La Europa feudal

3.644 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.644
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3.105
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La Europa feudal

  1. 1. EUROPA FEUDAL
  2. 2. Húngaros (pueblos de Europa Oriental) Eran sobre todo temibles para pueblos y monasterios, con frecuencia aislados en los campos o situados en los arrabales de las ciudades, fuera del recinto amurallado. Por encima de todo, parece que buscaban hacer cautivos, escogiendo con cuidado los mejores, reservá ndose a veces, de un pueblo pasado a cuchillo, las mujeres jó venes y los muchachos: sin duda para sus necesidades y placeres y, en especial, para venderlos. Si se presentaba la ocasió n no desdeñ aban lanzar este ganado humano a los mercados del mismo Occidente, donde no todos los compradores eran gente exigente; en el 954, una muchacha noble, capturada en los alrededores de Worms, fue puesta en venta en la misma ciudad. Con frecuencia, llevaban a los desgraciados cautivos hasta los países danubianos, para ofrecerlos a los traficantes griegos [bizantinos].>> (Marc Bloch, 1986)
  3. 3. <<[…] Añ adamos, por ú ltimo, a estos guerreros del Norte, de apetitos sensuales muy fuertes y brutales, el gusto de la sangre y la destrucció n, manifestá ndose casi siempre por una violencia sin freno: así, la famosa orgía durante la que, en 1012, el arzobispo de Canterbury, que sus raptores habían hasta entonces guardado con cuidado para obtener rescate, fue lapidado con los huesos de los animales devorados en el festín. De un islandé s, que hizo su campañ a en Occidente, una saga nos dice que se le llamaba el “hombre de los niñ os”, porque se negaba a ensartarlos en las puntas de sus lanzas “como era la costumbre entre sus compañ eros”. Creemos que lo dicho es suficiente para hacer comprender el terror que en todas partes esparcían ante sí estos invasores.>> Marc Bloch. 1986
  4. 4. Consecuencias para Europa Occidental <<De la tormenta de las ú ltimas invasiones, el Occidente salió cubierto de ruinas. Las mismas ciudades no se salvaron, a lo menos de los escandinavos, y si muchas de ellas, despué s del pillaje o el abandono, se rehicieron, bien o mal, de entre sus ruinas, é sta brecha ene l curso regular de su vida la dejó debilitadas para mucho tiempo. […] A lo largo de las vías fluviales, los intercambios perdieron su seguridad: en el 861, los mercaderes parisienses, huyendo con su flotilla, fueron alcanzados por las barcas normandas y conducidos a la cautividad. El campo, sobre todo, sufrió atrozmente y algunas comarcas se convirtieron en verdaderos desiertos. […]>> Marc Bloch, 1986
  5. 5. Los campesinos vivían aterrorizados y pidieron la protecció n a los nobles. Los nobles tenían grandes y fuertes castillos, donde la gente podía refugiarse en caso de una invasió n. A cambio de la protecció n, los campesinos tenían que pagar rentas e impuestos, y trabajar para la tierra del noble. Y se convertían en sus siervos. Esto hizo a los nobles muy fuertes, incluso má que los reyes. s
  6. 6. Re y ………… ………… ………... ………… ………… ………... Noble o Monasterio Se convierte en Señ or Feudal ………… ………… ………... ………… ………… ………... Campesin o
  7. 7. LA cEREmOniA DE vAsALLAjE
  8. 8. Estamento. Estado o grupo social que en la Edad Media formaban las personas que estaban en la misma situació n jurídica (cada uno tenía su propias leyes y normas). Eran tres: la nobleza, el clero y el estamento no privilegiado (campesinado, artesanado, burgueses...). Al primero y al ú ltimo só lo se podía acceder por nacimiento o designació n, por lo tanto el paso de uno a otro era limitado. En el caso del segundo, el clero, estaba abierto tanto a la nobleza como el campesinado sin embargo normalmente el alto clero (arzobispos, obispos, abades...) provenían de la nobleza mientras que el bajo clero (pá rrocos y monjes) provenían del campesinado. ¿Qué era un estamento? ¿ Cuá eran los estamentos en la Edad les Media? ¿ Se podía cambiar de estamento? 11
