A Paz é Dourada - versão em espanhol

628 visualizaciones

Publicado el

http://www.apazedourada.com.br
Roteiro inspirado na vida e obra de Euclides da Cunha, por Noilton Nunes.

Publicado en: Tecnología, Viajes
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
628
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

A Paz é Dourada - versão em espanhol

  1. 1. A Paz é Dourada – versão em espanhol La Paz es Dorada Leila Richers Era una vez un muchacho llamado Euclides que vivía en la Hacienda Saudade. Cuando tenía tres años, Leto, esclavo de la hacienda, regresó de la guerra de Paraguay. Euclides ni se ha dado cuenta cuando Leto fue en dirección al alojamiento, seguido por Abelão. Fue un día muy extraño aquel. Y, en aquella noche, la madre del muchacho Euclides, se murió. Teste de reparto Escoja de Euclides niño Deseo hace mucho el sueño de un viaje al Acre. Leila Richers Era una vez el sueño de una película de ficción inspirada en la vida y la obra de este muchacho que creció poeta, ingeniero, periodista y escritor. Euclides Rodrigues da Cunha nació en 1866 en Cantagalo, interior de la entonces provincia de Río de Janeiro. Su padre, Manoel Rodrigues Pimenta da Cunha, era guardalibro de las haciendas de café que se habían propagado por el valle del Río Paraíba do Sul. Su madre, Eudóxia Moreira da Cunha, era hija de un pequeño propietario rural de la región. En el año del nacimiento de Euclides, dos hechos particularmente generaban inquietud en el valle. Uno se relacionaba con las primeras crisis del café, con la pérdida gradual de la fertilidad de las tierras locales, y el otro era la guerra de Paraguay, que ya duraba dos largos años. Con la muerte de la madre, el padre de Euclides abandona la Hacienda Saudade. Deja la hija Adélia de un año en la hacienda de una tía en las vecindades y Euclides en la casa de otra tía, en Teresópolis. Él, entonces, crece por las casas de los parientes, ora en Teresópolis, ora en São Fidélis, ora en Salvador, en la casa del los abuelos, y, finalmente, en Río de Janeiro, donde, saltando de colegio en colegio, en la más diferente inestabilidad, llega a la Escuela Militar de la Praia Vermelha.
  2. 2. A Paz é Dourada – versão em espanhol Osvaldo Galotti La abuela paterna de Euclides da Cunha era descendiente del grupo indígena tapuia y él acentuaba eso, mixto de celta, tapuia y greco. Él aprendió álgebra de la manera de más alto nivel en la época, con el profesor Trompowsky. Otra cosa que mucho le influyó, que aprendió en la Escuela Militar y que demasiadamente influenció en su vida y obra, fue la geopolítica, materia que en la Escuela Militar mucho se estudiaba. Y, si percibirnos, Los Sertones es geopolítica. Su viaje al Alto Purus es geopolítica. Quiere decir: la geografía considerada bajo un punto de vista político, de mejorar la situación del pueblo. TV Globo - Leilane Neubarth El libro Los Sertones, de Euclides da Cunha, es el mayor épico brasileño. Cuenta la historia de la guerra de Canudos. Pero, Los Sertones es llamado de los libros difíciles. Poquísima gente lo leyó. Y, como libro, el propio Euclides también es un desconocido. Ahora, aquí va una pregunta: ¿Cómo es que un hombre que se ha preocupado tanto con las caras y con los colores del Brasil puede ser un anónimo? Bueno, están intentando explicar eso en la Academia Brasileña de Letras. Allá he empezado la Semana Euclidiana, con una misión, quitar Euclides del anonimato, popularizar Euclides. Y una de las formas para eso es la película Fronteras, de Noilton Nunes, que empieza a ser grabado en octubre. Esa película va a hablar sobre Euclides. Walnice Galvão En el gimnasio, él hacía sonetos tiendo como tema los grandes nombres de la revolución francesa, como Robespierre, Danton, Marrat y Saint-Just. Leila Richers Euclides, en la Escuela Militar, fue compañero de clase de Cândido Rondon
  3. 3. A Paz é Dourada – versão em espanhol y de otros pacifistas que consideraban la ciencia de la paz mucho más fecunda para la humanidad que la ciencia de la guerra. Letrero “Morir si es preciso, matar nunca”. Rondon Walnice Galvão Euclides se convirtió en un ardiente activista del advenimiento de la República. La Escuela Militar, donde Benjamin Constant era su profesor, era un baluarte de agitación política contra el Império y a favor de la instauración de la República. Los hombres como Euclides esperaban de la República la revolución burguesa de modelo europeo y el fin de los privilegios. Las personas empezarían a tener derechos iguales y a no más depender de los favores del los privilegiados. Corría el año de 1888 y un grupo de alumnos combina hacer un acto de protesto contra la Monarquía por la ocasión de la visita del ministro de la guerra. Cuando el ministro pasase en inspección a la tropa, los alumnos, al revés de presentar las armas ante las autoridades, romperían sus sables. En el momento, solamente Euclides ejecutó el acto de protesto. En el que intentó romper su sable; no consiguió y lo tiró al suelo, a los pies del ministro. Letrero Bajo el Imperio. Viva la República. Walnice Galvão Ese activismo de Euclides vino a ser la causa de su expulsión de la escuela. La proclamación de la República, el 15 de noviembre de 1889, marca su rehabilitación. Benjamin Constant, que es el nuevo ministro de la guerra, reintegra Euclides en el Ejército y él se puede formar ingeniero militar, con la patente de teniente.
