DEVOCIONARIO
MARIANO
Oraciones y Canciones para el Mes de María

Hágase en mi según tu palabra
Diócesis de Villarrica

Par...
ORACIÓN INICIAL DEL MES DE MARÍA

¡Oh

María!, durante el bello mes a ti consagrado, todo resuena con tu
nombre y alabanza...
EL ROSARIO

E

squema sugerido para rezar los misterios:
1.
2.
3.
4.
5.
6.

Acto de contrición (o se puede decir el Credo)...
MISTERIOS Y SU DISTRIBUCIÓN DIARIA
DISTRIBUCIÓN
























MISTERIOS ...
1.- CANTICO DE
1.MARÍA

Maravillas hizo en mi el Poderoso y Santo es
su nombre: Por siglos y siglos su amor con
aquellos q...
4.- VIRGEN DEL
CARMEN BELLA

Salve, júbilo del cielo, del excelso dulce imán;
salve, hechizo de este suelo, triunfadora de...
7.– MARÍA ES ESA
7.–
MUJER

Tú, que en sus manos sin temor te abandonaste, tú, que aceptaste ser esclava del Señor, vas en...
11.– A CASA DE
11.–

Fue tu materna espera luz de esperanza hasta que el niño Dios nació en Belén I:y llegaron
los pobres ...
14.– MARÍA MÍRAME
14.–
MÍRAME

Esperaste cuando todos vacilaban, el triunfo
de Jesús sobre la muerte; y nosotros esperamos...
17.– SANTA MARÍA
17.–
DEL CAMINO
Mientras recorres la vida, tú nunca solo estás; contigo por el camino, santa María va.
I:...
LA SALVE
Dios te salve,
Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra;
Dios te salve.
A Ti clamamos los...
ORACIÓN A LA INMACULADA
INMACULADA
CONCEPCIÓN DE LONCOCHE
LONCOCHE
María, virgen santa e inmaculada,
Dios Padre te preserv...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Devocionario Mariano Loncoche

1.260 visualizaciones

Publicado el

Oraciones y Cantos para el Mes de María.

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.260
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
33
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Devocionario Mariano Loncoche

