LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
Liturgia Fundamental
(Cur...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
Unidad I: Naturaleza e im...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
Timoteo: "Esta sea tu ocu...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
griega compuesta por ée,r...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
1917 le dio carácter ofic...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
es su reglamentación y or...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
doctrinales substancialme...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
- Acción del Espíritu San...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
sentido de que continúa l...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
La liturgia, diálogo entr...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
pascual: leyendo "cuanto ...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
B) ¿Quiénes
Celebramos?
•...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
• El Espíritu Santo.
- El...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
“El Padre escucha
siempre...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
La liturgia se hace visib...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
las oraciones litúrgicas ...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
PARTICIPACIÓN:
(SC 14)
• ...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
CEC 1188
Los ministerios ...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
Él debe procurar que los ...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
- Asistentes laicos del m...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
Tengamos presente que sie...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
significados: la sangre d...
Dinamismo
De la
Palabra
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
l...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
“Amonesta el Apóstol a lo...
LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________
Diplomado SOMELIT Curso Básico
- Vasos Sagrados.
- Las V...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Liturgia fundamental somelit

775 visualizaciones

Publicado el

Asignatura impartida por el Pbro. Lic. Fernando Gutiérrez

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
775
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
34
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Liturgia fundamental somelit

  1. 1. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico Liturgia Fundamental (Curso 2013-2014) Objetivo: Ofrecer los lineamientos de la Liturgia, de tal manera que el alumno descubra los principios fundamentales que deben informar las distintas acciones litúrgicas prescritas; adquiera el verdadero espíritu del culto y de la liturgia y logre una auténtica vivencia de la misma1 . Programa: Unidad I: Naturaleza e importancia de la liturgia. 1.1 Introducción: La vida litúrgica en los seminarios: A) La formación litúrgica (pp. 29-42)2 B) Notas características de la formación (42-54;78-81). 1.2 Definición de Liturgia. A) Historia del término “Liturgia”3 . B) Historia del concepto “Liturgia”. C) Nociones de liturgia: - Acción de Cristo Sacerdote. - Acción de la Iglesia. - Acción del Espíritu Santo. - Realidad Sacramental. - Actualización del Misterio Pascual. - Momento culminante de la H. S. - Realidad cultual-santificadora. - Fuente y cumbre de la vida de la Iglesia. 1.3 La Celebración. A) ¿Qué celebramos? B) ¿Quiénes celebramos? C) ¿Cómo celebramos? D) ¿Cuándo celebramos? E) ¿Dónde celebramos? F) ¿Por qué celebramos 1 Ordenamiento Básico de los Estudios para la Formación Sacerdotal en México, 313. 2 CELAM, Manual de liturgia. Introducción a la Celebración litúrgica, ed. CELAM, Colombia, 1999. Vol 1. 3 J. A. ABAD IBAÑEZ, M. GARRIDO BONAÑO, Iniciación a la liturgia de la Iglesia, Ed. Palabra, Madrid 3 1997, 11-48. 1
  2. 2. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico Unidad I: Naturaleza e importancia de la liturgia. 1.1 Introducción: Formación litúrgica del clero La asignatura de sagrada Liturgia se debe considerar entre las materias necesarias y más importantes en los seminarios y casas de estudio de los religiosos, y entre las asignaturas principales en las facultades teológicas. Se explicará tanto bajo el aspecto teológico e histórico como bajo el aspecto espiritual, pastoral y jurídico. Además, los profesores de las otras asignaturas, sobre todo de Teología dogmática, Sagrada Escritura, Teología espiritual y pastoral, procurarán exponer el misterio de Cristo y la historia de la salvación, partiendo de las exigencias intrínsecas del objeto propio de cada asignatura, de modo que quede bien clara su conexión con la Liturgia y la unidad de la formación sacerdotal. (SC 16) A) Vida litúrgica en los seminarios e institutos religiosos En los seminarios y casas religiosas, los clérigos deben adquirir una formación litúrgica de la vida espiritual, por medio de una adecuada iniciación que les permita comprender los sagrados ritos y participar en ellos con toda el alma, sea celebrando los sagrados misterios, sea con otros ejercicios de piedad penetrados del espíritu de la sagrada Liturgia; aprendan al mismo tiempo a observar las leyes litúrgicas, de modo que en los seminarios e institutos religiosos la vida esté totalmente informada de espíritu litúrgico.(SC 17). B) Motivos que hacen urgente una sólida formación y vivencia litúrgica en los futuros presbíteros: A) Formación humana y espiritual del presbítero: “La formación espiritual ha de ir íntimamente unida con la doctrinal y la pastoral, y con la cooperación, sobre todo, del director espiritual; ha de darse de forma que los alumnos aprendan a vivir en continua comunicación con el Padre por su Hijo en el Espíritu Santo.[...] Enséñeseles a buscar a Cristo en la meditación fiel de la palabra de Dios, en la íntima comunicación con los sacrosantos misterios de la Iglesia, sobre todo en la Eucaristía y en el Oficio”. ( OT 8) B) Función de los pastores en la liturgia y en el ministerio: “Los presbíteros conseguirán propiamente la santidad ejerciendo su triple función sincera e infatigablemente en el Espíritu de Cristo. Como ministros de la palabra de Dios leen y escuchan diariamente la palabra divina que deben enseñar a otros; y si al mismo tiempo procuran recibirla en sí mismos, irán haciéndose discípulos del Señor cada vez más perfectos, según las palabras del Apóstol Pablo a Formación litúrgica del pueblo fiel “Los pastores de almas fomenten con diligencia y paciencia la educación litúrgica y la participación activa de los fieles, interna y externa, conforme a su edad, condición, género de vida y grado de cultura religiosa, cumpliendo así una de las funciones principales del fiel dispensador de los misterios de Dios y, en este punto, guíen a su rebaño no sólo de palabra, sino también con el ejemplo”. (SC 19) “La renovación litúrgica ha de estar orientada por criterios pastorales fundados en la naturaleza misma de la liturgia y de su función evangelizadora”. (Puebla 924) 2
  3. 3. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico Timoteo: "Esta sea tu ocupación, éste tu estudio: de manera que tu aprovechamiento sea a todos manifiesto.[...] Vela sobre tí, atiende a la enseñanza; insiste en ella. Haciéndolo así te salvarás a tí mismo y a los que te escucha" (1 Tim., 4,15-16). [...]En el misterio del Sacrificio Eucarístico, en que los sacerdotes desempeñan su función principal, se realiza continuamente la obra de nuestra redención y, por tanto, se recomienda encarecidamente su celebración diaria, la cual, aun cuando no puedan estar presentes los fieles, es acción de Cristo y de la Iglesia. Así, mientras los presbíteros se unen con la acción de Cristo Sacerdote, se ofrecen todos los días enteramente a Dios, y mientras se nutren del Cuerpo de Cristo participan cordialmente de la caridad de quien se da a los fieles como manjar. De igual forma se unen con la intención y con la caridad de Cristo en la administración de los Sacramentos, cosa que realizan especialmente cuando en la administración del Sacramento de la Penitencia se muestran enteramente dispuestos, siempre que, los fieles lo piden razonablemente. En el rezo del Oficio divino prestan su voz a la Iglesia, que persevera en la oración, en nombre de todo el género humano, juntamente con Cristo que "vive siempre para interceder por nosotros" (Heb., 7,25). (PO 13) C) Maestros y guías del pueblo: La formación litúrgica de los pastores es condición indispensable