Derechos humanos derecho a la vida

245 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
245
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Derechos humanos derecho a la vida

  1. 1. DERECHOS HUMANOSArtículo 25: Todas las personas tienen derecho a un nivel de vidaadecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, yen especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica ylos servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los segurosen caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otroscasos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstanciasindependientes de su voluntad.2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistenciaespeciales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera dematrimonio, tienen derecho a igual protección social.
  2. 2. Hay personas que no poseen una vivienda encondiciones y apenas tienen ingresos propios,éstos viven en una situación de marginaciónsocial y gran pobreza.Es aquella que duerme en las calles (bancos,cajeros y provisionalmente en albergues). Estaspersonas, no tienen una vivienda, familia, unavida laboral, por miedo a volver a vivirsituaciones muy traumáticas que en el mayorpor ciento de los casos están relacionados conlos familiares.
  3. 3. En España viven cerca de 21.900 personas sinhogar entre las cuales 10.929 (49.9%) sonEspañoles, destacan Cataluña, Galicia y Madrid y10.972 (50.1) son extranjeros , entre los quedestaca Marruecos (1770 personas), una grandiferencia con el resto de países.Los indigentes, mendigos, sin techo, tienen unaeducación bastante más avanzada de la que nosotrospensamos. Estos son los resultados representados enuna gráfica de una encuesta realizada en 2005 porelInstituto Nacional de Estadística:
  4. 4. Sólo el 20% de la población mundial tiene una protección social adecuada, y másde la mitad no tiene ninguna cobertura. Estas personas enfrentan peligros en ellugar de trabajo, y tienen pensiones y seguros de salud débiles o inexistentes.Esta situación refleja los niveles de desarrollo económico: en los países menosadelantados ni siquiera 10 por ciento de los trabajadores está protegido por laseguridad social, en los países de mediano ingreso la cobertura oscila entre 20 y60 por ciento, mientras que en los países más industrializados se acerca al 100por ciento.La Protección Social es uno de los cuatro objetivos estratégicos del ProgramaTrabajo Decente que contiene principios fundamentales para el trabajo de la OIT.Desde su creación en 1919, la OIT promueve políticas y ofrece a los Estadosmiembros instrumentos y asistencia con el objetivo de mejorar y extender lacobertura de la protección social a todos los grupos sociales y a mejorar lascondiciones y la seguridad laboral.
  5. 5. PARTICIPACIÓN DE LOS POBRES.Las personas que viven en la extrema pobreza tienen derecho a participar en todas lasactividades que les conciernen, en particular en los programas de erradicación de la extremapobreza. La ejecución de esas políticas y programas sin el concurso de los interesados y de susasociaciones y organizaciones constituye una violación del derecho a la participación en losasuntos públicos. Los Estados deben propiciar y promover la participación de los más pobres enel proceso de adopción de decisiones en las sociedades en que éstos viven, en la promoción delos derechos humanos y en la lucha contra la extrema pobreza. Además, deben dar a laspersonas que viven en la pobreza y a los grupos vulnerables los medios para organizarse yparticipar en todos los aspectos de la vida política, económica y social, en particular laplanificación y la puesta en práctica de las políticas que les conciernen, permitiéndoles asíconvertirse en auténticos participantes en el desarrollo. Los Estados deben actuar en todas lasesferas para luchar contra la feminización de la pobreza, y garantizar la participación de la mujeren todos sus programas encaminados a combatir este fenómeno. Todo programa o legislaciónque tenga por objeto erradicar la extrema pobreza debe tratar de tener en cuenta la distintasituación en que se encuentran los hombres y las mujeres, y corregir las desigualdades entreniños y niñas y hombres y mujeres en la utilización de los recursos, el acceso a los derechos, elejercicio de las responsabilidades y el apoyo a la vida familiar. Los programas de lucha contra lapobreza deben ser conocidos públicamente, fijar objetivos específicos y prever indicadores quepermitan evaluar su ejecución, así como mecanismos de seguimiento y rendición de cuentas. ElEstado y los organismos públicos y privados que ejecutan las políticas y programas de reduccióny erradicación de la pobreza deben alentar la creación de instancias de evaluación y control enlas que participen las personas que viven en la extrema pobreza.
