirigirlos a: Programa Nacional Escuela y Comunidad. Ministerio de Educación Pizzurno 935, of. 403. Tel.: (011) 4129-1521/1522 - Fax: (011) 4129-1523 eyc@me.gov.ar / www.eyc.me.gov.ar Capital Federal4
  7. 7. Escuela y ComunidadI NTRODUCCIÓN Este módulo se propone ofrecer aportes y alternativas de vinculación entre laescuela y la comunidad. Nuestra intención es poder brindar herramientas que apun-ten a fortalecer estos vínculos, a fin de hacerlos más duraderos, sustentables y másclaramente orientados a mejorar la calidad educativa y la equidad del sistema. Son muchas las formas de articulación entre la escuela y la comunidad. En es-te sentido, es importante aclarar que a través de este módulo no pretendemos ago-tar todas las posibilidades, sino brindar información, abrir caminos y generar in-quietudes para que cada barrio, escuela o comunidad, a través de los directivos, pro-fesores, maestros, líderes comunitarios y alumnos, encuentren aquella articulaciónque se ajuste a sus necesidades y proyectos. La problemática de los niños, adolescentes y jóvenes, especialmente la de aque-llos que se encuentran en situación de pobreza, trasciende los marcos puramente es-colares. Es más, el actual contexto local y nacional hace impensable atender a esaproblemática desde iniciativas aisladas. La escuela, por sí sola, tampoco puede abar-car la compleja realidad en la que están inmersos sus estudiantes. Por lo tanto, con-sideramos necesario desarrollar iniciativas articuladas y asociaciones entre las insti-tuciones educativas, los organismos gubernamentales y de la sociedad civil que con-tribuyan a fortalecer redes sociales, proporcionar marcos pedagógicos adecuados a larealidad de cada comunidad, que sustenten aprendizajes con sentido y posibiliten alos jóvenes la construcción de un proyecto de vida mejor. Los tres primeros artículos que componen este módulo “El rol de las Organi-zaciones de la Comunidad en el abordaje del trabajo con jóvenes en situación de po-breza”, “Hacia el desarrollo educativo local. El por qué y el para qué de las relacio-nes institucionales”, y “Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación in-ter-institucional” fueron elaborados por el equipo técnico de la Fundación Susten-tabilidad, Educación y Solidaridad (SES), bajo la coordinación del Prof. AlbertoCroce y la Lic. Elizabeth Wanger. Finalmente se presentan tres experiencias de trabajo articulado entre escuela ycomunidad, en contextos muy diferentes: el de una escuela de modalidad especialen Córdoba, el de barrios con altos niveles de necesidades básicas insatisfechas(NBI) en la periferia de Bariloche , y el de la comunidad judía de la Ciudad de Bue-nos Aires. El primer caso es el del Instituto San José (Modalidad Especial), Berrotarán,Córdoba. Esta experiencia, llevada a cabo desde hace tres años, fue presentada en el 5
  8. 8. Escuela y Comunidad Seminario Regional “Escuela y Comunidad”, realizado en la Ciudad de Córdoba en julio de 2000. La segunda experiencia “Instituciones educativas y organizaciones de la comu- nidad en sectores de pobreza”, presentada en tono fuertemente testimonial, fue es- crita por la Profesora Alba Salese, la Profesora Graciela Belli y el Ingeniero Gustavo Gennuso, de la Fundación Gente Nueva, de Bariloche, Río Negro. El último caso incluye una presentación institucional de Voluntarios en Red, de la Ciudad de Buenos Aires, que agradecemos a las Licenciadas Mónica Cullucar y Viviana Bendersky, y la experiencia del Colegio Martin Buber y del Instituto ORT.6
  9. 9. Escuela y Comunidad EL ROL DE LAS ORGANIZACIONES DE LA COMUNIDADEN EL ABORDAJE DEL TRABAJO CON JÓVENES EN SITUACIÓN DE POBREZA 7
  10. 10. Escuela y Comunidad8
  11. 11. El rol de las Organizaciones de la Comunidad Los tres artículos que se presentan a continuación son fruto de largos y ricos proce-sos participativos en donde hemos trabajado activa e intensamente. No pueden ni de-ben leerse desde otra perspectiva que la que permite confrontar las ideas con las prácti-cas. Articular la escuela con la comunidad es hoy un desafío inmenso y, además, abso-lutamente necesario a la hora hacer que las propuestas educativas sean cada vez máspotentes y adecuadas a la realidad que las recibe. Los lectores, quienes en gran mayoría son además protagonistas de historias simi-lares y de sueños comunes, encontrarán en estas páginas líneas de acción, ideas-fuerzapara articular, herramientas para trabajar esta temática. Quisiera mencionar especialmente a los que han colaborado directamente en laelaboración de estos materiales. En primer lugar, a la Prof. Alejandra Solla, al Prof. Javier Rascioni y a la Lic.María Laura Schiffrin. En segundo lugar, a varias organizaciones que han participado enriqueciendo consu práctica y reflexión este aporte: Centro Nueva Tierra, la “Lechería de la Solidari-dad”, la Fundación “Crear Vale la Pena” y el “Centro Ecuménico Poriajhú”, de mane-ra especial. Agradecemos la confianza y el apoyo de las autoridades y equipos del ProgramaNacional “Escuela y Comunidad” que han considerado que estos materiales pueden serde utilidad para todas las escuelas. Abril de 2000 Prof. Alberto César Croce Presidente 9
  12. 12. Escuela y Comunidad10
  13. 13. El rol de las Organizaciones de la ComunidadEL ROL DE LAS ORGANIZACIONES DE LACOMUNIDAD EN EL ABORDAJE DEL TRABAJO CONJÓVENES EN SITUACIÓN DE POBREZA ... Abrigar sin encerrar... sin separar... creando lazos de inclusión... inserción... participación... en un espacio físico y afectivo. Con la puerta siempre abierta pa- ra salir y volver a entrar... para dar y seguir recibiendo... en esta interacción que proyecta su acción en el tiempo en cuanto a labor grupal y posibilitadora tam- bién, de un crecimiento personal continuo... Centro Ecuménico Poriajhú1 El trabajo con jóvenes de sectores en situación de vulnerabilidad nos planteauna serie de consideraciones que son importantes de analizar. Tanto escuelas como organizaciones de la comunidad, desarrollan estrategiaspara promover la inclusión social de esta población. Numerosas organizaciones de la comunidad han recogido un cúmulo de expe-riencias en cuanto a lo que al trabajo con jóvenes se refiere. Han llevado adelanteprocesos de educación no formal junto a los adolescentes en riesgo pedagógico ojunto a aquellos que quedaron fuera del sistema educativo. Algunas de estas organi-zaciones de la comunidad los han acompañado utilizando estrategias innovadoraspara el abordaje del problema, han aportado sus saberes, sus metodologías y han idoconstruyendo a partir de la práctica propuestas que consideramos pueden ser hoy,alternativas válidas para atender el problema del fracaso escolar. Muchas organizaciones de la comunidad han asumido el compromiso de tra-bajar con adolescentes y jóvenes porque según manifiestan “la adolescencia consti-tuye un momento clave en la existencia de las personas, durante el cual, se da for-ma a la identidad y al proyecto de vida. La educación y el trabajo son dos ámbitoscentrales en la construcción de la identidad que permiten una adecuada socializa-ción y promueven la inclusión.”2 Ser joven en nuestro tiempo no es fácil. Es más difícil todavía ser joven y po-bre. Y más difícil aún ser joven, pobre y vivir en un contexto social y barrial que hacristalizado la idea de inmovilidad social.1.- Centro Ecuménico Porajhú, Construyendo con los jóvenes desde organizaciones comunitarias, Nro. 3, Buenos Aires,SES, 20002.- Crear Vale la Pena, Construyendo con los jóvenes desde las organizaciones comunitarias, Nro. 2, Buenos Aires, SES,2000. 11
  14. 14. Escuela y Comunidad En cada barrio hay una plaza o una esquina en la que se reúnen gran cantidad de adolescentes y jóvenes, generándose muchas veces hechos de violencia que ali- mentan la sospecha de la sociedad por el sólo hecho de estar allí. Esta imagen de “ser jóvenes”, sin otra forma de canalizar el tiempo, ya que no van a la escuela ni tienen trabajo, es la representación que la sociedad posee. Las familias, inmersas en sus pro- pios problemas económicos y sociales, ponen a los adolescentes, en forma tempra- na, a cargo de responsabilidades que le corresponden a los adultos. Estas circunstan- cias junto al contexto y a experiencias escolares de fracaso, dificultan la inserción y el sostenimiento de los chicos/as dentro del sistema educativo formal. Algunos elementos que las organizaciones incorporan como supuestos a sus prácticas, para entender el problema del fracaso escolar de adolescentes y jóvenes son: La biografía escolar de cada joven, signada en general, por bajas califica- ciones, repitencia recurrente, sobreedad en relación con sus compañeros de curso, debilidad en las posibilidades de acceso al conocimiento debido a ca- rencias de competencias básicas, problemas socio-familiares. Diferencias socio-linguísticas. Muchos de los chicos y chicas son descendien- tes de migrantes de otras provincias y conservan el acento y expresiones pro- pias de sus regiones de origen. Esto produce un enfrentamiento con la len- gua estándar de la zona cuya consecuencia es la desvalorización del habla de las casas y del barrio. Un lenguaje (del adolescente) escaso y restringido para explicar y expresar lo que pasa a su alrededor. Crecimiento de la violencia como forma de establecimiento de vínculos y de resolución de conflictos (la palabra es reemplazada por la acción física). Estigmatización. Representación desvalorizada de sí mismos, de sus capaci- dades y de sus propios saberes. Muchos jóvenes no se sienten capaces de res- ponder a las exigencias que le plantean los estudios secundarios. La repitencia, el abandono escolar son asumidos por los jóvenes como una condición, sin retorno, que signa la escolaridad y el mismo proyecto de vi- da. Muchas familias centran la expectativa de estudios de sus hijos en la fina- lización del ciclo primario. Necesidad de los jóvenes de aportar económicamente a la manutención fa- miliar.12