  4. 4. A Paz é Dourada – versão em espanhol Leila Richers Euclides pasa de loco a héroe. Tórnase conocido como el valiente cadete que desafió el Imperio. En la primera fiesta de la República, en la casa del mayor Sólon Ribeiro, él oficial de confianza del mariscal Deodoro, Euclides conoce Ana, hija del mayor. Presentado a ella como el héroe de la Escuela Militar, Euclides, encantado con la belleza de la joven, deja en sus manos un billete que funcionaría como un pedido original de casamiento: Letrero Ana, he entrado acá con la imagen de la República; salgo con la suya. Euclides Leila Richers Pero, inmediatamente después, viendo su primera gran decepción con el gobierno, cuando ha visto la bandera nacional creada por los republicanos, se quedó triste y muy preocupado con el futuro del Brasil y de los brasileños. El lema positivista - el amor por principio, el orden por base y el progreso por fin ha sido decapitado. El amor por principio cortado y jugado en la basura de la historia. Euclides concluye sus estudios en la Escuela Militar y va en busca de nuevos caminos. Logra trabajo en el periódico O Estado de São Paulo. De allí el destino dibuja, como una consecuencia natural, su encuentro con los sertones de Canudos. Euclides – Breno Moroni El viaje fue rápido en un tren ruidoso y festivo, velozmente arrebatado por una locomotora robusta y, al trazar esas notas rápidas en el diario, no tengo sobre el dolman ninguna partícula de polvo.
  5. 5. A Paz é Dourada – versão em espanhol Leila Richers Después de la espera larga de casi un mes, en la que el periodista se preparó, recogiendo informaciones sobre Canudos, Antônio Conselheiro y la región de los sertones, finalmente, en el día 31 de agosto de 1897, Euclides ha partido penetrando por el interior de la Bahia. En ese viaje, él no perdió ni un minuto. Nada le pasó inadvertido, se mostró con gran disposición para el conocimiento científico y curiosidad enorme sobre la vida en el sertón. Las notaciones sucedían desordenadas, buscando registrar todos los aspectos, en los planes más diversos: botánica, geología, geografía, sociología, aspectos locales de la lengua portuguesa, detalles arquitectónicos, costumbres. Demasiadamente excitado, el viajero descubrió el sertón, O mejor, tenía inicio la invención euclidiana de Los Sertones. Película “Euclides da Cunha” de Humberto Mauro Euclides da Cunha, en la calidad de correspondiente especial del periódico O Estado de São Paulo, va en dirección a Canudos para documentar los días decisivos de la campaña que lo serviría de guión para su libro monumental. Monte Santo es un lugar legendario, lo describe él. Imponente templo de fe, pero que a partir de la fecha en que allá han entrado los miembros de una expedición, iba a tornar célebre como base de las operaciones de todas las arremetidas contra Canudos. La ingenua religiosidad de los que viven en el sertón allí se cortó en millares de escalones de hojas en caracol, por las sucesivas laderas, aquella vereda blanca de sílice, muy larga, de dos kilómetros, como se construyesen una escalera para los cielos. Euclides – Carlos Minc El hombre, de hecho, ha asumido en toda la historia el papel de un terrible hacedor de desiertos. Atacó al fondo la tierra. La esterilizó, la herió, la degradó y la dejó aquí y allí, por siempre, estériles, vacías, tristes. Imaginen el resultado de similares procesos aplicados sin variantes en el transcurso de los siglos. Euclides – Antônio Grassi Hizo talvez el desierto. Pero, aún podemos extinguirlo
