Confía en mí.
por
Victor M. Sánchez
SEC.1 ESC.1 EXTERIOR/DÍA
Plaza de un aparcamiento. El rugido del motor de un coche
cesa y se abre la puerta. Baja HÉCTOR y...
CONTINÚA: 2.
puerta, pueblan el ambiente. A esa escasa luz se le suma
la que emana de un flexo situado en el escritorio.
A...
CONTINÚA: 3.
HÉCTOR
Nos hemos enterado hoy mismo y he
venido en cuanto he podido pero
me temo que...(Héctor se pone
nervio...
CONTINÚA: 4.
LARS
(Gritando)
¡Eh! ¡Eh!
Héctor y Ana miran atrás pero no se detienen. Llegan hasta
la salida de emergencia ...
CONTINÚA: 5.
HÉCTOR
(Le interrumpe)
Hasta que un día le confesó que
su padre abusaba de él, ¿cierto?
ANA
¿Cómo sabe usted ...
CONTINÚA: 6.
ANA
¿Más peligroso?
HÉCTOR
(Asomándose levemente por la
puerta)
Francotiradores.
ANA
(Asustada)
¿Qué? ¿Tambié...
CONTINÚA: 7.
HÉCTOR
¡Siga, no se detenga!
A través de la mirilla de un francotirador vemos como
Héctor tira de Ana hasta a...
CONTINÚA: 8.
LARS
(Su tono se endurece)
Pero no esta vez. Todas las
salidas están controladas.
Deja tu arma en el suelo,
d...
CONTINÚA: 9.
HÉCTOR
¡A la ventana, rápido!
SEC.4 ESC.3 INTERIOR CENTRO
Vemos a Lars golpeando la puerta con el hombro y dá...
10.
SEC.5 ESC.1 INTERIOR SALA DE MANTENIMIENTO
Hector y Ana entran en la sala de mantenimiento.
Es una sala oscura, ilumin...
CONTINÚA: 11.
VOZ METÁLICA
¡Lars!¡Lars!
Con un gesto de dolor, Lars se levanta tambaleándose y se
apoya en una pared.
VOZ ...
CONTINÚA: 12.
WALKIE-TALKIE
Que ella parecía estar a gusto
con él.
ANA
(Sollozando)
No...
HÉCTOR
Ana, no te preocupes, ser...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Confía en mí

180 visualizaciones

Publicado el

Guion de cortometraje confía en mí

Publicado en: Arte y fotografía
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
180
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Confía en mí

  1. 1. Confía en mí. por Victor M. Sánchez
  2. 2. SEC.1 ESC.1 EXTERIOR/DÍA Plaza de un aparcamiento. El rugido del motor de un coche cesa y se abre la puerta. Baja HÉCTOR y se dirige al centro. Mientras avanza se cruza con un cartel inmenso donde aparece un aspirante a las elecciones generales, ALFONSO PEREZ, junto al slogan "POR UN FUTURO PARA TI Y LOS TUYOS". Héctor abre la puerta del centro escolar justo cuando una chica joven sale y ésta se le queda mirando unos segundos con un gesto de agrado. Entra. SEC.1 ESC.1 INTERIOR CENTRO Héctor para unos breves instantes en conserjería y se dirige al conserje. HÉCTOR ¿El despacho de Ana Gutierrez? CONSERJE Vaya a la izquierda y luego siga todo recto. No tiene pérdida. HÉCTOR Gracias. Hector llega al despacho. Llama a la puerta con dos dedos. VOZ FEMENINA (Desde detrás de la puerta) Adelante. Hector entreabre la puerta y se asoma. HÉCTOR ¿Ana Gutierrez? A través de la puerta se ve a ANA, una profesora joven y de buena apariencia. Viste arreglada pero informal. Está colocando unos documentos en un archivador. ANA Sí, adelante. SEC.1 ESC.2 DESPACHO Héctor pasa al interior del despacho. Es una habitación no demasiado grande y con una decoración bastante parca. Un par de títulos enmarcados en la pared detrás del escritorio, a un lado un alto fichero de metal y al otro una planta de interior no muy alta, verde y con poco colorido. Varias lineas de luz, provenientes de una cristalera tapada con una persiana laminada al lado de la (CONTINÚA)
