Instituto para la Enseñanza Cristiana
Departamento de Educación del Adventistas del Séptimo Día
HACIA UN PARADIGMA ADVENTI...
INTRODUCCION
Esta presentación sugiere un nuevo paradigma para la psicología de los adventistas del
séptimo día. El términ...
adventistas, nuestro estudio sobre la naturaleza humana está basada en las declaraciones de los
textos bíblicos. La antrop...
B. Antropología del Nuevo Testamento.
No solo el pensamiento Platónico o el secular griego, si no el pensamiento hebreo y ...
El quien creo la mene y ordeno sus leyes provistas para su desarrollo de acuerdo con ellas
(MCP, 1997, p. 10).
Los siete p...
 Una perspectiva metahumanista trasciende el punto de vista humanista. Un modelo
metahumanista toma en cuenta el ser comp...
conocimiento, que será aceptado científicamente. El método científico es el método hipotético-
deductivo.
El método de una...
6. El pilar Neocognitivista
Mi perspectiva cognitivista que propongo emerge de un paradigma con postulaciones y
presuncion...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en Psicología

474 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
474
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
59
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en Psicología

  1. 1. Instituto para la Enseñanza Cristiana Departamento de Educación del Adventistas del Séptimo Día HACIA UN PARADIGMA ADVENTISTA EN PSICOLOGIA Por Robert Ouro, Ph. D. Profesor Departamento Universidad Aventista de ‘River Plate’ Entre Rios, Argentina 299-97 Instituto para la Enseñanza Cristaiana 12501 Old Columbia Pike Silver Spring, MD 20904 USA Preparado por el 20vo Seminario Internacional de la Fe y el Aprendizaje en Loma Linda University Loma Linda, California – Junio 16-27, 1997
  2. 2. INTRODUCCION Esta presentación sugiere un nuevo paradigma para la psicología de los adventistas del séptimo día. El término ‘paradigma’ es definido como un ancho y comprendido modelo, un prototipo o ejemplo que influencia críticamente el desarrollo de una disciplina científica. Escribiendo en 1970 Thomas Kuhn expandió esta definición. (Científico americano y epistemólogo que estudiaba la naturaleza y los fundamentos del conocimiento con referencia a sus límites y validez.) Concluyo que un paradigma “se constituye por la constelación entera de creencias, valores y técnicas que comparten los miembros de una comunidad” (p. 175 [énfasis agregado]). Ciertos paradigmas presuposicionales subyacen a cualquier disciplina científica ya determinada. En su fundación esa perspectiva de la ciencia es caracterizada por el hecho de que como científicos nosotros no compartimos solo el método científico en nuestros campos; también compartimos ciertas asunciones-ciertos fundamentales, incuestionables, y conceptuales estructuras. Estas asunciones determinan nuestros métodos, sugieren los problemas que escogemos para estudiar, y guían nuestras opiniones. Nuestras asunciones definen nuestra realidad informando nuestra vista de la integridad del humano; y lo que son los motivos, posibilidades, y limites humanos. Nuestros paradigmas presuposicionales son la tierra que nutren nuestras teorías, investigaciones y prácticas. Un paradigma en el campo de la psicología es el conjunto amplio, concepciones generales de la realidad y naturaleza del humano; los métodos, que deben ser empleados en alcanzar el estudio de la psicología; y las formas legitimas en las que un problema científico puede ser investigado. Dentro de la estructura de los métodos e información en el campo de la psicología, hipótesis o teorías no son meramente discutidas. ¡La psicología es una ciencia en la que los específicos y fundamentos de varios paradigmas conflictivos son fuertemente debatidos! Por esto, la verdadera concepción del mundo y de la naturaleza humana es un problema. El objetivo de mi investigación era: Establecer precisa y claramente como los dos, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, antropología bíblica Adventista, se relaciona al origen de la humanidad; Desarrollar un paradigma en que basar la psicología en el que descansara la concepción del humano que es revelada en las Escrituras y en los escritos de Elena G. de White; y proponer una psicología nueva, que emerja de este paradigma Adventista que incluya la previamente mencionada vista antropológica bíblica Adventista. I. UNA VISTA DE LA ANTROPOLOGIA BIBILICA ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA El significado etimológico de antropología es “ciencia de los seres humanos; especialmente: el estudio de seres humanos en relación con distribución, origen, clasificación, y relación…” (Nuevo Noveno Diccionario Colegial de Webster). De la información revelada en la Biblia, la teología adventista ha elaborado sus propias respuestas a preguntas sobre la humanidad. Como