  15. 15. El rol de las Organizaciones de la Comunidad La caracterización anteriormente desarrollada describe un panorama donde,tanto la familia como la escuela y la comunidad, tienen dificultades para promoverla contención, permanencia y reincorporación escolar de los adolescentes y jóvenesque se encuentran en situación de vulnerabilidad social, así como también para fa-cilitarles un proyecto de vida. De acuerdo a diversos diagnósticos realizados por las organizaciones puede de-cirse que, tanto los jóvenes como la comunidad, en general se encuentran en un es-tado crítico de desafiliación de las instituciones y de otros contextos de circulación.Esto obliga a intervenir desde múltiples frentes, en forma integral, priorizando elsostenimiento de los chicos en el ámbito escolar y potenciando en ellos la autoesti-ma a través de la consecución de logros que los estimulen. Es allí hacia donde se dirigen las acciones, con la ejecución de programas edu-cativos, preventivos, recreativos, artísticos en un contexto de desarrollo comunita-rio. Este accionar acompaña al adolescente en un momento vital para la construc-ción de proyectos de vida, abriendo pasos que alientan procesos de inclusión social. Los proyectos de las organizaciones, en términos generales, incluyen la promo-ción de espacios donde el joven es considerado integralmente, más desde sus posi-bilidades que desde sus limitaciones. Esta mirada le permite recobrar la confianzaen sí mismo, aumentar su autoestima, valorar sus saberes y pertenecer a un grupoque lo siente parte, que lo incluye. Esto contribuye a la construcción de su propiaidentidad y al desarrollo de un proyecto de vida, individual y colectivo. Se busca que los jóvenes tengan una alternativa que, partiendo del ámbito edu-cativo, resignifique y fortalezca la relación con su medio. Por otro lado, que se con-solide desde las capacidades adquiridas, como un individuo capaz de enfrentar pro-cesos de exclusión social. La educación, el trabajo y la participación social son losejes fundamentales en los que se inscribe el proyecto. Las propuestas de las organizaciones están fundamentadas en los principios dela participación, el compromiso, la solidaridad y la creatividad. Estos postulados se vuelven realidad en la tarea cotidiana donde, a partir de loaprendido, se otorgan responsabilidades para que los mismos jóvenes puedan trans-formarse en docentes de sus pares y vecinos, multiplicando el alcance de la tarea yrealizando una apropiación tanto de las capacidades como de las responsabilidadesde sostener los proyectos. Es así como se valoriza la idea de compromiso con un pro-yecto y de pertenencia a una institución. 13
  16. 16. Escuela y Comunidad Se construyen ámbitos de pertenencia donde los chicos puedan encontrar y es- tablecer “su lugar”, que no es la calle, un punto convocante que estimula la produc- ción y desarrolla en la práctica diaria el acercamiento a las instituciones de la comu- nidad, organizando un complejo proceso de generación de nuevas capacidades para todos los involucrados. Las líneas de acción que las organizaciones de la comunidad llevan adelante con los jóvenes podrían caracterizarse como: Acciones de compensación económico-social, es decir, becas y subsidios económicos que permiten a los adolescentes capacitarse laboralmente y permanecer o reinsertarse en el sistema educativo. Acciones educativas propiamente dichas, es decir, actividades que pro- muevan aprendizajes, con objetivos tales como: la reincorporación y/o la permanencia de los jóvenes en la escuela, el refuerzo y la adquisición de competencias básicas (talleres de apoyo escolar, acompañamiento psicope- dagógico, talleres de expresión, etc.). Acciones de recreación y deportes (jornadas de juegos, campeonatos, campamentos, etc.). Acciones relacionadas con el arte (talleres de música, teatro, video, radio, etc.). Acciones de formación para el trabajo. Acciones de contención (apoyo psicológico, acompañamiento escolar, orientación laboral-vocacional, etc.). Acciones de capacitación en temáticas de interés (talleres sobre SIDA, se- xualidad, adicciones, derechos de los jóvenes, problemas de género, etc.). Acciones de trabajo comunitario, es decir, actividades que supongan el involucramiento, compromiso y participación del grupo en los problemas de su comunidad. En un trabajo exploratorio sobre experiencias de trabajo con adolescentes y jó- venes en situación de pobreza, realizado por el Centro Nueva Tierra3, surgen algu- nos datos interesantes para el análisis. De 29 organizaciones que desarrollan acciones con jóvenes y que fueron inte- rrogadas sobre este tema, el 51.0% de los programas identifica como sus objetivos para este año, con formulaciones generales, la prevención del riesgo social, la crea- 3.- Centro Nueva Tierra, Construyendo con los jóvenes, Nro. 1, Buenos Aires, SES, 200014
  17. 17. El rol de las Organizaciones de la Comunidadción de espacios de comunicación entre los jóvenes, contención y otros igualmentegenéricos. El 38.0% responde definiendo sus finalidades específicamente relaciona-das con la deserción, el apoyo al rendimiento escolar, la capacitación, la búsquedade la reincorporación de los jóvenes al sistema educativo. Hay un objetivo general muy reiterado: el de crear “espacios de comunicación”que sirvan como prevención y contención frente a “la crisis que vive la juventud”.El 59.5% de los programas lo enuncia para el corto plazo, el 42.9% para el media-no plazo y sólo el l9.l% para el largo plazo. Un 26.2% enuncia como objetivo parael corto plazo diferentes formulaciones relacionadas directamente con el apoyo a losproblemas escolares de los chicos (mejorar el rendimiento, evitar la deserción, etc.).El mismo porcentaje se repite para el mediano plazo, mientras que para el largo pla-zo, sólo 9.5% de los programas lo ve necesario. También en este caso se supone quelos informantes son optimistas sobre que, en el largo plazo, se habrán superado losproblemas escolares que justifican, hoy y en el mediano plazo, acciones intensivasde apoyo escolar. Varias de las organizaciones de la comunidad a las que hacíamos referencia tra-bajan, a partir de diversas estrategias, la problemática del fracaso escolar. En general, puede decirse que los programas están organizados desde la convic-ción de que el abordaje del problema, debe estar integrado por actividades específi-camente educativas, de refuerzo del aprendizaje escolar del niño o adolescente. Pe-ro tales acciones deben estar necesariamente acompañadas de otras líneas de accióndirigidas a la creación y mantenimiento de espacios: de comunicación y reflexión inter-pares de apertura al “afuera” del inmediato contexto cotidiano de refuerzo y compensación de competencias básicas y, en general hacia la llamada “educación integral” o “la promoción inte- gral” En otros casos, la importancia que se le adjudica a los logros escolares y aún ala permanencia en el sistema escolar es tan alta, que es condición para recibir los be-neficios del programa, tal como ocurre en el Programa de Villa Liniers de FUN-DAE. Allí todas las actividades, a excepción de la atención en salud de niños y em-barazadas, tienen una definida intención educativa y se trata de que sean útiles pa-ra evitar la deserción o para conducir a la reinserción escolar. 15
  18. 18. Escuela y Comunidad Hay dos tipos de actividades, con diferentes propósitos, que constantemente integran los programas: las destinadas a apoyar los esfuerzos de aprendizaje de jóvenes, adolescentes o niños las que buscan fortalecer a estos tres grupos poblacionales frente a la vulne- rabilidad social, psicológica, cultural y económica en que viven. Estos dos tipos de actividades por lo general se encuentran íntimamente rela- cionados ya que, sin un trabajo sobre las condiciones de exclusión en que viven es- tos niños y jóvenes y las huellas que en su personalidades dejan tales condiciona- mientos, es insuficiente, sino inútil, lo que pudiera hacerse en el plano escolar. Un ejemplo es el del Programa Kiosco Juvenil de La Matanza. Ellos iniciaron en l997 actividades de lectoescritura a partir de temas de interés de los muchachos del grupo (fútbol, mujeres, bailantas, etc.), con el objeto de ampliar su vocabulario y mejorar su dominio del idioma. Luego, varios de los voluntarios apoyaron a una veintena de estos jóvenes, que se inscribieron en escuelas medias de barrios cerca- nos, en sus problemas de aprendizaje. Incluso este grupo de voluntarios concurrió frecuentemente a conversar con los profesores para seguir de cerca la evolución de los estudios. También estaban en comunicación con las familias para que los apoya- ran. Los muchachos dejaron de participar de las actividades de El Kiosco porque se superponían a los horarios de clases en el colegio, pero se mantenían muy cercanos a los voluntarios que les daban seguimiento. No obstante ese proceso, a lo largo de dos años todos los jóvenes fueron abandonando los estudios secundarios. Estos programas también tienen cierta certeza acerca de la influencia de la fa- milia en el comportamiento escolar de niños y adolescentes. Podríamos mencionar como ejemplo lo que ocurre en el Galpón Cultural de Claypole: luego de tres años de trabajo de apoyo escolar con niños, se decide trabajar simultáneamente con sus madres y los resultados son importantes no sólo pa- ra los niños, sino también para las mismas madres. Varias de ellas termi- naron su educación primaria y han reforzado sus conocimientos de mate- mática, por lo que cuentan con un mayor bagaje teórico-práctico que les permite seguir dando pasos adelante en su capacitación. Ejemplos hay en casi todos los programas, pero algunos son más expresivos que otros. Así los directivos del Proyecto de Barrio Mitre de Capital Federal dicen que no sólo es necesario tener en cuenta los condicionantes contextuales de la familia y la sociedad en general, “sino y muy especialmente, los que provienen de la organi- zación y funcionamiento de la institución escolar”. Por ello, insisten en situar sus16