  1. 1. DEVOCIONARIO MARIANO Oraciones y Canciones para el Mes de María Hágase en mi según tu palabra Diócesis de Villarrica Parroquia Inmaculada Concepción Loncoche
  2. 2. ORACIÓN INICIAL DEL MES DE MARÍA ¡Oh María!, durante el bello mes a ti consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza. Tu santuario resplandece con nuevo brillo y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos. Para honrarte hemos esparcido frescas flores a tus pies, y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes. Hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan, y coronas que no se marchitan. Éstas son las que tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos, y la más bella corona que pueden poner a sus pies es la de sus virtudes. Sí, los lirios que tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones; nos esforzaremos, pues, durante el curso de este mes consagrado a tu nombre, ¡oh virgen santa!, en conservar nuestras almas puras y sin mancha, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aun la sombra misma del mal. La rosa cuyo brillo agrada a tus ojos es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos, pues, los unos a los otros como hijos de una misma familia cuya madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal. En este mes bendito procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida, y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y esperanzados. ¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para que podamos ser algún día dignos hijos de la más santa y la mejor de las madres. AMÉN. 2
  3. 3. EL ROSARIO E squema sugerido para rezar los misterios: 1. 2. 3. 4. 5. 6. Acto de contrición (o se puede decir el Credo) Se anuncia el misterio Se reza el Padre Nuestro Se rezan diez Avemaría Se recita la Fórmula del Gloria Se dice la jaculatoria (¡Oh Jesús mío…) D O e esta forma se procede en cada Misterio. Cuando se reza el último, se puede agregar La Salve. tra manera es introducir un canto o una antífona antes del anuncio de cada Misterio u ofrecer una intención para cada uno de ellos. Lógicamente, se pueden hacer ambas cosas. T ambién es recomendable, como una muy buena forma de vivir desde la oración la fraternidad y universalidad de la Iglesia, ofrecer tres Avemaría: † † † Una por las intenciones del Papa Una por las intenciones del Obispo Una por las intenciones de Cura Párroco 3
  4. 4. MISTERIOS Y SU DISTRIBUCIÓN DIARIA DISTRIBUCIÓN                     MISTERIOS GOZOSOS (lunes y sábado) La Encarnación del Hijo de Dios. La visitación de María a Isabel. El Nacimiento del Hijo de Dios La Purificación de la Virgen María La pérdida y el hallazgo de Jesús en el Templo. MISTERIOS DOLOROSOS (martes y viernes) La Oración de Jesús en el huerto. La flagelación del Señor. La coronación de espinas. El camino al Monte Calvario La crucifixión y muerte de Nuestro Señor. MISTERIOS GLORIOSOS (miércoles y domingo) La Resurrección de Jesús. La Ascensión del Señor. La venida del Espíritu Santo. La Asunción de Nuestra Señora a los cielos. La Coronación de la Santísima Virgen María. MISTERIOS LUMINOSOS (jueves) El Bautismo de Jesús en el Jordán. La autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná. El anuncio del Reino invitando a la conversión. La Transfiguración. La Institución de la Eucaristía. 4
  5. 5. 1.- CANTICO DE 1.MARÍA Maravillas hizo en mi el Poderoso y Santo es su nombre: Por siglos y siglos su amor con aquellos que le temen. Desplegó el poder de su brazo y deshizo los proyectos del soberbio corazón. Derribó de su trono a poderosos, a humildes ensalzó. Yo canto al Señor porque es grande, me alegro en el Dios que nos salva; feliz me dirán las naciones: en mi descansó su mirada. Colmó de bien a los hambrientos a los ricos rechazó. Acogió a Israel su servidor según lo tenía prometido a nuestros padres. Vamos a cantar ave noche y día; y el “Ave María” no cese jamás. Unidos a todos los pueblos cantemos al Dios que nos salva. El hizo en mí obras grandes, su amor es más fuerte que el tiempo; triunfó sobre el mal de este mundo, derriba a los hombres soberbios. 3.– AVE MARÍA 3.