Canto y liturgia en el diplomado 2015

533 visualizaciones

Publicado el

diapositivas de Canto y liturgia, por el pbro. licenciado Salvador Parvol

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
533
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
17
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Canto y liturgia en el diplomado 2015

  1. 1. Diplomado En liturgia Celaya / 2015 diplomad CELAYA
  2. 2. M É X I C O , D . F . , P D D M D I P L O M A D O
  3. 3. Santo Tomás de Aquino: QUANTUM POTES Cuánto puedas TANTUM AUDE tanto intenta QUIA MAIOR OMNI LAUDE porque supera toda alabanza NEC LAUDARE SUFFICIS y no bastarás para alabarlo
  4. 4. Introducción VER (realidad): a) En la génesis cristiana 1.- Testimonios arcaicos acerca del canto en la Oración cristiana 2.- Desarrollo del canto en la plegaria litúrgica Asamblea que canta; asamblea que se expresa con el canto 3.- El melos –melodía- al servicio del Logos –palabra- b) Actualmente JUZGAR (iluminación) ACTUAR (Compromiso-aplicación) Conclusión PROGRA
  5. 5. MÚSICA-----------------------LITURGIA LOCUS THEOLOGICUS (espacio de encuentro/comunicación entre Dios y los hombres y los hombres con Dios) LOS ELEMENTOS PARA DICHA COMUNICACIÓN SON MUCHOS
  6. 6. CANTO Y MÚSICA DESTACAN SOBREMANERA PORQUE FAVORECEN PARTICIPACIÓN ACTIVA D/ ASAMBLEA LITÚRGICA DESFAVORECEN
  7. 7. EL FIN U OBJETIVO MOTIVARTEA VALORAR DICHO ELEMENTO ESENCIAL E INTEGRANTE DE LA LITURGIA E INVITARTE A PROMOVER DICHO ELEMENTO EN LAS CELEBRACIONES SACRAMENTALES DE TU COMUNIDAD PARROQUIAL.
  8. 8. VER REALIDAD: a) GÉNESIS CRISTIANA a) ACTUALMENTE
  9. 9. A) EN LA GÉNESIS CRISTIANA: ¿Cuál ha sido la presencia del canto y música en la liturgia católica? ¿Cómo se han vivido estos elementos en la génesis cristiana? ¿Qué valor o valores humanos entran en función cuando se canta? ¿Cuál es la situación del canto que se vive en el hoy litúrgico en comparación con los orígenes cristianos?
  10. 10. 1.- TESTIMONIOS ARCAICOS ACERCA DEL CANTO EN LA ORACIÓN CRISTIANA ORACIÓN LITURGIA HEBREA POR EL AMBIENTE JUDEO-CRISTIANO DE LA PRIMITIVA COMUNIDAD RECORDEMOS Canto del HALLEL cfr. Mt 26, 30 y Mc 14, 26.
  11. 11. Algunos textos bíblicos en los que podemos encontrar el uso de este elemento en la vida litúrgica de la comunidad son: Ef 5, 19; Col 3, 16; 1 Co 14, 26 … El hecho de cantar es indiscutible aunque algunos exegetas no estén totalmente de acuerdo.
  12. 12. Los Hechos de los Apóstoles 16, 25 describen el canto nocturno en honor a Dios hecho por Pablo y escuchado por los prisioneros en la cárcel de Filipo (hacia el año 50 d.C) Santiago 5, 12 nos presenta un versículo muy particular que resulta ser una motivación a cantar si es que se está alegre, y la liturgia era un encuentro de alegría con Jesús resucitado
  13. 13. La DIDACHÉ testimonia algunos gestos de aclamación. Otro testimonio grande lo encontramos en una carta de PLINIO el Joven al emperador Trajano (Ep 10, 96, 7; año 112): LOS CRISTIANOS SE REÚNEN Y CANTAN: SIGUEN UN CARMEN –canto- MATUTINO, DIRIGIDO A CRISTO COMO DIOS
  14. 14.  Los textos que se cantaban en la primitiva comunidad eran netamente bíblicos:  SALMOS  HIMNOS  CÁNTICOS INSPIRADOS Los seguidores de Marsión rechazaban los salmos davídicos y compusieron cantos según su propia doctrina.