e incluso paradigma de la formación litúrgica de los fieles, es una tarea que debe realizarse constantemente en el propio ministerio. Objetivos: - Formar una personalidad litúrgica. Dar a los alumnos una forma vital, unitaria y equilibrada, para que desarrollen y asuman un modo de ser coherente con el proyecto de vida. - Formar una persona equilibrada e integrada. La formación litúrgica considera la formación sacramental de la vida, sin olvidar las demás, humano-afectiva, intelectual y espiritual. - Formar el espíritu y la acción eclesial. La acción litúrgica es un “hacer” comunitario, donde existen ritos en los que toda la comunidad actúa. Uno de los objetivos de la formación litúrgica es educar en el sentido de pertenencia a una comunidad celebrante. - Formar una sensibilidad simbólico sacramental. Los objetos, las palabras, las acciones, los gestos, el espacio y los signos, etc. Todo gesto simbólico en la acción celebrativa está relacionado con un gesto de Cristo. “Cuando alguien bautiza, es Cristo quien bautiza [...]” (SC 7). Por “personalidad” se entiende la capacidad de sintonía y sensibilidad hacia el misterio celebrado, a la asamblea reunida y al universo sacramental de la liturgia, más que la erudición y los conocimientos. “Las acciones litúrgicas no son acciones privadas, sino celebraciones de la Iglesia, que es "sacramento de unidad", es decir, pueblo santo congregado y ordenado bajo la dirección de los Obispos. Por eso pertenecen a todo el cuerpo de la Iglesia, influyen en él y lo manifiestan; pero cada uno de los miembros de este cuerpo recibe un influjo diverso, según la diversidad de órdenes, funciones y participación actual”. (SC 26) Por “aptitud simbólica” se entiende la capacidad de “simbolizar, percibir y expresar el sentido que está mas allá del valor material y técnico de un objeto o un gesto palpable y visible. Sólo de la espiritualidad pueden surgir de los símbolos la comunicación espiritual de realidades visibles. 1.2 Definición de Liturgia. A) Historia del Término “Liturgia” Sentido etimológico: El término «liturgia», que hoy se emplea en un sentido casi exclusivamente cultual, proviene del griego clásico. una palabra 3
  4. 4. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico griega compuesta por ée,rgoj (obra) y de leiton (adjetivo derivado de lew,j-lao,j = pueblo). Por lo tanto etimológicamente significa: - “obra pública” - “Servicio hecho al pueblo” - “Servicio directamente prestado para el bien común”. En el uso civil griego: En los inicios de la cultura helenística se empleaba para designar los servicios que prestaban los ciudadanos de clase acomodada en beneficio de la comunidad (servicio gratuito y oneroso). Después, con el debilitamiento del sentido democrático en Grecia, vino a emplearse para todo aquello que tenía una relación con el bien común, aunque de suyo tuviera un sentido más restringido: el servicio militar, la agricultura, la prestación de los siervos, etc. (servicio incluso pagado). Desde el siglo II a. C. Se aplicó también al servicio de los dioses (sentido cultual)4 . En la versión de los LXX (traducción greco-alejandrina del Antiguo Testamento), aplicó el término «leiturgía» al culto levítico, es decir, al culto que realizan los sacerdotes y levitas en el tarbernáculo a nombre del pueblo (Ex 28,21), el término aparece 170 veces y no es fácil explicar como es que esta palabra comienza a utilizarse para designar los sagrados ritos de Israel. Algunas veces designa el culto espiritual ( Is. 61,6). Para traducir el culto en general o el culto realizado por el pueblo se emplean los términos «latreia» y «duleia». En el Nuevo testamento es poco frecuente, las palabras « leiturgi,a », « leiturgein » y « leiturgo,j » aparecen 15 veces y se refieren a la liturgia del Templo (por ejemplo, hablando del ministerio de Zacarías, el padre del Bautista, como sacerdote del Templo: Lc, 1,8), pero cuando se aplica a la realidades propias cristianas, se llama «liturgo» a Cristo, Sumo Sacerdote (sobre todo en la carta a los Hebreos 8, 1-6). La explicación del uso infrecuente del término se debe a que la traducción cristiana primitiva lo encontraba poco adecuado para expresar la riqueza del culto cristiano en «espíritu y verdad» (Jn. 4, 24). La literatura cristiana primitiva hizo poco uso del término liturgia y le dio un significado muy variado: Eucaristía; el servicio de los ángeles al cantar el trisagio; el servicio con el que los santos honraron a Dios en su vida; el servicio y misión de los Apóstoles en la comunidad cristiana; el servicio cultual en general y del obispo; un servicio sagrado, etc. Palabra griega leiturgi,a -verbo: leiturgein. -Sustantivo de persona: leiturgo,j -deriva de la composición de 4 J. A. ABAD IBAÑEZ, M. GARRIDO BONAÑO, Iniciación a la liturgia de la Iglesia, Ed. Palabra, Madrid 3 1997, 11-13. lao,j (jonico) = pueblo lew,j (ático) ée,rgon = obra. Sacerdotes (Levitas) = « leiturgi,a » Pueblo = « latrei,a » (culto, adoración) y « dulei,a ». (Esclavitud, servidumbre). Hace la distinción entre rito y culto, la cual no existe en el texto hebreo. _______________________________________ Significados en al N.T.: A) Culto Ritual del A.T. (Lc. 1,23) B) Servicio oneroso en sentido profano aplicado a la actividad caritativa. (Rm. 15, 27; 2Cor 9, 12; Fil. 2, 25-30). C) Culto espiritual de los cristianos. (Rm. 5-16; Fil. 2, 17). D) Culto ritual cristiano (Hech. 13,2) _________________________________ Didagé 15, 1: Afirma que los o bispos y los diáconos desarrollan la leiturgi,a de los profetas y de los maestros. Traditio Apostólica 10: sostiene que la ordenación clerical es «propter liturgiam». El occidente cristiano introdujo el término liturgia con los humanis-tas. Hasta entonces empleó una amplia terminología: mysterium, sacramentum, actio, officium, celebratio, sacrum, solemnitas, etc. Desde el siglo XVI liturgia aparece con frecuencia en los títulos de libros, sobre todo de carácter eucarístico. A partir del s. XVIII se emplea cada vez más como sinónimo de «culto divino». Desde el s. XIX se usa con mayor frecuencia y aparece en los documentos magisteriales en su sentido actual. El Código de Derecho Canónico de 4
  5. 5. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico 1917 le dio carácter oficial al insertarlo en algunos de sus cánones (ver 447, 1257) y el Vaticano II lo consagró definitivamente en la SC. Resumiendo, podemos decir que el significado del término liturgia ha evolucionado en esta dirección: Servicio a favor del pueblo Culto pagano Culto ritual del pueblo hebreo Culto espiritual y ritual cristiano culto oficial de la Iglesia. B) Historia del concepto «liturgia». Nuevo Testamento: La liturgia cristiana tiene un carácter absolutamente singular, puesto que lo más importante y central no es lo que realiza el hombre, sino lo que realiza Dios en Jesucristo a través de la presencia incesante del Espíritu Santo. Al tomar parte en la acción cultual, el hombre recibe por la fe la salvación que realiza Dios y responde cultualmente a ella uniéndose a la presencia mediadora de Cristo y del Espíritu. Primeros escritores cristianos: Insiste que la liturgia es la obra de Dios, que está presente y actúa en Jesucristo y en su Espíritu. Sin embargo, ni siquiera en la época patrística hay algo más que un intento de definir lo que se designa con muchos nombres. La escolática: Tampoco se preocupó seriamente de explicar el concepto. Los elementos de la liturgia, en cuanto acción santificadora, los estudios en la teología de los sacramentos y el aspecto cultual en la Teología moral. Esta separación escolástica ha estado presente hasta nuestros días, en mayor o menor medida, en los tratados de liturgia y en la teología pastoral y catequética. A partir del siglo XVI: en el que se adopta el término «liturgia», ésta suele ser sinónimo de celebración eucarística y no incluye los sacramentos y sacramentales. Algunos autores mantuvieron el concepto de liturgia que defendiera los sacramentos (Assemani, Fornici, Amberger, Ruef, etc.), pero no intentaron una definición propia. Muratori: (siglo XVIII) fue el primero que incluyó el concepto «culto» en la definición de liturgia, logrando así que esta abarcara la Misa y los sacramentos. La palabra aparece por primera vez en los documentos oficiales latinos durante el pontificado del papa Gregorio XVI (+1846). Cristo sacerdote eterno ejerce en el cielo su oficio de mediador e intercesor. (Rm 8, 34. 1 Jn 2,1). Según él, la liturgia es «el modo de rendir culto al Dios verdadero por medio de los ritos externos legalmente determinados, con el fin de darle honor y comunicar sus beneficios a los hombres». Perspectiva esteticista. Considera la liturgia como «la forma externa y sensible del culto católico». La tendencia jurídica afirma que lo específico del culto cristiano 5
