Prehistoria de la Química <ul><li>Grecia: los elementos </li></ul><ul><li>Hacia el año 600 a. de C., el sutil e inteligent...
<ul><li>En resumen, fueron los primeros que –según nuestras noticias- se enfrentaron con lo que ahora llamamos  teoría quí...
<ul><li>Tales fue un filósofo griego nacido en Mileto (Jonia), región situada en el Egeo, la costa oeste de lo que ahora e...
<ul><li>¿Puede cualquier sustancia transformarse en otra mediante un determinado número de pasos, de tal manera que todas ...
<ul><li>Para Tales la respuesta a la última cuestión era afirmativa, porque de esta manera podía introducirse en el Univer...
<ul><li>Tales decidió que este elemento era el agua.  </li></ul><ul><li>De todas las sustancias, el agua es la que parece ...
<ul><li>La tesis de Tales sobre la existencia de un elemento a partir del cual se formaron todas las sustancias encontró m...
<ul><li>En el siglo siguiente a Tales, el pensamiento astronómico llegó poco a poco a la conclusión de que el cielo que ro...
<ul><li>Los griegos no aceptaban la noción de vacío y por tanto no creían que en el espacio que hay entre la Tierra y el d...
<ul><li>Tal pudo haber sido el razonamiento que llevó a Anaxímenes, también de Mileto, a la conclusión, hacia 570 a. de C....
<ul><li>Por otra parte, el filósofo Heráclito (aproximadamente 540-475 a. de C.) de la vecina ciudad de Efeso, tomó un cam...
<ul><li>Resulta fácil sonreír ante estas primitivas teorías, pero en realidad las ideas legadas por Grecia eran bastante p...
<ul><li>La situación es muy semejante a la imaginada por Anaxímenes.  </li></ul><ul><li>Y la idea que Heráclito tenía sobr...
<ul><li>Durante  la época de Anaxímenes los persas invadieron las costas jónicas.  </li></ul><ul><li>Tras el fracaso de un...
<ul><li>Empédocles (aproximadamente 490-430 a. de C.), nacido en Sicilia, fue un destacado discípulo de Pitágoras, que tam...
<ul><li>Pero, ¿por qué un solo elemento?  </li></ul><ul><li>¿Y si fueran cuatro?  </li></ul><ul><li>Podían ser el fuego de...
<ul><li>La cosmología alquímica incorporó los «cuatro elementos» de Aristóteles junto con las equivalencias terrestres y c...
<ul><li>Aristóteles (384-322 a. de C.), el más influyente de los filósofos griegos, aceptó esta doctrina de los  cuatro el...
<ul><li>Aristóteles concibió los elementos como combinaciones de dos pares de propiedades opuestas: frío y calor, humedad ...
<ul><li>Sobre este esquema avanzó todavía un paso más al afirmar que cada elemento tiene una serie de propiedades específi...
<ul><li>Aristóteles supuso que los cielos deberían estar formados por un quinto elemento, que llamó «éter» (término que pr...
<ul><li>Esta teoría de los cuatro elementos impulsó el pensamiento de los hombres durante dos mil años. </li></ul><ul><li>...
<ul><li>En cuanto al «quinto elemento» (éter), se vio transformado por la lengua latina en la  quintaesencia , y cuando ha...
Prehistoria de la Química <ul><li>Grecia:   Los átomos. </li></ul><ul><li>Otro importante tema de discusión que encontró u...
<ul><li>El jonio  Leucipo  (aproximadamente 450 a. de C.) parece que fue el primero en poner en tela de juicio la suposici...
<ul><li>Su discípulo  Demócrito  (aproximadamente 470-380 a. de C.), residente en Abdera, ciudad al norte del Egeo, contin...
<ul><li>Demócrito  supuso que los átomos de cada elemento eran diferentes en tamaño y forma, y que eran estas diferencias ...
<ul><li>Todo esto tiene para nosotros un indudable aire de modernidad, pero no debe olvidarse que Demócrito no apeló a la ...
<ul><li>Para muchos filósofos, y especialmente para Aristóteles, la idea de una partícula de materia no divisible en otras...
<ul><li>Sin embargo, el atomismo nunca murió del todo.  </li></ul><ul><li>Epicuro  (342-270 a. de C.) lo incorporó a su lí...
<ul><li>En cualquier caso, mientras que los trabajos de Demócrito y Epicuro caducaron, quedando apenas unas pocas citas su...
<ul><li>La Alquimia: Alejandría. </li></ul><ul><li>En la época de Aristóteles, Alejandro Magno de Macedonia (un reino situ...
<ul><li>Ptolomeo, uno de los generales de Alejandro, estableció un reino en Egipto, cuya capital fue la ciudad de Alejandr...
<ul><li>La maestría egipcia en la Química aplicada se unió y fundió con la teoría griega, pero esta fusión no fue totalmen...
<ul><li>Los griegos, impresionados por la altura de los conocimientos de los egipcios, identificaron a Thot y aceptaron un...
<ul><li>Como el arte de  khemeia  aparecía tan estrechamente relacionado con la religión, el pueblo llano temía a menudo d...
<ul><li>El astrólogo con su inquietante conocimiento del futuro, el químico con su aterradora habilidad para alterar las s...
<ul><li>Los destinatarios de estos recelos no solían mostrarse resentidos, sino que con frecuencia se prosperaban, conscie...
<ul><li>Este respeto o recelo popular impulsó a los practicantes de la  khemeia  a redactar sus escritos mediante simbolis...
<ul><li>Pareció atractivo emparejarlos, y llegó un momento en que el oro se designaba comúnmente como «el Sol», la plata c...
<ul><li>El mercurio debe su actual nombre al planeta Mercurio.  </li></ul><ul><li>El verdadero nombre antiguo era  hydrarg...
<ul><li>En segundo lugar, permitió que charlatanes y engañadores –contando con la obscuridad del lenguaje- se presentaran ...
<ul><li>La teoría de los cuatro elementos consideraba que las diferentes sustancias del Universo diferían únicamente en la...