  15. 15.  Ante la existencia de cánticos e himnos que proclamaban una doctrina herética no heterodoxa, San Efrén contrarrestó este tipo de doctrinas con himnos bíblicos – cristológicos-  Pablo de Samosata –condenado por el II Concilio de Antioquía en el año 286 por errores dogmáticos- había robado de las iglesias de Antioquía el uso del canto de los himnos habituales y hacía cantar «Salmos Autocelebrativos» (compuestos en su honor)
  16. 16. La PRÁXIS VOCAL-CORAL se deduce de la Tradición Apostólica del año 210 n. 25 ….. Se testimonio la salmodia aleluyática, alternada entre el diácono y todos; o bien, la salmodia cantada por los niños y las vírgenes. Eusebio de Cesarea cita el hecho de numeros cantos de los hermanos que celebran a Cristo, el Verbo de Dios y le reconocen su divinidad.
  17. 17. Finalmente pensemos en las doxologías finales unidas a las bendiciones, a las letanías con respuesta de los fieles al diácono (especialmente el Kyrie), y otras respuestas a las invitaciones diaconales, a las aclamaciones y silencios de las oraciones presidenciales.
  18. 18. Los horarios del canto, unido a la plegaria litúrgica, se lleva a cabo por la mañana, al medio día y por la tarde. Los textos son bíblicos y extra-bíblicos –composiciones cristianas.
  19. 19. 2.- DESARROLLO DEL CANTO EN LA PLEGARIA LITÚRGICA Con la paz constantiniana los dos principales momentos diurnos de la oración cristiana, ya practicada desde los orígenes, adquieren un relieve público.
  20. 20. Los edificios sagrados, erigidos por la asamblea cristiana, dan la bienvenida rápidamente a los ritos tradicionales, los cuales son enriquecidos al contacto con la cultura en la cual se insertan
  21. 21. Se tienen noticias precisas, aunque particulares, de vigilias nocturnas, totales o parciales, durante las cuales aparecen algunos ministerios; el lector y el cantor solista, que podrían ser la misma persona. La estructura de la LECTIO CUM CANTICO es realmente arcaica y aparece muy unidas en la vigilia pascual.
  22. 22. Posteriormente, con la introducción de la salmodia responsorial y antifonada, algunos salmos del salterio llegarán a ser muy populares.
  23. 23. 3.- ASAMBLEA QUE CANTA; ASAMBLEA QUE SE EXPRESA CON EL CANTO Además del testimonio de Plinio el Joven (112) donde presentaba a los cristianos como un pueblo que Canta, Orígenes, un siglo después, remarca la existencia de un pluralismo lingüístico posible en las asambleas: LOS GRIEGOS ORAN A DIOS EN GRIEGO, LOS ROMANOS EN LATÍN Y ASÍ CADA QUIEN EN SU PROPIA LENGUA ORA Y CANTA A DIOS COMO ESTÉ EN GRADO DE HACERLO.
  24. 24. Tenemos testimonios maravillosos de San Agustín y Eusebio de Cesarea… pag. 5: la PARTICIPACIÓN CORAL como un ejercicio agradable a los fieles. El modelo eclesiológico que aparece aquí es: TODO EL PUEBLO DE DIOS ES SUJETO INTEGRAL DE LA ACCIÓN LITÚRGICA.
  25. 25. Dice Rainoldi Felice que: en esta época, el canto no es un añadido externo de naturaleza estética, gestado por un grupo élite, sino la natural y coral expresión de todos
  26. 26. 4.- EL MELOS AL SERVICIO DEL LOGOS PALABRA Y MELODÍA se entienden solo en la relación de una con la otra = SIMBIOSIS La palabra poética por naturaleza está ordenada al canto. El placer del canto es y debe ser en función de la PALABRA de DIOS:
  27. 27. Podríamos decir que EL CANTO AYUDA PARA QUE LA PALABRA DE DIOS PENETRE EL CORAZÓN. San Agustín nos narra en sus confesiones X, 33, la experiencia que logró al escuchar cantar a los cristianos de Milán con sus voces moduladas y la Palabra de Dios que melódicamente movía su corazón a la conversión. La melodía contribuye potentemente a que el mensaje se imprima en la profundidad del alma para no salir jamás
  28. 28. El canto, entonado fuera del recinto cultual y ritual resuena en varios ámbitos de la existencia, personal o social, con sus propios beneficios, aunque también con sus problemas. La vigilancia de los Padres llega a promover decididamente el canto extra ritual como un elemento de cultura cristiana contrapuesta a las varias formas de cultura pagana en el campo de la literatura y del espectáculo
  29. 29. El Canto de los creyentes deberá servir, sea como reacción en la confrontación con los cantos paganos, sea como antídoto saludable en la confrontación de aquellos que han sido presos de la propaganda herética, para neutralizar las influencias. Todo esto no fue una lucha fácil de los pastores de la Iglesia contra los cantos indignos.
