Un ex peluquero escocés, de 41 años,   es acusado hoy  por  EE.UU.  de haber perpetrado el mayor asalto informático de tod...
<ul><li>Gracias a estos conocimientos, ingresó  a  la compañía   de telecomunicaciones Corporate Business Technology, pero...
<ul><li>The  Times señala  que  fue descubierto cuando intentaba descargar fotos de la Agencia Espacial norteamericana, qu...
<ul><li>Enrique Mafla, PhD en Ciencias de la Computación,  dice que esta es una técnica antigua, con la cual es factible a...
<ul><li>Este escocés  fue toda su vida un apasionado por las películas de   ciencia ficción, pero  sobre todo, las de extr...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

p2

329 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
329
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

p2

  1. 1. Un ex peluquero escocés, de 41 años,   es acusado hoy  por  EE.UU.  de haber perpetrado el mayor asalto informático de todos los tiempos a un sistema militar.   Su nombre es Gary MacKinnon, pero se hacía llamar  Solo.  Desde su  computadora, instalada en su casa, ingresó de forma ilegal a  computadoras y bases de datos del Pentágono, la NASA, el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea. Está acusado de  ‘hackear’ 100 sitios gubernamentales y militares. La semana pasada, solicitó ser juzgado en su país, Inglaterra, y no en EE.UU., donde  enfrentaría  70 años de cárcel. Como muchos ‘hackers’, el escocés  fue un autodidacta. Tuvo su primera computadora a los 14 años y un año  después    desarrolló por sí solo  sus primeros programas de cómputo. La informática lo obsesionaba. Según el diario The Times, este ‘hacker’   dejó el colegio  a los  17 años y comenzó a trabajar como peluquero. Después   se matriculó en un curso de informática y consiguió   un título que le permitió  trabajar    como administrador de redes informáticas.
  2. 2. <ul><li>Gracias a estos conocimientos, ingresó  a  la compañía   de telecomunicaciones Corporate Business Technology, pero renunció pronto, porque le resultaba demasiado aburrido. En  2001, cuando estaba desempleado y pasaba los días en su  vivienda,  en el  barrio londinense de Wood Green, se entretenía buscando fallas  de seguridad en redes informáticas.  Según  el diario   The Guardian, desde este lugar ejecutó la mayoría de sus ataques, bajo el apodo Solo. Hoy McKinnon está acusado de la mayor operación de ciberpiratería en la historia militar de Estados Unidos. Enfrenta un juicio y posterior condena en este país, donde podría pasar el resto de su vida en prisión. La semana pasada,  este británico perdió  todos los recursos presentados desde que fue detenido hace seis años, incluido el de última instancia en la Cámara de los Lores. </li></ul><ul><li>En un último intento por evitar la extradición, apeló al Director de la Fiscalía Pública de Gran Bretaña tras declararse culpable por el abuso en el uso de    las computadoras. Admite que ingresó en las redes de comunicación secretas de la NASA, pero niega   que tuviera    malas intenciones. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>The  Times señala  que  fue descubierto cuando intentaba descargar fotos de la Agencia Espacial norteamericana, que él consideraba   que fueron manipuladas para ocultar la existencia de vida extraterrestre. Gary McKinnon siempre sintió una fascinación por los ovnis y estaba convencido de que el Gobierno estadounidense   ocultaba información sobre ellos.   Sus   acciones  lo llevaron a ser detenido por Scotland Yard hace siete años.  Al principio, esperaba    ser juzgado en el Reino Unido y condenado como máximo a tres o cuatro años de prisión. Sin embargo, Estados Unidos  decidió presentar cargos contra él. La administración Bush estimó que los daños provocados por la intromisión en más de USD  un millón. Para el  fiscal Paul McNulty,   Gary McKinnon es responsable del mayor caso de ‘hackeo’ militar de la historia y por ello, lo llaman  el ‘hacker’ del Pentágono.  Para ingresar a los sistemas,  empleó un mecanismo denominado puerta trasera (‘back door’)   que facilita el acceso a las computadoras. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Enrique Mafla, PhD en Ciencias de la Computación,  dice que esta es una técnica antigua, con la cual es factible abrir una ‘puerta’ de ingreso que no es legítima para que el ‘hacker’ acceda a la red informática de una determinada organización. David Cisneros,  ingeniero informático, dice que  ‘back door’   es una parte especial dentro del código de programación a través del cual un programador puede entrar o salir de un programa en caso de cualquier emergencia. “Hay personas que  saben mucho de   programación y con un poco de investigación pueden descubrir estas puertas  para ingresar a un  sistema   y extraer    información”. Pero este escocés no solo aplicó sus conocimientos, también  usó un programa gratuito disponible en Internet para   tomar el control a distancia de una  o más computadoras.  </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Este escocés  fue toda su vida un apasionado por las películas de   ciencia ficción, pero  sobre todo, las de extraterrestres. Su afición se reforzó  por las historias que le contaba el esposo de su madre sobre el pueblo de Bonnybridge, considerado  la capital mundial de los platos voladores. Tanto le interesaba  el tema de los extraterrestres que es    miembro de la Asociación Británica para el Estudio de los Ovnis desde los 15 años, y pertenece a la generación de ‘hackers’ que resultó deslumbrada por la película ‘Juegos de guerra’. En sus declaraciones, afirmó que halló una lista de nombres de naves que no figuran en ningún catálogo oficial de la Marina, listadas bajo el título Oficiales No Terrestres. También aseguró  que vio una foto de un ovni  con forma de cigarro   y  que los militares han fabricado un sistema  basado en la antigravedad. </li></ul>

×