PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALPARAÍSO
                  FACULTAD DE FILOSOFÍA Y EDUCACIÓN
                        ...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)




T
          T...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)




    I        ...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

Partido Comunist...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)




     I       ...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

No existe la “mi...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

de significacion...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)


2.- ASPECTOS GE...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

construido y el ...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)


3.- LA CARICATU...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

desde la prosa, ...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

actividades peri...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

¿Cuáles eran los...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

generaron poster...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)


4.- LA HISTORIA...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

de Jorge Délano,...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

resultaba difíci...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

también iba ocup...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

Sin embargo este...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

publicación liga...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

Más tarde, duran...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

aquél mismo perí...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)




Mapa Conceptu...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)




 II          ...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

del sur, del Est...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)


2.- CONTEXTO GE...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

Este contexto ge...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)


3.- EL ORIGEN D...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

cada vez más fue...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

mejorar las cond...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)


4.- ANTECEDENTE...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

ingresado a Chil...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

Como se ha visto...
TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE
BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952)

moderada del par...
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile

6.416 visualizaciones

Publicado el

Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile

2 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.416
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
366
Acciones
Compartido
0
Descargas
200
Comentarios
2
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Satira Politica en Chile – Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fria en Chile

  1. 1. PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALPARAÍSO FACULTAD DE FILOSOFÍA Y EDUCACIÓN INSTITUTO DE HISTORIA MAGISTER EN HISTORIA S ÁTIRA P OLÍTICA C TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA HILENA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES 1938 - 1952 ESTUDIO SOBRE LA INFLUENCIA DEL ACONTECER MUNDIAL EN EL POLÍTICA CHILENA VISTO A TRAVÉS DE LA REVISTA TOPAZE SEMINARIO SÁTIRA POLÍTICA CHILENA PROFESOR SANTIAGO LORENZO ESTUDIANTE ADRIÁN VILLEGAS FECHA VIERNES 2 DE JULIO DEL 2005
  2. 2. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) T TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES 1938 - 1952 ESTUDIO SOBRE LA INFLUENCIA DEL ACONTECER MUNDIAL EN EL POLÍTICA CHILENA VISTO A TRAVÉS DE LA REVISTA TOPAZE SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 1
  3. 3. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) I INTRODUCCIÓN REVISTA TOPAZE E HISTORIA POLÍTICA DE CHILE Sin lugar a dudas la revista Topaze constituye un documento de vital importancia para el estudio de la historia política nacional del siglo XX. La revista constituye una fuente primordial de información sobre el acontecer político, como este era percibido por los contemporáneos y los actores y hechos más relevantes, de la historia nacional y también de la internacional. Al respecto de esta última afirmación, en Topaze también se puede apreciar como una serie de importantes hechos de carácter internacional, como por ejemplo la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría y otros, repercutían en nuestro país y también como eran percibidos por los chilenos. El objetivo básico de este trabajo, titulado “Topaze, la Izquierda y los Inicios de la Guerra Fría en Chile Bajo los Gobiernos Radicales (1938 – 1952). Estudio Sobre la Influencia del Acontecer Mundial en la Política Chilena Visto a Través de la Revista Topaze”, y que se enmarca dentro del Seminario de Sátira Política en Chile, es determinar como la revista Topaze nos entrega información sobre como el contexto internacional bajo el cual gobernaron los presidentes radicales (entre 1938 y 1952) afectaba la política interna de Chile y como esta situación era percibida y proyectada por revista Topaze, principalmente a través de la sátira, aunque también es necesario hacer referencia a algunas editoriales o incluso, a algunos comentarios que la misma revista hacía de las imágenes que editaba número a número, bajo el contexto principalmente de la Guerra Fría, aunque como durante esa época el concepto no existía1, nos es necesario también referirnos más que nada a los hechos que generaban tensión entre las potencias mundiales y como esos hechos eran percibidos y generaban división de opiniones o simplemente modificaban el actuar de los actores políticos nacionales. De esta manera nuestra investigación irá orientada a determinar los hechos que nos demuestren la presencia de este incipiente conflicto global en Chile visto a través de las imágenes de Topaze. Para desarrollar el trabajo aquí propuesto, se ha visto en la necesidad de plantear ciertos supuestos con la finalidad de explicar un tanto el punto de vista con el cual se trabajará. El primer supuesto a la hora de iniciar esta investigación, es primero de que la revista Topaze nos entrega información de primera mano de una serie de hechos que la historiografía tradicional de una u otra manera nos adeuda, sobre todo, como en este caso, se investiga sobre la influencia del contexto internacional en Chile, y más aún cuando se investigan los inicios de la Guerra Fría y las repercusiones que para la política nacional ese hecho tiene. Un segundo supuesto será de que la presencia de los primeros años de la Guerra Fría en Chile, repercutirá primordialmente en los partidos de izquierda nacionales, ya que son ellos, esencialmente el 1 El término “Guerra Fría” fue acuñado en 1947 por el periodista Herbert B. Swope para su uso en un discurso del senador Barnard Baruch. Lo recogió, más tarde otro periodista Walter Lipman, quien lo popularizó en una recopilación de sus artículos titulada La Guerra Fría. El concepto era ya de uso cotidiano durante la década de los ’50. Vs. Gil, Julio. “La Guerra Fría: La OTAN Frente al Pacto de Varsovia”, Editorial Siglo XXI, Madrid – España, 1998, página 7. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 2
  4. 4. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) Partido Comunista, quienes estarán más ligados al contexto y a las coyunturas y procesos internacionales, ya que por ejemplo, suelen obedecer a planes estratégicos de los centros internacionales de cada partido, como por ejemplo se da con el Partido Comunista y su estrecha relación con la URSS. Finalmente un tercer supuesto será que Chile no será un mero espectador en este proceso, sino que habrá un interés real, tanto de los Estados Unidos y de la URSS ante los procesos políticos nacionales, como también se señalará de que en Chile, la relación que tenga el gobierno y los actores políticos del país con estas potencias irá modificando la percepción que dentro del país estos actores tienen entre sí, como también irán afectándolos en sus acciones. Una vez establecidos estos supuestos y la motivación de la investigación, conjuntamente con lo que se busca determinar, es decir, básicamente como afecta el inicio de la Guerra Fría la política nacional, debemos señalar la metodología de trabajo. Esta básicamente consiste en que luego de revisar en los archivos de la revista Topaze entre los años de 1937 y 1952 en el Fondo de la Biblioteca Budge de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, se buscó y digitalizó una serie de imágenes que están presentes en este trabajo, relativas al tema de investigación, las cuales posteriormente nos permitirán analizar como percibe Topaze este naciente conflicto mundial y las repercusiones que las acciones de los involucrados en el conflicto tienen en Chile. Además nos serán de utilidad algunos comentarios que acompañan a las imágenes así mismo como una serie de editoriales que se irán citando lo largo del desarrollo de la investigación. Además, las imágenes utilizadas se contextualizarán, y se apoyará su interpretación con bibliografía relativa al tema, también como una forma de ir determinando si la revista entrega o no, información inédita o poco estudiada por la historiografía tradicional sobre este período. Finalmente nos queda señalar el como está organizado este trabajo, el cual consta de dos capítulos. El primer capítulo se refiere al análisis de la caricatura y las imágenes y a los momentos que ha vivido la sátira política en Chile. También se ha considerado relevante incorporar un punto sobre la historia de la revista Topaze como forma de entender su evolución en el contexto político – social de nuestra historia nacional. El segundo capítulo consta de una introducción en cuanto al contexto nacional e internacional del período, una segunda parte orientada a explicar la importancia del Frente Popular en Chile y una tercera destinada a tratar como repercuten los hechos internacionales en la política nacional visto durante los tres gobiernos radicales. Para terminar el trabajo se incluye la conclusión, en la cual básicamente se determina si los supuestos descritos anteriormente y la hipótesis del trabajo se comprueban o no, buscando principalmente determinar si la revista Topaze constituye una fuente que entrega datos que la historiografía tradicional no ha recogido y que tan cierto y hasta que grado, el acontecer internacional influyó en nuestro país. Una vez introducidos al tema de investigación y a la forma en que esta se llevará a cabo, pasaremos a dar cuenta del trabajo realizado a partir del primer capítulo titulado “Sátira Política en Chile y Revista Topaze”, para luego dar paso al capítulo segundo titulado “Topaze, la Izquierda y la Guerra Fría”. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 3