  19. 19. El rol de las Organizaciones de la Comunidadobjetivos “más allá de lo educativo, en la promoción integral de los jóvenes”. Y ha-cia allá tienden las actividades, llamadas de contención, que son tan frecuentes enlos programas de creación de espacios formativos, de reflexión inter-pares, como lasque llevan adelante, con la participación de adolescentes y jóvenes del propio barrio,el Proyecto Horizonte de La Cava en Beccar, Pcia. de Buenos Aires. En general podría decirse que las características salientes de los modelos peda-gógicos a partir de los cuales se organizan las prácticas educativas de los programascon adolescentes -sean estos programas directamente educativos o no- son la flexi-bilidad en la modalidad de trabajo y la participación de los destinatarios. La bús-queda de la participación y la flexibilidad es tan fuerte en la mayoría de los progra-mas, que los directivos del Centro de Barrio Mitre llegan a decir que prefieren nohablar de modelos porque ese concepto les parece excesivamente rígido, como un“molde”, y que prefieren hablar de “parámetros amplios y flexibles que les permitantrabajar con las diferencias”, teniendo una pauta principal: que los chicos aprendanintegrando contenidos con la capacidad de poder asociarlos a informaciones y co-nocimiento previos. Ellos preferirían definir su “modelo” pedagógico más por el es-pacio creado que por las formas de enseñar y apoyar a los chicos. Es decir, “un es-pacio en común con adolescentes, experiencia que se da en un marco de continui-dad y convivencia, donde lo grupal ocupa un lugar de importancia vital para el de-sarrollo de los jóvenes y de sus proyectos de futuro”. No hay, entonces, un moldepermanente aunque ciertos conceptos hacen pensar en una perspectiva constructi-vista. Esa flexibilidad se percibe también en las actividades de Apoyo Escolar del pro-yecto Horizonte, donde los docentes ayudan en forma personalizada a los chicos, deforma totalmente flexible. Aquellos entran y salen del salón libremente a medidaque van solucionando sus necesidades de apoyo. Para trabajos de investigación uti-lizan el espacio de la biblioteca y también el de computación donde algunos volun-tarios los asisten. En cuanto a las acciones de Apoyo Escolar, en el Galpón se proponen una se-rie de dinámicas que no deben funcionar como etapas de un cierto proceso, sinoque se busca que todas ellas se den en el ritmo que los participantes demanden yacepten. Dichas dinámicas son: a) actividades para “salvar la urgencia”: una prueba inmediata o trabajos inesperados encargados por la escuela a los chicos; b) actividades que los chicos realizan en forma “autónoma”, consultando a los docentes especialmente sobre bibliografía y ciertas dudas; 17
  20. 20. Escuela y Comunidad c) trabajos grupales en los cuales un docente desarrolla la explicación de un te- ma y d) actividades personalizadas donde un adulto, docente profesional o ayudan- te, trabaja con un solo chico, centrándose tanto en la superación de las di- ficultades como en los contenidos a incorporar por parte del alumno. En las acciones pedagógicas de muchos de los programas se plantea una con- cepción genéricamente “constructivista”. Hay que decir que algunos de ellos basan su acción en los supuestos de la pedagogía crítica y de la educación popular. Por supuesto un área a la cual se le da una importancia mayor es la enseñanza de la lecto-escritura y en ese campo hay experiencias realmente innovadoras. Algunos rasgos comunes que caracterizan las experiencias de un grupo de or- ganizaciones que trabajan con los jóvenes son: 1. Las estrategias que, con diferentes manifestaciones, implican un compromi- so de gradual crecimiento en la autonomía de los grupos de jóvenes. Hay una fuerte tendencia a que sean los jóvenes quienes se transformen, de des- tinatarios de las acciones a protagonistas de las mismas. El trabajo sobre la autoestima, la promoción de la confianza en sí mismos y el acento puesto en las posibilidades y potencialidades de los jóvenes, obli- ga a las organizaciones a pensar en la formación y capacitación de los mis- mos como líderes y animadores socio-comunitarios que puedan llevar ade- lante acciones con sus pares y con otros sectores de la comunidad. Este tipo de estrategia garantiza la participación social y un real ejercicio de la ciudadanía de estos jóvenes y promueve propuestas que los involucran en la definición de actividades que responden a necesidades puntuales que se plantean a nivel comunitario. 2. La articulación interinstitucional y la conformación de redes locales u organizacionales que trabajen sobre proyectos comunes. El aislamiento, que tiempo atrás caracterizaba las experiencias de educa- ción no formal, viene siendo reemplazada por una tendencia creciente a re- lacionarse y articular tareas con otros actores sociales con intereses comunes. La formación de redes se ha convertido hoy en una estrategia de desarrollo que permite la sustentabilidad y legitimidad social de muchas de las accio- nes encaradas por las organizaciones comunitarias. Las redes locales han contribuido a generar respuestas comunitarias que no sólo definen y asumen el problema en cuestión, sino que también se han da- do estrategias diferentes de abordaje.18
  21. 21. El rol de las Organizaciones de la Comunidad Los jóvenes, a su vez, están pasando por un proceso incipiente de formación de redes. El intercambio con distintos grupos, la salida hacia otros barrios y comunidades, el desarrollo de acciones comunes posibilita no sólo el cono- cimiento y la apertura a otras realidades, sino también la reflexión y el aná- lisis de problemas y necesidades que les son comunes, más allá de las parti- cularidades barriales que puedan reconocerse. Esta realidad deja planteada una serie de cuestionamientos, desafíos y perspec-tivas posibles para seguir pensando estrategias de trabajo con jóvenes que se encuen-tran en situación de vulnerabilidad social en contextos de pobreza. Escuelas y organizaciones de la comunidad son actores protagonistas de estereal desafío. Quienes estamos comprometidos con la educación de quienes menosposibilidades de acceso a ella tienen, sabemos que los esfuerzos aislados y fragmen-tados dan pocos frutos y que sólo un compromiso social y comunitario fuerte dequienes tienen responsabilidad e interés en el abordaje de la problemática puedeconvertirse en una alternativa válida y posible. 19
  22. 22. Escuela y Comunidad20
  23. 23. Escuela y Comunidad HACIA EL DESARROLLO EDUCATIVO LOCAL.EL POR QUÉ Y EL PARA QUÉ DE LAS RELACIONES INSTITUCIONALES. 21
  24. 24. Escuela y Comunidad22
  25. 25. Hacia el desarrollo educativo localHACIA EL DESARROLLO EDUCATIVO LOCAL EL POR QUÉ Y EL PARA QUÉ DE LAS RELACIONES INSTITUCIONALES.A. La escuela y su relación con las organizacionesde la comunidad Toda escuela está inserta en una comunidad que presenta ciertas particularida-des relacionadas con necesidades y problemas específicos, con una población condeterminadas características, con distintas relaciones entre quienes la conformanque fueron construidas a lo largo de su historia. Esta realidad hace de cada comuni-dad un espacio absolutamente particular y diferente de otros. Desde estas especifi-cidades es que, tanto las escuelas como las organizaciones, pueden empezar a cons-truir propuestas. Sabemos que la problemática de los niños, adolescentes y jóvenes que quedanfuera del sistema educativo, es uno de los temas que más preocupa a la sociedad ensu conjunto. Sabemos que muchos jóvenes han abandonado la escuela secundaria yque muchos otros jamás la han iniciado. Este problema implica un desafío para to-dos aquellos que están de una u otra manera comprometidos con esta realidad. La experiencia nos viene demostrando que las respuestas aisladas son insufi-cientes para abordar esta temática. El abordaje debe hacerse entonces de modo talque quienes trabajan o están interesados en tratar este problema, se comprometanen propuestas comunes que permitan construir una red institucional que contengay a su vez promueva el desarrollo de los jóvenes. La reincorporación y la permanen-cia de los chicos en la escuela serían algunos de los indicadores del posible caminoa recorrer en pos de estos objetivos. Para que esto pueda realizarse es necesario que tanto la escuela como las orga-nizaciones se comprometan en un proyecto común, cuya finalidad será la formaciónde una red local que tenga un centro diferente, según sea la problemática que sequiera atender de los jóvenes. Así, por ejemplo, si habláramos de la influencia de ladroga en el comportamiento social e individual de los jóvenes, el centro de la red es-taría en aquella organización de la comunidad que se dedique a la prevención y tra-tamiento de adicciones o en la Secretaría de Prevención de Adicciones, dependien-te del Municipio o la Provincia. 23
