15 de marzo de 2015
IV Domingo de Cuaresma -B-
MONICIÓN DE ENTRADA
“Dios amó tanto al mundo que nos envió a su
Hijo Jesús para salvarnos”.
Jesús es la Luz del mundo que ...
de la Verdad.
Si no creemos en Él, nosotros mismos nos
condenamos a las tinieblas y al mundo de la
mentira y del pecado.
V...
CANTO DE ENTRADA.
Hacia ti, morada santa,
hacia ti, tierra del Salvador,
peregrinos, caminantes,
vamos hacia ti.
Venimos a...
SALUDO Y MONICIÓN.
ACTO PENITENCIAL.
ORACIÓN COLECTA.
Lectura del segundo libro de las Crónicas
36, 14-16. 19-23
En aquellos días, todos los jefes de los
sacerdotes y el pueblo...
pueblo y de su morada. Pero ellos se burlaron
de los mensajeros de Dios, despreciaron sus
palabras y se mofaron de sus pro...
del rey y de sus hijos hasta la llegada del
reino de los persas; para que se cumpliera lo
que dijo Dios por boca del profe...
Dios de los cielos, me ha dado todos los
reinos de la tierra.
Él me ha encargado que le edifique una
casa en Jerusalén, en...
Salmo 136
Que se me pegue la lengua al paladar
si no me acuerdo de ti.
Junto a los ríos de Babilonia,
nos sentábamos a llo...
Que se me pegue la lengua al paladar
si no me acuerdo de ti.
Los que allí nos deportaron
nos pedían canciones,
y nuestros ...
Que se me pegue la lengua al paladar
si no me acuerdo de ti.
¿Cómo cantar una canción al
Señor en tierra extranjera?
Si me...
Que se me pegue la lengua al paladar
si no me acuerdo de ti.
Que se me pegue la lengua al
paladar, si no me acuerdo de ti,...
Lectura de la carta del apóstol san
Pablo a los Efesios 2, 4-10
Hermanos:
Dios, rico en misericordia, por el gran
amor con...
bondad para con nosotros en Cristo
Jesús.
Porque estáis salvados por su gracia y
mediante la fe. Y no se debe a
vosotros, ...
ALELUYA. Jn 3, 16
Tanto amó Dios al mundo que entregó a su
Hijo único. Todo el que cree en él tiene vida
eterna.
Lectura del santo evangelio según san Juan 3,
14-21
En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:
- «Lo mismo que Moisés elevó l...
Porque Dios no mandó su Hijo al mundo
para juzgar al mundo, sino para que el
mundo se salve por él.
El que cree en él no s...
En cambio, el
que realiza la
verdad se
acerca a la luz,
para que se vea
que sus obras
están hechas
según Dios.»
Palabra de...
HOMILÍA.
CREDO.
PETICIONES:
1.- Por los que no conocen el amor de
Dios, por los que viven sin Dios, por los
que sienten la insatisfacción ...
3.- Para que en las relaciones humanas se
destierren la intolerancia, la intransigencia,
el puritanismo y el fanatismo.
RO...
5.- Por los que han caído en las redes del
consumismo, por los que viven sin sentido,
por los esclavos del alcohol y de la...
CANTO DE OFERTORIO
Yo no soy nada y del polvo nací, pero
Tú me amas y moriste por mí. Ante la
cruz sólo puedo exclamar: Tu...
HASTA LA COMUNIÓN
COMUNIÓN.
Cerca de Ti, Señor, yo quiero estar;
tu grande eterno amor quiero gozar.
Llena mi pobre ser, limpia mi corazón,
...
gratitud, alegre cantaré y fiel a Ti, Señor,
siempre seré.
Día feliz veré, creyendo en Ti, en que yo
habitaré, cerca de Ti...
ORACIÓN DESPUÉS DE LA
COMUNIÓN.
Libra mis ojos de la muerte;
dales la luz que es su destino.
Yo, como el ciego del camino,...
al que se queja y retrocede;
que el corazón no se me quede
desentendidamente frío.
Guarda mi fe del enemigo
(¡tantos me di...
Dios es fiel: guarda siempre su Alianza;
libra al pueblo de toda esclavitud. Su
Palabra resuena en los profetas,
reclamand...
15 de marzo de 2015
IV Domingo de Cuaresma -B-
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