  6. 6. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico es su reglamentación y ordenación por parte de la Jerarquía Eclesiástica. Según Calewaert, la liturgia es «el ordenamiento eclesiástico del culto público». Concepción teológica: Iniciado por Dom Guéranguer en Francia y ratificado oficialmente por S. Pío X, presenta dos tendencias de carácter teológico que, con el tiempo, terminaron imponiéndose: la liturgia como «culto de la Iglesia» y como «misterio de salvación». A) La liturgia como realidad cultual: Los iniciadores son los benedictinos M. Festugiére y L. Beauduin. Según ellos la liturgia puede definirse como el «culto de la Iglesia». Son «liturgia» todos y sólo los actos que la Iglesia reconoce como propios. Cristo resucitado es el único y universal sujeto de este culto de la Iglesia, es el Mediador entra Dios y los hombres, y el pontífice de la Nueva Alianza que realiza nuestro culto aquí en la tierra. B) La liturgia, realidad santificadora: Impulsado por O. Casel después de un detenido examen de la «las religiones de los misterios» y de las fuentes litúrgicas antiguas, donde la liturgia es llamada mysterium- sacramentum, formuló así los elementos esenciales del culto cristiano : a) un hecho salvífico; b) que se hace presente en un rito; c) y comunica la salvación a quienes participan en él. El culto cristiano no es tanto una acción del hombre que busca encontrarse con Dios, cuanto un momento de la acción salvadora de Dios. El punto de partida de esta tendencia «mistérica» es la obra de Cristo actualizada en el rito; la liturgia es una realidad en la que la obra de Cristo se hace presente y activa para los hombres de todos los tiempos. La encíclica Mediator Dei, de 1947, calificada como «la carta magna de la liturgia», en la que Pío XII no pretendió explicitar todos los componentes esenciales, ni dar una definición científica de la misma, confirmó oficialmente su carácter teológico y puso las bases sólidas de una definición científica. Según la MD, Cristo, por su condición de Mediador tributa al Padre un culto perfectísimo. La liturgia es la continuación ininterrumpida de ese culto de Cristo en su doble vertiente: glorificación de Dios y salvación de los hombres. Partiendo de esta afirmación, la MD define la liturgia como «continuación del oficio sacerdotal de Cristo»; como «ejercicio del sacerdocio de Cristo»; como «el culto público que nuestro Redentor, Cabeza de la Iglesia, tributa al Padre Celestial y que la comunidad Esta perspectiva teológica habría dado óptimos resultados si se hubiese seguido, pero evolucionó en la mayoría de los casos hacia una percepción esteticista y jurídica de la liturgia que, todavía en 1947, fue condenada por la Encíclica Mediator Dei. El aspecto cultual de la liturgia subrayaba justamente el aspecto ascendente de la liturgia: el que va del hombre a Dios, dejando en la penumbra su vertiente descendente: el acercamiento de Dios al hombre para comunicarle su gracia y su salvación. O. Casel definió la liturgia como «la acción ritual de la obra salvífica de Cristo»; es decir, «la presencia bajo el velo de los símbolos de la obra divina de la redención». de los fieles tributa a su Divino Fundador y por medio de Él al Padre». La Constitución Sacrosanctum Concilium. Moviéndose en posiciones 6
  7. 7. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico doctrinales substancialmente idénticas a la MD, señala los siguientes aspectos: a) la voluntad salvífica trinitaria se realiza en el tiempo por Cristo. (SC, 5). b) la acción de Cristo continúa y se ejerce continuamente en la Iglesia, sobre todo en el sacrificio y en los sacramentos, corazón de toda la liturgia. (SC, 6). c) Cristo está presente en todas y cada una de las acciones litúrgi- cas, actualizando, a través de los signos su obra redentora y comunicándola a todos los hombres de todos los tiempos. (SC, 7). De aquí podemos llegar a una definición: «Con razón, pues, se considera la liturgia como el ejercicio del sacerdocio de Jesucristo. En ella los signos significan y cada uno a su manera realizan la santificación del hombre, y así el Cuerpo Místico de Jesucristo, es decir, la Cabeza y los miembros, ejercen el culto público íntegro» (SC, 7). C) Nociones de liturgia: - Acción de Cristo Sacerdote. El Cristocentrismo litúrgico, señalado ya en la MD, está muy subrayado en la SC, tanto en lo que se refiere a la liturgia en general (SC, 5-7), como a los sacramentos (SC, 61), el Oficio divino (SC, 83) y el año litúrgico (SC, 102). Vagaggini dice: «en cualquier parte que se considere la liturgia es siempre y principalmente Cristo quien está presente en primer plano: Cristo quien ofrece el sacrificio de la Misa; Cristo quien santifica y distribuye las gracias en los sacramentos; Cristo quien ruega y alaba al Padre en los sacramentales y en la oración de la Iglesia, y en la alabanza divina. La Iglesia, sus ministros, sus fieles, son en la liturgia la sombra que Él arrastra tras de Sí»5 . - Acción de la Iglesia. a) La Iglesia pueblo sacerdotal. La liturgia es una acción cultual unitaria de Cristo y de la Iglesia. Cristo es el sujeto principal y la Iglesia el sujeto por apropiación; pero en una relación tan íntima, que la Iglesia en y por Cristo, y Cristo en y por la Iglesia, realizan la glorificación de Dios y la salvación de los hombres. Esta es la doctrina de la Sacrosanctum Concilium: «Cristo asocia siempre consigo a su amadísima Esposa, la Iglesia» (SC, 7), en la acciones litúrgicas. b) La Iglesia comunidad bautismal. La liturgia es una realidad eclesial, es una realidad esencialmente comunitaria en el sentido teológico, que se deriva de la comunión existente entre Cristo- Cabeza y los bautizados. Todas las acciones litúrgicas son, y no pueden no serlo, acciones comunitarias, aunque a veces no sean colectivas. 5 C. VAGAGGINI, El sentido teológico de la liturgia, Madrid 1965, 237- 260. «... en Cristo se realizó plenamente nuestra reconciliación y se nos dio la plenitud del culto divino». (SC, 5). «...Por eso, el día mismo de Pentecostés, en que la Iglesia se manifestó al mundo "los que recibieron la palabra de Pedro "fueron bautizados". Y con perseverancia escuchaban la enseñanza de los Apóstoles, se reunían en la fracción del pan y en la oración, alabando a Dios, gozando de la estima general del pueblo" (Act., 2,14-47)». (SC, 6). «Para realizar una obra tan grande, Cristo está siempre presente en su Iglesia, sobre todo en la acción litúrgica...». (SC, 7). «las acciones litúrgicas no son acciones privadas sino celebraciones de la Iglesia, pueblo santo de Dios jerárquicamente organizado», al cual «pertenecen, manifiestan e implican» (SC, 26). 7
  8. 8. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico - Acción del Espíritu Santo. Los escritos neotestamentarios subrayan fuertemente la inseparabilidad de la acción de Cristo y del Espíritu Santo. Gracias a este influjo del Espíritu, los Apóstoles y los fieles adquieren la verdadera comprensión de la doctrina del Maestro. La tradición litúrgica de Oriente y Occidente ha explicitado esta presencia del Espíritu Santo en el organismo sacramental y en el cuerpo oracional. Basta analizar, por ejemplo, la epíclesis eucarística, las oraciones epicléticas de los diversos sacramentos y las doxologías. También hay que tener en cuenta que esta presencia dinámica del Espíritu Santo no es exclusiva de ciertas acciones o personas sino común toda la liturgia. - Realidad sacramental. La salvación se realiza por medio de realidades objetivas y simbólicas, en un régimen se signos sensibles y eficaces, gracias a los cuales Dios entra en comunión con los hombres y estos tiene acceso a Dios. Parte de la Encarnación misma. Cristo, Dios y Hombre es el prototipo de esta ley, en Él lo divino salió al encuentro de lo humano y lo humano se encontró totalmente con lo divino. La liturgia ha sido construida según el mismo modelo encarnado, ya que en ella confluyen lo humano (realidades materiales) y lo divino (la gracia), lo visible (sensible) y lo que trasciende a los sentidos (lo invisible). Las realidades sacramentales continúan el modo de obrar de Dios en la historia salvífica, las personas y las cosas hacían referencia a otras realidades superiores y sagradas: el diluvio, el mar Rojo, el maná, la serpiente, el agua