  26. 26. Escuela y Comunidad Si, en cambio, el problema prioritario en determinado momento es la debili- dad en las pautas de socialización y el déficit de competencias básicas para que los jóvenes puedan acceder al mercado de trabajo, debería ser centro la escuela y even- tualmente alguna organización o Programa del Estado que aborden el tema de la educación y el trabajo. Como vemos, una red multicentrada, compromete el esfuerzo de cada uno de los actores sociales interesados en la cuestión. De esta forma, los jóvenes se encon- trarían “sostenidos” y “motivados” por una gran red de esfuerzos comunes dispues- tos a atender y superar la situación de vulnerabilidad que condiciona todos y cada uno de sus proyectos de vida. Esto que desde la teoría se presenta casi como ideal, implica para cada una de las instituciones la necesidad de un aprendizaje acerca de quién es el otro con el que se relaciona, cómo debe convocar a otros potenciales interesados en la problemáti- ca, cómo formalizar los acuerdos alcanzados, cómo elaborar proyectos en común, qué tipos de proyectos podrían ser, cómo realizar un seguimiento del proyecto.24
  27. 27. Hacia el desarrollo educativo local Acerca de estas cuestiones, es necesario hacer ciertas precisiones. La escuela ocupa un rol de suma importancia en este escenario y es una de lasinstituciones que tiene más posibilidades para motorizar y poner en movimiento es-tos procesos. Muchas escuelas tienen un gran prestigio social en el seno de sus comunidadesy son vistas y sentidas por la gente como una “organización comunitaria” más quecomo una institución “pública”. Los docentes no son visualizados como “funciona-rios públicos” sino como “maestros” y, como tales, no sufren el descrédito generali-zado de los primeros. Esto es importante porque salva a la escuela –al menos porahora- de la crítica despiadada y de la desconfianza que sufren otras instituciones.Pero es necesario advertir que se está en situación de deterioro y que hay que cuidarel espacio que se tiene si no se desea perderlo. Los directivos de las escuelas están llamados, entonces, a considerarse como “lí-deres organizacionales” desde esta perspectiva. No pueden hoy ser sólo buenos pe-dagogos. Su lugar social está resignificado y se resignificará seguramente aún más enlos próximos años, sobre todo desde las perspectivas locales. Sin embargo, es fundamental que la escuela no se vea sobrecargada con tareasque no le son propias, sino todo lo contrario, que pueda cumplir su función social:enseñar. Por otra parte, puede también atender otras necesidades que se presenten,a partir del trabajo común con otras organizaciones de los diferentes ámbitos. Tradicionalmente, vincularse con la comunidad es, para la escuela, “llamar a lospadres” de los alumnos. Hoy esta concepción aparece totalmente reducida. La co-munidad se expresa en otros escenarios y los padres, por su parte, parecen encontrarcrecientes dificultades para conectarse con la labor de la escuela o sentirse identifi-cados con ella. Una institución escolar que reduzca su relación con la comunidad a la convo-catoria de los padres de sus alumnos está en serios problemas, ya que se empeque-ñece el horizonte y por lo tanto las oportunidades. Muchos de los problemas que hoy la escuela debe enfrentar pueden ser abor-dados con mayor posibilidad de éxito en forma no sólo interdisciplinar sino tam-bién interinstitucional. Por ello, desde la escuela deben buscarse formas distintas deasociación o articulación y participar en ellas con entusiasmo y responsabilidad. Esta concepción no implica “derivar casos” a terceros, sino trabajar en formaconjunta el problema de un adolescente único e indivisible, que es “sostenido” por 25
  28. 28. Escuela y Comunidad toda una comunidad. La escuela tiene la posibilidad de convocar a otras instituciones y organizacio- nes, ya que cuenta con algunos instrumentos y ventajas: tiene una población más o menos fija, posee una estructura administrativa, tiene llegada a muchísimas familias del lugar, conoce los problemas más frecuentes del barrio, tiene acceso directo a los adolescentes y jóvenes. A partir de su situación, la escuela puede convocar a otros actores de diferen- tes formas, por ejemplo a través de los padres de los alumnos y de los propios jóve- nes, que muchas veces forman parte de las organizaciones del barrio, o a través del acceso a los programas estatales (municipales, provinciales o nacionales) que se eje- cutan. Para acceder a la información sobre los programas en curso se puede pedir in- formación en: - Ministerio de Educación, Programa Nacional Escuela y Comunidad. - Secretaría de Desarrollo Social de la Nación. - Ministerio de Trabajo de la Nación. - Organismos provinciales de Educación,Trabajo, y Acción Social. - Organismos municipales de Educación, Trabajo, Acción Social, Juventud, Prevención de Adicciones, etc. Es necesario aclarar que muchos de los programas estatales son ejecutados a tra- vés de organizaciones de la comunidad que, con financiamiento de estos organis- mos, llevan adelante las acciones programadas a nivel local. Como vemos, es fundamental para la escuela realizar un buen diagnóstico de los recursos, programas, instituciones y organizaciones que trabajan en la comuni- dad. Además de la información acerca de los programas estatales que se desarrollan, la escuela debe conocer las instituciones y organizaciones de la comunidad que for- man parte del barrio. De todas formas es necesario, además de conocer a los posibles actores a invo- lucrar para la resolución del problema, hacerse primero algunas preguntas:26
  29. 29. Hacia el desarrollo educativo local ¿Para qué los vamos a convocar? ¿Los conocemos? ¿Nos interesa que participen? ¿Qué les vamos a pedir? ¿Es igual el nivel de responsabilidad y de compromiso que cada uno de estos actores pueden tener frente a este problema? ¿Cómo los vamos a convocar? ¿Qué nivel de participación tendremos y tendrán en el proyecto que ela- boremos en conjunto? ¿Cómo vamos a medir y a valorar las tareas que realicemos en con- junto? Al dar una mirada hacia fuera, la escuela puede encontrarse con diversos tiposde instituciones y organizaciones. Algunas de ellas estarán más preocupadas por laproblemática de los jóvenes, otros tendrán otro tipo de objetivos y funciones. Es asíque la escuela debe poder identificar con quiénes es necesario establecer vinculación,de acuerdo a la problemática específica que se presente y según lo que cada una deestas organizaciones pueda ofrecer. Una vez relevadas las instituciones y organizaciones comunitarias, es recomen-dable concretar una reunión con cada una de ellas o convocar a una reunión gene-ral para intercambiar información acerca de las acciones que cada uno lleva adelan-te, de la metodología de trabajo que se utiliza y de las expectativas que cada unotrae. Es importante que pueda explicitarse qué es lo que cada uno necesita o pide,lo que podría llegar a recibir y lo que está dispuesto a ofrecer o a poner en común. Es probable que aparezcan objetivos, tareas o población–meta, posibles de sercompartidos por algunas de las instituciones y que pueda acordarse algún tipo devinculación para trabajar sobre un problema específico. Sin embargo, la vinculación que se establezca será sólo el punto de partida pa-ra la construcción común de una relación, que sin duda se irá transformando y re-significando a partir de la tarea emprendida. Cuando ha sido detectada la necesidad o el problema, debería pensarse en unaestrategia de abordaje, donde queden explícitos los roles que cada institución u or- 27
  30. 30. Escuela y Comunidad ganización va a cumplir. La formalización, mediante convenios, cartas de intención o cualquier otro instrumento jurídico-legal que sea apropiado, enmarca y da clari- dad al contenido del acuerdo alcanzado (Ver “Modelos de Instrumentos para for- malizar la vinculación interinstitucional”). Es de suma importancia dejar escrito aquellas premisas y acuerdos que darán identidad a la vinculación. Trabajar en vinculación con otros actores sociales no es tarea fácil, ya que de- manda conocer y comprender lógicas institucionales diferentes a la propia. Cono- cer, comprender y trabajar en común son partes de un proceso de construcción que implica disposición, apertura y actitud de participación. Una vez puesta en marcha la propuesta, debe definirse cómo se realizará el se- guimiento de las acciones. Una de las metodologías más utilizadas a estos fines es la “reflexión sobre la práctica”. El establecimiento de espacios de reunión periódicos entre los distintos actores es la premisa básica para llevarla adelante. La reflexión y análisis de lo que va sucediendo permite objetivar la práctica e ir modificando los aspectos necesarios. De esta manera, teoría y práctica, reflexión y acción comienzan a formar parte de un mismo proceso que permite tomar decisiones sobre la marcha de las acciones y generar conocimientos que abonen el trabajo común. La sistematización del proceso, de los resultados alcanzados, de los logros ob- tenidos y de los desafíos pendientes, como así también de las proyecciones, son in- sumos de mucho valor, no sólo para dejar escrito el transcurrir de esta construcción común, sino también para generar aprendizajes, ordenar la práctica realizada y eva- luar la acción conjunta. Cuando la escuela articula con las organizaciones de la comunidad suele en- contrarse con una lógica institucional diferente a la propia pero, a la vez, comple- mentaria. Su pertenencia al sistema educativo la caracteriza por poseer formas de go- bierno y de conducción preestablecidas que pautan con precisión la dinámica de su funcionamiento incluyendo el diseño de las actividades curriculares, como así tam- bién aquellas no previstas con las que se intenta dar respuestas a situaciones nuevas emergentes de la cotidianeidad escolar. A su vez la escuela también reconoce una particular característica, una doble pertenencia que la constituye y, a la vez, da sentido a su misión: forma parte de la estructura del sistema educativo y pertenece a la comunidad local en la que se halla inserta. El desafío es que la situación crítica en la que se encuentran los adolescen- tes y jóvenes pobres, nos está requiriendo respuestas que hacen poner en juego es- ta doble pertenencia.28
