MATERIA: PSICOLOGIA
BULIMIA NERVIOSA
Causas
Síntomas
Tratamientos
Integrantes:
• Agüero, Agostina
• Contreras, Nicolás
• P...
● Predisposición genética a desórdenes de la alimentación
● Influencia de la moda
● Influencia de los medios de comunicaci...
ingesta de alimentos, exagerando la preocupación por el peso, finalizando con grandes
atracones, acompañado de gran culpa....
por ejemplo en una fiesta o celebración. “Un periodo corto de tiempo” re refiere a un
tiempo limitado, como máximo dos hor...
● Preocupación exagerada por la figura y el peso corporal. Las bulímicas están
continuamente obsesionadas por su aspecto y...
-expresa el Dr. Olkies “las representantes del sexo femenino están sometidas a una gran
presión para satisfacer cierto ide...
familia que lo pone en un lugar de poca valorización y poca capacidad para satisfacer
las necesidades familiares; y todo p...
paciente bulímica se parece a la anorexia, que también le suele tener miedo a la
madurez y a la independencia. Pero muchas...
A) Explicar al paciente el modelo cognitivo e ir clarificándolo a lo largo de las
sesiones.
B) Monitorizar la alimentación...
monoaminooxidasa, que destruye los neurotransmisores en el cerebro una vez que
cumplen su función. Cuando la acción de est...
CONCLUSIÓN:
La aparición de esta enfermedad tiene como raíces tanto a factores psíquicos,
como familiares, sociales, bioló...
BIBLIOGRAFÍA:
• http://www.medicinayprevencion.con/bulimia/bulimia.htm
• http://www.dmedicina.com/enfermedades/psiquiatric...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Bulimia nerviosa: causas, sintomas y tratamientos desde el punto de vista psicologico

1.190 visualizaciones

Publicado el

los errores de espacio que se ven se solucionan si es descargado

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.190
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
22
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Bulimia nerviosa: causas, sintomas y tratamientos desde el punto de vista psicologico

  1. 1. MATERIA: PSICOLOGIA BULIMIA NERVIOSA Causas Síntomas Tratamientos Integrantes: • Agüero, Agostina • Contreras, Nicolás • Pucharras, Marylin • Veliz, Gonzalo • Zarzosa, María Emilia Profesora: • Carolina E. Chavarría ÍNDICE: INTRODUCCIÓN I. ¿QUÉ ES LA BULIMIA NERVIOSA? II. CARACTERÍSTICAS DE LA BULIMIA III. ¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS? IV. CAUSAS DEL ATRACÓN (según pacientes bulímicas) V. FACTORES QUE PREDISPONEN LA APARICIÓN DE LA BULIMIA
  2. 2. ● Predisposición genética a desórdenes de la alimentación ● Influencia de la moda ● Influencia de los medios de comunicación ● Factores familiares y de personalidad VI. CÓMO SE ADQUIERE EL TRASTORNO DE BULIMIA NERVIOSA • Factores que inciden en el Desarrollo de la enfermedad • Características de las pacientes VII. TRATAMIENTOS • Terapia cognitivo-conductual • Terapia cognitivo-conductual de Fairburn. • Tratamiento farmacológico CONCLUSIÓN BIBLIOGRAFÍA INTRODUCCIÓN: En los últimos treinta años se ha producido un cambio en el ideal de belleza. Las mujeres gustan delgadas, lánguidas, y como si esto fuera poco, con el cuerpo bien trabajado por una rutina diaria de gimnasia, algo poco real si pensamos que las modelos de televisión no son del tipo común de mujer. La presión en el mundo occidental para acatar los valores estéticos, impuestos por una sociedad que condena el sobrepeso como insano, bombardea desde los medios de comunicación y alerta a la población de esta nueva fórmula para obtener éxito. La delgadez, aparece como sinónimo de salud y juventud. Por lo que la cantidad de personas afectadas por trastornos de la alimentación como la bulimia nerviosa aumenta cada año en forma desmesurada. La mayoría de las personas perjudicadas son mujeres adolescentes, aunque cada vez es mayor la frecuencia en hombres y adultos, sin dejar de lado que el diagnóstico de bulimia es cada vez a edades más tempranas, en la población más joven quienes tienen una imagen desvirtuada del cuerpo. El trastorno suele aparecer de manera solapada, y con ello no tan solo afecta a quien la padece sino también con ello, altera el núcleo primario de donde pertenece el enfermo, en síntesis una conflictiva en cadena, la que comienza a aparecer a la vista, generalmente, cuando el problema ya está instalado, alterando de forma dramática la Página 2