de la peña, que prefiguraban el Bautismo, la Eucaristía, etc. El mismo Cristo realizó ciertos milagros sirviéndose del lenguaje simbólico, como la unción con saliva y barro que realizó a un sordomudo. - Actualización del Misterio Pascual. La liturgia actualiza el misterio pascual y el misterio pascual comunica la salvación. Es aquí en donde encuentra sentido el hecho que todos los sacramentos estén unidos a la Eucaristía y que todo el año litúrgico celebre y actualice el misterio pascual. - Momento culminante de la Historia de la Salvación. Realmente entendida, la Revelación es un sucederse de etapas salvíficas, cuya totalidad constituye la historia de la salvación. La primera de estas etapas es la de la profecía o el anuncio. Con la Encarnación del Verbo se inicia la etapa de la plenitud de los tiempos. Esta segunda etapa origina un nuevo momento salvífico: el tiempo de la Iglesia, ya que en el mismo momento en que Cristo cumple la obra de la salvación, nace la Iglesia como prolongación suya. Existe pues una sola historia salvífica: el tiempo de la profecía (AT) es ininteligible sin el de Cristo, el tiempo de Cristo sólo se entiende a la luz de la profecía, donde se inicia; y el tiempo de la Iglesia, se encuentra en uno y otro prolongando a ambos en la historia. La liturgia se presenta como una etapa de la historia salvífica en el En la Liturgia, el Espíritu Santo es el pedagogo de la fe del Pueblo de Dios, el artífice de las "obras maestras de Dios" que son los sacramentos de la Nueva Alianza. El deseo y la obra del Espíritu en el corazón de la Iglesia es que vivamos de la vida de Cristo resucitado. Cuando encuentra en nosotros la respuesta de fe que Él ha suscitado, entonces se realiza una verdadera cooperación. Por ella, la Liturgia viene a ser la obra común del Espíritu Santo y de la Iglesia. (CEC, 1091) Por tanto, la Liturgia de los sacramentos y de los sacramentales hace que, en los fieles bien dispuestos, así todos los actos de la vida sean santificados por la gracia divina que emana del misterio pascual de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, del cual todos los sacramentos y sacramentales reciben su poder, y hace también que el uso honesto de las cosas materiales pueda ordenarse a la santificación del hombre y alabanza de Dios. (SC, 61). 8
  9. 9. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico sentido de que continúa las acciones salvíficas realizadas por Dios en el A.T. y consumadas por Cristo. - Realidad cultual-santificadora. Algunos autores sostienen que la liturgia, descrita en el número siete de la SC, es una realidad que mira a la salvación de los hombres y no tiene en cuenta la vertiente ascendente. La liturgia es inseparablemente culto y santificación. Por eso entendemos como culto cristiano, en un sentido amplio, esa realidad total que glorifica a Dios y salva a los hombres. - Fuente y cumbre de la vida de la Iglesia. La evangelización y la pastoral culminan en la sacramentalización (liturgia). La evangelización, porque el «id y enseñad a todas las gentes» (Mt. 28, 19a) está radicalmente orientado y completado en el «bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt, 28, 19b). Por otra parte, la sacramentalización confiere eficacia a la pastoral y a la evangelización, puesto que la liturgia impulsa «a los fieles a que, saciados con los sacramentos pascuales, sean concordes en la piedad» (SC, 10); y, más en concreto, «la Eucaristía enciende y arrastra a los fieles a la apremiante caridad de Cristo» (SC, 10). Sin embargo, sería ilegítimo derivar se estas afirmaciones hacia un panliturgismo teórico o práctico, pues la liturgia no agota toda la actividad de la Iglesia. 1.3 La Celebración. Introducción: Celebrar se deriva del adjetivo “celebrer”, que expresa la idea de un lugar frecuentado por una muchedumbre numerosa reunida para una fiesta. El verbo “celebrar” tiene una connotación de “frecuentar”, pero sobre todo apunta a una cualidad festiva, ritual y comunitaria en la acción. El sustantivo “celebración” designa la acción de celebrar, de cumplir, realizar solemnemente en particular las ceremonias del culto. Luego por extensión, es de “glorificar, alabar, exaltar, festejar”. A) ¿Qué celebramos? • El misterio pascual de Cristo. En la liturgia se unen dos movimientos complementarios e inseparables: Dios se vuelve a su pueblo para regalarle su gracia y santificarlo (redención), es un movimiento descendente, de Dios hacia el hombre; y el hombre se vuelve a Dios para glorificarlo por sus maravillas, en la obra de la perfecta glorificación de Dios (movimiento ascendente). [...] se considera la Liturgia como el ejercicio del sacerdocio de Jesucristo. En ella los signos sensibles significan y, cada uno a su manera, realizan la santificación del hombre, y así el Cuerpo Místico de Jesucristo, es decir, la Cabeza y sus miembros, ejerce el culto público íntegro. (SC, 7). La Iglesia, cuya misión y ministerios se identifican con los de su Fundador, encuentra en la liturgia «la cumbre hacia la cual orienta toda su actividad y, al mismo tiempo, la fuente de donde extrae toda su fuerza» (SC, 10). 9 GLORIFICACIÓN DE DIOS SANTIFICACIÓN DEL HOMBRE
  10. 10. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico La liturgia, diálogo entre Dios y el hombre, es memorial de un acontecimiento: del paso salvador de Dios por la historia de la humanidad. En ella el creyente celebra en alabanza la historia de la salvación que culminó en Jesucristo (la perfecta glorificación de Dios), y Dios se sigue haciendo presente con su gracia liberadora (obra de la Redención humana) La muerte y resurrección de Jesucristo (el Misterio Pascual) es la culminación de su vida terrena y la síntesis de toda la historia de la salvación y, por eso, el único gran motivo de celebración de la fe. Es el contenido principal de la liturgia, el acontecimiento culminante de la Revelación • El anuncio y su realización. El misterio celebrado tiene una doble dimensión que le da su dinamismo más propio, en la que radica la fuerza y eficacia de la celebración cristiana: es anuncio y realización,, proclamación y actuación de lo proclamado. En la liturgia se actualiza (se hace actual, presente) el misterio pascual por el que los cristianos son injertados en la vida de Cristo, participando íntimamente de su propia vida, el año litúrgico y cada sacramento realizan esta actualización de manera particular, desplegando la riqueza inagotable del único misterio. ANUNCIO: Cada vez que la iglesia celebra, sobre todo la Eucaristía, “anunciamos la muerte, y proclamamo s la Resurrección ” del Señor. La mesa de la palabra de Dios coloca en medio de la asamblea, permanente mente, el anuncio de las maravillas de Dios en la historia pasada y presente de REALIZACIÓN: Las palabras y acciones rituales de la liturgia son eficaces: realizan aquello que proclaman. No se trata de una eficacia mágica sino que parte de la revelación: cuando la palabra de Dios haya un corazón dispuesto ella puede plantar en el su tilma y echar raíces. su pueblo. • A Cristo siempre presente. Cristo está siempre presente en la Iglesia por su resurrección, que sin dejar de ser un acontecimiento histórico único, se presencializa en cualquier momento de la historia, especialmente en la liturgia: en el Ministro, en las Especies Eucarísticas, en los Sacramentos, en la Palabra. En la Iglesia que ora y canta. No agotan la presencia de Jesucristo resucitado en el mundo, pero son de una intensidad y calidad máxima, especialmente en la Eucaristía. La liturgia, por ser obra de Cristo Sacerdote y de su Cuerpo (la Iglesia) es acción sagrada por excelencia. Su eficacia, “ con el “...la Iglesia nunca ha dejado de reunirse para celebrar el misterio 10 “… cuando llegó la plenitud de los tiempos envió a su Hijo, el Verbo hecho carne, ungido por el Espíritu Santo, para evangelizar a los pobres y curar a los contritos de corazón, como "médico corporal y espiritual", mediador entre Dios y los hombres”. SC 5