  31. 31. Hacia el desarrollo educativo localPASOS METODOLÓGICOS EN LA RELACIÓNESCUELA-ORGANIZACIÓN COMUNITARIA 1.- Relevamiento de los Programas estatales y privados relacionados con las preocupaciones de la escuela. 2.- Relevamiento de las organizaciones que existen en el barrio y en los al- rededores. 3.- Reunión de convocatoria a otros actores (organizaciones comunitarias y/u organismos públicos) para participar en una propuesta de trabajo conjunto. 4.- Definición de la problemática a la cual se quiere dar respuesta. 5.- Puesta en común de las posibilidades y limitaciones de cada una de las partes. 6.- Búsqueda de espacios institucionales para el trabajo conjunto. 7.- Formalización de la relación entre las instituciones y los grupos partici- pantes. 8.- Realización de un diagnóstico que permita profundizar y brindar herra- mientas para el análisis de la problemática. 9.- Búsqueda de estrategias de intervención, que con la participación espe- cífica, a veces y común otras, permita abordar y dar respuesta a la pro- blemática planteada como prioritaria. 10.- Planificación de un plan de acción conjunto. 11.- Distribución de roles y funciones de cada uno de los actores comprome- tidos para el desarrollo del proyecto (con la firma de los documentos que formalizan la relación interinstitucional). 12.- Desarrollo del plan de trabajo (proyecto común). 13.- Evaluación común del proceso y los resultados obtenidos. 14.- Sistematización de la experiencia recogida durante el proceso. 29
  32. 32. Escuela y Comunidad Articularse puede ser muy interesante, pero es importante respetar algunas reglas del juego para no frustrarse en el intento: Centrar la articulación institucional en el PROBLEMA a resolver y no en las necesidades que cada una de las instituciones intervinientes tengan. Lograr una visión común del problema y no juntar los problemas comunes. Para articularse es necesario reconocer que “no puedo solo”. Hacer un ejercicio de diferenciación de los lugares y roles que cada uno de los actores intervinientes tiene en la comunidad. Definir las competencias de cada uno y qué puede poner cada uno al ser- vicio de la resolución del problema. Articularse no puede significar pérdida de identidad. Cada actor social de una comunidad tiene un rol específico y una misión que cumplir y es sólo desde allí, desde el respeto por la identidad institucional y por el rol social y comunitario que éste desempeña, que es posible lograr una articulación de suma, no de resta. Las articulaciones son un ejercicio cotidiano que van desde el aprendizaje individual, el de las relaciones interpersonales, hasta la institucionalización de estos procesos, en los que ya el compromiso y la dedicación no es personal sino que compromete a los grupos de personas que conforman a la institu- ción. Las articulaciones institucionales forman parte de un proceso. Como tal, re- quiere de “ revisiones” y “recontratos” permanentes, en una suerte de ejerci- cio evaluativo que posibilite respuestas reales y ajustadas a cada uno de los problemas a encarar. B. Formas y niveles de articulación entre la escuela y las organizaciones de la comunidad Estrategias facilitadoras del proceso de vinculación/articulación Cuando tratamos de explicitar procesos en los que nos encontramos involucra- dos cotidianamente, solemos recurrir a ejemplos o imágenes que nos ayudan a sin- tetizar aquello que queremos comunicar.30
  33. 33. Hacia el desarrollo educativo local Para describir conceptos como vinculación o articulación encontramos, cadavez con mayor frecuencia ciertas metáforas que, por lo que representan, remiten -demanera muy clara y precisa- a dichos procesos: hablamos de “puentes” y de “redes”,de “lazos” y de “nudos”. Puente, comunica costas, une montañas, cruza ríos. Red, junta, reúne, contiene, sostiene. Nudos atan lazos, aseguran, afirman, sujetan. No es fácil trabajar en conjunto. Sin duda es hoy una de las tareas más com-plejas a las que nos vemos enfrentados. Hoy todos hablan de articulación pero po-cos logran hacerlo efectivamente y, mucho menos, persistir en la articulación. Las complejidades externas (carencias extremas, tensiones políticas, falta de re-cursos...) o las internas (mezquindades, cuestiones de poder, falta de claridad insti-tucional...) dificultan la concreción de estas articulaciones. Sin embargo, estamos convencidos de la necesidad absoluta de trabajar en con-junto para poder encarar los objetivos más difíciles con algún nivel de logro que jus-tifique los esfuerzos que se hacen. Los problemas son cíclicos y la comunidad va acentuando y sosteniendo dis-tintos proyectos de acuerdo con las prioridades que se fija. Si bien podríamos hacerreferencia a muchos problemas, hoy es importante detenernos en lo específico de lasituación de los adolescentes. En la dinámica de una comunidad la escuela juega un papel muy importante,decisivo en muchos casos. Sin embargo, cuando la misma se aísla o se cierra, la co-munidad no detiene su marcha y sufre tener que prescindir de ella. La escuela y las organizaciones de la comunidad han ido desarrollando distin-to tipo de acciones que en algunos casos se han entrecruzado produciendo un efec-to sinérgico altamente potencializador. En realidad, se trata de pensar en la problemática que nos convoca desde las di-ferentes perspectivas que la diversidad de las lógicas institucionales presenta, sumán-dolas y potenciándolas, promoviendo la construcción de puentes, generando redeso involucrándose en las ya existentes. Pensando en la realidad del trabajo educativo formal, es necesario que todos es-temos en la escuela. Pero pensando en los otros problemas de la comunidad, tene-mos que tener presencia en cada lugar: todos en el club, todos en la junta vecinal,todos en el centro de salud. 31
  34. 34. Escuela y Comunidad Deberíamos poder enunciar juntos: “Todos en la escuela y todos en la comu- nidad”. Si cada institución de un barrio se plantea como la única, es posible que sufra el desconocimiento de las otras. Por otro lado, nada más inconveniente que forzar la articulación apoyándose en la posibilidad de contar con recursos económicos. A partir de un importante número de experiencias, consideramos que las estra- tegias de vinculación y articulación deben contemplar los siguientes aspectos en la secuencia que se plantea a continuación: Mirarse para adentro (introspección institucional) Mirar hacia afuera, descubrir al otro Mirarse desde el otro Mirar juntos a la comunidad Para comprender, valorizar y comunicar la propia experiencia, la historia recorrida, las perspectivas y el sistema de valores, los sueños y las luchas. Para entablar relaciones positivas: dejarnos conocer y conocer a otros. Para construir códigos comunes en el lenguaje y en la interacción desde lógicas institucionales distintas. Para compartir un proceso respetuoso, abierto pero focalizado, creativo pero concreto y eficaz, pensando y haciendo juntos. A continuación se presentan algunas preguntas y sugerencias -que no agotan las cuestiones posibles-, para orientar la mirada introspectiva, la reflexión de lo pro- pio, la mirada al “otro”, tanto para la escuela como para las organización de la co- munidad. Pautas para facilitar la reflexión en la escuela ¿Sobre qué aspectos o problemas específicos se está trabajando o es necesario trabajar? ¿Con qué instituciones, organismos, profesionales y/o agentes voluntarios de la zona se han establecido o es posible establecer vínculos para desarrollar una tarea compartida en torno a al problema de la retención?32
  35. 35. Hacia el desarrollo educativo local ¿Qué propone y ofrece la escuela? ¿Qué demanda y necesita la escuela? ¿Qué propone/n y ofrece/n la/s organización/es con las que se interactúa? ¿Qué demanda/n y necesita/n la/s organización/es con las que se interactúa? ¿Cómo se aprovechan o se podrían aprovechar mejor los recursos materiales y humanos de las instituciones participantes? ¿Qué aspectos del proyecto descansan en la responsabilidad de la escuela y cuáles asumen las otras instituciones o personas involucradas? ¿Es necesario modificar aspectos de la rutina escolar para el desarrollo del proyecto (horarios, roles, espacios, etc.)? ¿Quién/es asumen la representación de la escuela “hacia afuera”? ¿Cómo participará el cuerpo docente en la elaboración e implementación del proyecto? ¿Cómo se favorece la circulación de información y la comunicación inter- na y externa? ¿Es necesario crear nuevas instancias de trabajo para facilitar el intercam- bio y los acuerdos al interior del equipo docente, o pueden aprovecharse las que ya existen (departamentos, reuniones de personal, etc.)? ¿De qué manera se prevé dar continuidad al proyecto, más allá de las per- sonas inicialmente involucradas? ¿Cómo se hará el seguimiento y la evaluación de la tarea? ¿Existen otras redes interinstitucionales en la zona? ¿De qué manera se pue- den aprovechar su experiencia y sus recursos?Pautas para facilitar la reflexión en las organizaciones de la comunidad ¿A través de qué mecanismos se establece la comunicación entre la organi- zación/institución y la escuela? ¿Cómo funciona? ¿Qué propone y ofrece la organización/institución? ¿Qué demanda y necesita la escuela? Si interactúan varias organizaciones ¿Qué propone/n y ofrece/n cada una de ellas? ¿Qué demandan y necesitan las organizaciones? 33