  3. 3. ingesta de alimentos, exagerando la preocupación por el peso, finalizando con grandes atracones, acompañado de gran culpa. Pareciera ser que existe una relación directa entre las personas que se someten a dietas y el riesgo de padecer bulimia nerviosa, debido a las repercusiones físicas y psíquicas de la desnutrición. Una enfermedad que va socavando paulatinamente al enfermo y que sin duda tiene impacto en la personalidad de quien la sufre, un indicador de lo anterior es la baja autoestima, sensación de incompetencia social y necesidad de aprobación, además de ser demasiado inseguro al enfrentar situaciones sociales. I.¿QUÉ ES LA BULIMIA NERVIOSA? La bulimia nerviosa es un trastorno de la ingesta de los alimentos, “se hace referencia a un conjunto consistente de síntomas entre los cuales destaca la preocupación por el peso y forma corporal, la pérdida de control sobre la ingesta y la adopción de estrategias que contrarrestaren los efectos engordantes de sus síntomas bulímicos”. La persona que padece bulimia siente una necesidad imperiosa de por ingerir grandes cantidades de comidas, generalmente de elevado contenido calórico. Luego que termina de comer, al sujeto le invaden fuertes sentimientos de auto repulsión y culpa. Ello le induce a mitigar los efectos mediante la autoinducción del vomito (insertándose uno o más dedos o un tipo de utensilio en la boca y la garganta), utilizando medicamentos, mediante enemas, laxantes o diuréticos, con ayuno o ejercicio excesivo (esto hará que rápidamente se agoten sus cuerpos de vitaminas y minerales que requiere para ser saludable), entre otras estrategias. Las principales características se centran en atracones y en métodos inapropiados para evitar la ganancia de peso. También, en la forma en la que ellos mismos se evalúan al verse al espejo en su silueta y peso corporal. Un atracón es la ingestión de una cantidad de comida mayor a la normal en un periodo corto de tiempo. El clínico debe tener en cuenta el contexto del atracón como Página 3
  4. 4. por ejemplo en una fiesta o celebración. “Un periodo corto de tiempo” re refiere a un tiempo limitado, como máximo dos horas. II.CARACTERÍSTICAS DE LA BULIMIA Conductas patológicas: preocupación constante de la comida. Atracones, forma de comer compulsiva, comer a escondidas. Miedo a engordar. Evitar el hecho de ir a restaurantes, fiestas donde se vea socialmente obligado a comer. Vómitos auto provocados, abuso de laxantes y/o diuréticos. Uso de medicamentos adelgazantes, regímenes rigurosos y rígidos. Abuso de edulcorantes. Signos fisiológicos: engrosamiento de las glándulas del cuello. Pequeñas roturas vasculares en mejillas y debajo de los ojos. Garganta irritada. Fatiga y dolores musculares. Inexplicable pérdida de piezas dentarias. Oscilaciones en el peso(de 5 a 10kg.) Cambio de actitudes: cambio de carácter. Severa autocrítica, necesidad de recibir la aprobación de los demás. Cambios de autoestima en relación al peso corporal. Los individuos con bulimia consumen una mayor cantidad de calorías en comidas que los que no tienen bulimia, pero la proporción de proteínas, ácidos grasos e hidratos de carbono es similar. Los individuos con este trastorno se sienten avergonzados y lo hacen a escondidas o lo más disimulado posible. Los atracones pueden durar hasta que el individuo sienta dolor. Los estados de ánimo son bajos, son estresantes, el hambre genera una dieta estricta o los sentimientos referidos a su peso y la silueta pueden crear este tipo de conducta. Los atracones generan una sensación de falta de control. El individuo se puede excitar en el momento del atracón en especial al inicio de la enfermedad. A medida que se desarrolla la enfermedad los individuos ya no pierden el control sino que alteran el control, como la dificultad para evitarlos o acabarlos a los atracones. Otra característica son los métodos inapropiados para evitar la ganancia de peso. Muchos individuos utilizan el método de provocarse vomito para intentar compensar los atracones. Los efectos que produce son inmediatos, hace desaparecer le malestar físico y disminuye el miedo a ganar peso. III.¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS? Los enfermos pueden estar sin comer varios días, o realizar trabajos físicos forzosos, en un intento de eliminar el alimento ingerido durante los atracones. Algunos individuos toman hormonas tiroideas con el fin de no ganar peso. Las personas con diabetes mellitus y bulimia nerviosa pueden aumentar o disminuir la dosis de insulina con el fin de reducir el metabolismo de los alimentos ingeridos durante los atracones. Los individuos con este trastorno se concentran mucho en el peso y la silueta, estos factores influyen mucho en el autoestima de cada uno. Estos individuos pueden usar muchas técnicas para provocar el vómito, pueden ser con los dedos o con diversos instrumentos. Los enfermos también pueden vomitar a voluntad sin necesidad de provocarlo. Los síntomas más recurrentes en los sujetos que padecen bulimia son: ● Episodios recurrentes de atracones de comida. ● Una sensación de pérdida del autodominio durante los atracones de comida. ● El uso regular de vomito inducido, laxantes o diuréticos, dieta estricta, o ejercicio muy energético para evitar el aumento de peso. ● Un mínimo de dos episodios de atracón de comida a la semana durante al menos tras meses. Página 4
  5. 5. ● Preocupación exagerada por la figura y el peso corporal. Las bulímicas están continuamente obsesionadas por su aspecto y trabajan duro para ser lo más atractiva posibles, porque se ven diferentes. ● Exageración del tamaño y los defectos corporales. ● Creciente rigidez de pensamientos y abandono de las actividades normales. Los trastornos de ingesta pueden persistir durante años. Cuanto más temprano comienzan y cuanto mayor es su duración, más aislada se vuelve la enferma a medida que se repliega en el pequeño mundo de rituales y obsesiones que desarrolla con respecto a la comida. En los casos más graves, la paciente puede satisfacer su hambre nada más que con pensamientos y proyectos acerca de la comida: la próxima comida, el próximo atracón, la próxima tanda de ejercicios. ● Antecedentes de dietas frecuentes. Estudios sobre bulimia ha revelado que casi todas las personas que desarrollan bulimia han realizado frecuentes intentos de controlar su peso. ● Síntomas de depresión. Incluyen pensamientos melancólicos o pesimistas, ideas recurrentes de suicidio, escasa capacidad de concentración o irritabilidad creciente. ● Mantenimiento de al menos un estándar normal mínimo de peso. A diferencia de las anorexias, las bulímicas no tienen una figura demacrada que las traicione. I.CAUSAS DEL ATRACÓN (según pacientes bulímicas) Muchas bulímicas se atracan cuando se sienten tensas, ansiosas o infelices. Algunas dicen que comen cuando no pueden dormir. Muchas veces se atracan en respuesta a sentimientos reprimidos de incapacidad, cólera o decepción, incapaces de expresar sus sentimientos de manera directa, cuando sienten que o tienen control sobre sus vidas o las de otros, sofocan sus sentimientos con comida. Muchas bulímicas dicen que el impulso de atracarse es provocado por desaires o frustraciones intrascendentes, rechazo o confrontación, además de ansiedad o desilusión. Otras dicen que el deseo de atracarse aumenta cuando están preocupadas. Y algunas dicen que sienten pánico antes de comer y que el ritual de atracón-purga alivia ese pánico. Algunas, obsesionadas por el deseo de ser delgadas, sienten culpa después de comer algo, incluso si lo han hecho con moderación. Junto con las sustancias que usan para mantenerse delgadas también pueden abusar de sustancias químicas que alteran el ánimo, como sedantes, anfetaminas, cocaína, alcohol y narcóticos. II.FACTORES QUE PREDISPONEN LA APARICIÓN DE LA BULIMIA ● Predisposición genética a desórdenes de la alimentación Hay suficiente evidencias para afirmar que los desórdenes de la conducta alimentaria (anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y obesidad) poseen un componente que corresponde a la herencia, además