Domingo 3º de Cuaresma. Ciclo B. día 8
de marzo del 2015
MONICIÓN DE ENTRADA
No hay triunfo sin esfuerzo; no hay éxito
sin sacrificio; no hay Pascua sin Cruz, ni
hay Resurrección ...
CANTO DE ENTRADA.
Hacia ti, morada santa,
hacia ti, tierra del Salvador,
peregrinos, caminantes,
vamos hacia ti.
Venimos a...
SALUDO Y MONICIÓN.
ACTO PENITENCIAL.
ORACIÓN COLECTA.
Lectura del libro del Éxodo 20, 1-17
En aquellos días, el Señor pronunció las
siguientes palabras:
«Yo soy el Señor, tu Di...
los hijos, nietos y biznietos, cuando me
aborrecen.
Pero actúo con piedad por mil generaciones
cuando me aman y guardan mi...
alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu
esclavo, ni tu esclava, ni tu ganado, ni el
forastero que viva en tus ciudade...
prójimo. No codiciarás los bienes de tu
prójimo; no codiciarás la mujer de tu
prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su...
R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.
La ley del Señor es perfecta y es descanso del
alma; el precepto del Señor e...
La voluntad del Señor es pura y eternamente
estable; los mandamientos del Señor son
verdaderos y enteramente justos.
R/. S...
Lectura de la primera carta del apóstol san
Pablo a los Corintios 1,22-25
Hermanos:
Los judíos exigen signos, los griegos ...
Jn 3, 16ALELUYA
Tanto amó Dios al mundo que
entregó a su Hijo único. Todo el
que cree en él tiene vida eterna.
Lectura del santo evangelio según san Juan
2, 13-25
Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús
subió a Jerusalén. Y enco...
Sus discípulos se acordaron de lo que está
escrito: «El celo de tu casa me devora.»
Entonces intervinieron los judíos y le...
muertos, los discípulos se acordaron de que lo
había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la
palabra que había dicho Jesú...
HOMILÍA.
CREDO.
Porque Dios es compasivo y misericordioso,
escucha siempre nuestras plegarias. Todos:
ESCÚCHANOS, SEÑOR.
Para que el clamo...
Para que el esfuerzo y el trabajo de los que
luchan por la paz, por la justicia y por la
libertad, no decaiga nunca.
ESCÚC...
CANTO DE OFERTORIO.
Yo no soy nada y del polvo nací, pero
Tú me amas y moriste por mí. Ante la
cruz sólo puedo exclamar: T...
El templo del que hablaba Jesús era
su propio cuerpo.
HASTA LA COMUNIÓN
CANTO DE COMUNIÓNCOMUNIÓN.
Levanto mis ojos a los montes: ¿de dónde me
vendrá el auxilio? El auxilio me viene del
Señor, q...
El Señor te guarda a su sombra, el Señor está
a tu derecha; de día el sol no te hará daño, ni
la luna de noche.
El auxilio...
ORACIÓN DESPUÉS DE LA
COMUNIÓN.
Señor, la vida sin amor no vale nada;
La justicia sin amor me hace duro.
La inteligencia s...
de Dios, bondad en
la cara, bondad en
los ojos, bondad en
la sonrisa, bondad
en vuestro saludo,
cordial y afectuoso.
Te lo...
BENDICIÓN Y DESPEDIDA.
Dios es fiel: guarda siempre su
Alianza;
libra al pueblo de toda esclavitud.
Su Palabra resuena en ...
Domingo 3º de Cuaresma. Ciclo B. día 8
de marzo del 2015
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

DOMINGO TERCERO DE CUARESMA. CICLO B. DÍA 8 DE MARZO DEL 2015

1.103 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.103
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
290
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