  11. 11. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico pascual: leyendo "cuanto a él se refieren en toda la Escritura" (Lc., 24,27), celebrando la Eucaristía, en la cual "se hace de nuevo presente la victoria y el triunfo de su Muerte", y dando gracias al mismo tiempo " a Dios por el don inefable" (2 Cor., 9,15) en Cristo Jesús, "para alabar su gloria" (Ef., 1,12), por la fuerza del Espíritu Santo”. SC 6 mismo título y en el mismo grado”, no es igualada por ninguna otra acción eclesial. • Celebramos “HOY” el permanente Adviento. En la liturgia terrena pregustamos y tomamos parte en aquella otra liturgia celestial hacia la cual nos dirigimos como peregrinos. La vida entera de los cristianos se puede considerar en la perspectiva del ADVIENTO. En su caminar el mismo Señor le sale permanentemente al encuentro, en este sentido, la misma existencia cristiana es, por eso, ADVIENTO = ESPERA CONSTANTE. La Iglesia vive en permanente ADVIENTO, y celebra, en cada uno de los ciclos litúrgicos y festividades del año, desplegados a partir de la Pascua, una liturgia terrena que es signo permanente de la liturgia celestial.  • La liturgia, “cumbre y fuente” . La liturgia no agota la actividad de la Iglesia ni sustituye otras dimensiones de ella. En particular supone para los no creyentes el llamado a la fe y a la conversión (evangelización), y para los creyentes el compromiso de vida con el Evangelio (liberación integral). La dimensión liberadora del misterio pascual, que le es esencial y se expresa en la fuerza memorial de la palabra, no puede estar ausente en la auténtica liturgia, que celebra a Cristo venceder del pecado y de la muerte en el hoy de la historia. Entre la Evangelización, la Liturgia y el Compromiso Liberador hay una estrecha relación en la que cada acción forma parte de la fe Cristiana. • En la fe y conversión diaria.  La liturgia es la cumbre y la fuente de la actividad de la Iglesia (SC 10). Aunque no se sustituye a las demás actividades es el ámbito más propio del encuentro de santificación y glorificación de Dios con su pueblo. A ella llegan los creyentes para constituirse como “Iglesia” SIGNO DEL AMOR DE DIOS. La Iglesia trae a la liturgia, en actitud de alabanza, su actividad evangelizadora y transformadora del mundo, y de ella extrae la fuerza necesaria para ejercer en las realidades del mundo la “apremiante caridad de Cristo”. Su calidad de “CUMBRE Y FUENTE” desafía a los cristiano a una participación plena y activa. 11
  12. 12. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico B) ¿Quiénes Celebramos? • • • • • • • • • • Jesucristo. “Por Cristo, con Él y en Él”... En la liturgia Cristo es el centro, el protagonista absoluto, Él vive ya como resucitado y con plenitud celestial. La celebración es eficaz porque sigue siendo acción de Cristo Resucitado que actualiza misteriosamente su pascua hoy y aquí para nosotros. La liturgia es continuación del sacerdocio de Cristo, describiéndose la acción litúrgica “como ejercicio del sacerdocio de Cristo sacramentalmente en acto” (SC 14). Así pues, la presencia cultual de Cristo es diversificada: 1.- El ministro que representa al Señor = sacerdote y víctima. 2.- Presencia cultual en las especies sacramentales = Presencia real 3.- Plegaria Litúrgica= Permite a la Iglesia Esposa, hablar con su Esposo, el Señor. 12
  13. 13. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico • El Espíritu Santo. - El Misterio Pasacual es fruto del Espíritu Santo. - Para comprender la acción sacerdotal de Jesucristo en la liturgia es preciso la fuerza del Espíritu Santo. - El Espíritu Santo es el que actualiza el único misterio en cada celebración. El Espíritu Santo es el nuevo Consolador y la nueva presencia de Jesús como Señor glorificado y salvador en medio de su pueblo. - La Epíclesis “Epíclesis” o “epiclesis” es la invocación que se eleva a Dios para que envíe su Espíritu Santo y transforme las cosas o las personas. Ella es junto con la anámnesis6 el centro de toda celebración sacramental (CEC 1106). - Reconocemos una epíclesis permanente, la del Hijo que suplica continuamente al Padre para que envíe el Otro Defensor. “El Padre escucha siempre la oración de la Iglesia de su Hijo que, en la epíclesis de cada sacramento, expresa su fe en el poder del Espíritu. Como el fuego transforma en sí todo lo que toca, así el Espíritu Santo transforma en vida divina lo que se somete a su poder”. CEC 1127 6 ANÁMNESIS=(Memoria, conmemoración, recuerdo), parte de la plegaria eucarística que sigue a la narración de la institución o consagración, en la que se conmemora los grandes acontecimientos salvíficos. “A través de la palabras, las acciones y los símbolos que constituyen la trama de una celebración, el Espíritu Santo pone a los fieles y a los ministros en relación viva con Cristo; a fin de que puedan hacer pasar a su vida el sentido de lo que oyen, contemplan y realizan en la celebración”. CEC1101 SACRAMENTOS EPÍC LESI S 13 Eucaristía: - Sobre los dones. - Sobre la comunidad para que la una y la transforme. Orden Sacerdotal: - El obispo, imponiendo las manos sobre los ordenandos, pronuncia luego la invocación del Espíritu Santo.
  14. 14. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico “El Padre escucha siempre la oración de la Iglesia de su Hijo que, en la epíclesis de cada sacramento, expresa su fe en el poder del Espíritu. Como el fuego transforma en sí todo lo que toca, así el Espíritu Santo transforma en vida lo que se somete a su poder” CEC 1127 • La Iglesia: 14 Bautismo: - Se pide que santifique el agua: “que esta agua reciba, por el Espíritu Santo la gracia de tu Unigénito”. Misa Crismal: - Se invoca el Espíritu Santo sobre los óleos para los sacramentos: ...“derrama desde el cielo tu Espíritu Santo sobre este óleo…” Reconciliación Se nombra en la absolución: “envió al Espíritu Santo para el perdón de los pecados” Unción de Enfermos El sacerdote ora por el enfermos en la fe de la Iglesia: “Por esta santa unción... te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo”. Matrimonio: - en la epíclesis de este sacramento los esposos reciben el Espíritu Santo como comunión de amor de Cristo y su Iglesia (CEC 1519) Confirmación N., Recibe por esta señal el Don del Espíritu Santo.
  15. 15. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico La liturgia se hace visible en la Iglesia y por medio de la Iglesia = Cuerpo, Esposa y Sacramento de Cristo. Comunidad que es sacramento de unidad nacido del costado de Cristo. Con sus ritos y sus palabras, con la unidad y multiplicidad de sus formas, la liturgia es una especial epifanía de la Iglesia. “ Es toda la comunidad, el Cuerpo de Cristo unido a su cabeza quien celebra” CEC 1140 En síntesis, el sujeto integral de la acción litúrgica es siempre toda la Iglesia sin distinción, es decir, en cuanto compuesta de la cabeza y sus miembros. Por otra parte, si hay diferencia de relaciones entre cada miembro y la liturgia, tal diferencia viene por la diversa posición (“estado”) que pueden tener dentro del mismo sacerdocio. La celebración de la Misa, como acción de Cristo y de la Iglesia, es él centro de toda la vida cristiana, en favor de la Iglesia, tanto universal como particular, y de cada uno de los fieles, a los que «de diverso modo afecta, según la diversidad de órdenes, funciones y participación actual. De este modo el pueblo cristiano, "raza elegida, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido" ; manifiesta su orden coherente y jerárquico». «El sacerdocio común de los fieles y el sacerdocio ministerial o jerárquico, aunque diferentes esencialmente y no sólo en grado, se ordenan, sin embargo, el uno al otro, pues ambos participan de forma peculiar del único sacerdocio de Cristo» Redemptionis Sacramentum 36. • La Asamblea: La asamblea, la comunidad reunida para celebrar, es la primera realidad visible de la liturgia cristiana. La asamblea responde a la llamada del Señor, escucha su palabra y participa en actividades simbólicas que manifiestan su presencia y su acción. El sujeto propio de la oración litúrgica no es el “yo”, sino el “nosotros” de la Iglesia entera que se hace presente en la asamblea litúrgica y que reúne a muchos sujetos en una oración común. De ahí que hacia Cristo Señor, el bautismo que ha sellado la entrada al mundo de la salvación. “...la principal manifestación de la Iglesia se realiza en la participación plena y activa de todo el pueblo santo de Dios en las mismas celebraciones litúrgicas,...” SC 41 “Todos los fieles, por el bautismo, han sido liberados de sus pecados e incorporados a la Iglesia, destinados por el carácter al culto de la religión cristiana, para que por su sacerdocio real perseverantes en la oración y en la alabanza a Dios ellos mismos se ofrezcan como hostia viva, santa, agradable a Dios y todas sus obras lo confirmen y testimonien a Cristo en todos los lugares de la tierra, dando razón a todo el que lo pida, de que en él está la esperanza de la vida eterna. Por lo tanto, también la participación de los fieles laicos en la celebración de la Eucaristía, y en otros ritos de la Iglesia, no puede equivaler a una mera presencia, mas o menos pasiva, sino que se debe valorar como un verdadero ejercicio de la fe y la dignidad bautismal” Redemptionis Sacramentum 37. 15