de otros componentes externos tales como las influencias sociales, familiares, profesionales, etc. Las predisposiciones genéticas son producidas por condiciones adversas de una alimentación inadecuada y por el estrés. En las hermanas de pacientes con bulimia nerviosa o anorexia nerviosa se observó que en un 30% de los casos pueden llegar a padecerla. ● Influencia de la moda Según las estadísticas, el noventa por ciento de quienes padecen anorexia y bulimia son mujeres de temprana edad -entre los 12 y los 25 años- dentro del sistema educativo, entre el 15 y el 20 por ciento presentan desordenes de la alimentación. “Desde muy jóvenes Página 5
  6. 6. -expresa el Dr. Olkies “las representantes del sexo femenino están sometidas a una gran presión para satisfacer cierto ideal de belleza que la moda impone con rigor y sin consideraciones. Para los varones esto ocurre en menor medida”. Esta especie de dictadura de la moda exige máxima delgadez, la cual debe ser alcanzada sin reparar en los costos. Desde la pantalla y las revistas desfilan diariamente los máximos exponentes del “genero”. Si te encuentras entre ellos estas IN, en caso contrario, pasa a formar parte de los OUT. ● Influencia de los medios de comunicación También contribuyen los medios de comunicación con la publicidad de prendas de vestir, cosméticos etc. y la presencia de estrellas del espectáculo y modelos de moda que lleva a muchas mujeres a pensar “si ella tiene ese aspecto yo también lo tendré (a cualquier precio, aún el de la propia salud). En esta sociedad de consumo donde el modelo de delgadez se vende como un producto más y siempre como sinónimo de éxito, las jóvenes reciben otro mensaje contradictorio que promueve el consumo de alimentos: “fast food”, gaseosas, golosinas, cada vez más tentadores pero de poco valor nutritivo y de alto valor engordante. Víctima de todos estos mensajes la joven queda en muchos casos atrapada en esta trampa que le tiende la cultura reinante. El entorno familiar, la presión del grupo de pares, el rol de la mujer en la sociedad y determinados rasgos de personalidad contribuyen a que algunas personas estén más en riesgo. ● Factores familiares y de personalidad La familia juega aquí un papel muy importante, a veces el exceso de proteccionismo deja poca iniciativa al individuo, de manera que no se educa a los hijos para saber enfrentarse a la vida, fomentando por contra la falta de habilidades para tomar decisiones progresivamente más importantes. Por otro lado a veces la propia sociedad en que vivimos nos lleva a un nivel de exigencias desmedidas. Las madres son descriptas de un modo que puede ser contradictorio, por un lado se nos aparece como un personaje fuerte, rígido, dominante, pero al mismo tiempo poco cálido. Por otro lado se revela la importancia de manifestaciones de tipo depresivas en un alto porcentaje de estas madres donde las amenazas y tentativas de suicidio aparecen con frecuencia, en más de un 60% de las pacientes tratadas hemos notado que en los primeros años de su desarrollo evolutivo éste estado depresivo materno impidió esa empatía necesaria entre la niña y su madre, especialmente en el período de lactancia. Esta contradicción es sólo aparente, ya que su posición dominante y rígida de carácter encubren a una madre deprimida, que se percibe a sí misma como débil, desbordada y desvalorizada. Dentro de este grupo de madres es frecuente observar como ellas sobrevaloran en los primeros años de vida a su hija para luego constituirse como madres “abandónicas” incapaces de reconocer y valorar el mundo emocional y afectivo de la niña, se sienten frustradas cuando estas no logran todo el esplendor social esperado; se crea así un vinculo de dependencia donde la madre le hace tomar a la niña sus necesidades como propias. Cuando la paciente avanza en su tratamiento comienza a exponerse el carácter agresivo de la madre debido a que la joven lentamente se aparta del rol esperado por ella, destruyendo de algún modo la relación idealizada y ambivalente que mantenía con su madre. En una segunda etapa se concentra el rol paterno, el cual se demuestra ausente y no expresa autoridad alguna, se mantiene excluido de la vida familiar; es importante ver en los meses anteriores al desencadenamiento de la sintomatología anoréxica como el estado del padre que da indicios de depresión por un cambio en su rol dentro de la Página 6