<ul><li>Realmente parecía razonable pensar que todos los elementos eran intercambiables entre sí. </li></ul><ul><li>Aparen...
<ul><li>Una piedra rojiza podía convertirse en hierro gris a través de un procedimiento que aún no se había descubierto en...
<ul><li>A través de los siglos muchos químicos se esforzaron honradamente en hallar el medio de producir oro.  </li></ul><...
<ul><li>Aunque Bolos en sus escritos da aparentemente detalles o técnicas para la obtención del oro, no podemos realmente ...
<ul><li>Durante la dominación romana el arte de la  khemeia  entró en declive, junto con la decadencia general del conocim...
<ul><li>Por ejemplo, hacia el año 300 d. de C. un tratadista nacido en Egipto, Zósimo, escribió una enciclopedia en 28 vol...
<ul><li>Para ser exactos, se puede encontrar ocasionalmente un pasaje con alguna novedad, como la que parece referirse al ...
<ul><li>La muerte final sobrevino a causa del miedo.  </li></ul><ul><li>El emperador Diocleciano temía que la  khemeia  pe...
<ul><li>Otra razón es que, con el nacimiento de la Cristiandad, el «pensamiento pagano» cayó en desgracia.  </li></ul><ul>...
<ul><li>El arte de la  khemeia , por su estrecha relación con la religión del antiguo Egipto, se hizo particularmente sosp...
<ul><li>Los cristianos ortodoxos de Constantinopla persiguieron a los nestorianos, algunos de los cuales huyeron hacia el ...
<ul><li>La Alquimia y los árabes. </li></ul><ul><li>En el siglo VII los árabes entraron en escena.  </li></ul><ul><li>Hast...
<ul><li>Fue especialmente en Persia donde los árabes encontraron los restos de la tradición científica griega, ante la que...
<ul><li>En el año 670 d. de C., cuando sitiaron Constantinopla (la mayor y más poderosa ciudad cristiana), fueron derrotad...
<ul><li>En árabe  khemeia  se convirtió en  al-kimiya , siendo  al  el prefijo correspondiente a «la».  </li></ul><ul><li>...
<ul><li>Entre los años 300 y 1100 d. de C. la historia de la Química en Europa es prácticamente un vacío.  </li></ul><ul><...
<ul><li>La alquimia árabe rindió sus mejores frutos en los comienzos de su dominación.  </li></ul><ul><li>Así, el más capa...
<ul><li>Describió el cloruro de amonio y enseñó cómo preparar albayalde (carbonato de plomo).  </li></ul><ul><li>Destiló v...
<ul><li>Sin embargo, la mayor influencia de Jabir reside en sus estudios relacionados con la transmutación de los metales....
<ul><li>Por su parte, el azufre poseía la notable propiedad de ser combustible (y además poseía el color amarillo del oro)...
<ul><li>La antigua tradición sostenía que esta substancia activadora de la transmutación era un polvo seco. </li></ul><ul>...
<ul><li>Recordemos que todavía en 1800, un «filósofo» era lo que ahora llamamos un «científico». </li></ul><ul><li>El sorp...
<ul><li>En efecto, durante los siglos posteriores, la alquimia se desarrolló según dos vías paralelas principales: una min...
<ul><li>Seguidor de Jabir, y poseedor de análogos conocimientos y reputación, fue el alquimista persa Al Razi (aproximadam...
<ul><li>Al Razi se interesó más por la medicina que Jabir, y esto dio origen a los aspectos médicos de la alquimia, que co...
<ul><li>El despertar de Europa. </li></ul><ul><li>La ciencia árabe declinó rápidamente después de Avicena.  </li></ul><ul>...
<ul><li>Los europeos occidentales tuvieron su primer contacto íntimo y más o menos pacífico con el mundo islámico como res...
<ul><li>En este mismo período, los cristianos españoles iban reconquistando gradualmente el territorio que habían perdido ...
<ul><li>A pesar de la relativa aversión a manejar los trabajos de aquellos que parecían enemigos mortales e irreconciliabl...
<ul><li>El escolástico inglés Robert de Chester figura entre los primeros que tradujeron una obra árabe de alquimia al lat...
<ul><li>Así, pues, a partir de 1200 aproximadamente los escolásticos europeos pudieron asimilar los hallazgos alquimistas ...
<ul><li>Alberto Magno describió el arsénico con tanta claridad en el transcurso de sus experimentos de alquimia, que en oc...
<ul><li>Bacon intentó escribir una enciclopedia universal del saber, y en sus escritos se encuentra la primera descripción...
<ul><li>Fue el primer símbolo del progreso tecnológico que condujo a los ejércitos europeos a conquistar otros continentes...
<ul><li>Estos escritos están profundamente apoyados en la idea de la transmutación, y se ha supuesto incluso (por tradició...
<ul><li>Pero el más importante de los alquimistas medievales no se conoce por su nombre, ya que escribió con el seudónimo ...
