Qué es la gracia

132 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
132
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Qué es la gracia

  1. 1. Serie: Pilares de la vida cristianaTema: ¿Qué es la gracia?Por: Angelo BecerraTexto: En cambio, Dios nos demostró su amor en que Cristo murió pornosotros aun cuando éramos pecadores. Romanos 5:8Un pilar es un fundamento sobre el cual se apoya algo. ¿Sabes es qué seapoya la vida cristiana? Cuando desconocemos los pilares o fundamentos enque descansa nuestra vida espiritual corremos el riesgo que ésta se derrumbe.En la palabra de Dios encontramos varios pilares sobre los cuales descansanuestra nueva vida en Cristo. Deseo que estudiemos a profundidad dos deellos en las siguientes dos semanas. La gracia de Dios y la fe en él son elfundamento más firme que sostendrá nuestro peregrinar en la vida cristiana.Hoy veremos el primer pilar, la gracia de Dios.Una de las cualidades de Dios más complejas de entender para la mentehumana es su gracia. Nos es más fácil aceptar su justicia que su gracia. Diosen su justicia nos da lo que nos merecemos pero en su gracia nos da lo que nomerecemos. Es por ello que algunos deslegitiman el perdón de Dios, pues asus ojos es inaceptable justificar al pecador. Pero el hecho es que Dios en sunaturaleza es gracia. Está constituido de gracia y por eso puede otorgarnosregalos totalmente inmerecidos. Por ejemplo: Digamos que alguien entra a tucasa para robar y cometiendo el ilícito asesina a tu hijo. Tú observas cómo elladrón sale huyendo mientras lloras inconsolablemente. Pero te das cuenta queel ladrón se cae golpeándose gravemente en su cabeza y perdiendo el armaque lo mantenía controlando la situación. La justicia te llevaría a tomar esaarma y agredir a aquel que le arrebató la vida de tu hijo. La gracia te motivaríaa ayudar al asesino de tu hijo, llevándolo al hospital, donándole sangre si fueranecesario y hasta pagando los gastos hospitalarios. Eso es gracia.Veamos algunos principios que definen la gracia de Dios:1. Dios te ama independientemente de lo que hagas: eres el objeto del amorde Dios. La Biblia dice que él nos ama con amor eterno, no es condicional nipasajero. Su amor permanece para siempre. No podrás hacer algo comopara que Dios deje de amarte. Comprender esto se nos hace difícil debido aque desde niños se nos ha enseñado a ganarnos el amor. Se nos decía frasescomo: pórtate bien para que mamá te quiera, si haces esto te voy a querermás, si haces aquello entonces no te amaré. Parecían frases inofensivas peromarcaron nuestro corazón. Así que cuando ahora se nos dice que Dios nosama sin condiciones se nos hace tan difícil aceptarlo. Decimos en nuestro
  2. 2. interior: pero tengo que hacer algo, no puede ser tan fácil. Dios dice, hagas loque hagas o dejes de hacer siempre te amaré.Entonces el hijo regresó a la casa de su padre. "Mientras el hijo todavíaestaba muy lejos de casa, su padre lo vio y tuvo compasión de él. Saliócorriendo a su encuentro y le dio la bienvenida con besos y abrazos.El hijo le dijo: Padre, he pecado contra Dios y contra ti. No merezcollamarme tu hijo."Pero el padre les dijo a sus siervos: ¡Apresúrense! Vístanlo con la mejorropa. También pónganle un anillo y sandalias.Maten el mejor ternero y prepárenlo. ¡Celebremos y comamos!Esto no significa en ninguna manera que Dios apruebe nuestra conductapecaminosa. Dios siempre reprochará nuestro pecado pero nos amaráincondicionalmente.2. Dios te perdona independientemente de tu pecado: aunque unospecados tienen mayores consecuencias que otros, todo pecado agrede aDios y por lo tanto rompe nuestra comunión con él. Por lo tanto si nosacercamos a Dios con un corazón arrepentido, él nos recibe con sus brazosabiertos como si nada hubiese pasado. La Biblia dice:Si decimos que no pecamos, nos engañamos a nosotros mismos y laverdad no está en nosotros; pero si admitimos nuestros pecados, Diosnos perdonará. Él es fiel y justo para limpiarnos de toda maldad. 