DOMINGO CUARTO DE CUARESMA. CICLO B. DÍA 15 DE MARZO DEL 2015

1.570 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.570
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
284
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

DOMINGO CUARTO DE CUARESMA. CICLO B. DÍA 15 DE MARZO DEL 2015

  1. 1. 15 de marzo de 2015 IV Domingo de Cuaresma -B-
  2. 2. MONICIÓN DE ENTRADA “Dios amó tanto al mundo que nos envió a su Hijo Jesús para salvarnos”. Jesús es la Luz del mundo que viene a iluminar nuestras vidas y a enseñarnos el camino de la Salvación, no viene a condenar a nadie. Pero el mundo condenó a Jesús en una Cruz que es signo de contradicción. Salvación para unos y condena para otros. Si creemos en Él y seguimos su ejemplo, nos salvamos y vivimos en el mundo de la Luz y
  3. 3. de la Verdad. Si no creemos en Él, nosotros mismos nos condenamos a las tinieblas y al mundo de la mentira y del pecado. Vamos a reflexionar sobre esto en esta Celebración.
  4. 4. CANTO DE ENTRADA. Hacia ti, morada santa, hacia ti, tierra del Salvador, peregrinos, caminantes, vamos hacia ti. Venimos a tu mesa, sellaremos tu pacto, comeremos tu carne, tu sangre nos limpiará. Reinaremos contigo en tu morada santa, beberemos tu sangre, tu fe nos guiará.
  5. 5. SALUDO Y MONICIÓN. ACTO PENITENCIAL. ORACIÓN COLECTA.
  6. 6. Lectura del segundo libro de las Crónicas 36, 14-16. 19-23 En aquellos días, todos los jefes de los sacerdotes y el pueblo multiplicaron sus infidelidades, según las costumbres abominables de los gentiles, y mancharon la casa del Señor, que él se había construido en Jerusalén. El Señor, Dios de sus padres, les envió desde el principio avisos por medio de sus mensajeros, porque tenía compasión de su
  7. 7. pueblo y de su morada. Pero ellos se burlaron de los mensajeros de Dios, despreciaron sus palabras y se mofaron de sus profetas, hasta que subió la ira del Señor contra su pueblo a tal punto que ya no hubo remedio. Los caldeos incendiaron la casa de Dios y derribaron las murallas de Jerusalén; pegaron fuego a todos sus palacios y destruyeron todos sus objetos preciosos. Y a los que escaparon de la espada los llevaron cautivos a Babilonia, donde fueron esclavos
  8. 8. del rey y de sus hijos hasta la llegada del reino de los persas; para que se cumpliera lo que dijo Dios por boca del profeta jeremías: «Hasta que el país haya pagado sus sábados, descansará todos los días de la desolación, hasta que se cumplan los setenta años.» En el año primero de Ciro, rey de Persia, en cumplimiento de la palabra del Señor, por boca de jeremías, movió el Señor el espíritu de Ciro, rey de Persia, que mandó publicar de palabra y por escrito en todo su reino: «Así habla Ciro, rey de Persia: "El Señor, el
  9. 9. Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra. Él me ha encargado que le edifique una casa en Jerusalén, en Judá. Quien de entre vosotros pertenezca a su pueblo, ¡sea su Dios con él, y suba!"» Palabra de Dios.
  10. 10. Salmo 136 Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti. Junto a los ríos de Babilonia, nos sentábamos a llorar acordándonos de Sión; en los álamos de la orilla colgábamos nuestras cítaras.
  11. 11. Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti. Los que allí nos deportaron nos pedían canciones, y nuestros opresores, alegría: «¡Cantadnos una canción de Sión!».
  12. 12. Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti. ¿Cómo cantar una canción al Señor en tierra extranjera? Si me olvido de ti, Jerusalén, que se me seque la mano derecha.
  13. 13. Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti. Que se me pegue la lengua al paladar, si no me acuerdo de ti, si no te pongo, Jerusalén, en la cumbre de mi alegría..
  14. 14. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 2, 4-10 Hermanos: Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, estando nosotros muertos por los pecados, nos ha hecho vivir con Cristo -por pura gracia estáis salvados-, nos ha resucitado con Cristo Jesús y nos ha sentado en el cielo con él. Así muestra a las edades futuras la inmensa riqueza de su gracia, su