  30. 30. B) EN LA ACTUALIDAD Es necesario analizar la realidad que vive la Iglesia de hoy en el aspecto litúrgico musical. Al mirar un poco a nuestro alrededor encontramos que:
  31. 31. 1.- Esfuerzos por promover la Música Sacra en todos los niveles (universal, nacional, regional, diocesana, parroquial) 2.- Obispos, presbíteros, religiosas y laicos han sumado esfuerzos para que la reforma se haga realidad 3.- Según encuestas es un elemento de mayor interés y preocupación. Personas más capacitadas.
  32. 32. 4.- Las escuelas de música sacra han seguido trabajando, con sus altos y bajos, se han ido implementando institutos de música sacra 5.- los congresos nacionales e internacionales han sido de mucho provecho para profundizar este aspecto 6.- hoy se canta más; el pueblo sabe y gustosamente canta más composiciones
  33. 33. 7.- Existe abundante material técnicamente bien elaborado, aunque mucho de este material solo puede ser cantado por Scholas o coros bien formados técnica, vocal y musicalmente hablando. 8.- Muchas de estas composiciones al tener melodías complicadas quedan archivadas o abandonadas por el medio popular 9.- Falta mayor preparación litúrgica y técnica en compositores, músicos y en nuestro pueblo
  34. 34. 10.- Los grupos de cantores juveniles no siempre reciben la formación cristiana adecuada, ni la formación litúrgica suficiente 11.- algunas veces los coros impiden la participación activa de la comunidad 12.- las nuevas composiciones no siempre tienen el valor religioso y artístico deseado, y así, no satisfacen las necesidades litúrgicas
  35. 35. 13.- falta una verdadera inculturación del canto en la liturgia según pueblo, cultura y lengua. 14.- todavía se pueden escuchar algunas melodías con un lenguaje pseudo-cristiano (parodias) 15.- El uso de instrumentos en el acompañamiento no ha sido el adecuado
  36. 36. 16.- Existe una proliferación de cantores sin una preparación litúrgico-musical que buscan únicamente el aspecto económico y no el crecimiento de su fe al prestar un servicio. En este caso no se puede hablar de un ministerio musical propiamente dicho. 17.- Los textos de muchos cantos que hoy se componen no están fundamentados o inspirados en la Sagrada Escritura o en la Eucología Litúrgica
  37. 37. 18.- Los seminarios carecen de una verdadera y profunda formación litúrgico-musical. 19.- Muchos pastores, al no tener los elementos musicales y al desconocer los criterios de la música litúrgica, promueven y permiten la ejecución de cualquier tipo de música, sin cuestionar y ayudar a quienes carecer de dichos elementos. En muchos de los casos creen saberlo todo y no se dejan ayudar por personas cualificadas o expertas en la materia. 20.- existe poca preocupación por promover la formación litúrgico-musical de algunos laicos que podrían aventajar, y posteriormente servir a la comunidad en alguna escuela de música sacra de la provincia o nación.
  38. 38. JUZGAR ILUMINAR
  39. 39. Después de hacer un pequeño análisis sobre la situación que ha vivido y vive este matrimonio inseparable: MUSICA- LITURGIA, es necesario confrontar dicha realidad con los criterios y orientaciones pastorales expuestos en diversos documentos oficiales/eclesiales.