<ul><li>Fue el primero en describir el ácido sulfúrico, la sustancia simple más importante de las utilizadas por la indust...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Prehistoria de la Química [Parte II]

26.177 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
26.177
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
84
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Prehistoria de la Química [Parte II]

  1. 1. Prehistoria de la Química <ul><li>Grecia: los elementos </li></ul><ul><li>Hacia el año 600 a. de C., el sutil e inteligente pueblo griego dirigía su atención hacia la naturaleza del Universo y la estructura de los materiales que lo componían. </li></ul><ul><li>Los eruditos griegos o «filósofos» (amantes de la sabiduría) estaban más interesados en el «por qué» de las cosas que en la tecnología y las profesiones manuales. </li></ul>
  2. 2. <ul><li>En resumen, fueron los primeros que –según nuestras noticias- se enfrentaron con lo que ahora llamamos teoría química. </li></ul><ul><li>El primer teórico fue Tales (aproximadamente 640-546 a. de C.). </li></ul><ul><li>Quizá existieron griegos anteriores a Tales, e incluso otros hombres anteriores a los griegos, capaces de meditar correcta y profundamente sobre el significado de los cambios en la naturaleza de la materia, pero ni sus nombres ni su pensamiento han llegado hasta nosotros. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>Tales fue un filósofo griego nacido en Mileto (Jonia), región situada en el Egeo, la costa oeste de lo que ahora es Turquía. Tales debió plantearse la siguiente cuestión: si una sustancia puede transformarse en otra, como un trozo de mineral azulado puede transformarse en cobre rojo, ¿Cuál es la naturaleza de la sustancia? ¿Es de piedra o de cobre? ¿O quizás es de ambas cosas a la vez? </li></ul>
  4. 4. <ul><li>¿Puede cualquier sustancia transformarse en otra mediante un determinado número de pasos, de tal manera que todas las sustancias no serian sino diferentes aspectos de una materia básica? </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Para Tales la respuesta a la última cuestión era afirmativa, porque de esta manera podía introducirse en el Universo un orden y una simplicidad básica. </li></ul><ul><li>Quedaba entonces por decidir cuál era esa materia básica o elemento. </li></ul><ul><li>«Elemento» es un vocablo latino de origen incierto. Los griegos no lo utilizaron, pero es tan importante en la Química Moderna que no hay manera de evitar su empleo, incluso al referirse a Grecia </li></ul>
  6. 6. <ul><li>Tales decidió que este elemento era el agua. </li></ul><ul><li>De todas las sustancias, el agua es la que parece encontrarse en mayor cantidad. </li></ul><ul><li>El agua rodea a la Tierra; impregna la atmósfera en forma de vapor; corre a través de los continentes, y la vida es imposible sin ella. </li></ul><ul><li>La Tierra, según Tales, era un disco plano cubierto por la semiesfera celeste y flotando en un océano infinito. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>La tesis de Tales sobre la existencia de un elemento a partir del cual se formaron todas las sustancias encontró mucha aceptación entre los filósofos posteriores. </li></ul><ul><li>No así, sin embargo, el que este elemento tuviera que ser el agua. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>En el siglo siguiente a Tales, el pensamiento astronómico llegó poco a poco a la conclusión de que el cielo que rodea a la Tierra no es una semiesfera, sino una esfera completa. </li></ul><ul><li>La Tierra, también esférica, estaba suspendida en el centro de la cavidad formada por la esfera celeste. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>Los griegos no aceptaban la noción de vacío y por tanto no creían que en el espacio que hay entre la Tierra y el distante cielo pudiera no haber nada. </li></ul><ul><li>Y como en la parte de este espacio que el hombre conocía había aire, parecía razonable suponer que también lo hubiese en el resto. </li></ul>
  10. 10. <ul><li>Tal pudo haber sido el razonamiento que llevó a Anaxímenes, también de Mileto, a la conclusión, hacia 570 a. de C., de que el aire era el elemento constituyente del Universo. </li></ul><ul><li>Postuló que el aire se comprimía al acercarse al centro, formando así las sustancias más densas, como el agua y la tierra. </li></ul>
  11. 11. <ul><li>Por otra parte, el filósofo Heráclito (aproximadamente 540-475 a. de C.) de la vecina ciudad de Efeso, tomó un camino diferente. </li></ul><ul><li>Si lo que caracteriza al Universo es el cambio, hay que buscar un elemento en el que el cambio sea lo más notable. </li></ul><ul><li>Esta sustancia, para él, debería ser el fuego, en continua mutación, siempre diferente a sí mismo. </li></ul><ul><li>La fogosidad, el ardor, presidían todos los cambios. </li></ul>
  12. 12. <ul><li>Resulta fácil sonreír ante estas primitivas teorías, pero en realidad las ideas legadas por Grecia eran bastante profundas. </li></ul><ul><li>Probemos a sustituir los términos «aire», «agua», «tierra» y «fuego» por los muy similares de «gas», «líquido», «sólido» y «energía». </li></ul><ul><li>Los gases pueden volverse líquidos al enfriarse, y sólidos si el enfriamiento continúa. </li></ul>
  13. 13. <ul><li>La situación es muy semejante a la imaginada por Anaxímenes. </li></ul><ul><li>Y la idea que Heráclito tenía sobre el fuego resulta muy parecida a la que ahora se tiene sobre la energía: agente y consecuencia de las reacciones químicas. </li></ul>
  14. 14. <ul><li>Durante la época de Anaxímenes los persas invadieron las costas jónicas. </li></ul><ul><li>Tras el fracaso de un intento de resistencia, el dominio persa se volvió más opresivo, y la tradición científica entró en decadencia; pero antes de derrumbarse, los emigrantes jonios trasladaron esta tradición más al oeste. </li></ul><ul><li>Pitágoras de Samos (aproximadamente 582-497 a. de C.), natural de una isla no perteneciente a Jonia, abandonó Samos en el 529 a. de C. para trasladarse al sur de Italia, donde se dedicó a la enseñanza. </li></ul>