  6. 6. A Paz é Dourada – versão em espanhol corrigiendo el pasado. Y la tarea no es insuperable. Amurallados los valles inteligentemente escogidos, a cortos intervalos, en toda la extensión del territorio sertanero, múltiples y pequeñas represas, uniformemente distribuidas, como es natural, en el correr de los tiempos, el influjo moderador de un mar interior, de extraordinaria importancia. Euclides - Noilton Nunes Que por las carreteras ahora abiertas al pasaje de los batallones gloriosos, que por esas carreteras mañana silenciosas y desiertas, va después de la lucha, modestamente un anónimo héroe, sin ruidosos triunfos, pero que será el verdadero vencedor: el maestro escuela. Euclides El sertanero es, ante todo, un fuerte. No tiene el raquitismo exhaustivo de los mestizos neurasténicos del litoral. Su aspecto, sin embargo, al primer golpe de vista, revela lo contrario. Le falta la plástica impecable, la desenvoltura, la disposición armoniosa de las organizaciones atléticas. Euclides – Quim Negro La altiplanicie central de Brasil desciende, en los litorales del sur, en escarpadas moles, altas y abruptas. Domina los mares, y desata en una serie de chapadas niveladas por las cumbres de las cordilleras marítimas. Película Euclides da Cunha de Humberto Mauro El centro de la vida era Canudos y de Canudos era el río Vaza Barris, explica el ensayista euclidiano Olimpio de Souza Andrade. Y prosigue, hoy no podemos más ver la ciudadela primitiva. De ella casi nada ha permanecido. Todo esfacelándose bajo terribles combates mientras las tropas del gobierno y las fanáticas de Conselheiro. En una de las altas partes de la ciudadela famosa se encontraba la nueva iglesia, que estuvo así al final de la lucha. Solamente ruinas. Una idea dantesca de lo que fue todo aquello para los dos lados de la pelea. Un tremendo equívoco como más adelante fue reconocido.
  7. 7. A Paz é Dourada – versão em espanhol Euclides – Noilton Nunes Canudos no se rindió. Ejemplo único en toda la historia. Resistió hasta el agotamiento completo, expugnado palmo a palmo en la precisión integral del término. Cayó al atardecer cuando cayeron sus últimos defensores que murieron. Eran cuatro apenas: un viejo, dos hombres y un niño, frente a los cuales rugían rabiosamente cinco mil soldados. Hurtémonos de describir sus últimos momentos. Ni podríamos hacerlo. Esta página siempre la hemos imaginado profundamente emocionante y trágica. Pero, cerrémosla vacilante y sin brillos, como quién escaló una montaña altísima. En lo alto, a par de una perspectiva mayor, el vértigo. Además, no desafiaría la incredulidad del futuro la narración de pormenores en que reputasen mujeres precipitándose en las hogueras de sus propios hogares, abrazadas a sus pequeñuelos. Leila Richers Pero, a fin de cuentas, ¿qué libro es ese? ¿Qué cuenta de tan importante que ha permanecido en el imaginario nacional? Su foco central es la guerra de Canudos que ocurrió en los sertones de la Bahia. Fueran cuatro años de uno de los conflictos más crueles y sangrientos que ocurrió al principio de la República brasileña. La aldea de Canudos apareció en 1893 en una hacienda abandonada al margen del río Vaza Barris. Su población formaba una congregación religiosa bajo el liderazgo del muy devoto Antônio Conselheiro. Lectora Vestía túnica de azulón. Tenía la cabeza descubierta y empuñaba un bordón. Los pellos crecidos sin ningún trato cayendo sobre los hombros. Las barbillas grisáceas, más para blancas. Los ojos fondos raramente levantados para mirar a alguien.
