GUIÓN SIN CANCIONES DEL DOMINGO 4º DEL TO. CICLO B. DIA 1 DE FEBRERO DEL 2015

3.613 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.613
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2.689
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

GUIÓN SIN CANCIONES DEL DOMINGO 4º DEL TO. CICLO B. DIA 1 DE FEBRERO DEL 2015

  1. 1. DOMINGO CUARTO DEL TO. CICLO B. DIA 1 DE FEBRERO DEL 2015 Monición de entrada Se suele oír que las palabras se las lleva el viento, mientras que el testimonio arrastra. Este refrán no vale para el comportamiento de Jesús, porque sus palabras están cargadas de autoridad. Así lo reconoce repetidamente la gente. Él arranca admiración, enseña de una manera diferente: la verdad de su Evangelio y su testimonio son nuevos, convencen, porque lo que predica con verdad lo confirma con la vida. Que el Espíritu Santo nos ayude a creer más comprometidamente. Saludo Que la Paz de Dios nuestro Padre, la Palabra de Jesús, nuestro hermano, y la comunión en su Espíritu de Amor, estén con todos vosotros… Pedimos perdón Pedimos perdón por nuestras debilidades y pecados. 1. Tú, Jesús, que eres el camino que nos conduce a Dios, nuestro Padre. Señor, ten piedad… 2. Tú, Jesús, que eres la verdad que ilumina a todos los seres humanos. Cristo, ten piedad… 3. Tú, Jesús, que eres la vida que estimula y da sentido a nuestra existencia. Señor, ten piedad Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve de su mano a la vida eterna. Monición a las lecturas A lo largo de la historia Dios ha suscitado en medio del pueblo profetas y personas de bien, esperando de ellos colaboración y fidelidad. La misión del profeta es hacerse eco de la Palabra de Dios, sin deformarla ni silenciarla. Pero ha habido malos profetas, que han querido aprovecharse de los dones de Dios para hacerse orgullosos y arrogantes. Tal actitud es un desacierto y Dios la rechaza. Lectura del libro del Deuteronomio 18, 15-20. Moisés habló al pueblo, diciendo: «Un profeta, de entre los tuyos, de entre tus hermanos, como yo, te suscitará el Señor, tu Dios. A él lo escucharéis. Es lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea: ´´No quiero volver a escuchar la voz del Señor, mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio; no quiero morir.`` El Señor me respondió: ´´Tienen razón; suscitaré un profeta de entre sus hermanos, como tú. Pondré mis palabras en su boca, y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabras que pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Y el profeta que tenga la arrogancia de decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de dioses extranjeros, ese profeta morirá.``» PALABRA DE DIOS SALMO RESPONSORIAL. Salmo 94. R/. ¡Ojalá escuchéis hoy su voz! «No endurezcáis vuestros corazones.» Venid, aclamemos al Señor, demos vítores a la Roca que nos salva; entremos a su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos. R/.
  2. 2. Entrad, postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, creador nuestro. Porque él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. R/. Ojalá escuchéis hoy su voz: «No endurezcáis el corazón como en Meribá, como el día de Masá en el desierto; cuando vuestros padres me pusieron a prueba y me tentaron, aunque habían visto mis obras.» R/. Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios 7, 32-35. Hermanos: Quiero que os ahorréis preocupaciones: el soltero se preocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido. Lo mismo, la mujer sin marido y la soltera se preocupan de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos en cuerpo y alma; en cambio, la casada se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su marido. Os digo todo esto para vuestro bien, no para poneros una trampa, sino para induciros a una cosa noble y al trato con el Señor sin preocupaciones. PALABRA DE DIOS ALELUYA. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra de sombras de muerte, una luz les brilló. Lectura del santo Evangelio según San Marcos 1, 21-28. En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad. Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.» Jesús le increpó: «Cállate y sal de él.”» El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta los espíritus inmundos les manda y le obedecen.» Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea. PALABRA DEL SEÑOR Homilía Hay un periodista que viaja habitualmente a un pueblo de África y disfruta enterándose de las pequeñas cosas que suceden en la vida de las gentes del poblado. En una de sus visitas descubrió un montón de televisores almacenados en una choza a las afueras del pueblo. Desconcertado, todos estaban aún sin estrenar, se fue a conversar con el jefe del pueblo. ¿Por qué la gente del pueblo no ve la televisión?, le preguntó. Y el jefe del pueblo le contestó: “Nosotros tenemos nuestro propio contador de historias.” Eso está muy bien pero la televisión puede contarles miles de historias, le dijo el periodista.