  16. 16. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico las oraciones litúrgicas se expresan en plural: Bendecimos, rogamos, damos gracias, el sujeto orante es siempre el nosotros eclesial (La Iglesia que dialoga con su Señor). La asamblea litúrgica es una reunión de un pueblo heterogéneo, y lo que constituye su unidad es la conciencia de una llamada común, la marcha de fe. - Participación litúrgica. En la asamblea litúrgica todos son actores, protagonistas: oran, cantan, escuchan, interceden, dan gracias, presentan los dones, etc. Todos están invitados a la participación plena, consciente y activa, como señala SC 14. - ¿De dónde viene este “deber” y “derecho” de participar? A) De la naturaleza misma de la liturgia, que es participación eclesial en el misterio salvador de Cristo. B) De la identidad del pueblo cristiano, que por su sacerdocio común, recibido en el Bautismo, se asocia al sacerdocio de Cristo debe por tanto tomar parte en la celebración de los misterios (cf. SC 14) “Entre los símbolos que la liturgia trata, ninguno es más importante que esta asamblea de creyentes. Comúnmente se usa el nombre de iglesia al hablar del edificio en dónde dichas personas se reúnen para rendir culto; pero el uso de este término puede prestarse a confusiones. En el decir de los primeros cristianos, el edificio que se utilizaba para el culto tenía el nombre de domus eclesiae, la casa de la Iglesia. La vivencia más intensa de lo sagrado se halla en la celebración misma y en las personas que participan en ella, es decir en la acción de la asamblea: palabras que dan vida, gestos que indican vida, sacrificio vivo, alimento de vida...” Liturgia con estilo y gracia, M. Arias, Lumen, p. 47. 16 Redemptionis Sacramentum 42. Es necesario reconocer que la Iglesia no se reúne por voluntad humana, sino convocada por Dios en el Espíritu Santo, y responde por la fe a su llamada gratuita (en efecto, ekklesia tiene relación con Klesis, esto es, llamada). Ni el Sacrificio eucarístico se debe considerar como «concelebración», en sentido unívoco, del sacerdote al mismo tiempo que del pueblo presente. Al contrario, la Eucaristía celebrada por los sacerdotes es un don «que supera radicalmente la potestad de la asamblea [...]. La asamblea que se reúne para celebrar la Eucaristía necesita absolutamente, para que sea realmente asamblea eucarística, un sacerdote ordenado que la presida. Por otra parte, la comunidad no está capacitada para darse por sí sola el ministro ordenado». Urge la necesidad de un interés común para que se eviten todas las ambigüedades en esta materia y se procure el remedio de las dificultades de estos últimos años. Por tanto, solamente con precaución se emplearán términos como «comunidad celebrante» o «asamblea celebrante», en otras lenguas vernáculas: «celebrating assembly», «assemblée célébrante», «assemblea celebrante», y otros de este tipo.
  17. 17. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico PARTICIPACIÓN: (SC 14) • Los Ministros La liturgia está estructurada para que la realice el pueblo sacerdotal como asamblea y, dentro de distintos ministerios o servicios requeridos por la misma comunidad. La liturgia manifiesta la naturaleza de la Iglesia, y ésta es, toda ella ministerial, es decir , diferenciada y orgánica, en la que no todos tienen el mismo grado de responsabilidad y de ejercicio de la misión eclesial. El ministerio es de por sí toda función realizada por uno o más miembros de la Iglesia como servicio a la comunidad. El servicio es expresión de caridad; queda, por tanto, señalado el espíritu con que ha de realizarse: no como distinción, sino como ayuda. ”Así como la alianza misma, las celebraciones litúrgicas de la comunidad de fe (Iglesia) incluyen a la persona en su totalidad. No son ejercicios puramente religiosos, simplemente racionales o intelectuales, sino también vivencias en las que entran en juego todas las facultades humanas: cuerpo, mente, sentidos, imaginación, emociones, memoria. Por tanto, el dar atención a estos aspectos constituye una de las necesidades más urgentes de la renovación litúrgica contemporánea”. Liturgia con estilo y gracia, M. Arias, Lumen, p. 9. «En una celebración litúrgica toda la asamblea es “liturgo”, cada cual según su función» 17 PLENA: Es decir, no solo exterior sino también interior (cf. SC 19). No se trata sólo de establecer una comunicación con el presidente o de promover una respuesta al lector, sino sobre todo, de suscitar una comunicación con Dios. Acoger en nosotros el misterio de salvación, dejarnos penetrar por la acción del Espíritu, actuar como miembros vivos de La Iglesia. CONSCIENTE: Una participación plena exige una educación litúrgica, un conocimiento suficiente de cada celebración concreta y de su estructura, una comprensión del significado que encierran los gestos y los símbolos, un saber impregnarse del espíritu que encierra aquella celebración (cf. SC 19; 48; 50). Pastoralmente supone una catequesis litúrgica adecuada. ACTIVA: El pueblo no ha de asistir pasivamente a una ceremonia religiosa protagonizada por otros, sino que ha de tomar parte activamente con sus actitudes, gestos, respuestas, oraciones, silencio, cantos, etc (cf SC 28;30). Todo esto requiere una preparación adecuada de cada celebración, una distribución de servicios y tareas (cf SC 29) y una conciencia de pertenencia a la comunidad.
  18. 18. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico CEC 1188 Los ministerios son factor de una eclesiología de comunión y de participación en la que todos los miembros contribuyen, cada uno a su modo, a la edificación del cuerpo (cf. 1 Co 14,5). Hay que distinguir distintos tipos de ministerio: los ordenados, los instituidos y los oficios litúrgicos. El ministerio ordenado preside la comunidad en nombre y en la persona de Cristo, pero el sujeto de la celebración es toda la asamblea. -Ministerios ordenados: Los ejercen el obispo, el presbítero y el diácono y se reciben por el sacramento del Orden. - El Obispo: Preside la liturgia como sumo sacerdote (cf. LG 20) y principal dispensador de los misterios de Dios, sobre todo en la eucaristía. A él corresponde modelar toda la liturgia. El Obispo debe ser considerado como el gran sacerdote de su grey, de quien deriva y depende, en cierto modo, la vida en Cristo de sus fieles. Por eso, conviene que todos tengan en gran aprecio la vida litúrgica de la diócesis en torno al Obispo, sobre todo en la Iglesia catedral; persuadidos de que la principal manifestación de la Iglesia se realiza en la participación plena y activa de todo el pueblo santo de Dios en las mismas celebraciones litúrgicas, particularmente en la misma Eucaristía, en una misma oración, junto al único altar donde preside el Obispo, rodeado de su presbiterio y ministros. SC 41 - El Presbítero: Colaborador del obispo, actúa en las celebraciones litúrgicas como ministro de Cristo y en persona suya. Ejerce su ministerio sobre todo en la eucaristía, como ministro de la Palabra y del sacrificio. «[...] Los presbíteros, aunque no tienen la cumbre del pontificado y en el ejercicio de su potestad dependen de los Obispos, con todo están unidos con ellos en el honor del sacerdocio y, en virtud del sacramento del orden, han sido consagrados como verdaderos sacerdotes del Nuevo Testamento, según la imagen de Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote (Hch., 5,1-10; 7,24; 9,11-28), para predicar el Evangelio y apacentar a los fieles y para celebrar el culto divino. Participando, en el grado propio de su ministerio del oficio de Cristo, único Mediador (1 Tim., 2,5), anuncian a todos la divina palabra. Pero su oficio sagrado lo ejercitan, sobre todo, en el culto eucarístico o comunión, en el cual, representando la persona de Cristo, y proclamando su Misterio, juntan con el sacrificio de su Cabeza, Cristo, las oraciones de los fieles (cf. 1 Cor., 11,26), representando y aplicando en el sacrificio de la Misa, hasta la venida del Señor, el único Sacrificio del Nuevo Testamento, a saber, el de Cristo que se ofrece a sí mismo al Padre, como hostia inmaculada (cf. Hebr., 9,14-28)..» LG 28 « La celebración de la Eucaristía en la Iglesia particular es de suma importancia. En efecto, el obispo diocesano, el primer administrador de los misterios de Dios en la Iglesia particular a él encomendada, es moderador, promotor y guardián de toda la vida litúrgica. En las celebraciones que se realizan bajo su presidencia, sobre todo en la celebración eucarística llevada a cabo por él, con la participación del presbiterio, de los diáconos y del pueblo, se manifiesta el misterio de la Iglesia. Por tal motivo estas misas solemnes deben ser ejemplo para la diócesis entera. 18
