ASCENSIÓN DEL SEÑOR, CICLO B. DÍA 17 DE MAYO DEL 2015
Monición de entrada
Celebramos, con alegría la Ascensión del Señor a...
Oración
Danos, Señor, la gracia de percibir tu presencia
a través de la nube
que te oculta a nuestros ojos.
Concédenos enc...
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 1, 17-23
Hermanos:
Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Pad...
nos conviene, e incluso aquello que no nos atrevemos a pedir. Tu, que vives y reinas,
por los siglos de los siglos.
Presen...
Comunión
Después de pedir el pan y desearnos la paz, ya podemos acercarnos a comulgar.
Dichosos nosotros por haber sido in...
Comunión
Después de pedir el pan y desearnos la paz, ya podemos acercarnos a comulgar.
Dichosos nosotros por haber sido in...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

GUIÓN SIN CANCIONES DE LA MISA DE LA FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN. CICLO B. DIA 17 DE MAYO DEL 2015

3.279 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.279
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2.289
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

GUIÓN SIN CANCIONES DE LA MISA DE LA FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN. CICLO B. DIA 17 DE MAYO DEL 2015

  1. 1. ASCENSIÓN DEL SEÑOR, CICLO B. DÍA 17 DE MAYO DEL 2015 Monición de entrada Celebramos, con alegría la Ascensión del Señor al Cielo; Jesús ha pasado de la muerte a la plenitud total de Vida. Si alguna certeza podemos tener los cristianos es la de la presencia de Dios en nuestras vidas. Así nos lo prometió Jesús: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el final de los tiempos”, estas palabras nos debe de animar a vivir de otra manera la fe. Que esta Eucaristía nos ayude a confiar en Jesús que nos ofrece razones para vivir y esperanza para morir. Saludo Que el Dios que en Jesús ha cumplido sus promesas y que quiere llenar de dicha nuestros corazones esté con todos vosotros… Pedimos perdón Como no siempre actuamos como si Cristo estuviera presente en nuestra vida de cada día, vamos a pedir perdón. – Por pensar que el Señor nos abandona cuando le necesitamos, y no darnos cuenta de que somos nosotros los que nos olvidamos de Él. SEÑOR, TEN PIEDAD… – Por olvidarnos de Cristo en los momentos de alegría y felicidad y pensar que todo ello es fruto de nuestro esfuerzo personal. CRISTO, TEN PIEDAD… – Por rechazar a los que viven junto a nosotros y quedarnos tan tranquilos diciendo: “Dios le ampare…”. SEÑOR, TEN PIEDAD… Aspersión (Si no hay acto penitencial) Nuestro bautismo ha sido la puerta de entrada en la familia de los hijos de Dios; pero nuestra vida aún está llena de pecado y de egoísmo (Aspersión con el agua la pueblo…) Que Dios todopoderoso nos purifique de nuestros pecados y que la celebración de estos misterios santos nos hagan participar más plenamente de la vida divina, inaugurada por Jesús al sentarse a la derecha del Padre. Amén. Gloria: Tú eres, Señor, nuestra esperanza y el guía que nos señala nuestra ruta. Que te busquemos, noche y día, hasta encontrarte al final de nuestra vida. Mientras tanto todos unidos te aclamamos y te bendecimos diciendo…
  2. 2. Oración Danos, Señor, la gracia de percibir tu presencia a través de la nube que te oculta a nuestros ojos. Concédenos encontrar hermanos que vivan de tu Palabra en fidelidad y perdón, reconciliados y reconciliadores. Entonces podremos anunciarte presente en los testigos vivos de la resurrección y siempre cercano. Te lo pedimos a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMÉN. Escuchamos la Palabra Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 1, 1-11 En mi primer libro, querido Teófilo, escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido, movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo, y, apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del reino de Dios. Una vez que comían juntos, les recomendó: «No os alejéis de Jerusalén; aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizó con agua, dentro de pocos días vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo.» Ellos lo rodearon preguntándole: - «Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar el reino de Israel?». Jesús contestó: «No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los confines del mundo.» Dicho esto, lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndolo irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:- «Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse.» Palabra de Dios. Salmo responsorial Sal 46, 2-3. 6-7. 8-9(W.: 6) R/. Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas. Pueblos todos batid palmas, aclamad a Dios con gritos de júbilo; porque el Señor es sublime y terrible, emperador de toda la tierra. R/. Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas; tocad para Dios, tocad, tocad para nuestro Rey, tocad. R/. Porque Dios es el rey del mundo; tocad con maestría. Dios reina sobre las naciones, Dios se sienta en su trono sagrado. R/.