  15. 15. <ul><li>Empédocles (aproximadamente 490-430 a. de C.), nacido en Sicilia, fue un destacado discípulo de Pitágoras, que también trabajó en torno al problema de cuál es el elemento a partir del que se formó el Universo. </li></ul><ul><li>Las teorías propuestas por sus predecesores de la escuela jónica lo pusieron en un compromiso, porque no veía de qué manera iba a decidirse por una u otra. </li></ul>
  16. 16. <ul><li>Pero, ¿por qué un solo elemento? </li></ul><ul><li>¿Y si fueran cuatro? </li></ul><ul><li>Podían ser el fuego de Heráclito, el aire de Anaxímenes, el agua de Tales y la tierra, que añadió el propio Empédocles. </li></ul>
  17. 17. <ul><li>La cosmología alquímica incorporó los «cuatro elementos» de Aristóteles junto con las equivalencias terrestres y celestes, haciendo corresponder los mismos símbolos a los planetas y a los metales. </li></ul><ul><li>Este grabado es original de Robert Fludd (1574-1637), que dio la espalda al espíritu científico de su época y se lanzó a la búsqueda de lo oculto. </li></ul>
  18. 18. <ul><li>Aristóteles (384-322 a. de C.), el más influyente de los filósofos griegos, aceptó esta doctrina de los cuatro elementos. </li></ul><ul><li>No consideró que los elementos fuesen las mismas sustancias que les daban nombre. </li></ul><ul><li>Es decir, no pensaba que el agua que podemos tocar y sentir fuese realmente el elemento «agua»; simplemente es la sustancia real más estrechamente relacionada con dicho elemento. </li></ul>
  19. 19. <ul><li>Aristóteles concibió los elementos como combinaciones de dos pares de propiedades opuestas: frío y calor, humedad y sequedad. </li></ul><ul><li>Las propiedades opuestas no podían combinarse entre sí. </li></ul><ul><li>De este modo se forman cuatro posibles parejas distintas, cada una de las cuales dará origen a un elemento: calor y sequedad originan el fuego; calor y humedad, el aire; frío y sequedad, la tierra; frío y humedad, el agua. </li></ul>
  20. 20. <ul><li>Sobre este esquema avanzó todavía un paso más al afirmar que cada elemento tiene una serie de propiedades específicas que le son innatas. </li></ul><ul><li>Así, es propio de la tierra el caer, mientras que en la naturaleza del fuego está el elevarse. </li></ul><ul><li>Sin embargo, los cuerpos celestes presentaban características de las sustancias de la Tierra. </li></ul><ul><li>En lugar de elevarse o caer, estos cuerpos daban la impresión de girar en círculos inalterables alrededor de la Tierra. </li></ul>
  21. 21. <ul><li>Aristóteles supuso que los cielos deberían estar formados por un quinto elemento, que llamó «éter» (término que proviene de una palabra que significa «resplandecer», ya que lo más característico de los cuerpos celestes es su luminosidad). </li></ul><ul><li>Como los cielos no parecían cambiar nunca, Aristóteles consideró al éter como perfecto, eterno e incorruptible, lo que lo hacía muy distinto de los cuatro elementos imperfectos de la tierra. </li></ul>
  22. 22. <ul><li>Esta teoría de los cuatro elementos impulsó el pensamiento de los hombres durante dos mil años. </li></ul><ul><li>Si bien ahora está ya muerta, al menos en lo que a la ciencia se refiere, todavía subsiste en el lenguaje corriente. </li></ul><ul><li>Por ejemplo, hablamos de la «furia de los elementos» cuando queremos expresar que el viento (aire) y las nubes (agua) se manifiestan violentamente por efecto de la tormenta. </li></ul>
  23. 23. <ul><li>En cuanto al «quinto elemento» (éter), se vio transformado por la lengua latina en la quintaesencia , y cuando hablamos de la «quintaesencia» de algo, queriendo indicar que se encuentra en el estado más puro y concentrado posible, estamos en realidad invocando la perfección aristotélica. </li></ul>
  24. 24. Prehistoria de la Química <ul><li>Grecia: Los átomos. </li></ul><ul><li>Otro importante tema de discusión que encontró un amplio desarrollo entre los filósofos griegos fue el debate sobre la divisibilidad de la materia. </li></ul><ul><li>Los trozos de una piedra partida en dos, incluso reducida a polvo, siguen siendo piedra, y cada uno de los fragmentos resultantes puede volver a dividirse. </li></ul><ul><li>Estas divisiones y subdivisiones ¿pueden continuar indefinidamente? </li></ul>
  25. 25. <ul><li>El jonio Leucipo (aproximadamente 450 a. de C.) parece que fue el primero en poner en tela de juicio la suposición aparentemente natural que afirma que cualquier trozo de materia, por muy pequeño que sea, siempre puede dividirse en otros trozos aún más pequeños. </li></ul><ul><li>Leucipo mantenía que finalmente una de las partículas obtenidas podía ser tan pequeño que ya no pudiera seguir dividiéndose. </li></ul>
  26. 26. <ul><li>Su discípulo Demócrito (aproximadamente 470-380 a. de C.), residente en Abdera, ciudad al norte del Egeo, continuó en esta línea de pensamiento. </li></ul><ul><li>Llamó átomos , que significa «indivisible», a las partículas que habían alcanzado el menor tamaño posible. </li></ul><ul><li>Esta doctrina, que defiende que la materia está formada por pequeñas partículas y que no es indefinidamente divisible, se llama atomismo . </li></ul>
  27. 27. <ul><li>Demócrito supuso que los átomos de cada elemento eran diferentes en tamaño y forma, y que eran estas diferencias las que conferían a los elementos sus distintas propiedades. </li></ul><ul><li>Las sustancias reales, que podemos ver y tocar, están compuestas de mezclas de átomos de diferentes elementos, y una sustancia puede transformarse en otra alterando la naturaleza de la mezcla. </li></ul>