  5. 5. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) I CAPÍTULO I LA SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE Y LA REVISTA TOPAZE 1.- IMÁGENES Y CARICATURAS: UNA PROPUESTA DE ANÁLISIS Los historiadores de los últimos tiempos han ampliado sus objetos de estudio hacia los aspectos económicos y sociales, como también a lo que se ha denominado la historia de las mentalidades. Esto no habría sido posible realizarlo si se hubiesen limitado a recurrir a las fuentes tradicionales, tales como los documentos escritos. En este sentido han cobrado relevancia los textos literarios, los testimonios orales y las imágenes producidas, tanto las de carácter artístico como de aquellas que no han tenido la pretensión de tales. En el caso de las imágenes, su uso muchas veces se ha limitado al aspecto ilustrativo, como acompañantes de un texto, sin hacer mayor comentario ni realizar ningún esfuerzo por “leer” en ellas aspectos ocultos del pasado, reveladores de una realidad elusiva, no contenida en los documentos escritos en los cuales se basa la historiografía tradicional. Burke, citando a Burckhardt, calificaba las imágenes como “testimonios de las fases pretéritas del desarrollo del espíritu humano”, de objetos “a través de los cuales podemos leer estructuras de pensamiento y representación de una determinada época”2. Sin desconocer el valor de los textos escritos, las imágenes se constituyen en una poderosa guía para entender la vida política, religiosa o cotidiana del pasado. El uso del testimonio de las imágenes ofrece, sin duda, numerosos problemas; por de pronto, una cuestión básica: constituyen “testigos mudos y resulta difícil traducir a palabras el testimonio que nos ofrecen”3. La “crítica de las fuentes” de la documentación escrita forma parte, desde hace mucho tiempo, del bagaje instrumental y procedimental de los historiadores; no así en lo que dice relación con la utilización de las imágenes. En efecto, la “crítica de los testimonios visuales”, como el de textos, plantea problemas de contexto, de función, de retórica y, como no, de calidad del recuerdo, respecto de la cual no se ha profundizado suficientemente. ¿Cuál era el entorno ambiental en que se produjo la imagen?, ¿con qué objeto se produjo?, ¿para cumplir qué función?; ¿qué elementos comunicacionales se utilizaron?, son todas preguntas que debe formularse el historiador a la hora de hacer uso de este tipo de testimonios. Adicionalmente se debe considerar al propio autor en orden a conocer el contexto histórico en que realizó su labor, sus habilidades comunicacionales y sus motivaciones y propósitos, para formarse un juicio acerca de la confiabilidad del recuerdo histórico expresado. 2 Burke, Peter. “Lo Visto y No Visto. El Uso de la Imagen Como Documento Histórico”, Traducción de Teófilo de Lozoya, Editorial Crítica, Barcelona – España, página 13. 3 Idem, página 18. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 4
  6. 6. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) No existe la “mirada inocente”; todo autor deja su impronta en su obra (artística o no); la elección del punto de vista del registro visual, se hace a partir del propio juicio del autor acerca de su modo de interpretar el contexto histórico y de los acontecimientos que ha querido registrar. Es necesario tener presente que las imágenes se convierten en testimonios históricos por decisión de los historiadores; el autor, las más de las veces, no realiza su obra pensando en los futuros historiadores; tiene sus propias preocupaciones y propósitos. Así entonces, se requiere interpretar los mensajes contenidos en las imágenes. Recurriendo a la “Escuela de Warburg”4, es posible distinguir tres niveles de interpretación, correspondiendo a otros tantos niveles de significado de la obra. El primero de estos niveles corresponde a la descripción “pre - iconográfica” relacionada con el significado natural y consistente en identificar los objetos y situaciones; el segundo nivel corresponde al “iconográfico” en sentido estricto, relacionado con el “significado convencional”; y, finalmente, el tercer nivel corresponde a la interpretación “iconológica” referida al “significado intrínseco”, en otras palabras los principios subyacentes que revelan el carácter profundo de lo representado. Estos tres niveles se corresponden con los tres niveles de interpretación de los textos (hermenéutica): el nivel literal o gramatical, el nivel histórico (relacionado con el significado) y el nivel cultural, relacionado con la comprensión del “espíritu de la época”. Debidamente analizadas las imágenes pueden revelar ideas, actitudes y mentalidades propias de una época. Las imágenes cuentan una historia. La método de la Escuela de Warburg ha tenido impugnadores, en cuanto a poner en tela de juicio y preguntarse si existe una alternativa a la iconografía y a la iconología. Han surgido tres enfoques que no constituyen nuevas vías de investigación, sino más bien un nuevo tipo de intereses y perspectivas. El primero de ellos es el “enfoque del psicoanálisis”, que se centra no en los significados conscientes, sino en los símbolos y las asociaciones inconscientes expresados por el autor. Este primer enfoque tiene las dificultades propias de la psicohistoria, por cuanto no es posible, por un parte, psicoanalizar al autor, y por la otra, si ello fuera posible, a lo más, podríamos conocer más del individuo en cuestión, pero no de la cultura o sociedad a la que pertenecía, que es, en definitiva, lo que interesa al historiador. En otras palabras el enfoque psicoanalista, siendo necesario resulta imposible, quedando la interpretación de las imágenes, mediante este instrumental, irremediablemente, en el terreno especulativo. Un segundo enfoque, el “estructuralista”, llamado también “semiológico” o “semiótico”, o “ciencia de los signos”, postula que el acercamiento a las imágenes debe hacerse viéndolas como “textos figurativos” o “sistemas de signos” y sus asociaciones, de acuerdo a una serie de convenciones, como un “sistema de representación” que pasa a tener mayor importancia que la mayor o menor fidelidad con lo que fuera descrito o plasmado el objeto5. La semiótica ve los signos como instrumentos de comunicación, un código que debe ser descifrado, sin prestar debida atención a las imágenes concretas; frente a esto ha surgido una corriente “post- estructuralista, que trata de salir al paso de la que consideran excesiva atención de los iconógrafos por la producción consciente de significados y de los estructuralistas (y psicoanalistas) por los significados inconscientes, postulando la “polisemia” o “juego infinito 4 Ibidem, página 44. 5 Idem, página 223. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 5
  7. 7. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) de significaciones6, en que se presta atención a la inestabilidad y multiplicidad de los significados. Un tercer enfoque es el de la historia social del arte, que da cuenta del ambiente cultural y político, como también de las circunstancias concretas en las que se produjo la imagen y su contexto material, es decir, el escenario físico en el que se pretendía originariamente que fuera contemplada7. Burke8 sostiene que su acercamiento al tema de las imágenes supone que ellas no son un reflejo de una determinada realidad social, ni un sistema de signos carentes de relación con la realidad social, sino que ocupan múltiples posiciones intermedias entre ambos extremos. El testimonio que ofrecen las imágenes a veces ha sido ignorado y otras veces negado; el péndulo oscila entre un extremo “positivista” a cuyo juicio las imágenes suministran una información fiable acerca del mundo externo, y los escépticos o estructuralistas que afirman lo contrario; éstos se fijan en la imagen en sí, en su organización interna, en las relaciones existentes entre sus partes, y entre las imágenes del mismo tipo, mientras que los positivistas intentan atravesar la imagen para descubrir la realidad que se oculta tras ella. El camino correcto pareciera estar en rechazar la concepción de la imagen como “espejo” o “instantánea”, por un lado, y su interpretación como un mero sistema de signos o convenciones, por otro. En síntesis la hipótesis se podría formular en los siguientes términos: el testimonio que ofrecen las imágenes es realmente valioso, complementando y corroborando los documentos escritos, sin olvidar que ellas fueron producidas sin tener como objetivo que se constituyeran en testimonios históricos. Así: • Las imágenes dan acceso no directamente al mundo social, sino a las visiones de ese mundo propias de la época en que fueron producidas. • El testimonio de las imágenes debe ser situado en un contexto o serie de contextos (cultural, político, material, etc.), tales como las convenciones artísticas, intereses del autor, de su destinatario y de la función esperada de la imagen. • El testimonio de una serie de imágenes es más fiable que el de una imagen individual. • La imagen debe “leerse entre líneas” para percatarse de detalles significativos (incluidas las ausencias), utilizándolos como pistas para obtener la información que los creadores no sabían que sabían, o de los prejuicios que no eran conscientes de tener. 6 Ibidem, página 224. 7 Idem, página 227. 8 Idem, página 234. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 6
  8. 8. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) 2.- ASPECTOS GENERALES DE LA CARICATURA La caricatura es un tipo de imagen caracterizada por “cargar la mano” o “exagerar los rasgos”9. Constituye una forma de expresión, normalmente gráfica, que distorsiona o acentúa los rasgos con una intención crítica o satírica de un individuo, grupo o sociedad. Frecuentemente busca el propósito de ridiculizar, ya sea los aspectos físicos, morales o sicológicos de los individuos o los grupos, poniendo de relieve sus flaquezas, miserias o pasiones. No es sólo un ataque a la apariencia de una persona, sino una revelación de su compleja fisonomía física y espiritual. La sátira analiza un hecho y lo transforma en un instrumento de humor que desenmascara, critica o ataca a una persona, a una institución o a una situación10. El caricaturista recurre al dibujo, el que acompañado muchas veces por los “globos” que encierran las palabras (si las hay) de la figura hablante generan un todo que busca, con la complicidad del “lector”, generar una situación cómica. La caricatura, sobre todo la política, mas allá de la burla y la comicidad que encierra su contenido, hace una crítica que puede ser dura y punzante respecto de una acción particular y de sus protagonistas. Así, la caricatura política se constituye en un termómetro o un barómetro, que mide la “temperatura” o la “presión”, de una situación política, social, económica o del sentir de la población. Requiere, por cierto, que el “lector” esté debidamente informado de los avatares políticos, que sea capaz de reconocer a los personajes y a identificar la situación satirizada. Las caricaturas producen desasosiego generando una sensación de desahogo ya que en ella quedan expresadas cosas que no se pueden plasmar, en algunos casos, por medio de la palabra escrita o el discurso verbal. Vale el aserto aquel de que “una imagen vale más que mil palabras”. El humor nace para conjurar la inevitable catástrofe que es la vida humana; es una manera de enfrentar el abismo y acostumbrarse a vivir en su borde11. Y quizás gracias al humor descubrimos que de verdad no somos ni tan buenos ni tan malos, que podemos ser un poco pícaros sin ser malvados, y eso nos provoca una inesperada y extraordinaria alegría. El humor contenido en las caricaturas cumple con alivianar la vida. El chiste, la parodia o la caricatura pueden ser hirientes, pueden traspasar la tenue línea que separa el buen del mal gusto, pero seguirá siendo cómica, aunque deba reconocerse que el objeto de la burla pueda sufrir con ella. La caricatura no tiene un afán por la veracidad estricta, sino un intento por echar abajo las caretas públicas - las imágenes construidas por los personajes públicos -, y exponerlos en lo que se considera su verdadera naturaleza, de seres humanos que poseen todas las debilidades y defectos de los hombres corrientes, pero que su exposición, en la caricatura, genera hilaridad, por el inmenso abismo que se presenta, descarnadamente, entre el personaje público 9 Soto G. Angel. “Caricatura y Agitación Política en Chile Durante a Unidad Popular. 1970-1973”, Bicentenario, Revista de Historia de Chile y América Volumen 2, N° 2 , Editado por el Centro de Estudios Bicentenario, Santiago – Chile, 2003, página 98. 10 Cruz, Isabel. “Reseña de una Sonrisa: Los Comienzos de la Caricatura en Chile Decimonónico, 1858-1868”, Boletín de la Academia Chilena de Historia, LVIII-LIX, Santiago – Chile, página 102. 11 Rodríguez, E; Fontaine T., A. “El Sentido del Humor, Una Virtud”, Estudios Públicos N° 88, Santiago – Chile. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 7