  8. 8. A Paz é Dourada – versão em espanhol Roberto Ventura La región es hasta hoy un sitio de muchos conflictos de tierra. Existe un movimiento de sin tierras, conflictos con los propietarios de hacienda, o con los propietarios de tierra de la región. La cuestión apuntada por Antônio Conselheiro continua hasta hoy y, además, de la misma forma que existe un culto a Euclides da Cunha en São José del Río Pardo, existe un culto a Conselheiro en Canudos que todo el año ocurre el noviembre. Marcelo Rubens Paiva Canudos no existe más, está abajo del agua, ¿no es verdad? Roberto Ventura Existe la llamada Nueva Canudos… Leila Richers Euclides dice en Los Sertones: “Estamos condenados a la civilización. O progresamos o desaparecemos". Esta frase muestra toda la angustia que Euclides vivió en aquel momento. ¿Qué ve él? Él ve un grupo de personas del sertón, una población que aprende a admirar y refleja: para hacerse el progreso, para llegarse a la civilización, ¿es necesario extinguir estos grupos? ¿Es necesario acabar con ellos? Coro de soldados Canudos fue destruida. ¡Viva la República! ¡Viva! Coro feminino Canudos no se rindió. Canudos no se rindió. Leila Richers En 1898, un año después de acabada la guerra,
  9. 9. A Paz é Dourada – versão em espanhol Euclides es asignado por la Superintendencia de Obras del Estado de São Paulo para reconstruir un puente de hierro que ha tumbado durante una inundación en São José del Río Pardo, en el interior del estado. Cámbiase para allá con Ana y sus dos hijos. Por el trabajo en el puente exigir permanente presencia, él construye, cerca del cantero de obras, una choza pequeña de viejas tablas y tejado de zinc, debajo de un árbol de painas. El tiempo que le sobra de ese trabajo es dedicado a escribir sobre lo que vivenció en el interior de la Bahia. Recibe la ayuda de los intelectuales de la región como del alcalde de la ciudad, Francisco Escobar, que pone su biblioteca particular a disposición del ingeniero Euclides. Son tres años simultáneamente a comandar los trabajos para la reconstrucción del puente y la creación del libro. Euclides – Noilton Nunes Creo en el establecimiento futuro de una solidaridad universal perfecta que implica enteramente la humanidad. Necesitamos de un fuerte agrupamiento de ganas y de una convergencia sólida de esfuerzos para esta imprescindible gran transformación. Porque su triunfo es inevitable. Lo garantizan las leyes positivas de la sociedad que crearán el reinado tranquilo de las ciencias y de los artes. Fuentes de un capital más grande, indestructible y creciente, formado por las mejores conquistas del espíritu y del corazón. Como es fuerte esta palanca, la idea, que levanta sociedades enteras; derriba seculares tiranías.. La idea que nos guía tiene la calidad característica de las grandes verdades: es sencillo. Estudiarla es una operación que requiere más que las suposiciones de la imaginación; la frialdad de raciocinio. Analizarla diariamente es una operación idéntica a el análisis de la luz. La idea es la moneda del futuro. La idea es la moneda del futuro. Leila Richers Al fin de 1901, Euclides termina las dos grandes obras: el puente fue reerigido y está finalmente listo el libro vengador. Los Sertones se transformó en una obra clásica y Euclides da Cunha empezó a aparecer al lado de Machado de Assis como uno de los grandes escritores. Nombres de la literatura brasileña.
  10. 10. A Paz é Dourada – versão em espanhol Emmanuel Cavalcanti Esta inexorable fatalidad. De hecho, sus ciclos, porque los son, en el técnico rigorismo del término, se abren y se encierran con un notable ritmo que recuerda el desdoblamiento de una ley natural aún ignorada. Los Sertones: la obra magnánima de la literatura en portugués; de la literatura universal. Es el Brasil que palpita. Completa fuerza de uno de los más grandes escritores de la humanidad. Nacido en el estado del Río de Janeiro, de esta gloria infinita de las letras humanas, del gran texto brasileño para el mundo. Leila Richers El éxito de Los Sertones es tan grande que el libro cuenta con más de 30 ediciones en portugués y ya fue traducido en diversas lenguas. Pero, ¿será que después de cien años el conserva su actualidad? Tarcísio Padilha El libro Los Sertones sigue representando hoy la llamada “Biblia de la nacionalidad”. A el debemos el conocimiento más grande del Brasil por los brasileños. Es decir, pues, que su figura es un monumento. Su obra Los Sertones es la catedral de nuestras letras. Antonio Houaiss Pero, un hombre que ha abierto los horizontes del siglo de XX para la lengua portuguesa en el Brasil y, posiblemente, para la lengua portuguesa en la lusofonía. Para mí, él es uno de los grandes usuarios de la lengua portuguesa en todos los tiempos. Gerardo Mello Mourão Juzga oportuno decir dos palabras sobre el significado de cultura y civilización. Vamos hablar de Euclides como fundador de la cultura brasileña.