– Ave, Ave, Ave María (bis) El mismo saludo que el ángel te dio repiten tus hijos cantando a una voz. No quiere el poder de unos pocos, del polvo a los pobres levanta; dio pan a los hombres hambrientos dejando a los ricos sin nada. La buena noticia que él te anunció nos llena de gozo y enciende de amor. Libera a todos los hombres cumpliendo la eterna promesa que hizo a favor de su pueblo, los pueblos de toda la tierra. Tú eres la estrella que anuncias el sol, la pronta venida del Dios salvador. 2.- MAGNIFICAT Alegre viviste tu entrega total en manos del Padre, con fe sin igual. El Señor hizo en mí maravillas, santo es mi Dios. Tu amor lo probaste al pie de la cruz: en todo quisiste ser como Jesús. Mi alma engrandece al Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador. Pues miró la bajeza de su esclava, desde ahora dichosa me dirán todos los pueblos. Tú, madre bendita, nos llenas de luz; reflejas sin mancha a Dios, a Jesús. 5
  6. 6. 4.- VIRGEN DEL CARMEN BELLA Salve, júbilo del cielo, del excelso dulce imán; salve, hechizo de este suelo, triunfadora de Satán. Quien a ti ferviente clama, halla gloria en el pesar; pues tu nombre luz derrama, gozo y bálsamo sin par. Virgen del Carmen bella, madre del salvador, I:de tus amantes hijos oye el cantar de amor:I De sus gracias tesorera te nombró nuestro Señor; con tal madre y medianera, ¿temer puedes pecador? Dios te salve, María, del Carmen bella flor, I: estrella que nos guías hacia el sol del Señor:I Oh María, madre nuestra, madre del pueblo de Dios, tu nos guías en la marcha hacia el Reino del Señor. Junto a ti nos reúnes, nos llamas con tu voz: I:quieres formar de Chile un pueblo para Dios:I 6.- MADRE DE LOS JÓVENES Somos un pueblo en marcha en busca de la luz: I: guíanos Madre nuestra, llévanos a Jesús:I Madre, óyeme, mi plegaria es un grito en la noche; madre, mírame en la noche de mi juventud. Madre, sálvame, mil peligros acechan mi vida; madre, lléname de esperanza, de amor y de fe. Madre, mírame, en la sombre no encuentro el camino; madre, llévame, que a tu lado feliz cantaré. Haznos cristianos, Madre, cristianos de verdad, I:hombres de fe sincera, de viva caridad:I 5.– OH MARÍA, 5.– MADRE MÍA I: Lara-larala-la-laralala; lara-la-larala :I Madre, una flor, una flor con espinas que es bella; madre, un amor, un amor que ha empezado a nacer. Madre, sonreír aunque llore en el alma; madre, construir, caminar aunque vuelva a caer. Madre, sólo soy el anhelo y la carne que luchan; madre, tuyo soy, en tus manos me vengo a poner. Oh María, madre mía, oh consuelo del mortal; amparadme y guiadme a la patria celestial. Con el ángel de María, las grandezas celebrad, transportados de alegría, sus finezas publicad. 6
  7. 7. 7.– MARÍA ES ESA 7.– MUJER Tú, que en sus manos sin temor te abandonaste, tú, que aceptaste ser esclava del Señor, vas entonando un poema de alegría: “canta, alma mía, porque Dios te engrandeció”. ¿Quién será la mujer que a tantos inspiró poemas bellos de amor? Le rinden honor la música y la luz, el mármol la palabra y el color. ¿Quién será la mujer que el rey y el labrador invocan en su dolor? El sabio, el ignorante, el pobre y el señor, el santo al igual que el pecador. Tú, que has vivido el dolor y la pobreza, tú, que has sufrido en la noche sin hogar. Tú que eres madre de los pobres y olvidados, eres el consuelo del que reza en su llorar. 9.– LA ELEGIDA 9.– María es esa mujer que desde siempre el Señor se preparó para nacer como una flor en el jardín que a Dios enamoró. Una entre todas fue la escogida fuiste tú María la elegida, madre del Señor, madre del Salvador. ¿Quién será la mujer radiante como el sol, vestida de resplandor? La luna a sus pies, el cielo derredor y ángeles cantándole su amor. ¿Quién será la mujer humilde que vivió en su pequeño taller? Amando sin milagros, viviendo de su fe, la esposa siempre alegre de José. I: María llena de gracia y consuelo ven a caminar con tu pueblo nuestra madre eres tú:I Ruega por nosotros pecadores en la tierra, ruega por el pueblo que a su Dios espera, madre del Señor, madre del Salvador. 10.– JUNTO A TI, MARÍA 10.– MARÍA 8.– MADRE DE LOS POBRES Junto a ti, María como un niño quiero estar, tómame en tus brazos, guíame en mi caminar. Quiero que me eduques, que me enseñes a rezar hazme transparente lléname de paz. Madre de los pobres, los humildes y sencillos, de los tristes y los niños que confían siempre en Dios. I:Madre, madre, madre, madre:I Tú la más pobre porque nada ambicionaste, tú perseguida, vas huyendo de Belén. Tú, que un pesebre ofreciste al Rey del cielo, toda tu riqueza fue tenerlo solo a Él. Gracias , madre mía, por llevarnos a Jesús; haznos más humildes, tan sencillos como tú. Gracias, madre mía, por abrir tu corazón porque nos congregas y nos das tu amor. 7