  3. 3. adventistas, nuestro estudio sobre la naturaleza humana está basada en las declaraciones de los textos bíblicos. La antropología bíblica es el intento de los seres humanos para entenderse a sí mismos en relación con Dios por medio de su revelación. La Biblia tiene su propia “antropología revelada” un concepto de la humanidad que ha estado por mucho tiempo en la tradición hebrea y en el primer siglo los cristianos la pensaban: fundación fundamental la que la antropología bíblica se construía en Génesis 1-3 y en Romanos 1-5. La responsabilidad ética del hombre, hombre y mujer, esta apuntado en Génesis 3, encarando la alternativa entre comer o no “del árbol del conocimiento entre el bien y el mal” (Gen. 2:9). El conocimiento en el pensamiento hebreo no es una apreciación intelectual de la realidad, pero una experiencia de esa realidad. Hasta e momento de la prohibición de Dios (Gen. 2:17) y la decisión, el hombre solo “sabe” el bien. Pero la mujer y el hombre no usaron bien su libre albedrío y sufrieron las consecuencias detalladas en Génesis 3 y en Romanos 1-5. Esto produjo una modificación de la original naturaleza humana, que era buena. El hecho de que no solo sabían el bien si no también el mal produjo efectos en la naturaleza humana y en la mente. Elena G. de White los señala en su libro Educación, p.25: “Por medio de la mezcla del bien con el mal, su mente se confundió, sus poderes mentales y espirituales se adormecieron. Ya no podían apreciar el bien que Dios les había otorgado” (énfasis agregado). De ese momento en adelante, el ser humano no será bueno por naturaleza, como es creído en la psicología humanista-existencial. Pero la naturaleza humano es caracterizada por der hibrida, una mezcla de lo bueno y lo malo, bondad y maldad. Esto constituye su mente, personalidad, comportamiento, relaciones humanas e interacciones con el ambiente. Un análisis detallado de la terminología y teología hebrea en el Antiguo y Nuevo testamento revela una estructura de la antropología monista y holística. (El monista ve al ser humano como una completa e indisoluble unidad, el alma y el espíritu no tienen existencia separada durante la vida ni después de la muerte.) Esta vista del ser humano como una unidad está en abierta oposición a la tradicional dualista perspectiva. Al dualismo no solo le falta una visión bíblica; también tiene influencias de los escritos de Platón. La antropología filosófica de Platón ha traído confusión e incomprensión en la visión antropológica cristiana. La perspectiva del dualismo griego y el tipo dualismo cristiano que vino más tarde están fundados en una cosmovisión de la naturaleza de los seres humanos, que difiere radicalmente de la perspectiva antropológica bíblica. A. La antropología del Antiguo Testamento La unidad de mente y cuerpo en el pensamiento hebreo es evidente en el hecho de que la razón, los sentimientos, y las emociones están relacionadas a órganos específicos del cuerpo; funciones mentales no están separadas del cuerpo físico. Varias funciones fisiológicas son atribuidas a los ojos, oídos, boca, huesos, etc. La fisiología bíblica es monista; presenta al ser humano como una unidad indivisible; el alma o espíritu no están separados del cuerpo.
  4. 4. B. Antropología del Nuevo Testamento. No solo el pensamiento Platónico o el secular griego, si no el pensamiento hebreo y la lingüística del Antiguo Testamento son la base para el pensamiento griego y la terminología del Nuevo Testamento. Un extenso análisis de palabras referidas a los seres humanos en el griego del Nuevo Testamento revela exactamente lo que se ha citado en la antropología del Antiguo Testamento: el Nuevo Testamento usa varias palabras intercambiables para referirse a la persona en completo. Cada uno de estos términos describe a una persona completa pero desde una perspectiva diferente (como describir diferentes caras de una joya). En conclusión, en mi investigación, se vuelve claro para mí que la antropología del Nuevo Testamento se conforma de la antropología del Antiguo Testamento: un ser humano es una unidad indivisible. II. UN PARADIGMA, MODELO Y PSICOLGIA ADVENTISTA A falta de espacio, no puedo desarrollar varios paradigmas psicológicos, que están completamente explicados en el libro que he publicado sobre este tema. Aun así, consideraciones específicas serán dadas a la propuesta de un paradigma para una psicología Adventista. Presentando este paradigma, usare la siguiente metodología:  Presentare una teoría de en la que se basa la fundación de pilares establecidos. Estos pilares constituyen las básicas postulaciones de la cosmovisión de la psicología en el que este paradigma Adventista de la psicología está basada.  Construido en este paradigma, debo establecer el “Modelo Bio-Psico-Espiritual y Social” ()  Los pilares fundamentales de los cuatro modelos básicos están primeramente en la biblia, después en los escritos de Elena G. de White  Finalmente, presentare una nueva psicología, la cual emerge del paradigma de una psicología adventista y del Modelo bio-psico-espiritual y social. Yo llamo a esta nueva psicología adventista Psicología Neocognitiva. A. Paradigma de una Psicología Adventista: Un paradigma de Siete pilares Los siete pilares del paradigma para una psicología adventista deriva de las declaraciones fundamentales como estas, que encontramos en los escritos de las Escrituras y en los de Elena G. de White: “Dios es Espíritu” (Juan 4:24). El Dios no creo para vivir como seres racionales en una relación espiritual con el: “Ven ahora y razonemos juntos.” (Isa. 1:18). Pero Él nos quiere más que solo una relación basada en la razón. Nos creó para que seamos seres sociales: Somos para amar al Señor nuestro Dios con todo nuestro corazón, mente, alma, y fuerza, y otros mientras nos amamos a nosotros mismos; aún mas, estamos para amar a Jesús como él nos amó a nosotros (Juan 15:12). Elena G. de White nos recuerda que el Creador ordeno las leyes de la mente.