  36. 36. Escuela y Comunidad ¿Cómo se aprovechan o se podrían aprovechar mejor los recursos materiales y humanos de las instituciones participantes? ¿Qué aspectos del proyecto descansan en la responsabilidad de la escuela y cuáles asumen o podrían asumir las otras instituciones o personas involu- cradas que abordan la problemática de los adolescentes y jóvenes en situa- ción de pobreza? ¿Quiénes y cómo participan desde la/s organización/es en la elaboración y ejecución del proyecto? ¿Quiénes y cómo participan desde la escuela en la elaboración y ejecución del proyecto? ¿De qué manera se prevé dar continuidad al proyecto, más allá de las per- sonas inicialmente involucradas? ¿Cómo se hará el seguimiento y la evaluación de la tarea compartida? ¿Existen otras redes interinstitucionales en la zona? ¿De qué manera se pue- den aprovechar su experiencia y sus recursos? Posibilidades y grados de relación entre las organizaciones comunitarias En el proceso de inter-relación, es posible encontrar al menos cinco niveles di- ferenciados: 1.- Desconocimiento 2.- Conocimiento 3.- Reconocimiento 4.- Acciones conjuntas eventuales 5.- Articulación 6.- Asociación Describiremos los mismos haciendo referencia a una relación posible entre dos organizaciones de la misma localidad.34
  37. 37. Hacia el desarrollo educativo local 1er. NIVEL: DESCONOCIMIENTO Hay dos instituciones en el barrio pero ninguna sabe de la existencia de la otra. Esta expe- riencia es muy común y hablamos entonces de desconocimiento. 2do. NIVEL: CONOCIMIENTO El conocimiento que alcanza una organización de la existen- cia de otra, se reduce a un esca- so nivel de información en relación a sus fines, sus activi-OrganizaciónComunitaria La Escuela dades y sus integrantes. (Por ejemplo, se conoce la ubicación de su sede, pero se ignora qué hace, para qué, quiénes están y desde hace cuánto tiempo, etc.) No implica un conocimiento mutuo. 35
  38. 38. Escuela y Comunidad 3er. NIVEL: RECONOCIMIENTO El nivel de información ha ido aumentando, posiblemente, fruto de crecientes contactos e interacciones. Cada organi- Organización zación es reconocida por la Comunitaria La Escuela otra en su subjetividad: es identificada por sus fines, obje- tivos y sistema de valores y sus integrantes, se conoce su expe- riencia e intencionalidad. Es el nivel donde comienza la construcción de la confianza. Se busca intercambiar más información, lo que favorece el reconocimiento de las complejidades y genera mejores condiciones para una articulación efectiva. (Ya sabemos para qué están, quiénes son sus autoridades, sus campos de acción, sus problemas y proyectos. Y ellos conocen lo mismo de nosotros). 4to. NIVEL: ACCIONES CONJUNTAS EVENTUALES U OCASIONALES Ya se reconocen entre ambas, pero hacen además una tarea Organización Comunitaria La Escuela en común, concreta y específi- ca, aportando sus recursos humanos, materiales y económicos. Cooperan y TAREA colaboran en función de dar respuestas efectivas, perti- nentes, y ajustadas a las necesi- dades de la comunidad.36
  39. 39. Hacia el desarrollo educativo local 5to. NIVEL: ARTICULACIÓN La co-operación continúa en una serie de acciones conjun- tas, y las dos organizaciones van construyendo una red de mutuo sostén, o van involu- crándose en una red existente Organización Comunitaria La Escuela con la que tal vez se contac- taron a partir de la interacción generada entre ellas o a la que una de ellas conocía previa- mente.El nivel de vinculación en red presenta una característica muy importante a teneren cuenta: carece de un centro, es decir, los centros son eventuales, no son fijos.Entonces, cada institución participante toma el rol central cuando la necesidadprioritaria de la comunidad coincide con su especificidad, es decir con el tipo deproblemas que dicha institución atiende. 6to. NIVEL: ASOCIACIÓN Asociarse significa unirse en un trabajo conjunto, entre ambas instituciones. Se establece un vínculo de Organización mayor solidez, a partir de Comunitaria La Escuela haber construido una relación fuerte entre ambas. entonces para algunas tareas específicas, asumen un compromiso de manera permanente. Dicho compromiso se formaliza através de instrumentos legales que garantizan la continuidad en el tiempo mien-tras no se plantee ninguna interrupción. La formalización se concreta en conve-nios que le otorgan un encuadre e incluyen pautas descriptivas de las responsabili-dades de las partes. 37
  40. 40. Escuela y Comunidad38
  41. 41. Escuela y ComunidadMODELOS DE INSTRUMENTOS PARA FORMALIZAR LA VINCULACIÓN INTER-INSTITUCIONAL 39
  42. 42. Escuela y Comunidad40
  43. 43. Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalMODELOS DE INSTRUMENTOS PARA FORMALIZAR LAVINCULACIÓN INTER-INSTITUCIONAL A continuación adjuntamos una serie de modelos que, de acuerdo a las moda-lidades de articulación que se implementan, formalizan los acuerdos y responsabili-dades de los actores que participan.Carta de Adhesión Es la manifestación de aliento que puede realizar cualquier persona que tieneconocimiento cierto de determinado programa institucional y que evalúa positiva-mente su labor realizada en alguna temática. Se asemeja a un aval que fortalece la legitimidad del trabajo de aquella institu-ción y posibilita la apertura al diálogo interinstitucional y el mutuo reconocimien-to.Carta de Intención Se trata de un acuerdo entre instituciones, restringido al impulso de una can-tidad determinada de acciones por las cuales, conjuntamente, gestionarán recursoshumanos, de equipamiento, de infraestructura, financieros, etc. para los logros quemotivaron este acuerdo.Acta de nombramiento de representante para la participa-ción en el Proyecto Es la declaración del órgano ejecutivo de una Organización Comunitaria legal-mente constituida para delegar su representación en un miembro o agente externopara la gestión de determinado proyecto. Este acta permite definir la capacidad (el poder de voz y voto) que un partici-pante pudiera tener en una hipotética Mesa Coordinadora a la hora de decidir oconsensuar las acciones a desarrollar.Convenio Marco de Cooperación Es un marco legal en el cual dos o más instituciones se comprometen de for-ma general a colaborar en el abordaje de una problemática compartida. Con poste-rioridad se especificará formalmente en acuerdos operativos, según la coyuntura lo-cal y el desarrollo de los propios proyectos institucionales lo demanden. 41
  44. 44. Escuela y Comunidad Este acuerdo manifiesta la voluntad de sostener una vinculación comprometi- da y mancomunada por la temática específica que las convoca. Convenio para el desarrollo del Proyecto (Locación de servicio u obra) Este es un modelo de contrato de locación de servicio u obra en el que hipoté- ticamente una Escuela contrata a una Organización Comunitaria para el desarrollo de una determinada acción en tiempos y formas establecidos contra la prestación de un pago dinerario. Este modelo podría ser aplicado también en una relación donde sea la Escuela aquella que recibiera un pago por la prestación de un servicio a una Organización Comunitaria. Convenio sobre becas para el desarrollo del Proyecto Es un formato de convenio para el subsidio de becas por el cual un ente finan- ciador, por ejemplo una Fundación (tipo de Organización Comunitaria), se com- promete a entregar una determinada suma de dinero por la prestación que un Es- cuela haga por el servicio educativo formal o informal, recreativo, etc. a una deter- minda cantidad de beneficiarios. Este tipo de acción cooperativa puede tomar diferentes modalidades en su eje- cución y determinación de la inversión que el ente financiador realiza y exige. Este modelo que adjuntamos sirve como caso ejemplificador respecto de los ti- pos de contraprestaciones que podrían existir.42
  45. 45. Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalCarta de Adhesión ____________________ (lugar y fecha), ___de ______________ del 2000. Sr./Sra. Director/ra...................(Nombre de la Escuela)S / D Ref.: Manifiesto adhesión alProyecto ___________________(Nombre del Proyecto) De mi mayor consideración: Me dirijo a usted con el objeto de adherirnos al desarrollo de las acciones yobjetivos que vuestra institución viene impulsando desde el Proyecto___________________(Nombre del Proyecto). Conocemos la iniciativa que se encuentran desarrollando, y evaluando quedicho emprendimiento redundará en el fortalecimiento de____________________________________________________________(sepresentan los motivos que originaron la adhesión al Proyecto), esperamos puedainformarnos de los avances alcanzados. Poniéndonos a su entera disposición, aprovecho la oportunidad para saludarlecon mi consideración más distinguida; Firma, aclaración de firma, cargo y sellos institucionales del representante. Remitente: (datos institucionales de la Organización Comunitaria) 43