  40. 40. HISTORIA, MATER ET MAGISTRA EST La historia hoy nos recuerda que el primer impulso oficial que puso en marcha el gran movimiento de renovación litúrgica que culminó con la carta magna sobre la liturgia, es decir, la SACROSANCTUM CONCILIUM, fruto del Concilio Vaticano II, fue aquél que realizó San Pío X en 1903 en su carta: TRA LE SOLLECITUDINI, la cual nos da a conocer el lugar exacto que le compete a la MÚSICA SAGRADA con relación a la LITURGIA y sus efectos:
  41. 41. «LA MÚSICA SAGRADA COMO PARTE INTEGRAL DE LA LITURGIA, ESTÁ DIRIGIDA AL OBJETIVO GENERAL DE LA MISMA LITURGIA, A SABER, LA GLORIA DE DIOS Y LA SANTIFICACIÓN Y EDIFICACIÓN DE LOS FIELES. AYUDA A AUMENTAR LA BELLEZA Y ESPLENDOR DE LAS CEREMONIAS DE LA IGLESIA Y, YA QUE SU FUNCIÓN PRINCIPAL ES REVESTIR EL TEXTO LITÚRGICO QUE SE PRESENTA AL ENTENDIMIENTO DE LOS FIELES CON UNA MELODÍA APROPIADA, SU FINALIDAD ES HACER EL TEXTO MÁS EFICAZ, DE MODO QUE LOS FIELES, POR ESTE MEDIO, SEAN MOVIDOS A MAYOR DEVOCIÓN Y QUE SE TORNEN MÁS DISPUESTOS A RECOGER PARA SÍ LOS FRUTOS DE GRACIA QUE VIENEN DE LA CELEBRACIÓN DE LOS SAGRADOS MISTERIOS»
  42. 42. LA SACROSANCTUM CONCILIUM MUSICAM SACRAM ORIENTACIONES PASTORALES SOBRE MÚSICA SAGRADA
  43. 43. ACTUAR COMPROMISO
  44. 44. Ante la realidad que hemos expuesto y la doctrina o criterios que nos presentan los documentos eclesiales e iluminan dicha realidad, no podemos menos que dejarnos cuestionar y motivarnos a buscar un cambio de raíz que nos lleve a alcanzar el objetivo de la Sagrada Liturgia: LA PLENA GLORIFICACIÓN DE DIOS Y LA SANTIFICACIÓN DE LOS HOMBRES.
  45. 45. En la Carta Apostólica del Beato Juan Pablo II: VICESIMUS QUINTUS ANNUS señala cuatro líneas de acción prioritarias en el momento actual de la pastoral litúrgica de la Iglesia que exigen una aplicación inmediata al campo de la música: 1.- CATEQUESIS Y FORMACIÓN 2.- ADAPTACIÓN A LAS DIFERENTES CULTURAS 3.- RESPUESTA A LAS EXIGENCIAS DE NUESTRO TIEMPO 4.- CONSIDERACIÓN DE LA PIEDAD POPULAR
  46. 46. después de haber contemplado un ALENTADOR PANORAMA CUESTIONADOR AYER Y HOY De la Comunidad Cristiana/Música L.
  47. 47. “Cantadle un cántico nuevo, cantadle con maestría. Cada uno se pregunte cómo cantará a Dios. Cántale, pero hazlo bien. El no admite un canto que ofenda sus oídos. Cantad bien, hermanos.
  48. 48. Si se te pide que cantes para agradar a alguien entendido en música, no te atreverías a cantar sin la debida preparación, por temor a desagradarle… ¿Quién, pues, se prestará a cantar con tanto arte y maestría que en nada desagrade a unos oídos tan perfectos?... Canta con júbilo.
  49. 49. Este es el canto que agrada a Dios, el que se hace con júbilo. ¿Qué quiere decir cantar con júbilo? Darse cuenta de que no podemos expresar con palabras lo que siente el corazón. En efecto, los que cantan, ya sea en la siega, ya en la vendimia o en algún otro trabajo intensivo, empiezan a cantar con palabras que manifiestan su alegría, pero luego es tan grande la alegría que los invade que, al no poder expresarlo con palabras, prescinden de ellas y acaban en un simple sonido de júbilo.
  50. 50. El júbilo es un sonido que indica la incapacidad de expresar lo que siente el corazón. Y este modo de cantar es el más adecuado cuando se trata del Dios inefable. Porque, si es inefable, no puede ser traducido en palabras. Y, si no puedes traducirlo en palabras, y, por otra parte, no te es lícito callar, lo único que puedes hacer es cantar con júbilo. De este modo, el corazón se alegra sin palabras y la inmensidad del gozo no se ve limitada por unos vocablos. Cantadle con maestría y con júbilo”.
  51. 51. Por todo cuanto hemos dicho en esta primera parte, es necesario, en consecuencia, iniciar un camino de preparación litúrgica en este campo tan importante como lo es el MINISTERIO DEL CANTO en la Asamblea Litúrgica. COMENTARIO ENLACE
  52. 52. Recordemos que existen diversos ministerios y uno de ellos, sin lugar a dudas, será el maravilloso servicio de la Música Litúrgica. Por tal motivo abordo a continuación los diversos elementos cantables dentro de la Celebración Eucarística, centro de toda la sacramentalidad de la Iglesia
  53. 53. OBJETIVO: 1.- QUÉ? 2.- PARA QUÉ?