  3. 3. CONTINÚA: 2. puerta, pueblan el ambiente. A esa escasa luz se le suma la que emana de un flexo situado en el escritorio. ANA Bien, dígame en qué le puedo ayudar. Ana se sienta. HÉCTOR Hola, buenas, mi nombre es Héctor. Héctor se sienta también, su rostro se muestra con la luz del flexo y comprobamos que es un joven de unos 30 años bien parecido. Tiene una corta melena que cae hasta el lóbulo de sus orejas. Viste de forma elegante pero algo informal. Ana se relaja, se siente cómoda con lo que ve. ANA Encantada Hector. ¿Viene por algún alumno? HÉCTOR La verdad es que no. Me gustaría explicárselo detenidamente pero me parece que no tenemos tiempo. Estoy aquí por usted. ANA ¿Por mí? HÉCTOR Disculpe que sea así de directo, pero es indispensable que confíe en mí. Creo que han mandado a Lars, no se que pretende pero imagino que nada bueno. ANA ¿Lars? ¿Quién es Lars? ¿De qué me está usted habl... HÉCTOR (La interrumpe) Es un sicario, y de los buenos. Mire, tiene que confiar en mi. ANA (Nerviosa) ¿Cómo que un sicario? Héctor se levanta y se dirige a la cristalera. Mientras habla desliza hacia abajo una de las láminas de la persiana. (CONTINÚA)
  4. 4. CONTINÚA: 3. HÉCTOR Nos hemos enterado hoy mismo y he venido en cuanto he podido pero me temo que...(Héctor se pone nervioso de repente) ¡Joder! ANA (Asustada) ¿Qué? ¿Qué? ¿Qué pasa? Nada más terminar esa frase, Héctor se lanza hacia Ana, le tapa la boca y la obliga a sentarse junto a él detrás del escritorio, ambos con la espalda apoyada en el mismo. Ana se resiste. El flexo cae al suelo. HÉCTOR (Susurrando) Tranquila, tranquila, no te muevas, no te muevas. Es Lars, está aquí, y si nos ve seguramente no salgamos vivos. Ana deja de retorcerse, en su mirada se refleja el miedo. En ese momento se abre la puerta y tras ella aparece LARS, un hombre maduro con facciones duras y marcadas. Su cabeza está rapada al cero y luce una barba negra tupida. Su estatura está por encima de la media. Viste con ropa oscura, cubierta con una gabardina marrón. LARS ¿Señorita Gutierrez? Lars entra en el despacho. Ana y Héctor, iluminados levemente por la luz del flexo, están fuera del alcance de su vista por muy poco. LARS ¿Señorita Gutierrez? Lars comienza a acercarse al escritorio y justo en ese instante se oye un ruido fuera. Lars se gira y raudo sale de la habitación. HÉCTOR Ahora. ¡Vamos, vamos! Héctor coge del brazo a Ana mientras se incorporan y salen atropelladamente del despacho en dirección contraria a la que tomó Lars. Ana se golpea con el marco de la puerta. ANA ¡Ah! A lo lejos, Lars oye el quejido de Ana y se dirige hacia ellos corriendo. (CONTINÚA)
  5. 5. CONTINÚA: 4. LARS (Gritando) ¡Eh! ¡Eh! Héctor y Ana miran atrás pero no se detienen. Llegan hasta la salida de emergencia y la cruzan. SEC.2 ESC.1 INTERIOR ESCALERA DE EMERGENCIA Vemos a Hector y a Ana frente a la puerta por el otro lado. La escalera de emergencia esta situada dentro del edificio en un espacio aparte, en la planta baja, consta de una puerta que da al centro y otra que da al exterior. Héctor coge su chaqueta y la anuda en las barras de la puerta, bloqueándola. Se siente un golpe un golpe fuerte al otro lado seguido de un grito de rabia por parte de Lars. HÉCTOR ¡Vamos! Héctor empuja la puerta que da al exterior pero esta no se mueve. Lo intenta varias veces más pero sigue impasible frente a sus impulsos. HÉCTOR ¡Mierda! ¡Mierda! (mira a su alrededor) ¡A la azotea, rápido! Héctor agarra a Ana del brazo y corren escaleras arriba. Cuando llegan al final de la escalera Ana se zafa del brazo de Héctor. ANA ¡Basta! ¡Basta! ¡Suélteme! ¿Qué está pasando aquí? ¿Quién es usted? ¿Por qué me persigue ese tío? Héctor se para en seco y se gira hacia ella. HÉCTOR De acuerdo, de acuerdo. Tiene usted toda la razón. Pertenezco al Programa de Protección de Testigos de la Policía. Le suena el nombre de Carlos Perez, ¿verdad? ANA ¿Carlitos Perez? Claro que sí. Era alumno mio hasta que... (CONTINÚA)