  7. 7. familia que lo pone en un lugar de poca valorización y poca capacidad para satisfacer las necesidades familiares; y todo parece ser un modelo constante. Su identidad está muy mal asegurada y especialmente en su identificación femenina, presenta actitudes de gran aislamiento de forma defensiva, hasta actitudes de seducción hacia su hija, esta relación padre-hija se presenta correlacionada con la psicopatología de la paciente, mucha seducción paterna, mucha histeria relacionada con la bulimia y vómitos, y el padre se aísla aún mas y eso da un mayor porcentaje de anorexia y esquizofrenias. En resumen, se trata de una familia convencional que por conveniencia social ocultan sus verdaderas apariencias unidas a un funcionamiento patológico, evitan conflictos que puedan afectar a su apariencia perfecta. I.CÓMO SE ADQUIERE EL TRASTORNO DE BULIMIA NERVIOSA La conducta alimentaria es la reacción global a los alimentos. A lo largo de la historia de la humanidad diferentes situaciones han desviado la conducta alimentaria determinando trastornos. El Hombre ha sufrido hambrunas a través de los tiempos. A partir de la revolución industrial y de las actuales técnicas agropecuarias, una buena parte de la población mundial cuenta con una disponibilidad de alimentos. Pero, cuando el ser humano parecía estar beneficiándose con el progreso, aparecieron los factores culturales y personales que condujeron al cambio del concepto del “cuerpo ideal” de la sociedad. Él, hasta ese momento, apreciado cuerpo excedido de carnes como sinónimo de salud y poder económico, fue sustituido por un cuerpo delgado, pero tan delgado hasta que llega a la enfermedad. La pelea por bajar de peso, sin la supervisión médica, no repara en la consecuencia sobre la salud de ciertas prácticas y se deja influenciar por los semanarios de moda, programas de TV, gimnasios, obesos recuperados y cuanta persona haya encontrado en las personas excesivamente preocupadas por el peso, una fuente de ingresos. A este problema socio-cultural, se le suma la dinámica familiar y ciertos rasgos de personalidad configurando una posibilidad de desarrollar severos trastornos alimentarios. Se desarrollan entre los trastornos alimenticios, diferentes entidades clínicas:  Factores que inciden en el Desarrollo de la enfermedad • Antecedentes en uno de los dos padres. La lucha de un padre frente a un problema de peso puede crear una futura paciente a tener miedo que le suceda lo mismo. • Una madre sobreprotectora o bastante afectuosa, y un padre distante. Las pacientes anhelaban una relación con su padre al tener una estrecha, quizás demasiada, relación con su madre. Algunas de estas mujeres terminaron con su matrimonio y luego se volvieron personas desilusionadas y deprimidas. Algunas de estas mujeres pudieron haber proyectado sus sueños a sus hijas, en tanto que otras las alentaron a seguir una carrera exitosa y trabajaron para mantenerlos. Sin embargo varios terapeutas, afirman que el padre estaba relativamente no implicado con su hija, en especial después de entrara en la pubertad.  Características de las pacientes Los rasgos que caracterizan a una persona a desarrollar bulimia son: • Tergiversación de emociones y estados internos como el hambre. Varias pacientes afirman que no pueden decir cuando sienten hambre; otras sientes sentimientos de ansiedad, cólera o excitación por hambre. • Miedo a la madurez de crecer biológica y emocionalmente. En este momento la Página 7