  46. 46. Escuela y Comunidad Carta de Intención En la ciudad de ___________________ (lugar y fecha del acuerdo), a los ____ días del mes de ____________________ de dos mil, en continuidad con las conversaciones que se han desarrollado, la ___________________(Nombre de la Escuela) y la ___________________(Nombre de la Organización Comunita- ria) en el marco del Proyecto ___________________(Nombre del Proyecto) y con el objeto de favorecer _______________________________________________________________ __________(motivos y expectativas que impulsan la labor conjunta), ambas Insti- tuciones, acuerdan impulsar coordinadamente las siguientes acciones: (se puntuali- zan las acciones donde se concretará la cooperación mutua, sus tiempos, plazos, lugares, modalidades, etc.) Iº._________________________________________________________. IIº._________________________________________________________. IIIº.________________________________________________________. Esperando que dichas actividades colaboren con el fortalecimiento y desem- peño comunitario de ambas Instituciones y favorezca a futuros emprendimientos cooperativos. Firmas, aclaración de firmas, cargos y sellos institucionales de las partes.44
  47. 47. Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalActa de nombramiento de representante parala participación en el Proyecto__________________________ En la ciudad de ___________________ (lugar y fecha del nombramiento),a los ____ días del mes de ____________________ de dos mil, se reúne la Co-misión Directiva (u otro órgano de gobierno institucional) de la___________________(Nombre de la Organización Comunitaria) con el objetode nombrar representantes para participar en la Mesa Coordinadora del Proyecto___________________(Nombre del Proyecto) que se va ha implementar/se vieneimplementando junto con la ___________________(Nombre de la Escuela). Observando el desarrollo de las acciones implementadas hasta el momento yviéndose recomendable para la optimización de las comisiones el nombramientode representantes para la Mesa Coordinadora del Proyecto antes mencionado sedecide designar a ___________________(Nombre del representante) en carácterde miembro titular y a ___________________(Nombre del representante) comosuplente. Estos representantes se comprometerán a asistir con poder de decisión en to-do aquello que competa al normal desarrollo del Proyecto ante el resto de losmiembros de la Mesa Coordinadora e informar a esta Comisión Directiva las ac-ciones a implementarse y los resultados alcanzados. Esperando que este cuerpo de delegados pueda optimizar el desempeño de laInstitución en lo que respecta al Proyecto se da por finalizada la reunión Firmas, aclaración de firmas, cargos y sellos institucionales. (Adjuntar actas de asamblea que certifiquen que las autoridades firmantesfueron designadas en ese órgano ejecutivo de gobierno institucional) 45
  48. 48. Escuela y Comunidad Convenio Marco de Cooperación Entre la ___________________(Nombre de la Escuela), en adelante “la Es- cuela”, con domicilio legal en ___________________(domicilio legal de la Es- cuela) de la ciudad de _____________, representada en este acto por su _____________(cargo), el/la Sr./Sra. ___________________(Nombre del Re- presentante legal), y la ___________________(Nombre de la Organización Co- munitaria), en adelante “la Organización Comunitaria”, con domicilio legal en ___________________(domicilio legal de la Organización Comunitaria), de la ciudad de _____________, representado en este acto por su _____________(car- go), el/la Sr./Sra. ___________________(Nombre del Representante legal) por la otra, convienen en celebrar el presente Convenio Marco de Cooperación en virtud de las siguientes consideraciones: (se presentan los motivos que originaron la coo- peración) Que________________________________________________________ _______. Que________________________________________________________ _______. Que________________________________________________________ _______. Que________________________________________________________ _______. Que________________________________________________________ _______. PRIMERA. Los términos, alcances y naturaleza de la colaboración que se brinde, serán definidos de manera específica y de común acuerdo en instrumentos que oportunamente se suscriban, determinándose la finalidad de las acciones a de- sarrollar, la responsabilidad de cada parte y el aporte de los recursos humanos, ma- teriales y financieros, que realizarán para la consecución de los objetivos definidos. SEGUNDA. Que “la Organización Comunitaria” se compromete a brindar ____________________________________________________________(obr as, servicios, infraestructura, equipamiento, asistencia, etc. que se haya convenido) que se inserten en el Proyecto ___________________(Nombre del Proyecto), a solicitud “de la Escuela”, como asimismo a brindarse apoyo mutuo para aquellos planes y acciones que se enmarquen en la temática de referencia, asesoramiento en46
  49. 49. Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionaltemas de sus respectivas competencias, entrenamiento y capacitación, intercambiode información y uso gratuito y temporario de equipos, instrumental e infraes-tructura que se requiera. TERCERA. La asistencia técnica que comprometa “la Organización Comu-nitaria”, mencionada en la cláusula precedente, tendrá su ámbito en el___________________________________________________(lugares y tiem-pos donde se desarrollaran las acciones) siendo los responsables del desarrollo delas acciones: el/la Sr./Sra. ___________________(Nombre del coordinador),coordinador por “la Escuela” y el el/la Sr./Sra. ___________________(Nombredel referente), Referente por “la Organización Comunitaria”. CUARTA. A los efectos de programar, efectuar, coordinar y supervisar las ac-tividades que deriven de la aplicación del presente acuerdo, se crea un ComitéCoordinador que reglamentará su funcionamiento y atribuciones. Dicho cuerpoestará integrado por un miembro titular y uno suplente por cada una de las par-tes, los que podrán ser reemplazados con obligación de cursar comunicación in-mediata. Serán titular y suplente por “la Escuela”, el/la Sr./Sra.___________________ y el/la Sr./Sra. ___________________ respectivamente,y el/la Sr./Sra. ___________________ y el/la Sr./Sra. ___________________por “la Organización Comunitaria”. QUINTA. El aporte que se realice a fin de la consecución de los fines perse-guidos, deberá ser detallado en Anexos Integrados a los acuerdos que se suscriban,redactándose Planes de Trabajo que determinarán las metas, procedimientos, eta-pas de ejecución, presupuesto, personal participante, así como las responsabilida-des especificas que le corresponda. SEXTA. En toda circunstancia o hecho que tenga relación con el presenteConvenio, las partes mantendrán la individualidad o autonomía de sus respectivasestructuras técnicas y administrativas y asumirán particularmente, en consecuencialas responsabilidades consiguientes. SÉPTIMA. Los bienes muebles o inmuebles de “la Organización Comunita-ria” que se afecten al desarrollo de los proyectos, o los que pudieran agregarse en elfuturo, continuarán en el patrimonio de la parte a que pertenecen o con cuyosfondos fueron adquiridos, salvo determinación en contrario decidida de comúnacuerdo por los firmantes. OCTAVA. Los elementos inventariables, entregados en préstamo, deberán serrestituidos una vez cumplida la finalidad para la que fueron destinados, en buenestado de conservación, sin perjuicio del deterioro ocasionado por el uso normal y 47
  50. 50. Escuela y Comunidad la acción del tiempo. NOVENO. El Convenio tendrá una vigencia de ________________(dura- ción de la cooperación emprendida) a contar desde la fecha de su firma. DÉCIMA. Sin perjuicio de lo consignado en la cláusula anterior, podrá ser resuelto el cese del convenio, por decisión unilateral, sin necesidad de expresión de causa, mediante preaviso por escrito a la otra parte realizado con una antelación de tres (3) meses. La rescisión no dará derecho alguno a formular reclamos de cualquier naturaleza, comprometiéndose los contratantes a finalizar las tareas en cursos de ejecución. DÉCIMO PRIMERA. Las partes signatarias se comprometen a resolver di- recta y amistosamente entre ellas, por instancias jerárquicas que correspondan, los desacuerdos y diferencias que pudieran originarse en el planeamiento y ejecución de los trabajos conjuntos. En prueba de conformidad con las cláusulas precedentes, se formaliza el pre- sente convenio con dos (2) ejemplares de igual tenor y a un solo efecto, en la ciu- dad de ___________________ (lugar y fecha de suscripción), a los ____ días del mes de ____________________ del dos mil. Firmas, aclaración de firmas, cargos y sellos institucionales de las partes.48