  9. 9. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) construido y el hombre real propuesto en ella, construyendo así una situación ridícula que produce, al menos, una sonrisa. En el caricaturista político, particularmente del que se desenvuelve en el periodismo – en la contingencia del día a día -, encontramos a un sujeto profundamente conocedor de la realidad en la que ejerce su oficio, e intensamente involucrado en los acontecimientos. Su mirada no podrá abstraerse de su condición de participante en la sociedad - siendo influenciado e influyendo a la vez -, ni podrá desprenderse de sus propias inclinaciones políticas, religiosas o humanas12. Siguiendo a Burke13, la popularidad del caricaturista señala su cercanía con el sentir del público y por ello pueden ser utilizadas sus producciones para reconstruir actitudes o mentalidades y culturas perdidas, para lo cual el historiador deberá ser capaz de “leer entre líneas”. 12 Op. Cit., Soto G., Angel, página 100. 13 Op. Cit., Burke, Peter. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 8
  10. 10. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) 3.- LA CARICATURA EN CHILE: LA HISTORIA DE TRES MOMENTOS Como se dijo anteriormente, la caricatura, y sobre todo la de carácter político, más allá de su burla y la comicidad que envuelve su contenido, realiza una critica que puede ser dura y punzante respecto a las acciones particulares de sus protagonistas, que pueden ser individuos, grupos o sociedades. En este sentido, ¿cómo se presentó la caricatura en nuestro país? Como bien lo señalará Ricardo Donoso, en “La Sátira Política en Chile”, desde la época colonial se pueden encontrar demostraciones de esta clase de comunicación escrita y visual, sin embargo, sus huellas llenas de verdadero ardor e intención sólo se muestran al comenzar la lucha por la emancipación nacional14. Desde ese momento, los documentos que se nos han presentado a través de escritos o de cartas privadas, muestran la ironía sangrienta y la sátira encendida en cuanta apreciación de personajes, situaciones y sus manifestaciones psicológicas. Todo lo anterior, contribuyó a que el sentido del humor tan característico del chileno, encontrase en esa ruta la forma de dar opiniones sobre hechos tolerables e intolerables de la vida social y política del país15. Pero ¿de qué manera evolucionó?. Según Donoso, y a través de la revisión de los documentos, se desarrollo claramente el género satírico y caricaturesco, con momentos que van desde la insolencia, el descaro y el atrevimiento más violento, pasando por las manifestaciones de opiniones que caen en el terreno de la más demoledora oposición, hasta encontrar periodos de verdaderos, pasionales e irrestrictos apoyos, convirtiéndose especialmente, desde mediados del siglo XIX, en un factor destacado en las disputas político partidistas al introducir una relativa tolerancia en las luchas cívicas nacionales16. Ahora, siguiendo nuevamente a Donoso ¿en qué etapas podemos clasificar la sátira y la caricatura en nuestro país? Para él, desde la colonia se podían apreciar en circulación pasquines con expresiones de sentimientos, conceptos políticos o rencores y pasiones personales. No obstante, desde 1811, estás aparecen mostrando los ánimos exaltados de las distintas tendencias a favor o en contra de la emancipación17. Desde la administración de Bernardo O’ Higgins hasta la promulgación de la Constitución de 1833, y gracias a la llegada y desarrollo de la imprenta, la caricatura siguió centrándose en las disputas entre las facciones, sumándose la aparición a los principales gestores de la independencia de América: San Martín y O’ Higgins. No obstante, desde la abdicación de este último, las caricaturas se mostraron como reprochadoras e injuriosas y con el propósito de poner en ridículo a los que disfrutaban del poder o lo amparaban con sus simpatías. En este sentido, son verdaderos ejemplos, las formas más imaginativas de ataques virulentos que van 14 Donoso, Ricardo. “La Sátira Política en Chile”, Editado por Imprenta Universitaria, Santiago – Chile, 1950, página 7. 15 Idem, página 7. 16 Idem, página 7 - 8. 17 Idem, página 9. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 9
  11. 11. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) desde la prosa, el verso, la ironía, el ridículo, la humillación y todo cuanto pudiera herir moralmente al prestigio entre los partidarios liberales y conservadores, los aprobadores o retractores de los ensayos constitucionales, la aceptación o no del Gobierno e incluso vínculos de parentesco18. Los años que siguieron a la Constitución de 1833, las caricaturas satíricas que circulaban en los medios de comunicación nacional comenzaron a bajar en periodicidad como asimismo en ataques como consecuencia del afán de la administración gubernamental de imponer trabas a las libertades de prensa. Pero al aproximarse el fin de aquella década y a lo largo de todo el decenio de 1840, las odiosidades políticas florecieron cobrando nuevo vigor, apuntando a caldear los ánimos y mostrar las ambiciones de los partidarios y opositores, llegando a dar apreciaciones deprimentes y mortificantes de los gobiernos y autoridades. Pero no fue hasta después de 1855, que surgió entre la prensa nacional un periódico innovador llamado “El Correo Ilustrado”, que entre sus páginas incorporó las ilustraciones caricaturescas, siendo el primero de sátira política, que contribuyó a forjar esa herramienta de crítica mordaz contra la vaciedad, la petulancia y la venalidad de los hombres públicos19. Y como bien lo señaló Ricardo Donoso, “desde entonces comenzó a vapulear, con corrosivo y demoledor lápiz, a los hombres de gobierno, a sus ministros, a las personalidades con aspiraciones presidenciables con sangrienta mofa, y a cuantos figurones alcanzaban alguna notoriedad en el tinglado político. En su galería de dibujos incorporó a los padres de la patria, la de algunas personalidades desaparecidas por esos días, y la de escritores y periodistas de la época”20. Para “El Correo Ilustrado”, “el objeto de sus caricaturas es corregir las costumbres y los defectos, es satirizar, poner en ridículo si se quiere, aquello que se manifiesta ridículo para procurar su corrección. Pero también tiene por objeto enlazar, dar a conocer a las notabilidades o a las personas que merecen alguna distinción pública en la esfera en que se manifiestan”21. A principios de la década de 1860, y especialmente desde que José Joaquín Pérez tomo el mando nacional, se inició una política de moderación, templanza y tolerancia, siendo una de sus consecuencias el renacer de las libertades de prensa e imprenta, dando pie al surgimiento de despiadadas críticas a los gobiernos anteriores, con manifestaciones pintorescas de prosas, versos y caricaturas. Pero fue con la intervención española en las costas del Océano Pacífico y el bombardeó de Valparaíso, que se volvió a violentar la sátira chilena con publicaciones virulentas donde se destacó la infamia y la injuria en sus ataques. Pasados los conflictos con España, derogada la Ley de Imprenta de 1846, en 1872, y por el nuevo ánimo de tolerancia de la administración pública y social, además de una mayor cultura cívica inaugurada por José Joaquín Pérez, el tema central de la sátira política en los años siguientes fueron las elecciones presidenciales de 1875 y la Guerra del Pacífico en donde las 18 Idem, página 16 - 23. 19 Idem, página 46. 20 Idem, página 47. 21 Idem, página 47 - 48. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 10
  12. 12. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) actividades periodísticas no encontrando obstáculos para su labor de crítica despiadada y demoledora22. Hasta ese momento, la sátira política en Chile y en especial las caricaturas, se había mostrado como un reflejo de las disputas ideológicas, expresando con variada intensidad los colores políticos y las tendencias de sus publicaciones. Sin embargo, desde que asume Balmaceda la Presidencia de Chile, las pasiones se exacerbaron y los ataques se ensañaron por aumentar los ánimos contradictorios de la contienda cívica que se aproximaba, es decir, la revolución de 1891. Posterior a los hechos que provocaron la caída de Balmaceda, entre el bando vencedor surgieron desacuerdos que circulaban principalmente en el ámbito ideológico, renaciendo con mayor pujanza las publicaciones con virulentas injurias a las personalidades y grupos políticos. Desde esos años el vigor de la prensa satírica y de las caricaturas, se convirtió en el fiel reflejo de la nueva lucha ideológica y política nacional.23 En este ambiente surgió Juan Rafael Allende, periodista y escritor, que fomentó las publicaciones satíricas – “El Recluta”, “El Padre Cobos”, “El Padre Padilla” y “Poncio Pilatos” - durante los últimos años del siglo XIX y las dos primeras décadas de 1900. Y que a pesar de provenir de una familia acomodada, se identificó y defendió a los sectores populares por medio de sus caricaturas, donde mostró una visión crítica de la nación, a través de los hechos, las desventuras y semblanzas de los principales personajes públicos, censurando su orientación política, su pertenencia social o su afán de enriquecerse24. ¿Cómo se expresaron las críticas de Allende hacia a los dirigentes del país? Gracias a su trayectoria que le dio un amplio conocimiento de la vida nacional, sus críticas las expuso como comentarios o descripciones del suceder cotidiano, como asimismo, por medio de las denuncias a las acciones, intereses y ambiciones de los partidos oligárquicos25. Pero ¿qué fue lo que caracterizó a sus publicaciones? Allende, teniendo en cuenta las bajas tasas de alfabetización nacional, propinó sus críticas a las personalidades políticas nacionales por medio de las caricaturas, convirtiéndolas en un importante medio para la transmisión de mensajes, que con un lenguaje simple y directo le garantizó tener una amplia y duradera llegada. Se suman además dos características más, la primera es que sus colaboradores, como Luis Fernando Rojas, Benito Basterrica y los que se mantienen en el anonimato, le dieron a sus publicaciones vistas en conjunto, una relativa unidad ideológica y de argumentos que sugieren un discurso propio; y en segundo lugar, los diálogos que complementaban las caricaturas y que constantemente representaban el sentir de los creadores26. 22 Idem, página 69. 23 Idem, página 105. 24Cornejo, José Tomás. “Las Partes Privadas de los Hombres Públicos: Críticas a la Autoridad en las Caricaturas de Fines del Siglo XIX”, Revista Mapocho, Santiago – Chile, página 65. 25 Idem, página 65. 26 Idem, página 66. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 11