DOMINGO TERCERO DE CUARESMA. CICLO B. DÍA 8 DE MARZO DEL 2015

  1. 1. Domingo 3º de Cuaresma. Ciclo B. día 8 de marzo del 2015
  2. 2. MONICIÓN DE ENTRADA No hay triunfo sin esfuerzo; no hay éxito sin sacrificio; no hay Pascua sin Cruz, ni hay Resurrección sin Muerte. Para que Cristo pudiera llegar a la Pascua de Resurrección, tuvo antes que vivir su Pasión, su Calvario, su Cruz. ¡Cuántas veces nosotros pretendemos eliminar de nuestra vida todo aquello que exige esfuerzo, sacrificio, renuncia!
  3. 3. CANTO DE ENTRADA. Hacia ti, morada santa, hacia ti, tierra del Salvador, peregrinos, caminantes, vamos hacia ti. Venimos a tu mesa, sellaremos tu pacto, comeremos tu carne, tu sangre nos limpiará. Reinaremos contigo en tu morada santa, beberemos tu sangre, tu fe nos guiará.
  4. 4. SALUDO Y MONICIÓN. ACTO PENITENCIAL. ORACIÓN COLECTA.
  5. 5. Lectura del libro del Éxodo 20, 1-17 En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí. No te harás ídolos, figura alguna de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra o en el agua debajo de la tierra. No te postrarás ante ellos, ni les darás culto; porque yo, el Señor, tu Dios, soy un dios celoso: castigo el pecado de los padres en
  6. 6. los hijos, nietos y biznietos, cuando me aborrecen. Pero actúo con piedad por mil generaciones cuando me aman y guardan mis preceptos. No pronunciarás el nombre del Señor, tu Dios, en falso. Porque no dejará el Señor impune a quien pronuncie su nombre en falso. Fíjate en el sábado para santificarlo. Durante seis días trabaja y haz tus tareas, pero el día séptimo es un día de descanso, dedicado al Señor, tu Dios: no harás trabajo.
  7. 7. alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu ganado, ni el forastero que viva en tus ciudades. Porque en seis días hizo el Señor el cielo, la tierra y el mar y lo que hay en ellos. Y el séptimo día descansó: por eso bendijo el Señor el sábado y lo santificó. Honra a tu padre y a tu madre: así prolongarás tus días en la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar. No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás testimonio falso contra tu
  8. 8. prójimo. No codiciarás los bienes de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él.» Palabra de Dios
  9. 9. R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna. La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante. R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; la norma del Señor es límpida y da luz a los ojos. R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna. Salmo responsorial . Sal 18,
  10. 10. La voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos. R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna. Más preciosos que el oro, más el oro fino; más dulces que la miel de un panal que destila. R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.
  11. 11. Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 1,22-25 Hermanos: Los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; pero, para los llamados -judíos o griegos-, un Mesías que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. Palabra de Dios.
  12. 12. Jn 3, 16ALELUYA Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único. Todo el que cree en él tiene vida eterna.
  13. 13. Lectura del santo evangelio según san Juan 2, 13-25 Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: -«Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.»
  14. 14. Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora.» Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron: - «¿Qué signos nos muestras para obrar así?» Jesús contestó: - «Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.» Los judíos replicaron: -«Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?» pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y, cuando resucitó de entre los
  15. 15. muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús. Mientras estaba en Jerusalén por las fiestas de Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo los signos que hacía; pero Jesús no se confiaba con ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba el testimonio de nadie sobre un hombre, porque él sabía lo que hay dentro de cada hombre. Palabra de Señor
  16. 16. HOMILÍA. CREDO.
  17. 17. Porque Dios es compasivo y misericordioso, escucha siempre nuestras plegarias. Todos: ESCÚCHANOS, SEÑOR. Para que el clamor de los pobres sea escuchado por Ti y sea también escuchado por nosotros. ESCÚCHANOS, SEÑOR. Para que el grito de los hambrientos y de los necesitados suscite en nosotros gestos de solidaridad. ESCÚCHANOS, SEÑOR. ORACION DE LOS FIELES
  18. 18. Para que el esfuerzo y el trabajo de los que luchan por la paz, por la justicia y por la libertad, no decaiga nunca. ESCÚCHANOS, SEÑOR. Para que no te olvides de los deseos y de las necesidades de los que confiamos en Ti. ESCÚCHANOS, SEÑOR. Oremos: Escúchanos, Señor, y ven compasivo en nuestra ayuda, para que también nosotros ayudemos a nuestros hermanos.
  19. 19. CANTO DE OFERTORIO. Yo no soy nada y del polvo nací, pero Tú me amas y moriste por mí. Ante la cruz sólo puedo exclamar: Tuyo soy, tuyo soy. Toma, mi mano, te pido, toma, mis labios te amo, toma mi vida ¡oh Padre!, tuyo soy, tuyo soy. Cuando de rodillas te miro, oh Jesús, veo tu grandeza y mi pequeñez. ¿Qué puedo darte yo? Sólo mi ser. Tuyo soy, tuyo soy.
  20. 20. El templo del que hablaba Jesús era su propio cuerpo. HASTA LA COMUNIÓN
  21. 21. CANTO DE COMUNIÓNCOMUNIÓN. Levanto mis ojos a los montes: ¿de dónde me vendrá el auxilio? El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. No permitirá que resbale tu pié, tu guardián no duerme; no duerme ni reposa el guardián de Israel.
  22. 22. El Señor te guarda a su sombra, el Señor está a tu derecha; de día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. El Señor te guarda de todo mal, el Señor guarda tu alma; él guarda tus entradas y salidas, ahora y por siempre. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.
  23. 23. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN. Señor, la vida sin amor no vale nada; La justicia sin amor me hace duro. La inteligencia sin amor me hace hipócrita; la fe sin amor me hace fanático. Señor, quiero ser bondadoso, generoso, comprensivo. Que todos los que se acerquen a nosotros sean mejores y más felices. Queremos ser la expresión viva de la bondad
  24. 24. de Dios, bondad en la cara, bondad en los ojos, bondad en la sonrisa, bondad en vuestro saludo, cordial y afectuoso. Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos.
  25. 25. BENDICIÓN Y DESPEDIDA. Dios es fiel: guarda siempre su Alianza; libra al pueblo de toda esclavitud. Su Palabra resuena en los profetas, reclamando el bien y la virtud.
  26. 26. Domingo 3º de Cuaresma. Ciclo B. día 8 de marzo del 2015

×