  28. 28. <ul><li>Todo esto tiene para nosotros un indudable aire de modernidad, pero no debe olvidarse que Demócrito no apeló a la experimentación para corroborar sus afirmaciones. </li></ul><ul><li>Los filósofos griegos no hacían experimentos, sino que llegaban a sus conclusiones argumentando a partir de los «primeros principios». </li></ul>
  29. 29. <ul><li>Para muchos filósofos, y especialmente para Aristóteles, la idea de una partícula de materia no divisible en otras menores resulta paradójica, y no la aceptaron. </li></ul><ul><li>Por eso la teoría atomista se hizo impopular y apenas se volvió a tener en cuenta hasta dos mil años después de Demócrito. </li></ul>
  30. 30. <ul><li>Sin embargo, el atomismo nunca murió del todo. </li></ul><ul><li>Epicuro (342-270 a. de C.) lo incorporó a su línea de pensamiento, y el epicureismo se granjeó muchos seguidores en los siglos siguientes. </li></ul><ul><li>Uno de ellos fue el poeta romano Tito Lucrecio Caro (95-55 a. de C.), conocido simplemente por Lucrecio. </li></ul><ul><li>Expuso la teoría atomista de Demócrito y Epicuro en un largo poema titulado De rerum Natura («Sobre la naturaleza de las cosas»). </li></ul><ul><li>Muchos lo consideran el mejor poema didáctico jamás escrito. </li></ul>
  31. 31. <ul><li>En cualquier caso, mientras que los trabajos de Demócrito y Epicuro caducaron, quedando apenas unas pocas citas sueltas, el poema de Lucrecio sobrevivió íntegro, preservando los hallazgos del atomismo hasta nuestros días, en que los nuevos métodos científicos se incorporan a la lucha y la conducen a la victoria final. </li></ul>
  32. 32. <ul><li>La Alquimia: Alejandría. </li></ul><ul><li>En la época de Aristóteles, Alejandro Magno de Macedonia (un reino situado al norte de Grecia) conquistó el vasto Imperio Persa. </li></ul><ul><li>El imperio de Alejandro se disgregó después de su muerte en el año 323 a. de C., pero los griegos y macedonios mantuvieron el control de grandes áreas de Oriente Medio. </li></ul><ul><li>Durante varios siglos tuvo lugar una fructífera mezcla de culturas. </li></ul>
  33. 33. <ul><li>Ptolomeo, uno de los generales de Alejandro, estableció un reino en Egipto, cuya capital fue la ciudad de Alejandría (fundada por Alejandro). </li></ul><ul><li>En Alejandría, Ptolomeo y su hijo (Ptolomeo II) levantaron un templo a las Musas (el « Museo »), que seria lo que hoy llamamos un Instituto de Investigación y una Universidad. </li></ul><ul><li>Junto a él se construyó la mayor biblioteca de la antigüedad. </li></ul>
  34. 34. <ul><li>La maestría egipcia en la Química aplicada se unió y fundió con la teoría griega, pero esta fusión no fue totalmente satisfactoria. </li></ul><ul><li>En Egipto el saber químico estaba íntimamente ligado con el embalsamado de los muertos y el ritual religioso. </li></ul><ul><li>Para los egipcios, la fuente de todo conocimiento era Thot, el de la cabeza de ibis, dios de la sabiduría. </li></ul>
  35. 35. <ul><li>Los griegos, impresionados por la altura de los conocimientos de los egipcios, identificaron a Thot y aceptaron una buena dosis de misticismo. </li></ul><ul><li>Los antiguos filósofos jonios habían separado la religión de la ciencia. </li></ul><ul><li>Esta nueva unión operada en Egipto entorpeció seriamente los posteriores avances en el conocimiento. </li></ul>
  36. 36. <ul><li>Como el arte de khemeia aparecía tan estrechamente relacionado con la religión, el pueblo llano temía a menudo de quienes lo practicaban, considerándolos adeptos de artes secretas y partícipes de un saber peligroso. </li></ul>
  37. 37. <ul><li>El astrólogo con su inquietante conocimiento del futuro, el químico con su aterradora habilidad para alterar las sustancias, incluso el sacerdote con sus secretos sobre la propiciación de los dioses y posibilidad de invocar castigos servían como modelos de cuentos populares de magos, brujos y hechiceros. </li></ul>
  38. 38. <ul><li>Los destinatarios de estos recelos no solían mostrarse resentidos, sino que con frecuencia se prosperaban, conscientes de que aumentaban su propio poder y quizá también su seguridad. </li></ul><ul><li>Después de todo, ¿a quién se le iba a ocurrir ofender a un mago? </li></ul>
  39. 39. <ul><li>Este respeto o recelo popular impulsó a los practicantes de la khemeia a redactar sus escritos mediante simbolismos oscuros y misteriosos. </li></ul><ul><li>El sentimiento de poder y de estar en posesión de un saber oculto aumentaban aún más con esa oscuridad. </li></ul><ul><li>Por ejemplo, había siete cuerpos celestes considerados «planetas» («errantes», porque continuamente cambiaban de posición con respecto al fondo estrellado) y también eran siete los metales conocidos: oro, plata, cobre, hierro, estaño, plomo y mercurio. </li></ul>
  40. 40. <ul><li>Pareció atractivo emparejarlos, y llegó un momento en que el oro se designaba comúnmente como «el Sol», la plata como «la Luna», el cobre como «Venus» y así sucesivamente. </li></ul><ul><li>Los cambios químicos pudieron entonces incluirse en una corriente mitológica. </li></ul><ul><li>Aún quedan recuerdos de aquella época. </li></ul><ul><li>La denominación del compuesto ahora llamado nitrato de plata era «cáustico lunar». </li></ul><ul><li>Este nombre, ya en desuso, es un claro indicio de la antigua relación entre la plata y la Luna. </li></ul>
  41. 41. <ul><li>El mercurio debe su actual nombre al planeta Mercurio. </li></ul><ul><li>El verdadero nombre antiguo era hydrargyrum (“plata líquida”), y el nombre inglés antiguo era el casi idéntico de «quicksilver». </li></ul><ul><li>Esta oscuridad más o menos deliberada sirvió a dos desafortunados propósitos. </li></ul><ul><li>Primero, retardó el progreso, ya que los que trabajaban en esta materia ignoraban –en parte o en todo- lo que los otros estaban haciendo, de modo que no podían beneficiarse de los errores ni aprender de la lucidez de los demás. </li></ul>
