Técnicas de generación de ideas
Próxima SlideShare
Cargando en...5
×

¿Le gusta esto? Compártalo con su red

Compartir
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Be the first to comment
No Downloads

reproducciones

reproducciones totales
20,560
En SlideShare
20,560
De insertados
0
Número de insertados
0

Acciones

Compartido
Descargas
140
Comentarios
0
Me gusta
1

Insertados 0

No embeds

Denunciar contenido

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
    No notes for slide

Transcript

  • 1. TÉCNICAS DE GENERACIÓN DE IDEAS Aunque usualmente las ideas suelen surgir de una forma espontánea o poco estructurada y son consecuencia de la creatividad del emprendedor, existen una serie de técnicas que, mediante una aplicación adecuada, permiten o facilitan la generación de ideas nuevas, o al menos el reforzamiento de la mentalidad creativa. Si bien hay una gran multitud de técnicas de generación de ideas, hay que decir que algunas de ellas están exclusivamente orientadas a la resolución de problemas por parte del empresario. Dichas técnicas se pueden clasificar en: 1. Técnicas analíticas: estudian el problema y sus elementos de una forma
  • 2. racional. 1.1. Listado de atributos. Método consistente en analizar las principales características poseídas por un producto, servicio o idea con el objetivo de modificarlos en la vía de mejorar su resultado. 1.2. Técnicas de recursos-productos. El objetivo que persigue es adaptar y orientar todos los recursos de la organización, de forma óptima, a la consecución del producto deseado. 1.3. Análisis integral. Se plantean de forma sistemática soluciones teóricas encadenadas y posteriormente se hace una evaluación de cada sugerencia. 1.4. Reversión del problema (Problem Reversal). Consiste en llevar a cabo un planteamiento inverso del proceso lógico de creación de la idea de negocio. En este sentido, se trata de pensar en todos los aspectos relativos a la idea de negocio al revés, esto es, desde un punto de vista de negación de todos los pasos a seguir. Así, se definirá lo que no es nuestro producto o servicio, se analizará y definirá lo que la competencia no está haciendo, cambiaremos nuestras perspectivas e invertiremos los resultados esperados. 1.5. Hacer preguntas relacionadas con la idea de negocio, especialmente relacionada con la posible elaboración de nuestro producto o servicio. Las preguntas son: • ¿Qué? (Características físicas del producto –como forma, color, tamaño, etc.-; si es un nuevo negocio independiente, una adquisición, una expansión, una franquicia) • ¿Dónde? (Se va a desarrollar el producto o servicio, dentro de la empresa o vía outsourcing) • ¿Cuándo? (Fecha límite para su implantación y fechas intermedias con las etapas de desarrollo) • ¿Cómo? (Metodología y pasos para llevar a cabo su elaboración e implantación, incluyendo el presupuesto) • ¿Por qué? (Motivos a favor y en contra, justificación y requerimientos necesarios para llevar a cabo el proyecto) • ¿Quién? (Líder, patrocinador, equipo de trabajo, clientes, responsables). 2. Técnicas de libre asociación: persiguen generar que las ideas fluyan libremente. 2.1. Brainstorming: a partir de un planteamiento inicial de la posible idea de negocio dentro de un grupo, el objetivo es obtener el mayor número posible de ideas que la refuercen y mejoren tratando de eliminar cualquier impulso crítico para así crear un clima de confianza en el que se anotan todas las ideas por ridículas que parezcan. Para llevarla a cabo hay que elegir un grupo heterogéneo de individuos. Cada grupo abarca entre 5 y 10 personas que trabajan sobre un problema específico, y debe tener un coordinador entrenado que haga cumplir las reglas con el fin de obtener una solución creativa al problema planteado. El sujeto, partiendo de determinadas especificaciones sobre el tema a tratar, debe dar ideas sobre el objetivo que se persigue. Dichas ideas, primero se exponen sin dar o recibir crítica alguna y, con posterioridad, se plantean los puntos fuertes y débiles de cada una, analizando de esta forma su viabilidad. A la hora de generar ideas, hay que respetar cuatro reglas: 1) cualquier crítica está prohibida, 2) toda nueva ocurrencia es bien recibida, 3) se deben producir la mayor cantidad posible de ideas y, 4) desarrollar las ideas que surjan. En una
  • 3. segunda etapa, la producción de ideas se corrige y optimiza mediante procedimientos específicos de control, por ejemplo, ¿aplicar de otro modo? ¿adoptar? ¿modificar? ¿ampliar? ¿reducir? ¿invertir? ¿reorganizar? etc. También pueden mejorarse ideas complementarias. 2.2. Técnica Gordon: la diferencia con el anterior método es que no se explica la idea de negocio, simplemente se da una ligera orientación sobre la misma y consiste en dejar trabajar a las mentes creativas de los participantes para ver qué sugerencias realizan. Se trata de una técnica de producción de ideas mediante el empleo de grupos interdisciplinarios para así favorecer que se de divergencia, o sea, poder observar un problema desde puntos de vista diferentes. Esta técnica se basa en analogías: analogía directa, analogía personal, analogía simbólica y analogía fantástica. En la analogía directa, el grupo parte de un modelo biológico en el cual la solución de los problemas se compara con la forma en que se resuelve en la naturaleza. Por ejemplo, para conseguir que un ordenador tenga inteligencia artificial se han simulado los procesos cognitivos complejos del hombre, como pueden ser su lenguaje, memoria, etc. Para la analogía personal hay que partir identificando el problema en su totalidad. Por ejemplo, si el objetivo es encontrar un nuevo mecanismo para que los autos consuman menos cantidad de combustible habrá que sentir por un momento que somos el automóvil. La analogía simbólica aprovecha la unión, en un único producto, de diferentes ideas. Por ejemplo, los relojes de pulsera que tienen alarma o agenda o calculadora. Por último, en la analogía fantástica se parte de la base de que no existe obstáculo alguno - derivado de la falta de recursos- para proyectar lo deseado. 2.3. Entradas aleatorias (Random Input): Se trata de una técnica de creatividad muy simple y especialmente útil cuando el objetivo perseguido es crear nuevas ideas. Persigue abrir y ejercitar nuestra mente mediante la asociación de una palabra que se aplica a una situación fuera de contexto.