civismoEl civismo se refiere a las pautas mínimas de comportamiento social quenos permiten convivir en colectividad. Se ba...
las entidades la hace partícipe de la vida en comunidad, de los proyectoscolectivos y de la toma de decisiones sobre lo qu...
vez que esmiembro del CJB, es la entidad que justamente gestiona el plan de civismoen el distrito del Example.            ...
El ambiente en el cual se desarrolla el niño es lo más importante, aún másque el hogar, porque para los niños el hogar es ...
Civismo en jóvenes¿Por qué, en general, se tiene esa imagen negativa de la juventud?¿Hemos contribuido nosotros a fomentar...
losincentiva al diálogo y al intercambio de opiniones y a que ocupen un papelactivo en su entorno y a que adquieran mayore...
Da pena observar a los jóvenes de hoy, les falta tanto civismo y urbanidad,porque actúan llevados por la ola del libre des...
Por todo lo anterior es tan loable y bienvenida toda gestión que busquerecuperar valores, principios y comportamientos soc...
La población necesita civismoEl Gerente manifestó su preocupación por la poca cultura ciudadana quetienen muchas personas ...
El gerente de Cardisel invita a las personas que tengan carro o moto, “aque sean prudentes y pacientes en los trancones, a...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Trabajo civismo

853 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
853
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Trabajo civismo

  1. 1. civismoEl civismo se refiere a las pautas mínimas de comportamiento social quenos permiten convivir en colectividad. Se basa en el respeto hacia elprójimo, el entorno natural y los objetos públicos; buena educación,urbanidad y cortesía.Se puede entender como la capacidad de saber vivir en sociedadrespetando y teniendo consideración al resto de individuos que componenla sociedad siguiendo unas normas conductuales y de educación quevarían según la cultura del colectivo en cuestión.Destacar el civismo de la sociedad coreana como se demostró en 1997,cuando se organizó una campaña improvisada de donación de joyas de oroy plata para recomponer las maltrechas reservas cambiarias del país y asíevitar la bancarrota, y la sociedad nipona en el gran terremoto que sufrióen 2011. ProyectosDentro del marco del Plan para la Promoción del Civismo, en el Eixamplese ha puesto en marcha un proyecto piloto a partir del cual lasasociaciones de ocio entran en las aulas de los institutos de secundariapara trabajar y debatir contenidos de civismo. La idea de hacerresponsables a las entidades de llevar a cabo este proyecto tiene unmotivo claro: el asociacionismo fomenta como tal las conductas cívicas.-Esta afirmación, que aparentemente puede ser más o menos real, se basaen el hecho de que la implicación de la juventud en
  2. 2. las entidades la hace partícipe de la vida en comunidad, de los proyectoscolectivos y de la toma de decisiones sobre lo que pasa en su entorno.Asociarse, en el fondo, no es nada más que formarse en el campo de losvalores colectivos y del trabajo para un proyecto común que, en definitiva,nos hace más conscientes del papel que tenemos dentro del conjunto dela sociedad y, en consecuencia, nos hace personas más cívicas.Es, por lo tanto, completamente pertinente que las asociaciones cobrenprotagonismo en esta transmisión de conceptos sobre civismo, entendidoeste como el conjunto de valores que facilitan la convivencia con el medio(bien con las personas, bien con el entorno natural). El hecho de dar esteformato al proyecto surgió del interés del plan del civismo en acercarse ala gente joven a través de alguna plataforma organizada que, en este caso,fue el Consejo de Juventud de Barcelona (CJB). Como se trataba de unaexperiencia piloto, se buscó una entidad de influencia local que fueramiembro del Consejo con la finalidad de que se ocupara de idear unproyecto, pensando en la realidad del distrito donde se llevaría a cabo. Yesta entidad fue la Coordinadora Infantil y Juvenil del Eixample, que, a la
  3. 3. vez que esmiembro del CJB, es la entidad que justamente gestiona el plan de civismoen el distrito del Example. Civismo en lo niñosEl civismo comprende un conjunto de conceptos y valores que necesitasaber todo ciudadano responsable, siendo necesario ser inculcado desdepequeños para que no sea sólo un concepto teórico memorizado sinoparte de sus vidas, algo natural que irradie en su forma de actuar.Conocer y practicar tanto los derechos como los deberes, reglas deurbanismo, tolerancia, convivencia, democracia y valores en general;siendo necesaria la enseñanza en casa que será un punto de partida en eltema, el mismo que será complementado con la enseñanza en el colegio.Los maestros pueden organizar votaciones para inculcar la democraciadesde pequeños, pudiendo ser para cargos dentro del aula, tambiéndurante la temporada electoral del país se puede hacer participar a losalumnos de una votación interna donde ellos elijan a sus autoridadesciudadanas (alcaldes, prefectos, presidentes, etc.) donde se cuenten losvotos, se conozcan los resultados de los mismos (válidos, nulos, enblanco).