  6. 6. DERECHO A LA SALUDLas personas que viven en la extrema pobreza tienen derecho a la salud y el Estado debegarantizar la cabal realización de ese derecho. Todos aquellos que viven en la miseria tienenderecho a recibir de los sistemas de salud un trato digno, respetuoso y humano. Para ello, esnecesario formar al personal de salud para que aprenda a conocer la realidad que viven laspersonas y familias muy desfavorecidas y a realizar su labor en colaboración con ellas. Lospobres que viven en las zonas de extrema pobreza en las que existen pandemias, epidemias yenfermedades generalizadas, como por ejemplo el VIH/SIDA, el paludismo, la tuberculosis, lalepra o el tifus, tienen derecho a la salud y a participar activamente en la elaboración yejecución de los programas de erradicación. El Estado interesado tiene la obligación degarantizar el derecho a la salud del conjunto de la población, incluidos los sectores que viven enla extrema pobreza. En las situaciones en que su capacidad de respuesta se ve rebasada, elEstado tiene la obligación de pedir ayuda a la comunidad internacional y ésta debe concedérselainmediatamente. El derecho a la salud está estrechamente vinculado al derecho a la vida. Asípues, toda negligencia de los responsables de la ejecución de los planes de prevención oatención y toda planificación errónea, inadecuada o malintencionada que causen la muerte depersonas deben dar lugar al enjuiciamiento y castigo de los culpables, tanto en el plano nacionalcomo en el internacional. El robo, la corrupción, el tráfico, el mercado negro o cualquier otrodelito relacionado con vacunas, medicamentos, material quirúrgico o de otro tipo destinados ala asistencia médica deben castigarse severamente y, según su importancia, considerarse comocrímenes de la mayor gravedad y ser perseguidos y juzgados por tribunales competentes. Lasvíctimas o sus derechohabientes tienen derecho a reparación.
  7. 7. DERECHO A LA VIVIENDALas personas que viven en la extrema pobreza tienen derecho a acceder a una vivienda dignaque las cobije adecuadamente de la intemperie y les permita tener una vida de familia ydesarrollarse en condiciones dignas y decentes. Todos aquellos que viven en la extrema pobrezatienen derecho a la propiedad privada, individual, cooperativa o comunitaria de sus viviendas,muebles e utensilios de todo tipo y, en las zonas rurales, tienen derecho a la propiedad,comunitaria o individual, de sus tierras, viviendas, herramientas, animales y demás artículosnecesarios para la vida cotidiana. El Estado tiene el deber de garantizar a los pobres el acceso ala vivienda a fin de impulsar de esta manera el mejoramiento de sus condiciones de vida. En elcontexto de sus políticas de erradicación de la pobreza, los Estados deben hacer particularhincapié en la política de la vivienda y favorecer la participación activa de aquellos que viven enla extrema pobreza en la definición, aplicación, gestión, administración y evaluación de estapolítica. Los Estados deben prestar especial atención a la calidad e idoneidad de las viviendassociales que se construyen. La corrupción, la mala gestión de los materiales de construcción y lanegligencia deben ser severamente castigadas por la justicia y consideradas una forma dediscriminación y una vulneración de los derechos humanos de los pobres.
  8. 8. DERECHO A LA ALIMENTACIÓNTodo ser humano tiene derecho a una alimentación sana, suficiente y adecuada, y a no correrpeligro de hambre o hambruna. El Estado y la comunidad internacional tienen el deber degarantizar a todo ser humano, individual o colectivamente, el derecho a acceder física yeconómicamente a una alimentación adecuada. Para poder alimentarse, las poblaciones ruralespobres tienen derecho a acceder a la propiedad efectiva de sus tierras y al registro de esapropiedad en debida forma. Los Estados y la comunidad internacional deben promover laprotección del derecho de los campesinos a la propiedad de sus tierras y alentar reformasagrarias que propicien el acceso a nuevas tierras, la protección y la delimitación de las tierras delos pueblos indígenas, así como de las tierras y territorios de las minorías descendientes delesclavismo, y la protección de los recursos pesqueros y las zonas de pesca de las comunidadesde pescadores artesanales, los derechos de pastoreo de los grupos de pastores nómadas y losderechos de caza de las personas que viven de esos recursos. En casos de hambre o hambruna yde asistencia social en forma de alimentación, distribución de alimentos u otras medidassimilares, se debe respetar plenamente la dignidad de las personas estableciendo formasorganizadas de distribución que favorezcan la participación activa de los afectados.Lacorrupción, el contrabando de alimentos, el robo de asistencia internacional humanitaria, laalteración voluntaria de alimentos destinados a la población, la distribución de alimentoscaducados y cualquier otro acto culposo del mismo orden deben considerarse delitos ocrímenes de la mayor gravedad, -violaciones de los derechos humanos, especialmente los de lospobres- y ser punibles con penas ejemplares.

×