  13. 13. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) ¿Cuáles eran los temas principales en los trabajos de Allende? Generalmente sus caricaturas eran mensajes satíricos que poseían un contenido crítico –poniendo siempre énfasis en denunciar los negocios ilegítimos-, y su blanco fue la oligarquía, los funcionarios públicos, los partidos políticos, los sacerdotes y en especial la alta cúpula eclesiástica. Además, su trabajo estuvo basado en circunstancias contemporáneas de la vida nacional que iban desde la política internacional a las relaciones limítrofes de Chile; de la descripción de las costumbres locales al examen de la situación actual del país; y por último, de la vida de los pobres y los ricos27. No obstante, ¿por qué se mantuvo la obra de Allende por más de vente años? Ya que fue capaz de desarrollar una estrategia discursiva, muchas veces no entendida, que fue representar aspectos de la vida privada de los personajes públicos, fueran estos el Presidente o sus Ministros, los parlamentarios y líderes de los partidos políticos, los empresarios y banqueros, o los personeros de la iglesia católica28. Después de la muerte de Allende, el 20 de julio de 1909 – como bien lo señaló Ricardo Donoso -, la prensa satírica no volvió a ser un instrumento que distara de gracia y agudeza, pero siguió caracterizándose por ser un medios que señaló la desvergüenza en la vida pública nacional. Ahora, en este ambiente de falta de ingenio de las publicaciones, las masas ciudadanas comenzaron a perder el interés generando que su popularidad se perdiera por aproximadamente veinte años. Al comenzar los años de 1930, Jorge Délano Frederick, cuyo seudónimo era Coke, conocido caricaturista del medio nacional por sus trabajos en “El Diario Ilustrado” y “La Nación”, llegó de un viaje a Estados Unidos son la idea de crear una revista. El proyecto vio la luz con el nombre de “Topaze”, siendo su primer número publicado el 12 de agosto de 1931, encontrando un apoyó en el público al centrarse en recoger el sentimiento de antipatía a la dictadura que se vivía en esos momentos29. Hacia 1933, la revista fue potenciada con la llegada de Héctor Meléndez, caricaturista que había realizado una exitosa carrera en la prensa nortina. Con él, Topaze, alcanzó una robusta existencia generada por sus dibujos que contenían una aguda crítica al sistema político, donde no se puede constatar espíritu agresivo. Por tanto, dentro del generó satírico desarrollo una punzante ironía llena de gracia y que no hería jamás a sus oponentes; explotó los rasgos físicos, morales y destaco las flaquezas y debilidades que sobresalían de los personajes políticos, como por ejemplos, la avaricia de algunos y el oportunismo de otros. Sin embargo, al aproximarse las elecciones presidenciales de 1937, la revista tuvo un vuelco considerable al comenzar a acentuar sus críticas a las políticas gubernamentales y a los preparativos para la configuración del Congreso Nacional a través del cohecho. Desde este momento, sus sátiras pasaron a ser sangrientas, contribuyendo a la impopularidad de cuantos detentaban el poder público, en este sentido, especiales ataques recibió el Presidente Arturo Alessandri, lo que le provocó a la revista un tropiezo judicial del cual salió airosa y que 27 Idem, página 67. 28 Idem, página 70. 29 Idem, página 159. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 12
  14. 14. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) generaron posteriormente un verdadero escándalo político al ser incendiadas sus oficinas por ordenes del propio Presidente de Chile30. Ahora, pasado un año de las elecciones que dieron la Presidencia Nacional al radical Pedro Aguirre Cerda, Topaze, centró sus críticas en el creciente descontento ciudadano; en la participación absorbente del Partido Socialista en las funciones estatales; y por último, se apreció un profundo sentimiento anti-estadounidense. No obstante, con la muerte del Presidente Aguirre Cerda, Topaze pierde a un importante integrante en septiembre de 1942, nos referimos a Héctor Meléndez. A pesar es estos hechos, la revista continuó colocando una sana gota de humor en el cambiante panorama de la vida nacional a lo largo de las dos décadas siguientes, encontrando su fin el año 1961, no sin antes reconocer que fue el barómetro de la política chilena31. La satírica política y las caricaturas se vieron enfrentadas a un nuevo escenario político y social al comenzar la década de 1970. No obstante, en este episodio se sumaron otros medios de comunicación aún más masivos que los periódicos y revistas. Este momento se inició con el reconocimiento del triunfo en las elecciones presidenciales de 1970 de Salvador Allende. En tal ocasión, la sátira y los medios de comunicación se convirtieron en un instrumento que fomentó las exacerbaciones de los ánimos políticos- públicos al mostrar el ambiente de confrontación a nivel nacional32. La crisis que se apreció estuvo caracterizada por la polarización del país en dos bancos, unos en apoyó del Gobiernos y otros en su contra, en donde los medios escritos, radiales y televisivos, encausaron los odios existentes para traspasarlos de distintas formas a la ciudadanía33. Siendo una de las formas en que se traspasaron las odiosidades: la caricatura. Ésta se mostró como un medio claro y preciso de crítica de las acciones de las distintas facciones políticas y sus representantes, caracterizándose en ella las palabras insultantes e ironías desproporcionadas, que buscaron la ridiculización y descrédito del oponente en opinión, acciones y proyectos34. Finalmente, durante los tres años del Gobierno de Salvador Allende, las distintas tendencias políticas fueron “maniqueas, ofensivas, groseras, irónicas y destructivas. Se descalificó al enemigo con apodos, ofensas y expresiones de doble sentido”35. 30 Ibidem, página 164 - 174. 31 Idem, página 184. 32 Op. Cit., Soto, Angel. 33 Idem, página 98. 34 Idem, página 98. 35 Idem, página 132. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 13
  15. 15. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) 4.- LA HISTORIA DE LA REVISTA TOPAZE A.- LOS ORÍGENES DE LA REVISTA TOPAZE Corría el año de 1931, un período donde Chile todavía era fuertemente azotado por la grave crisis económica36 que se había detonado dos años antes, la cual provocaba grandes problemas político – sociales en el país, al grado que una intensa agitación política alejó al presidente Carlos Ibáñez del Campo, en el mes de Julio de 193137, de la primera magistratura, imponiéndose en la posterior elección Juan Esteban Montero, jurista y ministro de los últimos meses del gobierno de Ibáñez, por sobre la figura de Alessandri en el mes de Octubre del mismo año. Bajo este contexto, el 12 de Agosto de ese año, aparecía el primer número de la revista Topaze, subtitulada como “El Barómetro de la Política Chilena”, y que con un diseño ameno y un formato semanal, rápidamente se hacía un espacio dentro de la oferta de revistas existente en ese momento en Chile. Figura N° 1 – Jorge Délano, Coke, era un talentoso caricaturista que luego de regresar a Chile proveniente de los Estados Unidos debía tratar de ingeniárselas para conseguir alguna fuente de ingresos y mejorar en algo su negro panorama laboral y económico. Topaze fue fundada por Jorge Délano Frederick “Coke”, dibujante de la revista, Joaquín Blaya como administrador y Jorge Sanhueza, en su calidad de socio redactor38. También cabe destacar que en las primeras ediciones colaboraron con la revista, Gabriel Sanhueza, hermano 36 Cabe recordar que entre los graves efectos para el país de esta crisis, figura una baja excepcional del valor que alcanzaban las materias primas en los mercados internacionales, situación que hizo bajar notablemente la producción y explotación de estas, dejando a chile sin ingresos fiscales ni divisas, lo cual agravó la ya gran deuda externa del país, haciendo todo esto de chile uno de los países más afectados por la crisis mundial de 1929. 37 Gonzalo Vial Correa señala que Ibáñez contaba con el apoyo incondicional del Ejército, pero ante la grave agitación política reinante y queriendo evitar un derramamiento de sangre (cabe recordar que durante esta época, fueron comunes las huelgas y paros, las protestas estudiantiles y universitarias, las cuales provocaron algunas muertes), prefirió dejar su cargo en el mes de Julio de 1931. En: Vial Correa, Gonzalo. “Historia de Chile Educación Media”, Editorial Santillana, Santiago – Chile, 1994, página 225. 38 En: Página de Internet, “Revista Topaze en Internet”: http://www.geocities.com/retopaze/historia.htm SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 14
  16. 16. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) de Jorge Délano, Avelino Urzúa, Jenaro Prieto, Héctor Meléndez, Fernando Díaz Garcés, Álvaro Puga y Manuel Gamboa. El nombre de la revista fue tomado de una exitosa comedia francesa, que en ese momento se presentaba en el teatro de la Comedia, y que era dirigida por el director Marcel Pagnol e interpretada en su rol principal por Rafael Frontaura. Este nombre, según la página Web de la propia revista, fue tomado en gran parte para aprovecharse de su éxito, lo que permitió iniciar “una campaña publicitaria dirigida al público en general, en la cual se anunció el debut del semanario satírico lanzando miles de volantes desde un avión que sobrevoló Santiago y que señalaban el nombre del primer auspiciador que tuvieron: el alimento infantil Meyer”39. Figura N° 2 – Primer Número de revista “Topaze, en donde aparece manifiesto su precio (40 centavos) y su carácter semanal (aparecía los miércoles). En el primer número la portada está dedicada a Ibáñez e Iriburu. Las primeras oficinas de la revista se ubicaban en una vieja casona capitalina de la calle Moneda, número 1367, siendo El Esfuerzo, la primera imprenta encargada de editar la publicación, nombre “quizás simbólico ya que según cuenta Coke fue la única que aceptó se le cancelara el trabajo una vez vendida la edición del primer número”40. La primera edición de Topaze supuso un éxito enorme, vendiéndose rapidísimamente este primer número, situación que motivó a sus creadores a editar tres nuevas tiradas de este primer número, lo que hizo que en la tarde del mismo día de la aparición de la revista, se contara con los dineros para cancelar los servicios prestados por la imprenta. De esta manera cada semana, el tiraje por número iba aumentando producto de la gran demanda, lo que hizo que la revista se viera en la necesidad de recurrir a una imprenta más moderna, la Imprenta y Litografía Le Blanc, lo cual ahora no le 39 Idem. 40 Idem. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 15
  17. 17. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) resultaba difícil al grupo de editores, ya que la fama que estaba alcanzando la revista le habría las puertas en todas las casa de imprenta, en un contexto en donde la revista podía ser vendida perfectamente a $ 40 centavos por ejemplar. Hacia el año de 1932, Chile vivía un clima de instabilidad política bastante apreciable, ya que el alejamiento de Ibáñez del Ejército, había generado varios liderazgos dentro de este, y con ello, reaparecen serios problemas de indisciplina dentro de las filas del Ejército. De hecho, en el mes de Junio de 1932, Marmaduke Grove, uno de los líderes de la oficialidad de los años 1924 – 1925, derroca a través de un golpe de estado de carácter armado al presidente Montero, dando origen a la denominada “República Socialista”, en la cual hubo conspiraciones, cuartelazos y juntas lo que le hizo a Grove perder rápidamente su control, ante lo cual va surgiendo la figura de Carlos Dávila, hasta Septiembre de 1932, siendo reemplazado por Bartolomé Blanche, el cual según Vial Correa, “decidió regresar a la normalidad constitucional, entregando el poder a quien le correspondía según la Carta del ’25: Abraham Oyanedel, el presidente de la Corte Suprema”41, el cual llamó a elecciones durante 1932, dándose el triunfo nuevamente de Arturo Alessandri. Este período, al cual Vial Correa, denomina de manera grandilocuente como de “anarquía y restauración constitucional”42, se prestó para que la sátira política encabezada por la revista Topaze contase con una gran cantidad de material para trabajar. Nos referimos a encabezar, ya que durante esta época y debido al contexto nacen otras publicaciones ligadas a la sátira política, como por ejemplo la revista Verdejo, la cual aparece el 4 de octubre de 1932, con dibujos a cargo de Luis Adduard y Fantasio y teniendo en la redacción de la revista a Héctor Meléndez, “hombre que sabía captar la psicología popular y que se dedicó a difundir sus personajes de la Domitila, doña Tadea, Verdejo, Cirineo y otros más. Además, Meléndez explotó con su pluma los versos de ciego y las sátiras de corte popular”43. De esta nueva publicación, competencia directa de Topaze, aparecen 32 números, el último de los cuales se publica el 2 de mayo de 1933. Otro de los competidores de Topaze fue la revista Cambiazo, la cual aparece el 19 de Agosto de 1933, pero que tiene una muerte prematura en el mes de Diciembre del mimo año. Por otro lado, la desaparición de la revista Verdejo, permite la llegada de Héctor Meléndez a la revista Topaze, lo cual sin duda, trasmite una cuota de irreverencia y frescura a esta publicación, de esta manera “Topaze, contenía en su sección editorial un comentario acerca de un tema de la actualidad en un tono más o menos serio, mientras Héctor Meléndez mostraba semana a semana su vena de inspiración popular”44. B.- EL INTENTO RADIAL DE LA REVISTA TOPAZE: PRUEBA DE SU ÉXITO Poco a poco la revista Topaze no sólo se forjaba un nombre dentro de la historia de la sátira política en Chile en particular y dentro de la historia de la revista en general, sino que 41 Op. Cit., Vial Correa, Gonzalo, página 225. 42 Idem, página 225. 43 Página de Internet, “Revista Topaze en Internet”: http://www.geocities.com/retopaze/historia.htm 44 Idem. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 16
