Cuentos Infantiles   “A Correr”              Autora: Angélica Maria, Gutierrez Espinoza
Cierto día, estaban en elbosque un caballo y supequeñohijo, correteando sinrumbo, solo por el placerde sentir el cálido ai...
Cierta mañana, salieron como era sucostumbre a correr, estaban muyfelices    porque   era    un   díaespléndido, cuando de...
Se acerco a él para averiguar si seencontraba bien, y el pequeño nolograba levantarse, muy asustado ledijo a su padre: - S...
Hijo, debes levantarte, acaso ¿Te hasroto algo?- Padre, le dijo elcaballito, creo que no me he rotonada, sin embargo, un c...
Hijo, estás equivocado, algunos animalescomo nosotros caen, pero vuelven alevantarse y tu te levantarás, porque tu notiene...
Hijo no se necesita fuerza física para daresa clase de ayuda, solo se requiere ungran amor, esa es la clase de ayuda quene...
Y nuestro pequeño caballito, selevantó, se sacudió el polvo, empezó acaminar junto a su amado padre ypronto empezaron a co...
Cuentos infantiles
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cuentos infantiles

2.207 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.207
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
79
Acciones
Compartido
0
Descargas
20
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cuentos infantiles

  1. 1. Cuentos Infantiles “A Correr” Autora: Angélica Maria, Gutierrez Espinoza
  2. 2. Cierto día, estaban en elbosque un caballo y supequeñohijo, correteando sinrumbo, solo por el placerde sentir el cálido airesobre sus cabezas.Padre e hijo disfrutabanmucho de estas carrerasy el compartir susconversaciones que tantobien hacia aambos, siempre teníanpláticas de lo másamenas y realmenteexistía una comunicaciónconstante entre ellos.
  3. 3. Cierta mañana, salieron como era sucostumbre a correr, estaban muyfelices porque era un díaespléndido, cuando de repente elpequeño caballo tropezó y cayórodando, su padre se detuvo deinmediato volviendo sobre sus pasospara ver que le había sucedido a supequeño hijo.
  4. 4. Se acerco a él para averiguar si seencontraba bien, y el pequeño nolograba levantarse, muy asustado ledijo a su padre: - Siento que nopodré volverme a levantar, me sientomuy lastimado de una pata.
  5. 5. Hijo, debes levantarte, acaso ¿Te hasroto algo?- Padre, le dijo elcaballito, creo que no me he rotonada, sin embargo, un caballo nuncase cae y cuando lo hace, le resultasumamente difícil levantarse.
  6. 6. Hijo, estás equivocado, algunos animalescomo nosotros caen, pero vuelven alevantarse y tu te levantarás, porque tu notienes nada roto, tu voluntad hará que televantes y vuelvas a caminar y a corrercomo siempre lo has hecho, no permitirásque tu mente te haga tomar una decisiónequivocada, creyendo que porque has caídono podrás levantarte, además, yo teayudaré a hacerlo, porque yo precisaré detu ayuda, cuando caiga y necesitelevantarme igualmente.Pero padre, ¿cómo podría yo ayudarte alevantar si soy tan pequeño?
  7. 7. Hijo no se necesita fuerza física para daresa clase de ayuda, solo se requiere ungran amor, esa es la clase de ayuda quenecesitamos, sentirnos apoyados pornuestros seres más queridos, y yo te amomucho y por esa razón te digo que televantes, porque todavía tenemos muchoscaminos que recorrer juntos.
  8. 8. Y nuestro pequeño caballito, selevantó, se sacudió el polvo, empezó acaminar junto a su amado padre ypronto empezaron a correr como erasu costumbre. CAERSE NO ES LOIMPORTANTE, LO IMPORTANTE ESLEVANTARSE CUANTAS VECES SEA NECESARIO.

×