  4. 4. El ambiente en el cual se desarrolla el niño es lo más importante, aún másque el hogar, porque para los niños el hogar es algo particular en sus vidasque representa lo personal, en cambio el medio ambiente, la calle,representa la sociedad.Si el medio ambiente donde vive el niño predomina el civismo, este serácomplementado con lo inculcado en el hogar y en la escuela; pero sicarece de civismo, entrará en conflicto con lo inculcado tanto en el hogarcomo en la escuela y predominará lo que ven en las calles; por lo que esimportante tratar de mantener a los niños alejados de malos ejemplos quepuedan ver en los noticieros y programas de televisión (gente faltándoseel respeto por ejemplo), llevarlos a lugares donde se vea que la gente tiralos papeles al suelo (un parque público o playa que no cuente con botes debasura y la gente en vez de llevarse la basura la arroje en el césped), norespetar a los adultos (en el supermercado ceder la atención de cajas apersonas ancianas, embarazadas, o en el bus ceder el asiento, etc.)
  5. 5. Civismo en jóvenes¿Por qué, en general, se tiene esa imagen negativa de la juventud?¿Hemos contribuido nosotros a fomentar ese perfil? Es cierto quedebemos entonar el mea culpa. Muchas actividades relacionadas con elocio que practican los jóvenes representan, de cara a la sociedad engeneral, una visión negativa de nosotros. Hay que ponderar el derecho delos vecinos al descanso con el derecho de los jóvenes a emplear su tiempolibre de la forma que quieran, siempre desde el mutuo respeto y a travésde conductas plenamente cívicas.Pero también es cierto que no solo del botellón viven los jóvenes. Muypoca repercusión tienen en los medios las acciones de voluntariado o deasociacionismo cultural y político, en pos del bien social, que practicamos.Por ello, debemos mejorar, entre todos, la imagen de la juventudaragonesa y española para convertirnos, por fin, en una sociedad avanzadaque mira al futuro con optimismo. Civismo en ColombiaLos diversos marcos jurídicos, bien de carácter nacional o internacional,reconocen a los niños y adolescentes, entre muchos derechos, los delibertad de expresión, de pensamiento, conciencia y religión; también losde libertad de reunión y de asociación, les autoriza el acceso a lainformación que les favorezca para su bienestar social, moral y para susalud física y mental; además les garantiza el derecho de participación y
  6. 6. losincentiva al diálogo y al intercambio de opiniones y a que ocupen un papelactivo en su entorno y a que adquieran mayores responsabilidades.Independientemente de lo escrito sobre el tema, que todos deberíamosacatar, sabemos que juegan un papel trascendental en su desarrollo elámbito familiar en el que padres y madres, desde los primeros años devida, les inculquen formación en valores y potencien sus capacidades; y laescuela, que no sólo les proporciona conocimientos, sino que les permitesocializar con otros.Desafortunadamente vivimos una época en la que es inocultable ladescomposición social, la pérdida de valores y de creencias, la violenciaintrafamiliar, el irrespeto a la vida; es decir, experimentamos una realidaden la que los comportamientos humanos han sufrido toda clase dealteraciones movidos por factores endógenos y exógenos, en un mundoloco donde los afanes e influencias trastocan las prioridades, afectandogravemente la convivencia.