  18. 18. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) también iba ocupando importantes instancias dentro de la actualidad del quehacer nacional. Sin duda la explicación del por que la revista era una de las más leídas en Chile, radica en que la publicación era capaz de poner una nota alegre a los complicados momentos políticos que vivía el país, además de trasmitir sus mensajes de una forma directa y cercana a la población. Su gran éxito radicaba en que casi todos en el país entendían sus inteligentes referencias en tono satírico hacia la política y a los políticos nacionales, aunque también la revista solía a hacer referencia a situaciones internacionales, las cuales en lo posible eran relacionadas con el acontecer nacional para que la gente en general las entendiese, esta situación da a la revista topaze no sólo un carácter satírico, sino también de información y de opinión a través de sus interesantes editoriales y notas a pie de página o que acompañaban a las caricaturas. Este notorio éxito, hizo del grupo que trabajaba en Topaze, importantes personalidades dentro del quehacer nacional, los cuales “inventaban cualquier pretexto para dar fiestas y echar la casa por la ventana, invitando a políticos, artistas y periodistas”45. Estas fiestas, las cuales se realizaban en las oficinas editoriales de la publicación, las cuales como se dijo anteriormente se ubicaban en la calle Moneda, número 1367, solían acoger a decenas de invitados los cuales eran recibidos por un burrito, el cual era la curiosa mascota de la casa, como una forma de preparar a los invitado para lo que debían hacer luego: disfrazarse de Topaze. Esto que resultaba muy divertido a los invitados, a veces tomaba ribetes realmente impensados, como cuando “en una de las fiestas, se hizo una mascarilla con el rostro de Rafael Frontaura, actor que personificaba al profesor Topaze”46. Dentro de estas fiestas realmente cómicas, destacó la cual estaba orientada a inaugurar la “onda Topaze”47, actividad que se anuncio con bombos y platillos en la prensa de la época. En esta fiesta, la cual estaba destinada a inaugurar esta “onda Topaze”, ocurre una interesante anécdota: en la fiesta se debía anunciar que ya se encontraba en el aire la señal radial de la revista Topaze, sin embargo debido a ciertos desperfectos técnicos esto no ocurría y el problema no podía ser solucionado. Ante esta situación Jorge Délano, al ver que los invitados a celebrar tamaño hecho ya estaban llegando, con tal de no defraudarlos, llamó a un amigo para que este fuese a una pensión cercana y que con un teléfono llamara desde allí, para con ello hacer creer a los invitados que había gente que estaba llamando de todo el país a la emisora para facilitar a la revista por su idea de realizar trasmisiones radiales, mentira que durante esa fiesta funcionó a la perfección, ya que “todos los asistentes a la fiesta se fueron felices luego de tan grandiosa celebración, eso sí ignorando que sus voces y las de la radio no se oían ni siquiera en las habitaciones vecinas”48. Luego de esto, uno de los socios fundadores de la revista Topaze, Jorge Sanhueza, regaló la radio a un amigo, un día después de este anecdótico episodio. Tiempo después, Joaquín Blaya y Jorge Sanhueza, vendía a Jorge Délano sus derechos sobre la revista Topaze, dejando a délano como el único propietario de la revista. 45 Idem. 46 Idem. 47El término “onda Topaze” hace referencia a un programa radial que estaba ideado por los editores de la revista Topaze, los cuales pensaban que debido al gran éxito de la revista en formato de publicación semanal, el éxito conseguido podía traspasarse al ya consolidado mercado radial, lo que como se ve más tarde a pesar de los grandes esfuerzos realizados termino en un sonado fracaso. 48 En: Página de Internet, “Revista Topaze en Internet”: http://www.geocities.com/retopaze/historia2.htm SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 17
  19. 19. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) Sin embargo este intento de incursión radial que experimento la revista Topaze, no fue el único que existiría a lo largo de la historia de esta publicación, ya que más tarde se realizó un programa denominado “Topaze en el Aire”49, el cual estaba conducido por Raúl Matas y Sergio Silva y en donde estos imitaban a los políticos y hombres públicos más importantes del momento. Sin embargo esta incursión radial tampoco fue exitosa, pero en ningún momento debilitó la imagen que tenía la revista Topaze dentro del país. C.- LA SATIRA POLÍTICA DE TOPAZE Y SU DESARROLLO HISTÓRICO La sátira analiza un hecho y lo transforma en un instrumento de humor que desenmascara, critica o ataca a una persona, a una institución o a una situación50. Cuando la sátira se traslada a la actividad política, sin duda genera amplias repercusiones, ya que por un lado es la forma que tiene la sociedad de denunciar o mofarse de los hombres poderosos que dirigen el destino de un país, situación que también la mayoría de las veces genera la molestia de estos políticos. Durante el segundo gobierno de Arturo Alessandri, entre 1932 y 1938, la revista Topaze criticó constantemente al gobierno y a su gabinete, en especial al ministro de Hacienda, Gustavo Ross, del cual hacía mofa tanto por su personalidad como por varias de sus decisiones en materia económica. También, la revista encabezaba las denuncias sobre situaciones que le parecían irregulares o bien poco claras, en especial las referentes a la corrupción o a ciertos movimientos políticos. Conjuntamente con ello, la revista se caracterizó por hacer mofa de las personalidades políticas más importantes del período, situación que no sólo provocaba muchas veces la molestia de los políticos, sino también servía para que la gente común y corriente fuese conociendo51 los políticos nacionales. Pero la revista Topaze también ciertos inconvenientes legales, como por ejemplo, el que se relata en su página de Internet, en el cual como “consecuencia de sus críticas se deriva el proceso criminal al cual se le sometió por culpa de la caricatura titulada: “Huele mejor en Dinamarca”, aparecida en el número 260”52. En este episodio, la sentencia para la revista fue de la suspensión por un número, lo cual a juicio de Jorge Délano, se debía a que la publicación era abiertamente contraria a ministro Gustavo Ross. Durante el año de 1937, gran parte del acontecer político estuvo ligado a determinar quienes serían los posibles candidatos para suceder a Alessandri, siendo uno de los más nombrados, el ex – presidente, Carlos Ibánez del Campo, quien como demuestra la propia revista Topaze se había convertido en uno de los grandes adversario de Alessandri. Durante ese año aparece otra 49 Vs. en: Idem. 50 Op. Cit., Cruz, Isabel, página 102. 51 Hay que recordar que en aquellos años no existía la televisión y en la radio no era posible trasmitir a fidelidad los rasgos físicos, por lo cual eran las revistas y periódicos, quienes acercaban a la población la imagen de sus autoridades. 52 En: Página de Internet, “Revista Topaze en Internet”: http://www.geocities.com/retopaze/historia3.htm SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 18
  20. 20. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) publicación ligada a la sátira política, se trataba del periódico “Tontilandia”, el cual se publica desde el mes de Septiembre de 1937 hasta el de Junio de año siguiente. El año de 1938 es mucho más agitado en la vida política nacional y en la de la publicación Topaze. Ese año, en el mes de Septiembre se produce la matanza del Seguro Obrero, episodio en el cual, la revista se suma al duelo nacional y no se publica durante dos semanas, reapareciendo el día 17 de Septiembre, resultando interesante, que en esa ocasión no se tratasen temas políticos, sino que se dedican por completo a tratar la crianza de aves de corral, producto de que ese mismo día se iniciaba la Exposición de avicultura en el Instituto de Humanidades y por que, luego d la matanza, el gobierno instauró una estricta política de censura a la prensa, lo que tensó aún más el ambiente que se vivía en el país en aquél tiempo. Siguiendo con el derrotero histórico, el candidato radical, Pedro Aguirre Cerda triunfa en la elección presidencial de 193853 por sobre el candidato de la derecha, Gustavo Ross. Ante este nuevo escenario, la revista Topaze mantiene su independencia editorial, tan sólo hasta la primera parte de este nuevo gobierno, ya que la revista pasa a hacerse parte del descontento público, pasando ha adoptar una postura fuertemente crítica hacia la excesiva participación del Partido Socialista en esta coalición de gobierno radical. Esta situación fue objeto de crítica, al igual que los reiterados viajes realizados por el presidente, los cuales provocaron que la revista Topaze, llegara a cambiar el lema del gobierno de “gobernar es educar”, por el de “gobernar es viajar”, aunque la revista no conoce el trasfondo de la mayoría de esos viajes: sobrellevar de mejor manera la fatal enfermedad que sufría Aguirre Cerda, tuberculosis, la cual le provoca la muerte a fines del mes de octubre de 1941. Sin embargo, a pesar de las fuertes críticas, Pedro Aguirre Cerda, haciendo siempre gala de su buen humor, nunca se molestó mayormente con la revista Topaze, incluso era cercano de Jorge Délano, tanto así que este era frecuentemente invitado a almorzar a La Moneda, e incluso “disfrutar la deliciosa chicha que Don pedro producía en su viña de Conchalí”54. Durante el año de 1939, vuelve a aparecer competencia a Topaze. Esta vez se trata del periódico satírico “El Debate”, el cual tenía el único propósito de criticar al gobierno de Pedro Aguirre Cerda, pero al igual que el resto de este tipo de publicaciones, tuvo una existencia efímera, ya que tan sólo se publicaron 22 números, siendo el último de ellos, el del 5 de Octubre de 1939. Es durante el gobierno de Juan Antonio Ríos (1942 – 1946), que Topaze empieza a centrase fuertemente en la sátira a la política internacional y a los efectos internos derivados del hecho que estaba dividiendo al mundo, la Segunda Guerra Mundial. Es por ello que la revista hace referencia frecuentemente a estos hechos, pero también a un tema en concreto, como lo es la presión y las ofertas que le hacían los Estados Unidos a Chile, para que este rompiera relaciones con el Eje. 53 El apoyo de los sectores ibañistas habría sido determinante para que triunfara Pedro Aguirre Cerda, estrechamente frente a Ross, por apenas 4.181 votos, de un universo total de 441.000. Vs. Op. Cit., Vial Correa, Gonzalo, página 232. 54 Página de Internet, “Revista Topaze en Internet”: http://www.geocities.com/retopaze/historia3.htm SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 19