  3. 3. “Es verdad, le dijo el jefe, pero nuestro contador de historias nos conoce a cada uno de nosotros”. Esta es la clave “nuestro contador de historias nos conoce”. Así puede contarles no la historia que desearían oír, sino la que necesitan cada día. Puede darles la mejor medicina para el sufrimiento y el mejor consejo para cada decisión que han de tomar. ¿Es la televisión nuestro único contador de historias? Para muchos, desgraciadamente, es el único. Para nosotros los que nos reunimos aquí los domingos, tenemos otro contador de historias, otro maestro, otro médico. Jesús es nuestro contador de historias. Nos conoce. Tiene autoridad. Nos ama. Está siempre disponible. Viene a nuestra iglesia el domingo y nos enseña. En la historia de hoy vemos a Jesús en la sinagoga enseñando con autoridad y actuando con poder. Había mucha gente en la iglesia aquella mañana. Nadie sabía que uno de ellos albergaba un espíritu malo. Pero Jesús que los conocía a todos, sabía que uno de ellos necesitaba sanación. Reprendió al espíritu malo y le dijo: “Cállate. Sal de él”. La gente reunida en la iglesia no entendían ni palabra y se preguntaban: “Qué es esto? Cuando Jesús es nuestro contador de historias, Dios se hace presente y Dios nos trabaja a cada uno con su poder. Suponed que yo digo: aquí y ahora, en medio de nosotros hay una persona que tiene un espíritu malo… Yo no puedo escanear vuestros corazones, pero si puedo escanear el mío y ver lo que hay dentro de él… Sólo Jesús conoce las zonas oscuras que hay en nuestros corazones: avaricia, odio, indiferencia, pereza, lujuria, crítica… Sí muchos espíritus oscuros viven dentro de nosotros. Y Jesús nos dice: Cállate. Sal fuera. Estoy aquí para sanarte, para liberarte. Tengo autoridad y poder y tú tendrás el mismo poder si vas entrando en una relación cada vez más profunda con mi Padre y tu Padre Dios. Invitación a profundizar en nuestra fe a través de la oración y la escucha de nuestro contador de historias: Jesucristo. Hay ciertas vocaciones que cada día tienen menos candidatos. La vocación de sacerdote, contador de la historia de Jesús. La vocación de maestro. Dicen que Nueva York, en los próximos diez años, tendrá que buscar 50.000 maestros. Para nosotros los cristianos, Jesús es el Maestro. Un Maestro que no sólo habla de Dios sino que habla como Dios. Y habla con la autoridad de Dios porque está en comunión con El. A ti ¿Te gusta sentarte en su escuela y escucharle? Oración de los fieles Cuando no vemos resultados, cuando nos critican por querer ayudar a alguien, cuando lo pasamos mal, necesitamos de modo especial que Dios nos ayude. Pidamos que atienda nuestra oración, diciendo: ¡Ayúdanos, Señor! 1.- Por los que ejercen en la Iglesia el ministerio de proclamar la Palabra; para que nos ayuden a descubrir a Dios como el amigo que comparte, perdona y hace vivir. OREMOS…
  4. 4. 2.- Por los niños, los jóvenes y todos los que estén en periodo de formación; para que encuentren maestros que enseñen el arte de maravillarse ante la vida, de agradecerla y de vivirla en plenitud. OREMOS… 3.- Por los que se encuentran hundidos a causa de la soledad, la marginación, el pecado, la enfermedad; para que puedan experimentar que nadie está perdido para Dios. OREMOS… 4.- Para que, tanto los que viven el celibato como los que han construido una familia, sepan vivir en fidelidad a lo que Dios les ha pedido y ellos se han comprometido. OREMOS… 5.- Por todos nosotros, para que nuestra conducta no deje indiferentes a los que nos rodean, sino que les haga reflexionar, les alegre, les aporte paz, cariño, esperanza. OREMOS… Escucha, Señor, la oración que tu pueblo te ha presentado con fe. Por JNS. Ofrendas PRESENTACIÓN DE UNA JARRA DE AGUA Señor y Padre nuestro: Jesús nos recuerda en el evangelio, que un vaso de agua dado con amor no quedará sin recompensa. Te presento, en nombre de toda la Comunidad, esta jarra de agua, como expresión de tantos gestos de amor y de fraternidad como se viven en nuestro mundo; muchos de estos gestos, son callados y ocultos. Pero también te ofrecemos con esta jarra nuestro compromiso, concreto y generoso, de ser cercanos y solidarios, mujeres y hombres que comparten en la sencillez de la vida. Te pedimos que nos ayudes en esta tarea. PRESENTACIÓN DE UN RECIPIENTE LLENO DE SAL Señor, yo te traigo, y lo hago en nombre de toda esta comunidad parroquial, este recipiente lleno de sal, como símbolo de nuestra presencia evangelizadora y transformadora del mundo. Nosotros queremos ser presencia misionera en este mundo, a pesar de las muchas dificultades con las que nos encontramos. Danos, sin embargo, tu gracia, porque sin ella nuestra sal se vuelve insípida Padrenuestro Porque nos ayudas a vencer las tentaciones y experimentamos tus victorias, te decimos: Padre nuestro… Nos damos la paz Es fácil dar la mano; lo difícil es perdonar. Es fácil decir “lo siento”, lo difícil es reconocer que me he equivocado. Es fácil poner buena cara; lo difícil es ser sincero. Dar la paz de verdad es estar dispuesto a renunciar a nuestra paz, para que los demás también puedan vivir en paz. La paz del Señor esté con todos vosotros… Nos damos, como verdaderos amigos, la paz. Comulgamos Cuando comulgo, llevo a Jesús dentro de mí, pero también me hago responsable de mis hermanos … Dichosos los llamados a la mesa de Jesús. Señor, no soy digno …
  5. 5. Despedida Que recuperemos en la Iglesia la autoridad de quien: – vive entregado a los más necesitados – de quien comparte su tiempo con los demás. – de quien dedica su tiempo y su energía al servicio de los niños. – de quien colabora haciendo algo por los demás. – de quien sirve gratuitamente a la comunidad. – de quien honestamente busca un mundo mejor. Para ello que la bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre vosotros…
  6. 6. Despedida Que recuperemos en la Iglesia la autoridad de quien: – vive entregado a los más necesitados – de quien comparte su tiempo con los demás. – de quien dedica su tiempo y su energía al servicio de los niños. – de quien colabora haciendo algo por los demás. – de quien sirve gratuitamente a la comunidad. – de quien honestamente busca un mundo mejor. Para ello que la bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre vosotros…

×