1 Juan1:8-9Desde pequeños hemos sido programados para ver la gravedad de ciertospecados. Se nos aceptaba algunas “mentiritas” pero de ninguna manera seaceptaba que cogiéramos algunas “moneditas”. De esta maneraimplícitamente se nos aseveraba que si cometíamos algún pecado grave,estábamos perdidos. Esto ha afectado nuestra relación con Dios.Equivocadamente creemos que si cometemos ciertas faltas no tan graves,podemos acercarnos a él para recibir su perdón, pero si las faltas fueron muygraves no debemos acercarnos a él, o si nos acercamos, primero debemospasar por un proceso de purificación. La Biblia no menciona algo como unpurgatorio previo al arrepentimiento.David fue uno de los hombres más significativos de la Biblia, pero no sólo porsu devoción para con Dios, sino también por sus rebeliones. Podría decirse queDavid cometió faltas muy graves ante Dios y los hombres. Manchó su alma condos de los pecados más graves dentro del decálogo, asesinato y adulterio.Pero aún así cuando se arrepintió encontró a un Dios bondadoso y compasivo.Ten compasión de mí, Dios mío, conforme a tu fiel amor; conforme a tugran misericordia, borra mis rebeliones. Salmos 51:13. Dios quiere vivir en ti aunque no lo merezcas: el hecho más grande de lagracia es que Dios quiera habitar en el interior de nuestras vidas. Somos seres
  3. 3. imperfectos y pecadores y aún así Dios quiere morar en nuestros cuerpos. ElSeñor no quiere vivir al lado tuyo, él no quiere ser tu vecino él quiere habitar entu mismo corazón. El pretende ser tu dueño, no una visita. Gracia es que Diosde enemigo nos convierta en sus amigos para vivir dentro de cada uno denosotros.Cuando éramos enemigos de Dios, él hizo las paces con nosotros através de la muerte de su Hijo. Con mayor razón ahora que somos amigosde Dios, él nos va a salvar por medio de la vida de Cristo. Romanos 5:10La verdad es que no nos pertenecemos, Dios es nuestro dueño y ha decididomorar en nosotros.¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo? Ustedeshan recibido al Espíritu de Dios y habita en ustedes. Entonces, ustedesno son dueños de su cuerpo. 1 Corintios 6:194. Dios quiere darte su fortaleza para que venzas el pecado: en algunaocasión leí: “la voluntad todo lo supera”. Me quedé analizando esta frase y fuecomo si Dios mismo la completara en mi mente “excepto el pecado”. Puede serque una voluntad férrea se pueda enfrentar a conductas inadecuadas y malosvicios, pero jamás podrá vencer el pecado. Existe sólo una persona en eluniverso que venció el pecado, Jesús. Sin su vida y fortaleza en el interior denosotros estamos terriblemente indefensos y debiluchos como paraenfrentarnos al pecado. Así que si ahora somos libres del pecado no podemosenorgullecernos de nosotros mismos sino darle todo el crédito a la gracia deDios. Es la presencia de Jesús a través de su Espíritu Santo la que nos da lavictoria en las áreas que nos consideramos débiles.No obstante la gracia que nos da el poder para vencer el pecado se hacemanifiesta cuando tomamos la decisión radical de apartarnos de él. Estobíblicamente es conocido como arrepentimiento. Dios solamente te fortalecepara vencer el pecado cuando en ti hay la voluntad firme de abandonarlo. Esteproceso no se da por casualidad, debe ser meticulosamente planificado yejecutado. Puede ser que en un principio haya tropiezos, pero Dios dice, si lohaces conmigo lo lograrás.Gracia es decirle al Señor, aunque creo que no seré capaz, tú me fortalecerás.Dependo absolutamente de ti. Dame las fuerzas en el momento de mayordebilidad. Ayúdame a huir cuando me sienta rodeado por la tentación y a puntode caer. Esto es la gracia de Dios. Gracia es que aunque haya tropiezos yhasta caídas le podamos decir al Señor, quiero volverlo a intentar, porque séque me sigues amando y en la próxima oportunidad saldré victorioso.5. Dios quiere usarte a pesar de tu imperfección: somos obras inacabadas.Mientras estemos en este cuerpo mortal tendremos deficiencias y
  4. 4. cometeremos pecados. Dios no dice, sé perfecto para poder usarte. El dice, teuso para que busques la perfección. Si la perfección fuera un requisito paraque Dios nos usara sencillamente no se podría hacer nada porque todosquedaríamos descalificados para servir a Dios. Ninguno de los hombres de laBiblia que Dios usó fue perfecto. Pero todos sí buscaban y trabajaban en superfección.Elías fue un ser humano como cualquiera de nosotros, y pidió que nolloviera, y no llovió por tres años y medio. Después oró otra vez, llovió yla tierra produjo sus cosechas. Santiago 5:17-18Ahora bien, tú eliges la clase de servicio que quieras realizar en la obra deDios. El Señor pondrá en lugares de privilegio a aquellos que honestamentetrabajan en buscar su propia perfección. No debemos decir que Dios tienecuellos con unos y rechaza a otros. Dios simplemente asigna trabajos de honora aquellos que se esfuerzan en ser íntegros.En una casa grande hay objetos de oro y plata, y también otros demadera y barro. Algunos tienen usos especiales, otros uso común.Así sucede en la casa del Señor. Si uno se mantiene puro, puede tener unuso especial, dedicado y útil para el Señor y listo para hacer toda clase debuenas obras. 2 Timoteo 2:20-21

×