  21. 21. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) Más tarde, durante el gobierno de Gabriel González Videla (1946 – 1952), la revista Topaze no sólo se centra en los hechos internacionales, sino también en las repercusiones internas que tenían los hechos y procesos políticos de nivel mundial. Durante este período, nace de la célebre figura de Pepo, René Ríos, una serie dentro de la revista Topaze, titulada como “Don Gabito”, haciendo mofa de la figura del presidente, a través de la ridiculización de acciones infantiles con las cuales retrataban al primer mandatario, pero este al igual que su antecesor, “tenía un gran sentido del humor, siendo un entusiasta admirador de las bromas de Topaze, tanto así que días antes de terminar su mandato la dirección de la revista le ofreció una comida”55. En aquella comida, Gabriel González Videla, felicitó a Pepo por “por captar “sus más escondidos propósitos”, como deslizarse por la baranda de la escalera o colgarse de una lámpara. También en esa oportunidad se le hizo entrega a Gabriel González de una carpeta con la serie “Don Gabito” completa”56. Figura N° 3 – La sección “Don Gabito” terminó convirtiéndose una de las más celebres de la revista “Topaze”, producto de que retrataba a el presidente Gabriel González Videla en actitudes infantiles, lo que causaba la comicidad de los lectores e incluso la del propio presidente. En al año de 1949, desde el 13 de Enero y hasta el 16 de diciembre se publica la revista “La Raspa”, una nueva publicación satírica estilo Topaze y que se convierte en su rival directo. Esta publicación tenía como director al ex – redactor de la revista Topaze, Gabriel Sanhueza y a René Ríos, Pepo, como director artístico. Esta publicación realizó 49 apariciones, pero más tarde pasó a manos de otra casa editorial, esta vez quedando como director Avelino Urzúa. Por 55 Idem. 56 Idem. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 20
  22. 22. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) aquél mismo período, Jorge Délano, se desentendía de la dirección de la revista Topaze, asumiendo en su reemplazo, Gabriel Sanhueza, es decir, su anterior competido en la revista “La Raspa”. La revista Topaze mantiene su nivel y espíritu original hasta la década de los ’50, ya que desde esos años, pasa a experimentar un sinnúmero de cambios de dueño, editores, etc…, con lo cual la publicación se vuelve inestable, ya que desaparecía y se volvía a publicar de forma variable y dependiendo siempre de quien estuviera a su cargo, ya que en este sentido estuvo bajos manos democratacristianas e ibañistas, siendo ya en la década del ´70 cuando desaparece finalmente, bajo un contexto donde la realidad política era muy distinta, al igual que el tono descalificador, panfletario y “de trinchera” que tenían las publicaciones satíricas y de propaganda de la época. Tal vez se pudiese pensar que la década de los años ´70 hubiese sido, por las contingencias y el grado de politización de la sociedad, una época de gran esplendor de política, pero lo cierto es que se debe insistir en que el clima política era muy distinto, incluso se puede hablar de una extrema polarización política, por lo cual nada podrá haber asegurado su éxito, o el que no tomara partido por las alternativas en pugna (derecha, centro e izquierda). Realmente ya no se avizoraban los tiempos en “que todos se deleitaban con las caricaturas de Coke y las ingeniosas sátiras escritas por destacados hombres como Héctor Meléndez y Jenaro Prieto”57, Chile había cambiado. Figura N° 4 – Los últimos años de “Topaze” esta se editó últimos años en Zig - Zag, y fue dependiente del gobierno demócrata cristiano, por que sobrevivía gracias a la publicidad estatal. La revista se terminó a fines del año 1970, con la elección de Allende, de quién fue opositor durante toda la campaña presidencial. Su última portada muestra el ataúd del General Schneider, se quien señalan murió por defender la Constitución. 57 Ibidem. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 21
  23. 23. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) Mapa Conceptual N° 1 – En este mapa conceptual se muestra las distintas etapas por las que atravesó la revista Topaze desde su nacimiento en 1931 hasta su desaparición en 1970. Si bien es cierto que la revista regresó en la década de los ´90, ya no era la misma, por lo que, el período que se ha tomado para el análisis actual, es sólo el que comprende los momentos de la primera época de la revista. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 22
  24. 24. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) II CAPÍTULO II TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LA GUERRA FRÍA 1.- HACIA UNA DEFINICIÓN DEL CONCEPTO DE GUERRA FRÍA El término Guerra Fría bajo el cual centraremos esta investigación sin duda tiene varias acepciones según el punto de vista ideológico o temporal con el cual se mire. Por un lado hay una discusión sobre quien la provocó, cuando comenzó (luego de la Primera o de la Segunda Guerra Mundial), e incluso en la actualidad se ha abierto una discusión historiográfica sobre si realmente existió o no este conflicto. Para efectos de este trabajo la Guerra Fría será fundamentalmente un conflicto ideológico, político, social y militar en el que las dos grandes superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, trataban de imponer sus términos o por lo menos su influencia en distintos países del mundo a partir de fines de la Segunda Guerra Mundial. Pero este conflicto se caracterizó por, si bien no por una lucha armada directa entre ellas, si por una lucha de ver que potencia era capaz de imponer su influencia en distintos países como por ejemplo Chile. Además lo importante es que esta rivalidad ideológica principalmente se manifestaba también en los países que no eran directamente participantes de este conflicto, como por ejemplo Chile, en donde si bien Chile no se involucró, por lo menos para el momento en estudio, como un actor directo de este enfrentamiento, es innegable que dentro del país, la Guerra Fría y principalmente el actuar de las grandes potencias fue creando alineamientos, fidelidades o rechazos dentro de los actores políticos nacionales, situación que va modificando su actuar interno y con ello la política del país. El origen del término Guerra Fría, señala Julio Gil, “es de origen norteamericano. Lo inventó en 1947 el periodista Herbert B. Swope para su uso en un discurso del senador Barnard Baruch. Lo recogió otro periodista Walter Lipman que lo popularizó en una recopilación de sus artículos titulada La Guerra Fría. Estudio de la política exterior de los Estados Unidos. A finales de los años cuarenta la expresión había ganado carta de naturaleza y se utilizaba para designar al complejo sistema de relaciones internacionales de la posguerra, la pugna entre las dos superpotencias por la hegemonía mundial y la aparición de un abismo de hostilidad y temor entre los dos grandes bloques geopolíticos”.58 Una de las definiciones que consideramos más acertadas para referirse al significado de la Guerra Fría, es el que entrega Juan Pereira, que en su obra “Orígenes de la Guerra Fría”, en el cual señala que este conflicto dura casi 45 años, se extiende desde 1947 hasta 1989 – 1990, con la caída del Muro de Berlín y más tarde de la Unión Soviética. En ese período la Guerra Fría se transformó en factor central de las relaciones internacionales. Condicionó la política exterior de Estados Unidos y la URSS, y también de gran parte de las naciones del mundo, del norte y 58 Op. Cit., Gil, Julio, página 7. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 23
  25. 25. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) del sur, del Este y el Oeste. Este peculiar conflicto no sólo se desarrolló en Europa, sino que progresivamente se fue mundializando, convirtiéndose el tercer mundo en principal teatro de operaciones militares, no obstante, la Guerra Fría no sólo es el conflicto entre el Este y el Oeste; pues sus manifestaciones y consecuencias se pueden apreciar en campos tan variados como el de la sicología de la guerra, la creación de la red de Internet, la censura en el cine y los medios de comunicación59. De esta manera a nuestro entender, la Guerra Fría fue un largo y complejo periodo, entre 1947 y 1991, que cambió la fisonomía de buena parte del planeta. Se trata de un conflicto global de carácter económico, político, ideológico y cultural entre dos bloques antagónicos, liderados respectivamente, por Estados Unidos y por la URSS. La Guerra Fría mantuvo un estado permanente de tensión internacional; la confrontación este - oeste no fue directa, sino que se hizo a través de terceros países en zonas próximas a los límites de ambos bloques60, y en que Chile se vio influencia dentro de su contexto internacional por este hecho, al igual como por el hecho precedente a esta, la Segunda Guerra Mundial. 59 Ibidem, página 9 60 Vs. Joaquín Prats. “Historia del Mundo Contemporáneo”, Editorial Anaya, Barcelona – España, 2002, página 303. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 24
  26. 26. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) 2.- CONTEXTO GENERAL NACIONAL E INTERNACIONAL Chile durante los tres primeros decenios del siglo XX experimentó una serie de profundos cambios en todos los aspectos. Cabe recordar la existencia de fenómenos de tipo poblacional como por ejemplo la explosión demográfica de fines del siglo XIX y principios del siglo XX, lo que trajo consigo el proceso de migración campo – ciudad como también así un rápido proceso de emigración a otros países y también de otros países (fundamentalmente del norte de Europa) a nuestro país. Esta situación, de rápidos cambios en la población chilena, prontamente iba a traer apañada consigo una serie de repercusiones en la composición social de la población nacional, ya que esta nueva población existente debía ocuparse en alguna labor productiva, como también así, tomar alguna posición política de entre las existentes (y también de la que irrumpirán cuando los partidos y grupos políticos se den cuenta de la existencia de estos nuevos procesos, que no sólo ocurrían en Chile, sino en América Latina en general). Intentando que esta situación se visualice mejor, a continuación se ha creado el siguiente mapa conceptual: Mapa Conceptual N° 2 – En este mapa conceptual se muestra en la columna de la izquierda la situación interna del país a principios del siglo XX, en la columna de la derecha se ven los grandes hitos y procesos que vivía en el mundo en igual período, para de esta manera en la columna del centro, mostrar las repercusiones de estas situaciones en el contexto nacional. Estos elementos son básicamente los que se abordarán para dar cuenta de este apartado. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 25
  27. 27. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) Este contexto general provoca una serie de cambios socio – políticos en el país como por ejemplo las que señala Armando de Ramón, “la derrota del patriciado chileno en 1920, las intervenciones militares progresistas para acelerar la modificación de las instituciones que eran un obstáculo al cambio, las modificaciones en el estilo de hacer política y la inestabilidad de las instituciones parecía haberse hecho crónica entre 1920 y 1938”61, las cuales señala el autor, encuentran sus orígenes en los elementos detallas anteriormente y que tiene que ver con el cambio dentro de la estructura demográfica del país. Pero este contexto que vivía el país no puede estar completo si no se hiciera referencia al contexto internacional. Entre estos factores se pueden citar ambas guerras mundiales y la guerra ideológica a la que dieron origen, en donde para nuestro caso, la denominada “Guerra Fría” será el escenario ideológico. A esto se debe sumar por ejemplo las crisis mundiales y regionales en el aspecto económico, aspa como una serie de cambios políticos alrededor del mundo. Todos estos elementos van ha influir en nuestro país, siendo como se señaló en la introducción recoger algunos de ellos, pero fundamentalmente los ligados con los orígenes de la Guerra Fría y como ello influye en nuestro país, visto a través de la revista Topaze. 61 De Ramón, Armando. “Historia de Chile. Desde la Invasión Incaica Hasta Nuestros Días (1500 – 2000)”, Editorial Biblios, Santiago de Chile, 2003 (Segunda edición de 2004, Editorial Catabia, Santiago - Chile), página 141. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 26
