El comunismo (de común) entendido como organización social y económica, es una asociación basada en lacomunidad de los med...
ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una influencia directa en lasdecisiones ...
El pueblo es el cuerpo del Estado, y el Estado es el espíritu del pueblo. En la doctrina fascista, el pueblo es el Estado ...
su vez la república escoge a quienes han de gobernar mediante la representación (democracia representativa) de todasu estr...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Formas de gobierno

506 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
506
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Formas de gobierno

  1. 1. El comunismo (de común) entendido como organización social y económica, es una asociación basada en lacomunidad de los medios sociales de producción y los bienes que con ellos se producen, mediante la participacióndirecta de sus miembros en un ámbito de vida colectiva. A diferencia de lo que acontece en el socialismo, elcomunismo implica el fin de la división social del trabajo y del dinero.El comunismo, entendido como movimiento socio-político, es un conjunto de corrientes y agrupaciones cuyo principalobjetivo histórico es -particularmente desde la adopción de la doctrina marxista- la supresión revolucionaria de lasociedad capitalista en tanto última forma de sociedad con clases, y el establecimiento de una sociedad socialista comopaso previo a la construcción gradual de una organización social comunista. Las doctrinas de las diversas corrientescomunistas coinciden en la necesidad de suprimir la propiedad privada (especialmente la de los medios de producciónsociales) y en la emancipación del proletariado como la primera clase oprimida sin economía propia,[3] negación detoda posible apropiación privada y por ende tendiente a desaparecer como clase en una comunidad comunista.[4]Debido a la popularidad de la revolución rusa de 1917 y la polarización política entre los regímenes socialistas y elcapitalismo occidental, el Comunismo se ha identificado casi exclusivamente con la doctrina marxista-leninista. Sinembargo, existen otras doctrinas comunistas (algunas previas al marxismo-leninismo, otras contemporáneas, y otrasposteriores) tales como el anarcocomunismo con fundamento en posturas sociobiologistas (PiotrKropotkin,AldousHuxley), el comunismo de consejos de base marxista pero no leninista, el comunismo cristiano premoderno ymoderno (Tomás Moro, los Shakers de Manchester,[5] GerrardWinstanley), el comunismo feudal que llamó la atencióndel último Marx[6] (los Mir tradicionales rusos, los isleños escoceses de StKilda[7] ), variantes secularizadas delcomunismo religioso milenarista (Gabriel Bonnot de Mably, Morelly) y movimientos no revolucionarios como el de lascomunas hippies y los kibbutz israelíes, entre otros.[8]La dictadura(del latín dictatūra) es una forma de gobierno en la cual el poder se concentra en torno a la figura de unsolo individuo (dictador) o una junta militar con un número de dictadores, generalmente a través de la consolidación deun gobierno de facto, que se caracteriza por una ausencia de división de poderes, una propensión a ejercitararbitrariamente el mando en beneficio de la minoría que la apoya, la independencia del gobierno respecto a lapresencia o no de consentimiento por parte de cualquiera de los gobernados, y la imposibilidad de que a través de unprocedimiento institucionalizado la oposición llegue al poder.[1]Históricamente, "dictadura" hace también referencia a la magistratura extraordinaria de la Antigua república romana, dedonde cobra su origen. El Senado romano en casos de guerra o estados de emergencia dotaba a un hombre depoderes absolutos durante un periodo máximo de 6 meses sin que por ello quedase derogado el ordenamiento políticoy jurídico existente. De este modo hoy día es frecuente que se apele a una situación extraordinaria para legitimar laduración, normalmente vitalicia, de una dictadura (guerra, confrontación, peligro, crisis, etc). Igualmente sueleenaltecerse al dictador como alguien sacrificado capaz de entregar su propia vida por su pueblo, y a menudo se lerodea de cierta sobrenaturalidad de carácter militar y religiosa; y especialmente en estos casos se pretende la sucesiónen otro dictador.[1] Según las características que presente puede ser una dictadura autoritaria o totalitaria.Algunas constituciones democráticas, como la alemana de Weimar, preveían situaciones excepcionales que lajustificaban, como excepciones a la utilización del término en su concepción de forma de gobierno contrapuesto a lademocracia.