  11. 11. A Paz é Dourada – versão em espanhol Dos palabras sobre cultura y civilización para dejar claro que una obra y un hombre pueden fundar una cultura. Leandro Tocantins El Ministerio de la Cultura debía tener como patrono Euclides da Cunha. Porque él fue quien primero se ha sublevado contra nuestro colonato intelectual. Hay una frase en que él dice que estamos acostumbrados a pensar en inglés, alemán y francés. Fue un hombre que rechazó todos los viajes que le han ofrecido para la Europa… Y él mismo decía: la mi gran gana, la mi gran aspiración es ir al Acre. Eduardo Portella Este libro se intitula Constrastes e Confrontos. Él busca comprender la diferencia. Busca caminar por el Brasil como una especie de ingeniero nómada y comprender estos diferentes brasiles. Y, evidentemente, sus conexiones latinoamericanas. Adelino Brandão Él discute el problema del Acre, donde los Estados Unidos y la Bolivia hicieron un acuerdo para crear un caso bélico con el Brasil, y en el momento en que ese conflicto se estuviera establecido los Estados Unidos iban a tomar pose de la causa de la Bolivia. Iban a fornecer armas, ejército y munición para conquistar el Acre que seria, entonces, una tierra de nadie. Y él denunció ese problema y ese problema continuó a existir a través de la República. José Celso Martinez Correa En la escritura de la “Tierra”, tiene una sensualidad,
  12. 12. A Paz é Dourada – versão em espanhol tiene, exactamente, una sensualidad de lengua una verbosidad que se advierte se es leído el coro. Además, es una lástima. Se tuviéramos acá variados ejemplares de Los Sertones íbamos a hacer una deliciosa experiencia erótica. Íbamos empezar a lamer la tierra brasileña, íbamos a adentrar por sus meandros, por las curvaturas, por las cavernas… íbamos a hacer una experiencia de inmenso delirio. Austregésilo de Athayde La primera República, aquella que el pueblo ha acompañado abestiado proclamarse, y que era la República de los sueños de Euclides da Cunha, ha durado relativamente poco cuanto a sus ideales. Los ideales de los hombres que habían hecho su propaganda y que lograron llevar Deodoro da Fonseca, sin saber muy bien lo que hacían, a proclamar el nuevo régimen, destruyendo la Monarquía. Fernando Campos Y es en ese momento que aparece un libro violento, salvaje, descubriendo el Brasil. Diciendo que no es eso que es el Brasil. Y a mi me parece que es este el momento de consultar Euclides y a través de él, redescubrirse el Brasil. Letrero Evento promovido por la película Samba enredo Los Sertones de Edeor de Paula Marcados por la propia naturaleza el noreste de mi Brasil ó, sertón solitario de sufrimiento y soledad la tierra es seca mal se puede cultivar mueren las plantas y se manca el aire la vida es triste en este lugar el hombre del sertón es fuerte así decía el poeta fue en un siglo pasado en el interior de la Bahia
  13. 13. A Paz é Dourada – versão em espanhol Leila Richers Cuando recibe de las manos de Machado de Assis la comunicación de su ingreso a la Academia Brasileña de Letras, en el rol de los grandes literatos de la nación, Euclides agradecido, declara: Euclides – Leila Richers No conozco ningún puesto más elevado en ese país. Aquél que sepa articular bien las palabras y tenga en el estilo el contexto unido, nítido e impoluto de los cristales y sepa citar con claridad sus sentimientos, va a tener todo el poder. Nelson Pereira dos Santos Todo el año nosotros íbamos allá para São José del Río Pardo estudiar Los Sertones. Yo conocí Glauber y una pandilla que solamente hablaba en Canudos, Antônio Conselheiro… Los Sertones, el libro Los Sertones, está en los fundamentos del Cinema Novo. Breno Moroni La estructura de esa película es una estructura más que nueva. Es contemporánea. El nuestro contemporáneo es un contemporáneo de crisis, un momento de austeridad en el país. Esa producción no es una producción rica. Ella se hace con recortes. Es una colcha de retazos. Erick Sanz La película alcanza espacios dentro de la población que muchas veces los propios libros y la propia naturaleza no alcanza. De esa forma, siendo una película, incluso con libre censura para todos los rangos de edad, yo creo que ella puede propagar, puede alcanzar un número mayor de personas.
  14. 14. A Paz é Dourada – versão em espanhol Joel Bicalho Tostes Eso va a servir profundamente para difundir el euclidianismo, difundir São José del Río Pardo, Cantagalo y todos los locales donde él vivió. Luiz Antônio Chacra Tenemos un equipo de valor. Entre ellos tenemos el Régis Monteiro que es uno de los más grandes escenográfos de nuestro cinema. Tiene más de 60 largometrajens, gran títulos: ¡Qué sabroso estaba mi francés! Ganga zumba… Locutor de la radio de São José del Río Pardo Hoy es una fecha muy especial porque hoy la ciudad conmemora los 83 año de nuestro puente, del puente de Euclides da Cunha y para esta fiesta del puente, más una vez están acá muchos invitados en la ciudad. Leila Richers En São José del Río Pardo, donde Euclides escribió Los Sertones, ocurre, sin interrupciones, anualmente, desde 1912, un culto a este hombre y a su obra maestra. El ritual de la celebración de este culto fue elevado a la categoría de fiesta oficial de la ciudad y del estado de São Paulo, tornándose un modelo, un notable ejemplo de invención de una tradición en el Brasil. La población de São José del Río Pardo considera la ciudad cuna del libro monumento nacional y consiguieron, en 1982, permiso de la familia para guardar por siempre los restos mortales del escritor.