  7. 7. Da pena observar a los jóvenes de hoy, les falta tanto civismo y urbanidad,porque actúan llevados por la ola del libre desarrollo de la personalidad yde una modernidad mal entendida, bajo la influencia de una sociedad deconsumo, en la que las buenas costumbres y los buenos modales, queayudaban a mantener la armonía social y familiar, se hallan totalmentedesaparecidos, cayendo en un facilismo, ordinariez, desfachatez eindiferencia que rayan con los antivalores, y en muchos casos procedencon tal cinismo e irresponsabilidad que causa tristeza y pesimismo.La mayoría de los niños y adolescentes que estamos educando, conocensus derechos, pero ignoran sus deberes, no saben del respeto quemerecen sus padres y maestros, los ancianos; tampoco conocen las másmínimas reglas de cortesía y de consideración para con sus semejantes;dejan mucho que desear sus formas de vestir, sus comportamientos enactos públicos y privados, con sus vecinos y amigos; no ha de faltar elirrespeto por los símbolos patrios y monumentos; desconocen que susderechos van hasta donde comienzan los de los demás; son intolerantes ydescorteses con las opiniones de los demás, con la diversidad cultural y lasetnias, etc.
  8. 8. Por todo lo anterior es tan loable y bienvenida toda gestión que busquerecuperar valores, principios y comportamientos sociales y cívicos quehagan amable la convivencia, y es lo que viene haciendo el Congreso de laRepública, en desarrollo de la Constitución Política y de la Ley General deEducación, al adelantar el estudio del proyecto de Ley 140 de 2010 quepromueve y revive como asignatura obligatoria los temas del civismo y laurbanidad, para que hagan parte del Plan Educativo Institucional de todoslos establecimientos educativos, públicos y privados, a partir del nivelpreescolar hasta completar la educación media; ojalá que en los debatesse adicione hasta el primer semestre de educación superior, incluyendo yenfatizando los postulados de la Noviolencia, con el fin de reconstruirtejido social, de poner fin a tanto desorden y de estructurar una nuevasociedad justa y armónica, formada por individuos comprometidos con supatria y con sus semejantes, solidarios, emprendedores, trabajadores yeducados para un entorno familiar, laboral, institucional y de negocios, enel que primen el respeto, la moralidad, el civismo, la urbanidad y el sentidode pertenencia.
  9. 9. La población necesita civismoEl Gerente manifestó su preocupación por la poca cultura ciudadana quetienen muchas personas ante situaciones sencillas que se presentan en lacotidianidad, “como ceder el asiento en el bus a ancianos, a mujeres y conmayor razón si están embarazadas”, expresó.Por otra parte, hizo énfasis en la importancia de tener concienciaciudadana, “con respecto a la actitud que debemos tener comociudadanos, pues debemos cumplir con la mínimas normas para vivir enarmonía con los demás”, opinó Bedoya.Juan Carlos Bedoya cree que al concepto de vida no se le ha dado laimportancia que merece, “pues no hemos hecho nada por enseñar yculturizar a la gente, hay que sumarse a las campañas positivas de laadministración municipal, siendo Cardisel una empresa privada”.Son preocupantes las altas tasas de mortalidad que en Pereira han dejadolos accidentes de tránsito.
  10. 10. El gerente de Cardisel invita a las personas que tengan carro o moto, “aque sean prudentes y pacientes en los trancones, a que sean educados yno expresen groserías al que se equivocó, a que sean tolerantes yrespetemos que cualquiera se puede equivocar, pero sobretodo, arespetar y cumplir las señales de tránsito, pues si todos lo hacemosaportamos a que las preocupantes cifras

×