  54. 54. CONOCER las normas que rigen el canto litúrgico no sin antes pasar por las orientaciones doctrinales que las acompañan PARA QUE adquiriendo los elementos que la Iglesia nos invita a tomar en cuenta promovamos una alabanza a Dios de la manera más bella posible y, al mismo tiempo, colaboremos en la formación de criterios católicos a quienes ejercen el ministerio del canto en la comunidad
  55. 55. CONOCER NORMAS RIGEN CANTO LITÚRGICO ORIENTACIONES DOCTRINALES PROMOVER ALABANZA DIOS BELLAMENTE COLABORAR FORMACIÓN CRITERIOS CATÓLICOS MINISTROS DEL CANTO
  56. 56. NORMAS LITÚRGICAS QUE RIGEN EL CANTO ACTUALMENTE DENTRO DE LAS CELEBRACIONES LITÚRGICAS EUCARISTÍA
  57. 57. DENTRO DE LOS CRITERIOS O NORMAS LITÚRGICAS ESTÁN LAS ORIENTACIONES DOCTRINALES Y PASTORALES QUE LA CONFERENCIA EPISCOPAL MEXICANA PROMULGÓ EN 1997 EUCARISTÍA Bautismo Confirmación Matrimonio Sacerdocio Unción Reconciliación
  58. 58. URGEUNA FORMACIÓN MUSICAL COMPLETA A LOS COROS Y A LOS CRISTIANOS QUE PARTICIPAN EN LAS ASAMBLEAS DOMINICALES U ORDINARIAS. POR LO TANTO, ESTE CURSO ES TEÓRICO-PRÁCTICO TRATARÁ DE DAR RESPUÉSTA A LOS PORQUÉS QUE SURGEN ANTE LA PROHIBICIÓN DE TAL O CUAL CANTO NO LITÚRGICO Y OFRECERÁ UNA VISIÓN ECLESIAL SOBRE EL MINISTERIO DEL CANTO
  59. 59. ADEMÁS….. RESPONDO A LA INVITACIÓN HECHA POR LA CEM: “… PEDIMOS A LAS COMISIONES DIOCESANAS DE MÚSICA SAGRADA, INFLUIR EN TODAS LAS FORMAS POSIBLES PARA AYUDAR A QUE LO QUE HEMOS RECOMENDADO SEA CONOCIDO Y APLICADO …”
  60. 60. • La música es parte necesaria e integral de la liturgia (SC. 12) y no a la inversa. • Música y Canto están al servicio de la liturgia para que alcance su santidad • Cantar es bueno, cantar bien es mejor • Quien bien canta ora dos veces • Cantar es cantar.
  61. 61. LA PRÁXIS DEL CANTO LITÚRGICO EN LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA “Siempre que los ritos, según la naturaleza propia de cada uno, admitan una celebración común, con asistencia y participación activa de los fieles, hay que inculcar que ésta debe ser preferida, en cuanto sea posible, a una celebración individual y casi privada” (cfr. SC. 27).
  62. 62. Por tanto, en la medida de lo posible, se celebrarán con canto los sacramentos que tienen una particular importancia en la vida de toda la comunidad parroquial. Esta festividad de los ritos permitirá su mayor eficacia pastoral.
  63. 63. 1.- CANTO DE ENTRADA • Nace en Roma en el siglo V solemnizando la entrada del papa y su cortejo desde la sacristía – al fondo de la basílica- hasta el altar, cerca del ábside. • El término oficial con que se designa el principio de la misa “apertura” no “entrada” el cuál no es empleado sino para el canto • El principio de la celebración es más que una entrada física a un lugar. Es emprender un camino hacia una meta
  64. 64. • La finalidad del canto es: –abrir la celebración, –fomentar la unión de quienes se han reunido, –elevar sus pensamientos a la contemplación del misterio del tiempo litúrgico o de la fiesta y –acompañar la procesión del presbítero y de los ministros
  65. 65. • Para lograr esta misión: – Hay que escoger, entre el repertorio local, el canto cuyo texto sea el más cercano al espíritu de la celebración del día. – El canto debe introducir sobre todo al MISTERIO PASCUAL . – Debe fomentar la unidad de los fieles por eso debe ser un canto conocido por todos. – El canto debe tener elementos comunes y elementos para solistas
  66. 66. • Sugerencias prácticas: – Sacar fotocopias del esquema que se cantará – Utilizar el mismo esquema durante un mes para que las personas lo aprendan – Pedirle al presbítero cinco minutos antes de iniciar la celebración para ensayar algún canto nuevo.