  42. 42. <ul><li>En segundo lugar, permitió que charlatanes y engañadores –contando con la obscuridad del lenguaje- se presentaran a sí mismos como trabajadores serios. </li></ul><ul><li>No podía distinguirse al embaucador del estudioso. </li></ul><ul><li>El primer practicante de la khemeia greco-egipcia que conocemos por su nombre fue Bolos de Mendes (aprox. 200 a. de C.). </li></ul><ul><li>En sus escritos utilizó el nombre de Demócrito, por lo que se le conoce como «Bolos-Demócrito» o, a veces, como «pseudo-Demócrito». </li></ul>
  43. 43. <ul><li>La teoría de los cuatro elementos consideraba que las diferentes sustancias del Universo diferían únicamente en la naturaleza de la mezcla elemental. </li></ul><ul><li>Esta hipótesis podría ser cierta según se aceptase o no la teoría atomista, ya que los elementos podrían mezclarse como átomos o como una substancia continua. </li></ul>
  44. 44. <ul><li>Realmente parecía razonable pensar que todos los elementos eran intercambiables entre sí. </li></ul><ul><li>Aparentemente el agua se convertía en aire al evaporarse, y retornaba a la forma de agua cuando llovía. </li></ul><ul><li>La leña, al calentarla, se transformaba en fuego y vapor (una forma de aire), y así sucesivamente. </li></ul><ul><li>¿Por qué, entonces, considerar algunos cambios como imposibles? </li></ul><ul><li>Probablemente todo era cosa de dar con la técnica apropiada. </li></ul>
  45. 45. <ul><li>Una piedra rojiza podía convertirse en hierro gris a través de un procedimiento que aún no se había descubierto en tiempo de Aquiles, quien tuvo que usar armas de bronce. </li></ul><ul><li>¿Qué razón había para que el hierro gris no pudiera convertirse en oro amarillo mediante alguna técnica aún no descubierta en tiempo de Alejandro Magno? </li></ul>
  46. 46. <ul><li>A través de los siglos muchos químicos se esforzaron honradamente en hallar el medio de producir oro. </li></ul><ul><li>Sin embargo, algunos estimaron mucho más sencillo y provechoso pretender hallarse en posesión de la técnica y comerciar con el poder y la reputación que ello les proporcionaba. </li></ul><ul><li>Este engaño se mantuvo hasta la época moderna. </li></ul>
  47. 47. <ul><li>Aunque Bolos en sus escritos da aparentemente detalles o técnicas para la obtención del oro, no podemos realmente considerarlo un fraude. </li></ul><ul><li>Es posible alear cobre y cinc, por ejemplo, y obtener latón, que tiene un tono amarillo parecido al del oro, y es bastante probable que para los antiguos artesanos la preparación de un metal dorado fuese lo mismo que la preparación de oro. </li></ul>
  48. 48. <ul><li>Durante la dominación romana el arte de la khemeia entró en declive, junto con la decadencia general del conocimiento griego. </li></ul><ul><li>Después del año 100 d. de C. es prácticamente imposible encontrar ninguna aportación nueva, y se asiste al surgimiento de una tendencia a volver cada vez más a las interpretaciones místicas de los primeros pensadores. </li></ul>
  49. 49. <ul><li>Por ejemplo, hacia el año 300 d. de C. un tratadista nacido en Egipto, Zósimo, escribió una enciclopedia en 28 volúmenes que abarcaba todo el saber sobre khemeia acumulado en los cinco o seis siglos precedentes, y en la que había muy poco de valor. </li></ul>
  50. 50. <ul><li>Para ser exactos, se puede encontrar ocasionalmente un pasaje con alguna novedad, como la que parece referirse al arsénico. </li></ul><ul><li>También parece que Zósimo describió métodos para preparar acetato de plomo y que tuvo conocimiento del sabor dulce de este compuesto venenoso (que se ha llamado hasta hoy «azúcar de plomo»). </li></ul>
  51. 51. <ul><li>La muerte final sobrevino a causa del miedo. </li></ul><ul><li>El emperador Diocleciano temía que la khemeia permitiera fabricar con éxito oro barato y hundir la tambaleante economía del imperio. </li></ul><ul><li>En tiempos de Zósimo ordenó destruir todos los tratados sobre khemeia , lo que explica el escaso número de ellos que han llegado hasta nosotros. </li></ul>
  52. 52. <ul><li>Otra razón es que, con el nacimiento de la Cristiandad, el «pensamiento pagano» cayó en desgracia. </li></ul><ul><li>El museo y la biblioteca de Alejandría resultaron gravemente dañados a causa de los motines cristianos ocurridos a partir del año 400 d. de C. </li></ul>
  53. 53. <ul><li>El arte de la khemeia , por su estrecha relación con la religión del antiguo Egipto, se hizo particularmente sospechoso, convirtiéndose prácticamente en clandestino. </li></ul><ul><li>En cierta manera el pensamiento griego desapareció del mundo romano. </li></ul><ul><li>La Cristiandad se había escindido en sectas; una de ellas era la de los nestorianos , así llamados porque sus miembros seguían las enseñanzas del monje sirio Nestorio, que vivió en el siglo V. </li></ul>
  54. 54. <ul><li>Los cristianos ortodoxos de Constantinopla persiguieron a los nestorianos, algunos de los cuales huyeron hacia el este, hasta Persia. </li></ul><ul><li>Allí los monarcas persas los acogieron con gran deferencia (posiblemente con la esperanza de utilizarlos contra Roma). </li></ul><ul><li>Los nestorianos llevaron consigo a Persia el pensamiento griego, incluyendo muchos libros de alquimia, y alcanzaron el cenit de su poder e influencia hacia el año 550 d. de C. </li></ul>
  55. 55. <ul><li>La Alquimia y los árabes. </li></ul><ul><li>En el siglo VII los árabes entraron en escena. </li></ul><ul><li>Hasta entonces habían permanecido aislados en su península desértica, pero ahora, estimulados por la nueva religión del Islam fundada por Mahoma, se extendieron en todas direcciones. </li></ul><ul><li>Sus ejércitos victoriosos conquistaron extensos territorios del oeste de Asia y norte de África. </li></ul><ul><li>En el 641 d. de C. invadieron Egipto y, tras rápidas victorias, ocuparon todo el país; en los años siguientes Persia sufrió el mismo destino. </li></ul>