  15. 15. bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque estáis salvados por su gracia y mediante la fe. Y no se debe a vosotros, sino que es un don de Dios; y tampoco se debe a las obras, para que nadie pueda presumir. Pues somos obra suya. Nos ha creado en Cristo Jesús, para que nos dediquemos a las buenas obras, que él nos asignó para que las practicásemos. Palabra de Dios.
  16. 16. ALELUYA. Jn 3, 16 Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único. Todo el que cree en él tiene vida eterna.
  17. 17. Lectura del santo evangelio según san Juan 3, 14-21 En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: - «Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna.
  18. 18. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras.
  19. 19. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.» Palabra del Señor
  20. 20. HOMILÍA. CREDO.
  21. 21. PETICIONES: 1.- Por los que no conocen el amor de Dios, por los que viven sin Dios, por los que sienten la insatisfacción de una vida cerrada al amor de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR. 2.- Por la Iglesia, por todos los creyentes, para que sean testigos de la misericordia de Dios, para que se conmuevan por las miserias humanas. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  22. 22. 3.- Para que en las relaciones humanas se destierren la intolerancia, la intransigencia, el puritanismo y el fanatismo. ROGUEMOS AL SEÑOR. 4.- Por nosotros mismos, para que nos abramos a la misericordia de Dios y nos aceptemos con misericordia a los hermanos. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  23. 23. 5.- Por los que han caído en las redes del consumismo, por los que viven sin sentido, por los esclavos del alcohol y de la droga, para que se decidan por una opción liberadora. ROGUEMOS AL SEÑOR. 6.- Por los miembros de nuestra Parroquia y todas las actividades que tenemos emprendidas. Para que el Señor nos llene de ilusión, comunión, fortaleza y conversión. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  24. 24. CANTO DE OFERTORIO Yo no soy nada y del polvo nací, pero Tú me amas y moriste por mí. Ante la cruz sólo puedo exclamar: Tuyo soy, tuyo soy. Toma, mi mano, te pido, toma, mis labios te amo, toma mi vida ¡oh Padre!, tuyo soy, tuyo soy. Cuando de rodillas te miro, oh Jesús, veo tu grandeza y mi pequeñez. ¿Qué puedo darte yo? Sólo mi ser. Tuyo soy, tuyo soy.
  25. 25. HASTA LA COMUNIÓN
  26. 26. COMUNIÓN. Cerca de Ti, Señor, yo quiero estar; tu grande eterno amor quiero gozar. Llena mi pobre ser, limpia mi corazón, hazme tu rostro ver, en la aflicción. Mi pobre corazón inquieto está, por esta vida voy buscando paz. Más sólo tú, Señor, la paz me puedes dar; cerca de Ti, Señor, yo quiero estar. Pasos inciertos doy, el sol se va, más si contigo estoy, no temo ya. Himnos de
  27. 27. gratitud, alegre cantaré y fiel a Ti, Señor, siempre seré. Día feliz veré, creyendo en Ti, en que yo habitaré, cerca de Ti. Mi voz alabará, tu santo nombre allí y mi alma gozará, cerca de Ti. Más cerca, oh Dios de Ti; más cerca sí, cuando la cruz, Señor, me lleve a Ti. Si tiende al sol la flor, si el agua busca el mar, a Ti, mi sólo bien, he de buscar.
  28. 28. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN. Libra mis ojos de la muerte; dales la luz que es su destino. Yo, como el ciego del camino, pido un milagro para verte. Haz de esta piedra de mis manos una herramienta constructiva; cura su fiebre posesiva y ábrela al bien de mis hermanos. Que yo comprenda, Señor mío,
  29. 29. al que se queja y retrocede; que el corazón no se me quede desentendidamente frío. Guarda mi fe del enemigo (¡tantos me dicen que estás muerto!...) Tú que conoces el desierto, dame tu mano y ven conmigo. Amén.
  30. 30. Dios es fiel: guarda siempre su Alianza; libra al pueblo de toda esclavitud. Su Palabra resuena en los profetas, reclamando el bien y la virtud. CANTO DE DESPEDIDA
  31. 31. 15 de marzo de 2015 IV Domingo de Cuaresma -B-

×