  15. 15. A Paz é Dourada – versão em espanhol Regina Abreu Él comparaba Canudos con el movimiento que ocurrió en Francia hace muchos años en la región de Vendéa. Un movimiento contra revolucionario de la Revolución Francesa. Entonces él, cuando va a Canudos, cuando vuelva, cuando viene para São José y piensa sobre todo aquello que ha vivido, decide dar el nombre de Los Sertones. Noilton Nunes La película es basada en ese personaje acá. Llámase Fronteras porque intenta cruzar ese período que sale del fin de la Monarquía y entra en el principio de la República. Es muy similar al que vivimos hoy. Estamos pasando por un momento difícil de la historia del Brasil y entrando en una nueva República. Euclides - Noilton Nunes No es esa la República de nuestros sueños. La República por la cual luchamos. Nuestras elites están ciegas a los cuadros reales de nuestras vidas. Vivimos en pleno colonato espiritual. Hoy en Brasil, quien tiene conciencia, quien estudia, quien piensa, es cada vez más espantado por los mediocres que pasan por nosotros, nos afrentan y ocupan los mejores puestos de decisión. Transformaron nuestro país en un purgatorio donde la brutalidad y la violencia se han tornado rutinas, naturales, normales. Es la triunfante imbecilidad. El amor por principio no hace parte mismo de nuestra bandera. Jugamos afuera la sensibilidad, la educación, la civilidad. Estamos condenándonos cotidianamente a la barbaridad. Nuestro futuro y el futuro del Brasil como nación es una incógnita.
  16. 16. A Paz é Dourada – versão em espanhol Embajador Arnaldo Carrilho En 1989, 35 millones de electores brasileños han elegido Fernando Collor. Una de las más grandes vergüenzas históricas del Brasil. Necesitamos tener esto muy bien en mente. Con respecto al cine, ese hombre fue de una total brutalidad cerrando con la Embrafilme. Y, al extinguir un órgano público, crea el nada, crea el desierto. Carlos Alberto de Mattos El cinema brasileño vive un momento de frontera. Frontera entre un modelo que quebró inapelablemente; un modelo de Embrafilme; castas, vicios, privilegios y un modelo que es tallado a cuchillo, aquí y ahora, caliente y que nosotros no sabemos lo que es. Lo que va a ser. Este ciclo “Cineasta del mes”, una iniciativa de la Corisco Filmes y del Centro Cultural Banco do Brasil con soporte del Jornal do Brasil. Nosotros estamos empezando este ciclo hoy con Noilton Nunes. Noilton Nunes Euclides da Cunha fue a hacer la demarcación de las fronteras entre Brasil y Perú. Y es una parte más desconocida de su trabajo. Él hizo esta expedición como ingeniero. Película “Euclides da Cunha” de Humberto Mauro Él lideró la expedición de reconocimiento del Alto Purus a servicio del Itamaraty. Publicaría años más adelante un informe sobre su misión y otros varios trabajos de misma importancia sobre su aventura en la Amazonia. Noilton Nunes Ha empezado escribir varios artículos y libros sobre la Amazonia, y no logró terminar el gran libro que él esperaba hacer sobre la Amazonia:
  17. 17. A Paz é Dourada – versão em espanhol Un Paraíso Perdido. Tv Globo – Leilane Neubarth Pero, ¿usted sabe quién era Euclides? Euclides era un carretero. Tenía sueño de ir al Acre. No deseaba Paris, pero el Acre. Indo de barco, como un proero llevando por detrás la bandera. Euclides prefería los atolladeros al palacio de Versailles. Tenia sueños con los sertones. Viajar, viajar, viajar. hasta llegar en el corazón del Acre. Pero, el secreto de este templo Euclides no conoció. No ha probado el Daime, la Ayuasca, alucinógenos que quizás traerían la inspiración para escribir otro épico como Los Sertones. Barão do Rio Branco – Arnaldo Carrilho Sin sombra de dudas es la más grande área de disputa en el mundo. Hace treinta años era inhóspita tierra de nadie. Nuestros caboclos de Ceará, en búsqueda de los árboles seringueiros, los exploraron. Conquistaron esas tierras remotas de fronteras muy antes de los bolivianos y de los peruanos. Euclides - Breno Moroni Señor ministro, sabemos que no es solamente por causa de unos árboles que estas tierras son codiciadas. Además del látex, capaz de cubrir todas las ruedas de los automóviles del mundo entero, hay también innumeras riquezas minerales y las plantas que van a ser las nuevas fuentes de energía y las medicinas del futuro. El conflicto es inevitable. Si el brillo de las bayonetas hablar más alto que el debate diplomático, vamos a tener una guerra más terrible que la del Paraguay y más compleja que la de Canudos. Barão do Rio Branco – Arnaldo Carrilho Esta comisión tiene muchos objetivos. Primeramente, prevenir una guerra absurda con el Perú.