  6. 6. CONTINÚA: 5. HÉCTOR (Le interrumpe) Hasta que un día le confesó que su padre abusaba de él, ¿cierto? ANA ¿Cómo sabe usted eso? No se lo he contado a nadie. HÉCTOR E imagino que Lars y quién le haya enviado quieren que eso siga siendo así. ANA ¿No debería llamar a refuerzos o algo así? Héctor agarra por los hombros a Ana y le clava la mirada en los ojos. HÉCTOR (Suspira) Ana... el padre del pequeño Carlitos se llama Alfonso, Alfonso Perez. Supongo que habrá visto los carteles. Que usted acabe en una comisaría sería facilitarle las cosas. ANA (Echándose las manos a la cara) Dios... HÉCTOR ¿Entiende ahora por qué debe confiar en mí? Héctor sujeta con su mano a Ana por la barbilla y le pasa suavemente el pulgar por la mejilla. ANA (Titubea) S...Sí Héctor se gira hacia la puerta. Comprueba que puede abrirse. HÉCTOR Bien, vamos a cruzar al edificio de al lado. No quiero alarmarla pero es posible que aquí arriba haya algo más peligroso que Lars. (CONTINÚA)
  7. 7. CONTINÚA: 6. ANA ¿Más peligroso? HÉCTOR (Asomándose levemente por la puerta) Francotiradores. ANA (Asustada) ¿Qué? ¿También? Cierra la puerta mientras se gira hacia ella. HÉCTOR No van a reparar en gastos, Ana. Bien, quiero que se pegue a mí, ¿entendido?. Vamos a pasar lo más rápido que podamos, ¿de acuerdo?. Ana asiente. HÉCTOR Si disparan a alguien que sea a mí. En caso de que tenga que continuar sola tiene que llegar como sea al cuarto de mantenimiento. Allí hay una salida a los desagües por la que podrá escapar, ¿todo claro? ANA (Decidida) Sí. HÉCTOR Pues adelante. Héctor rodea con su brazo a Ana y la pega a su cuerpo. Ana se encuentra aliviada e incluso ruborizada ante el atractivo y determinación de Héctor. SEC.3 ESC.1 EXTERIOR/DÍA AZOTEA Héctor y Ana corren por la azotea juntos, casi como una sola unidad. HÉCTOR ¡Vamos! ¡Vamos! Ana trastabilla en mitad de la carrera, perdiendo un zapato. ANA ¡AH! (CONTINÚA)
  8. 8. CONTINÚA: 7. HÉCTOR ¡Siga, no se detenga! A través de la mirilla de un francotirador vemos como Héctor tira de Ana hasta acabar ambos cubiertos por un ancho conducto de ventilación. Al momento salen corriendo desde él hacia su destino. La mirilla apenas puede seguirlos. Ana y Héctor consiguen llegar a salvo al otro edificio. SEC.4 ESC.1 INTERIOR CENTRO Vemos la puerta de la escalera de emergencia, en la planta baja. Escuchamos los acelerados pasos de Héctor y Ana bajando la escalera al otro lado. La puerta se abre y aparecen ambos. Héctor lleva a Ana cogida de la muñeca mientras ésta cojea levemente. Héctor mira a ambos lados y al no ver a nadie se dirige hacia uno de los pasillos. Al girar la esquina se encuentran a Lars de frente. Ambos se detienen. LARS Ni te muevas, Héctor. Lars levanta su arma apuntándoles. HÉCTOR ¡Mierda! LARS ¿Adónde te la llevas, Hector? HÉCTOR (Desafiante) A algún lugar donde no puedas encontrarla. LARS Oh, vaya. Pues me parece que esta vez ella se viene conmigo. ANA (Asustada) ¿Esta vez? ¿Os conocéis? LARS El señor Hector y yo tenemos ya una larga "relación" en lo que a testigos protegidos se refiere. He de reconocer que últimamente me ha llevado la delantera. Lars amartilla el arma. (CONTINÚA)
  9. 9. CONTINÚA: 8. LARS (Su tono se endurece) Pero no esta vez. Todas las salidas están controladas. Deja tu arma en el suelo, despacio y dale una patada hacia aquí. HÉCTOR Está bien, está bien. Hector se agacha lentamente y deposita su arma en el suelo. Le da una leve patada y el arma se desliza por el suelo hasta los pies de Lars. Al levantarse susurra en el oído a Ana. HÉCTOR ¿Confías en mí? ANA (Susurrando) Sí. Lars se agacha para coger el arma, sin dejar de apuntarles. Tantea con la mano pero no atina a cogerla por lo que desvía su mirada hacía el suelo unos instantes, los cuales aprovecha Héctor para salir corriendo, arrastrando a Ana con él, hacia una habitación contigua. LARS (gritando) ¡Ey! ¡Quietos! ¡Ey! SEC.4 ESC.2 INTERIOR HABITACIÓN Héctor y Ana entran de golpe en una habitación llena de trastos. Hay un esqueleto falso colgado de un soporte con ruedas, balones medicinales, un plinto de madera, algunas lonas y objetos de otros departamentos. Nada más entrar, Héctor cierra la puerta y se apoya contra ella para resistir la embestida de Lars desde el otro lado. LARS ¡Abre la puerta! Hector mira a Ana. HÉCTOR ¡Rápido!¡Trae aquí ese plinto! ANA ¡Si! Ana agarra el plinto por un extremo y lo empuja contra la puerta. Héctor ayuda a terminar de colocarlo. (CONTINÚA)
