Recursos hidricos en colombia.

269 visualizaciones

Publicado el

¿quien tiene la culpa por la sequia en el casanare?

Publicado en: Medio ambiente
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
269
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
59
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Recursos hidricos en colombia.

  1. 1. UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSE DE CALDAS FACULTAD DE CIENCIAS Y EDUCACION LICENCIATURA EN PEDAGOGÍA INFANTIL JUEGO TECNOLOGÍA Y CONOCIMIENTO INFANTIL ANDREA MARISOL VELOZA LEON COD: 20091187037 CASANARE Y NUESTROS RECURSOS HIDRICOS. ¿QUIEN TIENE LA CULPA? En Paz de Ariporo un municipio del Casanare que cuenta con 13.800 kilómetros de extensión, es más grande que Costa rica según la revista semana, es normal que exista sequía. Sin embargo por estas semanas se presentó una grave problemática ambiental, en diversos medios de comunicación circularon $fotos y vídeos en donde los chigüiros, babillas entre otras especies morían de sed, sin embargo no es normal que se presente estas problemáticas, pues es un ecosistema auto suficiente, único en el mundo, se ha intentado convertirlo en una zona protegida como parque natural, pero diferentes intereses como petroleros, ganaderos y agrícolas no lo han permitido. Por una parte las empresas petroleras que intervienen en el Casanare como Pacific Rubiales, Ecopetrol, Geo Park, Cepcolsa, Petrominerales, New Granad y Parex se defienden y dicen que no son los causantes de esto, “sin embargo expertos de la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI) en Casanare aseguraron que aunque los petroleros no consumen mucha agua sí la profundizan e impiden su uso. Según la SCI, el suelo está dividido por estratos. Los más superficiales pueden estar a 20 metros, de donde se recuperan en seis meses, mientras que otros más profundos alcanzan 500 metros o más y tardan en surgir de nuevo 200 años”. De igual forma según la revista semana las petroleras ofrecen 530 millones entre dinero y maquinaria para mitigar el daño, pero si hacemos conciencia, esto no es ni una milésima parte del daño ambiental que han causado, el cual requiere de miles de años para su recuperación. Por otro lado los ganaderos secan humedales y talan miles de hectáreas para poner su ganado allí, y esto hace que miles de hectáreas de árboles y fuentes hídricas se pierdan, de este modo el medio ambiente también se ve deteriorado por esto. De igual forma los intereses agrícolas también son causantes del daño ambiental un ejemplo claro son aquellos personajes que talan miles de hectáreas para hacer monocultivos entre ellos el monocultivo de la palma africana, la palma africana es el nombre común de la Elaeis guineensis, una especie originaria del bosque tropical de África Occidental. La forma industrial de producción de la palma africana se materializa a través de monocultivos que exigen el uso de un paquete agrotóxico muy nocivo y que utilizan grandes extensiones de territorio. El agro combustible que se produce a partir de la palma africana es diesel, combustible que produce grandes ingresos económicos por lo que no importa el daño ambiental causado.
  2. 2. Completan el listado de los 10 primeros países en exportaciones de aceite de palma Nigeria, Tailandia, Colombia, Papúa Nueva Guinea, Costa de Marfil, Ecuador, Costa Rica y Congo. En Colombia el presidente de la asociación de cultivadores del sector en Casanare Leonel Rojas dijo que en Casanare hay sembradas 70.000 hectáreas de palma africana, de las cuales 30.000 se encuentran en producción. Pero lo realmente preocupante es que, según un artículo de la revista prensalibre del Casanare Inversionistas extranjeros de Malasia y Costa Rica compraron extensiones de tierra en jurisdicción de Yopal, Maní y San Luis de Palenque que dedicaron al cultivo de palma africana. Sin embargo nos muestran esto como un avance para el país, pues las regalías se invertirán en salud, colegios, y además traerá “progreso” para el lugar donde se siembre la palma africana, sin embargo no se muestra la magnitud a largo plazo que dejara como consecuencia un daño ambiental irreparable, sin dejar de lado las repercusiones que tiene en la población que habita el lugar, ya que el aumento en la pobreza y la explotación laboral aumenta cuando se establecen las multinacionales en los territorios. En su contraparte encontramos una dimensión central del desarrollo sostenible, que es la gobernanza del agua, esta se refiere al rango de sistemas políticos, sociales, económicos y administrativos que se usan para, esto con un nivel local, un nivel nacional y un nivel global. Con respecto al daño ambiental producido por las actividades mineras, el estado colombiano tiene básicamente cuatro deberes conforme a la constitución política de Colombia: la prevención, la mitigación, la indemnización, y la punición (Güiza, 2011). Sin embargo aunque existan las leyes, se quedan solamente en el papel, pues existen violaciones en todos estos aspectos que el estado debe proteger debido a que hay intereses económicos que imperan y hacen que las leyes puedan ser pasadas por alto y muchas voces de protesta silenciadas. En conclusión aunque el estado colombiano tenga el deber y la obligación de prevenir, mitigar, indemnizar y punir actos que perjudiquen el ecosistema, existe una evasión por parte de este, pues muchas veces intereses económicos opacan los deberes que deben tenerse con el ecosistema. Creo debemos despertar y dejar el yugo de la manipulación de los medios de comunicación, que son manejados por las mismas personas que causan daños irreparables a nuestro país, solo por unos cuantos millones, que a la larga solo son para su beneficio, pues ese progreso del que nos hablan, cada vez que llegan a una región a explotarla, solo se ve en sus bolsillos, porque entre más dinero se recibe, por la explotación del ecosistema el pueblo solo recibe el 1% de las regalías, y ¿a dónde va a parar el resto del dinero?, creo que la respuesta es obvia, pero los medios nos hacen ver que el país va de mal en mejor, cuando es al contrario, porque no creo que si nos pusieran a escoger entre tener un celular de alta gama hoy o tener agua dentro de 10 años, pocos elegiríamos la segunda, ya que definimos nuestras prioridades desde supuestos occidentalizados, pero solo nos muestran la parte bonita, y se borra la realidad y la devastación que deja consigo la explotación ambiental.
  3. 3. Bibliografía Güiza, L. (2011). Perspectiva jurídica de los impactos ambientales sobre los recursos hídricos provocados por la minería en. Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal , 123-139. CIBERGRAFIA http://www.semana.com/nacion/articulo/sequia-en-casanare-en-paz-de-ariporo/381885-3 https://www.google.com/search?q=monocultivo+de+la+palma+africana+en+casanare&rls= com.microsoft:es:%7Breferrer:source?%7D&ie=UTF-8&oe=UTF-8&sourceid=ie7

×