  18. 18. A Paz é Dourada – versão em espanhol Usted es periodista, escritor consagrado, ingeniero formado por la Escuela Militar, ha realizado obras de bulto, el puente sobre el Río Pardo es un trabajo ejemplar. Euclides – Breno Moroni Póngate en mi lugar, Anita. Sabes que deseo hace mucho hacer este viaje. No soporto más esta agitación estéril de la vida en la capital. Si continuar acá, nada más realizaré de duradero. La Amazonia fascíname. Sé que voy a encontrar por allá el tema de mi nuevo libro. Es la última página a escribirse del Génesis. Un Paraíso Perdido Imagínate, Anita, un otro mundo posible brotando en el medio de la foresta, en una tierra codiciada por todo el mundo. Sigo en misión de paz. El barón me ha nombrado líder de la expedición. Líder. Noilton Nunes En la Amazonia descubrimos una comunidad, eso tiene más de diez años, cuando no era de moda el Daime. Canudos era muy próximo a lo que es el Daime dentro de la Amazonia. Yo vi el Antônio Conselheiro, un Antônio Conselheiro dentro del Daime. Padrino Sebastião, con una inmensa barba, para mí, era Antônio Conselheiro sobreviviendo en el medio de la Amazonia. Himno del Santo Daime recibido por Beto Brasiliense Vamos y vengamos ir para el seringal filmar en video tape una indagatoria policial psicoanalistas, mil especialistas en comportamiento humano.
  19. 19. A Paz é Dourada – versão em espanhol Hasta parece un poco extraño. Es el fin de las enfermedades o es un caldo venenoso. Es un crimen antiguo o el humo mata o es una nueva ciencia Oh Noilton filma esa historia y hace televisión Oh Noilton Euclides – Breno Moroni Con los ojos ardidos del insomnio, sáltame una conmoción como nunca he sentido. Con las vistas desatadas, por primera vez veo el Amazonas en todo su esplendor de cielos por arriba de todo el exceso de aguas. Estoy intentando describir la gestación de un mundo, pero, el lápiz es muy pobre. La Amazonia se oculta por si misma. El forastero la contempla sin verla. Ella solamente se muestra a los pocos, angustiadamente. Es una grandeza que exige la penetración sutil de los microscopios. Es un infinito que debe de ser dosificado. La definición de los últimos aspectos de la Amazonia va a ser el cierre de toda historia natural. ¿Tendré yo la envergadura para describir todo eso que se divide ante mis ojos? ¿Conseguiré llegar al fin de esta ardua tarea y aún escribir Un Paraíso Perdido? Barão do Rio Branco – Arnaldo Carrilho “No conozco más elevada política que esa; de la aproximación de los espíritus en América Latina. En el día en que conocernos bien y nuestras inteligencias se entrelazaren, no habrá sorpresas políticas que nos precipiten en la guerra.” ¡Bravo!, señor Euclides. ¡Qué bella frase! El informe está irretocable. Al presidente le gustó mucho. Incluso él ha pedido su autorización para utilizar esta su frase en un discurso que hará en el Senado.
  20. 20. A Paz é Dourada – versão em espanhol Euclides – Breno Moroni Señor ministro, es un honor saber que una frase mía va a servir para un discurso del nuestro presidente. Usted sabe muy bien lo que pienso sobre los derechos autorales. Todo que creamos es fruto de procesos anteriores y lo debería ser para toda la humanidad. Si yo conseguí escribir esa bella obviedad tengo más que agradecer a las muchas fuentes de pensamiento donde bebí anteriormente. Padrinho Sebastião Entonces, yo he abierto nueve carreteras en un mes. Fui allá en mayo, en junio. He abierto nueve carreteras. En la consecuencia de queda aquí o queda allí, me acomodé. ¡Y cómo estaba todo hecho aquí! ¿No es verdad? Entonces está todito ahí… Las casas que ustedes ven toditas ahí fueran hechas en un año. Doce meses. Sin hablar de las que existen por ahí afuera. Alfredo Gregório de Melo Una cosa que Santa María también nos regaló, una fuerza para que pudiéramos seguir nuestros pasos, fue en la educación familiar. Fue en el entendimiento de cada uno de recibir su responsabilidad y celar por ella. Abelão – Quim Negro ¡Ah, ahora me acuerdo! Usted tenía una hermanita, ¿no? Euclides – Breno Moroni Claro, Abelão, la Adélia.