  67. 67. • El canto de entrada por ser procesional (canta y camina decía San Agustín): – Pierde su sentido cuando ya se terminó la procesión y retarda el rito siguiente. – Se canta alternativamente por el coro y pueblo o por el cantor y pueblo o por todo el pueblo o solamente por el coro – Para este canto se puede utilizar: la antífona con su salmo –vgr. El gradual Romano-; un texto apropiado y aprobado por la Conferencia Episcopal
  68. 68. • Si no se canta: – se lee la antífona que aparece en el misal. – Se puede tocar el órgano o cualquier otro instrumento legítimamente admitido. Así como en el ofertorio, comunión o al final de la celebración.
  69. 69. 2.- Kyrie Eleison • Kyrie (oh Señor!) es el vocativo de la palabra griega Kyrios (Señor), y se aplica a CRISTO JESÚS en el NT. • Es el nombre con que se designan las invocaciones del rito de entrada de la misa: Kyrie eleison, Christe eleison, Kyrie eleison. • Estas invocaciones estaban relacionadas con la oración de los fieles que existía desde los primeros siglos después de las lecturas bíblicas y la homilía, y a la que cada vez se respondía con el Kyrie, eleison (Egeria) • Nace a fines del S. V. posiblemente introducido en la liturgia por el papa Gelasio.
  70. 70. • En el s. VI ya no se intercalaban las frases de invocación. • Las invocaciones tenían un sentido cristológico como hasta este momento. • La forma actual es dos, dos y dos. • El Kyrie tiene un tono penitencial pero también aclamatorio: es un canto con el que los fieles aclaman al Señor y piden su misericordia • No se puede sustituir por otro canto.
  71. 71. • Esta palabra era una palabra con que nombraban a Dios (Yahvé) en la Biblia de los setenta. Pedro y luego los primeros cristianos se la aplicaron a Jesús • Sea que digamos Kyrie eleison o Señor ten piedad es a ese Kyrios, a ese Señor, al nombramos. – Se entona después del acto penitencial. – Puede utilizarse como parte del mismo cuando le precede un tropo a cada una de las aclamaciones (formulario 3) – Si no se canta al menos se recita – La bendición y aspersión de agua bendita sustituye el acto penitencial y puede usarse en los domingos y principalmente en el tiempo de pascua
  72. 72. 3.- Gloria Antiquísimo y venerable himno con que la Iglesia congregada en el Espíritu Santo glorifica a Dios Padre y al Cordero y le presenta sus súplicas. Lo canta o la asamblea de los fieles, o el pueblo alternado con los cantores solos. Si no se canta, al menos lo han de recitar todos, o juntos o alternativamente
  73. 73. Se canta o se recita los domingos, fuera del tiempo de Adviento y Cuaresma, las solemnidades y fiestas y en algunas peculiares celebraciones más solemnes
  74. 74. Esta gran doxología trinitaria, joya de origen griego heredada de la Iglesia antigua, se introdujo en la misa romana con ocasión de la liturgia de Navidad por empezar con el canto de los ángeles en Belén. Al menos en los días más señalados o siempre que se cante deberá ser un canto: • +Entusiasta • +Festivo • +Cantado íntegramente (no cambiar el texto)
  75. 75. Tiene en sí valor de rito o acto y no acompañamiento de otro. No resulta lógico que se canten otras partes menos festivas y el gloria se recite.
  76. 76. 4.- Los cantos interleccionales A) El Salmo Responsorial: llamado también gradual porque antiguamente se proclamaba desde las gradas, es “parte integrante de la Liturgia de la Palabra”. “Tiene una gran importancia litúrgica y pastoral”. “Normalmente debe ser cantado”. Está muy ligado a cada una de las lecturas, es por eso que su elección depende de la elección de las lecturas.
  77. 77. APLICACIONES: • + Después de la primera lectura de la misa. • + Normalmente debe ser cantado, sobre todo los domingos y misas solemnes. • + El salmista no debe ser el lector de la primera lectura. • + No se vale cambiar el salmo por un canto “x”. V.gr. Un canto a María (“¿Quién Será la mujer...?”), sólo por ser sábado o fiesta mariana. • + No presentar como supletorios del salmo responsorial los llamados “cantos de meditación”, aptos para otras ocasiones, pero de ninguna manera para ésta. ya que son composiciones propias para ser cantadas, o al menos salmodiadas en los domingos.