  56. 56. <ul><li>Fue especialmente en Persia donde los árabes encontraron los restos de la tradición científica griega, ante la que quedaron fascinados. </li></ul><ul><li>Esta admiración quizá se viera también incrementada por un combate de gran significación práctica. </li></ul>
  57. 57. <ul><li>En el año 670 d. de C., cuando sitiaron Constantinopla (la mayor y más poderosa ciudad cristiana), fueron derrotados por el «fuego griego», una mezcla química que ardía con gran desprendimiento de calor sin poder apagarse con agua, y que destruyó los barcos de madera de la flota árabe. </li></ul><ul><li>Según la tradición la mezcla fue preparada por Callinicus, un prácticante de khemeia que había huido de su Egipto natal (o quizás de Siria) ante la llegada de los árabes. </li></ul>
  58. 58. <ul><li>En árabe khemeia se convirtió en al-kimiya , siendo al el prefijo correspondiente a «la». </li></ul><ul><li>Finalmente la palabra se adoptó en Europa como alquimia, y los que trabajaban en este campo eran llamados alquimistas. </li></ul><ul><li>Ahora el término alquimia se aplica a todo el desarrollo de la Química entre el 300 a. de C. y el 1600 d. de C. aproximadamente, un período de cerca de dos mil años. </li></ul>
  59. 59. <ul><li>Entre los años 300 y 1100 d. de C. la historia de la Química en Europa es prácticamente un vacío. </li></ul><ul><li>Después del 650 d. de C. el mantenimiento y la extensión de la alquimia greco-egipcia estuvo totalmente en manos de los árabes, situación que perduró durante cinco siglos. </li></ul><ul><li>Quedan restos de este período en los términos químicos derivados del árabe: alambique, álcali, alcohol, garrafa, nafta, circón y otros. </li></ul>
  60. 60. <ul><li>La alquimia árabe rindió sus mejores frutos en los comienzos de su dominación. </li></ul><ul><li>Así, el más capacitado y célebre alquimista musulmán fue Jabir ibn-Hayyan (aproximadamente 760-815 d. de C.), conocido en Europa siglos después como Geber. </li></ul><ul><li>Sus escritos fueron numerosos y su estilo era relativamente avanzado. </li></ul><ul><li>Muchos de los libros que llevan su firma pueden haber sido escritos por alquimistas posteriores y atribuidos a él. </li></ul>
  61. 61. <ul><li>Describió el cloruro de amonio y enseñó cómo preparar albayalde (carbonato de plomo). </li></ul><ul><li>Destiló vinagre para obtener ácido acético fuerte, el ácido más corrosivo conocido por los antiguos. </li></ul><ul><li>Preparó incluso ácido nítrico débil que, al menos en potencia, era mucho más corrosivo. </li></ul>
  62. 62. <ul><li>Sin embargo, la mayor influencia de Jabir reside en sus estudios relacionados con la transmutación de los metales. </li></ul><ul><li>Consideraba que el mercurio era el metal por excelencia, ya que su naturaleza líquida le confería la apariencia de poseer una proporción mínima de material terroso. </li></ul>
  63. 63. <ul><li>Por su parte, el azufre poseía la notable propiedad de ser combustible (y además poseía el color amarillo del oro). </li></ul><ul><li>Jabir creía que los diversos metales estaban formados por mezclas de mercurio y azufre, y solamente restaba hallar algún material que facilitase la mezcla de mercurio y azufre en la proporción necesaria para formar oro. </li></ul>
  64. 64. <ul><li>La antigua tradición sostenía que esta substancia activadora de la transmutación era un polvo seco. </li></ul><ul><li>Los griegos lo llamaban xerion , derivado de la palabra griega correspondiente a «seco». </li></ul><ul><li>Los árabes la cambiaron por al-iksir, y en Europa se convirtió finalmente en elixir . </li></ul><ul><li>Como una prueba más de que se le atribuían las propiedades de seca y terrosa diremos que en Europa fue llamada vulgarmente la piedra filosofal. </li></ul>
  65. 65. <ul><li>Recordemos que todavía en 1800, un «filósofo» era lo que ahora llamamos un «científico». </li></ul><ul><li>El sorprendente elixir estaba destinado a poseer otras maravillosas propiedades, y surgió la idea de que constituía un remedio para todas las enfermedades y que podía conferir la inmortalidad. </li></ul><ul><li>Por ello se habla del elixir de la vida , y los químicos que trataban de conseguir oro podían conseguir igualmente la inmortalidad (también en vano). </li></ul>
  66. 66. <ul><li>En efecto, durante los siglos posteriores, la alquimia se desarrolló según dos vías paralelas principales: una mineral, en la que el principal objetivo era el oro, y otra médica, en la que el fin primordial era el medicamento. </li></ul>
  67. 67. <ul><li>Seguidor de Jabir, y poseedor de análogos conocimientos y reputación, fue el alquimista persa Al Razi (aproximadamente 850-925), conocido más tarde en Europa como Rhazes. </li></ul><ul><li>Él describió cuidadosamente su trabajo. Igualmente estudió y describió el antimonio metálico. </li></ul><ul><li>Al mercurio (que era volátil, esto es, forma vapor al calentarlo) y al azufre (que era inflamable) añadió la sal como tercer principio en la composición general de los sólidos, porque la sal no era volátil ni inflamable. </li></ul>
  68. 68. <ul><li>Al Razi se interesó más por la medicina que Jabir, y esto dio origen a los aspectos médicos de la alquimia, que continuaron con el persa Ibn Sina (979-1037), mucho más conocido como Avicena, versión latinizada de su nombre. </li></ul><ul><li>Avicena fue el médico más importante entre la época del Imperio Romano y los orígenes de la ciencia moderna. </li></ul><ul><li>Había aprendido lo bastante de los fracasos de siglos y siglos como para dudar de la posibilidad de formar oro a partir de los metales. Aunque esto era, y sigue siendo, una excepción entre los alquimistas. </li></ul>