  21. 21. A Paz é Dourada – versão em espanhol Abelão – Quim Negro Ahora me acuerdo de usted aún niño. Euclides – Breno Moroni No tengo palabras para describir la emoción que siento. Encontrar un esclavo de la Hacienda Saudade, de la hacienda de mi infancia en plena foresta amazónica… Continúe, por favor. Abelão – Quim negro Usted se acuerda, quizá, cuando mi hermano, el Leto, he retornado de la guerra. Parecía un fantasma. Euclides – Noilton Nunes El Judas se hace como siempre se hizo. Un par de pantalones, una vieja camisa, groseramente cocidos, llenos de pajizas y molambos. Y el monstruo lento y lento, en un transfigurarse insensible va tornándose en hombre. El sertanero ha esculpido el maldito a su imagen. El río que pasa a la puerta es una carretera para toda la tierra. Y Judas avanza vagarosamente para el medio del río. Entonces, los vecinos más llegados, que se adensan ruidosos del alto de los barrancos, entreven ruidosamente saludando con repetidas cargas de rifles, aquella botadura. Las balas van al encuentro a la superficie líquida erizándola, clavan en la embarcación, rajándola. Atingen el tripulante espantoso, Lo traspasan. Leila Richers Euclides describe la selva con la misma precisión
  22. 22. A Paz é Dourada – versão em espanhol que ha descrito los sertones: como fantásticos paisajes, maravillosos, que provocan vértigo al observador, oscilando entre la desilusión y el deslumbramiento, entre el horror y el éxtasis, entre la visión del infierno y la del paraíso. Los peruanos y los propios brasileños miembros de las expediciones quedaban impresionados viendo Euclides escribir incesantemente, en letra menuda, sobre todo que ocurría durante el viaje. Él denunció el trabajo esclavo que existía en los seringales del Purus y del Juruá, describiendo los seringales como “la más criminosa organización del trabajo”, paraíso diabólico, prisión sin muros, en que el hombre encadenado a las deudas, trabaja para esclavizarse. Las carreteras que conducen a las seringueiras son como tentáculos de un pulpo inmensurable. Imagen monstruosa y expresiva de una sociedad torturada. Euclides se quedó más de un año viajando por la Amazonia y cuando ha vuelto para casa, ha encontrado Ana envuelta con un cadete del Ejército. El infierno dominaba su cotidiano y él no lograba más sintetizar sus impresiones sobre la Amazonia para convertir en libro. “Un Paraíso Perdido”. En un domingo lluvioso de agosto de 1909, en el suburbio de la Piedade, en el Río de Janeiro, en un duelo con Dilermando, amante de Ana, muere. Tv Globo – Leilane Neubarth Euclides desapareció. Hablaran de él cuando los huesos fueran llevados para São José del Río Pardo, en el interior de São Paulo y Cantagalo quedó con el cerebro. Una locura: una ciudad con los huesos y otra con la miente. La historia de Canudos, la historia de Antônio Conselheiro, la historia de Los Sertones está presa dentro de un libro, pero hay gente queriendo sacarla
  23. 23. A Paz é Dourada – versão em espanhol para la película, para la pantalla. Los Sertones deben de ganar nuevas fronteras. Noilton Nunes Es una película histórica. Es una película de amor. Titulares: Película estorba más el trabajo de las dársenas que huelga de Arrais El Plano Cruzado en el camino de Euclides Cineastas y dársenas pelean por almacén en el Muelle del Puerto Actor y directores son presos por intentar evitar desalojo del Almacén Cultural Poema Yo quiero a la doce luz de los vespertinos pálidos Lanzarme, enamorado, entre las sombras de las matas Cunas hechas de flor y de robles cálidos Donde la poesía duerme, a los cantos de las cascadas… Yo quiero ahí vivir mi forma de vivir fúnebre Yo quiero ahí llorar mis tristes llantos Y envuelto el corazón en las sombras del misterio, ¡Sentir mi alma erigirse entre la foresta y Dios! Yo quiero de la ingazeira erigida a las ramas húmedas, Oír los cantos vírgenes de la agreste patativa… De la Naturaleza yo quiero, en los grandes senos húmedos, Beber la Calma, el Bien, la Creencia ardiente y altiva. Yo quiero, yo quiero oír el vociferar de las aguas De las ásperas cascadas que irrumpen del sertón… Y mi alma, cansada al peso atroz de las amarguras, Silente adormecer en los brazos de la soledad. Euclides da Cunha Versão em inglês: Ellen Novaes IMAGINE FILMES noiltonunes@hotmail.com

×