[1]Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que latitularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntadcolectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto la democracia es una forma de organización del Estado, en lacual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirectaque le confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social enla que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismoscontractuales.La democracia se define también a partir de la clásica clasificación de las formas de gobierno realizada por Platónprimero y Aristóteles después, en tres tipos básicos: monarquía (gobierno de uno), aristocracia (gobierno "de losmejores" para Platón), democracia (gobierno de la multitud para Platón y "de los más", para Aristóteles).[1]Hay democracia directa cuando la decisión es adoptada directamente por los miembros del pueblo. Hay democraciaindirecta o representativa cuando la decisión es adoptada por personas reconocidas por el pueblo como susrepresentantes. Por último, hay democracia participativa cuando se aplica un modelo político que facilita a los
  2. 2. ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una influencia directa en lasdecisiones públicas o cuando se facilita a la ciudadanía amplios mecanismos plebiscitarios. Estas tres formas no sonexcluyentes y suelen integrarse como mecanismos complementarios.No debe confundirse República con Democracia, pues aluden a principios distintos, la república es el gobierno de la leymientras que democracia significa el gobierno de la mayoría.El socialismoes el control por parte de la sociedad organizada como un entero sobre todos sus elementos integrantes,tanto los medios de producción como las diferentes fuerzas de trabajo aplicadas en las mismas.[1] El socialismoimplica, por tanto, una planificación y una organización colectiva y consciente de la vida social y económica.[2]Subsisten sin embargo criterios encontrados respecto a la necesidad de la centralización de la administracióneconómica mediante el Estado como única instancia colectiva en el marco de una sociedad compleja,[3] frente a laposibilidad de formas diferentes de gestión descentralizada de la colectividad socialista, tanto por vías autogestionariascomo de mercado. Existen también discrepancias sobre la forma de organización política bajo el socialismo para lograro asegurar el acceso democrático a la sociedad socialista a clases sociales o poblaciones,[4] frente a la posibilidad deuna situación autocrática por parte de las burocracias administrativas.[5]Las formas históricas de organización social de tipo socialista pueden dividirse entre determinadas evolucionesespontáneas de ciertas civilizaciones de carácter religioso y las construcciones políticas establecidas por proyectosideológicos deliberados. De éstas se destacan, respectivamente, el Imperio Inca[6] y la Unión SoviéticaEl fascismo es una ideología y un movimiento político que surgió en la Europa de entreguerras (1918-1939). Eltérmino proviene del italiano fascio (‘haz, fasces’), y éste a su vez del latín fasces (plural de fascis).El proyecto político del fascismo es instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista,[1] [2]mientras su base intelectual plantea una sumisión de la razón a la voluntad y la acción, un nacionalismo fuertementeidentitario con componentes victimistas que conduce a la violencia contra los que se definen como enemigos por uneficaz aparato de propaganda, un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político(izquierdas o derechas), lo que no impide que habitualmente las corrientes historiograficas marxistas y la cienciapolítica de extrema izquierda sitúen al fascismo en la extrema derecha y le relacionen con la plutocracia, identificándoloalgunas veces como un capitalismo de Estado,[3] o bien lo identifique como una variante chovinista del socialismo deEstado[4]Se presenta como una «tercera vía» o «tercera posición»[5] que se opone radicalmente tanto a la democracia liberal encrisis (la forma de gobierno que representaba los valores de los vencedores en la Primera Guerra Mundial, comoInglaterra, Francia o Estados Unidos, a los que considera «decadentes») como a las ideologías del movimiento obrerotradicional en ascenso (anarquismo o marxismo, este último escindido a su vez entre la socialdemocracia y elcomunismo, que desde 1917 tenía como referente al proyecto de Estado socialista que se estaba desarrollando en laUnión Soviética); aunque el número de las ideologías contra las que se afirma es más amplio:El fascismo tiene sus enemigos agrupados en estos tres frentes: el social-comunista, el demoliberal-masónico y elpopulismo católico.Revista F. E. 1933 [8]El concepto de «régimen fascista» puede aplicarse a algunos regímenes políticos totalitarios o autoritarios[6] de laEuropa de entreguerras y a prácticamente todos los que se impusieron por las potencias del Eje durante su ocupacióndel continente durante la Segunda Guerra Mundial.De un modo destacado y en primer lugar a la Italia fascista de Benito Mussolini (1922) que inaugura el modelo y acuñael término; seguida por la Alemania del III Reich de Adolf Hitler (1933) que lo lleva a sus últimas consecuencias; y,cerrando el ciclo, la España Nacional de Francisco Franco que se prolonga mucho más tiempo y evoluciona fuera delperiodo (desde 1936 hasta 1975). Las diferencias de planteamientos ideológicos y trayectorias históricas entre cadauno de estos regímenes son notables. Por ejemplo, el fascismo en la Alemania nazi o nacional-socialismo añade unimportante componente racista, que sólo es adoptado en un segundo momento y con mucho menor fundamento por elfascismo italiano y el resto de movimientos fascistas o fascistizantes. Para muchos de estos el componente religioso(católico u ortodoxo según el caso) fue mucho más esencial, tanto que Trevor-Roper ha podido definir el términofascismo clerical (entre los que estaría el nacionalcatolicismo español).[7]Puede considerarse que el fascismo italiano es un totalitarismo centrado en el Estado:
  3. 3. El pueblo es el cuerpo del Estado, y el Estado es el espíritu del pueblo. En la doctrina fascista, el pueblo es el Estado yel Estado es el pueblo.Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado.Mussolini[8]Mientras que el nazismo alemán está centrado en la raza identificada con el pueblo (Volk) o Volksgemeinschaft(interpretable como comunidad del pueblo o comunidad de raza, o incluso como expresión del apoyo popular al Partidoy al Estado):EinVolk, ein Reich, einFührer! «¡Un Pueblo, un Imperio, un Guía!»También se pueden encontrar elementos del fascismo fuera del período de entreguerras, tanto antes como después.Un claro precedente del fascismo fue la organización ActionFrançaise (Acción Francesa, 1898), cuyo principal líder fueCharles Maurras; contaba con un ala juvenil violenta llamada los Camelots du Roi y se sustentaba en una ideologíaultranacionalista, reaccionaria, fundamentalista católica (aunque Maurras era agnóstico) y antisemita. Con posterioridada la Segunda Guerra Mundial reaparecieron movimientos políticos minoritarios, en la mayor parte de los casosmarginales (denominados neofascistas o neonazis), que reproducen idénticos o similares planteamientos, o quemimetizan su estética y su retórica; a pesar de (o precisamente como reacción a) la intensa demonización a que sesometió a la ideología y a los regímenes fascistas, considerados principales responsables de la guerra que condujo aalgunos de los mayores desastres humanos de la historia. En muchos países hay legislaciones que prohíben o limitansu existencia, sus actuaciones (especialmente el denominado delito de odio), su propaganda (especialmente elnegacionismo del Holocausto) o la exhibición de sus símbolos.La palabra anarquía proviene del griego ἀ ναρχία, anarchía (de ἄ ναρχος, ánarchos, prefijo ἀ ν, an, que significa no osin, y sustantivo ἀ ρχός, archós, que significa dirigente, soberano o gobierno)[1] y sirve para designar aquellassituaciones donde se da la ausencia de Estado o poder público[2] volviendo inaplicable el monopolio de la fuerza sobreun territorio. A diferencia de la autarquía (uno mismo-gobierno), un concepto de filosofía moral, la anarquía se refiere auna situación del orden político.En la filosofía política la palabra anarquía es polisémica, o sea que su uso puede referirse a nociones distintas. Laprimera noción alude al desorden político producido tras el colapso de un Estado al no poder aplicar la ley sobre suterritorio (ver: estado fallido), o al que puede darse en medio de un grave conflicto institucional en que nadie alcanza aejercer la jefatura del Estado o su reconocimiento está en disputa (ver: acefalía de gobierno), en este caso anarquía essinónimo de caos.La segunda noción alude a una forma de gobierno que prescinde de Estado y donde las instituciones son formadas porel libre acuerdo, es decir, sin usar la fuerza para obligar a otros, así como en términos generales el anarquismo planteauna sociedad políticamente organizada sin Estado.