  8. 8. paciente bulímica se parece a la anorexia, que también le suele tener miedo a la madurez y a la independencia. Pero muchas bulímicas tienen un buen trabajo y una vida social estable hasta que su enfermedad es muy avanzada, y a menudo tiene relaciones sexuales pero no con relaciones estables. • Una vida sentimental caótica. El abuso de sustancias y un deseo de gratificación inmediata pueden reflejar la vida de una bulímica, de manera que no es de sorprenderse si sus hábitos de comida son turbulentos. • Estar a dieta o antecedentes personales de obesidad. Ya sabemos que la dieta es a causa de atracones. A esto se les debe añadir que muchas de las personas bulímicas eran obesas antes del comienzo de su enfermedad. Una mujer que haya sufrido las indignidades que una persona obesa puede soportar le creara un alto interés en permanecer delgada, cualquier sea el coste físico y emocional. Muchas personas demuestran su conducta bulímica a partir del momento en el que empiezan a pelear por perder peso, y luego se cansan de las dietas y empiezan con los atracones y vómitos. • Preocupación en el “cómo se ven”. Muchas bulímicas compiten con otras mujeres en su aspecto. I.TRATAMIENTOS  Terapia cognitivo-conductual La terapia conductista cognitiva, es una de las más eficaces, ya que combina los mejores aspectos de la psicoterapia tradicional y la modificación de la conducta. Este método requiere conocimiento y desafió de las conductas y pensamientos autodestructivos, seguido de apropiados cambios en la conducta. De esta manera la paciente trabaja simultáneamente en las motivaciones interiores y las motivaciones exteriores. La terapia implica los siguientes pasos: • Intensificar el conocimiento de la paciente de sus propios patrones de pensamiento. • Enseñar a reconocer la conexión entre ciertos sentimientos, los pensamientos autodestructivos y la conducta de la ingesta trastornada. • Examinar la validez de ciertos pensamientos o creencias. • Sustituir las creencias erróneas por ideas más apropiadas. • Cambiar gradualmente las suposiciones fundamentales que subyacen en el desarrollo de los trastornos de la ingesta. La terapia cognitivo-conductual ha recibido y continua recibiendo una atención considerable de los medios académicos, de los usuarios, de los servicios e incluso de las instituciones sociales encargadas de velar por la salud psicológica. Todo ello, a su vez, eleve mucho la credibilidad estos modelos teóricos.  Terapia cognitivo-conductual de Fairburn. Fairburn divide su terapia en 3 etapas, cuyas pautas básicas resumimos seguidamente: • PRIMERA ETAPA: Suele durar 8 sesiones con una entrevista semanal. Se llevan a cabo las siguientes tareas. Página 8
  9. 9. A) Explicar al paciente el modelo cognitivo e ir clarificándolo a lo largo de las sesiones. B) Monitorizar la alimentación mediante un registro diario que incluye: todas las ingestas, las purgas, las circunstancias en que surgen los atracones o purgas y los pensamientos relacionados con estas conductas. Estos registros se revisan después en cada sesión. C) Pesarse semanalmente anotándolo en el registro y analizando en la sesión sus reacciones ante cualquier cambio. D) Proporcionar información sobre: 1) el peso corporal y su regulación, 2) las consecuencias físicas adversas derivadas del atracón, el vómito auto inducido y los laxantes 3) la relativa ineficacia de los vómitos y las purgas como método para controlar el peso 4) los efectos negativos de hacer dieta. Después se le pide que resuma, a su manera, la información proporcionada para asegurarnos de que la ha comprendido. E) Prescribir un patrón de alimentación regular, de forma que no haya más de 3 o 4 horas de intervalo entre una comida y otra y permanecer sin ingerir alimentos entre ellas. Para ayudarle a conseguirlo se aconsejan las siguientes medidas de control de estímulos: 1) no realizar ninguna otra actividad durante las comidas, 2) comer siempre en el mismo lugar de la casa, 3) limitar la cantidad de alimentos disponibles mientras come, 4) dejar algo de comida en el plato, 5) tirar los alimentos sobrantes de forma que no pueda volver después a comérselos, 6) limitar la exposición a comidas peligrosas, 7) planificar la compra y la lista de la compra haciéndolas después de comer, cuando no tenga hambre, 8) ir a la compra con el dinero justo, 9) comprar preferentemente alimentos que necesiten preparación para que no puedan ser tomados directamente, sin cocinarlos, 10) evitar en lo posible cocinar para otros o estar en contacto con alimentos de fácil ingesta (por ejemplo, trabajar en pastelerías). F) Consejos acerca del vómito. Explicarle sus consecuencias y recordarle que si deja de tener atracones será muy poco probable que continúe vomitando porque se rompe uno de los círculos viciosos que mantiene este trastorno. Pedirle que intente dejarlos y que no ceda al atracón apoyándose en la idea de que después vomitará.  