  8. 8. 11.– A CASA DE 11.– Fue tu materna espera luz de esperanza hasta que el niño Dios nació en Belén I:y llegaron los pobres y peregrinos para adorarlo y El sonreía Dios con nosotros el Emmanuel:I ZACARÍAS A casa de Zacarías María se encaminó:I: camino de montañas y en sus entrañas el mismo Dios :I Oyó Isabel su saludo su seno se estremeció I: y el Espíritu Santo casi cantando en ella habló:I En aquel tallercito de carpintero, Dios aprendió el oficio del buen José, I: y tú yendo y viniendo de la cocina, guardabas cosas dentro del alma que te sirvieron para después:I Viendo morir a tu hijo sobre el Calvario, te hiciste nuestra madre junto a la cruz, I:y quedaste esperando porque sabías, que volverías resucitado de entre los muertos tu buen Jesús:I Llena de gracia has venido a mí, la mamacita del Salvador I: dichosa sea la que creyó en la promesa de su Señor:I Mi alma cantando se alegra en Dios, mi Salvador, I: puso en mi sus morada su humilde esclava de corazón:I Fortaleció a los humildes al poderoso lo echó I: por la misericordia que en nuestra historia el derramó :I Madre de los pobres, los humildes y sencillos, de los tristes y los niños que confían siempre en Dios. 13.– VENID Y VAMOS 13.– TODOS Venid y vamos todos con flores a María, con flores a María, con flores a María: que madre nuestra es. 12.– DULCE 12. De nuevo aquí nos tienes purísima doncella, más que la luna bella, I: postrados a tus pies:I MUCHACHA A ofrecerte venimos flores del bajo suelo con tanto amor y anhelo I: Señora tú lo ves:I Dulce muchacha humilde de Palestina, a ti, para ser su madre Dios te eligió. I:Y cuando desde el cielo te mandó un ángel para pedir tu consentimiento tú le dijiste “tú esclava soy”:I Por eso voy a darte mi corazón I:y cantando repetiré tu nombre, María de Nazaret:I 8
  9. 9. 14.– MARÍA MÍRAME 14.– MÍRAME Esperaste cuando todos vacilaban, el triunfo de Jesús sobre la muerte; y nosotros esperamos que su vida anime nuestro mundo para siempre. María mírame, María mírame, si tú me miras, Él también me mirará. Madre mía mírame, de la mano llévame, muy cerca de Él que ahí me quiero quedar. 16.– AVE MARÍA 16.– I:Ave María, Ave María, Ave María:I María cúbreme con tu manto que tengo miedo no sé rezar que con tus ojos misericordiosos tendré la fuerza, tendré la paz. Un día (un día) del cielo un ángel (del cielo un ángel) a una (a una) virgen habló (virgen habló). Le dijo (le dijo) si aceptaba (si aceptaba) ser madre (ser madre) del mismo Dios (del mismo Dios). La virgen (la virgen) dijo humilde (dijo humilde) esclava (esclava) soy del Señor (soy del Señor) y Dios (y Dios) se hizo hombre (se hizo hombre) y el hombre (y el hombre) se hizo Dios (se hizo Dios). María consuélame de mis penas es que no puedo ofenderlo más. Que con sus ojos misericordiosos, quiero ir al cielo y verlo ya. 15.– SANTA MARÍA 15. DE LA ESPERANZA De pie (de pie) en el Calvario (en el Calvario), María (María), a su Hijo ofreció (a su Hijo ofreció); y a todos (y a todos) los redimidos (los redimidos) por hijos (por hijos) ella aceptó (ella aceptó). Y así surgió la Iglesia (y así surgió la Iglesia) y así (y así) surgió el amor (surgió el amor). Santa María de la esperanza, I:mantén el ritmo de nuestra espera:I Nos diste al esperado de los tiempos, mil veces prometido en los profetas; y nosotros de nuevo deseamos que vuelva a repetirnos sus promesas. Un día (un día) en cuerpo y alma (en cuerpo y alma), María (María) al cielo subió (al cielo subió), llevada (llevada) por el deseo (por el deseo) de ver (de ver) a su Hijo y Señor (a su Hijo y Señor). Los ángeles (los ángeles) se conmovieron (se conmovieron) al verla (al verla) tan cerca de Dios (tan cerca de Dios). Por eso (por eso) en todo el mundo (en todo el mundo) le cantan (le cantan) de corazón (de corazón). Viviste con la cruz de la esperanza, tensando en el amor la larga espera; y nosotros buscamos con los hombres el nuevo renacer de nuestra tierra. Brillaste como aurora del gran día; plantaba Dios su tienda en nuestro suelo. Y nosotros soñamos con su vuelta, queremos la llegada de su reino. 9
