PRIMERA ESTACIÓN: Jesús es condenado a muerteV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al...
CUARTA ESTACIÓN: Jesús se encuentra con su madreV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste...
SÉPTIMA ESTACIÓN: Jesús cae por segunda vezV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al m...
DÉCIMA ESTACIÓN: Jesús es despojado de sus vestidurasV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redi...
DECIMOTERCERA ESTACIÓN: Jesús es bajado de la Cruz y entregado a suMadreV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Texto para voz en off del viacrucis4. 8 marzo

1.249 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.249
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
857
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Texto para voz en off del viacrucis4. 8 marzo

  1. 1. PRIMERA ESTACIÓN: Jesús es condenado a muerteV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundoA nosotros nos sobran muchas cosas que no aprovechamos, comida, ropadiversiones, nos quejamos que no somos felices. En este momento haymuchas personas que no tienen ni donde dormir, ni nada para comer.¿Hacemos algo para remediarlo?Pensemos unos segundos y reflexionemos, como vivimos el ahora.Señor pequé, tened piedad y misericordia de mi. SEGUNDA ESTACIÓN: Jesús con la Cruz a cuestasV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Somos capaces de llevar nuestras cruces con dignidad, queremos quitárnoslasde encima, no queremos problemas, ni enfermedades, queremos tranquilidad.No vemos lo que está pasando a nuestro alrededor, queremos quitarnos lascruces que nos molestan, nos cansan. Pero no tenemos que mirar muy lejos,en nuestros hogares, con la familia, en la comunidad, en nosotros.¿Lo hacemos, cargamos con nuestras cruces con dignidad, como Jesús?Pensemos unos segundos y reflexionemos.Señor pequé, tened piedad y misericordia de mi. TERCERA ESTACIÓN: Jesús cae por primera vezV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Perdonamos a los que nos ofenden, estamos siempre juzgando a las personasque nos rodean, sólo porque no hacen las cosas como a nosotros nospensamos que deberían hacerlas.Debemos ser juzgados por las cosas que dejamos de hacer y no hacemos¿Por qué? ¿Cómo lo hacemos?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi.
  2. 2. CUARTA ESTACIÓN: Jesús se encuentra con su madreV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.La virgen es la intercesora entre su hijo y nosotros. Durante el camino delcalvario no deja solo a su hijo, sufre con Él y por Él, está pendiente, sube lacuesta y sabe que debe suceder lo que tiene que suceder, lo abraza, lo besa ydeja que siga el camino a la muerte. A nosotros también nos sigue y si lepedimos ayuda nos la concede porque también es nuestra madre.¿Cómo nos comportamos nosotros? ¿Rezamos por la paz del mundo, de loshogares?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. QUINTA ESTACIÓN: El Cirineo ayuda a Jesús a llevar la CruzV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Al cavo de nuestra vida, nos encontramos con muchas personas que pasan anuestro lado y nos ayudan, a veces no nos enteramos porque solo nosmiramos el ombligo.¿Reconocemos y agradecemos a los cirineos que nos ayudan, quitándonos unpoco el peso de nuestras cruces?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. SEXTA ESTACIÓN: la Verónica enjuga el rostro de JesúsV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.La verónica siente tristeza por el sufrimiento de Jesús, limpia su sudor, seconmueve. ¿Cuántas personas están cuidando de nosotros, nos llenan dealegría, refrescan nuestro mal humor, nos abrazan y nos aman?¿Dejamos que nos quieran, y, queremos nosotros sin más, no pedimos,exigimos, somos egoístas?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi.