Tratamiento farmacológico En la Bulimia hay algunos medicamentos que ayudan a prevenir los atracones. Sin embargo se considera que estos trastornos además de ser tratados por medicación deben seguir al apoyo nutricional y la psicoterapia. Antes de recetar algún medicamento, los pacientes deben ser sometidos a un riguroso chequeo físico que incluya un examen de hígado, corazón y riñón. No debe utilizarse ningún medicamento en caso de embarazo. No obstante, tambien se han usado antidepresivos en el tratamiento de los trastornos de la ingesta como la bulimia y la anorexia. Los antidepresivos influyen en los neurotransmisores y ayudan a retransmitir mensajes a través del cerebro. Los pacientes pueden pasar varias semanas sin experimentar efectos terapéuticos, pero si pueden padecer efectos secundarios como somnolencia, boca seca, estreñimiento y baja presión arterial. Las medicaciones toman su nombre del hecho de que inhiben la acción de la enzima Página 9
  10. 10. monoaminooxidasa, que destruye los neurotransmisores en el cerebro una vez que cumplen su función. Cuando la acción de esta enzima es inhibida, los neurotransmisores se mantienen y se cree que ayudan a aliviar los síntomas de depresión y trastornos de la ingesta. En ocasiones se producen hemorragias intracraneales cuando se toman simultáneamente anfetaminas e inhibidores. Esto tambien es peligroso cuando los inhibidores se toman junto con píldoras para el resfrío o la alergia de venta libre que contienen efedrina que tambien se encuentra en píldoras de dieta de venta libre. Las pacientes que toman inhibidores deben evitar las comidas que contengan el aminoácido Tiamina, puesto que este puede interactuar con los medicamentos y producir una peligrosa subida de presión arterial. Algunos antidepresivos disminuyen los atracones, tambien parece ayudar a que las pacientes con estos trastornos estén en remisión hasta diecinueve meses. No obstante existen riesgos de efectos secundarios como afecciones de la piel y trastornos del tracto digestivo entre otros. CARBONATO DE LITIO, el mecanismo de acción de este medicamento aún se desconoce, pero se ha demostrado que induce a aumentar de peso, reducir la frecuencia de los episodios bulímicos y realzar el estado anímico. Entre los efectos secundarios más comunes se encuentra la náusea, que puede disminuir tomando el litio después de las comidas. CARBOHIDRATO DE FLUOXETINA, se usan en pacientes bulímicas para resistir el deseo a atracarse. Pero se dieron casos de suicidio. Luego de una investigación se determinó que el medicamento en dosis precisas y bajo supervisión, es un medicamento seguro. Página 10
  11. 11. CONCLUSIÓN: La aparición de esta enfermedad tiene como raíces tanto a factores psíquicos, como familiares, sociales, biológicos y personales. Se da principalmente en mujeres jóvenes de entre 12 y 25 años de edad. Los síntomas pueden ser resumidos en: • Frecuentes atracones realizados por diversas motivos • Exagerada preocupación por el peso y la forma corporal • Implementación de estrategias que contrarresten a los atracones Hay diversos tratamientos para curar esta enfermedad, pero siempre deben ser acompañados por la familia de la paciente, la cual debe de apoyarla para salir de esta enfermedad. Si la enfermedad está en un nivel avanzado, será muy difícil lograr la recuperación total de la paciente. Página 11
  12. 12. BIBLIOGRAFÍA: • http://www.medicinayprevencion.con/bulimia/bulimia.htm • http://www.dmedicina.com/enfermedades/psiquiatricas/bulimia • http://www.nlm.nih.gov/medicineplus/spanish/ency/article/000341.htm • http://es.wikipedia.org/wiki/Bulimia • http://www.buenastareas.com/ensayos/Monografia-Bulimia/669884.html • http://www.buenastareas.com/ensayos/Monografia-De- Bulimia_y_Anorexia/88778.html Página 12

×