  5. 5. El quien creo la mene y ordeno sus leyes provistas para su desarrollo de acuerdo con ellas (MCP, 1997, p. 10). Los siete pirales de las columnas del paradigma para una psicología Adventista son: 1. El pilar creacionista Mi primera asunción, el primer pilar o la columna fundamental de este paradigma de la psicología Adventista, está basada en la perspectiva creacionista. El creacionismo está clara y abiertamente en oposición a la perspectiva evolucionista. Por más de un siglo, la evolución ha sido la incuestionable asunción de la mayoría de los científicos, por supuesto ahora incluyendo a los científicos y practicantes en el campo de la psicología. Para establecer este pilar fundamental debemos definir y examinar los fundamentos de la creación bíblica (Gen 1-2). Nosotros como adventistas creemos esto, basados en la Biblia y los escritos de Elena G. de White. ¿Pero es la verdad del creacionismo evidente para alguien más? Evidencia clara apoyando el pilar creacionista puede ser en contra en le propuesta de B.R. Neufeld (1974) que habla del desarrollo de la Teoría General de la Creación. El pilar creacionista de este paradigma adventista psicológico está basado en las postulaciones de Neufeld; aun así, las he adaptado, donde es necesario, a la ciencia de la psicología y para nuestro tema de estudio: desarrollando un paradigma psicológico adventista. 2. El pilar monista Filósofos antiguos creían que el cuerpo y la mente eran entidades separadas. Esta creencia es llamada dualismo, hoy aquellos que hacen investigaciones en mi campo de especialidad, los psicobiologos proponen un enfoque empírico, práctico y monista en el estudio de la mente humana. El monismo es la creencia de que la realidad consiste de un todo unido; y por esto la mente es un fenómeno producido por el funcionamiento del cuerpo, especialmente uno de estos órganos, el cerebro. Lo que llamamos “mente”, dicen los psicobiologos, es una consecuencia o producto de la función del cuerpo y su interacción con el ambiente. Cuando el funcionamiento del cuerpo (particularmente del sistema nervioso) es completamente entendido, entonces, dice el psicobiologo monista, el problema de como la mente se relaciona con el cuerpo será resuelto. Cuando entendemos la biología, la bioquímica, y la psicología lo suficientemente bien, podremos explicar como percibimos, pensamos, recordamos, y comportamos. 3. Pilar Metahumanista EL paradigma humanista en la psicología contemporánea enfatiza:  La importancia de las decisiones personales  Que escoger implica responsabilidad personal  Que la experiencia personal y lo que significa para el individuo son las bases para la personalidad y el comportamiento.  La necesidad de crecimiento, conocimiento y satisfacción personal son necesarios para la realización del potencial humano. La psicología humanista señala estas necesidades como los motivos del comportamiento humano y sus cambios. El paradigma metahumanista que propongo está basado en las siguientes presunciones:
  6. 6.  Una perspectiva metahumanista trasciende el punto de vista humanista. Un modelo metahumanista toma en cuenta el ser completo y toda su vida. Favorece un desarrollo físico, mental, y espiritual en armonía con las capacidades espirituales para el presente, futuro y por la eternidad.  El conocimiento humano y el desarrollo de las capacidades humanas llegan a su más alto nivel en el conocimiento de Dios.  Una relación personal con Dios es su método para alcanzar el desarrollo humano.  Para alcanzar el desarrollo más alto de todas nuestras capacidades significa que la imagen de Dios debe ser restaurada en el ser completo.  El principal objetivo del paradigma metehumanista es el modelo bíblico de redención: Dios restaura la imagen del creador y promueve el desarrollo del cuerpo, mente y espíritu.  Algo básico para el completo desarrollo del humano es aceptar responsabilidad personal para tomar decisiones morales libres; ejercitar el poder de la decisión; escoger esforzarnos para cooperar con Dios.  El paradigma metahumanista fomenta el desarrollo de los seres humanos que son capaces de pensar y decidir sin conductas dependientes o co-dependientes y que pueden controlar circunstancias y no ser controlados por ellas; los seres humanos que tienen mente abierta y un pensamiento claro, que tienen el coraje para defender sus ideas y creencias, los que tienen fuerza de carácter y personalidades saludables y una conducta sabia. 