  69. 69. <ul><li>El despertar de Europa. </li></ul><ul><li>La ciencia árabe declinó rápidamente después de Avicena. </li></ul><ul><li>Eran tiempos difíciles para el mundo islámico y se hicieron más difíciles aún como resultado de las invasiones y victorias de los turcos y mongoles, pueblos relativamente bárbaros. </li></ul><ul><li>La palma del liderazgo científico abandonó a los árabes al cabo de tres siglos, para no volver más, y pasó al oeste de Europa. </li></ul>
  70. 70. <ul><li>Los europeos occidentales tuvieron su primer contacto íntimo y más o menos pacífico con el mundo islámico como resultado de las Cruzadas. </li></ul><ul><li>La primera Cruzada fue en 1096, y los cristianos europeos conquistaron Jerusalén en 1099. </li></ul><ul><li>Durante casi dos siglos consecutivos existió un dominio cristiano de la costa siria, como una pequeña isla en el océano musulmán. </li></ul><ul><li>Hubo cierta fusión de culturas, y el fluir de los cristianos que volvían a Europa occidental trajo consigo una cierta apreciación de la ciencia árabe. </li></ul>
  71. 71. <ul><li>En este mismo período, los cristianos españoles iban reconquistando gradualmente el territorio que habían perdido ante el Islam en los primeros ocho siglos. </li></ul><ul><li>De esta forma, tanto ellos como en general toda la Europa cristiana tuvieron una nueva noción de la brillante civilización morisca que se había desarrollado en España. </li></ul><ul><li>Los europeos supieron que los árabes poseían libros de profundo contenido científico que habían sido traducidos de los originales griegos –los trabajos de Aristóteles, por ejemplo-, así como sus propias producciones –los trabajos de Avicena, entre otros </li></ul>
  72. 72. <ul><li>A pesar de la relativa aversión a manejar los trabajos de aquellos que parecían enemigos mortales e irreconciliables, surgió un movimiento para traducirlos al latín con objeto de que pudiesen utilizarlos los estudiosos europeos. </li></ul><ul><li>El humanista francés Gerbert (aproximadamente 940-1003), futuro Papa Silvestre II en el año 999, fue uno de los primeros alentadores de este movimiento. </li></ul>
  73. 73. <ul><li>El escolástico inglés Robert de Chester figura entre los primeros que tradujeron una obra árabe de alquimia al latín, acabando dicho trabajo en 1144. </li></ul><ul><li>Siguieron muchos otros, y el principal traductor fue el erudito italiano Gerardo de Cremona (aproximadamente 1114-1187). </li></ul><ul><li>Tradujo noventa y dos trabajos árabes, algunos de ellos extraordinariamente largos. </li></ul>
  74. 74. <ul><li>Así, pues, a partir de 1200 aproximadamente los escolásticos europeos pudieron asimilar los hallazgos alquimistas del pasado e intentar avanzar con ellos, encontrándose, desde luego, con más callejones sin salida que amplias vías de progreso. </li></ul><ul><li>El primer alquimista europeo importante fue Alberto de Bollstadt (aproximadamente 1200-1280), más conocido como Alberto Magno. </li></ul><ul><li>Estudió intensamente los trabajos de Aristóteles, y fue a través de él como la filosofía aristotélica adquirió tanta importancia para la erudición de finales de la Edad Media y principios de la Moderna. </li></ul>
  75. 75. <ul><li>Alberto Magno describió el arsénico con tanta claridad en el transcurso de sus experimentos de alquimia, que en ocasiones se le considera como el descubridor de esta sustancia, aunque, al menos en forma impura, era probablemente conocida por los antiguos alquimistas. </li></ul><ul><li>Un contemporáneo de Alberto Magno fue el monje inglés Roger Bacon (1214-1292), a quien hoy día se le conoce mejor por su creencia claramente expresada de que en la experimentación y en la aplicación de técnicas matemáticas a la ciencia residiría la principal esperanza de progreso. </li></ul>
  76. 76. <ul><li>Bacon intentó escribir una enciclopedia universal del saber, y en sus escritos se encuentra la primera descripción de la pólvora negra. </li></ul><ul><li>Se le considera a veces como su descubridor, pero no lo fue; el verdadero descubridor es desconocido. </li></ul><ul><li>En aquella época la pólvora negra contribuyó a destruir el orden medieval de la sociedad, proporcionando a los ejércitos un medio de arrasar los muros de los castillos, y a los hombres de a pie una oportunidad de disparar contra los de a caballo en el combate. </li></ul>
  77. 77. <ul><li>Fue el primer símbolo del progreso tecnológico que condujo a los ejércitos europeos a conquistar otros continentes durante los cinco siglos transcurridos entre 1400 y 1900, conquista que sólo en nuestros días está invirtiendo su signo. </li></ul><ul><li>La alquimia en una orientación más mística se encuentra en trabajos atribuidos a los españoles Arnaldo de Vilanova (aproximadamente 1235-1311) y Raimundo Lulio (1235-1315), aunque no es seguro que fueran ellos los verdaderos autores. </li></ul>
  78. 78. <ul><li>Estos escritos están profundamente apoyados en la idea de la transmutación, y se ha supuesto incluso (por tradición) que Lulio fabricó oro para el derrochador Eduardo II de Inglaterra. </li></ul>
  79. 79. <ul><li>Pero el más importante de los alquimistas medievales no se conoce por su nombre, ya que escribió con el seudónimo de Geber, el alquimista árabe que había vivido dos siglos antes. </li></ul><ul><li>Nada se sabe de este “falso Geber” excepto que fue probablemente español y que escribió alrededor de 1300. </li></ul>
  80. 80. <ul><li>Fue el primero en describir el ácido sulfúrico, la sustancia simple más importante de las utilizadas por la industria química en la actualidad (después del agua, aire, carbón y petróleo). </li></ul><ul><li>Describió también la formación de ácido nítrico fuerte. </li></ul><ul><li>Estos ácidos se obtenían de los minerales, mientras que los ácidos conocidos con anterioridad, como el acético y el vinagre, procedían del mundo orgánico. </li></ul>

×