  3. 3. SÉPTIMA ESTACIÓN: Jesús cae por segunda vezV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Jesús no puede más, le duele todo su cuerpo, le pesan nuestros pecados, perose levanta y sigue tiene que terminar su misión, salvarnos del pecado.¿Su muerte ha merecido la pena? ¿Ya no cometemos más pecados? Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. OCTAVA ESTACIÓN: Jesús consuela a las mujeres de JerusalénV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Aunque estemos mal y llevemos una cruz que pesa muchísimo, no podemosdejar a los que nos acompañan, que viven con nosotros que sufran porque nosabemos llevar el peso, con dignidad, nos hacemos los mártires y hacemosque sufran por nosotros y por ellos.¿Ponemos una sonrisa en los labios, para que los que están junto a nosotrossufran menos? O ¿Nos hacemos las victimas?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. NOVENA ESTACIÓN: Jesús cae por tercera vezV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Cuanto dolor tuvo que pasar Jesús subiendo por ese monte tan empinado ycon el peso de la cruz, ya no podía más, las fuerzas se iban de su cuerpo.¿Cómo pudo resistirse, levantarse de nuevo y seguir con la cruz acuestas?Solo el amor que nos tiene y la fuerza de Dios que caminaba con Él hicieron elmilagro de resistir hasta el final.Cuando decimos que porque Dios permite que pasen cosas malas, larespuesta está en cada uno de nosotros. ¿Cómo lo vivimos y reconocemos elamor del Padre?. Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi.
  4. 4. DÉCIMA ESTACIÓN: Jesús es despojado de sus vestidurasV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.No se podía caer tan bajo, a Jesús le desnudan delante de todos y le tratancomo a un criminal, pero Él no siente vergüenza, no ha hecho nada malo, sololo aguanta porque nos ama. Es un honor morir por nosotros, para salvarnos delpecado.¿Crees que Jesús se siente orgulloso de ti? ¿Cómo me porto con Él?¿Creesque si no pasáramos momentos malos reconoceríamos los buenos? Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. UNDÉCIMA ESTACIÓN: Jesús es clavado en la CruzV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Siento los golpes del martillo clavando los clavos en las muñecas de Jesús ypienso que no se le oyó quejarse, aguantó hasta el final ya estaba hecho lequedaba muy poco para encontrarse con el Padre y ya no sentiría ningún dolor.Nosotros por mucho menos no paramos de quejarnos. ¿Qué podemos hacerpara ser más valientes? Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. DUODÉCIMA ESTACIÓN: Jesús muere en la CruzV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.El final ha llegado, pero antes de morir tiene fuerza para perdonarnos. ¿Cómohacemos nosotros para pedir perdón y perdonar? ¿Dejamos abierto nuestrocorazón para que entre el amor de Dios?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi.
  5. 5. DECIMOTERCERA ESTACIÓN: Jesús es bajado de la Cruz y entregado a suMadreV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.La madre recoge a su hijo en los brazos y sabe que el sufrimiento de ambos vaa tener su recompensa porque se ha fiado. Ha caminado junto a su hijo y mepuedo imaginar el grado de sufrimiento que ha pasado las lagrimas que hansalido de sus ojos, pero ha llegado el final su hijo va a resucitar ha ganado lalucha, ha ganado a la muerte. Por eso para nosotros la muerte no es el finaldel camino, ¡Jesús ha vencido a la muerte!.¿Damos las gracias a Dios? ¿Sacamos lo positivo de lo negativo?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. DECIMOCUARTA ESTACIÓN: Jesús es puesto en el sepulcroV/. Te adoramos Cristo y te bendecimosR/. Pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.Al enterrarle los discípulos no creen que vaya a resucitar, tienen miedo perodescubrirán que Jesús es hijo de Dios y que el Espíritu Santo los abrirá los ojosy no tendrán miedo. La fuerza que les da hará de ellos unos hombres nuevos.¿Cómo somos nosotros? ¿Nos atrevemos a pedir a Jesús que nos aumente lafe?Pensemos unos segundos y reflexionemosSeñor pequé, tened piedad y misericordia de mi. DECIMOQUINTA ESTACIÓN: Jesús ha resucitadoSi el trigo no cae en tierra y muere, no da fruto. Tanto amó Dios al mundo queentregó a su hijo a una muerte en la cruz. Al tercer día resucitó y nos salvó delpecado.Cuando dejamos más espacios al amor de Dios, nos hace más semejantes aDios. Debemos dejarnos amar sin límites por Dios y amarle sin límites a Él.¿Debemos abandonarnos en manos de Dios y disfrutar de su amor?¿Ponemos resitencia?Pensemos unos segundos y reflexionemos

×