  19. 19. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico Él debe procurar que los presbíteros, los diáconos y los fieles laicos, comprendan siempre cabalmente el auténtico significado de los ritos y de los textos litúrgicos y así sean llevados a una activa y fructuosa celebración de la Eucaristía...» IGMR 20 - El Diácono, colaborador también del obispo y en dependencia de él y del presbiterio, realiza diversas funciones y, en algunos casos, preside la asamblea. - Ministerios Instituidos: Pablo VI, con el motu propio “Ministeria quaedam” estableció los ministerios instituidos conferidos a laicos sin que estos pierdan su condición laical. Se confieren sin la imposición de manos que es el gesto específico de la ordenación. “Los acólitos, lectores, comentadores y cuantos pertenecen a la Schola Cantorum, desempeñan un auténtico ministerio litúrgico. Ejerzan, por tanto, su oficio con la sincera piedad y orden que convienen a tan gran ministerio y les exige con razón el Pueblo de Dios. Con ese fin es preciso que cada uno, a su manera, esté profundamente penetrado del espíritu de la Liturgia y sea instruido para cumplir su función debida y ordenadamente”. SC 29 El Lector: -Proclama las lecturas bíblicas, a excepción del evangelio, dice el salmo interleccional si falta el salmista, propone las intenciones de la oración de los fieles, en ausencia del diácono. El Acólito: Ayuda al sacerdote y al diácono en el altar y distribuye la Eucaristía y la expone para la adoración como ministro extraordinario - Otros oficios litúrgicos: A) Al servicio de la Asamblea: - Las persona encargadas de la limpieza y ormanetación, vestuario litúrgico y vasos sagrados, etc. - Los encargados de acogida y del orden. - El guía de la asamblea. B) Al servicio de la Palabra: - El lector (no instituído). - El salmista. - El moderador de la Palabra (monitor). C) Al servicio del altar y del ministro ordenado: - El acólito (no instituido). - El ministro extraordinario de la comunión y de la exposición del santísimo. - El maestro de ceremonias. D) Al servicio del canto litúrgico y de la música: - Los cantores y el coro. - El director del canto de la asamblea. - El organista y los restantes músicos. E) Otros ministerios: - “Ministros” extraordinarios del bautismo. 19
  20. 20. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico - Asistentes laicos del matrimonio. - “Ministros” de la exequias. - Los padrinos del bautismo y de la confirmación. - Los que dirigen la plegaria o la hacen en nombre de todos. 1. Los varones laicos que tengan la edad y condiciones determinadas por decreto de la Conferencia Episcopal, pueden ser llamados para el ministerio estable de lector y acólito, mediante el rito litúrgico prescrito; sin embargo, la colación de esos ministerios no les da derecho a ser sustentados o remunerados por la Iglesia. 2. Por encargo temporal, los laicos pueden desempeñar la función de lector en las ceremonias litúrgicas; asimismo, todos los laicos pueden desempeñar las funciones de comentador, cantor y otras, a tenor de la norma del derecho. 3. Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros, pueden también los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en algunas de las funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la palabra, presidir las oraciones litúrgicas, administrar el bautismo y dar la sagrada Comunión, según las prescripciones del derecho. CIC 230: Criterios pastorales Puebla 811-817 • No clericalizan; quienes lo reciben siguen siendo laicos con su misión fundamental de presencia en el mundo. • Se requiere una vocación o aptitud ratificada por los pastores. • Se orientan a la vida y al crecimiento de la comunidad eclesial. • Son variados y diversos de acuerdo con los carismas de quienes son llamados y las necesidades de la comunidad; pero esta diversidad se debe coordinar por su relación al ministerio jerárquico. C) ¿Cómo celebramos? • Signos y símbolos. Para comprender la liturgia, no hay más remedio que pensar en el símbolo, que es común a toda experiencia humana y que constituye el material básico de la liturgia cristiana, ya que está esencialmente formada de acciones simbólicas. Antes de abordar el tema relacionado a los signos y símbolos litúrgicos, debemos tener presente algunas cuestiones generales: - El hombre es un ser simbólico. El hombre es un ser fundamentalmente dependiente de la comunicación. Nuestra existencia concreta depende de la comunicación, la cual está determinada por la misma estructura fundamental del hombre, hecho, a la vez, de interioridad y exterioridad, de espíritu y materia (carne y sangre, decían los antiguos semitas; cuerpo y alma, los clásicos grecorromanos; rostro y corazón, los antiguos mexicanos) “Nada hay en el entendimiento que primero no haya pasado por los sentidos”. “Si el pensamiento no se encarna en una acción corporal, pronto se hace extraño a la vida”. Podríamos entender mejor la dinámica de la comunicación si tenemos en cuenta sus elementos: 20 FUENTE TRANSMISOR DESTINATARIO RECEPTOR DESTINATARIO RECEPTOR FUENTE TRANSMISOR Mensaje Decodificación Decodificación Mensaje Codificación
  21. 21. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico Tengamos presente que siempre el “contexto” es el elemento más importante en la comunicación. Una palabra aislada, sin contexto, casi no tiene significado. Por ejemplo la palabra “agua”. Solo dentro de una frase como “beben agua” o “el agua destruyó el puente” aparece el agua como algo bueno o malo. El lenguaje “no verbal” es aún menos diferenciado fuera de un contexto: un silbido puede tener, en un contexto dado, el significado de aprobación o desaprobación. Un gesto como el beso aceptado en un contexto cultural, es rechazado en otro contexto.7 «La celebración litúrgica comprende signos y símbolos... que son portadores de la acción salvífica y santificadora de Cristo» CEC 1189 … En ella los signos sensibles significan y, cada uno a su manera, realizan la santificación del hombre. SC 7 7 Cf. A. ARANDA, Manantial y cumbre, Inicicación a la liturgia. Buena prensa, México 2 1992. 26-32. - Significante – significado. Toda expresión humana comprende un significante y un significado: en Estados Unidos, alguien entra en una panadería, señala con el dedo un pan y dice «Please, Bread», el significante es el dedo extendido, el significado es aquel trozo de harina amasado con levadura y horneado. En México el significante será, para el mismo significado, el sonido «pan». - Signo y símbolo. Si veo una señal roja, y traduzco: “peligro, prohibición”. Se trata de un signo. Los responsables de la circulación me han transmitido un mensaje con el fin que se les respete, (es un signo convencional). Habrá signos naturales que ya llevan en si mismo la relación entre el significado y el significante, por ejemplo el signo “humo” en relación con el “fuego”. Pero cuando veo el rojo en una bandera, en la sotana púrpura de un cardenal, en la casulla roja del sacerdote, ocurre otra cosa: el color rojo (Significante) me puede remitir no a uno, sino a otros 21