  3. 3. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 1, 17-23 Hermanos: Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no sólo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies, y lo dio a la Iglesia como cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos. Palabra de Dios. Aleluya Mt 28, 19.20 Id y haced discípulos de todos los pueblos -dice el Señor-; yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Conclusión del santo evangelio según san Marcos 16, 15-20 En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.» Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban. Palabra del Señor. HOMILÍA Oración de los fieles Con el corazón lleno de alegría sabiéndonos del grupo de los amigos de Jesús, presentémosle nuestra plegarias, diciendo: Que tu presencia sea nuestra fuerza -Deseamos que tu Iglesia crezca cada día como casa de acogida para todos los hombres. OREMOS… -Necesitamos que nuestra fe se vivifique para que pueda iluminar a todo el mundo. OREMOS… -Queremos que los que sufren encuentren en nosotros tu mano tendida a ellos. OREMOS… -Nos ofrecemos a continuar tu misión de construir el reino de Dios que nos has regalado. OREMOS… -Nos gustaría poder transmitir a nuestros pequeños la alegría que supone creer en ti. OREMOS… -Ayúdanos a perder el miedo a la caducidad de nuestros días. OREMOS…. Tú lo sabes todo, porque caminas con nosotros tomándonos de la mano. Danos lo que
  4. 4. nos conviene, e incluso aquello que no nos atrevemos a pedir. Tu, que vives y reinas, por los siglos de los siglos. Presentación de ofrendas PRESENTACIÓN DE UN LIBRO O UN MÉTODO DE CATEQUESIS Señor, te traigo hoy, en respuesta al envío que haces de tus discípulos a la misión, estos textos de nuestras catequesis de la Parroquia. Es el método que seguimos para incorporar a los más pequeños y a los mayores a la experiencia del encuentro con tu Hijo Jesucristo. Sin embargo, con él queremos expresar el compromiso evangelizador de la comunidad y el de cada uno de los catequistas que, como yo, nos esforzamos no sólo por transmitir unos conocimientos sobre Jesús, sino también nuestra vivencia de la fe. PRESENTACIÓN DE UN VASO CON ACEITE Yo te traigo hoy este vaso con aceite. Es símbolo de nuestro compromiso por curar las heridas de este mundo, víctima del egoísmo de los hombres. Queremos, Señor, que allí donde hay una necesidad, estemos tus discípulos, para luchar por hacer de este mundo y de los hombres un reflejo de la gloria que has concedido, hoy, a tu Hijo amado. Oración Señor Jesús, te has ido al cielo, pero no te ausentas de la tierra y has dejado tu huella entre nosotros en el pan y el vino de la Eucaristía. Al recibirlos, danos valentía para acercar la tierra al cielo. Por JNS… Padre nuestro Mientras esperamos disfrutar un día de la gloria a la que ha sido ascendido, hoy, Jesús, digamos la oración que Él mismo nos enseñó: Padre nuestro… Nos damos la paz Solemos tener palabras bonitas a favor de la paz, pero a veces pocos gestos y hechos a favor de la verdadera paz. Hablamos, pero no actuamos. Que el gesto de la paz que vamos a repetir hoy sea para nosotros un reto sincero de paz y felicidad para todos los que nos rodean.
  5. 5. Comunión Después de pedir el pan y desearnos la paz, ya podemos acercarnos a comulgar. Dichosos nosotros por haber sido invitados a la Mesa del Señor… Oración de envío Id por todo el mundo… Estas palabras están dichas por nosotros. Somos continuadores de su obra. Somos compañeros en la misión. Gracias, Jesús, por tu confianza. La mies es mucha y los obreros pocos. Queremos ser uno de ellos. Muchas personas están caídas y pasamos de largo. Queremos ser el buen samaritano. Conviértenos primero a nosotros, para que podamos anunciar tu Buena Noticia. Danos audacia, en este mundo escéptico y autosuficiente. Danos esperanza, en esta sociedad recelosa y cerrada. Danos amor. Bendición El Señor está con nosotros. Su promesa es verdad. Vayamos, pues, y cumplamos la misión que nos ha confiado. No es tiempo de quedarnos cruzados de brazos. Es tiempo de anunciar con palabras y con la vida su Evangelio para esperanza del mundo. Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. R/ Amén.
  6. 6. Comunión Después de pedir el pan y desearnos la paz, ya podemos acercarnos a comulgar. Dichosos nosotros por haber sido invitados a la Mesa del Señor… Oración de envío Id por todo el mundo… Estas palabras están dichas por nosotros. Somos continuadores de su obra. Somos compañeros en la misión. Gracias, Jesús, por tu confianza. La mies es mucha y los obreros pocos. Queremos ser uno de ellos. Muchas personas están caídas y pasamos de largo. Queremos ser el buen samaritano. Conviértenos primero a nosotros, para que podamos anunciar tu Buena Noticia. Danos audacia, en este mundo escéptico y autosuficiente. Danos esperanza, en esta sociedad recelosa y cerrada. Danos amor. Bendición El Señor está con nosotros. Su promesa es verdad. Vayamos, pues, y cumplamos la misión que nos ha confiado. No es tiempo de quedarnos cruzados de brazos. Es tiempo de anunciar con palabras y con la vida su Evangelio para esperanza del mundo. Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. R/ Amén.

×