  28. 28. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) 3.- EL ORIGEN DE LOS PARTIDOS DE IZQUIERDA EN CHILE Y SU FUNCIONAMIENTO Según Lipset y Rokkan, han existido tres momentos históricos, los cuales tienen su origen en ciertas fisuras sociales básicas, las cuales se han traducido en el apoyo de alternativas concretas de los partidos políticos, situación que Scully ha denominado como “coyunturas críticas”. Estas “coyunturas críticas” habrían sido tres, las cuales configuraron el sistema de partidos en Chile; la primera gira en torno al conflicto clerical – anticlerical, situación la cual habría dado origen al primer sistema de partidos (y de hecho a los primeros partidos políticos como tales), la segunda coyuntura tiene que ver con la denominada “cuestión social”62, en donde el conflicto de clases de principios del siglo XX reorganiza el sistema de partidos existente hasta entonces, situación que es claramente marcada por el aparecimiento de los partidos de clase obrera en las zonas urbanas. Finalmente la última coyuntura que identifica Scully, se relaciona con la extensión de la movilización política de la clase trabajadora al sector rural durante la década de 1950, situación que habría generado el surgimiento de un centro político fuerte y alternativo, a la creciente polarización del sistema de partidos chilenos. El período que abarca este trabajo se identifica principalmente con la “segunda coyuntura crítica”, la cual dice relación con “la cuestión social” y que explicaría el surgimiento de los partidos políticos de “clase” en el país, como fundamentalmente lo son los partidos de izquierda en Chile. Los partidos de izquierda en Chile nacen a diferencia de los denominados “partidos históricos”, es decir, los partidos que provenían del siglo XIX (conservadores, liberales y radicales), al margen de la actividad política de la élite tradicional y de sus zonas de influencia (clubes y círculos intelectuales, parlamento, etc…). Estos partidos de izquierda si bien nacen como respuesta de ciertos grupos intelectuales chilenos al contexto internacional, ya que durante los años anteriores a sus fundaciones, fundamentalmente en Europa se estaban formando estos partidos, cuando nacen en Chile, estos rápidamente adoptan la forma de hacer política de los partidos históricos o tradicionales, lo que los llevó a hacerse un lugar en la política partidaria nacional y también de algunos escaños en el Congreso. De esto partidos de izquierda, el primero en ver la luz, es el Partido Obrero Socialista, el cual se crea en 1912, y que durante en uno de sus congresos, en el de Valparaíso de 1920, adopta la decisión de trasformarse en el Partido Comunista, lo cual se formaliza en el congreso de Rancagua el 1 de Enero de 1922, facha en la cual se adhiere a la Internacional Comunista dirigida desde Moscú en la Unión Soviética. Este partido tenía la ventaja de contar con un nicho electoral determinado como lo eran las masas obreras sindicalizadas, por lo que desde un principio estuvo ligado de forma estrecha a la FOCH, Federación Obrera de Chile, “unión que se hizo 62 La “cuestión social” se relaciona con una serie de problemas de índole socio – económico derivados de los cambios que estaba experimentando el país en cuanto a su población (explosión demográfica, emigración campo – ciudad, aparición de las masa obreras urbanas) y económicos. Vs. Scully R., Timothy. “Los Partidos de Centro y la Evolución Política Chilena”, Editado por CIEPLAN y Notre Dame, Santiago – Chile, 1992. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 27
  29. 29. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) cada vez más fuerte y duró hasta que la dictadura de Ibáñez disolvió aquella federación obrera en 1931”63. Por su parte el nacimiento del Partido Socialista se produce el 19 de Abril de 1933, siendo en realidad la agrupación de varios grupos de tendencia socialista existentes en el país, como por ejemplo Nueva Acción Pública de Eugenio Matte Hurtado o Acción Revolucionaria Socialista, aparte de otras agrupaciones menores. Si bien el Partido Socialista proponía un socialismo de Estado, y la reestructuración de un sistema social y económico en el país, el partido no era partidario de la revolución, sino más bien como señala Armando de Ramón, “del progreso social evolutivo para alcanzar la liberación integral del ser humano”64. El nacimiento del Partido Comunista y del Partido Socialista va a reajustar de forma completa la política partidaria nacional, ya que van a pasar a ser la vía de expresión de la gran masa obrera urbana que se estaba forjando en el país y que además se estaba organizando a través de un dinámico proceso de sindicalización. Tanto el Partido Socialista como el Partido Comunista, presentan una forma similar de organización, ya que ambos se estructuran partidariamente en base a la asociación voluntaria, la cual según Luis Cruz, es “... inspirada en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o valores) o también en una unión de intereses con igual motivación”65.De esta manera nace una profunda relación entre los movimientos sindicales y los partidos de izquierda, ya que los primeros se sentían representados por los segundos, y estos a su vez creían ciertamente que estaban representando a los intereses del sector obrero, sobre todo por cuanto la gran mayoría de sus dirigentes provenía del mundo sindical, los cuales a su vez pasaban a integrar puestos de importancia dentro del partido a través de procedimientos democráticos de carácter universal, aunque no así en los puestos más altos, en donde al igual que en la actualidad (por lo menos para el Partido Comunista),la elección de las autoridades del partido las realizad una cúpula y no las bases. El funcionamiento organizacional de ambos partidos es a su vez también similar. Ambos partidos se organizan en función tanto de la competencia electoral como de la lucha social (más tarde entendida como la “lucha de clases”66). Sus estructuras de base son las “células” en el caso del Partido comunista y de los “núcleos” en el caso del Partido Socialista, formas organizativas las cuales, están destinadas y conformadas igualmente para llevar a cabo acciones de agitación política y social, para lograr a través de ellas reivindicaciones populares capaces de 63 Cruz Salas, Luis. “Estado, Partidos y Movimiento Obrero”. En: Vitale, Luis; Moulián, Luis; Cruz, Luis; Palestro, Sandra; Avendaño, Octavio; Salas, Verónica; Piwonka, Gonzalo. “Para Recuperar la Memoria Histórica. Frei, Allende y Pinochet”, Ediciones ChileAmérica – CESOC, Santiago – Chile, 1999 (Primera edición), página 142. 64 Idem, página 142. 65 Idem, Página 405. 66Al respecto cabe mencionar la diferencia conceptual y de contendido de ambas acepciones. Por un lado la lucha social significa lograr mejoras significativas para la clase obrera y dentro del sistema democrático; por su parte la lucha de clases plantea la derrota del sistema capitalista, para lo cual si el medio democrático no es suficiente, se justifica totalmente la vía revolucionaria armada, con la finalidad de que sean los trabajadores quienes pasen a detentar el poder. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 28
  30. 30. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y de llegar al poder, a la vez que también sirven de cómo un factor de propaganda política e ideológica de los lineamientos socialistas y marxistas. En el caso d los dirigentes, estos “... en general obedecen a un mandato vinculante aunque no necesariamente imperativo (en el caso del PS)”67, aunque sin duda es imposible dejar de mencionar al respecto la gran dependencia que tenía el Partido Comunista de su similar en Moscú, tanto en los lineamientos político – ideológicos, como también así en materia económica. 67 Op. Cit. Cruz Salas, Luis, página 405. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 29
  31. 31. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) 4.- ANTECEDENTES, CONFORMACIÓN Y FIN DEL FRENTE POPULAR A.- EL LLAMADO SOVIÉTICO Y EL NACIMIENTO DEL FRENTE POPULAR En cuanto al ámbito internacional, el Frente Popular que nace en Chile, en realidad no dista mucho de otros “frentes populares” que surgen alrededor del mundo68, y es que tienen un origen común por cuanto tratan de oponer resistencia y crear conciencia en torno a los peligros del ascenso del fascismo en Europa. El ascenso del fascismo puso en alerta roja a la Unión Soviética69, por lo que opta por realizar lo que se ha denominado como “el gran viraje”70, con lo cual básicamente acepta ciertas medidas e instituciones de carácter internacional, como por ejemplo la Sociedad de las Naciones, para contar con las herramientas que le permitan frenar el rápido avance que el fascismo estaba teniendo en Europa. Este cambio de política también consiste en que la Unión Soviética se va alejando un tanto de la táctica revolucionaria para acceder al poder, básicamente por que esa política estaba, por decirlo de alguna manera, generando “mala propaganda” para la Unión Soviética, por lo que la política de frente popular, básicamente consistirá en crear lazos con los partido políticos (según Federico Gil, se recomendó crear alianzas con los partidos democratacristianos71), hasta entonces considerados por la Unión Soviética y por la línea de pensamiento marxista en general como representantes de la pequeña burguesía72, táctica aprobada por el VII Congreso del Comintern73 en el mes de Julio de 1935, siendo postulada por el búlgaro Jorge Dimitrov. La formación del Frente Popular en nuestro país, fue fijada para el mes de Mayo de 1936, y decimos fijada, ya que el Comintern Para América Latina, envío a su agente Eudocio Ravines, 68Como es el caso de España y Francia, en donde los partidos comunistas y socialistas se unen con los partidos democratacristianos, lo que a juicio de Federico Gil, habría tenido una gran influencia para el caso chileno. Vs. Gil, Federico. “El Sistema Político de Chile”, Editorial Andrés Bello, Santiago – Chile, 1969, traducción de Alberto Ciria, título original “The Political System of Chile”, editado por Houghton Mifflin Compay, Boston – Estados Unidos, 1967, página 84 - 85. 69 Para Gonzalo Vial Correa, la puesta en alerta de la Unión Soviética se debía a que luego del triunfo de Hitler en Alemania durante 1933, este extendió fuertes amenazas a los comunistas. Vs. Vial Correa, Gonzalo. “Historia de Chile Educación Media”, Editorial Santillana, Santiago – Chile, 1994, página 231. 70 Vs. Torti Solar, Bernardita. “El Conflicto Radical – Comunista Bajo la Presidencia de González Videla”, tesis para optar al grado de Profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales con Licenciatura en Historia, dirigida por el profesor Baldomero Estrada, Universidad Católica de Valparaíso, Valparaíso – Chile, 1987, página 7. 71Vs. Gil, Federico. “El Sistema Político de Chile”, Editorial Andrés Bello, Santiago – Chile, 1969, traducción de Alberto Ciria, título original “The Political System of Chile”, editado por Houghton Mifflin Compay, Boston – Estados Unidos, 1967, página 84. 72 Según la interpretación de Gonzalo Vial, lo que realmente le importaba a la Comintern era hacer frente a el avance del nazismo, por lo cual se permitía la alianza con las fuerzas “burguesas”, otrora, enemigos declarados, y con cualquier otro grupo que contara con una sola condición: ser antifascista. Op. Cit., Vial Correa, Gonzalo, página 231. 73 Comitern o Internacional Comunistas, puede ser encontrado también con el nombre de Komintern, auque en este trabajo se utilizará tan sólo el primer término. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 30