4. El pilar Semi-naturalista Actualmente, muchas áreas de la ciencia están basadas en un paradigma llamado naturalismo. Comenzando en el siglo siete, con influencias del racionalismo Cartesiano y el empirismo Ingles, hubo un rápido alejamiento de la creencia en lo supernatural. Este cambio llego a las costas de una nueva posición filosófica, una que atentaba explicar todo lo que existe en un universo físico y en la mente humana por medio de las leyes de la naturaleza. Esto sigue prevaleciendo en las ciencias modernas, que aceptan y asumen solo esas hipótesis que no implican acción divina en la historia o interacción con la mente humana. El semi-naturalismo que propongo asume que el proceso de la naturaleza y de la mente humana operan de acuerdo a las leyes de la naturaleza. Las cosas vivientes y los procesos físicos son como maquinas, en el sentido de que podemos descubrir cómo trabajan y que leyes gobiernan su estructura y funcionamiento. “Semi-naturalismo” científicos que aceptan este paradigma pueden trabajar y pensar como científicos naturalistas, pero aceptan la posibilidad de que un inteligente ser supremo ha intervenido y continua interviniendo en las mentes de los seres humanos y en las vidas de todo el planeta tierra. El creador intervino particularmente en el origen de la vida humana y todas las formas de vida en la tierra, y el establecimiento de las leyes biológicas y psicobiologicas que gobiernan su salud y bienestar. 5. El pilar Experimentalista Hoy, el estudio de la psicología generalmente adopta la perspectiva y metodología de la ciencia natural y social. El método de investigación comúnmente usado en la psicología científica es una forma particular y sistemática para incremente conocimiento científico. Etimológicamente, la palabra método significa con una forma. El método científico nos enseña la forma de acumular
  7. 7. conocimiento, que será aceptado científicamente. El método científico es el método hipotético- deductivo. El método de una ciencia empírica tiene dos tipos de conocimiento: conocimiento empírico y conocimiento racional. El componente racional es el método en que consisten las ciencias empíricas de formular una hipótesis y deducir conclusiones. Este método de las ciencias empíricas, y de la psicología empírica, es llamado método hipotético-deductivo. El método hipotético- deductivo tiene cinco pasos: a. Observación b. Formular Hipótesis c. Colectar información d. Deducir conclusiones, y e. Verificación. En psicología, usualmente se usan tres métodos de verificación. Son el experimental, correlacional, y el observacional” 1) El método experimental El método experimental es generalmente el método más usado en las ciencias naturales (ciencias como física y química). La psicología se volvió una ciencia cuando comenzó a aplicar el método experimental. EL método experimental implica tres principales presunciones: Casualidad: Hay una relación entre causa y efecto. Manipulación experimental, Las variables deben ser controladas por el control: condiciones deben ser controladas. 2) El método correlacional Los psicólogos quieren estudiar no solo las variables que pueden ser manipuladas y controladas si no también “construcciones hipotéticas”. Las construcciones incluyen, por ejemplo, inteligencia o algún factor de la personalidad (como el neuroticismo) en la que la mayoría de las variables no pueden ser manipuladas. En casos donde la relación entre las dos variables se sabe que existe pero no puede ser encontrada, la función que los relaciona no puede ser identificada, se usa la correlación. La correlación es una proporción matemática, que indica hasta donde pueden variar dos variables; sin embargo, decir que hay una correlación entre dos variables no indica que una causo la otra. La correlación no muestra casualidad. 3) El método observacional Hay situaciones en las que ni la verificación experimental ni la verificación correlacional son adecuadas para el tema de la investigación. Entonces es necesario usar el método observacional. Por ejemplo, si se quiere estudiar el comportamiento de una persona en el salón de clases o en la sociedad o en un ambiente familiar, el método de estudio para escoger es la observación sistemática o controlada del comportamiento.
  8. 8. 6. El pilar Neocognitivista Mi perspectiva cognitivista que propongo emerge de un paradigma con postulaciones y presunciones diferentes al paradigma del cognitivismo contemporáneo o psicología cognitiva. “Neocongnitivismo” está fundado en las postulaciones y presunciones del paradigma psicológico adventista propuesta; particularmente en el creacionista. Pilares Metahumanista y Semi-naturalista. Estos mismos tres postulados (que son parte del largamente propuesto paradigma psicológico adventista) desde un nuevo paradigma en la psicología científica, una que llamo psicología neocognitiva. La psicología neocognitiva que propongo describe y explica los procesos básicos neocognitivos de precepción, pensamientos, motivos, creencias y atribuciones.

×