APORTANDO SIGNIFICATIVAMENTE A NUESTRA SOCIEDAD:
Una visión introspectiva de mi experiencia en el staff de la Cátedra
del G...
Figura 1: Cátedra del Gran Caribe. Dr. Jaime Alfredo Bonet, Gerente del Bando de la República Cartagena.
Figura 2: Cátedra...
Figura 3: Cátedra del Gran Caribe. Panel: Pobraza y Desarrollo en el Caribe. Pograma de las Naciones Unidas
para el Desarr...
Figura 5: Cátedra del Gran Caribe. Juan Carlos Franco, Fundación Mario Santo Domingo.
Adjunto más de fuentes de informació...
5
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Unidad final v1

323 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
323
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
15
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Unidad final v1

  1. 1. APORTANDO SIGNIFICATIVAMENTE A NUESTRA SOCIEDAD: Una visión introspectiva de mi experiencia en el staff de la Cátedra del Gran Caribe. Byron Daniel CAMPO ZÚÑIGA Est. INGENIERÍA INDUSTRIAL UNIVERSIDAD DEL ATLÁNTICO Un evento en el que expertos franceses, mejicanos, venezolanos y locales, expongan la realidad de nuestros países del Mar Caribe, y propongan soluciones científicas que desde la academia se pueden articular, es un aporte que impacta positivamente a toda una sociedad. Sobretodo si el evento, en pro de una auténtica e ilimitada participación, es completamente gratis. Aun más si como universidad somos los anfitriones y gestores. Esto y más fue lo que quiso y logro la Cátedra del Gran Caribe. El señor alcalde de la ciudad de Santa Marta, profesores, investigadores y geógrafos de la Universidad Nacional Autónoma de Méjico, la alta gerencia del Banco de la República, el sector productivo, representado en empresarios de apellidos de abolengo, como los Santodomingo y los Puyana, delegaciones de organismos como la UNESCU y profesores de nuestra Alma Mater, formaron un grupo de conferencistas de ensueño. Se tocaron, en dos días y en tres auditorios en simultánea, todos los temas que como región nos ocupan, o por lo menos, nos deberían ocupar. Desde las artes, pasando por las ciencias humanas y técnicas, así como los temas políticos del acontecer nacional e internacional, el post-conflicto colombiano y el derecho internacional humanitario, fueron, entre otros, temas que inquietaron y generaron debate y propuestas de toda los asistentes. El ambiente académico, crítico y propositivo que nos identifica como universidad, no se hizo esperar. Toda esta descripción del evento más significativo en mi corta historia en la Universidad del Atlántico, para decir que, como persona y ciudadano, tengo una visión más crítica, centrada y amplia del acontecer latinoamericano. Pero... ¿y qué de mi aporte como ciudadano?... Aportar con mi esfuerzo, mis ideas, y en general con mi talento, y de la manera más desinteresada en el staff de este evento. En el momento en el que vi la invitación en la página de la universidad no dudé en ponerme a la orden. Conmigo, otras 20 personas dejamos por dos días nuestros compromisos académicos para aunar esfuerzos y como equipo, entregar nuestro tiempo y nuestro esfuerzo en semejante evento. No nos “pagaron” con dinero ni con notas ni con reconocimientos, pero si nos dieron la invaluable oportunidad de aportar significativamente para que este evento se diera de la mejor manera. Reflexionando al rededor de esta experiencia, quiero compartir estas últimas líneas. No intento demeritar los aportes que hacemos cuando ofrecemos una mano y un abrazo a la gente invisibilizada de la que nadie se acuerda. Por el contrario, creo que es una labor por más loable. Sin embargo, el ejercicio de reunirnos como sociedad a pensar nuestra realidad, de tal manera que reafirmemos lo que nos identifica y lo que mejor sabemos hacer, pero reevaluando lo que no nos ha funcionado de la mejor manera, produce impactos que pueden llegar de manera más contundente hasta el último y más recóndito de los ciudadanos. No solo impactamos al más olvidado de los olvidados, como el habitante de la callo o el anciano casi que abandonado en un ancianato, si no que nos transformamos como sociedad. Muchas son las conclusiones que todavía estoy sacando de lo que en este evento se presentó y se dijo, pero también son muchas las satisfacciones por aportar mis fuerzas y mi talento, de la manera más desinteresada y solidaria, para que mi universidad, mi comunidad, mi ciudad y, en general, mi sociedad, avance. 1
  2. 2. Figura 1: Cátedra del Gran Caribe. Dr. Jaime Alfredo Bonet, Gerente del Bando de la República Cartagena. Figura 2: Cátedra del Gran Caribe. Dr. Juan Sebastian Estrada. Dir. Coordinación Interinstitucional de Coope- ración. Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia. 2
  3. 3. Figura 3: Cátedra del Gran Caribe. Panel: Pobraza y Desarrollo en el Caribe. Pograma de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Banco de la República y Fundación para el Desarrollo del Caribe. Figura 4: Cátedra del Gran Caribe. Panel de Gobernabilidad y post-conflicto: Carlos Caicedo, alcalde de Santa Marta. Jessica Benítez, Consultora de Paz y Postconflicto. José R. Puyana, Coordinador Gobernabilidad Democrática del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. 3
  4. 4. Figura 5: Cátedra del Gran Caribe. Juan Carlos Franco, Fundación Mario Santo Domingo. Adjunto más de fuentes de información del evento: http://goo.gl/cmJQwG http://goo.gl/0IaH4U http://goo.gl/frA8c4 http://goo.gl/iNwV1C http://goo.gl/9f0ugb Adjunto certificado de participación: 4
  5. 5. 5

×