  10. 10. CONTINÚA: 9. HÉCTOR ¡A la ventana, rápido! SEC.4 ESC.3 INTERIOR CENTRO Vemos a Lars golpeando la puerta con el hombro y dándole patadas. Tras varios intentos la puerta empieza a ceder. Con un grito final la puerta se acaba abriendo lo suficiente para dejarle pasar. SEC.4 ESC.4 INTERIOR HABITACIÓN Lars entra con cierta dificultad por la puerta. Ana se encuentra frente a la ventana con una pierna por fuera. Héctor no está en la habitación. LARS (Levantando la mano hacia ella) ¡Quieta! ANA ¡Déjeme en paz, hijo de puta! LARS Señorita Gutierrez, venga conmigo y no le pasará nada. Lars se acerca y cuando está a punto de tocar a Ana, Héctor surge a su espalda y le golpea con un extintor. Lars cae inconsciente al suelo. Héctor se agacha y le arrebata las dos armas. Dirige su mirada hacia Ana. HÉCTOR ¿Estas bien? ANA Si, (hace una pausa) gracias. Héctor la coge de la mano HÉCTOR Has sido muy valiente, Ana Ana sonríe HÉCTOR Venga, nos vamos de aquí. Ambos salen de la habitación.
  11. 11. 10. SEC.5 ESC.1 INTERIOR SALA DE MANTENIMIENTO Hector y Ana entran en la sala de mantenimiento. Es una sala oscura, iluminada vagamente por una lámpara vieja en el techo. A los lados hay tuberías de diversos tamaños. En el suelo una tapa metálica en la que aparece grabada la palabra "desagüe". Hector se agacha frente a ella. HÉCTOR Ayúdame. Ana se agacha a su lado y le ayuda a levantar la pesada tapa. ANA ¡Uf!¡Qué olor! ¿De verdad tenemos que bajar ahí? HÉCTOR (Mirando al agujero) Bueno, la verdad es que no. Esta parte del camino ya la hago solo. Ana se levanta. ANA ¿Tú solo? ¿Es que piensas ir a buscar ayuda y dejarme aquí sola? HÉCTOR No, no. (Sonríe) No voy a buscar ayuda. Simplemente nos separamos aquí. Héctor se levanta. ANA (Nerviosa) Pero, pero...aquí no estoy a salvo. ¿Y si vuelve Lars? HÉCTOR Ah, bueno, sobre Lars...(Se rasca la cabeza) Me parece que no he sido del todo sincero contigo. SEC.6 ESC. 1 INTERIOR HABITACIÓN Lars está tumbado inconsciente en el suelo boca abajo. Poco a poco va abriendo los ojos y recobrando el conocimiento. Mientras eso ocurre una voz metálica y poco inteligible debido al estado de Lars. (CONTINÚA)
  12. 12. CONTINÚA: 11. VOZ METÁLICA ¡Lars!¡Lars! Con un gesto de dolor, Lars se levanta tambaleándose y se apoya en una pared. VOZ METÁLICA (Ahora se escucha más claramente) ¡Lars!¡Lars! ¡Lars, responde! Lars aparta su gabardina y saca de un estuche en su cinturón un walkie-talkie. LARS (dolorido) Aquí el agente Lars. WALKIE-TALKIE (Aliviado) ¡Gracias a Dios! ¿Qué ha pasado? LARS (Con resignación) Me la ha jugado...otra vez. WALKIE-TALKIE ¿Y el testigo? ¿Está bien? LARS Se la ha llevado. (Hace una leve pausa) ¿No han salido del edificio? WALKIE-TALKIE ¡Qué va! El tío es listo. Se habrá dado cuenta de que la policía secreta tenía vigiladas todas las salidas. LARS Explícame entonces por qué cruzó de un edificio a otro con una rehén a cuestas. WALKIE-TALKIE El muy hijo de puta la estaba usando de escudo. ¿Y sabes lo más curioso? SEC.6 ESC.2 INTERIOR SALA DE MANTENIMIENTO Héctor alza su arma apuntando a Ana. (CONTINÚA)
  13. 13. CONTINÚA: 12. WALKIE-TALKIE Que ella parecía estar a gusto con él. ANA (Sollozando) No... HÉCTOR Ana, no te preocupes, será rápido... Confía en mí Se escucha el sonido del disparo. FIN

×