  22. 22. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico significados: la sangre de la batalla, el fuego, el amor, la revolución, el Espíritu Santo, el martirio, etc. Entonces estamos hablando de un símbolo. El símbolo es ante todo signo. Es algo así como si en una casa el primer piso fuera el signo y el segundo piso fuera el símbolo. Si en el extranjero una persona me invita a comer y no comprendo su mensaje (signo), tampoco puedo comprender que aquella persona quiere brindarme si amistad (símbolo). Lo mismo podemos comprobar con el pan eucarístico, que debe ser primero pan (signo) para poder ser símbolo de una realidad muy distinta. A diferencia del signo el símbolo no es utilitario. Si compartimos un pastel, no es para alimentarnos; si ponemos encima una velas no es para que iluminen... Tampoco acudimos a la Eucaristía para alimentar nuestro cuerpo, la liturgia no sirve para nada, al menos en el sentido utilitarista de nuestras sociedades de técnica y de consumo. El símbolo es gratuito. - La liturgia dice y hace. En el símbolo hay una parte de mensaje, de signo, de información. Cuando un enamorado dice a su chica: «te quiero», no se trata de una información (ella no responde: «ya lo sé, me lo has dicho mil veces»). La palabra simbólica es más bien acción que palabra; al decir esto, el amor crece, toma forma. Esta palabra dice, pero sobre todo «hace» amor. Cuando recibo el pan consagrado, me dicen: «El cuerpo de Cristo». Puedo entender: «Sí, de acuerdo, este pan es el cuerpo de Cristo», o también: «Nosotros somos el cuerpo de Cristo». Pero sobre todo, cuando recibimos el cuerpo de Cristo, nos hacemos un poco más miembros de ese cuerpo. El símbolo (el sacramento) produce en mí lo que significa. En ese gesto y esa palabra (signos simbólicos) hay una teología (del orden del signo); casi podría decirse que hay sobre todo una teo-urgia («urgia» como en metalurgia), o sea, una operación, una transformación. “Alguien que piensa que el símbolo y la realidad se excluyen mutuamente debe evitar la liturgia. Alguien así debe evitar la poesía, los conciertos, el teatro, el lenguaje, el amar a otra persona, y cualquier otro intento de comunicarse con otro ser humano. El símbolo es la realidad en su grado más intenso de expresión. Uno descansa en el símbolo cuando la realidad supera todas las formas del discurso. Regularmente esto sucede cuando nos acercamos a Dios por medio de los demás, como lo hacemos en la liturgia como la metáfora lo es al lenguaje. Uno aprende a vivir con el símbolo y la metáfora, o renunciamos a nuestra capacidad de hablar a través de nuestra liturgia comunitaria” Aidan Kabanagh Liturgia con estilo y gracia, M. Arias, Lumen, p. 5 El símbolo me permite entonces acceder a una realidad, que actúa esencialmente sobre mí, en mí mismo. Finalmente, el símbolo hace presente la realidad. En el nivel de los signos, puedo pronunciar las palabras dé regalo, de ramo de flores, de amor, de gratitud, sin hacer por ello que existan esas reali- dades. En el registro simbólico, por el contrarío, el hecho de ofrecer un regalo, unas flores (si se hace esto de verdad, como es lógico), da existencia a las realidades del amor y de la gratitud. El hecho de recibir el pan consagrado hace existir 22
  23. 23. Dinamismo De la Palabra LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico la realidad de la comunión con Cristo. El hecho de ser bautizado me hace miembro de Cristo. • La Palabra “Las lecturas tomadas de la Sagrada Escritura, con los cantos que se intercalan, constituyen la parte principal de la liturgia de la Palabra; la homilía, la profesión de fe y la oración universal u oración de los fieles, la desarrollan y concluyen. En las lecturas, que luego desarrolla la homilía, Dios habla a su pueblo." le descubre el misterio de la Redención y Salvación, y le ofrece el alimento espiritual; y el mismo Cristo, por su Palabra, se hace presente en medio de los fíeles." Esta Palabra divina la hace suya el pueblo con sus cantos y mostrando su adhesión a ella con la profesión de fe; y una vez nutrido con ella, en la oración universal, hace súplicas por las necesidades de la Iglesia entera y por la salvación de todo el mundo”. IGMR 55 “La proclamación y la homilía tienen la finalidad de mover a quienes escuchan. Tomando una frase del trabajo de San Agustín sobre la instrucción cristiana, ‘para que él a quién tú hablas, escuchando adquiera la fe, creyendo alcance la esperanza y teniendo la esperanza comience a amar’ (Primera instrucción catequética, 4). Por lo tanto, éste no es un momento para dar instrucción sobre la doctrina cristiana, sino para despertar la fe, la esperanza y el amor del pueblo de Dios para que así ellos proclamen de palabra y obre, el misterio de la fe”. Mark Searle Liturgia con estilo y gracia, M. Arias, Lumen, p. 15 “Cada domingo, cuando yo relato los hechos concretos de la semana, no soy más que un pobre adorador del Señor diciéndole: Señor, te traigo lo que tu pueblo produce, lo que estas relaciones de los hombres salvadoreños, ricos y pobres, gobernantes y gobernados, están dando. Y esto es lo que traemos al Señor. Por eso no me tomen a mal, ni tampoco tomen como exclusivo de mi homilía este momento histórico de la semana. Para mí, lo principal de mis pobres homilías es la doctrina que les quiero dar. Por ejemplo, ahora lo principal que acabamos de sacar es que Jesucristo es Epifanía, la manifestación del amor de Dios a los hombres. Esto es lo que interesa que nos llevemos hoy. Pero para vivirlo en la realidad concreta, no tenemos que olvidar lo que está sucediendo entre nosotros, dentro de la Iglesia y fuera de la Iglesia”. Oscar A. Romero Liturgia con estilo y gracia, M. Arias, Lumen, p. 15 • La oración, el canto y la música - La Oración: 23 Se da: - En las lecturas. - En la homilía. - En la homilía: en un contexto Bíblico Litúrgico Vital. - En las moniciones: Pueden ser: - Ambientales, - Introductorias. - Mistagógicas. - Conclusivas. Se recibe: - El Silencio. - El Canto interleccional. Se responde: - La oración universal.
  24. 24. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico “Amonesta el Apóstol a los fieles que se reúnen esperando la venida de su Señor que canten todos juntos con salmos, himnos y cantos espirituales (cf. Col. 3, 16). El canto es una señal del gozo del corazón (cf. Hech 2, 46). De ahí que San Agustín diga con razón: «El cantar es propio del enamorado»;4 g y viene de tiempos muy antiguos el famoso proverbio: «Quien bien canta, dos veces ora»”. IGMR 39. - El Canto: Es importante atender el sentido general de la celebración: sacramento, reunión penitencial, bendición, etc. Y atender al momento ritual. Para hacer un programa de los cantos de una celebración tendríamos que responder a las preguntas ¿Qué canto? (contenido), ¿Para qué asamblea? , ¿En cuál celebración? - La Música: Los instrumentos musicales sirven para sostener y acompañar el canto. La música sin canto, en determinados momentos de la celebración, pueden ambientar, resaltar y acompañar acciones. • Las acciones, los gestos, los movimientos. Hay que aprender a orar con el cuerpo, la Biblia nos enseña esto. El gesto expresa la actitud interior y al mismo tiempo la intensifica. O como decía Pascal, el filósofo francés: “arrodíllate y creerás”; o también el proverbio chino: “si escucho, olvido; si veo, recuerdo; si actúo, aprendo”. • Los objetos. 24
  25. 25. LITURGIA FUNDAMENTAL_____________________________________________ Diplomado SOMELIT Curso Básico - Vasos Sagrados. - Las Vestiduras. - Las insignias. - Otros elementos (el incienso, el fuego, el agua, las campanas, la ceniza, el Cirio Pascual, la colecta, etc.) D) ¿Dónde Celebramos? •El espacio celebrativo –Espacio para reunirse. –Espacio para la asamblea –Espacio para el presbiterio •Altar •Ambón •Sede –Espacio para el bautismo y la reconciliación. –Capilla del Santísimo Sacramento. E) ¿Cuando Celebramos? • El año litúrgico. • La liturgia de la Horas F) ¿Por qué Celebramos? Las celebraciones, mitos y ritos son un hecho antropológico. En ninguna cultura puede el ser humano vivir sin ellos. (ej. Bodas, funerales, fiestas familiares, festejos de navidad o del día de muertos, las fiestas civiles, etc.). El ser humano parece tener necesidad de buscar, expresar y dar profundidad al sentido de su existencia, de los acontecimientos, de la vida, de la muerte. Y recurrimos a los símbolos, mitos, ritos y fiestas porque son realidades que rebasan nuestra capacidad racional. Podemos afirmar que “celebrar, simbolizar y ritualizar la existencia es tan indispensable para el ser humano como comer y beber. • Los Símbolos, son signos sensibles cargados de una realidad no-sensible, no-palpable (como lo divino y lo trascendente), que nos permiten identificarnos y entrar en comunión con dicha realidad. • Los mitos son narraciones que expresan de manera simbólica las creencias y realidades de y convicciones de un pueblo. • Los ritos tienen como característica la repetición de determinadas palabras, gestos y acciones simbólicas que hacen posible la expresión comunitaria, la transmisión, la conservación y la profundidad del sentido de la vida8 . 8 Cfr. Ariovaldo da Silva, I. El misterio celebrado: memoria y compromiso 1, DABAR 2004, 13. “Toda la tierra es santa y ha sido confiada a los hijos de los hombres. Cuando los fieles se reúnen en un mismo lugar, lo fundamental es que ellos son las “piedras vivas”, reunidas para la edificación de un mismo lugar” CEC 1179 “Celebrar” es una acción comunitaria, festiva, que tiene que ver con “hacer célebre”, solemnizar, destacar de lo cotidiano a personas o hechos y realzar el significado que estos tienen para determinado grupo de personas. 25 PASCUA AnualSemanal

×