  32. 32. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) ingresado a Chile bajo el nombre político de Jorge Montero, a estructurar esta formación política74. Dentro de los factores internos que influyeron para la Formación del Frente Popular, es posible constatar que debido a una serie de medidas represivas de parte de Alessandri, sumado a que este decretó el cierre del Congreso, “los partidos de centro y de la izquierda75 se reunieron para prepararse frente a la elección presidencial de 1938”76. Sin embargo este antecedente no quiere decir que la formación del Frente Popular en Chile se diese de manera fácil y rápida, ya que en un primer momento fue resistida por los dirigentes más conservadores77 del Partido Radical78, ya que durante los años anteriores, “el Partido Radical, debido a las diferentes opiniones que sustentaban sus heterogéneos componentes, siguió una política vacilante es este período y apoyó a la derecha en muchos planteos”79. Para graficar aún más la heterogeneidad de los radicales cabe destacar que inicialmente fue un diputado de sus propias filas, Justiniano Sotomayor, quien propuso formalmente la creación de un Frente Popular chileno, moción recibida con gran aceptación tanto por muchos radicales, como también por muchos simpatizantes del “Bloque de Izquierda”80, los comunistas81 y varias organizaciones sindicales. 74 Vs. Op. Cit., Torti Solar, Bernardita, página 7. 75 Cabe destacar que Federico Gil señala que hasta el año de 1936, sólo había existido una tentativa por unificar las fuerzas de izquierda, a través de un bloque parlamentario, denominado como “Bloque de Izquierda”, formado por socialistas, democráticos, radical – socialistas y trotskistas, en donde destaca la exclusión de los comunistas stalinistas. El autor destaca que a pesar de que su fuerza era relativa, este bloque entre 1934 y 1935 inició una activa campaña antigubernamental y antinazi. Vs. Op. Cit., Gil, Federico, nota al pie N° 75, página 85. 76 Idem, página 84. 77 Los cuales según Gonzalo Vial eran más afines a la derecha, ya que eran más acomodados, lo cual nos permitiría aventurar, alejándonos de Vial, una conciencia y lealtad “de clase”. Vs. Op. Cit., Vial Correa, Gonzalo, página 230. 79Op. Cit., Gil, Federico, página 85. Armando de Ramón señala al respecto que muchos de los líderes del Partido Radical, por medio de sus intereses económicos, se encontraban fuertemente ligados a la oligarquía nacional y por consiguiente preferían un acercamiento con la derecha política y no con la izquierda, incluso señala este autor, “algunos de sus líderes, entre los cuales estaba Pedro Aguirre Cerda, futuro candidato, llegaron a oponerse a incorporar al partido en el Frente Popular”. Op. Cit., De Ramón, Armando, página 143 - 144. 80Gonzalo Vial se refiere también al “Block de Izquierdas”, aunque en este trabajo se usará el primer concepto. Vs. Op. Cit., Vial Correa, Gonzalo, página 230. 81 Al respecto hay varias interpretaciones sobre si los comunistas estaban o no de acuerdo con participar en el Frente Popular. Se ha visto que para Fernando Gil, los comunistas eran un grupo a los cuales le interesaba mucho participar de esta organización, básicamente por que suponía un frente común contra el nazismo y como un buen pacto política con miras a llegar al poder. Sin embargo, Gonzalo Vial postula que los comunistas en Chile no estuvieron en un primer momento para nada de acuerdo con crear el Frente Popular, ya que por un lado significaba la unión con las fuerzas burguesas y por otro apartarse de la doctrina de Recanbarren, quien había fundado el Partido Comunista en Chile, y que estaba en completo desacuerdo con disciplinarse de manera estricta la Comintern, pero como este murió en 1924 y su doctrina fue abolida por presiones de la Comintern en Chile en 1933, bastó un poco d presión desde Moscú y una misión secreta para convencer a los comunistas locales, para que estos ya en 1934 se convirtieran de la noche a la mañana en los más entusiastas con la idea de crear un Frente Popular. Vs. Op. Cit., Vial Correa, Gonzalo, página 231. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 31
  33. 33. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) Como se ha visto la formación del Frente Popular fue bastante difícil pero necesaria para estos partidos, ya que ninguno por sí sólo tenía posibilidades reales de llegar al poder. En esta unión política, los partidos se reunieron bajo un programa político común, siendo en el mes de Abril de 1938 que durante la Asamblea de Izquierda se designó como candidato presidencial a Pedro Aguirre Cerda, sin duda una prueba de fuego para ver la funcionalidad de este pacto. Pero uno de las grandes problemáticas va a ser “las sospechas y desconfianzas que tanto el Partido Socialista como el Partido Radical tenían de la conducta política de los comunistas”82. Finalmente y a pesar de que como se ha visto su formación no fue fácil, el Frente Popular terminó conformándose como “representantes radicales, comunistas, democráticos, socialistas, radical – socialistas y la Federación Obrera Chilena”83, los cuales organizaron una junta directiva para esta alianza política, actuando de hecho desde 1936 y constituyéndose de manera oficial en 1937, según los datos de Gonzalo Vial84. B) EL FRENTE POPULAR IRRUMPE EN LA POLÍTICA NACIONAL En 1937 el Frente Popular participaba por primera vez en una elección parlamentaria, en la cual mostró todo su potencial electoral, ya que según datos de Fernando Gil85, ganó 10 de entre 25 senadurías y 66 de entre 146 bancas en la Cámara de Diputados. Si bien la derecha logró conservar a duras penas su mayoría en el Congreso, en gran parte esto se debió “al soborno sistemático y a la compra de los votos al por mayor”86. De esta manera el Partido Radical se daba cuenta del futuro que tenía este pacto frentista, y lo más importante, como este era el partido mayor, el más experimentado y el mejor organizado, además de contar con buenos recursos, era el líder incuestionado de este pacto, por lo cual comenzaba a perfilarse como el partido con mayores posibilidades de alzar un candidato a presidente de entre sus filas. Además todos los partidos del Frente Popular, “comprendieron la importancia de designar un candidato que pudiera atraer a una ancha gama de votantes, tanto de clase trabajadora como en la media”87, por lo cual eligieron al radical, Pedro Aguirre Cerda, miembro del ala más También sobre este mismo tema, Armando de Ramón tiene una opinión totalmente distinta, ya que señala que la adopción de la política de organización de frentes populares departe del comunismo internacional, “encontró al Partido Comunista chileno muy bien dispuesto para hacerlo y fomentó, también, la posibilidad de una organización única de los trabajadores chilenos”. Vs. Op., Cit., De Ramón, Armando, página 143. 82 Op. Cit., Torti Solar, Bernardita, página 8. 83 Op. Cit., Gil, Federico, página 85. Según Armando de Ramón, la FOCH, estaba fuertemente ligada al Partido Comunista, y al momento d su creación en 1936, contó con miembros de la Confederación General de Trabajadores, de tendencia anarquista, la Confederación Nacional Sindical de Chile, socialistas y la Asociación de Empleados de Chile, radicales. Vs. Op. Cit., De Ramón, Armando, página 143. 84 Vs. Op. Cit., Vial Correa, Gonzalo, página 231. 85 Vs. Op. Cit., Gil, Federico, página 85. 86 Idem, página 85. 87 Idem, página 85. SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 32
  34. 34. TOPAZE, LA IZQUIERDA Y LOS INICIOS DE LA GUERRA FRÍA EN CHILE BAJO LOS GOBIERNOS RADICALES (1938 – 1952) moderada del partido, como representante del pacto para las venideras elecciones presidenciales, de las cuales finalmente salieron vencedores, con lo cual el Frente Popular, no sólo venía a demostrar que la estrategia de su conformación había sido exitosa, sino también se hacían rápidamente con el poder político en Chile, en momentos en que el mundo se estaba dividiendo a causa de los efectos de la Segunda Guerra Mundial. De esta manera, mientras el Frente Popular alcanzaba un acuerdo que lo llevaría al poder, dentro de la derecha, los liberales y conservadores se decidían a duras penas por Gustavo Ross, quien era ampliamente impopular dentro de los sectores populares, tal y como en numerosas viñetas la revista Topaze. A su vez la derecha tampoco “supo canalizar las aspiraciones de las masas trabajadoras”88, como si so supo hacer el Frente Popular, ya que el programa de gobierno que se postulaba, “apuntaba a un desarrollo socio – económico que iría en beneficio de las grandes masa”89, lo que más tarde se traduciría básicamente en la industrialización del país, en donde el Estado jugaba un rol primordial. Finalmente también surgió una candidatura inesperada por muchos, la de Carlos Ibáñez del Campo, quien había sido expulsado y luego autorizado para regresar al país durante 1937, año en el cual el Partido de Unión Socialista se había conformado para levantar su candidatura. Otra vez más, como prueba de la gran influencia que tenía en el país el contexto internacional, la candidatura de Ibáñez, la cual había levantado un programa de reformas económicas de corte tendiente al liberalismo en el plano económico, “recibió el apoyo del Partido Nazi90 chileno”91. De esta manera, todos los dispares grupos que apoyaban la candidatura de Ibáñez se unieron en la denominada “Alianza Libertadora Popular”92, la cual intentó lograr el apoyo de ciertos grupos de izquierda93, 88 Op. Cit., Torti Solar, Bernardita, página 9. 89 Idem, página 9. 90 Cabe recordar que Carlos Ibáñez regresó de su exilio (este se da en 1931 luego de la gran presión social producto de la crisis generalizada que vivía el país, ante ello, hay autores que señalan que se auto - exilia en Argentina, otros que fue obligado prácticamente a irse del país y otros que simplemente se arrancó producto del grave estado del país) y se presentó como candidato en las elecciones presidenciales de 1938. Fue apoyado por el Partido Nacional Socialista (Partido Nazi de Chile), pero en medio de la campaña, el 5 de Septiembre, se produjo un intento de golpe de Estado que terminó con la matanza del Seguro Obrero, lo que significó el fin de la candidatura de Ibáñez, quien renunció y entregó su apoyo al Frente Popular. 91 Op. Cit., Gil, Federico, página 86. 92La “Alianza Libertadora Popular” o “Alianza Popular Libertadora”, nace básicamente como un mecanismo para dar apoyo a la candidatura de Carlos Ibáñez del Campo, para lo cual se funda el 4 de Junio de 1938. Cabe destacar que como señala Germán Urzúa, “en 1939 sufre una escisión por el sector que antes perteneciera al Partido Unión Socialista, surgiendo entonces el Partido Nacional Ibañista”. Vs. Urzúa Valenzuela, Germán. “Los Partido Políticos Chilenos. Las Fuerzas Políticas. Ensayo de Insurgencia Política en Chile”, Editorial Jurídica de Chile, Santiago de Chile, 1968, página 85. 93 Aquí podemos encontrar algo realmente interesante. Si bien podemos constatar que la “Alianza Libertadora Popular”, ciertamente no era un grupo formado por la izquierda, si se pueden encontrar ciertos elementos que nos lleven a concluir que de una u otra forma, su discurso se pensó en parte y orientó a captar ciertos votos de la izquierda que estaba descontenta con el Frente Popular (como se vio anteriormente los comunistas en un principio no estuvieron de acuerdo con la organización del Frente Popular, y el que se incorporaran tiene que ver más que nada con las órdenes emanadas desde la Unión Soviética, más que con un interés interno, por lo cual es lógico pensar que muchos comunistas se podían tentar con alguna candidatura que precisamente no fuera la del SEMINARIO DE SÁTIRA POLÍTICA EN CHILE 33

×