  10. 10. 17.– SANTA MARÍA 17.– DEL CAMINO Mientras recorres la vida, tú nunca solo estás; contigo por el camino, santa María va. I:Ven con nosotros a caminar, santa María ven:I Enséñanos, madre buena, como se debe escuchar al Señor cuando nos habla en una noche estrellada, en la tierra que, dormida, hoy descansa en su bondad. Y sobre todo, María, cuando nos habla en los hombres, en el hermano que sufre, en la sonrisa del niño, en la mano del amigo, en la paz de una oración. 19.– MILES DE 19.– JÓVENES Aunque te digan algunos que nada puede cambiar, lucha por un mundo nuevo, lucha por la verdad. Si por el mundo los hombres sin conocerse van, no niegues nunca tu mano al que contigo está. Aunque parezcan tus pasos, inútil caminar, tú vas haciendo camino, otros los seguirán. 18.– MADRE DEL 18. SILENCIO Como una tarde tranquila, como un suave atardecer, era tu vida sencilla en el pobre Nazaret, y en medio de aquel silencio, Dios le hablaba al corazón. I:Virgen María, Madre del Señor, danos tu silencio y paz para escuchar su voz:I Miles de jóvenes llevan, tu nombre bonito, María. Miles de jóvenes lucen tu encanto, que es flor y alegría. Y toda su vida se llena de gracia que es vida de Dios: te llevan, María, en el nombre, te llevan en el corazón. I:Ave María, ave María:I Miles de pájaros cantan al día que está amaneciendo, estrellas que enciende la noche, el mar, la sonrisa y el viento. Son muchas las cosas hermosas que hizo el poder del Señor, tú eres la flor más bonita, la estrella que brilla mejor. 10
  11. 11. LA SALVE Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre! ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Guía: Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. Asamblea: Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. AMÉN. ORACIÓN FINAL DEL MES DE MARÍA MES ¡Oh María!, madre de Jesús, nuestro salvador y nuestra buena madre, nosotros venimos a ofrecerte, con estos obsequios que colocamos a tus pies, nuestros corazones, deseosos de agradarte y solicitar de tu bondad, un nuevo ardor en tu santo servicio. Dígnate presentarnos a tu Divino Hijo que, en vista de sus méritos y a nombre de su santa madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud. Que haga lucir, con nuevo esplendor, la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo, en las tinieblas del error; que vuelvan hacia Él y cambien tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el tuyo. Que convierta a los enemigos de su Iglesia, y que, en fin, encienda por todas partes el fuego de su ardiente corazón; que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de la vida, y de esperanza para el porvenir. AMÉN. 11
  12. 12. ORACIÓN A LA INMACULADA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LONCOCHE LONCOCHE María, virgen santa e inmaculada, Dios Padre te preservó de toda mancha de pecado para acoger en tu santo seno a su Hijo Unigénito y Predilecto. El Espíritu Santo te llenó de la Gracia Divina para confirmar tu vocación de Madre de Dios. Tus hijos de la Comunidad de Loncoche damos gracias a Dios, en la Persona de tu amado Hijo Jesús, por tenerte de Madre, Patrona y Protectora. Intercede por cada uno de tus hijos: los que viven en el campo o en la ciudad; los que partieron en busca de trabajo y oportunidades; los que estudian para alcanzar un futuro mejor; los que están postrados y los enfermos en general; los que viven al margen del progreso y el bienestar; los encarcelados, los explotados y los no tomados en cuenta; los que viven prisioneros de los vicios o de las drogas; los que murieron esperanzados en la resurrección; los que te buscan como intercesora, e incluso, los que no reconocen tu lugar en la Historia de la Salvación. Ruega para que se renueve en nosotros la fe, la esperanza y el amor. AMÉN. 12

×