[3] [4] [5] La idea común de los anarquistas es que consideran queel Estado es innecesario y también directamente perjudicial en la medida en que atenta contra las libertades de losindividuos. Este concepto de anarquía es sinónimo de acracia, llamada por algunos autores orden natural. Losanarquistas de diferentes corrientes difieren en gran medida de la forma exacta de esta sociedad ideal. El principiobásico en que están de acuerdo es en la no-existencia de un Estado central dentro de un sistema de no-agresión oanarquía. Dentro de este marco, la mayoría de tendencias anarquistas proponen que un sistema de asociaciónvoluntaria de un tipo u otro puede proporcionar los servicios para los cuales los seres humanos han confiado en lasinstituciones coercitivas externas del Estado. Las formas de asociación deseables y posibles en ausencia de Estadoson objeto de numerosos debates, según lo expresado en los acalorados debates entre el moderno anarcocapitalismo(que propone que la propiedad privada y el mercado libre solucionen los problemas de convivencia) y el tradicionalanarcosocialismo (que tiende a defender un sistema de planificación colectivista descentralizada de la sociedad).En materia de doctrina de relaciones internacionales se llama anarquía a la apreciación de que los Estados sonautónomos frente al derecho internacional en la medida que no existe un gobierno mundial por sobre los gobiernosnacionales.República (del latín res publica, «la cosa pública, lo público»), en sentido amplio, es un sistema político que sefundamenta en el imperio de la ley (constitución) y la igualdad ante la ley como la forma de frenar los posibles abusosde las personas que tienen mayor poder, del gobierno y de las mayorías, con el objeto de proteger los derechosfundamentales y las libertades civiles de los ciudadanos, de los que no puede sustraerse nunca un gobierno legítimo. A
  4. 4. su vez la república escoge a quienes han de gobernar mediante la representación (democracia representativa) de todasu estructura mediante el derecho a voto.El electorado constituye la raíz última de su legitimidad y soberanía. Muchas definiciones, como la deEncyclopædiaBritannica de 1922, resaltan también la importancia de la autonomía y del Derecho (incluyendo losderechos humanos)[1] como partes fundamentales para una república. No debe confundirse república con democracia,pues aluden a principios distintos, la república es el gobierno de la ley mientras que democracia significa el gobierno dela mayoría, del griego, Dimokratía (Demos (Pueblo) y Kratos (Estado, refiriéndose a soberanía en este caso).Tradicionalmente, se ha definido la república como la forma de gobierno de los países en los que el pueblo tiene lasoberanía o facultad para el ejercicio del poder, aunque sea delegado por el pueblo soberano en gobernantes que eligede un modo u otro. En la práctica suele pensarse que la forma de estado de un país es la monarquía si tiene rey, yrepública si no lo tiene. Lo cierto es que una república está fundamentada en el "imperio de la ley" y no en el "imperiode los hombres". Una república es, de este modo, un sistema institucional independiente de los vaivenes políticos,incompatible con tiranías y monarquías, y en la cual tanto los gobernantes como los gobernados se someten por igual aun conjunto de principios fundamentales normalmente establecidos en una constitución.La monarquía es una forma de gobierno de un Estado (aunque en muchas ocasiones es definida como forma deEstado en contraposición a la República) en la que la jefatura del Estado o cargo supremo es:Personal, y estrictamente unipersonal (en algunos casos históricos se han dado diarquías, triunviratos, tetrarquías, y enmuchas ocasiones se establecen regencias formales en caso de minoría o incapacidad o valimientos informales porpropia voluntad).Vitalicia (en algunos casos históricos existieron magistraturas temporales con funciones similares, como la dictaduraromana, y en muchos casos se produce la abdicación voluntaria o el derrocamiento o destronamiento forzoso, quepuede o no ir acompañado del regicidio).Designada según un orden hereditario (monarquía hereditaria), aunque en algunos casos se elige, bien por cooptacióndel propio monarca, bien por un grupo selecto (monarquía electiva).El término monarquía proviene del griego μονος (mónos): ‘uno’, y αρχειν (arjéin): ‘gobierno’, traducible por gobierno deuno solo. A ese único gobernante se le denomina monarca o rey (del latín rex) aunque las denominaciones utilizadaspara este cargo y su tratamiento protocolario varían según la tradición local, la religión o la estructura jurídica oterritorial del Gobierno (véase sección correspondiente).El Estado regido por un monarca también recibe el nombre de monarquía o reino.El poder del rey puede identificarse o no con la soberanía; ser absoluto o estar muy limitado (como es usual en lamayoría de los casos de las monarquías actuales, sometidas a regulación constitucional).

×