  51. 51. Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalConvenio para el desarrollo del Proyecto_______________“la Escuela” - “la Organización Comunitaria” Entre la ___________________(Nombre de la Escuela), con domicilio realy legal en ___________________(domicilio legal de la Escuela) de la localidadde _____________ de la Provincia de _____________, representada en este actopor su _____________(cargo), el/la Sr./Sra. ___________________(Nombre delRepresentante legal), en adelante “la Escuela”, y la ___________________(Nom-bre de la Organización Comunitaria), con domicilio real y legal en___________________(domicilio legal de la Organización Comunitaria) de lalocalidad de _____________ de la Provincia de _____________, representada eneste acto por su _____________(cargo), el/la Sr./Sra.___________________(Nombre del Representante legal), en adelante “la Orga-nización Comunitaria”, se acuerda celebrar el presente convenio. La existencia delas entidades, su capacidad para este acto y la personería invocada por los repre-sentantes, surgen de la documentación adjunta (Estatuto, Acta de designación deautoridades, Resolución de Personería Jurídica otorgada, Proyecto aprobado). PRIMERO. El presente convenio tiene por objeto el desarrollo de las tareascorrespondientes a “la Organización Comunitaria” respecto del desarrollo de lasactividades ___________________________(breve descripción) que se presentanen el marco del Proyecto _____________________________(Nombre del Pro-yecto que contiene el detalle del servicio contratado). Segundo. “La Organización Comunitaria” se compromete a realizar todas lastareas que competen en su carácter, y a dar cumplimiento en los plazos y a las me-tas establecidos en el presente acuerdo. Tercero. “La Escuela” se compromete a transferir a “la Organización Comu-nitaria” un monto total de PESOS ___________ ($_______). El pago de la sumaglobal se transferirá ___________________(forma de pago), a los representanteso dependientes de la “la Organización Comunitaria” de la siguiente manera: unaPRIMERA CUOTA a la firma del presente por el monto de PESOS___________ ($_______), una SEGUNDA CUOTA por un monto de PESOS___________ ($_______) con la anticipación de dos (2) días hábiles a la realiza-ción del Evento sobre ___________________ y una TERCERA CUOTA contraentrega del Informe Final del desarrollo del Proyecto que incluye la sistematiza-ción de las experiencias por el saldo, igual a PESOS ___________ ($_______). Cuarto. “La Organización Comunitaria” se obliga a: 49
  52. 52. Escuela y Comunidad a) recibir, custodiar y distribuir los fondos asignados al desarrollo de las acti- vidades ___________________________(breve descripción) de acuerdo con los criterios presentados en el Proyecto ___________________(Nombre del Proyec- to); b) implementar la realización de las actividades previstas en los tiempos y pla- zos estipulados; c) designar a un (1) referente permanente que se relacionará con la “la Escue- la”; d) participar con “la Escuela” en las reuniones a las que fuera convocada; e) elevar informes de desempeño parciales y de evaluación final de acuerdo con las etapas de implementación del Desarrollo del Evento; f ) facturar el conjunto de servicios en las etapas y fechas previstas, y de acuer- do con los costos presupuestados; Quinto. “La Escuela” se compromete a: a) transferir a la “la Organización Comunitaria” la suma mencionada, en la forma prevista en el apartado TERCERO; b) brindar asistencia técnica en materia de evaluación y supervisión de aspec- tos financieros y operativos. Sexto. “La Organización Comunitaria” queda obligada a admitir todos los re- querimientos relativos al cumplimiento del presente convenio que oportunamente establezca “la Escuela”. Séptimo. “La Escuela”, a su consideración ejercerá la supervisión de los servi- cios. Octavo. “La Organización Comunitaria” deberá permitir en cualquier mo- mento la inspección integral o parcial de las prestaciones convenidas, así como también ajustarse a las recomendaciones que desde “la Escuela” se consideren con- venientes. Noveno. El presente convenio tendrá la duración que se extienda desde el mes de _________ hasta el mes de ________ de dos mil. La rescisión del conve- nio deberá ser comunicada inmediatamente por medio de notificación fehaciente. En ese caso, deberán reintegrarse los montos correspondientes a los módulos de apoyo percibidos y no utilizados. Décimo. Cuando se probase el incumplimiento total o parcial de las obliga- ciones asumidas en este convenio quedará automáticamente rescindido el mismo50
  53. 53. Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalsin perjuicio de ejercer las acciones legales pertinentes al caso. Undécimo. Los beneficios otorgados quedan sujetos a las rendiciones decuenta documentadas a tal efecto, de acuerdo a lo establecido en la normativa vi-gente. Duodécimo. A los efectos legales, las partes constituyen domicilio legal en losmismos establecidos al principio del presente convenio, los que serán válidosmientras no exista notificación fehaciente de su modificación. Décimotercero. En caso de incumplimiento de “la Organización Comunita-ria”, de alguna de las obligaciones emergentes del presente Convenio, se reserva elderecho de suspender la transferencia de fondos y/o iniciar los procedimientos ad-ministrativos y legales pertinentes para lograr el reintegro de las sumas ya abona-das. Décimocuarto. Para todos los efectos emergentes del presente convenio, laspartes constituyen domicilios legales en los establecidos al principio, los que seránválidos mientras no exista notificación fehaciente de su modificación. En prueba de conformidad, se firman dos (2) ejemplares de un mismo tenory a un sólo efecto, en la ciudad de ___________________ (lugar y fecha de sus-cripción), a los ____ días del mes de ____________________ de dos mil. Firmas, aclaración de firmas, cargos y sellos institucionales de las partes. 51
  54. 54. Escuela y Comunidad Convenio sobre becas para el desarrollo del Proyecto Entre la ___________________(Nombre de la Escuela), con domicilio real y legal en ___________________(domicilio legal de la Escuela) de la localidad de _____________ de la Provincia de _____________, representada en este acto por su _____________(cargo), el/la Sr./Sra. ___________________(Nombre del Representante legal), en adelante “la Escuela”, y la ___________________(Nom- bre de la Organización Comunitaria), con domicilio real y legal en ___________________(domicilio legal de la Organización Comunitaria) de la localidad de _____________ de la Provincia de _____________, representada en este acto por su _____________(cargo), el/la Sr./Sra. ___________________(Nombre del Representante legal), en adelante “la Orga- nización Comunitaria”, se acuerda celebrar el presente convenio. La existencia de las entidades, su capacidad para este acto y la personería invocada por los repre- sentantes, surgen de la documentación adjunta (Estatuto, Acta de designación de autoridades, Resolución de Personería Jurídica otorgada, Proyecto aprobado). Primero. Por el presente convenio se suscribe entre las partes la subvención de una cantidad total de ________ (__) (en letra y número) plazas mensuales en concepto de beca para el apoyo al Proyecto, en conformidad con lo dispuesto en la apartado Segundo. Segundo. “La Escuela” recibirá de “la Organización Comunitaria” por cada adolescente asistido una plaza cuyo valor se estimará en la suma de pesos ________ (__) (en letra y número) por plaza mensualmente. Las plazas asignadas que no fuesen cubiertas deberán ser reembolsadas a “la Organización Comunita- ria” mediante la devolución de los montos de esas plazas percibidas y no utiliza- das. Tercero. “La Escuela” se compromete a prestar los servicios convenidos en la proporción y progresión de los Proyectos aprobados, presente en su planificación de atención durante los meses de ________ a ________ del dos mil. Cuarto. “La Escuela” tomará a su cargo la administración de los importes de las plazas resultante de los apartado Primero, Segundo y Tercero. Quinto. “La Escuela” queda obligada a admitir todos los requerimientos rela- tivos al cumplimiento del presente convenio que oportunamente establezca “la Organización Comunitaria”. Sexto. “La Organización Comunitaria”, a su consideración, y el Equipo de52
  55. 55. Modelos de instrumentos para formalizar la vinculación inter-institucionalCoordinación Central ejercerán la supervisión de los servicios. Séptimo. “La Escuela” deberá permitir en cualquier momento la inspecciónintegral o parcial de las prestaciones convenidas, así como también ajustarse a lasrecomendaciones que desde “la Organización Comunitaria” se consideren conve-nientes. Octavo. “La Escuela” se obligará a: a) brindar contención a los adolescentes en los aspectos educativo, sanitario,social, psicológico, laboral y recreativo conforme a las características propias de losProyectos aprobados; b) asegurar el suministro de los elementos necesarios para el desarrollo de lasactividades programadas y que hacen al cumplimiento de los objetivos del Proyec-to; c) proveer directa o indirectamente el mobiliario, el equipamiento y la in-fraestructura necesarios para la ejecución de las tareas aprobadas en los Proyectos; d) disponer de los recursos humanos indispensables para la contención de losadolescentes y la ejecución de las tareas planificadas; e) cumplimentar los requisitos de seguridad e higiene según la normativa le-gal vigente. Noveno. El pago de la suma global de los módulos de apoyo convenidos setransferirá ___________________(forma de pago) a los representantes o depen-dientes de “la Escuela” por la suma de pesos ______________ ($_____.-).de lasiguiente manera: una primera cuota a la firma del presente por el monto de pesos______________ ($_____.-), una segunda cuota contra la presentación de losCertificados de Asistencia por un monto de pesos ______________ ($_____.-) yuna tercera cuota contra entrega de los Informes Finales sobre las experienciasapoyadas, por el saldo, igual a pesos ______________ ($_____.-). DÉCIMO. El presente convenio tendrá la duración que se extienda desde eldía ___ del mes de ___________ hasta el día ___ del mes de _____________del dos mil. La rescisión del convenio deberá ser comunicada inmediatamente pormedio de notificación fehaciente. En ese caso, deberán reintegrarse los montos co-rrespondientes a los módulos de apoyo percibidos y no utilizados a los fines espe-cíficos del presente convenio. Cuando se probase el incumplimiento total o parcial de las obligaciones asu-midas en este convenio quedará automáticamente rescindido el mismo sin perjui-cio de ejercer las acciones legales pertinentes al caso. 53

×