  9. 9. Privilegio. Ventaja, derecho o ley especial del que disfruta una persona o grupo social. Los estamentos privilegiados en la Edad Media eran llamados así por que disponían de leyes especiales que les permitían hacer cosas que no les estaban permitidas a los demá (no privilegiados): portar armas o no pagar impuestos s a la corona. Los estamentos privilegiados eran la nobleza y el clero mientras que el estamento no privilegiado no tiene un nombre definido. Aunque se le denomina "campesinado" tambié n incluye, en realidad, aquellos grupos sociales que no pertenecen a los estamentos de la nobleza o el clero, de ahí que prefiera llamá rsele "estamento no privilegiado". ¿ Existen en la actualidad estamentos? Escribe unas 6 líneas sobre ellos 12
  10. 10. 13
  11. 11. ¿Son las mismas que cualquier Señ or Feudal?
  12. 12. NOBLEZA ¿QUIÉ N PODÍ A POSEER EL CABALLO, EL EQUIPO Y LAS ARMAS?
  13. 13. ¿POR QUÉ ERAN PRIVILEGIADOS? -No trabajaban -No pagaban impuestos -Eran los ú nicos en poder tener armas Controlaban al resto de la població n
  14. 14. BELLATORE S Hacen la guerra para: Defender su territorios Enfrentarse a otros nobles Debían ayudar al Rey o a su Señ or Conseguían riquezas, tierras, poder
  15. 15. OCIO
  16. 16. EN SU FEUDO 21
  17. 17. LA IGLESIA CRISTIANA
  18. 18. QUIÉ N NO CUMPLÍ A LOS MANDATOS DE LA IGLESIA ERA EXCOMULGADO
  19. 19. Recibía a sus vasallos Conversaba con sus amigos Impartía justicia Recaudaba impuestos Celebraba banquetes Se entrenaba para la guerra Hacía torneos Cazaba OCIO EN SU FEUDO
  20. 20. CLASES DE CLERO 27
  21. 21. 28
  22. 22. 29
  23. 23. LABORATORES 30
  24. 24. Casas de madera o paja Una habitació n para personas y animales Suelos de tierra Convivían muchas generaciones Los hijos podían ayudar en el trabajo 32
  25. 25. Autoconsumo: consumían lo que ellos cultivaban o fabricaban Mortalidad muy alta Toda la familia trabajaba Pocas herramientas y bajos rendimientos Guerras, hambre, enfermedades 33
  26. 26. Para el Señor sólo somos animales domésticos, y no los más preciados: sus alanos, sus bridones, incluso sus palafrenes son mucho más queridos. Tenemos que trabajar las tierras del amo, reparar sus caminos y sus puentes, limpiar las perreras, lavar sus ropas, cortar y acarrear la leña para sus chimeneas, pastorear su ganado y hacerlo pasear por los campos del señorío para fertilizarlos con sus excrementos. Tenemos que pagar el diezmo eclesiástico, y los rescates de Abuny y sus hombres cuando resultan vencidos en sus estúpidos torneos; tenemos que costear el nombramiento de caballero de sus hijos y las bodas de sus hijas, y contribuir con una tasa especial para las guerras. El molino, el horno y el lagar son del amo, y nos pone un buen precio cada vez que vamos a moler nuestro grano, a cocer nuestro pan o prensar nuestras manzanas para hacer sidra. Ni siquiera podemos casarnos o morirnos tranquilos: tenemos que pagarle al amo por todo ello. No conozco a un solo villano que no odie a su Señor 34
  27. 27. 35
  28. 28. El feudo era un señ orío jurisdiccional. El Señ or: • Dictaba las leyes. • Actuaba como juez • Multaba o castigaba a los culpable 36
  29. 29. http://www.youtube.com/watch?v=TBtah75P Un día en el medioevo 37
  30. 30. ¿Qué os hará pensar?

×