  78. 78. SUGERENCIAS: • + Puede cantarlo (todo o sólo el estribillo) el lector o el cantor. • + La asamblea puede repetir el estribillo después del salmista y al terminar éste la última estrofa. • + La asamblea puede escuchar sin responder después de cada estrofa. • + El coro puede entonar el estribillo y el salmista proclama todo el salmo de corrido, haciendo las respectivas pausas marcadas por el texto. • + El organista puede acompañar con música de fondo (con volumen moderado) al salmista que proclama el salmo recitativamente. • + Se puede que toda la asamblea salmodie o recite todo el salmo (en el momento indicado), en dicho caso se repartirán fotocopias del mismo. • + Lo pueden cantar o salmodiar dos personas alternativamente. • + Existen otras maneras que quiero dejar a tu creatividad...sólo recuerda que hay que darle un realce al salmo, ya que es una respuesta que nosotros estamos dando a la palabra de Dios antes proclamada.
  79. 79. • el salmo que hay después de la lectura, si no se canta, se recita, lo cual no sucede con el aleluya, es decir, si no se canta se omite. • Es bueno recordar que en ocasiones es muy conveniente repetir la aclamación al terminar la lectura evangélica, con el único fin de dar mayor solemnidad al Evangelio.
  80. 80. 5.- Ofertorio • La preparación de la mesa del altar con la presentación de los dones es un espacio menos interno, menos verbal, especialmente contemplativo y simbólico. • La asamblea participa sentada, distensionándose y reposando
  81. 81. El canto y la música hacen su aporte para este momento de la siguiente manera: • + Acompaña a esta procesión de los dones, en que se llevan las ofrendas, el canto del ofertorio, que “se alarga por lo menos hasta que los dones han sido depositados sobre el altar”. Algunos le llaman canto de apertura a la Eucaristía, de sensibilización a la alabanza y acción de gracias que va a seguir
  82. 82. • + La ejecución de polifonía o canto gregoriano por el coro o Schola Cantorum tiene un lugar importante o adecuado en este momento, mientras que la asamblea mira al altar y escucha. Todo ésto, siempre y cuando se enriquezca la celebración. • + El organista tiene aquí también especial oportunidad para una pieza a solo, adecuada, de las compuestas para este momento, enardecedoras, marciales, hímnicas o laudatorias, que nos ambienten para la plegaria eucarística. • Este canto o música debe tener sobriedad (moderado/a). Además, deben tomarse en cuenta las normas sobre el modo de hacer este canto, dichas normas son las mismas que ya se dieron para el canto de entrada
  83. 83. 6.- El Santo • El prefacio culmina y desemboca en la aclamación jubilosa, unánime y solemne del Santo, que por su contenido se llama “trisagio”, pero no debe ser sustituido por el texto del trisagio. • Esta aclamación se canta o se recita por todos: sacerdote (s) y fieles. Es el principal de los cantos de la misa y también el más antiguo, junto con el salmo responsorial. Es tradicional y muy propio acompañarlo con instrumentos.
  84. 84. • Conviene potenciarlo (impulsarlo, fomentarlo) con la máxima vibración posible, sin prolongarlo demasiado, aun en el caso en que se utilice la técnica repetitiva del canon musical. El “hosanna” tiene que ser especialmente festivo y gozoso, ya que éste nos evoca, en su contenido, entre otras cosas, los hosannas entusiastas de la entrada de Jesús a Jerusalén. Su sentido pleno no cabe en un mero recitado. La venerabilidad del texto impide radicalmente su sustitución por otro, aunque lo permita el DMN núm. 31. Se refiere a que debemos cantarlo con entusiasmo, con gran ánimo, de tal manera que nos haga estremecer de emoción al estarlo entonando
  85. 85. 7.- Cantos de Cordero y de Paz Los “cantos de paz” que se han hecho tan populares, no deben relegar ni eclipsar el “cordero de Dios” que sí es litúrgico y acompaña a la fracción del pan, y al que hay que darle especial relieve. Es mejor no darles cabida puesto que no son litúrgicos.
  86. 86. Mientras se hace la fracción del pan y la inmixtión, los cantores o un cantor cantan “el cordero de Dios”, como de costumbre, con la respuesta del pueblo; o lo dicen, al menos, en alta voz.. Esta invocación puede repetirse cuantas veces sea necesario para acompañar la fracción del pan; la última vez se concluirá con las palabras “danos la paz” Ante esto último, yo tengo una objeción que quiero compartir contigo, a saber: si la función específica de este canto (Cordero de Dios) es la de acompañar la fracción del pan, y se puede repetir cuantas veces sea necesario, ¿sería lícito o permisible el cantar una sola vez el Cordero de Dios concluyendo con el danos la paz?, o bien, ¿dos veces, concluyendo la primera con el ten piedad de nosotros y la segunda con el danos la paz?, ¿o sólo una vez pero cantando previamente algún tropo?.
  87. 87. 8.- Canto de comunión • Mientras sacerdote y fieles reciben el sacramento, tiene lugar el canto de comunión; • El canto que debe expresar, por la unión de voces, la unión espiritual de quienes comulgan, y demostrar, al mismo tiempo, la alegría del corazón y hacer más fraternal la procesión de los que van avanzando para recibir el Cuerpo de Cristo.
  88. 88. El canto comienza cuando comulga el sacerdote y se prolonga mientras comulgan los fieles hasta el momento que parezca oportuno. En el caso de que se cante un himno después de la comunión, ese canto conclúyase a tiempo.
  89. 89. • A la procesión inicial de entrada y a la de los dones se añade la de la comunión, meta de la celebración eucarística y la más honda participación en el misterio de Cristo y de la Iglesia. • Esta procesión es símbolo de la Iglesia que peregrina con alegría festiva, ahora hacia una meta provisional, mañana hacia la meta definitiva, fortalecidos con el viático para el cielo (provisión de viaje).
  90. 90. • El canto de comunión ha de ser fácil, que no exija la atención que impida el recogimiento. • También el órgano tiene piezas de comunión.
  91. 91. 9.- Cantos de Post-comunión “Cuando se ha terminado de distribuir la comunión, el sacerdote y los fieles, si se juzga oportuno, pueden también orar un rato recogidos. Si se prefiere, puede también cantar toda la asamblea un himno, un salmo, o algún otro canto de alabanza” (IGMR 56 j)
  92. 92. • En la liturgia renovada, la acción de gracias después de la comunión forma parte de la misma celebración. • La plegaria en silencio es coloquio íntimo de fe, gratitud, alabanza, gozo contemplativo y sereno en dimensión personal y comunitaria a la vez. • El canto de alabanza es la expresión comunitaria y sensible de los mismos sentimientos por parte de la asamblea toda.
  93. 93. Es muy indicado para este momento el salmo 33, preferido en la antigüedad por el versículo “gustad y ved qué bueno es el Señor”. Este canto es un rito que tiene valor por sí mismo y no depende en su duración de otras acciones, como el de comunión. Es de distinto carácter. Refuerza los vínculos de la comunión con la anáfora en idéntica línea ascendente de alabanza
  94. 94. 10.- Canto de Salida No consta en el Misal un canto de salida, aunque algunos lo creen insinuado en la I.G.M.R. núm. 57 (b): “Se disuelve la asamblea para que cada uno vuelva a sus honestos quehaceres alabando y bendiciendo a Dios”. No es necesario, pero puede ser oportuno, sin retener a los fieles, una “salida” de órgano, también acompañaría adecuadamente a la comunidad silenciosa, enviada a ser testigo del evangelio y levadura del mundo.
  95. 95. Conclusión Tanto el gusto como el genio y el talento, tienen su oficio propio: “El genio crea; el talento imita; el gusto aprecia; y la educación artística, que no puede ser principio del genio, puede dar vida al talento y debe formar el gusto”. Sin embargo no basta que el artista sea un genio o un talentoso y que posea un gusto artístico depurado para ser compositor sagrado. Estas cualidades las tuvieron Beethoven, Bach, Mozart, y a pesar de todo, su música no es litúrgica.
  96. 96. • El músico que aspira a merecer el título de artista debe tener siempre presente que, aparte de sus dotes naturales, le son necesarias tres virtudes para llegar a la máxima expresión que le es dado alcanzar; tres virtudes enumeradas en el texto de una antífona del jueves Santo: MANEANT IN VOBIS FIDES, SPES, CARITAS. TRIA HAEC: MAJOR AUTEM HORUM EST CARITAS

×